Infortelecom

Noticias de taxis

30-06-2022 | Fuente: marca.com
Pipi Estrada sufre un accidente de moto en Madrid
"Un taxista invadió mi carril y me desplazó con el lateral del coche. He sangrado por las piernas, el codo y el brazo.."  Leer
21-06-2022 | Fuente: abc.es
50.000 trabajadores se suman a la peor huelga ferroviaria en el Reino Unido en 30 años
Este martes comenzó en el Reino Unido una semana que se prevé caótica y que hace recordar los meses de la pandemia en los que la población tuvo que quedarse en casa. Sin embargo, esta vez no es por causa de un virus sino de la peor huelga del transporte ferroviario en tres décadas. Los más de 50.000 trabajadores que se han sumado al paro están en contra del recorte de los puestos de trabajo y de las amenazas de posibles cambios en los acuerdos laborales y de pensiones, y además exigen una subida de sueldo cercano al 11% que permita hacer frente a la inflación. Y aunque hay convocadas dos jornadas oficiales más, el jueves y el sábado, se espera que mañana miércoles también reine el caos en las líneas de metro, ya que los empleados de los turnos nocturnos, como los encargados de la señalización o los centros de control, no los harán esta noche, provocando retrasos en las primeras horas de la mañana. Además, Network Rail, el organismo público que gestiona la mayor parte de las infraestructuras de la red ferroviaria de Inglaterra, Escocia y Gales, advirtió que «solo el 60 por ciento de los trenes estarán funcionando». En ciudades como Londres el parón de las líneas de metro y de trenes provocó atascos infernales en muchas carreteras, así como largas colas para subir a los autobuses, y quienes decidieron optar por el transporte privado como taxis o Uber se encontraron no solo con que no había suficientes choferes disponibles, sino con que el aumento de la demanda provocó un importante aumento de los precios. Una enfermera que trabaja en un centro médico de Chiswick, al oeste de la capital británica, le contó a ABC el periplo de poco más de tres horas que vivió para llegar a su lugar de trabajo desde el lado opuesto de la ciudad. «No todo el mundo puede quedarse haciendo teletrabajo», aseguró, y aunque estaba molesta por lo sufrido en un día, además, caluroso, afirmó que apoya a los huelguistas. «Los precios no paran de subir y mucha gente no llega a fin de mes», argumentó. Pero no todo el mundo está de acuerdo. Miles de personas no pudieron acudir a citas en el hospital o a los colegios, lo que generó importantes críticas a los huelguistas, cuya protesta podría costarte al país unos 91 millones de libras esterlinas, según cálculos de los analistas. Pese a que es la cuarta huelga en lo que va de año, el primer ministro Boris Johnson ha dicho que no está dispuesto a ceder a las demandas de los sindicatos. Tampoco lo están los altos mando de Network Rail, que en una carta a los sindicalistas indicaron que seguirán adelante con los planes para recortar casi 2000 puestos de trabajo y revisar las horas laborales con el fin de reducir costes. Los laboristas, por su parte, indicaron que «la única forma de resolver la disputa ferroviaria es a través de la negociación». «El Gobierno podría usar su poder de convocatoria para que eso suceda. Está eligiendo no hacerlo. Creemos que eso es irresponsable», aseguró en un programa de la BBC Radio 4 la baronesa Jenny Chapman, quien agregó que la posibilidad de que haya más huelgas en el futuro solo hace que la necesidad de negociar sea «más urgente». «No queremos que lo que hemos visto hoy se repita durante el verano», puntualizó.
27-05-2022 | Fuente: marca.com
Fran Cerúndolo, detenido en París tras agredir a un taxista
  Leer
19-05-2022 | Fuente: marca.com
Tyson Fury la emprende a patadas con un taxi que se negó a llevarlo
El boxeador, tambaleándose por la calle por los efectos del alcohol, reaccionó de forma airada ante la negativa del taxista  Leer
03-05-2022 | Fuente: as.com
Así será la 'nueva' estación de Chamartín
Habrá un total de 25 vías para trenes, más capacidad para los taxis, nuevas zonas para los viajeros y un vestíbulo común de 18 metros de ancho con comercios.
26-04-2022 | Fuente: abc.es
El crimen de Debhani, la joven que apareció muerta en una cisterna tras ser traicionada por sus amigas
El 8 de abril, Debanhi Escobar, de 18 años, acudió a un fiesta con amigas en la Quinta San Lorenzo, en Nuevo León, México. Alrededor de las 01.40 del 9 de abril, la joven decidió ir a otra fiesta porque la de sus amigos ya había terminado. Así llegó a la Quinta El Diamante, localizada a solo 67 metros del lugar donde se llevaba a cabo la primera reunión. Tres horas después, salió sola y pidió un coche a través de una aplicación, del que podría haberse bajado por el acoso que estaba sufriendo. A pesar de que al comienzo de la investigación la Policía requisó el motel Nueva Castilla, cercano al lugar en donde el conductor la abandonó, los primeros resultados no fueron positivos. La alarma saltó cuando los empleados de ese lugar avisaron de que salía un «olor fétido» desde una alcantarilla que se utilizaba para una antigua piscina que ya no estaba en uso. Un equipo de buzos rescató el cuerpo de Debahni que estaba a unos cuatro metros de profundidad. Trece días después de ser vista por última vez Debahni aparecía muerta en una cisterna de 4 metros de profundidad, en el kilómetro 15,5 de la carretera de Monterrey a Nuevo Laredo, un lugar que ya había sido revisado intensamente por la Policía. Había sido asesinada. Pelea con sus amigas Según reveló la Fiscalía General del Estado de Nueva León, la joven, que estudiaba derecho y era hija única, murió como consecuencia de traumatismo craneal y no tenía signos de ahogamiento. Mario Escobar, el padre de Debahni, aseguró en una entrevista con la periodista Azucena Uresti que la Fiscalía le mostró varios vídeos, incluso uno en el que se ve a la adolescente tener una pelea con sus amigas en la fiesta en la que se encontraba momentos antes de desaparecer. En una de las grabaciones, aseveró el hombre, se puede ver cómo una de las amigas le tiró del pelo agresivamente al salir del lugar. «Taxista de confianza» y última fotografía Después de esta agresión, fue cuando las chicas le solicitaron a un «taxista de confianza» que la llevara a su casa. Este hombre fue quien hizo la última foto de la joven que se viralizó y la muestra sola, en plena oscuridad y en medio de la ruta. El conductor, que es empleado de una aplicación de taxis, supuestamente tomó la fotografía para tener una prueba de que Escobar estaba viva al bajar de su vehículo. Sin embargo, de acuerdo con algunos vídeos, este hombre la habría acosado sexualmente al intentar tocarle un pecho dentro del coche y por eso la joven se habría bajado. «Yo supongo que mi hija no aguantó el acoso», declaró el padre de Debanhi. Entonces ocurre uno de los momentos más confusos del caso: a los padres les llega la foto de la joven sola en la carretera, tomada supuestamente por el conductor, y enviada por las amigas. La última imagen de Debanhi Escobar con vida: sola en una ruta durante la madrugadaAl salir del taxi y caminar unos metros, Debanhi hizo una llamada, «se le acaba el saldo, la batería, no sé.. Y no le contesta la otra amiga», relató Escobar. Minutos después de ese momento, una cámara de seguridad la grabó dirigiéndose a una empresa de transportes cercana, al parecer para tratar de comunicarse con alguien aunque no lo consiguió. Ese fue el último rastro que se tuvo de la joven. Hallazgo del cadáver La Fiscalía confirmó que en el lugar donde se encontró el cuerpo se realizó una inspección previa en la que participaron diferentes instituciones y la propia familia que «no permitió encontrar el cuerpo ahora localizado», sin ofrecer más detalles del motivo. «Esto no es un circo, mi hija está muerta por gente incompetente (..). Que caiga quien tenga que caer», criticó el padre con firmeza. Ante alguna de las versiones escuchadas en los último días que apuntaba a la posibilidad de que Debanhi podría haber saltado el muro del motel y caído a la cisterna de cuatro metros de profundidad de manera accidental, Escobar descartó que su hija pudiera haber accedido allí por su propio pie o que se tratara de un accidente.«No se pudo haber subido a la barda [el muro perimetral del hotel]», afirmó. Ante la pregunta de si pudo haber resbalado, dijo: «Es mentira, es totalmente mentira, y se tiene que llegar hasta las últimas consecuencias para que no siga sucediendo esto». El estado de Nuevo León está bajo el foco nacional en México ante la oleada de desapariciones de mujeres desde hace varias semanas. Más de 20 mujeres, entre ellas adolescentes, han desaparecido en lo que va de año. Son números que engrosan la larga lista de desaparecidos entre hombres y mujeres en la nación.
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Un pueblo azul Le Pen a las afueras de París
El taxi que conduce al pequeño pueblo de Guitrancourt, situado en el departamento de Yvelines, dentro de la región de Isla de Francia, recorre el bulevar Periférico de París, el equivalente francés a la madrileña M-30, sin toparse con un tráfico excesivo. Son cerca de las once y media de la mañana y en la radio suena Chérie FM. Atrás quedan los estudios de la cadena TF1 y el palacio de Versalles. Aunque el viaje dura algo más de una hora, la capital y las afueras son bastante diferentes. Se asemejan igual que un planeta a sus satélites, más por la proximidad que por su composición. Con 622 vecinos censados según datos de 2019, Guitrancourt fue uno de los pueblos en los que Marine Le Pen obtuvo un mejor resultado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales que se celebró hace dos semanas. En total, la candidata de extrema derecha ganó con un 39,7 por ciento de los votos, muy por delante de Emmanuel Macron, que se conformó con el 18,3 por ciento, y todavía más de Jean-Luc Mélenchon, que sacó un 14,5 por ciento. Individualismo Tras cruzar unos prados a través de una carretera comarcal de doble sentido, el taxi se detiene detrás de la iglesia de Guitrancourt, que se tuvo que reconstruir después de ser arrasada en la Segunda Guerra Mundial. De un vistazo, parece que no hay un alma en el pueblo, pero solo es necesario caminar unos metros para encontrarse con el primer vecino, un chico que escudriña los papeles colgados en un panel de anuncios. «Estas elecciones son bastante especiales, porque es la primera vez que vemos que el voto se divide rápidamente en tres partidos, mientras que en los años precedentes las formaciones tradicionales obtenían resultados bastante más importantes», explica Nicola, de 25 años, sosteniéndose en el sillín de su bicicleta y protegido detrás de unas gafas de sol. «En los pequeños pueblos como este, los apoyos se han concentrado solo en tres candidatos, lo que limita la pluralidad política», lamenta. «La sociología de los habitantes hace que el voto esté muy anclado a la derecha y la extrema derecha», continúa, haciendo una pausa al ser preguntado por las causas de esa tendencia. «Creo que se debe a que los temas relacionados con la seguridad y la propiedad privada tienen prioridad sobre los vinculados al acceso a la cultura», responde por fin. «También me parece que en estos pueblos el individualismo es más fuerte, así que las personas, cuando se sienten seguras y tranquilas en sus casas y saben que no les van a subir los impuestos, se muestran indiferentes hacia todo lo demás. No piensan en las políticas públicas que beneficiarían a la comunidad». Su argumento, vinculando urbanismo e ideología, resulta muy interesante. Según el diario ?Le Parisien?, Guitrancourt forma parte del ?cinturón azul? que rodea a la ciudad de Mantes-la-Jolie, un núcleo industrial de unos 43.000 habitantes, y que integran pequeñas localidades como Chaufour-lès-Bonnières, Montalet-le-Bois o Méricourt, en las que Le Pen ganó con un buen resultado. No se trata del único archipiélago a las afueras de París anexionado por Agrupación Nacional, pues los pueblos del departamento del Oise, en la región de los Altos de Francia, también han expresado sin titubeos su preferencia por la candidata de extrema derecha. A poca distancia en coche de la capital, Le Pen obtuvo más de la mitad de los votos en Beaulieu-les-Fontaines (50 por ciento), Solente (60,7 por ciento) o Flavy-le-Meldeux (59,7 por ciento). Dos mundos El mapa político de los pueblos de Yvelines o el Oise no tiene nada que ver con el de París, pero es que la capital tampoco se parece a esa Francia profunda, provinciana y anímicamente muy alejada de sus preocupaciones. En la plaza principal de Guitrancourt, la escuela, el ayuntamiento y el parque, en el que un monolito conmemora a los niños muertos durante la Primera Guerra Mundial, están cerrados y desiertos. Conversando con Luca, le pedimos ayuda para seguir con este reportaje, y el joven, que se presentó a las municipales e hizo campaña casa por casa, anima a que llamemos a las puertas de los vecinos y les pidamos su opinión. Nos acerca a la rue de la Main y luego se despide desde su bicicleta. Allá vamos. Los primeros intentos se saldan con un fracaso. Un hombre comenta que están a punto de celebrar el cumpleaños de su hija y no puede atendernos. Otro sí abre la puerta, pero afirma que no quiere votar porque hacerlo supondría elegir «entre la peste y el cólera». No será la única vez que escuchemos una expresión tan cruda a lo largo de la mañana. «Macron, no, y Le Pen, debido a mis orígenes, va a ser duro», responde tras un timbrazo Joseph, de 55 años. «Dudo a quién votar, pero creo que Macron ha hecho mucho mal», añade, y critica al presidente por decisiones como la venta de la empresa Alstom a la estadounidense General Electric, una medida que tomó cuando todavía era el ministro de Economía del expresidente François Hollande. «Le Pen nunca ha estado en el poder y tiene ideas particulares, hay que evitar jugar con fuego», dice sobre la candidata. «Llevo aquí desde 1998 y la extrema derecha siempre ha ganado, salvo en los años de Sarkozy». Tras un amplio jardín vigilado por unos perros ladradores, la siguiente vecina apela a su «derecho a la reserva» para no hablar. Otros recuerdan que es la hora de comer. La disculpa más alegre es la de un joven con una camiseta de ?Stranger Things?, que anuncia que se va casar y está un poco nervioso. Le damos la enhorabuena y seguimos a la nuestro. «Me decepcionaron Mitterrand, Hollande, no cumplieron con sus promesas», lamenta René, de 65 años. «Macron es un ser inteligente que se bifurca un poco», concluye con una sonrisa astuta. Otra mujer que vacía su bolsa en un contenedor de vidrio responde a la gallega y pregunta si de verdad pensamos que las elecciones van a cambiar algo. De vuelta a París, Ahmed, un taxista somalí que llegó hace treinta y tres años como refugiado político, conversa animadamente. Tierra de acogida pero también de los Le Pen, Francia es, sin duda, un país con muchas capas.
11-04-2022 | Fuente: abc.es
Kiev supera el primer asalto ruso y despierta poco a poco a la vida
Una semana después de que las autoridades ucranianas proclamaran la liberación del frente norte de Kiev, la capital de Ucrania despierta muy poco a poco a la vida. Lo hace entre las ganas de seguir adelante y la incertidumbre que genera una posible nueva ofensiva rusa. El enemigo se ha quedado a las puertas y tras su retirada ha dejado un reguero de destrucción y muerte. También ha dejado sembrada la zona de cadáveres de sus soldados y tanques y blindados, convertidos en chatarra calcinada. Esta vez Kiev se ha librado por solo unos kilómetros, pero todos han visto lo sucedido en Irpín, Bucha o Borodianka. El horror absoluto está a unos minutos en coche. Como cada mañana desde el 24 de febrero, Sergei coge su coche y conduce los 50 kilómetros de distancia desde su casa a la estación central de Kiev. Este majestuoso edificio en el centro de la capital se ha convertido desde el estallido de la guerra en una especie de corazón que palpita trenes en los que millones de personas han escapado de los combates. Cuanto más fuertes caían las bombas, más gente se apretujaba en los andenes en busca de un tren salvador que le llevara en dirección Occidente, lo más lejos posible de los frentes abiertos por Vladímir Putin. Un porcentaje muy alto de los más de diez millones de personas que han abandonado sus hogares, lo han hecho gracias al ferrocarril. Estación de tren de Kiev - AFP «Con el paso de los días lo que veo es que hay menos gente, aunque sigue siendo complicado encontrar billetes en las rutas internacionales diarias a Varsovia y Viena», explica Sergei, que ha dejado su trabajo de traje y corbata en un despacho de la administración de la compañía nacional de ferrocarril, por atender a los pasajeros cada jornada de 9 a 4 en un improvisado puesto de información situado en el hall principal. «Estoy contento de recuperar la actividad y ver clientes de toda la vida que, como yo, se han quedado en Kiev», afirma Arthur que tiene un puesto de café Los civiles escapan de la guerra en tren y los periodistas realizan el camino inverso por el mismo medio. También los políticos, como fue el caso del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, en su viaje para encontrarse con el presidente Volodimir Zelenski. Es importante llegar a Kiev fuera del toque de queda porque de lo contrario toca pasar la noche en la estación. Desde que entró en vigor la ley marcial Kiev vive en horario reducido, de seis de la mañana a nueve de la noche. En ese momento entra en vigor el toque de queda y la que era conocida como ?ciudad de la luz?, se convierte en la ?ciudad de las tinieblas?. Al salir de la estación no hay taxis a la espera, pero solo hay que bajarse aplicaciones como Uklon y en pocos minutos llega uno. Uber es la única que ha dejado de operar, el resto no han dejado de funcionar e incluso muchos kievitas que han perdido su trabajo, se han enrolado en estas compañías como taxistas temporales para poder ganar unas grivnas. Los precios de los productos en los supermercados se mantienen y vuelven a estar bien surtidos. También han vuelto los mercados a las calles, donde se pueden encontrar frutas y hortalizas de los agricultores del anillo de Kiev. «En algunos surtidores el precio se disparó a 50 grivnas, pero catorce días después bajó a 33, cuatro por debajo de su precio habitual» Dos semanas en shock El shock de convertirse en una ciudad con la guerra a las puertas duró dos semanas, en ese tiempo las calles se vaciaron, todos los comercios cerraron, menos algunos supermercados y farmacias, y conseguir gasolina era tarea imposible. El combustible escaseaba y había que esperar largas colas en las pocas gasolineras abiertas. «En algunos surtidores el precio se disparó a 50 grivnas, pero catorce días después bajó a 33, cuatro por debajo de su precio habitual. El Gobierno quitó impuestos para que fuera más barata y, de momento, se mantiene», comenta Pavel, mecánico de coches reconvertido en taxista temporal ante la falta de trabajo. Fotografía de barricadas de arena y metal son vistas en una calle, hoy en Kiev (Ucrania). EFE/ Miguel GutiérrezArthur también pasó dos semanas metido en un búnker, pero después decidió salir y reabrir su cafetería, situada en un barrio del norte, la zona donde más se escuchan los combates. Kiev es la ciudad de los puestos callejeros de venta de café ?que cuesta un poco menos de un euro? hay algunos que pertenecen a grandes cadenas nacionales y otros, como el de Arthur, que son particularmente coquetos ya que tienen las paredes forradas con paquetes de café de todo el mundo. Ha adaptado el ritmo de trabajo al toque de queda y ha perdido un segundo puesto de venta que tenía al norte de la ciudad porque resultó dañado en una de las explosiones, «pero estoy contento de recuperar la actividad y ver clientes de toda la vida que, como yo, se han quedado en Kiev». La máquina de café no para de trabajar hasta las cuatro de la tarde. Como es un puesto tan pequeño, dentro apenas entran dos clientes, el resto se toma el café fuera. Aquí, como en toda la ciudad, la consumición es gratis para los voluntarios que han cogido las armas para defender los puestos de control. Recuperar la normalidad El ayuntamiento de la capital, con el omnipresente alcalde al frente, Vasily Klitchko, ha ido dando pasos para tratar de recuperar la normalidad en una ciudad que sigue semi vacía y con el comercio no esencial cerrado. El metro incrementa cada día los servicios y ya no se emplea como refugio, los colegios de primaria y secundaria trabajan a distancia con los alumnos y se están retirando algunos de los puestos de control y barricadas que se levantaron para frenar el avance enemigo. Tras el primer asalto superado, Kiev respira con fuerza estas jornadas de silencio en sus cielos. Los kievitas son conscientes que pronto puede volver a rugir.
30-03-2022 | Fuente: abc.es
Los rusos pagan la factura petrolera de Venezuela en rublos que nadie acepta
El rublo no tiene vida en esta parte del planeta. Los contratistas petroleros rusos lo tienen muy mal en Venezuela porque nadie les acepta rublos para pagar la nómina, la vivienda, taxis y gastos de comida desde que sancionaron a la banca rusa por la guerra desatada tras la invasión del presidente Vladimir Putin contra Ucrania. Al régimen de Nicolás Maduro le está saliendo caro el haber mudado a Moscú hace tres años la oficina de Petróleos de Venezuela (PDVSA) cuyos fondos han quedado congelados ahora en la banca rusa y no pueden hacer transferencias internacionales por las sanciones económicas de Estados Unidos y Europa. El Gobierno venezolano enfrenta serios problemas financieros por haber quedado atrapado sin salida aparente entre sus propias.. Ver Más