Infortelecom

Noticias de taxis

05-02-2021 | Fuente: as.com
Las vacunas llegan a los bares y restaurantes de Nueva York
Además de los hosteleros, repartidores a domicilio y taxistas también recibirán su primera vacuna contra la COVID-19.
05-02-2021 | Fuente: as.com
Nueva York avanza con la vacuna: llega a los bares
Además de los hosteleros, repartidores a domicilio y taxistas también recibirán su primera vacuna contra la COVID-19.
11-01-2021 | Fuente: elmundo.es
Los héroes del todoterreno: de un directivo de Telepizza a administrativos y taxistas
Unos 150 voluntarios con vehículos 4x4 hicieron posible que los sanitarios y enfermos de urgencia llegaran a los hospitales 
20-11-2020 | Fuente: abc.es
Un profesor de matemáticas sospechoso de asesinato y canibalismo en Berlín
Stefan T., de 44 años y que trabajaba en el tendido de redes de alta tensión, desapareció el pasado 5 de septiembre, cuando salió de su casa sin advertir a sus compañeros de piso acerca de ningún viaje para no regresar jamás. Constó como desaparecido hasta que, el 8 de noviembre, unos senderistas hallaron por casualidad en un parque cerca de Schönerlinder Chaussee, en Buch, un hueso que resultó ser parte de los restos humanos del desaparecido, concretamente parte de una pierna. El hueso estaba «totalmente desprovisto de carne» y mostraba además otros indicios «que nos hacen sospechar que Stefan T. fue víctima de un caníbal», afirmó el informe forense, después de que las pertinentes pruebas genéticas confirmasen que se trataba del cuerpo del electricista. Fue entonces cuando se abrió la investigación por posible asesinato y la policía recabó dos pistas importantes. Por una parte, el rastro digital del fallecido conducía a un chat de citas en el que los usuarios hablaban de canibalismo. Por otro lado, un taxista cobró a su tarjeta de crédito una carrera que conducía al domicilio de otro de los usuarios del chat, cuya vivienda registró la policía este miércoles, ya con la orden judicial bajo el brazo. El registro sirvió para dar con algunos espeluznantes hallazgos y para reforzar la tesis del asesino caníbal. «Es para hacer jabón», respondió Stefan R. cuando los investigadores le preguntaron por los aproximadamente 25 kilos de hidróxido de sodio, una sosa cáustica apta para disolver tejidos humanos, que fueron encontrados en su sótano. Este profesor de matemáticas de 41 años de edad y usuario del mismo foro en las redes sociales, tenía también una sierra en el pasillo y, cuando los sabuesos rastrearon la vivienda, alertaron a sus adiestradores de la policía sobre la presencia de sangre humana, que, efectivamente, fue hallada en un congelador del sótano. Más bolsas de sangre aparecerían después en toro refrigerador, en un estudio en el que trabaja el maestro. «El resto de los hallazgos son una carretilla de mano y una sierra médica en el sótano», informa un portavoz policial, que añade que la tesis del canibalismo sexual tiene bastante fuerza en el caso y que los investigadores no asumen el consentimiento de la víctima. «No hay evidencia de acuerdo consensual», enfatiza Martin Steltner, portavoz de la Fiscalía de Berlín, «al menos el chat y las comunicaciones detectadas hasta ahora no permiten hacer esa conjetura». El presunto asesino había investigado el canibalismo en Internet y también se movía en una plataforma de citas, en la que tuvo contacto con la víctima, por lo que la policía rastrea ahora la aplicación en busca de otros usuarios con los que también tuvo contacto. «Es muy difícil que repita esa conducta en la misma plataforma porque sería muy fácilmente detectable, pero quizá en alguna conversación hizo algún comentario que pueda ilustrar sobre sus intereses y comportamiento», dice Steltner. La víctima vivía en un apartamento compartido en Harnackstrasse, en el berlinés distrito de Lichtenberg, y abandonó su domicilio poco antes de la medianoche del 5 de septiembre. Pidió al taxista que se dirigiese hacia la calle Parkstrasse, en Pankow. La tesis del fiscal es que se trataba de una cita sexual que terminó en asesinato y que el sospechoso comió al menos parte de la carne de la víctima, lo que sería deducido del estado en que fueron encontrados los huesos. Después, siguiendo con esa tesis, se deshizo de parte del cuerpo por desintegración y de los huesos restantes en el bosque. «La cantidad de material cáustico acumulado en su casa sugiere que lo compró al por mayor, y estamos investigando también si había efectuado compras anteriores, lo que podría conducir a otros asesinatos», sugieren fuentes de la Kripo, la sección policial que se hizo con la investigación el 17 de noviembre, después de que el expediente fuese trasladado a homicidios desde la oficina de personas desaparecidas LKA. El sexto escuadrón de homicidios de Berlín tiene ahora la competencia sobre el caso. De confirmarse, este caso tendría como precedente en Alemania el de Armin Meiwes, conocido como «el caníbal de Rotenburgo», condenado en 2004 a ocho años y medio de prisión por homicidio, tras confesar haber matado tres años antes al berlinés Bernd Jürgen Brandes, de 43 años, que había viajado desde Berlín hasta aquella localidad para dejarse matar y ser devorado por el caníbal. En aquel caso se concluyó que sí había habido al menos cierto nivel de consentimiento, y el siniestro crimen inspiró al cineasta berlinés Martin Weisz, quien acompañado por el guionista T.S. Faull y el productor Marco Wever, dirigió un largometraje de terror de 88 minutos de duración, con Thomas Kretschmann en el papel protagonista, y reconstruyendo con bastante fidelidad los hechos, tal y como demostró la fiscalía que había procedido el caníbal de Rotenburgo.
14-11-2020 | Fuente: as.com
Los taxis voladores pueden ser una realidad en 2025
Seúl ha sido escenario esta semana de un vuelo de exhibición de varios drones con los que se trabaja para que puedan transportar personas y mercancías.
02-11-2020 | Fuente: abc.es
Alemania experimenta con el modelo sueco
Más de 12.000 contagios en las últimas 24 horas, desde hoy cerrados el ocio, la gastronomía y la cultura y con el sistema sanitario preparándose para un pico de demanda de camas UCI en dos semanas, en este contexto, la ciudad alemana de Tübingen cambia de estrategia y, en modo experimental, introduce el modelo sueco, que intercambia restricciones generales por una protección específica de los grupos de riesgo, entre los que destacan los ancianos. «Tratamos de poner en práctica lo que están recomendando los expertos», dice el alcalde de Tübingen, Boris Palmer, del partido Los Verdes, en referencia a la reciente sugerencia del director de Virología de la Charité de Berlín, Christian Drosten. El reconocido experto y asesor del gobierno alemán ha llamado incluso a modificar los criterios oficiales para aumentar reforzar las medidas de prevención, sustituyendo la incidencia por cada cien mil habitantes por la tasa de infectados de más de 65 años de edad. «Es el grupo de mayor mortalidad y por tanto, si los protegemos a ellos, estamos mejorando la lucha contra el virus», justifica el alcalde. En la primera semana de octubre, el Instituto Robert Koch (RKI) registró 1.242 nuevas infecciones en pacientes mayores de 70 años. Antes de fin de mes, el número se había multiplicado. Entre el 19 y el 25 de octubre, el RKI registró más de 6,900 nuevas infecciones en mayores de 70 años, por lo que advirtió oficialmente que «dado que estos pacientes tienen más a menudo un curso severo de Covid-19, el número de casos graves y muertes también está aumentando». Las medidas que pone en marcha la ciudad son una flota de taxis municipales que evite que los ancianos utilicen el transporte público, un corredor comercial de 9:30 a 11:00 en el que solamente los mayores podrán entrar a los comercios y el reparto gratuito de mascarillas FFP2 a los mayores de 65 años. Al igual que en Suecia, la estrategia estará plenamente basada en la protección de las personas mayores. En un llamamiento a la población, Palmer ha pedido a todas las personas mayores que «no utilicen más los autobuses urbanos en noviembre» y que utilicen el taxi colectivo solo para «viajes esenciales». En cambio, «todo el que esté lo suficientemente en forma debería usar la bicicleta, incluso si empieza a hacer más frío», en referencia a un medio de transporte muy habitual en Alemania también entre la población de más edad. «También las personas que no son mayores deben ayudar», ha añadido el alcalde como parte de la estrategia, «todos los ciudadanos menores de 65 años y sin enfermedades previas no deben ir de compras entre las 9:30 y las 11:00 para mantener las tiendas libres para las personas mayores y personas con enfermedades previas, reduciendo así el riesgo de infección». «Nuestra estrategia se basa en la responsabilidad personal y la protección especial de los ancianos», explica Parlmer, «personalmente, no creo que un cierre o confinamiento general sea una estrategia productiva a largo plazo» y «hemos tomado el modelo sueco del epidemiólogo de Estocolmo Jonas F. Ludvigsson porque creemos que es el que más vidas salvará?. En Suecia y durante más de seis meses, el Ministerio de Salud pidió a las personas mayores de 70 años que evitasen el transporte público y redujesen los contactos sociales. Un 59% de las personas mayores suecas, según las encuestas, vieron a su familia con menos frecuencia, el 69% restringió el contacto con amigos y conocidos. «El gran error de Suecia, con graves consecuencias, fue la protección inicialmente deficiente de las residencias de ancianos. Murieron miles de personas de la tercera edad, significativamente por encima de Alemania, por eso nosotros hemos mejorado el modelo, haciendo que el personal se someta a pruebas regularmente desde septiembre, y ahora los visitantes deben someterse también a pruebas rápidas antes de entrar para detectar el virus», añade Palmer. El alcalde ve a su ciudad como pionera en la lucha contra la pandemia y cree que se convertirá en ejemplo para otras cuando los datos demuestres que su estrategia ha sido más efectiva. La responsabilidad personal, sin embargo, «no puede ser sustituida por ninguna estrategia estatal», advierte, en referencia a casos muy sonados, como la fiesta de cumpleaños con más de cien invitados que la policía ha disuelto este pasado fin de semana en Múnich. Los padres de un niño que cumplía un año habían organizado una celebración masiva que ahora es puesta como ejemplo, por parte de las autoridades alemanas, de comportamiento irresponsable e indiferente con el sufrimiento de los grupos de riesgo. «Debemos concienciarnos de que hay determinados grupos de población a los que tenemos que proteger y que los protegemos con lo que hacemos dada día, cada hora, y también con lo que dejamos de hacer».
...
7
...