Infortelecom

Noticias de terrorismo islamista

12-02-2021 | Fuente: abc.es
El veto a la BBC agrava la crisis entre China y el Reino Unido
El coronavirus está agrandando las diferencias ideológicas entre China y Occidente, que se dirigen hacia una peligrosa desconexión que ya excede lo diplomático. En el último capítulo de su ya larga crisis, Pekín ha prohibido las emisiones de la BBC en su territorio, como represalia por el veto de la semana pasada a la televisión estatal china en el Reino Unido por estar bajo el control del Partido Comunista. Argumentando que la BBC había «violado gravemente» las normas de emisión, que exigen que «las noticias sean verdaderas y justas» y «no dañen los intereses nacionales de China», la Administración Estatal de Cine, Televisión y Radio no le renovó ayer su licencia de emisión para este año. En realidad, se trata de un veto más bien simbólico porque la mayoría de chinos no tienen acceso a televisiones extranjeras. Aunque el portal de internet de la cadena británica está bloqueado en China, las emisiones de la cadena se podían ver hasta ahora en algunos hoteles, urbanizaciones diplomáticas y plataformas de televisión, pero sus noticias más sensibles eran sistemáticamente censuradas con un fundido en negro. Ni siquiera eso será ya posible, pues la BBC ya no podrá seguir emitiendo en China.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">BBC statement in response to Chinese ban of BBC World News <a href="https://t.co/RpLwvW4OzO">pic.twitter.com/RpLwvW4OzO</a></p>&mdash; BBC News Press Team (@BBCNewsPR) <a href="https://twitter.com/BBCNewsPR/status/1359929545281970181?ref_src=twsrc%5Etfw">February 11, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> «Estamos decepcionados con las autoridades chinas por haber tomado esta decisión. La BBC es el servicio de noticias internacional más reputado y difunde noticias de todo el mundo de forma justa, imparcial y sin miedo ni favoritismos», lamentó la cadena en un comunicado. Desde hace tiempo, la BBC estaba en el punto de mira del autoritario régimen chino por su información sobre las protestas de Hong Kong reclamando democracia, la represión contra la etnia musulmana de los uigures en Xinjiang y, más recientemente, el coronavirus. La pandemia ha tensado las relaciones de Pekín con Occidente, sobre todo con los países anglosajones, y el régimen intenta silenciar todas las noticias que le perjudiquen, como la ocultación inicial del estallido en Wuhan y el número de fallecidos. Al acabar la rueda de prensa del martes de los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que han investigado el coronavirus en Wuhan, hubo una fuerte discusión entre los corresponsales de la BBC que querían hacer alguna pregunta y los funcionarios chinos que se lo trataban de impedir. A todo ello se suman los reportajes de la BBC sobre los campos de reeducación en Xinjiang, donde cientos de miles de uigures han sido confinados sin haber cometido delito alguno, solo por el hecho de ser musulmanes, para prevenir el terrorismo islamista. En febrero, la cadena británica emitió un programa donde mujeres uigures denunciaban haber sido violadas y torturadas, que Pekín tildó de «noticia falsa». De fondo subyace el enfrentamiento entre China y el Reino desde el estallido en 2019 de la revuelta por la democracia en la antigua colonia británica de Hong Kong, que ha desatado la mayor crisis diplomática entre ambos países. El año pasado, Londres prohibió al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei en su red de internet 5G por sospechas sobre su seguridad y, hace solo unos días, vetó también las emisiones en su territorio de la televisión estatal CGTN. Aunque el detonante fueron los programas de confesiones forzadas a disidentes y detenidos, entre ellos dos británicos, la retirada de la licencia se basó en que violaba las normas al estar controlada por el Partido Comunista. Cumpliendo la amenaza que había prometido, Pekín ha respondido de la misma manera. «La decisión de China de prohibir la BBC es un recorte inaceptable de la libertad de los medios. China tiene algunas de las más severas restricciones del mundo sobre la libertad de los medios e internet y este último paso solo dañará su reputación a ojos del mundo», criticó en Twitter el secretario de Exteriores británico, Dominic Raab. Por su parte, Estados Unidos también condenó duramente el veto. «China mantiene uno de los espacios de información más controlados, más opresivos y menos libres del mundo», denunció el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, según informa Reuters. El año pasado, Pekín también expulsó a varios periodistas estadounidenses por el veto a los corresponsales de sus medios estatales por parte de Washington. Agravada por el coronavirus, sigue la desconexión entre China y Occidente
15-01-2021 | Fuente: abc.es
Huawei retira su plan de patente para identificar uigures
Varios empresas tecnológicas chinas han pedido la patente para aplicaciones que pueden detectar y vigilar a los miembros de la minoría china uigur, musulmana y perseguida por el régimen comunista, en una iniciativa que ha despertado la protesta de varios grupos de derechos humanos porque temen que sirvan para aumentar la represión. Una de las App para las que se solicita patente está promovida por Huawei en colaboración con la Academia de Ciencias de China. La aplicación permite decir, por sus rasgos, si una persona pertenece a la minoría uigur. Tras trascender la noticia, las autoridades de Huawei dijeron que la inclusión de su firma en la solicitud de patente se trató de «un error» y anunció la retirada de la demanda. Naciones Unidas estima que más de un millón de chinos musulmanes, muchos de ellos pertenecientes a la minoría étnica uigur, han sido detenidos y apresados en campos de concentración para llevar a cabo su «reeducación en los valores comunistas» El pasado día 10 de diciembre, el futbolista Antoine Griezmann anunció en Barcelona que rompía su relación comercial con el gigante chino de la electrónica Huawei por su supuesta colaboración en la «represión» contra la minoría uigur en China. «Tras las fuertes sospechas según las cuales la empresa Huawei podría haber contribuido al desarrollo de una ?alerta uigur? a través de un programa de reconocimiento facial, anuncio que termino inmediatamente mi colaboración con esta compañía», afirmó Griezmann en su cuenta de Instagram. El delantero del FC Barcelona invitó a Huawei a «no contentarse en negar estas acusaciones, sino a tomar acciones concretas lo antes posible para condenar esta represión masiva y usar su influencia para contribuir al respeto de los derechos humanos en la sociedad». En los últimos años, China ha recibido crecientes críticas de organizaciones de defensa de los derechos humanos y otros países debido al tratamiento de su minoría uigur (musulmanes de la región autónoma occidental de Xinjiang), incluso con la construcción de campos de internamiento y reeducación. El Gobierno chino rechaza esas críticas y asegura que lo que intenta es combatir el terrorismo islamista. Además de ser uno de los principales fabricantes mundiales de teléfonos móviles y sus accesorios, Huawei es un importante desarrollador de equipos de telecomunicaciones, especialmente de material necesario para las nuevas redes móviles 5G, y también de sistemas de reconocimiento facial a partir de cámaras callejeras.
10-11-2020 | Fuente: abc.es
Francia y Austria impulsan una nueva estrategia europea para combatir el terrorismo islamista
Emmanuel Macron y Sebastian Kurz, canciller de Alemania, ataron este martes, durante una comida en el Elíseo, los primeros cabos de una futura estrategia común, franco-austríaca y europea, contra el terrorismo islamista, matriz de un proyecto europeo, colectivo, concertado con Angela Merkel, canciller de Alemania, Charles Michel, presidente del Consejo europeo, y Ursula von der Leyden, presidente de la Comisión europea. «Austria se ha convertido en una aliada privilegiada de Francia en la lucha común contra el islam radical tras el reciente atentado de Viena», comentan al unísono varias fuentes diplomáticas próximas a la presidencia de la República francesa. Colaboración A las pocas horas del atentado islamista del pasado día 2 de este mes de noviembre, Emmanuel Macron realizó a un viaje de extrema urgencia, a Viena, para entrevistarse con el canciller Kurz, que los portavoces oficiales presentaron de este modo: «Han decidido colaborar más estrechamente para combatir el yihadismo y mejorar la protección de las fronteras interiores y exteriores de Europa». Tres días más tarde, el presidente francés hizo un viaje a la frontera hispano francesa de La Junquera/Perthus, para anunciar un «refuerzo de los controles» en las fronteras con Italia y España. Cuatro días después, Macron recibe al canciller de Austria, este martes, en el Elíseo, para sentar los principios de la nueva y futura colaboración bilateral y europea contra el terrorismo. Tras la comida «íntima» entre el presidente de Francia y el canciller austríaco, el Elíseo ha organizado una «mini cumbre» europea, con la participación «no presencial», recurriendo al método de la tele conferencia, con participación de Angela Merkel, canciller de Alemania, Charles Michel, presidente del Consejo europeo, y Ursula von der Leyden, presidente de la Comisión europea. Ampliar alianzas La cumbre presencial, bilateral, franco-austríaca, y la teleconferencia europea se consuman, con extrema urgencia, días después que los portavoces oficiales y oficiosos anunciasen que «España apuesta por ampliar alianzas en Europa, más allá de Berlín y París», aspirando a «crear un nuevo Espacio trasatlántico». Los proyectos elaborados por Francia, Austria, Alemania, la presidencia del Consejo y la presidencia de la Comisión, en la «mini cumbre» del Elíseo, este martes, se presentarán al resto de los miembros europeos de la UE en la cumbre europea de primeros de diciembre.
06-11-2020 | Fuente: abc.es
Redada antiterrorista en Alemania contra islamistas vinculados al atentado de Viena
Las fuerzas de seguridad alemanas han llevado a cabo esta madrugada una redada, con registros simultáneos en apartamentos y locales comerciales de cuatro personas en Baja Sajonia, Hesse y Schleswig-Holstein, relacionados con el reciente atentado de Viena, en el que hubo cuatro víctimas mortales. La Oficina Federal de Policía Criminal ha confirmado en Twitter la operación y ha aclarado posteriormente que las cuatro personas no son sospechosas, pero hay indicios de que mantuvieron conexiones con el presunto asesino. «Las órdenes de registro correspondientes se obtuvieron el 5 de noviembre del juez de instrucción del Tribunal Federal de Justicia sobre la base de los hallazgos que habían sido transmitidos por el poder judicial austriaco a las autoridades de procesamiento penal alemanas», explica la BKA. Según una información del semanario alemán «Der Spiegel», los dos islamistas de Baja Sajonia cuyo domicilio ha sido registrado visitaron al terrorista durante varios días en el mes de julio, en su apartamento en Austria, y las fuerzas de seguridad austriacas han notificado acerca de esa reunión. Radicalizado en la cárcel A medida que avanza la investigación y además de la «cadena de errores» que el Gobierno austriaco ha reconocido, comienza a perfilarse el papel radicalizador que la cárcel jugó en la convicción yihadista del asesino de Viena, Kujtim Fejzulai. Por haber intentado viajar a Siria, había sido condenado en abril de 2019 a 22 meses de cárcel. Aunque logró salir en diciembre por su participación voluntaria en un curso de «desradicalización» en el que, como resulta ahora evidente, engañó a los responsables acerca de su abandono del yihadismo, los meses previos sirvieron para reconfirmar sus intenciones e incluso agravarlas. No es un caso aislado. Las cárceles europeas se han convertido en un foco de expansión del yihadismo en el que los presos más jóvenes, en la condición vulnerable de presos recién llegados, reciben a menudo protección de predicadores internos y son sometidos a un intenso adoctrinamiento, como ha confirmado el ex convicto Ali, de 34 años, un afgano que en prisión se dejó crecer la barba, cortó lazos de comunicación con su familia y escuchó a diario que «debes preocuparte por la sentencia de Alá, no por la sentencia de los hombres». «La cárcel es el mejor lugar para manipular a las personas, ningun protección constitucional, ni policía ni servicios sociales pueden controlar eso, los desborda», ha relatado Ali después de un proceso de «desradicalización». Husamuddin Meyer, que ha pasado por la prisión de Wiesbaden, en Alemania, asiente acerca de que «los salafistas son buenos trabajadores sociales, se ocupan con mucho mimo de los recién llegados, y eso crea una situación de dependencia». Estos dos musulmanes participan en Alemania en programas de acompañamiento y prevención de la violencia a jóvenes ex convictos o que cumplen condena y a los que las autoridades consideran en riesgo de caer en las redes de predicadores yihadistas. Centeranes fichados A principios de septiembre, las fuerzas de seguridad alemanas tenían fichados a 627 potenciales terroristas, pero su vigilancia no siempre garantizarse. Uno de ellos fue el sirio Abdullah al-H., de 20 años, que agredió a una pareja homosexual con un cuchillo de cocina el 4 de octubre en Dresde. Una de las víctimas resultó gravemente herida, la otra murió poco después a causa de las heridas. Y esto sucedió aunque sus movimientos estaban supuestamente monitoreados por la policía. Las autoridades alemanas consideran que el nivel de amenaza es «constantemente alto». El informe de 2019 de la agencia de inteligencia nacional, BfV, emitido en julio de 2020, se refiere a varios planes frustrados de ataques que atestiguan el potencial de terrorismo en el país. El servicio de inteligencia nacional advierte que una gran amenaza proviene de «asaltantes individuales inspirados en organizaciones terroristas», que son especialmente difíciles de identificar de antemano. En el lenguaje burocrático estos prototerroristas son definidos como «una persona afín a grupos terroristas sobre la que ciertos hechos indican que es seguro asumir que él o ella cometerá un crimen de considerable importancia por motivos políticos o religiosos» y legalmente quedan en un terreno de nadie, todavía no delincuentes pero tampoco ciudadanos inocentes con todos sus derechos civiles. No pueden ser arrestados a menos que sean sospechosos de haber cometido o se pueda probar que conspiran para cometer un delito. Está prohibido, por ejemplo, «preparar o apoyar un delito que represente una grave amenaza para el estado», pero esa acusación requiere un ingente trabajo previo de vigilancia que a menudo se hace en vano. «Pueden ser líderes, partidarios o posibles culpables dentro del espectro terrorista en que se cree que es probable que cometan el delito, financiar o apoyar un ataque terrorista en el futuro. Sin embargo, también pueden ser simplemente compañeros de agitadores o personas que simplemente se asocian con agitadores conocidos», explican fuentes de la BfV. A principios de julio de 2020, de los aproximadamente 300 combatientes islamistas que han regresado a Alemania desde el territorio controlado por Daesh en Siria e Irak, 109 fueron clasificados como agitadores y 90 como «personas relevantes». En total, las autoridades estiman que cerca de 30.000 personas en Alemania son potenciales partidarios del terrorismo islamista. La mayoría de ellos, más de 12.000, son salafistas. Sus círculos constituyen la principal base de apoyo para el yihadismo violento.
29-10-2020 | Fuente: abc.es
Francia eleva al máximo la alerta antiterrorista y anuncia una respuesta «implacable»
Francia ha elevado la alerta de seguridad para su territorio al máximo después del atentado en una iglesia de Niza, ha anunciado el primer ministro, Jean Castex, este jueves. El nivel puesto en marcha, que se llama «urgencia atentado», es el más alto del plan Vigipirate, el dispositivo francés de lucha contra el terrorismo. Se puede activar después de un atentado terrorista o si un grupo identificado y no localizado entra en acción. Este nivel se activa por un periodo de tiempo limitado: el de la gestión de la crisis. Sobre todo, permite garantizar la movilización excepcional de medios, pero también difundir informaciones susceptibles de proteger a los ciudadanos en una situación de crisis, informa AFP. Respuesta «implacable» Castex también ha anunciado que la respuesta del Gobierno al atentado va a ser firme e implacable. Está previsto que el presidente, Emmanuel Macron, se desplace hoy mismo a Niza, donde el alcalde ha pedido que se tomen medidas para frenar el avance del islamismo violento. Con tres muertos, dos mujeres y un sacristán de la basílica, este atentado se suma a la lista de otros recientes, después de dos heridos afinales de septiembre en las proximidades de la plaza de la Bastilla de París, donde se situaba la antigua redacción de Charlie Hebdo, y de la muerte del profesor Samuel Paty, asesinado a las puertas de su colegio de Conflans-Sainte-Honorine. Varios ataques La reacción del primer ministro llega en una mañana agitada, donde al atentado en Niza se ha añadido un intento de ataque en Aviñón, cuyo responsable ha sido «neutralizado» por la Policía, y contra un guardia del consulado francés de Yeda, en Arabia Saudí. Desde 2015, el peligro del terrorismo islamista se agrava en Francia, donde centenares de personas han muerto después de varios atentados, como el perpetrado contra la revista «Charlie Hebdo» en enero de 2015, contra los bares y terrazas de París en noviembre de ese año o contra los asistentes al desfile de la Fiesta Nacional en Niza, en julio de 2016.
07-10-2020 | Fuente: abc.es
Tony Abbott, el polémico asesor de Johnson que comparan con Trump
El ex primer ministro australiano Tony Abbott fue nombrado el pasado septiembre asesor comercial del Gobierno británico. Desde entonces, ríos de tinta han corrido con su nombre no solo en las columnas de opinión de los medios del Reino Unido, sino también en cartas que van y vienen entre bastidores, con unos destacando sus virtudes; otros, remarcando sus defectos y muchos, entre ellos políticos y organizaciones como Amnistía Internacional o Greenpeace, pidiendo su desvinculación del Gobierno. Su perfil es complejo. Abbott, nacido en Londres de padres australianos hace 62 años y miembro del Partido Liberal de Australia, es un personaje controvertido que incluso algunos comparan con Donald Trump, y ha sido tildado de racista, homófobo y misógino en varias ocasiones por sus políticamente incorrectas -o directamente ofensivas- declaraciones. Hace ocho años, por ejemplo, antes de convertirse en primer ministro en el 2013 tras seis años de gobierno laborista, aseguró que «los hombres están mejor adaptados que las mujeres para ejercer la autoridad», lo que cayó como un balde agua fría en la nación, que además en aquel momento tenía una primera ministra, Julia Gillard. El nombramiento de Abbott, que estudió Economía y Derecho en Sydney antes de pasar también también por Oxford, ha caído sin embargo en saco roto, como otras decisiones tomadas por Johnson que han sido duramente criticadas. Incluso el líder laborista Keir Starmer mostró su preocupación porque el polémico político forme parte del Consejo de Comercio del Reino Unido. «No creo que sea la persona adecuada para el puesto. Si yo fuera primer ministro, no lo nombraría», aseguró. Las críticas también llegaron desde las filas tories. Por ejemplo, la ex ministra conservadora Caroline Nokes calificó su nombramiento como algo «horrible». Conservador y euroescéptico Llamado de forma despectiva «el Monje Loco», ya que también coqueteó con el sacerdocio, estuvo solo dos años en el poder, pero sus seguidores aseguran que pese a protagonizar diversas controversias, tiene los contactos suficientes y necesarios para cumplir un papel decisivo en los acuerdos comerciales que necesitará Reino Unido tras el Brexit, sobre todo con Australia, así como con los otros estados del los «Five Eyes» (Nueva Zelanda, Estados Unidos y Canadá). Monárquico, conservador, euroescéptico y cuya imagen de «macho men» tuvo que suavizar para ganar adeptos, no fue sin embargo tan precavido con lo que salía de su boca. Si bien sus políticas estuvieron siempre dentro de lo esperado en el espectro conservador, como la oposición a relajar las leyes sobre el aborto y contra los matrimonios entre personas del mismo sexo, la polémica la sirvió en bandeja con sus palabras. Por ejemplo, dijo que la virginidad es «el mejor regalo» que una mujer «puede darle a a alguien»; cuando se le preguntó si se sentía amenazado por los homosexuales, respondió: «Probablemente me siento un poco amenazado, como mucha gente. No hay duda de que (la homosexualidad) desafía las nociones ortodoxas del orden correcto de las cosas»; y entre sus afirmaciones también está una sobre la islambofobia, tan aplaudida como odiada: «Con demasiada frecuencia en las filas de los funcionarios existe la idea de que la islamofobia es un problema casi tan grande como el terrorismo islamista. Bueno, la islamofobia no ha matado a nadie». También es acusado de no creer en el cambio climático, algo que él niega, pese a que sus declaraciones podrían ser perfectamente parte del guión de Trump. Por ejemplo, dijo que que las concentraciones altas de dióxido de carbono actúan como «alimento vegetal» y «en realidad están reverdeciendo el planeta y ayudando a elevar los rendimientos agrícolas», y el año pasado aseveró que el mundo está «dominado por un culto climático». También se opone a la investigación con células madre. No obstante, su hermana Christine, lesbiana, siempre le ha defendido diciendo que las acusaciones en su contra son «infundadas» y «deshonestas», e incluso sus detractores reconocen, a regañadientes, que durante el poco tiempo que ejerció como premier se alcanzaron importantes acuerdos de libre comercio con China, Corea y Japón. Sus adeptos también le aplauden sus logros para detener la inmigración ilegal y bajar algunos impuestos, y desde Australia se felicitan por su nombramiento. «Gran Bretaña no podría haber encontrado un líder internacional con un historial más sólido para ayudar a los exportadores que Abbott, y no hay duda de que trabajará tan duro y eficazmente para Gran Bretaña como lo hizo para Australia», señaló en un artículo publicado en «The Telegraph» Mark Higgie, que fuera asesor internacional de Abbott durante cuatro años y embajador de Australia en la UE durante tres. «Boris Johnson y Liz Truss (la ministra británica de comercio internacional) deben ser felicitados por ignorar las tonterías que se han dicho sobre Tony Abbott», manifestó.
18-02-2020 | Fuente: abc.es
Macron entra en campaña contra el «separatismo islamista» francés
Emmanuel Macron presentó este martes en Mulhouse (departamento Alto Rin), una de las «capitales» del islam de Francia, su proyecto de «reconquista» de los territorios de la República francesa amenazados por el «separatismo islamista». En un discurso de muy altos vuelos intelectuales y políticos, el presidente de la República analizó la nueva realidad multicultural de Francia, insistiendo en la emergencia de un problema de inmenso calado, presentado de este modo: «El separatismo islamista es un proyecto político incompatible con la libertad y la igualdad y la identidad y la unidad de la nación». Quizá por vez primera en la historia política de Francia, un presidente denuncia una deriva religiosa, cultural y política que va más allá de la mera y trágica amenaza yihadista subversiva, amenazando la matriz cultural de la nación. A primeros octubre 2019, haciendo el elogio fúnebre de las víctimas de la matanza de la Prefectura de París, anunció el comienzo de una larga batalla nacional contra el yihadismo subversivo: «Ante el terrorismo islamista, lanzamos un combate sin descanso, una lucha implacable, contra la hidra islamista, un islam descarriado portador de muerte». Se trataba, entonces, de un análisis clásico: el yihadismo revolucionario es una amenaza policial, paramilitar, que es necesario combatir con determinación marcial, claro está. Cinco meses más tarde, Macron desvela una nueva dimensión de esa amenaza global: el «separatismo islamista». Un islam proselitista que aspira a crecer al margen de los valores, principios e instituciones de la república, el Estado. Si la hidra yihadista es una amenaza terrorista directa, el separatismo islamista es una amenaza contra la matriz de la sociedad civil, sembrando semillas de descomposición cultural, moral. A juicio de Macron, el separatismo islamista es una amenaza de nuevo cuño, global, que él percibe de este modo: «Parte de la república quiere separarse de nuestras instituciones. De manera elíptica o directa, en nombre de una religión, el proselitismo islamista aspira a romper los lazos que unos unen como ciudadanos libres, haciendo de la religión un proyecto político contra nuestra república y Estado». A juicio de Macron, el separatismo islamista es una amenaza de nuevo cuño, en Francia, que va más allá del mero comunitarismo, por estas razones: «En nuestra sociedad, en nuestra Nación, nuestro Estado, la laicidad permite a cada cual vivir sus creencias, respetando las leyes comunes, que nos unen y son el principio mismo de nuestra unidad y libertad». «El Estado, las leyes de nuestra República, nos impone a todos derechos y deberes, obligaciones», afirmó Macron, agregando: «Esa es la matriz común de la nación. Desde hace décadas, en nombre de una religión, manipulada, el separatismo islamista invita a muchos de nuestros conciudadanos a no respetar las leyes ni las instituciones, construyendo un proyecto de separación. Se trata de un proyecto que debemos combatir, porque es una amenaza para la matriz de la nación». Cuatro líneas contra el separatismo islamista El presidente Macron avanzó cuatro líneas de lucha contra el separatismo islamista: 1.- Combatir la influencia extranjera a través de la financiación de mezquitas y escuelas. Macron se propone invitar a los países musulmanes (Turquía, Argelia, Marruecos, Qatar, entre otros), que financian escuelas y mezquitas en Francia, a repensar esa influencia. Maestros e imanes extranjeros serán controlados de manera más efectiva, incluso policial. Macron anuncia medidas policiales severas contra cualquier intento de injerencia en la escuelas y mezquitas financiadas con dinero extranjero. 2.- Mejor organización del islam de Francia? Macron «invita» a las organizaciones musulmanas oficiales a colaborar más estrechamente con los servicios e instituciones del Estado. Anuncia un proyecto de formación de imanes, por cuenta del gobierno, con el fin de asegurarse el debido respeto de la legislación, cultura e instituciones, evitando que los imanes que predican en Francia estén formados en muy diversos países musulmanes. 3.- Luchar contra manifestaciones separatistas. Los servicios de seguridad del Estado tomarán medidas especiales contra manifestaciones de carácter cultural que pudieran interpretarse como separatistas, por distintas razones. 4.- Hacer respetar el Estado por todas partes? Dicho de manera más simple y directa: los servicios de seguridad del Estado serán convenientemente reforzados para combatir las nuevas formas del subversión del Estado y la Nación, ya que, insistió Macron, «el separatismo islamista es incompatible con la libertad y la igualdad y la identidad y la unidad de la nación». Macron lanzó esa «operación reconquista» en Mulhouse (110.000 habitantes), al este de Francia, una de las capitales del islam francés. Y en uno de sus barrios más problemáticos, Bourtzwiller (20.000 habitantes), que tiene una importancia muy particular en la nueva geografía de los radicalismos no solo religiosos. En Mulhouse se ultima la construcción del Centro y la Gran Mezquita An Nour, financiada por Qatar, cuya gestión está controlada por la Asociación de los Musulmanes de Alsacia, próxima a los Hermanos Musulmanes. Bourtzwiller es uno de los 47 barrios definidos como «barrios de reconquista republicana» por el Ministerio del Interior. Se trata de uno de los guetos suburbanos donde el multiculturalismo, la criminalidad, el yihadismo de la «especie» más baja, los tráficos más turbios, se han incrustado de manera inquietante en una descompuesta «vida social». Bourtzwiller es uno de los 17 ?territorios? suburbanos donde el radicalismo islamista ha cobrado una importancia particular, inquietante.
19-01-2020 | Fuente: elpais.com
Quién apoya a quién en el tablero libio
El petróleo, el flujo de emigrantes irregulares y la presencia del terrorismo islamista concitan el interés de las potencias extranjeras
18-06-2019 | Fuente: elpais.com
Detenidos 10 españoles de origen sirio en Madrid por financiación de actividades yihadistas
La policía ha llevado a cabo una operación contra el terrorismo islamista en varias localidades madrileñas
07-05-2019 | Fuente: abc.es
China destruye mezquitas y crea campos de concentración para musulmanes
Desde el año 2016, más de una veintena de mezquitas han sido demolidas en la región china de Xinjiang y millones de musulmanes han sido recluidos en campos de concentración. La cruzada que el gobierno chino comenzó hace unos años contra el islam ha empezado a salir a la luz. La islamofobia y la intención de sofocar el separatismo en la región son las dos principales causas de estas agresivas medidas. En Xinjiang, situada al noroeste del país, más del 50% de su población está compuesta por uigures y kazajos. Ambos grupos étnicos profesan la religión musulmana y utilizan lenguas escritas con el alfabeto árabe. Asimismo, sus más de 9 millones de personas ejercen una firme oposición a lo que denominan «preponderancia cultural impuesta por el Partido Comunista de China» en la región y albergan un fuerte sentimiento de independencia. Aunque el islamismo supone poco más del 1% en China, es la religión que predomina en Xinjiang. Es por eso por lo que las autoridades chinas han prohibido la práctica religiosa en la región. Asimismo, el ejecutivo chino ha introducido tecnologías de reconocimiento facial o de análisis de datos para «vigilar y hacer seguimiento» a los habitantes de la región, según un informe publicado por Human Rights Watch. Este control del gobierno incluye características personales de la población como su grupo sanguíneo, su altura, su entorno religioso y hasta su afiliación política. El gobierno de Xi Jinping ha llevado a cabo un levantamiento de la cultura e identidad de uigures y kazajos que ya se han denominado como «Estado excavadora». Desde hace tres años, al menos 24 mezquitas de la región han sido demolidas, de acuerdo con una investigación llevada a cabo por el diario británico «The Guardian» y el sitio web Bellingcat, que muestra evidencias de la represión sufrida por las minorías musulmanas. Estos medios han difundido diversas fotografías en las que se evidencia la desaparición de multitud de templos a lo largo y ancho del territorio de Xinjiang. Un ejemplo de esta destrucción de símbolos musulmanes es la mezquita de Kargilik, la más grande del territorio y situada en la ciudad del mismo nombre, al sur de Xinjiang. Ya no existe. El edificio, construido en el año 1200, es recordado por sus impresionantes torres, su entrada y la belleza de su jardín interior. En ella se reunían habitantes de varias poblaciones cercanas cada semana para rezar hasta que, en 2018, fuera casi completamente arrasada, según las imágenes de satélite a las que ha accedido «The Guardian». La población local lamenta la situación y alerta de que el derribo de las mezquitas es sólo una de las cosas que se pueden ver físicamente, pero que existen otras medidas represivas de las que no se tiene tanta información. Campos de concentración Otra de las grandes decisionews para sofocar el llamado «extremismo» y separatismo de la población de Xinjiang es la creación de campos de concentración. Cerca de un millón de ciudadanos están o han estado detenidos en centros de reeducación de la región, según una estimación de un grupo de expertos citados por la ONU y desmentido por Pekín. Estos férreos opositores al gobierno chino son trasladados a diferentes campos de trabajo que se han construido con un secretismo casi absoluto. Allí, los detenidos ?en su mayoría de origen uigur y kazajo? están obligados a estudiar y los someten a un régimen de autocrítica acompañado de diversas torturas físicas. La portavoz de asuntos exteriores del gobierno chino, Geng Shuang, ha dicho que estas informaciones son «totalmente contrarias a los hechos», expresando su fuerte descontento y oposición. Además, ha destacado que hoy la región de Xinjiang es políticamente estable y que la gente «vive y trabaja en paz». Esto se suma a la propaganda difundida por las autoridades, en la que califican estos campos como «centros de formación profesional» que persiguen mejorar la convivencia y la estabilidad de la región frente al extremismo existente. Este ataque a las mezquitas y la población musulmana se culmina con restricciones en el idioma uigur en favor del mandarín, única lengua en la que se imparte la educación. Además, se promueven los matrimonios interétnicos y se fomentan actos para exaltar el patriotismo y la cultura china. Todo ello para acabar con cualquier tipo de sentimiento separatista, escondido, eso sí ?por el gobierno chino? bajo una lucha contra el terrorismo islamista.
1
...