Infortelecom

Noticias de sociedad

01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Gran Coalición alemana apoyará la Europa fuerte que pide Macron
Fue un parto largo, muy largo. Y complicado. Pero no doloroso. Los tres partidos alemanes que cerraron ayer el preacuerdo para reeditar la Gran Coalición, han gobernado bastante compenetrados en los últimos cuatro años y no les resulta demasiado incómodo seguir haciéndolo. La dificultad residía en escribir, en un mismo documento de 28 páginas, las frases que permitan a los socialcristianos de Baviera afrontar su año electoral, con unas regionales a la vista en las que los populistas de AfD pueden causarles graves destrozos, y los párrafos que permitan a Schulz hacerse con el apoyo del congreso extraordinario en el que el Partido Socialdemócrata (SPD) deberá ratificar el acuerdo. Merkel cedió ante unos y otros para obtener su resurrección en la Cancillería de Berlín. Con vistas al primer objetivo, ha aceptado el techo de admisión de refugiados que rechazó durante toda la campaña electoral. La entrada de refugiados queda limitada a entre 180.000 y 220.000 al año, mientras que el derecho de reagrupación familiar de los que ya están en el país no superará las 1.000 personas por mes. Y como sacrificio a los Baales del congreso socialdemócrata, aplaza la necesaria reforma del insostenible sistema de pensiones, una cuestión de todas formas incómoda, sobre todo con el populismo de AfD en ascenso: mantendrán hasta 2025 el cálculo sobre la base del 48% del salario de los últimos años. Schulz también pondrá para ganar el favor de su partido la trascendental voluntad de «resurgimiento de Europa», el capítulo del preacuerdo que más nos afecta al resto de los europeos y que implica más dinero de Berlín para Bruselas, además de apoyo amplio a las propuestas de Macron. «Queremos un nuevo renacer de Europa, estamos de acuerdo los presidentes de los tres partidos y por eso estoy convencida de que lograremos acordar soluciones conjuntamente con Francia», admitió Merkel. «El nuevo gobierno que salga de este proceso, asumirá el papel fuerte que Alemania tiene que jugar en Europa y estamos comprometidos con las propuestas que se están gestando en París, con lo que escuchamos de la Comisión, estamos comprometidos económica y políticamente con ese proyecto de Europa», añadía, eufórico, Schulz. Y además, dado que los alemanes están bastante desencantados, cuatro meses después de las elecciones y todavía sin gobierno, el preacuerdo incluyó un catálogo de medidas novedosas y atractivas para levantar el ánimo, que van desde las «ciberaulas» hasta los «telejuicios», todo ello todavía por explicar, además de fuegos artificiales como más policías, más ayudas a las familias, más formación digital para trabajadores que temen perder su empleo por el cambio tecnológico y un sinfín de baratijas en materia de tráfico, vivienda, energía limpia y sociedad de los gigabytes. Defensa del euro Merkel evita por ahora la subida de los impuestos a las rentas más altas, que exigía el SPD, pero sobre todo evita el batacazo que habría sufrido el euro en una apertura de las bolsas sin preacuerdo y avanza en un gobierno que se podría prolongar hasta 2021. El mayor reto de la canciller alemana, sin embargo, no queda cubierto por ninguna de estas medidas. El texto del preacuerdo comienza con un solemne preámbulo en el que los partidos de la gran coalición se comprometen a «reafirmar la democracia»y «reforzar la cohesión de nuestra sociedad», un código cifrado sobre la actitud común pactada para sobrellevar lo más dignamente la presencia de AfD en el Bundestag como primera fuerza de la oposición alemana. Y no puede todavía cantar victoria. El estado de decadencia o abierta fragilidad de los tres líderes de los partidos que forman el acuerdo debilita su contenido, víctima de las luchas de sucesión en ciernes. De los 40 miembros del presídium conservador que dio el visto bueno al preacuerdo, 6 votaron en contra. Y el congreso extraordinario del SPD, programado para el 21 de enero en Bonn, amenaza con ser turbulento. No solo las juventudes del partido, los ruidosos «Jusos», están dispuestos a aguar la fiesta. La diputada Hilde Mattheis anunciaba anoche una moción en contra del pacto de Gran Coalición, que presentará en Bonn. «No solo el ala izquierda del partido es reticente, también el ala conservadora se pregunta qué hay en este pacto de socialdemócrata», explicó. Otro diputado del SPD, Marco Bülow, calificó el preacuerdo de «vergonzoso» y dijo que «la Gran Coalición puede acabar convertida en un chiste, pero no para mi sentido del humor».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las mujeres saudíes entran por primera vez a los estadios para ver fútbol
Las mujeres saudíes han conseguido por primera vez poder animar desde las gradas de un estadio de fútbol a sus clubes en Arabia Saudí, un histórico evento en un momento en el que hay pequeñas mejoras para ellas, pese a que el reino ultraconservador continúe limitando sus libertades. «Mi padre solía decirme que llegaría el día en el que gritaría desde las gradas», recuerda a Efe Afnan, de 28 años y una de las espectadoras del partido entre los clubes locales Al Ahli y Al Batin, celebrado anoche en la ciudad de Yeda, en el oeste del país. «Y ese día ya ha llegado. El augurio de mi padre se ha cumplido», cuenta con emoción la saudí, quien fue al estadio acompañada de su progenitor. Aunque en las gradas llamadas «secciones familiares» Afnan pudo sentarse junto a su padre, muchas mujeres no pudieron disfrutar del juego con los varones, pues esta nueva medida obliga a que las féminas se sienten en esas gradas especiales, separadas por barreras de la multitud masculina. Pese a estas restricciones, Afnan y unas 1.200 mujeres más clamaron con abayas de colores, olvidando el riguroso negro que ha prevalecido en la sociedad saudí, desde el estadio Al Yawara Radio cada nombre del jugador de los dos clubes, en especial del Al Ahli, que batió 5-0 a Al Batin en el partido de la Supercopa saudí. «Durante años me he sentido dolida cada vez que había un partido y mi padre asistía con mis hermanos al estadio, y yo solo podía ver el partido desde la televisión» «Durante años me he sentido dolida cada vez que había un partido y mi padre asistía con mis hermanos al estadio, y yo solo podía ver el partido desde la televisión», evoca la joven, fan del Al Ahli y quien se queja que cuando su club ganó la liga en 2016, no pudo celebrarlo con sus familiares varones. Ahora, ha plasmado ese momento con numerosas fotos frente al estadio y como recuerdo ha ido junto a más mujeres a la tienda de «souvenirs» del Ahli en el lugar del partido. Y pese a que en el reino ultraconservador rija una estricta separación pública entre hombres y mujeres, así como unas reglas para ellas -aún siguen sujetas a un sistema de tutoría del hombre- dictadas en base a las tradiciones y una versión extremista de la religión, Arabia Saudí está empezando a cambiar y aplicar pequeñas mejoras para ellas. Todos estos esfuerzos han sido promovidos, sobre todo, desde el nombramiento el año pasado de Mohamed bin Salman, de 32 años, príncipe heredero a la corona saudí, quien ha influido en tomar una de las medidas más importantes para las mujeres y que se aplicará a partir de junio de este año: el levantamiento de la prohibición de conducir. Fue a finales de octubre cuando las autoridades saudíes anunciaron que las mujeres podrían asistir a los partidos de fútbol en los estadios públicos de Yeda, de la capital, Riad, y Dammam. De hecho, hoy podrán acudir en Riad a otro juego entre los equipos locales Al Hilal y Al Ittihad, quien expresó su apoyo a las mujeres, «esenciales para el éxito del equipo». A pesar de esta decisión histórica, Mohamed al Barakat, el responsable de relaciones públicas del estadio Al Yawara, de Yeda, destacó a Efe que «la administración del estadio fijó dos puertas separadas (para hombres y mujeres) y un pasillo separado que conduce a las gradas» de la sección familiar, que tiene una capacidad de 10.000 asientos. «Gracias a todos por el constante apoyo. Hoy hemos llevado la felicidad a cada familia y mujer saudí por su presencia» Al Barakat señaló que el estadio ha sido modificado para que las mujeres tengan su propio lugar de culto, baños privados, así como una valla en la parte delantera de las gradas con el fin de evitar que los más pequeños puedan caerse. En su cuenta oficial de Twitter, la princesa Rima Bin Bandar, subsecretaria de la Autoridad General para el Deporte saudí, dijo: «Gracias a todos por el constante apoyo. Hoy hemos llevado la felicidad a cada familia y mujer saudí por su presencia». La portavoz de la embajada estadounidense en Riad, Fatima S. Baeshen, escribió en su perfil de la red social que esto va más allá de los derechos de la mujer, ya que los partidos de Al Ahli y Al Batin, y los que seguirán, son una «oportunidad para las familias de venir juntas y disfrutar del deporte nacional de Arabia Saudí». El pasado 23 de septiembre las mujeres pudieron asistir por primera vez a las celebraciones del Día Nacional de Arabia Saudí, en el estadio internacional del rey Fahd, en Riad, en una zona acotada para las familias, una prueba para ver la reacción del pueblo saudí. Ya en 2015 y 2016, el reino hizo otro test en Londres, donde se celebró el partido de la Supercopa saudí. Cientos de mujeres saudíes asistieron al primer partido entre dos equipos del país del Golfo sin estar en el país y las televisiones saudíes, que transmitieron estos partidos, se concentraron más en las gradas donde se encontraban las mujeres que en el campo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Oprah o el rumbo perdido del partido demócrata
Un demócrata podría caminar por una calle de cualquier ciudad liberal de la costa Oeste estadounidense, detenerse por un instante entre el ir y venir de la gente, perder la mirada y pensar: «¿Qué hicimos mal?». En las elecciones de 2016, los demócratas eligieron a la candidata favorita, con experiencia de Gobierno, capaz, moderada y dispuesta a hacer historia como la primera mujer en conquistar la Casa Blanca. Pero, ahora, al otro lado, en la acera republicana, las dos cámaras del Congreso están en manos de los republicanos y hay un populista deslenguado en la Casa Blanca. Y sin señales claras, por el momento, de que vaya a perder la reelección en 2020. Más allá de que Hillary Clinton era una candidata con muchos problemas y que Donald Trump supo conectar su mensaje con el electorado clave, las elecciones dejaron al partido demócrata descolocado. A punto de que Trump cumpla un año en la Casa Blanca, su rumbo sigue perdido. Quizá ese ha sido el caldo de cultivo del último fenómeno político en EE.UU.: las especulaciones sobre una candidatura de Oprah Winfrey a las elecciones de 2020 como antídoto de Trump. El asunto es un síntoma de los tiempos. En la era en la que el presidente de EE.UU. dicta la política exterior de la principal potencia mundial a golpe de tuit y los medios devoran los rumores sobre insultas y trifulcas dentro de la Casa Blanca como en la telerrealidad de baja calaña, un discurso es capaz de propulsar a una estrella televisiva hacia una candidatura presidencial. El de Oprah del pasado domingo por la noche en la gala de los Globo de Oro fue magnífico. Emotivo, ascendente, esperanzador. «Quiero que todas las chicas que están viendo esto sepan que un nuevo día está en el horizonte», proclamó ante la ovación en pie de Hollywood. Al mismo tiempo, las redes sociales hervían con etiquetas como #Oprahforpresident y #Oprah2020. En el lugar y momento adecuado «Fue un gran discurso, en el lugar adecuado y en el momento justo», explica a este periódico Robert Shapiro, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Columbia. En primer lugar, «porque no hay candidatos claros a la presidencia en el partido demócrata», añade. «Normalmente, siempre se manejan los nombres de ex vicepresidentes. Pero Joe Biden renunció a hacerlo en las últimas elecciones y ahora parece demasiado mayor para el cargo» (cuando se celebren las presidenciales en noviembre de 2020 estará a punto de cumplir 78 años). La realidad es que el partido demócrata es un erial de candidatos ilusionantes y un discurso como el de Oprah enseña sus vergüenzas. Desde Barack Obama no se sentía una personalidad fuerte, electrizante, que galvanice a los demócratas como parece que lo ha hecho la presentadora y actriz. Lo sufrió en sus carnes la propia Hillary Clinton, una candidata a la que le costaba conectar. En la convención demócrata de 2016, el momento para propulsarla hacia la Casa Blanca, un gran discurso de Michelle Obama le robó el «show»: en lugar de hablar de cómo Hillary derrotaría a Trump, los demócratas miraban ilusionados a la entonces primera dama para presidir el país en 2020 o 2024. Pancarta apoyando a Oprah Winfreypara presentarse a la presidencia en 2020, en un edificio de Los Ángeles - AFP La inesperada derrota de Clinton dejó además al partido descabezado. La presidencia histórica de Obama se llevó todos los focos durante ocho años y Clinton era la sucesora irremediable con el apoyo total -y tramposo, como se demostró después- del partido por haber cedido el paso al primer presidente negro de EE.UU. tras caer en las primarias de 2008. Ha pasado una década sin que el partido alimentara candidatos presidenciables. Los senadores Corey Booker y Kamala Harris siempre están en las quinielas, pero su relevancia nacional es mínima. De vez en cuando surgen rumores novedosos, como el del alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti. Bernie Sanders tendrá 78 años en 2020 y parece demasiado inclinado a la izquierda, como le ocurre a otra senadora con ambiciones, Elizabeth Warren. El discurso de Oprah ha llevado a muchos demócratas «a pensar seriamente si eso es lo que necesita el partido», explica Shapiro, «y de momento no está claro». La respuesta lógica a Trump sería un oponente en las antípodas: convencional, con experiencia y prestigio. Esto respondería a la lógica del péndulo en el que se mueven los votantes: como explica Bill Scher en «Politico»: cuando se cansan de un presidente buscan un sustituto con atributos contrarios. Del pío Jimmy Carter se pasó al exuberante Ronald Reagan; de un cuasi aristócrata como George H.W. Bush a Bill Clinton, un encantador de serpientes extraído de la clase media, al que sucedió otro Bush para devolver la dignidad a la Casa Blanca entre tanto escándalo de faldas. El último traspaso de poder fue de un líder cerebral y moderado como Obama a un estrambótico protagonista de programas de telerrealidad, volcánico e inestable. La kriptonita del «trumpismo» Otros sin embargo empiezan a considerar que Oprah podría ser la candidata perfecta, la kriptonita del ?trumpismo?. Trump ha roto el juguete de la política como la conocíamos hasta ahora, se ha saltado todas las convenciones sobre cómo llegar a la Casa Blanca y cómo gobernar una vez en el Despacho Oval. Oprah podría ser la otra cara de la misma moneda: popular -incluso más que Trump-, triunfadora en los negocios -habiendo nacido pobre, al contrario que el presidente-, con capacidad de conectar con la gente y ?outsider? de la política, pero defensora férrea desde hace décadas de la agenda liberal. Ha recibido apoyos importantes en estos pocos días desde dentro y fuera de la política: desde el director Steven Spielberg que prefiere a Oprah «que a un político de carrera» al director de la campaña de la reelección de Obama en Iowa, un estado clave en las elecciones. ¿Tendría de verdad posibilidades? «Está claro que ella gusta a sectores muy amplios de la sociedad», asegura Shapiro. «Pero además tiene mucho tirón en la clase blanca deteriorada de estados como Wisconsin, Michigan o Pensilvania, que es donde Trump ganó las elecciones». El revuelo formado por Oprah podría ser solo un lamento desesperado del electorado demócrata, al que le duele cada día ver a Trump en las noticias. Todavía es pronto -las elecciones legislativas de este otoño serán clave para medir la temperatura política del país- para saber si es una fiebre pasajera o una posibilidad real. Conviene recordar que bien entradas las primarias republicanas de 2016, muchos pensaban que la candidatura de Trump solo era un truco publicitario. Una voz poderosa en la sociedad estadounidense Oprah Winfrey (Kosciusko, Misisipí, 1954) está lejos de ser una política de carrera, pero la política siempre ha estado cerca de su carrera. Criada en la pobreza, con una madre soltera adolescente que limpiaba suelos, su ascenso a presentadora estrella y dueña de un imperio mediático y empresarial es la personificación del sueño americano. Se convirtió en la primera mujer multimillonaria negra desde la plataforma de su programa de televisión, en el que azuzó algunos de los principales debates sociales vividos por EE.UU., en las últimas décadas: de los derechos de las mujeres al control de las armas, la salud mental o la persistencia del racismo. En ellos fue un estilete de la agenda política liberal y un conductor de esas ideas a la clase media estadounidenses que la idolatraba desde el sofá de su casa. Incluso en uno de estos asuntos, los abusos contra menores, consiguió que el Congreso aprobara una ley al respecto después de una campaña de dos años en su programa. Por su poder e influencia, el rumor de una carrera política siempre le ha acompañado. Ya en 1999, Donald Trump aseguró que si algún día se presentaba a presidente de EE.UU. elegiría como candidata a la vicepresidencia a Oprah. Quizá en 2020 la tenga en frente, no a su lado en un ?ticket? presidencial. Ella siempre ha negado cualquier ambición a la Casa Blanca cada vez que se lo han preguntado. Pero ya lo dice una de las frases que más repetía en su programa: «Siempre tienes derecho a cambiar de opinión».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La huelga general del transporte público amenaza con paralizar Atenas
Atenas se verá paralizada este lunes por la huelga de los trabajadores del transporte público. La convocatoria incluye al metro, al denominado tren eléctrico (que une la capital con El Pireo) los autobuses, trolebuses y tranvías. A ello se añade las tres horas de paro de los controladores aéreos del aeropuerto de Atenas -entre las 12.00 y las 15.00 horas-, lo que afectará a la mayoría de los vuelos nacionales. Los trabajadores protestan contra los nuevos ajustes y reformas, exigidos por los acreedores, que se incluyen en un gigantesco proyecto de ley de más de 400 artículos. El proyecto está previsto que sea aprobado este lunes, durante una votación en el Parlamento, gracias a los votos de los diputados oficialistas del partido radical Syriza y del partido de extrema derecha nacionalista Griegos Independientes. Aún no está claro si esta votación bastará para que el Eurogrupo del 22 de enero autorice una nueva entrega del tercer rescate o si el Gobierno griego necesitará presentar nueva legislación para otras reformas no incluidas. Reformas más criticadas Las medidas más criticadas de este proyecto de ley son cuatro. La primera concierne a los requisitos para las convocatorias de huelga, que a partir de ahora exigirá que en las asambleas de trabajadores que hayan cotizado se obtenga más del 50% de los votos a favor de la huelga. La segunda es el recorte a unas medidas fiscales que ayudaban a las familias numerosas (a partir de tres hijos). La tercera prevé que se agilicen las ejecuciones hipotecarias, realizándose en un futuro de forma electrónica. El objetivo es evitar los problemas surgidos en los últimos meses, cuando han sido boicoteadas por grupos de ciudadanos. A la cabeza de estos colectivos figuraban el antiguo diputado y exministro Panayotis Lafazanis, y la antigua diputada y presidenta del Parlamento Zoí Konstandopulu, ambos nombrados por Alexis Tsipras en su primer gobierno. La cuarta medida afecta a varias compañías de transporte público estatales, en su mayoría deficitarias, que podrán ser privatizadas. Tanto el sindicato de los funcionarios griegos ADEDY como la Confederación Nacional de Trabajadores Griegos GSEE han denunciado las reformas y recortes de este proyecto de ley. La GSEE denuncia que «el Gobierno continua aplicando medidas contrarias a los trabajadores que empobrecen a toda la sociedad griega, dando ahora el golpe final a trabajadores, pensionistas y parados, eliminando hasta derechos garantizados constitucionalmente como el de la huelga». A su juicio, el Ejecutivo está a las órdenes de los acreedores. Dimisión del viceministro de Educación El resultado de la votación de este lunes no se verá afectado por una dimisión ministerial: el viceministro de Educación, Kostas Zuraris, del partido de Griegos Independientes, insultó en un programa radiofónico este sábado por la noche a los equipos de fútbol Olimpiakós (del Pireo) y Aris (de Tesalónica) y a sus seguidores, lo que motivó que más de 10.000 personas exigieran su dimisión. El diputado ha presentado su dimisión al presidente del Gobierno, Alexis Tsipras, y está previsto que este lunes sea sustituido. Zuraris es diputado por la ciudad de Tesalónica y su voto es necesario para que Tsipras consiga sin aprietos la mayoría necesaria para aprobar esta nueva ley con 151 votos en el Parlamento unicameral (Syriza tiene 144 diputados y Griegos Independientes otros 9, con un total de 153 diputados).
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al menos 30 personas detenidas en sur de Chile el primer día de visita papal
Al menos 30 personas han resultado detenidas en Concepción tras manifestarse contra el Gobierno de Chile el primero de los tres días de la visita del Papa Francisco a este país, donde celebrará misas masivas en Santiago, Temuco e Iquique. Francisco también sostendrá encuentros con autoridades y representantes de la Iglesia católica y de la sociedad civil. Según los organizadores de las protestas, las personas se manifestaron en «contra de la imagen que el Gobierno mostraría al sumo Pontífice, que no es la realidad que vive Chile». El cuerpo de Carabineros (policía militarizada) calificó de «violentos incidentes» los vividos en el centro de Concepción, ciudad situada a 515 kilómetros al sur de Santiago de Chile y donde los manifestantes no tenían autorización para marchar. El portavoz de una veintena de organizaciones que se manifestaron por las calles céntricas de esa ciudad, Claudio Melgarejo, dijo a la prensa que se congregaron al menos 200 personas que fueron reprimidas por las fuerzas especiales de la policía uniformada. «Nosotros no estamos en contra de la visita del Papa, estamos en contra de la imagen que el Ejecutivo le quiere entregar de que aquí todo está muy bien, eso no es así», recalcó Melgarejo. Pero en la manifestación también hubo grupos a favor de la causa mapuche que se enfrentaron con la policía, la cual utilizó chorros de agua para dispersar a quienes protestaban, que intentaron llegar a la catedral metropolitana de Concepción con el fin de ocuparla. En el sur de Chile existe desde hace varios años el llamado conflicto mapuche, por reclamaciones de algunas comunidades por la propiedad de tierras que consideran ancestrales a empresas agrícolas o forestales que las poseen legalmente. El conflicto ha derivado en episodios de violencia, en los que han muerto varios comuneros, policías y agricultores, mientras varias decenas de indígenas han sido procesados y condenados por diversos delitos, principalmente ataques incendiarios. Varias comunidades mapuches han anunciado movilizaciones por la restitución de tierras en Maquehue, lugar que visitará el Papa Francisco el próximo miércoles. Los indígenas criticaron al obispo Héctor Vargas por negarse al diálogo, luego de fallar una mesa negociadora con el Gobierno, que buscó evitar manifestaciones públicas durante la misa que oficiará el pontífice de la Iglesia Católica en la Base Aérea Maquehue. Muere un hombre mientras esperaba al Papa Un hombre de 58 años ha muerto cuando esperaba el paso del papa Francisco, quien llegó esta tarde a Chile para una visita de Estado de tres días. Según la policía, el fallecido, Pablo Maximiliano Rojas Ramírez, se desvaneció en la intersección de las calles Manuel Montt con Providencia, a unas tres manzanas de la Nunciatura Apostólica, adonde se dirigía Francisco para alojarse. Los testigos señalaron que en el momento en que se acercaba el «papamóvil» al lugar, el hombre se desmayó y, aunque un médico que se encontraba en el lugar le practicó los primeros auxilios, murió en un hospital. Según relató a Radio Biobío el médico Fernando Rivas, quien le atendió en el momento del suceso, el paciente se encontraba en parada cardiorespiratoria. «Junto a otro médico iniciamos las maniobras de reanimación cardiorespiratorias y en eso estábamos cuando llegó la ambulancia», detalló Rivas. El hombre fue derivado hasta el hospital Salvador, para continuar con las labores de reanimación. Sin embargo, pese a los esfuerzos médicos, el paciente falleció en el recinto asistencial. Durante su estancia en Chile, el papa Francisco celebrará misas masivas en las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique, y sostendrá encuentros con autoridades, y representantes de la Iglesia católica y de la sociedad civil.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Liga Norte alardea de racismo en la campaña electoral italiana
Se temía que la campaña electoral italiana sería de muy bajo nivel. Y las peores previsiones se están cumpliendo. La campaña parece haberse convertido en una competición a ver qué candidato dice la barbaridad más grande o la promesa más increíble. El último escándalo lo ha provocado el candidato a la presidencia de Lombardía, Attilio Fontana, de la ultraderechista Liga Norte, exalcalde de Varese (Lombardía), quien considera que «la raza blanca» corre peligro de extinción si no se frena drásticamente el número de inmigrantes: «No podemos aceptar a todos los inmigrantes que llegan; debemos decidir si nuestra etnia, nuestra raza blanca debe seguir existiendo o debe ser anulada». Ante la tormenta que ha suscitado, Fontana, presentado por la Liga Norte como un «moderado», señaló que fue «un lapsus», pero luego volvió a la carga al insistir en que «también la Constitución italiana habla de razas». Fontana saca así de contexto el artículo 3 de la carta magna en la que se lee: «Todos los ciudadanos son iguales ante la ley sin distinción de sexo, raza, lengua, religión y opiniones políticas». A la hora de crear miedo de la inmigración, Attilio Fontana está en buena compañía. El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, insistió recientemente en la defensa de la «raza» en un mitin en Bolonia, resaltando que Italia «está siendo atacada»: «Nuestra cultura, sociedad, tradiciones y forma de vida están en peligro. El color de la piel no tiene nada que ver con eso, pero el riesgo es muy real. Siglos de historia corren el peligro de desaparecer si la islamización gana terreno», clamó. Populista ante la inmigración también se mostró el líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, quien asegura que medio millón de inmigrantes están listos para delinquir en Italia. Otro populista, Luigi Di Maio, candidato del Movimiento 5 Estrellas, se apresuró a destacar que, antes que a los inmigrantes, se debe proteger el bienestar y la salud de los italianos. La paradoja es que la grotesca alarma sobre el peligro que correría la raza blanca lanzada por Attilio Fontana, se produce cuando se reduce el número de llegadas de inmigrante. Mientras que en el 2016 desembarcaron en Italia 181.436 inmigrantes, y murieron 5.022 en el Canal de Sicilia, en el último año llegaron 119.247, un 34 por ciento menos. En el terreno de las promesas, Di Maio y Salvini, campeones del populismo, se han mostrado en perfecta sintonía sobre la vacunación de migrantes, cuya obligación, ahora aprobada por ley, insisten en que debe abolirse. Asimismo, Di Maio promete no hacer caso a Bruselas y aumentar el gasto público superando el límite del 3% de déficit que impone la Unión Europea. Se oyen tantas barbaridades que el presidente de los obispos italianos, el cardenal Gualtiero Bassetti, ha debido lanzar una llamada a la responsabilidad: «Basta ya de eslóganes electorales deprimentes y de prometer milagros», pidió.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Gobierno de Theresa May rechaza convocar un segundo referéndum del Brexit
El debate ha vuelto a la sociedad británica: ¿debe haber un segundo referéndum para decidir la salida de Reino Unido de la Unión Europea? Una cuestión que puso sobre la palestra de nuevo el eurofobo y uno de los arquitectos del Brexit, Nigel Farage, al asegurar que quizá esta opción era lo mejor y que las palabras del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, no han hecho más que ayudar a su reactivación. «Nuestros corazones siguen abiertos para vosotros», aseguró Tusk en el Parlamento Europeo. Algo que se niega fehacientemente desde el Gobierno británico. «Brexit significa Brexit», lleva sosteniendo Theresa May desde que es primera ministra, y no habrá un segundo plebiscito. La «premier», mediante su portavoz, volvía a rechazar llevarlo a cabo. En una conversación este martes con el presidente de Austria, Sebastian Kurz, y enviando un claro mensaje a Bruselas, le confirmaba que no tenía intención de reabrir la cuestión de la membresía en la UE en Gran Bretaña. «El Gobierno respetará la decisión del público británico de abandonar la UE», le espetaba una vez más May a su homólogo austriaco, frase que repite una y otra vez cuando surgen voces que le piden una nueva oportunidad de decisión en este ámbito. Parece que en este sentido cuenta con el apoyo de todo su partido, el conservador. Hasta los que abogaban claramente por el «Remain» han aceptado que el proceso seguirá adelante y lo que tratan ahora es que sea lo más suave posible. Por supuesto, los grandes «brexiteers» de Westminster lo tienen claro: «Nadie serio quiere otro referéndum en este país sobre esta cuestión. Es absurdo. El referéndum fue ganado por los que no querían seguir permaneciendo a la UE a pesar de las adversidades y en contra de las expectativas, porque nadie podía encontrar nada bueno que decir sobre Bruselas», aseguraba Bernard Jenkin. No pasa lo mismo en el principal partido de la oposición, el laborista de un Jeremy Corbyn que no ha querido negar tajantemente ni descartar la posibilidad de un nuevo referéndum. La postura dentro del laborismo británico está muy dividida en este momento. Con su líder sin querer mojarse, fue el responsable del Brexit en el partido, Keris Starmer, quien en una reunión con sus parlamentarios desestimó la idea del nuevo plebiscito: «Habremos salido de la UE en 2019», aseveró. Aunque de puertas para afuera solo se mojan en este aspecto los diputados que apuestan por llevarlo a cabo, por ejemplo Ian Murray, uno de los patrocinadores del grupo anti Brexit «Open Britain»: «Hasta que nos hayamos marchado, el Brexit es un proceso reversible, eso está claro. Si la gente decide que este no es el camino correcto para el país, tienen derecho a cambiar de opinión», sostiene. Actualmente, los laboristas piden un voto significativo en el Parlamento sobre el acuerdo final al que se llegue con Bruselas y así poder intervenir en la decisión final si el Parlamento no lo apoya. Debate en la Cámara de los Comunes Un debate que no para la maquinaria del Brexit. Este miércoles vuelve al Parlamento para su tercera lectura en la Cámara de los Comunes la ley que incorpora la legislación comunitaria al Reino Unido tras su salida de la Unión Europea. De ahí saltará a la Cámara de los Lores, donde se debatirá esta cuestión clave para el futuro del proceso en el país. Mientras, en Estrasburgo, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, participa en un debate en la Eurocámara sobre el futuro de la UE. Allí insistirá en que los compromisos que Reino Unido hizo en diciembre para pasar a la segunda fase de negociaciones con Bruselas deberían ser legalmente vinculantes y volverá a reclamar de nuevo que no se levante una barrera física entre su país e Irlanda del Norte.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las dos fórmulas europeas para «atacar» a los partidos populistas: ¿enfrentarlos o adoptar sus agendas?
Enfrentar al populismo dio sus frutos en 2017, según concluye un informe de la ONG Human Rights Watch (HRW), en el que hace balance de la situación en materia de derechos humanos en el mundo. Decenas de movimientos populistas han ganado popularidad en los últimos años al calor de la crisis económica y la pérdida de calidad de vida de millones de personas. La victoria de Donald Trump en Estados Unidos y del Brexit en Reino Unido alertaron del efecto mundial del retroceso en materia de defensa de los DD.HH. que podría suponer la llegada al poder de agendas xenófobas con los inmigrantes y las minorías y la exaltación del lenguaje de «nosotros y ellos». Con las elecciones en Francia la pasada primavera, la Unión Europea se enfrentaba a un escenario decisivo para su continuidad tras la decisión de Reino Unido de dejar la Unión. Antes, Holanda y Austria celebraron sus comicios con la amenaza de un auge similar de la extrema derecha. No ganaron, pero estuvieron cerca. De esos meses se extraen dos modelos para derrotar a estas formaciones: mientras que en Holanda y Austria la derecha tradicional asimiló varios puntos del programa y de las políticas xenófobas de los populistas, señala HRW, en Francia el ahora presidente Emmanuel Macron confrontó con determinación las proclamas de Marine Le Pen, especialmente las que promovían la salida de la UE ondeando la bandera europea. Macron, que se declaró feminista, humanista y presidente jupiteriano, ahora se enfrenta a las críticas de la oposición por su dureza contra la inmigración y la imagen distinta que ahora muestra con respecto a la que ofrecía en campaña. En El Elíseo no ha sentado nada bien la portada de la revista L?Obs en la que el presidente aparece tras un alambre de espinos y con el titular: «Bienvenido al país de los derechos humanos» y la paridad de sexos en cargos en su gobierno no se traduce en igualdad de responsabilidades. «Europa tiene la responsabilidad de controlar sus fronteras, nadie lo disputa», pero debe «trata de limitar la afluencia de migrantes invirtiendo económicamente en sus países o actuando contra las represiones de las que huyen», afirma el director ejecutivo de HRW Kenneth Roth, e hijo de un judío alemán que huyó de la Alemania nazi. Los gobiernos populistas autoritarios también han encontrado resistencia en Centroeuropa. En Polonia, los intentos del Gobierno de Ley y Justicia de socavar el Estado de derecho y la independencia judicial -denuncia HRW- se encontraron con una fuerte oposición del Consejo de Europa y la Unión Europea, que prevé duras sanciones económicas contra el «gigante del Este». En Hungría, la amenaza de acciones legales de la UE y la condena internacional complicó los planes del gobierno para cerrar la Universidad Central Europea, financiada por el filántropo y multimillonario estadounidense Georges Soros, un bastión de pensamiento independiente que se opone a la «democracia no liberal» defendida por el primer ministro Viktor Orbán. España y el 1 de octubre HRW critica al Gobierno de España por las dificultades y obstáculos que presentan los solicitantes de asilo, así como por «excesivo uso de la fuerza» de la policía en las cargas durante la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña. La elección del presidente Donald Trump en los Estados Unidos y sus políticas anti inmigrantes y de discriminación racial se encontraron con una resistencia generalizada contra tales políticas por parte de organizaciones de la sociedad civil, periodistas, abogados, jueces e incluso miembros electos del propio partido republicano. «Trump ha dirigido sus políticas contra los refugiados y los inmigrantes, llamándolos delincuentes y amenazas para la seguridad nacional; envalentonó a los racistas con su nacionalismo blanco y defendió constantemente ideas y políticas anti musulmanas. Su administración ha implementado políticas que retrasarán el acceso de las mujeres a la atención de la salud reproductiva», reza el informe. Las purgas gay en Chechenia Human Rights Watch destaca en su informe anual los desafíos a los que se enfrenta el mundo por movimientos que se aprovechan de la desigualdad y la crisis económica para imponer su agenda contra las minorías y los derechos humanos. Bajo la presidencia de Trump, el gobierno de los EE.UU. ha reintroducido la ley de mordaza global expandida que reduce enormemente los fondos para la atención médica esencial para mujeres y niñas en el extranjero. El machismo de Trump, en cambio, ha tenido una dura contrapartida: el movimiento «Me Too» y la La Marcha de las Mujeres, convocada inicialmente como una respuesta estadounidense a la elección de Trump, que se transformó en un fenómeno global, con millones de personas apoyando su causa. En este escenario y tras años de luchas por parte de los activistas por los derechos de las mujeres, tres países de Medio Oriente y África del Norte -Jordania, Líbano y Túnez- derogaron disposiciones en sus códigos penales que permitían a los violadores eludir la pena de cárcel casándose con sus víctimas. Pionera en el mundo árabe, las autoridades tunecinas se han inspirado en legislaciones europeas como la española de 2004. Una de cada dos mujeres tunecinas habría sufrido violencia física, psicológica o sexual en un espacio público entre 2011 y 2015, según estima una encuesta de 2016 del Centro de Estudios, Investigación, Documentación e Información sobre la Mujer. Hasta la aprobación de la reciente ley, que entrará en vigor dentro de seis meses, la violencia familiar -una de las señaladas por la ley- seguía siendo tabú para la legislación tunecina pese a que hasta un 47% de las tunecinas la ha sufrido al menos una vez en su vida, según un estudio de 2010 de la Oficina Nacional de la Familia. En Venezuela más de un centenar de personas murieron en las protestas por el desplome de la economía y contra el enésimo giro autoritario del presidente Nicolás Maduro, que convocó unas elecciones para llegar a una Asamblea Constituyente para contrarrestar la mayoría opositora en el Parlamento venezolano. HRW destaca el cambio de postura de varios países de la región que abandonaron su pasividad en la denuncia al régimen venezolano para declarar sin tapujos su condena al Gobierno de Maduro. La lucha y la condena internacional tuvo más frutos en Rusia donde la detención, la tortura, el cumplimiento desaparición y asesinato de hombres homosexuales por las fuerzas de su presidente checheno Ramzan Kadirov se encontró con tal indignación generalizada que Vladimir Putin se vio obligado a darle un toque de atención a su brutal aliado, poniendo fin a la purga en esta república del sur de Rusia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
China detiene al abogado Yu Wensheng por pedir elecciones democráticas
Horas después de difundir una carta abierta reclamando reformas constitucionales y elecciones libres, el abogado chino Yu Wensheng ha sido detenido este viernes. Según informa la agencia France Presse, ha sido apresado por una docena de agentes, entre los que había algunos de operaciones especiales (SWAT), cuando llevaba a su hijo al colegio por la mañana (durante la madrugada en España). Especializado en defender a disidentes, activistas políticos y partidarios del movimiento democrático de Hong Kong, Yu Wensheng es uno de los abogados de derechos humanos más prestigiosos del país, lo que le ha puesto en el mira del autoritario régimen chino. Tras denunciar en el pasado detenciones y torturas por parte de la Policía, su licencia fue revocada hace unos días porque llevaba seis meses sin poder trabajar para ningún bufete y había sido rechazada su solicitud para abrir una nueva firma. En esta pugna con el régimen, el letrado publicó el jueves una carta reclamando reformas constitucionales para avanzar hacia la democracia. «Designar al presidente de la nación, como jefe de Estado, a través de una simple elección dentro de un partido no tiene el sentido de unas elecciones», criticó Yu. A su juicio, este sistema político «no tiene el poder para ganarse la confianza de la nación, la sociedad civil u otros países del mundo». Sus palabras no deben de haberle sentado nada bien al presidente de China, Xi Jinping, quien ha endurecido la represión desde su ascenso al poder en 2012. De hecho, Yu Wensheng es la última víctima de su campaña para silenciar las voces críticas en el mundo de la abogacía, donde han sido detenidas más de 300 personas desde 2015. Con muchos de ellos encarcelados y condenados, Yu podría correr el mismo destino, ya que las sentencias dictadas por los tribunales chinos son cada vez más severas. El mes pasado, le cayeron ocho años de cárcel al bloguero Wu Gan, apodado «Carnicero Supervulgar», por insultar a las autoridades. «Me preocupa que pueda ser acusado de un delito grave como incitar a la subversión del poder estatal por sus palabras», explicó a AFP el investigador de Amnistía Internacional para China, Patrick Poon. En su opinión, la persecución contra este abogado es «como una venganza por hablar con los medios». Se desconoce dónde está confinado Como suele ser habitual en estas detenciones, no se sabe dónde ha sido confinado Yu Wensheng ni tiene un abogado que lo asista. Ni su propia esposa, Xu Yuan, sabe dónde está ni por qué ha sido detenido. «No he recibido ningún documento legal sobre su arresto y ni siquiera sé de qué delito es sospechoso», contó a la agencia Reuters para alertar sobre la situación de su marido. Además de Yu Wensheng, que denunció al régimen chino por no frenar la contaminación que sufre el país, en los últimos tiempos han sido detenidos otro prominentes abogados. Es el caso de Zhou Shifeng, director de un bufete especializado en derechos humanos que fue sentenciado en agosto de 2016 por «subversión contra el Estado» en la «Campaña 709» para silenciar a los disidentes.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Así era la «cárcel» de los 13 hijos de Los Turpin: encadenados, malnutridos y obligados a vivir de noche
Los detalles del «infierno» en vida, al que sometieron David Turpin y Louise Turpin a sus 13 hijos, de edades comprendidas entre los 2 y 29 años, están haciendo correr ríos de tinta en la prensa estadounidense e impactando sobre una sociedad, que apenas puede llegar a esbozar la «cárcel» en que este matrimonio convirtió su hogar en la localidad californiana de Perris, en el condado de Riverside y a algo más de 100 kilómetros al sureste de Los Ángeles (California). Como recoge en un amplio reportaje «Los Angeles Times», la Fiscalía ha revelado que comenzaron a tener noticias de lo que estaba suceciendo cuando una hija de 17 años de los Turpin llamó a través de un móvil desactivado al 911 para informar de lo que estaba sucediendo. La chica joven que logró escapar y alertar a las autoridades aportó imágenes como prueba, y confesó que había «estado trabajando en el plan de escape durante más de dos años». En su artículo, «Los Ángeles Times», han desgranado algunos los detalles del trato inhumano que este matrimonio dedicó a sus propios hijos a partir de los datos recopilados tras la investigación abierta por el fiscal del Condado de Riverside, Michael Hestrin. En concreto, según esta fuente, los 13 vástagos estaban encadenados a sus camas y eran alimentados a determinadas horas. En concreto, también eran obligados a dormir durante el día y sólo podían levantarse por la noche. Apenas les permitían lavarse y no habían visto un médico desde hace cuatro años. Tampoco conocían lo qué era un dentista ni un agente de Policía o para qué servía un medicamento. Hospitalizados y desnutridos Tampoco David y Louise Turpin mostraban mayor preocupación por sus hijos, al margen de su obsesión por la Biblia. Ambos adquirían sus propios alimentos pero no permitían a sus hijos consumirlos: Pasteles de manzana y juguetes que no abrían ni compartían con sus vástagos. En la actualidad se encuentran hospitalizados y extremadamente desnutridos. Algunos también padecen un deterioro cogntivo y neuropatías originadas por las duras circunstancias en que estuvieron viviendo durante años. En este sentido, el fiscal del Condado de Riverside Michael Hestrin ha apuntado que los abusos pudieron comenzar cuando la familia viviá en Fort Worth (Texas) antes de trasladarse a California en 2014. «El abuso y las negligencias se intensificaron durante el tiempo y, sobre todo, al llegar a California», ha afirmado Hedrin. En este sentido, ha añadido que los diarios que se les permitió escribir durante todos esos años «van a ser una evidencia fuerte de lo que ocurrió en esa casa», ha apuntado