Infortelecom

Noticias de taxis

27-10-2020 | Fuente: abc.es
Revuelta y devastación en Turín, mientras crece la tensión en toda Italia contra las medidas anticovid
Crece la rabia en las calles de Italia, desde el norte al sur. Anoche se vivieron horas de tensión en algunas ciudades, con manifestaciones que acabaron en violencia, en protesta por las medidas del gobierno para contener la epidemia. Después de la guerrilla urbana de Nápoles, seguida de otras en Roma y Catania, anoche en Turín se produjo una revuelta con graves incidentes. Via Roma fue devastada por encapuchados con saqueos y asaltos a tiendas, algunas de famosas firmas, desde Gucci a Apple. En la plaza Castello, principal de Turín, en el corazón de su centro histórico, cientos de manifestantes se congregaron frente al palacio sede del gobierno regional, con un grito común: «Libertad, libertad, queremos ser libres para trabajar». Algunos lanzaron petardos, cartas bomba y botellas, registrándose enfrentamientos con las fuerzas del orden. Fueron detenidas 11 personas. El periódico turinés «La Stampa» destaca que el centro de la capital de Piamonte quedó devastado: «La ciudad fue transformada en un campo de batalla de bandas y de ultras, algo nunca visto en Turín». En Milán hubo también una doble manifestación y se lanzaron cócteles molotov. Acabaron en comisaría 28 personas. Protestan comerciantes, taxistas, y trabajadores de los sectores más golpeados por la crisis, como bares y restaurantes, empleados del comercio, turismo y servicios. Con el comienzo de la pandemia, el gobierno temió que se desencadenara la tensión social. Así lo expresaron la ministra del Interior, Luciana Lamorgese, el jefe de la policía, Franco Gabrielli y dirigentes políticos. Se habló de la posibilidad de un otoño caliente si no se daban soluciones adecuadas a la crisis. Ahora estalla la temida tensión social, después del decreto que entró ayer en vigor, con el cierre de numerosas actividades. Angustiados por la crisis, muchos se echan a la calle para protestar pacíficamente, pero hay grupos radicales y ultras que se aprovechan de esa protesta legítima de los trabajadores para desencadenar la violencia y enfrentamientos con la policía. El ministerio del Interior ha puesto en alerta a delegados del gobierno en las regiones y jefes de policía para que controlen las manifestaciones, porque «se corre el riesgo de que degeneren por la infiltración de profesionales de la violencia», en referencia a grupos radicales de extrema izquierda y extrema derecha. Semiconfinamiento Con la suspensión de las actividades no indispensables y cierre de restaurantes y bares a las 18:00, hasta el 24 de noviembre, a la caída de la noche parece que Italia está en confinamiento. En el centro histórico de Roma y otros lugares tradicionales de la «movida» en la capital italiana, el escenario recuerda a lo que se vivió en los primeros meses de la pandemia. Pero ahora hay una diferencia fundamental: Entonces había preocupación e incertidumbre, pero la gente se sacrificaba y tenía cierta esperanza en las ayudas prometidas. Hoy la situación es más dramática: Hay rabia y desesperación. Lo reconoció el propio jefe de gobierno el domingo: «El cansancio, la ansiedad, la ira, la frustración, el sufrimiento son naturales en estas horas entre los ciudadanos». A las 18.00, en la céntrica plaza Campo de Fiori, uno de los más concurridos de Roma, el escenario es fantasmal: Cierran bares y restaurantes, no hay ni luces en la plaza. La trattoria Virgilio, frente a la estatua del monje dominico Giordano Bruno, quemado en la hoguera por orden de la Inquisición hace 420 años, ha colocado ante las mesas de la terraza un cartel firmado por la Confesercenti, la asociación de que representa las empresas del comercio, turismo, servicios, artesanos y de la pequeña industria. Valeria, empleada e hija del restaurador, acaba de cerrar y comenta a ABC la angustia que se vive en el restaurante: «Muchas promesas del gobierno, pero se las llevó el viento. Yo estoy en la ?Caja integración? ?un sistema similar a los ERTE en España-, pero solo percibí el 30 por 100 en marzo y otro tanto en abril; desde entonces, nada; se nos impuso el cierre a medianoche y ya vimos muy rebajados los ingresos; teníamos cifras de ingresos con cuatro cifras y pasamos a ingresar no más de 200 euros; antes pagábamos por el alquiler 20.000 euros, nos rebajaron por el Covid a 6.000 euros». La protesta se extiende El padre, Roberto, que acaba de asistir a una manifestación de Confesercenti en la plaza Trilussa, lugar neurálgico en el barrio romano de Trastevere, nos muestra un video con las imágenes de la protesta: Cientos de personas exteriorizan su rabia abriendo botellas de cerveza con la que riegan la calle, mientras gritan «pedimos dignidad». «Mi negocio del restaurante ?nos dice Roberto- no es sostenible, teniendo que cerrar a las 18:00. Debo plantearme si puedo y vale la pena mantenerlo abierto. Acabo de cerrar un restaurante aquí al lado. Nos seguiremos manifestando para protestar. Mañana lo haremos en otra plaza. Para el dos de noviembre habrá una gran concentración de protesta en Roma». Numerosas manifestaciones hay también previstas en muchas ciudades italianas para los próximos días. Otro lugar muy concurrido de Roma es la céntrica plaza Navona y sus alrededores, llenos de bares y restaurantes. Todo se cierra a las 18:00. Minutos más tarde, ni un alma contempla la belleza de la barroca fuente de los Cuatro Ríos en el centro de la plaza. Llamamiento a un pacto Estado-ciudadanos El gobierno, presidentes regionales y los alcaldes observan con gran preocupación esta tensión y creciente ola de protesta en la calle contra las medidas para controlar la pandemia. Algunos presidentes regionales apoyan las protestas, algunos que muchos alcaldes. El de Nápoles, Luigi De Magistris, exmagistrado de izquierdas, ha anunciado su presencia junto a los manifestantes. El alcalde de Bari y presidente de la Asociación Nacional de Municipios Italianos (ANCI), Antonio Decaro, ha hecho un llamamiento para que se produzca un pacto entre el Estado y los ciudadanos: «En las próximas semanas corremos el riesgo de ver un crecimiento de la fractura social de la que ya se vislumbran los primeros indicios. Los alcaldes lo tienen en cuenta y harán todo lo posible para mantener unidas a las comunidades y extinguir posibles reacciones violentas ante una situación tan difícil», dijo Antonio Decaro. La lista de regidores que se unen al llamamiento del alcalde se hace más larga cada hora, señal de que hay gran coincidencia en su grito por un pacto entre Estados y ciudadanos, para que el gobierno ofrezca certezas a cambio de los sacrificios exigidos. «Unidos o fracasará todo», es el lema del alcalde de Bari. La preocupación la ha expresado también el presidente de la República, Sergio Mattarella: «Basta ya de irresponsables. El verdadero enemigo es el virus». Hoy el gobierno aprobará en Consejo de ministros un paquete de ayudas por valor de 5.000 millones de euros para los sectores más afectados por las últimas medidas restrictivas del gobierno, en particular para bares, restaurantes, turismo, cines y teatros. El objetivo fundamental del gobierno es contener la ira que se extiende en el país y evitar un otoño caliente.
27-10-2020 | Fuente: abc.es
Crece en toda Italia la tensión y la protesta contra las restriccciones del Gobierno
Crece la rabia y la tensión social en Italia, con enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden. Las protestas por las medidas del gobierno para contener la epidemia se extienden en muchas ciudades, desde el norte al sur del país. Comerciantes, taxistas, y trabajadores de los sectores más golpeados, como bares y restaurantes, se echan a la calle para protestar por las medidas adoptadas por el gobierno para contener la difusión del coronavirus, con un grito común: ?O nos ayudan o morimos de hambre?. Este lunes entró en vigor el decreto firmado por el primer ministro, Giuseppe Conte, con suspensión de las actividades no indispensables y cierre de restaurantes y bares a las 18 h. A esa hora, parecía que a Italia había vuelto el confinamiento. El escenario en algunas zonas de la ?movida? de Roma recuerda a lo que se vivió en los primeros meses de la pandemia. Pero ahora hay una diferencia fundamental: Entonces había preocupación e incertidumbre, pero la gente se sacrificaba y tenía cierta esperanza en las ayudas prometidas. Hoy la situación es más dramática: Hay cansancio, rabia, frustración y desesperación. Roma desierta A las 18 h, en la céntrica plaza Campo de Fiori, lugar de la movida y vida nocturna, uno de los más concurridos de Roma, el escenario es fantasmal: Bares y restaurantes se cierran y casi ni hay luces en la plaza. La trattoria Virgilio, frente a la estatua del monje dominico Giordano Bruno, quemado en la hoguera por orden de la Inquisición hace 420 años, ha colocado ante las mesas de la terraza un cartel firmado por la Confesercenti, la asociación que representa las empresas del comercio, turismo, servicios, artesanos y de la pequeña industria: "?Hoy a las 18:00 hemos sido obligados a cerrar. Tener un futuro es nuestro derecho". Valeria, empleada e hija del restaurador, acaba de cerrar y comenta a ABC la angustia que se vive en el restaurante: ?Muchas promesas del gobierno, pero se las llevó el viento. Yo estoy en la ?Caja integración? ?un sistema similar a los ERTE en España-, pero solo percibí el 30 por 100 en marzo y otro tanto en abril; desde entonces, nada; se nos impuso el cierre a medianoche y ya vimos muy rebajados los ingresos; teníamos cifras de ingresos con cuatro cifras y pasamos a ingresar no más de 200 euros; antes pagábamos por el alquiler 20.000 euros, nos rebajaron por el Covid a 6.000 euros?. La protesta se extiende En medio de la conversación, llega el padre, Roberto, que acaba de asistir a una manifestación de Confesercenti en la plaza Trilussa, lugar neurálgico del barrio romano de Trastevere. Nos muestra un video con las imágenes de la protesta: Cientos de personas exteriorizan su rabia abriendo botellas de cerveza con la que riegan la calle, mientras gritan ?pedimos dignidad?. ?Mi negocio del restaurante ?nos dice Roberto- no es sostenible, teniendo que cerrar a las 18:00. Debo plantearme si puedo y vale la pena mantenerlo abierto. Acabo de cerrar un restaurante aquí al lado. Nos seguiremos manifestando para protestar. Mañana lo haremos en otra plaza. Para el dos de noviembre habrá una gran concentración de protesta en Roma?. Otro lugar muy concurrido de Roma es la céntrica plaza Navona y sus alrededores, llenos de bares y restaurantes. Todo se ha cerrado a las 18:00. Solo un par de personas contempla la belleza de la barroca fuente de los Cuatro Ríos en el centro de la plaza. La protesta se extiende A esa hora, en otras ciudades comienzan manifestaciones de protesta contra las medidas del gobierno. Por ejemplo, en Milán se desarrollaba una doble manifestación y se lanzan cócteles molotov. Incidentes se registran también en diversas ciudades, como Trieste y Nápoles. En Turín, cientos de taxistas invadieron el centro de la ciudad por la mañana. Por la noche se organizaron otras dos, pero la policía prohibió que las manifestantes desfilaran por las calles. En la plaza Castello, la principal de Turín, en el corazón de su centro histórico, unos 400 manifestantes se congregaron frente al palacio sede del gobierno regional, con un grito común: ?Libertad, libertad, queremos ser libres para trabajar?. Algunos manifestantes lanzaron petardos, cartas bomba y botellas, registrándose enfrentamientos con las fuerzas del orden. Llamamiento a un pacto Estado-ciudadanos El gobierno, presidentes regionales y los alcaldes observan con gran preocupación esta tensión y creciente ola de protesta en la calle contra las medidas para controlar la pandemia, sobre todo después de los enfrentamientos registrados el fin de semana en Nápoles y Roma. Algunos presidentes regionales apoyan las protestas, a los que se unen muchos alcaldes. El de Nápoles, Luigi De Magistris, exmagistrado de izquierdas, ha anunciado su presencia junto a los manifestantes. El alcalde de Bari y presidente de la Asociación Nacional de Municipios Italianos (ANCI), Antonio Decaro, ha hecho un llamamiento para que se produzca un pacto entre el Estado y los ciudadanos: ?En las próximas semanas corremos el riesgo de ver un crecimiento de la fractura social de la que ya se vislumbran los primeros indicios. Los alcaldes -añade Decaro- lo tienen en cuenta y harán todo lo posible para mantener unidas a las comunidades y extinguir posibles reacciones violentas ante una situación tan difícil?, dijo Antonio Decaro. La lista de regidores que se unen al llamamiento del alcalde se hace más larga cada hora, señal de que hay gran coincidencia en su grito por un pacto entre Estado y ciudadanos, para que el gobierno ofrezca certezas a cambio de los sacrificios exigidos. ?Unidos o fracasará todo", es el lema del alcalde de Bari. La preocupación la ha expresado también el presidente de la República, Sergio Mattarella: ?Basta ya de irresponsables. El verdadero enemigo es el virus?.
30-09-2020 | Fuente: abc.es
La Fiscalía de Colombia encuentra con vida a diez personas que desaparecieron en las últimas protestas
La Fiscalía General de Colombia ha informado este martes de que ha logrado hallar con vida a las diez personas que supuestamente habían desaparecido durante las protestas que se celebraron los pasados 9 y 10 de septiembre por la muerte a manos de la Policía del estudiante de Derecho y taxista Javier Ordóñez. La operación, explica la Fiscalía en un comunicado difundido en redes sociales, se ha llevado a cabo en colaboración con la Policía Judicial (SIJIN), los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) y los servicios de Inteligencia de la Policía (SIPOL). La presunta desaparición de estas 10 personas fue comunicada por sus familiares a las autoridades de Bogotá, después de las manifestaciones que se celebraron en la capital para protestas contra la violencia policial y que acabaron en unos fuertes disturbios, que se saldaron con más de 300 heridos y una docena de fallecidos. Las protestas, en un principio pacíficas, se habían convocado por la muerte de Javier Ordóñez, de 42 años, quien tras una intervención policial en la que fue sometido a descargas eléctricas, y su posterior traslado a una comisaría, murió a causa de los golpes que recibió, según los estudios periciales y de los forenses. Los dos agentes de la Policía implicados, Harby Damián Rodríguez y Juan Camilo Lloreda, fueron apartados de sus cargos y, a petición de la Fiscalía, se les decretó su entrada en prisión como medida preventiva mientras se llevan a cabo las investigaciones. La muerte de Ordóñez ha levantado una ola de indignación, no solamente en las calles, sino también en algunos despachos de la política colombiana, que han solicitado al Gobierno del presidente, Iván Duque, una revisión y reforma de los cuerpos policiales, hasta el momento militarizados y por tanto dependientes del Ministerio de Defensa y fuera del alcance del escrutinio civil.
24-09-2020 | Fuente: elmundo.es
Detenida la mujer y dos familiares políticos de un taxista desaparecido en diciembre en Teror
La familia del hombre ha mostrado su sorpresa por estas detenciones y espera que se pueda "dar luz" a lo ocurrido y poder encontrarlo. 
12-09-2020 | Fuente: elpais.com
El imán de la lengua
El verso de Azahara Alonso parece una prosa que crece ramificándose, diluyéndose en la semántica y la sintaxis
26-08-2020 | Fuente: as.com
Golpeado por el karma: pensaba que el coronavirus era un invento y ahora su mujer ha fallecido
Brian Lee Hitchens, taxista en Florida, no siguió las recomendaciones sanitarias y llegó pensar que el virus se trataba de una "distracción del gobierno".
31-07-2020 | Fuente: elpais.com
Cabify busca más taxis: su escasez en su plataforma le impide atender el 70% de la demanda
Los taxis conectados a esta plataforma han ingresado cerca de 450.000 euros extra en el primer año de colaboración, según datos de la compañía
26-07-2020 | Fuente: abc.es
Malta, atrapada en una maraña de poder, crimen y corrupción
La tormenta política vuelve a Malta, el pequeño estado de la UE, con 475.000 habitantes. Se alarga cada día más la sombra del atentado contra la periodista Daphne Caruana Galicia, de 53 años, el 16 de noviembre 2017, un crimen que conmocionó a la isla y a Europa. «Una pista es una pista, dos pistas son una coincidencia, pero tres pistas hacen una prueba», decía la escritora Agatha Christie. Infinitas son las pistas para relacionar el asesinato de la famosa periodista de investigación con algunos sectores corruptos del país, desde el político al económico, pasando por el sistema judicial y policial. Un país que es todo un paraíso fiscal: aquí se garantizan ventajas a las sociedades que establecen su sede en la isla, al igual que Holanda, Chipre, Luxemburgo, Bélgica e Irlanda, países campeones donde eludir impuestos. Es, además, sede de muchos operadores de juego online, un mercado muy oscuro lleno de irregularidades. Daphne Caruana murió a causa de una bomba que destrozó su coche poco después de salir de su casa en Bidnija, al norte de la isla, donde vivía con su familia. Desde entonces, Malta vive en medio de una tormenta política, que obligó al primer ministro, Joseph Muscat, a abandonar su cargo el 13 de enero de 2020. Con anterioridad lo hicieron su poderoso jefe de gabinete, Keith Schembri, y un par de ministros, el de Turismo, Konrad Mizzi, y el de Economía, Chris Cardona, los tres mosqueteros de Muscat, el trío del poder laborista de la isla, el partido en el Gobierno desde 2013, un poder desvelado como «corrupto» por Daphne Caruana. Daphne Caruana, la periodista asesinada, frente a la Embajada de Libia en la Valeta - Reuters Así se está poniendo de relieve el proceso en curso. En numerosas manifestaciones, los malteses han gritado a coro estas palabras dirigidas al Gobierno y parlamentarios que lo apoyan: «Mafia», «corruptos», «vergüenza», «justicia». En pleno proceso para esclarecer el asesinato, el principal testigo en el juicio, el extaxista Melvin Theuma, intermediario entre el mandante del asesinato y los tres sicarios que lo ejecutaron, aparecía el martes por la noche en un charco de sangre en su propia casa, con múltiples heridas de cuchillo en el pecho, muñeca y garganta, a pesar de que tenía protección policial las 24 horas. Un sobre con 150.000 euros para el asesinato Theuma recibió un indulto en noviembre pasado para que revelase lo que sabía sobre el asesinato de la periodista. Implicó directamente al empresario Yorgen Fenech, como supuesto autor intelectual y mandante del asesinato.Fenech fue arrestado el pasado noviembre, cuando escapaba de la isla en su lujoso yate Gio. El extaxista Theuma debía declarar el miércoles ante el tribunal de La Valeta, para ratificar sus acusaciones. En anteriores audiencias, el extaxista declaró que el exministro de Economía Christian Cardona habría pagado 350.000 euros a uno de los asesinos de la periodista. Melvin Tehuma contó también que el empresario Fenech le pidió contratar a los asesinos y le dio 150.000 euros en un sobre para pagarles. El multimillonario empresario niega ser el mandante y ha señalado como el cerebro del asesinato al antiguo jefe de gabinete del ex primer ministro Muscat, Keith Schembri. El supuesto intento de suicidio del principal testigo, Melvin Theuma, añade intriga al proceso en curso, para desentrañar un enredo en el que hay muchos intereses en juego. Los personajes de la trama Joseph Muscat, ex primer ministro. La familia de Daphne Caruana lo acusa de ser «cómplice», por crear las condiciones para el atentado. Se hizo con el poder en 2013. Por la presión de la calle y la oposición, tuvo que abandonar el cargo el 13 de enero 2020. Pero mantiene la influencia en el Gobierno. A dos de sus más estrechos colaboradores se les acusa de estar tras el asesinato. Keith Schembri, jefe de gabinete de Muscat. El poderoso jefe de gabinete de Muscat fue detenido en noviembre pasado para ser interrogado por el asesinato. Schembri y el exministro de Turismo Konrad Mizzi eran dueños de dos compañías offshore panameñas descubiertas por Daphne Caruana, que recibieron al menos dos millones de dólares de la compañía «17Black», de Jorgen Fenech. Melvin Theuma, extaxista. Fue indultado para que revelara lo que sabía del atentado y ha implicado como mandante del crimen al empresario Yorgen Fenech. Apareció en un charco de sangre el martes, con heridas de cuchillo, en un aparente suicidio, horas antes de declarar en el juicio. En el hospital ha confesado que lo hizo por remordimiento tras ser intermediario en el asesinato. Yorgen Fenech, empresario. Conocido como rey de los casinos, es uno de los más poderosos empresarios de Malta. El principal testigo en el proceso, el extaxista Melvin Tehuma, ha contado que Fenech le pidió contratar a los asesinos y le dio 150.000 euros en un sobre para pagarles. Él lo niega y señala como el cerebro al antiguo jefe de gabinete de Muscat, Keith Schembri.
...
8
...