Infortelecom

Noticias de yihadismo

01-08-2022 | Fuente: abc.es
Durante su gira por varios países del África occidental, Camerún, Benín y Guinea-Bisáu, Emmanuel Macron ha insistido y denunciado la gravedad amenazante de la presencia creciente de Rusia en el corazón del continente africano, coincidiendo con la aparición de nuevas rutas del terrorismo islámico, estimando que los nuevos desafíos de la inseguridad militar y alimenticia afectan a toda Europa. A juicio del presidente francés, el futuro de la seguridad militar y alimenticia de Europa pasa, en bastante medida, por la resistencia y lucha contra la instalación de Rusia y China en las antiguas colonias europeas. A su llegada a Camerún, donde sostuvo conversaciones con el presidente Paul Biya, Macron comenzó por denunciar el «expansionismo híbrido» de Rusia en África: « El Kremlin mueve sus peones a varios niveles. La presencia militar, directa, está acompañada de la implantación de las milicias privadas Wagner; al mismo tiempo que las agencias publicitarias rusas difunden noticias falsas, desestabilizantes». Un portavoz oficial del presidente explica los razonamientos del jefe del Estado de este modo: «La agenda diplomática y militar rusa en África no tiene nada que ver con la prosperidad africana. Esa agenda atiza la desestabilización, siempre que puede, agravando fracturas inquietantes. Moscú se impone, sistemáticamente, alimentando la desestabilización permanente». Un modelo 'canónico' de la guerra híbrida rusa, en el corazón del continente africano, es el de Malí, donde, tras un golpe de Estado, los golpistas que tomaron el poder decretaron el fin de la cooperación militar con Francia, sustituida por las milicias privadas rusas controladas por 'empresarios' amigos de Putin. Los servicios de seguridad franceses estiman que la presencia militar rusa puede crecer si los aliados europeos no adoptan políticas más enérgicas en África. Noticia Relacionada crónica estandar No Macron anuncia sangre, sudor y lágrimas para Francia y Europa Juan Pedro Quiñonero El presidente francés concedió la tradicional entrevista durante la celebración del Día de la Bastilla En Benín, Macron ha evocado con mucha prudencia el c áncer nacional y regional del yihadismo : «Francia está dispuesta a incrementar su ayuda directa, en todos los terrenos, cultural, económico, militar, antiterrorista». Retórica elíptica para recordar una gangrena devastadora. Según el ministro de la Defensa de Ghana, Dominic Nitiwul, los quince países miembros de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEEAO) han sufrido 5.300 ataques terroristas , con 16.000 muertos, durante los últimos tres años: más de mil ataques terroristas por año, con un coste devastador en vidas humanas. La presencia militar de Francia en Malí , desplazada parcialmente a Níger, tenía como primer objetivo combatir la propagación del yihadismo islámico. En Benín, Macron ha presentado un «nuevo modelo» de lucha antiterrorista : la lucha tradicional, militar y policial, debe completarse con la cooperación cultural, social y económica. Caldo de cultivo Francia restituyó a Benín, en su día, una legendaria colección de obras de arte robadas durante la colonización. El gesto también tiene una dimensión más profunda: incrementar una cooperación bilateral para intentar recortar la trágica sangría de la juventud atraída por la violencia terrorista. Se trata de una tragedia atroz, que Maryse Quashia, profesora en la Universidad de Togo, analiza de este modo: «Es difícil comprender cómo nacen las bandas terroristas . Pero conocemos sus objetivos y su caldo de cultivo: la pobreza, el paro, la miseria y la corrupción». En Camerún, Benín y Guinea-Bisáu, Macron ha insistido en la 'guinda' que une la inseguridad militar, yihadista, y la inseguridad alimenticia , creciente y alarmante. La guerra de Ucrania también tiene para África un coste trágico en víctimas del hambre por la falta de grano . Desde la óptica macroniana, el desarrollo económico permitiría a algunos países africanos recortar su dependencia alimenticia para convertirse, incluso, en graneros para África y Europa. «Rusia lanzó contra Ucrania una guerra territorial que se pensaba desaparecida de Europa, invadiendo un país libre e independiente. Se comporta como una potencia colonial. África no debe olvidar ese comportamiento», recordó el presidente francés. Durante su gira, ha intentado relanzar la Misión para la Resiliencia Alimenticia y Agrícola (MRAA), la iniciativa europea, durante la presidencia francesa, destinada a combatir la crisis alimenticia mundial. Un futuro cultural común El francés es la quinta lengua más hablada del mundo, la lengua coloquial y cultural de un 4 % de la población mundial , unos 300 millones de hombres. Históricamente, Francia ha intentado «canalizar» esa realidad a través de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF). Entre el 2050 y el 2060, 700 millones de seres humanos tendrán el francés como lengua de cultura . Desde Senghor y Aimé Cesaire, hace décadas, los escritores negros, en lengua francesa, tienen un puesto de honor en la cultura nacional. Las comunidades culturalmente francófonas de la República del Congo (84 millones) y Egipto (99 millones) son ya muy superiores aritméticamente, a los franceses nacidos y criados en Francia (68 millones). El Estado y los grandes inversores nacionales han asumido esa realidad demográfica, desde hace años. Emmanuel Macron «milita» por la integración multicultural de la francofonía, para enriquecer la cultura francesa con aportaciones de distinto origen, africano, las más de las veces. En el corazón de París, en la Bolsa de Comercio, en la colección personal de François Pinault, una de las grandes fortunas nacionales, tienen un puesto excepcional los artistas africanos, a los que se consagra espacios de primer rango. Se trata de un símbolo canónico : una de las grandes fortunas nacionales, con un museo propio, apuesta artística y financieramente por invertir en arte africano.
28-07-2022 | Fuente: abc.es
Durante su gira por varios países del África occidental, Camerún, Benín y Guinea-Bisáu, Emmanuel Macron ha insistido y denunciado la gravedad amenazante de la presencia creciente de Rusia en el corazón del continente africano, coincidiendo con la aparición de nuevas rutas del terrorismo islámico, estimando que los nuevos desafíos de la inseguridad militar y alimenticia afectan a toda Europa. A juicio del presidente francés, el futuro de la seguridad militar y alimenticia de Europa pasa, en bastante medida, por la resistencia y lucha contra la instalación de Rusia y China en las antiguas colonias europeas. A su llegada a Camerún, donde sostuvo conversaciones con el presidente Paul Biya, Macron comenzó por denunciar el «expansionismo híbrido» de Rusia en África: « El Kremlin mueve sus peones a varios niveles. La presencia militar, directa, está acompañada de la implantación de las milicias privadas Wagner; al mismo tiempo que las agencias publicitarias rusas difunden noticias falsas, desestabilizantes». Un portavoz oficial del presidente explica los razonamientos del jefe del Estado de este modo: «La agenda diplomática y militar rusa en África no tiene nada que ver con la prosperidad africana. Esa agenda atiza la desestabilización, siempre que puede, agravando fracturas inquietantes. Moscú se impone, sistemáticamente, alimentando la desestabilización permanente». Un modelo 'canónico' de la guerra híbrida rusa, en el corazón del continente africano, es el de Malí, donde, tras un golpe de Estado, los golpistas que tomaron el poder decretaron el fin de la cooperación militar con Francia, sustituida por las milicias privadas rusas controladas por 'empresarios' amigos de Putin. Los servicios de seguridad franceses estiman que la presencia militar rusa puede crecer si los aliados europeos no adoptan políticas más enérgicas en África. Noticia Relacionada crónica estandar No Macron anuncia sangre, sudor y lágrimas para Francia y Europa Juan Pedro Quiñonero El presidente francés concedió la tradicional entrevista durante la celebración del Día de la Bastilla En Benín, Macron ha evocado con mucha prudencia el c áncer nacional y regional del yihadismo : «Francia está dispuesta a incrementar su ayuda directa, en todos los terrenos, cultural, económico, militar, antiterrorista». Retórica elíptica para recordar una gangrena devastadora. Según el ministro de la Defensa de Ghana, Dominic Nitiwul, los quince países miembros de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEEAO) han sufrido 5.300 ataques terroristas , con 16.000 muertos, durante los últimos tres años: más de mil ataques terroristas por año, con un coste devastador en vidas humanas. La presencia militar de Francia en Malí , desplazada parcialmente a Níger, tenía como primer objetivo combatir la propagación del yihadismo islámico. En Benín, Macron ha presentado un «nuevo modelo» de lucha antiterrorista : la lucha tradicional, militar y policial, debe completarse con la cooperación cultural, social y económica. Caldo de cultivo Francia restituyó a Benín, en su día, una legendaria colección de obras de arte robadas durante la colonización. El gesto también tiene una dimensión más profunda: incrementar una cooperación bilateral para intentar recortar la trágica sangría de la juventud atraída por la violencia terrorista. Se trata de una tragedia atroz, que Maryse Quashia, profesora en la Universidad de Togo, analiza de este modo: «Es difícil comprender cómo nacen las bandas terroristas . Pero conocemos sus objetivos y su caldo de cultivo: la pobreza, el paro, la miseria y la corrupción». En Camerún, Benín y Guinea-Bisáu, Macron ha insistido en la 'guinda' que une la inseguridad militar, yihadista, y la inseguridad alimenticia , creciente y alarmante. La guerra de Ucrania también tiene para África un coste trágico en víctimas del hambre por la falta de grano . Desde la óptica macroniana, el desarrollo económico permitiría a algunos países africanos recortar su dependencia alimenticia para convertirse, incluso, en graneros para África y Europa. «Rusia lanzó contra Ucrania una guerra territorial que se pensaba desaparecida de Europa, invadiendo un país libre e independiente. Se comporta como una potencia colonial. África no debe olvidar ese comportamiento», recordó el presidente francés. Durante su gira, ha intentado relanzar la Misión para la Resiliencia Alimenticia y Agrícola (MRAA), la iniciativa europea, durante la presidencia francesa, destinada a combatir la crisis alimenticia mundial. Un futuro cultural común El francés es la quinta lengua más hablada del mundo, la lengua coloquial y cultural de un 4 % de la población mundial , unos 300 millones de hombres. Históricamente, Francia ha intentado «canalizar» esa realidad a través de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF). Entre el 2050 y el 2060, 700 millones de seres humanos tendrán el francés como lengua de cultura . Desde Senghor y Aimé Cesaire, hace décadas, los escritores negros, en lengua francesa, tienen un puesto de honor en la cultura nacional. Las comunidades culturalmente francófonas de la República del Congo (84 millones) y Egipto (99 millones) son ya muy superiores aritméticamente, a los franceses nacidos y criados en Francia (68 millones). El Estado y los grandes inversores nacionales han asumido esa realidad demográfica, desde hace años. Emmanuel Macron «milita» por la integración multicultural de la francofonía, para enriquecer la cultura francesa con aportaciones de distinto origen, africano, las más de las veces. En el corazón de París, en la Bolsa de Comercio, en la colección personal de François Pinault, una de las grandes fortunas nacionales, tienen un puesto excepcional los artistas africanos, a los que se consagra espacios de primer rango. Se trata de un símbolo canónico : una de las grandes fortunas nacionales, con un museo propio, apuesta artística y financieramente por invertir en arte africano.
19-07-2022 | Fuente: abc.es
Durante ocho años, Mali fue el centro logístico y operacional de esa presencia, donde estuvieron estacionados unos 5.000 soldados franceses , durante muchos años. A partir de finales de agosto, la mitad de ese destacamento se trasladará definitivamente a Niger y otros países de la gigantesca zona desértica subsahariana de Sahel. La retirada francesa de Mali coincide con la instalación en ese frágil Estado de las milicias rusas de la empresa privada Wager, cuyo primer accionista es un amigo personal de Vladimir Putin. Sustituyendo a las operaciones 'Épervier' (Chad, 1986 - 2014) y Serval (Mali, 2013 - 2014), la operación 'Barkhane' ha orquestado, desde agosto de 2014, la lucha francesa, esencialmente, y europea, relativamente, contra las bandas yihadistas en los países del oeste de Sahel, Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger y Chad (G5 africano), víctimas de una inestabilidad crónica y una pobreza inquietante, «tierra de cultivo» de las propagandas e infiltración islamistas. Tras varios años de tensiones bilaterales Mali pidió a Francia, en 2021, la retirada completa de su presencia militar, dejando la seguridad e inseguridad nacional en manos de las milicias de Wager y una tímida presencia de la Misión Militar de la UE en Mali, responsable del rompecabezas de la «formación» del ejército maliense, de una fragilidad que facilita las tareas subversivas de las bandas islamistas, atizando una inseguridad crónica. Entre mil y dos mil quinientos soldados Durante los últimos doce meses, Emmanuel Macron ha negociado con Níger y otros países de Sahel y el África occidental el nuevo despliegue militar francés . Entre mil y dos mil quinientos soldados tendrán Niger como base operacional. Varios centenares de soldados franceses estarán estacionados con Senegal, Gabon y Djibuti. Macron negoció personalmente con Mohamed Bazoum, presidente de Níger, las características de la nueva cooperación militar, bilateral y regional . Sébastien Lecornu y Catherine Colonna, ministros de la Defensa y Asuntos Exteriores, han negociado puntos concretos de la nueva presencia militar francesa en Sahel y toda el África occidental. Presencia militar relativamente «solitaria» , consagrada esencialmente a la lucha contra el yihadismo terrorista islámico. En la Misión Militar de la UE en Mali y el Sahel participan unos 700 soldados de 23 Estados miembros de la Unión y otros 3 Estados que aspiran a su ingreso, ejerciendo tareas de formación de los ejércitos locales. Modestísima presencia colectiva, europea, Desde la óptica francesa, la Misión militar de la UE es «positiva» pero roza lo «simbólico» en materia de lucha contra el yihadismo. Emmanuel Macron estima que, a su modo de ver, el Sahel occidental es un «vientre fofo» y amenazante para la seguridad del norte de África y la Europa mediterránea. En esa zona operan varias organizaciones terroristas islámicas, como el Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes (GAIM), una coalición afín a Al Qaeda, el Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS), el Estado Islámico en África Occidental (EIAO) y Boko Haram. Se trata de organizaciones ultra radicales , enfrentadas entre ellas, pero bien implantadas en todos los países del G5 africano. Esas bandas, grupúsculos y organizaciones trashumantes, yihadistas, sostienen muy buenas relaciones, frecuentes, con las bandas que organizan la inmigración ilegal hacia Europa, a través de distintas rutas terrestres y marítimas. La operación 'Barkhane' fue concebida, hace ocho años, para combatir esa amenaza, potencial e inmediata. Rotas las relaciones militares entre Francia y Malí , Níger será, a partir de ahora, la nueva base operacional de esa lucha siempre amenazante.
17-07-2022 | Fuente: abc.es
El objetivo principal de la visita de Joe Biden a Arabia Saudí , que esta nación árabe y sus socios incrementen la producción de crudo como una forma de controlar los precios internacionales, tuvo este sábado 16 de julio resultados positivos, aunque modestos. Según las agencias oficiales saudíes, Mohamed bin Salman , el príncipe heredero y gobernante de facto del reino, se comprometió a llegar al máximo posible, 13 millones de barriles diarios, pero de aquí a 2027, un plazo demasiado largo para poder tener un efecto inmediato sobre el drama mundial de la inflación galopante. La Casa Blanca dijo que después de los varios encuentros de Biden con Bin Salman, muy polémicos en EE.UU., espera medidas más enérgicas con respecto a la producción árabe de petróleo . Bin Salman respondió, siempre según los medios saudíes, que el reino está llegando al máximo de su capacidad de producción y necesitará fuertes inversiones si debe incrementarla de forma notable. En la última jornada de su primera gira por Oriente Próximo, antes de volar de vuelta a Washington, Biden dijo en un discurso ante reyes, presidentes, primeros ministros y otros gobernantes de las principales naciones árabes: «Permítanme afirmar claramente que EE.UU. va a seguir siendo un socio activo y comprometido en Oriente Próximo . A medida que el mundo se vuelve más competitivo y los retos a los que nos enfrentamos más complejos, cada vez tengo más claro lo estrechamente entrelazados que están los intereses de EE.UU. con los éxitos en Oriente Próximo. No nos alejaremos y dejaremos un vacío para que lo llenen China, Rusia o Irán. Y trataremos de aprovechar este momento con un liderazgo estadounidense activo y de principios». Noticia Relacionada estandar No Joe Biden se desdice y estrecha lazos con los saudíes David Alandete Su propia Casa Blanca ha acusado de ordenar la muerte del periodista Jamal Khashoggi La decisión de verse con Bin Salman en su viaje a Yeda ha incendiado a buena parte de las bases demócratas y a no pocos medios de comunicación estadounidenses, pues la inteligencia norteamericana halló hace unos meses que fue el príncipe quien dio la orden de matar al periodista disidente Jamal Khashoggi , que vivía en Washington, durante una visita a un consulado saudí en Turquía en 2019. La instantánea de Biden y Bin Salman chocando puños se viralizó en redes sociales y quedó el sábado en las primeras planas de la mayoría de diarios. Fred Ryan, el director ejecutivo del 'Washington Post', donde escribía Khashoggi antes de su asesinato, denunció que el encuentro «merma la autoridad moral» de EE.UU . «EE.UU. va a seguir siendo un socio activo y comprometido en Oriente Próximo» Joe Biden Presidente de EE.UU. El equipo de Biden, sin embargo, alega que este viaje era necesario tras la invasión rusa de Ucrania. Como candidato, Biden fue duro con Bin Salman, y le llamó paria . Hasta dijo que no se vería con él. Pero ahora el precio del barril de petróleo se ha disparado y el del galón de gasolina también. La Casa Blanca incluso ha enviado una delegación a Caracas, a verse con Nicolás Maduro, ya que Venezuela tiene importantes reservas de crudo. Arabia Saudí, sin embargo, es el principal exportador de petróleo a EE.UU. , con un 5% de las importaciones de petróleo refinado y un 6% de las de crudo. Los medios estatales saudíes dijeron ayer que Bin Salman respondió a los gestos de Biden con su viaje reafirmando un compromiso previo de aumentar la producción de crudo a esos 13 millones de barriles diarios . En principio, el máximo actual está en 12, pero según cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Arabia Saudí produjo unos nueve millones de barriles de petróleo al día en 2021. La razón de esa diferencia de cifras, según Bloomberg, es que junto con otros países del cártel petrolero, recortó la producción cuando se declaró la pandemia y se desplomó la demanda, y acordó aumentar gradualmente la producción durante varios meses para regular los precios. Tras la invasión rusa en Europa, el precio del petróleo se disparó por encima de los 120 dólares por barril, pero ha caído a debajo de los 100 dólares, lo que hoy por hoy equivale al mismo importe en euros. La inflación, sin embargo, está disparada en EE.UU., y ha llegado a un máximo en cuatro décadas: 9,1% interanual, según cifras oficiales recientes. El equipo de Biden teme un regreso a los años de la estanflación que acabaron con la presidencia de Jimmy Carter: inflación imparable emparejada con un estancamiento económico o incluso una recesión. Tras haber prometido un firme compromiso con la democracia, y hasta haber convocado una cumbre de democracias mundiales a finales del año pasado, a Biden no le ha quedado más remedio que el pragmatismo . Ayer, aparte de su discurso en la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo, tuvo bilaterales con el presidente de Emiratos Árabes Unidos, el jeque Mohammed bin Zayed; el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi; el emir de Catar, jeque Tamim al Thani; el rey Hamad al Khalifa de Bahrein; Abdalá II, rey de Jordania; y el primer ministro de Irak, Mustafá al Kadimi. Este último es el único elegido democráticamente en su país. «No nos alejaremos y dejaremos un vacío en esta zona para que lo acaben llenando China, Rusia o Irán» Joe Biden Presidente de EE.UU. En su discurso ante esos mandatarios, Biden no pronunció la palabra «democracia» , pero sí dijo que «EE.UU. siempre promoverá los derechos humanos». «El futuro será de los países que liberen todo el potencial de sus ciudadanos, en los que las mujeres puedan ejercer la igualdad de derechos y contribuir a construir economías más fuertes, sociedades resistentes y ejércitos más modernos y capaces; en los que los ciudadanos puedan cuestionar y criticar a sus líderes sin temor a represalias. He recibido muchas críticas a lo largo de los años. No es divertido. Pero la capacidad de hablar abiertamente e intercambiar ideas libremente es lo que permite la innovación», dijo el presidente. Biden, además, anunció 1.000 millones de dólares de ayuda estadounidense para paliar el hambre en la zona. Por primera vez en dos décadas, una cumbre sin guerras norteamericanas Por primera vez en dos décadas, un presidente estadounidense pudo dirigirse a las grandes naciones árabes en una cumbre en el golfo Pérsico, y decirles, abiertamente: «Me enorgullece poder decir que la era de las guerras sobre el terreno en la zona, guerras que implicaban a un gran número de fuerzas estadounidenses, ya se ha acabado». Biden fue quien ordenó el repliegue final de Afganistán, en otoño. Antes, salió el grueso de las tropas estadounidenses de Irak. Sólo quedan soldados en misión de ayuda y entrenamiento para contener el avance del yihadismo en Irak y Siria. No hay, sin embargo, operaciones de infantería, aunque sí ataques con misiles lanzados desde «drones», aviones sin tripular. Una novedad de esta cumbre árabe-americana es que varios de los países presentes, como Emiratos o Bahrein, tienen relaciones diplomáticas con Israel. Se suman a Jordania y Egipto, ambos vecinos del Estado judío. Biden busca que se sumen más naciones árabes, en especial Arabia Saudí, ahondando en un logro de la Administración de Donald Trump. En esta reunión, sin embargo, no hubo ningún gran anuncio en ese sentido.
17-07-2022 | Fuente: elmundo.es
El ataque a un guardia del primer lobo solitario que atenta en la cárcel: "¡Tú vas a ser el primero!"
Faltó un centímetro para que le seccionara la yugular con una lata de sardinas. El yihadismo amenazó en abril con "matar a todos" los funcionarios de prisiones. 
16-07-2022 | Fuente: abc.es
El objetivo principal de la visita de Joe Biden a Arabia Saudí , que esta nación árabe y sus socios incrementen la producción de crudo como una forma de controlar los precios internacionales, tuvo este sábado 16 de julio resultados positivos, aunque modestos. Según las agencias oficiales saudíes, Mohamed bin Salman , el príncipe heredero y gobernante de facto del reino, se comprometió a llegar al máximo posible, 13 millones de barriles diarios, pero de aquí a 2027, un plazo demasiado largo para poder tener un efecto inmediato sobre el drama mundial de la inflación galopante. La Casa Blanca dijo que después de los varios encuentros de Biden con Bin Salman, muy polémicos en EE.UU., espera medidas más enérgicas con respecto a la producción árabe de petróleo . Bin Salman respondió, siempre según los medios saudíes, que el reino está llegando al máximo de su capacidad de producción y necesitará fuertes inversiones si debe incrementarla de forma notable. En la última jornada de su primera gira por Oriente Próximo, antes de volar de vuelta a Washington, Biden dijo en un discurso ante reyes, presidentes, primeros ministros y otros gobernantes de las principales naciones árabes: «Permítanme afirmar claramente que EE.UU. va a seguir siendo un socio activo y comprometido en Oriente Próximo . A medida que el mundo se vuelve más competitivo y los retos a los que nos enfrentamos más complejos, cada vez tengo más claro lo estrechamente entrelazados que están los intereses de EE.UU. con los éxitos en Oriente Próximo. No nos alejaremos y dejaremos un vacío para que lo llenen China, Rusia o Irán. Y trataremos de aprovechar este momento con un liderazgo estadounidense activo y de principios». Noticia Relacionada estandar No Joe Biden se desdice y estrecha lazos con los saudíes David Alandete Su propia Casa Blanca ha acusado de ordenar la muerte del periodista Jamal Khashoggi La decisión de verse con Bin Salman en su viaje a Yeda ha incendiado a buena parte de las bases demócratas y a no pocos medios de comunicación estadounidenses, pues la inteligencia norteamericana halló hace unos meses que fue el príncipe quien dio la orden de matar al periodista disidente Jamal Khashoggi , que vivía en Washington, durante una visita a un consulado saudí en Turquía en 2019. La instantánea de Biden y Bin Salman chocando puños se viralizó en redes sociales y quedó el sábado en las primeras planas de la mayoría de diarios. Fred Ryan, el director ejecutivo del 'Washington Post', donde escribía Khashoggi antes de su asesinato, denunció que el encuentro «merma la autoridad moral» de EE.UU . «EE.UU. va a seguir siendo un socio activo y comprometido en Oriente Próximo» Joe Biden Presidente de EE.UU. El equipo de Biden, sin embargo, alega que este viaje era necesario tras la invasión rusa de Ucrania. Como candidato, Biden fue duro con Bin Salman, y le llamó paria . Hasta dijo que no se vería con él. Pero ahora el precio del barril de petróleo se ha disparado y el del galón de gasolina también. La Casa Blanca incluso ha enviado una delegación a Caracas, a verse con Nicolás Maduro, ya que Venezuela tiene importantes reservas de crudo. Arabia Saudí, sin embargo, es el principal exportador de petróleo a EE.UU. , con un 5% de las importaciones de petróleo refinado y un 6% de las de crudo. Los medios estatales saudíes dijeron ayer que Bin Salman respondió a los gestos de Biden con su viaje reafirmando un compromiso previo de aumentar la producción de crudo a esos 13 millones de barriles diarios . En principio, el máximo actual está en 12, pero según cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Arabia Saudí produjo unos nueve millones de barriles de petróleo al día en 2021. La razón de esa diferencia de cifras, según Bloomberg, es que junto con otros países del cártel petrolero, recortó la producción cuando se declaró la pandemia y se desplomó la demanda, y acordó aumentar gradualmente la producción durante varios meses para regular los precios. Tras la invasión rusa en Europa, el precio del petróleo se disparó por encima de los 120 dólares por barril, pero ha caído a debajo de los 100 dólares, lo que hoy por hoy equivale al mismo importe en euros. La inflación, sin embargo, está disparada en EE.UU., y ha llegado a un máximo en cuatro décadas: 9,1% interanual, según cifras oficiales recientes. El equipo de Biden teme un regreso a los años de la estanflación que acabaron con la presidencia de Jimmy Carter: inflación imparable emparejada con un estancamiento económico o incluso una recesión. Tras haber prometido un firme compromiso con la democracia, y hasta haber convocado una cumbre de democracias mundiales a finales del año pasado, a Biden no le ha quedado más remedio que el pragmatismo . Ayer, aparte de su discurso en la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo, tuvo bilaterales con el presidente de Emiratos Árabes Unidos, el jeque Mohammed bin Zayed; el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi; el emir de Catar, jeque Tamim al Thani; el rey Hamad al Khalifa de Bahrein; Abdalá II, rey de Jordania; y el primer ministro de Irak, Mustafá al Kadimi. Este último es el único elegido democráticamente en su país. «No nos alejaremos y dejaremos un vacío en esta zona para que lo acaben llenando China, Rusia o Irán» Joe Biden Presidente de EE.UU. En su discurso ante esos mandatarios, Biden no pronunció la palabra «democracia» , pero sí dijo que «EE.UU. siempre promoverá los derechos humanos». «El futuro será de los países que liberen todo el potencial de sus ciudadanos, en los que las mujeres puedan ejercer la igualdad de derechos y contribuir a construir economías más fuertes, sociedades resistentes y ejércitos más modernos y capaces; en los que los ciudadanos puedan cuestionar y criticar a sus líderes sin temor a represalias. He recibido muchas críticas a lo largo de los años. No es divertido. Pero la capacidad de hablar abiertamente e intercambiar ideas libremente es lo que permite la innovación», dijo el presidente. Biden, además, anunció 1.000 millones de dólares de ayuda estadounidense para paliar el hambre en la zona. Por primera vez en dos décadas, una cumbre sin guerras norteamericanas Por primera vez en dos décadas, un presidente estadounidense pudo dirigirse a las grandes naciones árabes en una cumbre en el golfo Pérsico, y decirles, abiertamente: «Me enorgullece poder decir que la era de las guerras sobre el terreno en la zona, guerras que implicaban a un gran número de fuerzas estadounidenses, ya se ha acabado». Biden fue quien ordenó el repliegue final de Afganistán, en otoño. Antes, salió el grueso de las tropas estadounidenses de Irak. Sólo quedan soldados en misión de ayuda y entrenamiento para contener el avance del yihadismo en Irak y Siria. No hay, sin embargo, operaciones de infantería, aunque sí ataques con misiles lanzados desde «drones», aviones sin tripular. Una novedad de esta cumbre árabe-americana es que varios de los países presentes, como Emiratos o Bahrein, tienen relaciones diplomáticas con Israel. Se suman a Jordania y Egipto, ambos vecinos del Estado judío. Biden busca que se sumen más naciones árabes, en especial Arabia Saudí, ahondando en un logro de la Administración de Donald Trump. En esta reunión, sin embargo, no hubo ningún gran anuncio en ese sentido.
13-07-2022 | Fuente: elmundo.es
La Audiencia Nacional investigará como terrorismo el corte de la yugular de un preso yihadista a un funcionario en Murcia
El interno, español y muy agresivo, cumple condena en la cárcel de Murcia por adoctrinamiento del yihadismo. Los sindicatos alertan de una "sangría" 
03-07-2022 | Fuente: abc.es
Uno de cada siete cristianos es perseguido por su fe en el mundo
Nigeria, el coloso africano, se ha convertido en el país más peligroso del mundo para los cristianos pese al hecho de que la mitad de sus más de 200 millones de habitantes profesan esa religión. La matanza llevada a cabo en el sur en la iglesia católica de San Francisco Javier en la pasada fiesta de Pentecostés, que dejó 40 muertos y decenas de heridos, sorprendió solo por el hecho de que los yihadistas de Estado Islámico raras veces atentan fuera de los feudos de mayoría musulmana del norte, al menos a esa escala tan brutal. La oenegé Open Doors (Puertas Abiertas), estima en su último informe anual sobre persecución religiosa en el mundo que alrededor de 360 millones de cristianos viven en regiones donde sufren algún tipo de discriminación por su fe. Es decir, uno de cada siete bautizados sufre persecución por su religión. Open Doors estima que en 2021 murieron una media de 17 cristianos al día por motivos de creencias, la mayoría víctimas de atentados terroristas yihadistas. En términos globales, y en el marco de los 50 países con más persecución religiosa, el informe sitúa en primer lugar a Afganistán, que desplaza de ese puesto a Corea del Norte. El país de los talibanes no cuenta con comunidades cristianas tradicionales, pero la presencia de Estados Unidos y de Occidente durante más de una década ha dejado conversos del islam que viven en peligro constante de muerte, la pena que aplica la Sharía al ?delito de apostasía?. El número de cristianos que murieron por su fe pasó de 4.761 en 2020 a 5.898 en 2021. La gran mayoría de las víctimas se registraron en Nigeria, el país que se ha convertido así, para Open Doors, en el más peligroso del mundo para los cristianos. Un 79 por ciento de los muertos en Nigeria fueron víctimas de ataques terroristas de los tres grupos yihadistas más activos: Boko Haram, Estado Islámico del África Occidental, y los militantes musulmanes de los Fulani. La estrategia yihadista es simple: eliminar o forzar a la emigración a los cristianos en los territorios que quieren convertir en ?califato?. La persecución de creyentes también se lleva a cabo por métodos menos expeditivos en otros países asiáticos, como China o Corea del Norte, donde se opta por la cárcel. En el plano más mitigado de la discriminación, Open Doors cita la tradición islámica de los ?dhimmi? para explicar las penalidades que sufren las minorías cristianas en muchos países de mayoría musulmana. Los ?dhimmi? o Gente del Libro se refieren a los judíos y cristianos, que en la era medieval ?y hasta la caída del inperio turco? pagaban un impuesto especial a las autoridades musulmanas como signo de sumisión, a cambio de protección. Hoy esas condiciones se materializan en muchos países musulmanes en discriminación hacia los cristianos a la hora de acceder a educación de calidad o a puestos de trabajo públicos. También en leyes ominosas, como la de la blasfemia contra el islam, que ha producido no pocos asesinatos de cristianos en Pakistán, así como secuestros y violación de jóvenes cristianas para forzarlas a la conversión al islam. En materia de discriminación y libertad religiosa, hay niveles. Desde la prohibición absoluta de educar en otras creencias, que practica Afganistán o Arabia Saudí, a modelos más tolerantes como el paquistaní. Hace años, en un encuentro en Lahore, la religiosa española Pilar Vilasanjuán, de las Hijas de María, me relataba sus esfuerzos para no quitar los crucifijos de las aulas del colegio católico que dirigía. Dado que había alumnas también musulmanas, no podía en cambio enseñar catecismo, «solo valores». «En vez de decirles la frase evangélica de ?La verdad os hará libres?, decimos a las niñas ?La verdad os hará sanas?, porque para las mujeres aquí el término libertad es desconocido». El otro gran informe anual de persecución religiosa en el mundo, el que elabora la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), coincide con el de Open Doors en señalar el grave incremento de los ataques contra cristianos en el continente africano. Muchos son ataques a pequeña escala que escapan a los titulares de la prensa occidental, más sensibilizada con los atentados y abusos cometidos contra etnias musulmanas en Asia; en particular la persecución de los comunistas chinos contra la minoría de los iugures y la de los budistas de Myanmar contra los rohinyás. AIN advierte que las grandes organizaciones yihadistas de Oriente Próximo alimentan ahora la ?guerra santa? en el África subsahariana tras sus derrotas en los conflictos de Irak y de Siria. En el Sahel, donde apenas hay comunidades cristianas, el yihadismo atenta contra el poder establecido. Las grandes comunidades de creyentes están, no obstante, en la diana de los movimientos armados yihadistas en Nigeria, Burkina Fasso, República Centroafricana, Congo y Mozambique. Por su parte, en China, Níger, Turquía, Egipto y Pakistán, la persecución adopta más bien las formas de discriminación de las minorías cristianas. Ayuda a la Iglesia Necesitada ha constatado durante los dos primeros años de pandemia del covid-19 un aumentos en esos países de los prejuicios contra los cristianos, que se materializaron en obstáculos para acceder a los alimentos y a la asistencia médica. No todos los casos de persecución o discriminación proceden del islam más radical. La fundación pontificia denuncia en su último informe los estragos que produce el nacionalismo hindú y budista en la libertad religiosa, en los países donde los grupos políticos que lo pregonan han llegado al poder, en particular la India y Myanmar, la antigua Birmania. Esa ideología política trufada de religión discrimina por igual a musulmanes y cristianos. Ayuda a la Iglesia Necesitada constata también la existencia de lo que califica como ?ciber-califato?, que en Occidente se ha convertido en una herramienta para radicalizar emigrantes musulmanes y reclutarlos para sus redes. Las policías occidentales cuentan ya con servicios para controlar y perseguir ese mundo en internet, en el que se transmiten con frecuencia los mensajes de odio hacia otras religiones. Junto al islamismo y el nacionalismo, AIN denuncia otra fuente, más sutil, de persecución de los cristianos. Es la que ejercen en Europa y en América del Norte grupos radicales anticristianos, que fomentan las «agresiones a creyentes, símbolos religiosos y templos» amparándose en una separación Iglesia-Estado que en realidad es un laicismo militante. El último informe de Ayuda a la Iglesia Necesitada también se refiere a la persecución de algunos gobiernos y partidos políticos occidentales contra la enseñanza de la religión cristiana, para desterrarla del plan de estudios de Primaria y Secundaria. AIN constata que la campaña contra la asignatura de Religión se lleva a cabo «pese a que los gobiernos reconocen que el estudio de las religiones en el colegio reduce la radicalización e incrementa el entendimiento interreligioso entre los jóvenes».
26-06-2022 | Fuente: abc.es
El oportunismo de Erdogan tiene en vilo a Suecia y Finlandia
El resultado más valioso de la cumbre de la Alianza Atlántica en Madrid sería la aprobación del ingreso de Suecia y Finlandia y el único obstáculo es el que representa el máximo dirigente turco, Recep Tayip Erdogan, un auténtico maestro a la hora de jugar las cartas a su favor aprovechando todas las situaciones, en política internacional un auténtico depredador oportunista. En estos momentos Turquía es a la vez miembro fundador de la OTAN y socio de Moscú en varios conflictos regionales, ha irritado a los aliados comprando un sistema antiaéreo ruso en contra de las directrices de la organización, aunque también suministra a Ucrania sus valiosos drones, no aplica las sanciones europeas contra el Kremlin, pero al mismo tiempo condena la invasión de Ucrania en la ONU, de modo que se presenta como el perfecto mediador para el conflicto. Lo único que Erdogan no parece controlar en estos momentos es la economía de su país, atenazada de nuevo por una inflación galopante de más del 70% -según los datos oficiales- que está erosionando gravemente el tejido productivo del país en vísperas de las elecciones que tendrán lugar el año que viene. El argumento nacionalista es, en estos momentos, el principal recurso del dirigente islamista y no hay mejor sitio para jugar este tipo de apuestas que en la Alianza Atlántica, donde puede presumir de ser el país con el segundo ejército más numeroso, después del de Estados Unidos, y contemplarlo desde su posición estratégica indispensable para Occidente. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha organizado reuniones entre representantes de Suecia y Finlandia con enviados turcos para tratar de limar las asperezas que siguen siendo el argumento de Erdogan para mantener su veto a la ampliación de la Alianza. En estos momentos todos los analistas y diplomáticos que se mueven en la órbita de la OTAN consideran que no hay una proporción posible entre un hecho histórico como la petición de ingreso de dos países neutrales como Finlandia y Suecia y las diferencias sobre el tratamiento más o menos tolerante de los escandinavos con los independentistas kurdos a los que Ankara persigue con el ejército. Para Erdogan es al revés, se trata de la ocasión histórica para cerrar una válvula de escape para sus enemigos y, de paso, humillar en particular a Suecia en momentos en los que este país está pidiendo la protección de la OTAN y también a Estados Unidos, que se apoyó en las milicias kurdas en su operación contra el yihadismo en Siria. Decisión por unanimidad Las posibilidades de que en Madrid se cierre la ampliación de la OTAN siguen estando abiertas, nada impediría que en el último momento Erdogan decidiera retirar su veto y permitir una decisión positiva, que ha de ser por unanimidad. Tampoco sería imposible que la decisión fuera tomada más adelante en una sesión del Consejo Atlántico en la que participen los ministros de Asuntos Exteriores, pero perder la oportunidad de que esto fuera acordado en una cumbre por todos los presidentes aliados sería un desdoro considerable y enviaría un mensaje confuso al Kremlin, en todo caso de debilidad y división en un momento en el que lo único que interesa a todos es mantener la unidad. Esa unidad no es el principal objetivo de Erdogan en ningún caso. Un ejemplo de cómo para él no existen más intereses que los propios es la nueva operación militar en Siria que ha ordenado este mismo mes para ampliar su franja de seguridad en el interior del territorio de este país con la ocupación de dos zonas al norte y noreste de Alepo, Manbech y Tel Rifaat. Con este gesto Erdogan ha irritado al mismo tiempo a Estados Unidos (es decir, a la OTAN) y a Rusia, ambos presentes en la zona. Con la economía turca en caída libre, la situación política de Erdogan podría complicarse en las elecciones del año próximo El precio de Erdogan En este ambiente, la cuestión es saber cuál es el precio que Erdogan va a poner al ingreso de Suecia y Finlandia. Al autócrata turco le interesa, por supuesto, que Suecia renuncie a su principio de conceder asilo a perseguidos, algo que puede tener un coste político añadido para el Gobierno ahora que había logrado superar por primera vez la barrera de la neutralidad. Pero probablemente eso no será suficiente. Turquía quiere, sobre todo, que Estados Unidos acepte venderle los modernísimos cazabombarderos F-35 para sustituir a los F-16 que empiezan a ser obsoletos, salvo para provocar los repetidos incidentes en la frontera con Grecia, que además de vecina es también aliada en la OTAN. El principal problema para que Estados Unidos acepte venderle los nuevos aviones es que Turquía ya tiene en su poder el sistema antiaéreo ruso más moderno, el S-400, y teme que la información esencial sobre las defensas del F-35 acabe en manos de Moscú a través de esta tecnología que no está homologada por la OTAN, lo que reduciría a la nada el valor estratégico de este aparato que está siendo la principal opción para casi todos los programas de modernización aliados. Hay una posible solución que ha aparecido también en los últimos días y que podría contentar a todos, menos a Moscú. Estados Unidos está tratando de convencer a Turquía para que se deshaga de esos sistemas antiaéreos y se los ceda a Ucrania para defenderse de la aviación rusa. Sería una paradoja que los aviones que envía Putin contra Ucrania se vieran neutralizados por su propia tecnología militar. Puntos de tensión Ampliación de la OTAN Turquía es el único aliado que ha puesto pegas a la entrada de Suecia y Finlandia, a pesar de que es la mejor noticia en décadas para la OTAN. Pero en la organización las decisiones se toman siempre por unanimidad y Turquía debe dar su visto bueno. Equilibrio en Ucrania Erdogan se ha propuesto jugar el papel de mediador en la guerra de Ucrania, se niega a aplicar las sanciones contra el Kremlin y quiere mantener a toda costa una línea de contacto con Vladímir Putin, aunque ello le separe de la línea política general de los demás aliados. Siria Su pretensión de ocupar una franja de territorio sirio como espacio de seguridad fronteriza disgusta tanto a Estados Unidos como a Rusia. Balcanes La presencia militar de Turquía en Bosnia es la punta de lanza de su penetración en los Balcanes, algo que ni la Unión Europea ni Estados Unidos ven con buenos ojos. Libia El papel de Turquía en la guerra civil libia tiene como objetivo convertirse en el protector de un país -antigua colonia otomana- que tiene petróleo y que le proporcionaría una proyección estratégica en el Mediterráneo central, para disgusto de Grecia y Francia. Varias concesiones El precio para ello tendría que ser que Washington aceptara entonces entregar a cambio a Erdogan su propio sistema de defensa antiaérea, los misiles ?Patriot? como los que, por cierto, mantiene desplegados España en Turquía como misión de la OTAN y que Estados Unidos no quiso venderle. Aparte de las dificultades técnicas de un traslado de este tipo, ello rompería sus relaciones espaciales con Putin, por lo que es poco probable que Turquía acepte. Alguno de estos pasos o la combinación de varias concesiones, ya sea en Libia, en Siria o en el Mediterráneo Oriental, donde Turquía también ha tensado las relaciones con Chipre a costa de unos posibles yacimientos de gas, podrían desbloquear en el último momento la cuestión de la crucial incorporación de Finlandia y Suecia a la OTAN y que este paso histórico se celebrase en Madrid. Erdogan sabe perfectamente como tensar la cuerda y como destensarla cuando le interesa. Ahora que necesita ayuda económica, por ejemplo, se ha olvidado de todo lo que dijo sobre el macabro asesinato en Estambul del periodista saudí Jamal Kashogui, y ha recibido esta semana al príncipe heredero Mohamed Bin Salman con todos los honores en Ankara, mientras se publicaban evidencias de su implicación directa en los hechos. Ante su propio interés, Erdogan carece de escrúpulos. El principal problema para él sigue siendo la economía turca, que está cayendo en picado debido a su política errática y poco ortodoxa. Hay quien habla de que el dato real de inflación sería el doble del reconocido y andaría ya en la escala de tres cifras. Pero incluso en estos momentos dramáticos, es posible que logre utilizar esto a su favor.
12-06-2022 | Fuente: elmundo.es
Temor por un "relajamiento" de Argelia en la lucha contra el yihadismo y la inmigración: "Será un verano caliente"
Las Fuerzas de Seguridad del Estado y los servicios de Inteligencia se muestran preocupados tras la crisis desatada entre Argelia y España