Infortelecom

Noticias de urss

18-03-2022 | Fuente: as.com
¿Qué países de la antigua URSS forman parte de la OTAN y cuáles pertenecen a la UE?
La Unión Soviética estaba formada por 15 países. De todos ellos, tres pertenecen actualmente a la Alianza Atlántica y tres a la Unión Europea.
18-03-2022 | Fuente: abc.es
Jóvenes que miran a Europa desde un búnker atómico de Kiev
La guerra en Ucrania es un pulso entre pasado y futuro. El ayer soviético se enfrenta al presente y futuro de unos jóvenes que miran a Occidente, no a Oriente, y lo tienen claro a la hora de elegir entre Bruselas o Moscú. En los dormitorios de la Universidad de Kiev una veintena de jóvenes viven desde hace tres semanas en el interior del búnker nuclear construido en 1965 durante la época dorada de la URSS. «Los ingenieros que diseñaron este refugio no podían imaginar que en el futuro serviría para proteger a los estudiantes de las bombas lanzadas por Rusia, inimaginable», asegura Ludmila Korshan, licenciada en Químicas que estudiaba un posgrado hasta el estallido de la guerra. Ahora vive pegada a la aplicación Telegram, su principal fuente de información y la plataforma en la que ha recibido la noticia sobre las conversaciones de paz entre Ucrania y Rusia? «no me fío nada, hay que prepararse para una guerra larga y dura porque los rusos no cumplen su palabra, ya lo demostraron con el tema de los corredores humanitarios, no son de fiar». Los combates han detenido la vida académica en el país. Los estudiantes han escapado de la capital o se han enrolado como voluntarios en las fuerzas armadas. El subsuelo de la universidad es un laberinto sellado por una enorme puerta azul de metal. Los estudiantes han preparado una zona de almacén de comida a la entrada con víveres y agua para un par de meses. En el pasillo central han colocado colchones de espuma en línea, todos seguidos y hay también una serie de cuartos en los que han habilitado una zona para proyecciones y una sala de estudio. La idea es resistir hasta el final e intentar seguir con el curso en la medida de lo posible, pero el avance de la guerra impide una concentración mínima. En las paredes han dibujado un gran mapa del país «con todo su territorio, Crimea, Lugansk y Donestk incluidas, no podemos renunciar a un metro de tierra», piensa Ludmila. «Los ingenieros que diseñaron este refugio no podían imaginar que en el futuro serviría para proteger a los estudiantes de las bombas lanzadas por Rusia, inimaginable», asegura Ludmila Korshan En el búnker quedan ahora apenas una veintena de jóvenes, la mayoría provienen del este del país, de las zonas bajo ocupación rusa. Aleksei y Valeria están abrazados sobre uno de los colchones. Lloran. Aleksei acaba de recibir la peor noticia posible. Su padre ha muerto en combate en Rubizhne, ciudad de Lugansk ocupada por el ejército enemigo. «El ruso es mi lengua materna, yo hablaba en ruso con mi padre y muchos amigos míos eran partidarios de Rusia, pero Putin ha terminado con todo el sentimiento a favor de Moscú que podía quedar en Ucrania, ni los nostálgicos de la URSS aceptan tanta destrucción y muerte», opina Aleksei, a quien le salen estas palabras directas del estómago. La noticia le ha llegado a través de un mensaje de un vecino. Lleva días intentando hablar con su madre, pero las comunicaciones son pésimas y no lo consigue. Suena Pink Floyd Cuatro plantas encima del búnker estás los dormitorios. Antes dormían aquí 800 estudiantes repartidos en habitaciones de tres personas. Ahora los pasillos son una continuación de puertas cerradas. Hasta que llega la 447. La puerta está entreabierta y deja escapar los acordes del ?Money? de Pink Floyd a la guitarra. Oleksandr Pechenkin inunda el lugar con su música. Tiene 20 años, está en el cuarto curso de Geografía y es de Berdansk. «Los rusos llegaron por la fuerza y ahora tienen el control de mi ciudad. El gran problema allí es que están sin gas y sufren cortes de electricidad, pero gracias a Dios mis padres están bien», cuenta el joven guitarrista, que divide su tiempo entre la música, los estudios y la vigilancia del campus, actividad que desarrolla cuchillo en mano desde que hubo un tiroteo muy próximo. Otro de los temas que le preocupan es la creciente represión sobre los que salen a protestar en Berdansk contra las fuerzas de ocupación, «cada vez se están poniendo más duros y no tardarán en abrir fuego». Un grupo de estudiantes en el búnker - M. Ayestaran Oleksandr piensa que lo que hace Putin «no tiene de liberación y sí mucho de imperialismo» y asegura que «los jóvenes de Ucrania miramos ahora a Europa, queremos democracia, libertad y no estar a la sombra de un dictador eterno». En un folio que cuelga de su lámpara tiene la palabra ?believe? (cree), en otra pequeña pizarra está escrito en ucraniano «Putin tonto» y en la pared principal hay un enorme mapa antiguo de la antigua Unión Soviética. «La distancia entre Kiev y Moscú es de apenas 800 kilómetros, son ciudades hermanas, ¿por qué está haciendo esto?», se pregunta este veinteañero sin dejar de tocar la guitarra. «La distancia entre Kiev y Moscú es de apenas 800 kilómetros, son ciudades hermanas, ¿por qué está haciendo esto?», asegura Oleksandr De su cuarto al búnker nuclear y del búnker nuclear a su cuarto. Esta es ahora su vida, como la de la veintena de compañeros que resisten la guerra en un campus huérfano de estudiantes. Cuatro plantas separan el refugio soviético de la habitación en la que toca Pink Floyd y sueña con un futuro sin guerra.
17-03-2022 | Fuente: abc.es
El 70% de españoles apoya el envío de armas a Ucrania y la mitad, que la OTAN intervenga si Rusia no desiste
El 70% de los españoles considera que la OTAN debe proporcionar armas a Ucrania para defenderse de la invasión rusa e incluso la mitad defiende que la Alianza debería intervenir militarmente en ayuda de ese país si el Ejército de Vladímir Putin no se retira, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de marzo. El estudio, publicado ese jueves, también desvela que la guerra de Ucrania se ha colado entre los diez principales problemas de España, concretamente en el noveno puesto, con menciones en el 7,8% de los cuestionarios, justo por detrás de la subida de las tarifas energéticas (7,9%). Se trata de la primera encuesta del CIS tras el estallido de la guerra y el organismo que preside el socialista José Félix Tezanos ha incluido una serie de preguntas sobre un conflicto que preocupa al 86,4% de las personas entrevistadas. En opinión del 82,7%, la contienda concierne «mucho o bastante» a nuestro país y para el 95,7% afecta también a la Unión Europea. De hecho, el 75,3% ve factible que Rusia invada en algún momento otros países de los que estaban bajo la órbita de la URSS. Más de la mitad de los entrevistados confiesa que su opinión sobre Putin ha empeorado tras la invasión de Ucrania, un 30% tiene ahora peor opinión de Rusia, pero el 64% dice que siente lo mismo hacia el país. La posición del Gobierno español respecto al conflicto tiene dividida a la gente: el 29,7% está muy o bastante de acuerdo, frente a un 28,6% que la censura. Mayor respaldo obtiene la actuación de la Unión Europea -un 46,2% frente al un 25%-, mientras que la de la OTAN la avala el 36,6% y la critica el 31,2%. La mitad de votantes de UP avala el apoyo militar En esta tesitura, el CIS pregunta sobre la conveniencia de que la OTAN envíe armas a Ucrania para que se defienda de la invasión, algo que España y otros países ya hacen, pero al margen de la Alianza Atlántica. El 70,9% ve bien que se manden armas, pero el 21,1% no está de acuerdo. Además, el 51,9% apoyaría una intervención militar de la OTAN si Rusia no se retira, frente al 35,4% que lo rechaza. El apoyo militar a Ucrania ha sido criticado por Podemos. Según los datos del CIS cruzados con el recuerdo de voto de los entrevistados, el 25% los votantes de UP está de acuerdo con la actuación de la OTAN en este conflicto y la mitad apoya el envío de armas a Ucrania través de esa organización. El CIS pregunta expresamente por las consecuencias económicas que tendrá esta guerra para España. El 94% cree que afectará principalmente al precio de los carburantes, el 84,5% da por hecho que tendrá efectos en la economía en general y el 82% augura que se verán afectados el precio y suministro de productos agrícolas. Ucrania, en la UE y en la OTAN En la encuesta obtienen un amplio respaldo las sanciones económicas a Putin y a Rusia (cerca del 90%), aunque es superior el porcentaje de quienes piden mantener la presión internacional para forzarle a detener la guerra (93,7%). Tampoco hay dudas de que hay que enviar ayuda humanitaria a Ucrania (97%) y de que todos los países de la UE han de acoger refugiados (96,7%). Respecto a la entrada de Ucrania en la UE, un 84,7% aboga por darle la posibilidad, mientras que el 81% cree que tiene derecho a ingresar en la OTAN. El sondeo incluye también un 'ranking' de líderes internacionales por su actuación ante el conflicto entre Ucrania y Rusia. El que sale mejor parado es el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que se anota un 7,37 de media, y el peor, Putin, con un 1,35, seguido el presidente chino, Xi Jinping, con un 3,44. La segunda mejor situada es la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que saca un 6,74, casi empatada con el francés Emmanuel Macron, que se anota un 6,73. El alto representante de la UE, Josep Borrell, logra un 6,41; el canciller alemán, Olaf Scholz, un 6,32; el estadounidense Joe Biden, un 5,42, y ya después, con un 5,39, aparece Pedro Sánchez. El impacto de la guerra de Ucrania se nota también en las variaciones registradas en la relación de las principales preocupaciones nacionales que mensualmente arrojan las encuestas del CIS. Así, lo problemas económicos encabezan la lista en marzo, con un 49,6% de menciones, subiendo casi 17 puntos respecto al mes anterior y anotándose el récord de la última década. De hecho, hay que remontarse a 2012 para encontrar un porcentaje similar.
16-03-2022 | Fuente: elmundo.es
Andrei Zorin: "El relato de Putin es transformar las humillaciones en triunfos absolutos"
El profesor de Oxford sostiene que la invasión de Ucrania responde a un doble deseo de venganza: la quiebra de la URSS y la campaña inacabada de Crimea en 2014 
15-03-2022 | Fuente: elmundo.es
Andrei Zorin: "El relato de Putin es transformar las humillaciones en triunfos absolutos"
El profesor de Oxford sostiene que la invasión de Ucrania responde a un doble deseo de venganza: la quiebra de la URSS y la campaña inacabada de Crimea en 2014 
14-03-2022 | Fuente: abc.es
Por qué Cuba no condena la invasión rusa a Ucrania
Aunque a principios de marzo Cuba se abstuvo en la votación de Naciones Unidas de condena a Rusia por la invasión a Ucrania, desde el inicio del conflicto el régimen cubano ha manifestado abiertamente su apoyo al Kremlin. Incluso Cuba, junto a Rusia, Venezuela, China y Eritrea, se opuso a que se celebrara esta reunión urgente, convocada tras el fracaso de la votación similar en el Consejo de Seguridad. Desde La Habana, diplomáticos ucranianos han intentado ganarse el respaldo del régimen, para que este cambie su política y repudie a Rusia, para lo cual llegaron a sostener al menos dos encuentros con funcionarios cubanos en los que estos jugaban su carta benevolente para luego, públicamente, sostener su respaldo a Putin. Y es que las relaciones con Kiev se han deteriorado desde 2014, cuando Rusia se anexionó Crimea y, desde entonces, según reconoce el encargado de negocios de Ucrania en Cuba, Oleksandr Kalinchuk, «la misión diplomática ucraniana en La Habana ha caído en una suerte de aislamiento, sin acceso a los medios ni encuentros con funcionarios. Cuba dejó de oír nuestra voz». En ese mismo año (2014), Moscú condonó el 90% de la deuda externa cubana, valorada en más de 30 millones de dólares. El distanciamiento entre La Habana y Kiev contrasta con el acercamiento con el régimen de Putin. En los últimos años Rusia ha estado entre los principales aliados políticos y socios comerciales de Cuba (ubicándose entre el sexto puesto). Esta aproximación entre ambas naciones, según el economista cubano Elías Amor, se intensificó desde noviembre del pasado año, cuando el viceprimer ministro cubano Ricardo Cabrisas y su homólogo, Yuri Borisov -ambos copresidentes de la Comisión Intergubernamental para la colaboracion economica-comercial y cientifico-tecnica- se reunieron en Moscu?para evaluar el impacto de los daños provocados por la pandemia de la Covid-19 y de las sanciones a los dos paises en el contexto internacional. Cuba se alinea con Rusia Más de 48 horas después del ataque a Ucrania, Cuba se pronunció al respecto. Según el comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores (Minrex), el responsable de la situación en Ucrania es Estados Unidos, el que, en su «empeño» de «continuar la progresiva expasión de la OTAN hacia las fronteras de la Federación de Rusia, ha conducido a un escenario, con implicaciones de alcance impredecible, que se pudo evitar». Por tanto, se trata de «justos reclamos» de Rusia, país que, «tiene derecho a defenderse». Aunque ambiguo y cínico, no sosprendió el mensaje del régimen cubano. Antes de este pronunciamiento, en la prensa oficial también se favorecían las narrativas del Kremlin. A fines de enero, Vladimir Putin y Miguel Díaz-Canel sostuvieron conversación telefónica en la que expresaron su voluntad de profundizar «la cooperación estratégica» y «fortalecer las relaciones bilaterales», así como acordaron «intensificar los contactos en diversos niveles con el objetivo de ampliar la cooperación en comercio, economía e inversión». La llamada se produjo a pocos días de que el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov, declarara que no descartaba un despliegue militar en Cuba y Venezuela como respuesta a la política de EE.UU. en Ucrania. Un mes más tarde y en menos de una semana, Cuba recibió la visita de dos delegaciones rusas de alto nivel. Primero, el 18 de febrero, el vice primer ministro ruso, Yuri Borisov, y luego, justo el día antes del ataque a Ucrania, el presidente de la Duma (cámara baja de la Asamblea Federal de Rusia), Viacheslav Volodin. Sobre este último encuentro, el Minrex notificó que el gobernante cubano «expresó su solidaridad a la Federación de Rusia ante la imposición de sanciones y la expansión de la OTAN hacia las fronteras de ese país». Reestructuración de la deuda Apenas un día antes, la Duma había anunciado la reestructuración de la deuda de Cuba, de un valor de 2.300 millones de dólares, contraída entre 2006 y 2019; el acuerdo favorece a La Habana con una prórroga del pago de la deuda hasta 2027. Desde principios de 2020 Cuba había dejado de emitir sus pagos, por lo que había incrementado su deuda, justamente cuando el país atraviesa por la peor crisis económica en más de 25 años, y también una de las más graves de su historia. Pese a que el turismo cubano -una de las principales fuentes de ingreso de la economía- se ha visto casi paralizado durante pandemia, Rusia ha sido de los pocos países que, pese a la situación sanitaria, ha constituido uno de los principales emisores de turistas a la isla. En 2021, cuando el turismo padecía un descenso del 67% respecto al 2020, el turismo ruso representó alrededor del 40% del total. Los datos proporcionados por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) permiten conocer además que, respecto al 2020, en 2021 el turismo ruso aumentó un 97%. Del mismo modo, resalta la ayuda humanitaria enviada por Rusia a Cuba: unas 83 toneladas en lo que va de año, que se suman a las más de 200 enviadas durante el 2021. Cuando el régimen cubano fue repudiado internacionalmente por la represión a las protestas del 11 de julio de 2021, el Kremlin fue de los pocos que mantuvo su respaldo a La Habana: criticó las sanciones de Estados Unidos a funcionarios cubanos, alegó que lo sucedido de trataba de «medidas necesarias para restablecer el orden público», y consideró «inaceptable» cualquier injerencia externa en los asuntos internos del país. Aunque la presencia y apoyo ruso a Cuba no es la misma que la vista durante la URSS, cuando el dinero fluía por millones hacia la isla caribeña, Cuba continúa viendo a Rusia como u no de sus principales aliados económicos y políticos. Para el régimen cubano, esta alianza estratégica frente a su «enemigo histórico» -Estados Unidos-, pesa más que cuaquier conflicto geopolítico ajeno, no importa que el costo sea humano. La casta militar cubana hace mucho tiempo que perdió la vergüenza y el sentido de humanidad.
12-03-2022 | Fuente: abc.es
Natalia Yakovenko: «Putin considera a Kiev su madre patria y desea recuperarla»
Después de dos semanas detenidas en el mismo punto, las tropas rusas al norte de Kiev comenzaron a reagruparse y extender el frente al noreste y noroeste de la capital. El gran convoy de blindados se mueve, según imágenes captadas vía satélite, y la inteligencia británica alertó de que el gran asalto a la ciudad «es cuestión de días». Kiev es la joya de la corona, el objetivo más preciado para Vladimir Putin porque «considera a la federación medieval de la Rus de Kiev como la madre del origen cultural de los actuales pueblos de Rusia, Bielorrusia y Ucrania, es su madre patria y desea recuperarla», explica Natalia Yakovenko desde su apartamento en el barrio Solomianskiy de la capital. La voz de esta historiadora de 80 años es muy respetada en Ucrania y los niños estudian sus libros en las escuelas, «todo un orgullo, pero también una gran responsabilidad», asegura. La guerra le ha obligado a encerrarse en casa y allí pasa los días sin apenas salir. Se siente «ansiosa y con mucho miedo, sobre todo cuando veo las imágenes horribles que ofrece la televisión. Lo que más me ayuda es mi trabajo de traducción, llevo dos años traduciendo ?Ab Urbe condita? del historiador romano Tito Livio al ucraniano. Livio es mi pareja, mi acompañante en estos días de zozobra, es un poco imperialista, pero su trabajo es enorme», bromea. Cuando era una niña estalló la II Guerra Mundial y la pasó en su aldea de la estepa ucraniana, muy próxima a Moldavia. Estudió Filología Clásica en la Universidad de Leópolis y «un milagro hizo que el sistema educativo de la URSS no se fijara demasiado en esta carrera, estaban más centrados en Historia, y pude tener profesores alejados del sistema y formados en Europa». Su visión crítica del imperio soviético le llevó a tener que esperar a 1993 para publicar su primer libro, justo un año después de la independencia de Ucrania. El 24 de febrero, el día en el que Putin lanzó la ofensiva, le llegó de Járkov la buena noticia de que una imprenta de esta ciudad del este del país había encontrado el tipo de encuadernación que ella buscaba para la traducción de Livio. «Ahora hemos perdido el contacto, espero que estén todos bien. Es inaudito lo que ha hecho Putin con la ciudad más rusa del país, ellos siempre estaban orgullosos de ser rusos, hasta te miraban como con superioridad y ahora han destrozado ese centro urbano magnífico». «Es inaudito lo que ha hecho Putin con la ciudad más rusa del país, ellos siempre estaban orgullosos de ser rusos, hasta te miraban como con superioridad y ahora han destrozado ese centro urbano magnífico» Yakovenko habla con pena. En este piso las paredes forradas de libros son su protección contra las bombas, también tiene una foto en la que aparece junto al Papa Juan Pablo II en Roma. El suelo es de madera y está ya desgastada, cálida. Debajo de la ventana hay una gran estufa metálica que calienta el salón de trabajo. Desde la ventana se ve un pequeño parque, pero en Kiev apenas quedan niños. ¿Qué pasará con esta ciudad? Es la pregunta que se hacen todos los vecinos que se han quedado, que según el alcalde son el cincuenta por ciento, es decir, 1?5 millones de personas. «La historia reciente nos muestra lo que Rusia hizo en Grozny o Alepo, pero aquí la situación es diferente porque es una ciudad más extensa, con más población y una mejor defensa. Quiero creer que es imposible que arrase Kiev», opina la historiadora. Trata de mantener la calma y repasa la historia de su pueblo para asegurar que «no es la primera vez que estamos ante algo así, la historia de Ucrania es una historia de sometimiento por la fuerza a otros imperios, pero siempre salimos adelante y ahora con más razón porque tenemos el apoyo de todo el mundo». Huella de la KGB Con los rusos a las puertas de Kiev, la ofensiva golpeó por primera vez a ciudades que hasta ahora veían la guerra a distancia como Dnipro, en el centro del país, y Lust e Ivano-Frankivsk, al oeste, en la frontera con la Unión Europea. Fueron ataques con misiles «contra objetivos militares», según Moscú. Yakovenko sigue de cerca todas las noticias y considera a Putin «un líder desequilibrado a quien el paso por la KGB le ha dejado huella para siempre. Después de tres décadas no asimila que seamos un país independiente y su obsesión es volver a controlarnos, siente a Kiev parte de su imperio, pero no nos tiene en cuenta a los ucranianos». «Después de tres décadas [Putin] no asimila que seamos un país independiente y su obsesión es volver a controlarnos, siente a Kiev parte de su imperio, pero no nos tiene en cuenta a los ucranianos» Amante del trabajo metódico y de la investigación, admite que «estamos viendo Historia en directo, pero no puedo trabajar sobre este tema porque toda investigación precisa de reposo y ahora estamos muy alterados. Cualquier trabajo en estas circunstancias puede terminar siendo pura propaganda». Lo que no cosidera propaganda es la llamada que su presidente, Volodímir Zelenski, hace a diario a la comunidad internacional para que cierre el espacio aéreo porque «las guerras de antes se ganaban con tropas sobre el terreno, las modernas, desde el aire». Hora de acabar con el siglo XXI y viajar de nuevo a la Roma de Livio. Esta traducción y estos muros forrados de libros, son el refugio de una investigadora que confía en que la historia se repita y Ucrania salga adelante.
10-03-2022 | Fuente: as.com
Vólkov: de un oro olímpico con la URSS a ir a la guerra contra Rusia
El ex de equipos como el CSKA de Moscú, pívot ucraniano nacido en suelo ruso, ha sido visto con un arma para ir al frente a defender a Ucrania.
10-03-2022 | Fuente: abc.es
La guerra también tiene leyes: cuáles son y cómo se aplican
Las imágenes que nos llegan desde Ucrania son aterradoras. Miles de ciudadanos huyen de sus casas, dejándolo todo atrás, mientras las bombas acaban con sus hogares y los tanques avanzan sin descanso. No hay humanidad, no hay compasión, ni siquiera para los civiles. En uno de los últimos ataques, el ejército ruso dejó caer en Irpin, a las afueras de Kiev, bombas sobre un corredor humanitario por el que muchas personas trataban de huir. Las imágenes de los cádáveres de las familias junto a sus maletas ensangrentadas ha conmovido al mundo. Aunque parece que no al Kremlin. ¿Es cierto entonces que en la guerra, como en el amor, todo vale? Dos cuerpos yacen en una calle de la ciudad de Irpin, a las afueras de Kiev - EFE Lo cierto es que incluso en mitad de la barbarie, existen normas, leyes que establecen qué es lo que se puede hacer y qué no. Estas se incluyen dentro del Derecho Internacional, en lo que se conoce como Derecho Internacional Humanitario, cuyo objetivo es el de atenuar y limitar los efectos causados por conflictos armados. Esta rama del derecho establece los medios y métodos de combate que pueden aplicarse durante un conflicto. Como explican desde el Comité Internacional de la Cruz Roja, el Derecho Internacional Humanitario regula cómo se libran las guerras basándose en dos premisas: debilitar al enemigo y limitar el sufrimiento. Si las normas de la guerra no se respetan, hay consecuencias. Tanto los Estados como los tribunales internacionales se encargan de documentar e investigar este tipo de crímenes. ¿Y cuáles son estas leyes? Convenios de Ginebra (1945) Los Convenios de Ginebra son tratados internacionales que contienen las principales normas destinadas a limitar la barbarie de la guerra. Protegen a las personas que no participan en las hostilidades, es decir, civiles, personal sanitario, miembros de organizaciones humanitarias y a los que ya no pueden seguir participando en los combates (heridos, enfermos, náufragos, prisioneros de guerra). Son aplicables universalmente. I Convenio de Ginebra El primer convenio de los cuatro que componen los Convenios de Ginebra se centra en la protección de los heridos y los enfermos de las fuerzas armadas durante la guerra, así como en la seguridad de las unidades médicas y su transporte. Consta de 64 artículos distribuidos en 9 bloques además de dos anexos en los que se incluye cómo deben ser las zonas y localidades sanitarias y la tarjeta de identidad de los miembros del personal sanitario y religioso agregado a los ejércitos. II Convenio de Ginebra Este segundo convenio protege durante la guerra a los heridos, los enfermos y los náufragos de las fuerzas armadas en el mar. Entre sus 63 artículos encontramos por ejemplo la protección de los buques hospitales y de su personal, así como la garantía de la seguridad de los transportes sanitarios. III Convenio de Ginebra Este tercer convenio persigue la protección de los prisioneros de guerra. Consta de 163 artículos en los que se define con precisión las condiciones y lugares de captura, así como las cuestiones relativas al trabajo de los prisioneros de guerra, sus recursos financieros, la asistencia que tienen derecho a recibir y cómo deben ser los procesos judiciales que puedan llevarse en su contra. Este convenio tiene como principio que los prisioneros de guerra sean liberados y repatriados sin demora tras el cese de las hostilidades. IV Convenio de Ginebra Este último convenio protege a las personas civiles, incluso en los territorios ocupados. Antes de que las normas de Ginebra de 1949 fueran aprobadas, existían unos convenios anteriores que no incluían la protección de civiles. No obstante, los hechos acaecidos durante la Segunda Guerra Mundial pusieron en evidencia las consecunecias desastrosas que tuvo la ausencia de un acuerdo que protegiera a los civiles en tiempos de guerra. La mayoría de las normas de este convenio, que consta de 159 artículos, se refieren al estatuto y al trato que debe darse a las personas protegidas, y distingue entre la situación de los extranjeros en el territorio de una de las partes en conflicto y la de los civiles en territorios ocupados. Especifica las obligaciones de la potencia invasora respecto de la población civil y contiene disposiciones precisas acerca de la ayuda humanitaria que tiene derecho a recibir la población civil de los territorios ocupados. Además, contiene un régimen específico sobre el trato de los internados civiles. Con todo, este convenio establece que es ilegal atacar intencionalmente a personas o bienes civiles, como las viviendas. Las armas prohibidas en la guerra Como hemos dicho, no todo vale en la guerra e incluso el uso de algunas armas está prohibido. A partir del siglo XIX los ejércitos, cada vez más grandes y mejor equipados han provocado más destrucción y muertes de militares y civiles. Ante esto, la comunidad internacional ha intentado fijar una serie de reglas para limitar el poder armamentístico en un conflicto bélico. De este modo, a lo largo de los años, se han ido vetando diferentes armas que han ido evolucionando con los avances tecnológicos: Las imágenes que nos llegan desde Ucrania son aterradoras. Miles de ciudadanos huyen de sus casas, dejándolo todo atrás, mientras las bombas acaban con sus hogares y los tanques avanzan sin descanso. No hay humanidad, no hay compasión, ni siquiera para los civiles. En uno de los últimos ataques, el ejército ruso dejó caer en Irpin, a las afueras de Kiev, bombas sobre un corredor humanitario por el que muchas personas trataban de huir. Las imágenes de los cádáveres de las familias junto a sus maletas ensangrentadas ha conmovido al mundo. Aunque parece que no al Kremlin. ¿Es cierto entonces que en la guerra, como en el amor, todo vale? Aministía Internacional explica el peligro de algunas de estas armas ilegales, las cuales poseen un efecto inherentemente indiscriminado, que no pueden dirigirse contra un objetivo militar específico o cuyos efectos no pueden limitarse como dispone el Derecho Internacional Humanitario: Bombas de racimo Bombas de racimo empleadas por las fuerzas de seguridad sirias que según los medios de comunicación del país acabaron con la vida de 10 niñosLas bombas y municiones de racimo pueden contener cientos de submuniciones que se liberan en el aire y se esparcen en una zona de cientos de metros cuadrados. Esta submuniciones cuentan con un alto porcentaje de fallo y pueden no explotar, lo que puede suponer un peligro incluso años después para la población que pueda habitar el territorio. Minas antipersonas Un oficial de las fuerzas de Gadafi tratando de desmontar alguna de las 10.000 minas antiperson que ayudó a instalar - AP Las minas antipersonas son artefactos explosivos que se esconden en el suelo diseñados para detonar cuando alguien se acerca a ellos. Este tipo de minas pueden permanecer en su lugar durante décadas, por lo que son capaces de mutilar, herir o matar a gente años después de que hayan sido instaladas. Cabe destacar que las explosiones pueden causar la muerte o el destrozo de las extremidades de una persona, pues proyecta restos que rocían a las víctimas con fragmentos que pueden causar heridas profundas. Armas nucleares Una puebas nuclear realizada por la URSSEl 7 de julio de 2017, Naciones Unidas adoptó el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, en el que se prohibía el uso de armas nucleares, las más destructivas, inhumanas e indiscriminadas jamás creadas. Armas químicas Simulacro de atentado con armas químicas en Madrid - Jaime García El uso de armas químicas está prohibido por la Convención sobre las Armas Químicas que entró en vigor en 1977. Estas armas se definen como productos químicos que pueden ser utilizados para causar de forma intencionada daño o la muerte a consecuencia de sus propiedades tóxicas. No son armas químicas solo los productos químicos tóxicos en sí, sino también los materiales diseñados para infligir daño mediante el lanzamiento de dichos productos. Robots asesinos Boeing presentó en Australia este modelo de Loyal Wingman, aeronave no tripulada destinada a acompañar a aviones tripulados en misiones de combate. Rusia desarrolla un proyecto similar que, según se ha sabido, puede transportar hasta dos toneladas de bombas.Como explican desde Amnistía Internacional, algunos países, como Rusia o Estados Unidos, están desarrollando armas con una autonomía cada vez mayor, capaces de tomar decisiones de vida o muerte. No obstante, estos robots sin control humano carecerían del criterio necesario para aplicar la ley al utilizar la fuerza, por lo que podrían poner en peligro la vida de un gran número de civiles. ¿Son efectivas las leyes de guerra? Los expertos en la materia coinciden en que el Derecho Internacional Humanitario es la única vía legal existente para denunciar crímenes de guerra. Eso sí, de producirse un juicio, este tendría lugar una vez finalizado el conflicto.
10-03-2022 | Fuente: as.com
Vasyl Rats, 'agente doble'
Nacido en la actual Ucrania, estrella de la URSS y del Dinamo de Kiev campeón de la Recopa, jugar en el Espanyol pudo costarle la etiqueta de traidor.