Infortelecom

Noticias de union europea

19-05-2019 | Fuente: as.com
"Pocas veces un equipo creyó tanto en algo como lo han hecho Rubi y esta plantilla del Espanyol sin fisuras, ejemplo de una total unión europea.."
19-05-2019 | Fuente: abc.es
Un Parlamento más dividido para la nueva Europa del Brexit
El 26 de mayo dará comienzo una nueva era en la Unión Europea. Según los sondeos, por primera vez desde las primeras elecciones de 1979 los dos grupos hegemónicos, populares y socialistas, tradicional alianza en la Eurocámara en las decisiones estratégicas, no alcanzarán la mayoría absoluta y necesitarán el apoyo de otras familias políticas, hasta ahora de segundo orden. En el debate de presidenciables de la Comisión celebrado el pasado miércoles en el Parlamento, el candidato principal de los socialistas, Frans Timmermans, abrió la puerta a una amplia alianza, «desde Macron hasta Tsipras», y a pactos para la lucha contra el cambio climático con la izquierda unitaria y los verdes. El próximo PE -que entre otras funciones se encarga de aprobar la legislación de la UE junto con el Consejo- va a estar mucho más fragmentado y la concurrencia final de los británicos hará no solo que los socialistas frenen su caída sino que el porcentaje de diputados euroescépticos ronde el tercio de los asientos. En 2014, las formaciones nacional-populistas de Le Pen, Salvini, y compañía, no pasaron del 20% (de 751) y diseminados en grupos con intereses dispares. Al contrario que hace cinco años, los «euroescépticos» ya no promueven la salida de la Unión tras el cenagal de las negociaciones del Brexit, sino amoldarla a sus intereses de forma más coordinada desde dentro. Fuentes europarlamentarias alertan de las consecuencias de un auge de estas fuerzas por encima de ese 33%, ya que podrían comprometer las decisiones que requieran mayoría cualificada: el nombramiento del presidente del PE, los comisarios y hasta la aplicación del artículo 7, el «botón nuclear» del bloque (iniciado contra Polonia) que prevé a largo plazo la suspensión del derecho a voto de un país cuando se constate una «violación grave y persistente» de los valores europeos recogidos en el Tratado de la UE.
19-05-2019 | Fuente: abc.es
Elecciones europeas: fin a la hegemonía de la gran coalición en la nueva Europa del Brexit
En la noche del 26 de mayo dará comienzo una nueva era en la Unión Europea. Según los sondeos, por primera vez desde las primeras elecciones de 1979 los dos grupos hegemónicos, populares y socialistas, tradicional alianza en la Eurocámara en las decisiones estratégicas, no alcanzarán la mayoría absoluta y necesitarán el apoyo de otras familias políticas, hasta ahora de segundo orden. En el debate de presidenciables de la Comisión celebrado el pasado miércoles en el Parlamento, el candidato principal de los socialistas, Frans Timmermans, abrió la puerta a una amplia alianza, «desde Macron hasta Tsipras», y a pactos para la lucha contra el cambio climático con la izquierda unitaria y los verdes. El próximo PE -que entre otras funciones se encarga de aprobar la legislación de la UE junto con el Consejo- va a estar mucho más fragmentado y la concurrencia final de los británicos hará no solo que los socialistas frenen su caída sino que el porcentaje de diputados euroescépticos ronde el tercio de los asientos. En las últimas elecciones, las formaciones nacional-populistas de Le Pen, Salvini, y compañía, no pasaron del 20% (de 751) y diseminados en grupos con intereses dispares. Al contrario que hace cinco años, los «euroescépticos» ya no promueven la salida de la Unión tras el cenagal de las negociaciones del Brexit, sino amoldarla a sus intereses de forma más coordinada desde dentro. Fuentes europarlamentarias alertan de las consecuencias de un auge de estas fuerzas por encima de ese 33%, ya que podrían comprometer las decisiones que requieran mayoría cualificada: el nombramiento del presidente del PE, los comisarios y hasta la aplicación del artículo 7, el «botón nuclear» del bloque (iniciado contra Polonia) que prevé a largo plazo la suspensión del derecho a voto de un país cuando se constate una «violación grave y persistente» de los valores europeos recogidos en el Tratado de la UE.
19-05-2019 | Fuente: abc.es
Elecciones europeas: fin de la hegemonía de la gran coalición en la nueva Europa del Brexit
En la noche del 26 de mayo dará comienzo una nueva era en la Unión Europea. Según los sondeos, por primera vez desde las primeras elecciones de 1979 los dos grupos hegemónicos, populares y socialistas, tradicional alianza en la Eurocámara en las decisiones estratégicas, no alcanzarán la mayoría absoluta y necesitarán el apoyo de otras familias políticas, hasta ahora de segundo orden. En el debate de presidenciables de la Comisión celebrado el pasado miércoles en el Parlamento, el candidato principal de los socialistas, Frans Timmermans, abrió la puerta a una amplia alianza, «desde Macron hasta Tsipras», y a pactos para la lucha contra el cambio climático con la izquierda unitaria y los verdes. El próximo PE -que entre otras funciones se encarga de aprobar la legislación de la UE junto con el Consejo- va a estar mucho más fragmentado y la concurrencia final de los británicos hará no solo que los socialistas frenen su caída sino que el porcentaje de diputados euroescépticos ronde el tercio de los asientos. En las últimas elecciones, las formaciones nacional-populistas de Le Pen, Salvini, y compañía, no pasaron del 20% (de 751) y diseminados en grupos con intereses dispares. Al contrario que hace cinco años, los «euroescépticos» ya no promueven la salida de la Unión tras el cenagal de las negociaciones del Brexit, sino amoldarla a sus intereses de forma más coordinada desde dentro. Fuentes europarlamentarias alertan de las consecuencias de un auge de estas fuerzas por encima de ese 33%, ya que podrían comprometer las decisiones que requieran mayoría cualificada: el nombramiento del presidente del PE, los comisarios y hasta la aplicación del artículo 7, el «botón nuclear» del bloque (iniciado contra Polonia) que prevé a largo plazo la suspensión del derecho a voto de un país cuando se constate una «violación grave y persistente» de los valores europeos recogidos en el Tratado de la UE.
18-05-2019 | Fuente: elpais.com
La UE: SNAFU
La situación de la Unión Europea ante las próximas elecciones se puede describir utilizando un código del ejército estadounidense: ?Situation Normal: All Fucked Up?
18-05-2019 | Fuente: abc.es
Salvini encabeza un «cónclave» de líderes de la extrema derecha europea con la vista puesta en Austria
Líderes de la ultraderecha nacionalista y xenófoba de once países europeos se dieron cita en la plaza central de la capital lombarda, frente al Duomo, ante decenas de miles de personas para mostrar su fuerza ante las próximas elecciones europeas, gritando sobre todo contra la inmigración y contra la actual Unión Europea. En realidad, en Milán se manifestaron dos Europas: frente a la ola populista encabezada por el líder de la Liga, Matteo Salvini, en Milán se dieron cita también miles de personas para expresar su oposición a la extrema derecha y en particular a Salvini, mostrando centenares de pancartas, muchas de ellas en los balcones, contra el ministro del Interior. Con esta gran manifestación de líderes ultraderechistas europeos, Matteo Salvini ha pretendido mostrar su liderazgo, sobre todo en clave interna, pues el secretario de la Liga piensa en legitimarse en estas elecciones como el gran líder italiano con aspiración a convertirse en primer ministro. Entre los líderes europeos que han acompañado a Salvini el más famoso ?quizás el único realmente famoso- ha sido Marine Le Pen, icono de la extrema derecha francesa desde los años 90, que ha sido contestada al inicio de su intervención por jóvenes que han exhibido diversas pancartas, en su mayoría con referencia al rechazo del fascismo. Junto a Salvini y Le Pen estuvieron los representantes de los «partidos hermanos» de Holanda, Bélgica, Austria, Alemania, Bulgaria, Eslovaquia, República Checa, Estonia, Dinamarca y Finlandia. Salvini, dispuesto a morir por Italia Marine Le Pen proclamó que los soberanistas «no queremos ya a esta Europa». Cerró el mitin Matteo Salvini, quien fue acogido también por decenas de jóvenes con pancartas en su contra y gritos de «bufón» y «fascista». El líder de la Liga, en un discurso cargado de retórica populista, destacó que en la plaza no estaba la ultraderecha, sino los representantes de «la política del sentido común». Salvini citó en varias ocasiones a Juan Pablo II, «que hablaba de fraternidad y solidaridad en una Europa desde el Atlántico a los Urales». Evocó al papa Wojtyla para que «Europa se encuentre así misma y descubra sus raíces». Salvini se propuso como un líder que «habla del futuro, frente a los que piensan en el pasado». Citó a los padres fundadores de Europa para señalar que esa «Europa ha sido destruida por los Macron, la Merkel?». En definitiva, Salvini al resaltar que «estamos escribiendo la historia», se propuso como el salvador de una nueva Europa, reiterando su política de puertos cerrados a la inmigración y proponiendo a los italianos una fiscalidad en la que «ninguno pagará más del 15 por 100 de impuestos». En fin, un Salvini mesiánico ofreció hasta su vida: ?Se sirve para vosotros, para Italia, para mis hijos, yo doy la vida. No me paro delante de nada y de ninguno: Es un compromiso de honor?. La lMarine Le Pen, líder de Agrupación Nacional (AN) - REUTERS Contradicciones La concentración ha puesto de manifiesto, a partir del eslogan con que ha sido convocada, las profundas contradicciones, incluyendo escándalos, de estos partidos y sus líderes. El eslogan bajo el palco fue bilingüe: «¡Primero Italia! El sentido común en Europa». Para los extranjeros solo se tradujo en inglés la segunda frase, una censura obvia porque hubiera sido absurdo desplegar lemas como «Primero la Francia», «Primero Finlandia» o «Primero Alemania». En cuanto al lema de «La Europa del sentido común», numerosos medios se han hecho eco de cómo estos partidos populistas han utilizado fondos públicos del parlamento europeo para cenas de gala rociadas con champagne. Para trazar una radiografía de los partidos soberanistas reunidos en la plaza del Duomo de Milán basta con seguir algunas investigaciones que se han hecho sobre el dinero, sobre los orígenes de la financiación, ya sea la procedente de algunas sociedades con sede en Suiza o la que les llega desde de Rusia. De ello puede hablar Marine Le Pen y lo prueba el terremoto en el gobierno austriaco, con la dimisión del vicecanciller austriaco Strache después del video hablando de favores recíprocos con los rusos.
18-05-2019 | Fuente: abc.es
Miedo en la UE a un frente antieuropeo de bloqueo
Las próximas elecciones europeas plantean una incógnita que no se había dado nunca antes en la Unión Europea. ¿Conseguirán los partidos antieuropeos sumar una minoria de bloqueo para boicotear la legislatura? Hasta ahora, en todas las legislaturas, la suma de los diputados euroescépticos habia sido siempre irrelevante. La que ahora termina ha estado marcada por una actividad muy relevante por parte de los partidos nacionalistas, empezando por el británico UKIP que se ha salido con la suya y ha dejado al Reino Unido en una situación de división política y un bloqueo institucional como no había conocido este país durante generaciones. En los últimos cinco años los diferentes grupos que se reclaman de ideología nacional-populista no han logrado formar un frente común, divididos por aspectos que en ciertos países se consideran tabú como las posiciones atribuidas ante el Holocausto judío, y por matices que imposibilitaban formalizar una coalición en la que estuviesen juntos, por ejemplo, la francesa Marine Le Pen o el británico Nigel Farage. La llegada al poder en Italia de un personaje como Mateo Salvini y la consumación del Brexit podría servir para desbridar todo tipo de amalgamas después de las elecciones europeas. Los planes de Steve Bannon, el antiguo consejero áulico del presidente norteamericano Donald Trump, de constituir una alianza de fuerzas populistas no han funcionado -como tal vez el podía haber esperado- pero todas sus maniobras no han sido en vano. Cuando Trump ganó las elecciones, el primer europeo a quien recibió fue a Nigel Farage. El ultimo europeo el que ha estrechado la mano ha sido al primer ministro húngaro Viktor Orban, cuyo partido acaba de ser suspendido como miembro del grupo Popular Europeo, precisamente por sus ideas nacionalistas y su resistencia a asumir los principios de solidaridad que promueve la Comisión Europea. El riesgo que plantea esta situación es que recuerda que el primer paso del proceso que terminó con el referéndum sobre la salida del Reino Unido de la UE fue precisamente la decisión del Partido Conservador de abandonar el grupo Popular Europeo. En la actualidad, varios países además de Italia tienen gobiernos sustentados o inspirados por fuerzas populistas de derecha radical. En Polonia, Hungría, Austria u Holanda. En Francia podrían ser la primera fuerza política, en la República Checa son determinantes, en Bélgica los nacionalistas flamencos son ya el partido más importante?.Incluso en los paises nordicos, desde Dinamarca hasta Finlandia, están en la primera línea política.
18-05-2019 | Fuente: abc.es
Le Pen mantiene su primer puesto para las europeas según todos los sondeos
Todos los sondeos anuncian un «terremoto» político en Francia, con motivo de las elecciones europeas. La extrema derecha de Marine Le Pen se cotiza como posible gran vencedora, al frente del primer partido de Francia. Emmanuel Macron confirma su aislamiento político continental. Las izquierdas históricas, socialistas y comunistas, se hunden ante la ascensión de la extrema izquierda populista. Todos los sondeos de las últimas dos semanas afirman que Agrupamiento Nacional (AN, ex-Frente Nacional, FN), el partido de Marine Le Pen, puede conseguir entre el 23 y el 24 % de los votos nacionales, convirtiéndose en el partido más votado, el primer partido de Francia. La extrema derecha francesa ya ganó de manera espectacular las elecciones europeas del 2014 (con un 25 % de los votos). Cinco años después, el mismo triunfo parece más llamativo, cuando otros partidos a la derecha o extrema derecha del Partido Popular Europeo (PPE), anuncian una ola ultra conservadora muy considerable en toda Europa. En segundo puesto, según todos los sondeos, La República En Marcha (LREM, liberal reformista), el partido de Emmanuel Macron, se ha estancado en torno al 21 o el 22 % de las intenciones de voto. Una diferencia de solo 1 ó 2 puntos, pero altamente simbólica, si se confirmarse que el partido del presidente queda relegado a un segundo puesto. LREM parece víctima del aislamiento personal de Macron, en toda Europa. Nathalie Loiseau, la cabeza de lista del partido de Macron, no consigue ser visible. Exministra de asuntos europeos, gran conocedora de la «cocina administrativa» de la UE, no consigue despegar ni dar visibilidad al proyecto presidencial de Renacimiento de Europa. Renacimiento, con R mayúscula. Proyecto ultra ambicioso que no ha conseguido despertar gran interés fuera ni dentro de Francia. Salvarse de la quema Los Republicanos (LR, derecha tradicional) sigue siendo víctimas de la retirada política de Nicolas Sarkozy, sustituido por unos aspirantes a líderes que no consiguen salir del hoyo de un modesto 12 % de intenciones de voto. Se trata de un retroceso histórico del conservadurismo francés tradicional, que tuvo personalidades eminentes, de Valery Giscard d?Estaing a Jacques Chirac. A la izquierda, socialistas y comunistas corren el riesgo del hundimiento histórico. El PS apenas tiene un 5 % de intenciones de voto. El peor resultado potencial de la historia del socialismo francés, que tuvo personalidades europeas de los más altos vuelos, como François Mitterrand o Jacques Delors. El PCF apenas tiene un 3 % de intenciones de voto. El comunismo francés se instala en el gueto de los grupúsculos insignificantes. No habrá comunistas franceses en el nuevo Parlamento Europeo (PE), elegido el próximo día 26. A la izquierda, el único partido que se salva del hundimiento es La Francia Insumisa (LF, extrema izquierda populista), cuyo líder, Jean-Luc Mélenchon, ha intentado montarse al carro de la franquicia de los chalecos amarillos, donde cohabitan familias de extrema izquierda y extrema derecha. En la recta final de la campaña, LFI ha sido víctima de una crisis espectacular: varios de sus cuadros han abandonado el partido de extrema izquierda para apoyar a la extrema derecha de Le Pen. Tragedia política de gran calado: todas las izquierdas, juntas, «pesan» menos que la extrema derecha de Le Pen. Europa Ecología / Los Verdes (EELV) es una federación de familias ecologistas que se cotizan con un 7 % de intenciones de voto. Solos, aislados, sin grandes aspiraciones, los ecologistas franceses quedarían contentos si consiguieran evitar una catástrofe. Existen, todavía, tres grupúsculos de ultra derecha, Francia en Pie (FeP), Los Patriotas (LP), Unión Popular Republicana (UPR), que suman, juntos, entre un 6 y un 8 % de votos, robados a la extrema derecha de Le Pen. A la extrema izquierda, otros dos grupúsculos, Lucha Obrera (LO) y Generación, apenas suman un 3 ó 4 % de intenciones de voto. Votos robados a las izquierdas tradicionales, caídas en una crisis catastrófica. Un archipiélago Esa fragmentación excepcional del paisaje político francés parece anunciar un terremoto o un cambio muy profundo, cuando menos. Todos los partidos políticos tradicionales, de izquierda o derecha, se han instalado en una crisis sin precedentes. Y los nuevos partidos no cuentan con ningún apoyo excepcional. Emmanuel Macron ha devorado a todos los partidos de centro y derecha tradicionales. Pero no cuenta con un apoyo nacional masivo. Sus ambiciones europeas no han encontrado el eco esperado en Alemania, que no comparte los proyectos europeos del presidente francés. Marine Le Pen ha recentrado a la extrema derecha que su padre organizó en torno al difunto Frente Nacional (FN). Y ha creado un partido de nuevo cuño, Agrupación Nacional (AN), que puede convertirse en el primer partido de Francia, con un programa antieuropeo, antiliberal, anticapitalista, haciendo campaña contra todos los pilares de la Unión Europea (UE). Grandes beneficiarios de la antigua Política Agraria Común (PAC), los agricultores y las clases medias francesas no comparten tal hostilidad contra Europa. Varios sociólogos y estudiosos comienzan a afirmar que Francia está viviendo una gran mutación, convertida en un «archipiélago» de comunidades culturales que no siempre se entienden entre ellas. La recta final de las elecciones europeas parece confirmar, en cualquier caso, que Francia está cambiando de modelo político.
17-05-2019 | Fuente: abc.es
El régimen de Maduro exige levantar las sanciones como condición para el diálogo con la oposición
El régimen de Nicolás Maduro pone el levantamiento de las sanciones internacionales contra sus dirigentes como condición previa para un posible diálogo con la oposición. Poco después de que el presidente ilegítimo de Venezuela recibiera en Caracas a los representantes del Grupo de Contacto impulsado por la Unión Europea y de que mediadores noruegos dialogaran con ambas partes en Oslo, el que sigue ejerciendo como embajador de Venezuela en España, Mario Isea Bohórquez, aseguró este viernes en Madrid que sería «una demostración de buena fe que se llegara a un acuerdo preliminar de que Venezuela debe estar libre de sanciones». Aunque tanto las medidas de Estados Unidos como de la UE van dirigidas individualmente contra los jerarcas chavistas responsable del expolio de las riquezas del país, Isea culpó de la crisis humanitaria que vive Venezuela a lo que llamó el «recrudecimiento del bloqueo» por «el loco de la guerra de este tiempo», en alusión a Donald Trump, al que comparó con Adolf Hitler, José María Aznar y Tony Blair, entre otros. «Ningún proceso se puede catalogar como un proceso libre si tiene la amenaza de la Cuarta Flota, con todos los misiles y aviones amenazando, y además tiene decomisados los miles de millones de dólares retenidos ilegalmente en el sistema financiero internacional», aseguró Isea en una rueda de prensa en la sede de la Embajada de Venezuela en España. Pese a subrayar que el régimen de Maduro no plantea «líneas rojas» para un diálogo, su representante en Madrid insistió en que «legal, humana y moralmente no hay justificación» para las sanciones y que «en cualquier mesa de dialogo» estará presente la exigencia de que se levanten. Mario Isea aseguró que hay 5.470 millones de dólares de Venezuela bloqueados en nueve bancos internacionales y trató de demostrar con una serie de datos que el perjudicado era el «pueblo venezolano». Esgrimió, por ejemplo, que parte de los fondos retenidos estaban destinados a «niños que esperaban trasplantes de médula ósea» y que habrían fallecido por no poderse utilizar, y que otros «pagaban programas de vacunació». «Se argumenta que las sanciones van a las personalidades del gobierno, sin que se digan cuáles son esas cuentas, y se causa un daño que raya en crímenes de lesa humanidad contra la población del país», denunció. Defiende «medidas preventivas» contra diputados El embajador de Maduro enmarcó en esa estrategia de EE.UU. lo que consideró «autoproclamación» de Juan Guaidó como presidente interino y el «levantamiento militar fallido» del pasado 30 de abril, día en que el opositor Leopoldo López fue liberado de su arresto domiciliario en la la llamada Operación Libertad. En ese sentido, avanzó que pedirá al nuevo Gobierno español que salga de las elecciones del pasado 28 de abril que «reflexione» y que «revise» el reconocimiento a Guaidó como presidente encargado del país. No dijo tener información oficial de si el Ejecutivo de Pedro Sánchez se arrepintió de haberle dado apoyo, como reveló el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Cuando se le preguntó acerca de la toma de la sede de la legítima Asamblea Nacional en Caracas y de la persecución a diputados, a 14 de los cuales ha retirado la inmunidad, respondio que se trata de «medidas preventivas» frente a amenazas internas y externas. «Mejor prevenir que lamentar», señaló Isea, que defendió que el régimen actúa «con prudencia» y «sin cobardía» para «hacer respetar la democracia venezolana».
17-05-2019 | Fuente: abc.es
Los laboristas dan por rotas las negociaciones sobre el Brexit con May ante la debilidad de su Gobierno
Las conversaciones sobre el Brexit entre los conservadores de la primera ministra Theresa May y el opositor Partido Laborista están a punto de cerrarse sin un acuerdo, ha informado este viernes la BBC. El líder de May y los laboristas, Jeremy Corbyn, pasará ahora a una segunda fase, con el objetivo de acordar un proceso de votación parlamentaria diseñado para encontrar un consenso, dijo la BBC. Otro referéndum sobre la salida de la Unión Europea es más probable si las conversaciones entre el gobierno de la primera ministra Theresa May y la oposición del Partido Laborista se colapsan, ha afirmado este viernes un influyente diputado laborista. «Si las conversaciones no van a ninguna parte, desde mi punto de vista eso lleva a una sola conclusión», dijo Hilary Benn, presidenta del comité Brexit del parlamento, a la radio de la BBC. «Tenemos solo dos formas de salir de la crisis del Brexit: o el parlamento acuerda un acuerdo o volvemos con los británicos y les pedimos que tomen la decisión». «Y creo que esto acerca la posibilidad de un referéndum confirmatorio, aunque todavía no hay una mayoría para eso en el parlamento», dijo.
1
...