Infortelecom

Noticias de urss

18-04-2022 | Fuente: abc.es
¿Qué pasaría si Rusia invade Finlandia?
Finlandia y Suecia están considerando unirse a la OTAN a pesar de las advertencias de Rusia de que los países no deberían cambiar su estado actual. La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, dijo que su país debatirá el asunto y tomará una decisión, mientras que la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, se unió a Marin en una conferencia de prensa en Estocolmo hace unos días y dijo que su país también estaba considerando solicitar ser miembro de la OTAN. Ambos países tienen una larga y a menudo difícil historia con Rusia, marcada por la guerra y la desconfianza mutua. Las decisiones de considerar ser miembro de la OTAN están motivadas por la invasión de Ucrania. El expresidente ruso Dmitry Medvedev advirtió este jueves en Telegram que si Suecia y Finlandia se unen a la alianza militar, su país podría desplegar armas nucleares en el Báltico. «Si Suecia y Finlandia se unen a la OTAN, la longitud de las fronteras terrestres de la alianza con la Federación Rusa se duplicará con creces. Naturalmente, estas fronteras deberán fortalecerse», dijo Medvedev, quien actualmente es vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia. Las amenazas rusas pueden ser de particular preocupación para Helsinki, que comparte una frontera con Rusia de más de 1.200 kilómetros de largo. Finlandia ha sido invadida por fuerzas rusas o soviéticas tres veces desde 1918. «Rusia ahora está casi agotada por las maniobras de combate como resultado de sus operaciones en Ucrania», dijo Stephen Biddle, Consejo de Relaciones Exteriores, a 'Newsweek'. «Cualquier cosa que se comprometan con Finlandia resta valor a su capacidad para continuar la guerra en Ucrania», dice. «El ejército de los finlandeses no es enorme, pero tampoco es pequeño, y está mucho mejor entrenado y motivado que los rusos», añade el experto. Aunque las operaciones militares de Rusia en Ucrania pueden significar que no puede comprometer fuerzas para una invasión en Finlandia, Biddle sugirió que Rusia podría tomar algún tipo de acción. «Me imagino a Rusia atacando a Finlandia con misiles, artillería o ataques aéreos como una forma de crear un conflicto que haría que la OTAN desconfíe de admitir a Finlandia, pero creo que es muy poco probable que Rusia simplemente pueda conquistar Finlandia dado todo esto», explica Biddle. «Las fuerzas rusas o soviéticas han lanzado tres grandes invasiones de Finlandia desde 1918», cuenta Ian Johnson, profesor de la Universidad de Notre Dame. «Ninguno de los conflictos resultó en una derrota militar absoluta para Finlandia, a pesar de las grandes disparidades en el tamaño y la población de los dos estados». «Finlandia evitó el destino de sus vecinos bálticos, que fueron anexados por la URSS y sufrieron mucho a manos de la policía secreta soviética». «La alta moral finlandesa, el liderazgo efectivo, el uso del cerco y la defensa efectiva del terreno densamente boscoso del país fueron las principales razones detrás de los éxitos de las fuerzas finlandesas», apunta Johnson. Si la historia sirve de guía, una invasión rusa de Finlandia sería difícil y potencialmente costosa para los invasores. «Pero en el improbable caso de que Rusia intente una acción militar contra Finlandia a corto plazo, tanto la historia como las realidades de los preparativos militares finlandeses sugieren que no resultará bien», dice Johnson. «En el caso de una solicitud formal para unirse, esperaría que la OTAN aceptara a ambos países (Suecia y Finlandia) rápidamente, lo que demuestra otro fracaso ruso para comprender completamente las implicaciones de su invasión», cuenta Patrick Bury, profesor de la Universidad de Bath, Reino Unido.
16-04-2022 | Fuente: as.com
El Colonia se instala en Europa
Modeste, Kainz y Ljubicic sentenciaron el partido para el Colonia. Embolo hizo el tanto para el Bourssia Mönchengladbach.
14-04-2022 | Fuente: abc.es
Alemania confisca el yate más grande del mundo, valorado en 600 millones y vinculado a un magnate ruso
El constructor naval detrás del yate más grande del mundo por tonelaje lo describe como «uno de más complejos y desafiantes jamás construidos», con «espacios de entretenimiento y recreación nunca antes vistos». Tiene dos helipuertos, la piscina de yates más grande jamás construida y capacidad para 36 invitados y 96 empleados. Esta semana, fue confiscado en Hamburgo por las autoridades alemanas por sus vínculos con un oligarca ruso. La policía federal de Alemania dijo el martes en Twitter que «a través de extensas investigaciones a pesar del ocultamiento en alta mar», descubrió que el yate es propiedad de Gulbakhor Ismailova, la hermana del multimillonario ruso Alisher Usmanov. Después de que la policía confirmara con Bruselas que el propietario del barco fue sancionado, el superyate, llamado Dilbar, en honor a la madre de Usmanov, fue incautado. El Dilbar está registrado en las Islas Caimán, según el Departamento del Tesoro, y tiene un valor de entre 600 y 735 millones de dólares, con un costo anual estimado de mantenimiento de 60 millones de dólares. Hay yates más grandes por eslora. Pero con 15.917 toneladas, el Dilbar es el más grande del mundo por volumen interno, según el fabricante del barco, Lürssen, que promociona su «perfil clásico con un casco de marfil claro y detalles en bronce». Usmanov es «conocido por ser cercano a Putin, así como a Dmitri Medvedev, vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia y ex presidente y primer ministro de Rusia», según ha informado EE.UU.
12-04-2022 | Fuente: abc.es
Por qué Rusia querría acabar con la guerra en Ucrania para el 9 de mayo
El Estado Mayor de Ucrania filtró a 'Kyiv Independent' que su inteligencia indica que los rusos quieren terminar la guerra para el 9 de mayo. En esa fecha Rusia celebra el Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial, una de las festividades más grandes de Rusia, con desfiles militares que marchan por todo el país. Con el presidente ruso, Vladimir Putin, afirmando continuamente que la invasión de Rusia a Ucrania es una «desnazificación» del país, a pesar de que no hay evidencia de un nazismo generalizado y de que el presidente ucraniano Volodímir Zelenski es judío, la fecha tiene un gran significado para los rusos, tanto en el pasado como en el presente. Rusia ha afirmado que está atacando a nazis en lugar de a los civiles en Ucrania. Por ejemplo, un funcionario ruso dijo que las fuerzas bombardearon un laboratorio de investigación nuclear en Járkov porque el Batallón Azov, un regimiento militar neonazi, planeaba hacerlo explotar y culpar a los rusos. «Uno de los grandes triunfos rusos del siglo pasado fue la victoria sobre la Alemania nazi, que se produjo con un tremendo sacrificio por parte del pueblo soviético», explica Thomas Graham, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y cofundador del programa de estudios de Rusia, Europa del Este y Eurasia en la Universidad de Yale. «Así que P utin está tratando de reciclar esta narrativa antinazi para apelar a una emoción muy fuerte como una forma de generar apoyo para lo que está haciendo». Esta información de la inteligencia ucraniana sobre un posible fin de la guerra se une a la confirmación oficial rusa del endurecimiento de la operación, con la intención declarada de concentrar el esfuerzo bélico en el Donbass, como si fuera necesario un resultado inmediato y estuviese más cerca el final. Lo único cierto es que no será una fecha cualquiera porque el Día de la Victoria ha cobrado aún más importancia durante los veinte años de Vladimir Putin en el poder, quien ha querido hacer del patriotismo la idea nacional que, según él, faltaba para mantener unido a un país aún sacudido por la desintegración de la URSS y la crisis económica de los últimos años de Boris Yeltsin. Tras una ausencia de dos años por la pandemia, también volverá el 9 de mayo a desfilar el Regimiento Inmortal, que nació como una iniciativa espontánea y luego se impuso como símbolo de la memoria histórica de los rusos. En ella, miles de descendientes de fallecidos de la Segunda Guerra Mundial marcharán en cada ciudad portando los retratos de sus padres y abuelos. El lunes 9 de mayo, durante el desfile en la Plaza Roja, Putin estará rodeado de veteranos de guerra y sería importante para él revender la «liberación» de los territorios de las dos repúblicas de Donetsk y Lugansk, o acuerdos de paz con una «desnazificada» Ucrania.
09-04-2022 | Fuente: elmundo.es
Michel Eltchaninoff: "Putin invierte la Historia, los aliados de la II Guerra Mundial son ahora los nazis"
Especialista en filosofía rusa, en 2015 publicó 'En la cabeza de Vladimir Putin', que se reedita ahora. Ya advertía de la "restauración no oficial de la URSS" y de que Ucrania sería "la pieza clave" 
08-04-2022 | Fuente: elmundo.es
Michel Eltchaninoff: "Putin invierte la Historia, los aliados de la II Guerra Mundial son ahora los nazis"
Especialista en filosofía rusa, en 2015 publicó 'En la cabeza de Vladimir Putin', que se reedita ahora. Ya advertía de la "restauración no oficial de la URSS" y de que Ucrania sería "la pieza clave" 
07-04-2022 | Fuente: abc.es
La nueva heroína de Ucrania: la francotiradora 'Carbón', una 'Dama de la Muerte' moderna
Una francotiradora ucraniana conocida solo como 'Carbón' ha sido anunciada como una heroína nacional en Ucrania después de que regresara al frente para ayudar a evitar la invasión rusa. Las imágenes de la mujer fueron distribuidas por las fuerzas armadas ucranianas en Facebook, que la calificaron de «heroína de la guerra moderna». La tiradora letal había luchado previamente contra los separatistas respaldados por el Kremlin en las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Luhansk. En enero dejó las fuerzas armadas ucranianas, pero después de un mes de vida civil se ofreció como voluntaria para volver al frente con la brigada de infantería 35 del contraalmirante Mykhailo Ostrogradsky. El ejército ucraniano no proporcionó ninguna información sobre sus éxitos en el combate contra la invasión. «Estas no son personas. Los nazis no eran tan viles como estos orcos», ha dicho 'Carbón' sobre los rusos. «Definitivamente ganaremos. ¡Personalmente, resistiré hasta el final!». <iframe src="https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FUkrainianLandForces%2Fposts%2F315501520681846&show_text=true&width=500" width="500" height="772" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowfullscreen="true" allow="autoplay; clipboard-write; encrypted-media; picture-in-picture; web-share"></iframe> 'Carbón' se convirtió rápidamente en una de las favoritas de las redes sociales proucranianas, como el 'Fantasma de Kiev', el piloto que supuestamente había derribado a varios cazas rusos al principio de la invasión. Existe una larga tradición en Rusia y Ucrania de exaltar a los francotiradores, quienes a menudo son señalados como héroes nacionales por sus esfuerzos en el campo de batalla. Los francotiradores desempeñaron un papel destacado en la Batalla de Stalingrado de 1942 a 1943, un momento decisivo en la historia soviética cuando el Ejército Rojo detuvo el avance del sexto ejército alemán, invirtiendo el rumbo de la Segunda Guerra Mundial. 'Carbón' ha sido comparada con Lyudmila Pavlichenko, una de las francotiradoras más prolíficas de la historia militar. A Pavlichenko se le atribuyó la muerte de 309 nazis durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que fue apodado 'Dama de la Muerte'. Además, recibió el mayor honor de la URSS al ser nombrada 'Héroe de la Unión Soviética'. Aunque el gobierno de Iósif Stalin la encumbró, sus hazañas bélicas se debaten entre la realidad y las exageraciones fabricadas por un país que, en plena Segunda Guerra Mundial, buscaba desesperadamente referentes para motivar a sus soldados. Pavlichenko sirvió al Ejército Rojo en la defensa de Odesa y Sebastopol antes de ser alcanzada por metralla en 1942, lo que provocó su evacuación de Crimea en submarino. Posteriormente, pasó la guerra recorriendo los Estados Unidos e Inglaterra como parte de un ejercicio de propaganda y recibió dos veces la Orden de Lenin, la designación civil más alta del país. Lyudmila PavlichenkoEn el frente ruso, una francotiradora de élite fue capturada por las fuerzas ucranianas a finales de marzo después de que aparentemente la dejaran en el campo de batalla. Irina Starikova, cuyo nombre en código es Bagira, que se cree que es de Serbia, era buscada por los ucranianos desde 2014. Resultó gravemente herida cuando fue apresada y las fuerzas ucranianas le brindaron tratamiento médico.
06-04-2022 | Fuente: elmundo.es
Guernica, icono del horror y de la no intervención
Zelenski reveló la consecuencia de la elusión occidental que llevó a la doble derrota de la República: fiarse a la URSS y perder la guerra 
06-04-2022 | Fuente: marca.com
"Cuando nos independizamos de la URSS tuve que hacer colas para tener pan"
El entrenador del Barcelona evocó en Catalunya Radio sus penurias cuando Lituania se independizó  Leer
06-04-2022 | Fuente: abc.es
La sangrienta retirada rusa de Bucha
Melania Davidenko había calentado el primer te de la mañana cuando escuchó disparos. Después de seis semanas entre explosiones apenas les dio importancia, hasta que escuchó el grito de una voz familiar. «Era la esposa de Oleg Klimtsov y gritaba ?¡mi marido está fuera, mi marido está fuera!?, salí lo antes que pude y me encontré con dos cuerpos tirados junto al garaje». Era el 28 de marzo, faltaban apenas 24 horas para el repliegue ruso y la unidad que ocupaba este barrio de Sklozavodska, a las puertas de una vieja factoría de crista de la época de la URSS, estaba «especialmente violenta y disparaban a la mínima», recuerda Melania, quien asegura que volvió a nacer cuando vio salir el último tanque. «Los últimos días fueron los peores, disparaban como locos», insiste Melania. Desde la casa al garaje hay apenas unos metros y allí encontraron los cuerpos de Oleg y de su amigo Vasil Chekan. Los enterraron de manera temporal en la parte trasera del barrio, junto a la vía del tren, con dos grandes piedras como únicos distintivos. Oleg tenía 56 años, estaba jubilado y se encargaba del cuidado de perros y gatos de la zona. En su ausencia, las mascotas merodean por el viejo bloque de la etapa de Nikita Kruschev a la espera de que aparezca aquella persona que se ocupaba de ellos. «Los rusos establecieron aquí una de sus posiciones, tenían tanques y los oficiales ocupaban los pisos más cercanos. Lo primero que hicieron al llegar fue saquear la tienda de alcohol y el supermercado, por este orden. Estaban furiosos porque habían sufrido una emboscada en una calle próxima y perdieron muchos hombres y tanques, por eso nos gritaron por altavoces que nadie podía salir de casa, ni acercarse a las ventanas, no querían vernos», cuenta Melania, que solo rompió la orden cuando salió a por el cuerpo de Oleg y no se atrevía ni a regar las plantas. Fosa común Esta localidad, que tenía 30.000 habitantes antes de la guerra, despierta a una pesadilla de seis semanas de ocupación enemiga. Las imágenes que han conmovido al mundo, con decenas de cadáveres tirados en las aceras, se tomaron en la vecina calle Yablunska. En este barrio, al estar menos expuesto que la vía principal, los vecinos pudieron encontrar la forman de enterrar a los suyos de forma temporal. Además de la pérdida de Oleg, Melania recuerda a su amiga íntima Valentina Ivanova, de 60 años, abatida por un disparo cuando se arriesgó a salir de casa para coger agua del pozo. En Bucha no hay electricidad, gas, ni agua corriente y salir a por agua o hacer una hoguera para calentar comida podía costarte la vida, porque también estaba prohibido hacer fuego. El alcalde ha pedido a los vecinos que escaparon durante los combates que esperen unos días hasta que puedan restablecer los servicios mínimos y, sobre todo, hasta que puedan recoger los cuerpos que quedan. Les ha garantizado que las fuerzas de seguridad patrullarán de manera intensa las calles para evitar saqueos. La casa de Valentina tiene los cristales acribillados. María Petrovna vive en el mismo portal y fue quien le dio la primera asistencia después de que le disparan el 25 de marzo. «Perdía mucha sangre y murió en pocos minutos, le dieron en la espalda», recuerda esta vecina para quien «ellos querían venganza, estaban furiosos por la emboscada que sufrieron en Bucha, en su camino a Kiev y se vengaron con nosotros. Nos llamaban nazis, revisaban las casas en busca de objetos nazis, pero en este barrio yo nunca he visto uno». Otro vecino, Mikhail, de origen bielorruso, se encargó del cuerpo de Valentina. Nos pide que le acompañemos a un viaje garaje abandonado de la época soviética. Con lágrimas en los ojos recuerda que desde ese 25 de marzo tuvo que realizar en tres ocasiones este camino. Tras Valentina, los rusos mataron también a tiros, un día después, a un anciano llamado Kola Bimenov. El 27 le tocó llevar el cuerpo de su amigo íntimo Valentín Boderenko, calcinado tras el impacto de un proyectil de artillería contra su apartamento. «La última semana fue dura, con intensos combates y los rusos nerviosos. Trajimos los cuerpos envueltos en una alfombra y usando una puerta como si fuera una camilla. No podíamos hacer otra cosa, aquí al menos están seguros y, por si nos mataban a quienes sabíamos la localización, le metimos a cada uno su documento de identidad para que les pudieran reconocer», cuenta Mikhail entre sollozos. La macabra despedida de las fuerzas de ocupación se cebó con los vecinos de estos humildes bloques de viviendas. La realidad en este barrio de Sklozavodska se repite en cada uno de los barrios en los que los rusos desplegaron unidades de combate. Sus tanques estaban detrás de las casas y los civiles quedaban en mitad del fuego cruzado con las fuerzas ucranianas. Establecían un régimen severo de restricción de movimientos, disparaban si avisar y efectuaban registros aleatorios y saqueos. Al ritmo que las cosas empeoraban en el frente para Moscú, se complicaba la situación para los civiles de Bucha. «Se retiraron a la carrera y nos dejaron muerte, destrucción y porquería por todas partes, nada más», lamenta Melania Davidenko, quien ahora trata de reemplazar a Oleg en la tarea de cuidar a perros y gatos. Ya le conocen y se le acercan nada más abrir la puerta. En Bucha tratan de volver a la vida, pero no podrán hacerlo hasta que sus muertos descansen en paz.