Infortelecom

Noticias de sociedad

18-07-2018 | Fuente: as.com
Anoeta ya tiene su nueva silueta completada
Las obras avanzan a buen ritmo tras la colocación de la cuarta cercha en lo alto de la cuberta del estadio de la Real Sociedad. El objetivo es que el 70% del nuevo Anoeta esté terminado antes del 15 de septiembre.
18-07-2018 | Fuente: elpais.com
La sentencia de la banca chipriota, un antecedente para el Popular
El Tribunal general de la UE desestimó las demandas de indemnización presentado por particulares y sociedades
18-07-2018 | Fuente: as.com
Fue el coche que cambió la sociedad y la competición
Antonio Zanini fue campeón de Europa y pentacampeón de España de y cuenta que le debe todo al Seat 124: "Con él lo aprendí todo".
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump presume de que la OTAN «es hoy más sólida gracias a mí»
Tarde para los horarios en que Donald Trump empieza a tuitear, pero comprensible después del cansancio acumulado tras varios días de viaje en el extranjero. La primera reacción del presidente al aluvión de críticas por sus declaraciones en Helsinki llegó a las 9:53 de la mañana del martes (hora de Washington): «Tuve una gran reunión con la OTAN. Han pagado 33.000 millones de dólares más y pagarán cientos de miles de millones de dólares más en el futuro, solo gracias a mí. La OTAN estaba debilitada, pero hoy vuelve a ser sólida (malo para Rusia). Los medios solo dicen que fui maleducado con los líderes, ¡nunca mencionan el dinero!». I had a great meeting with NATO. They have paid $33 Billion more and will pay hundreds of Billions of Dollars more in the future, only because of me. NATO was weak, but now it is strong again (bad for Russia). The media only says I was rude to leaders, never mentions the money!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 17 de julio de 2018Ajeno al chaparrón doméstico, Trump continuó media hora después señalando que el encuentro con Vladimir Putin había sido «incluso mejor» que el desarrollado con sus socios de la OTAN. «Tristemente no se está informando de esa manera», deploraba el presidente, apuntando una vez más a las «fake news» de los medios que no siguen sus dictados. Lo que no aclaró es en qué sentido la cumbre con Putin había resultado mejor que la celebrada en Bruselas con sus socios atlantistas, de donde al menos salió con un compromiso de incremento de gasto económico de los aliados, aunque no sea el que ha vendido a la sociedad norteamericana. El acuerdo de Bruselas se limita a reafirmar un objetivo ya establecido de alcanzar una inversión por país del 2% del PIB para 2024. Nada dice de un incremento extra, que Trump se atribuye como mérito. Incluso los 33.000 millones de dólares más de gasto que se adjudica el presidente salen, en realidad, de un cálculo del aumento de gasto de los socios desde 2014, según señalan varios análisis. Sus veladas amenazas de abandonar la OTAN sonaron a música celestial en Moscú. El presidente estadounidense ha subrayado en varias ocasiones que es más lo que su país aporta a la OTAN que lo que la OTAN sirve a su país, olvidando que la única situación en la que se ha activado el Artículo 5 del tratado, el de asistencia mutua entre socios en caso de ataque a uno de ellos, fue después de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos. Sin embargo, en la reunión de líderes de la Alianza que concluyó el jueves pasado en Bruselas no se alcanzaron nuevos compromisos sobre los niveles de gasto en defensa, más allá de reafirmar lo pactado en la cumbre de Gales de 2014.
17-07-2018 | Fuente: as.com
El Roma de Monchi ha preguntado por Oyarzabal
La Real Sociedad se niega a negociar por el atacante eibarrés, que sólo saldrá por su cláusula (50 millones). El jugador no quiere salir este verano.
17-07-2018 | Fuente: elpais.com
Rosell alerta de que subir los impuestos a las empresas tendrá ?consecuencias negativas?
La patronal CEOE defiende que los tributos que pagan las sociedades españolas están en la media europea
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Por qué el FMLN no ha logrado imponer el chavismo en El Salvador
Mientras su vecina Nicaragua y su 'benefactora' Venezuela han colapsado, El Salvador mantiene una razonable salud institucional que el gobernante Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) no ha conseguido doblegar. El castigo electoral que el FMLN sufrió en las legislativas y locales del pasado marzo, la mayor derrota en su historia democrática, ha reducido notablemente su poder político y le aleja definitivamente de cualquier intento de controlar instituciones clave como el Tribunal Supremo Electoral o la Corte Suprema de Justicia. Diríase que El Salvador ha superado ya el riesgo de hundirse en el marasmo del modelo chavista. «El Frente tenía un proyecto de dominio de las instituciones del Estado. Si no lo logró, no fue porque no lo intentó, sino porque no ha tenido fuerza suficiente», dice Salvador Samayoa, intelectual salvadoreño de amplio prestigio político y social. Samayoa fue dirigente del FMLN durante el conflicto armado que padeció El Salvador y fue negociador, por parte de la guerrilla, de los acuerdos de paz firmados en 1992. Poco después se desvinculó del Frente y hoy es uno de sus críticos más eficaces. Bancarrota de las empresas del Alba Samayoa afirma que en el Frente que entró en la vida democrática había debate interno, pero con el tiempo se impusieron las formulaciones chavistas, o «cuando menos las orteguistas», dice, considerando la política de Daniel Ortega en Nicaragua quizás algo más sutil que la completa fórmula exportada por Hugo Chávez. Eso ocurrió especialmente desde 2009, año en que el FMLN alcanzó la presidencia del país. Entre 2011 y 2013 «aceleraron el proyect o, con la ayuda del dinero que les llegaba de Venezuela, sobre todo a través de Alba Petróleos», la sociedad mixta creada con la petrolera nacional venezolana PDVSA. Samayoa considera que por ese medio los dirigentes del FMLN dispusieron de no menos de 100 millones de dólares para uso discrecional, que utilizaron para comprar a políticos (en una operación para provocar una escisión en el partido de derecha ARENA) y a jueces. La resistencia de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y la caída de los precios del petróleo en 2014, que redujo los envíos de PDVSA, dejaron a medias la aspiración de dominio del Estado por parte del FMLN. Las diversas empresas constituidas en el marco del acuerdo bolivariano del Alba entraron en bancarrota, con una deuda de más de 1.100 millones de dólares que la Asamblea Legislativa, donde el FMLN ya no tiene mayoría, se niega a saldar, pues no reconoce un débito generado por entidades del FMLN y no propiamente por el Estado salvadoreño. Tentación de usar a las maras Otro de los negociadores de los acuerdos de paz de 1992, en los que participó en nombre del Gobierno, el general Mauricio Vargas, hoy diputado de ARENA, estima que la imposibilidad del FMLN de avanzar hacia un proyecto autoritario se debe justamente a las ventajas democráticas que trajeron las reformas acordadas. Vargas cree que los avances democráticos han quedado por debajo de lo que cabría esperar transcurridos 25 años desde los acuerdos de paz, pero valora muy positivamente lo que llama «la ciudadanización de la política». «El mayor grado de participación y presión ciudadana ha hecho que el FMLN no tenga la mayoría cualificada que sí ha habido en Nicaragua y Venezuela». Hoy el Frente tiene solo 23 de los 84 diputados de la Asamblea, y el dirigente más vinculado al chavismo y a sus negocios de narcotráfico, José Luis Merino, no consiguió ser reelegido. Además, el FMLN ha perdido la alcaldía de San Salvador y de otras ciudades. Vargas recuerda que durante las negociaciones de paz uno de los cabecillas del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, hoy presidente del país, le confesó que el Frente accedía a la paz por razones estratégicas, pero no renunciaba a la revolución. «Entonces no me di cuenta, pero eso indicaba que tenían una agenda oculta», dice. El señalamiento de esas intenciones hace que Vargas sea cauto a la hora de determinar que el peligro ha pasado. «Estamos en un equilibrio inestable», advierte. Y apunta que si en las elecciones del próximo año el FMLN pierde la presidencia «pueden tener una reacción irracional; ya lo estamos viendo ahora, que después de la derrota en las legislativas de este año están buscando crear problemas sociales para llenar la calle y dar consignas violentas». Vargas no descarta, además, que el FMLN pueda echar mano de las maras, las pandillas juveniles que se han convertido en el mayor problema del país, al modo como Maduro y Ortega han usado a grupos violentos (los «colectivos» en el caso venezolano, y las fuerzas de choque sandinistas en el nicaragüense) para amedrentar a los ciudadanos. «No me cabe la menor duda de que usarán las pandillas si las necesitan», afirma. En la anterior legislatura ya hubo acuerdos secretos del Gobierno con las pandillas, algo conocido como «la tregua». Echar mano a las pensiones El grado de institucionalidad alcanzado en El Salvador, en especial la independencia demostrada por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, también es destacado por Fabricio Altamirano, editor del grupo de prensa de «El Diario de Hoy». «Cuando se compromete la independencia de esa Sala ocurre lo que vemos en Nicaragua y lo que patéticamente sucede en Venezuela; la razón de que Argentina no callera también por el barranco es precisamente porque el órgano similar en ese país pudo mantenerse al margen». La renovación en los próximos días de la mayor parte de los miembros de esa Sala constituye un momento delicado, en opinión de Altamirano, pero confía en que se respeten las estipulaciones establecidas en la legislación para asegurar la independencia en la composición de ese organismo, las cuales el FMLN ha intentado modificar varias veces sin éxito. Altamirano atribuye parte de la debilidad del FMLN a la falta de fondos que antes llegaban al Frente en sus negocios con Venezuela. Curiosamente tanto los sandinistas como el FMLN han querido compensar esa reducción de ingresos con un mayor acceso a los fondos de la Seguridad Social. Las actuales revueltas en Nicaragua comenzaron cuando el Gobierno anunció su intención de incrementar las contribuciones de empresas e individuos a la Seguridad Social (iniciativa de la que tuvo que retractarse, aunque sin lograr la pacificación callejera). En El Salvador el FMLN ha intentado cambiar el actual sistema de pensiones, que es privado. Nacionalizarlo «es tener a mano una caja de 10.000 millones de dólares, y eso es algo que provocó la desconfianza de los ciudadanos, que han estado muy activos en esta cuestión», señala Altamirano.
16-07-2018 | Fuente: as.com
Merino regresa a LaLiga ?sin deudas pendientes?
El primer fichaje de la Real Sociedad señala que se siente ?reflejado? en todo lo que rodea al club txuri-urdin. "A mi me gustaría poder estar en Europa y que el club peleara por títulos"
15-07-2018 | Fuente: abc.es
Rusia ha tenido esta semana un contratiempo diplomático que ha pasado desapercibido en medio de los grandes titulares de la gira de Trump, la cumbre de la OTAN y la visita mañana del presidente norteamericano a su homólogo ruso, Vladimir Putin. Durante todo el siglo XX y lo que va del XXI, Rusia ha mantenido un enorme peso político en los países de raíz cultural ortodoxa. Es una alianza que hasta la fecha ha estado por encima del signo político de cada gobierno. Pero el pasado 11 de julio se rompió uno de esos nexos: Grecia expulsó a cuatro diplomáticos rusos por «actividad informativa» contra Grecia. Dos estaban en el país y dos fuera, a los que se ha prohibido que regresen a Grecia. La medida, según se explica en el diario conservador ateniense «Kathimerini», responde a un intento del gobierno heleno de frenar la expansión de la influencia rusa en Grecia. ¿Cuál era el objetivo de esa creciente influencia de Rusia? Romper el acuerdo firmado entre los primeros ministros de Grecia, Alexis Tsipras, y Macedonia, Zoran Zaev, sobre el nuevo nombre que tendrá «La Antigua República Yugoeslava de Macedonia», que pasará a ser «Macedonia del Norte». ¿Por qué esa oposición? Porque el acuerdo normaliza la relación entre ambos países y permite la integración de Macedonia en la OTAN, invitación que se le ha hecho formalmente en la cumbre de esta semana en Bruselas. Como informa «Kathimerini», Grecia denuncia el papel que ha jugado en todo esto la Sociedad Imperial Ortodoxa de Palestina (SIOP). Cosas veredes, amigo Sancho. Ésta es una organización fundada a mediados del siglo XIX y reconocida por el Zar en 1882. Una agrupación que sobrevivió bajo el comunismo con el nombre de Sociedad Rusa de Palestina y rindió grandes servicios al Partido y a la que el presidente Boris Yeltsin devolvió su nombre original en 1992. Durante el comunismo fue uno de los instrumentos del gobierno ruso en Oriente Medio, y ahora Putin la emplea como forma de expandir la influencia rusa mucho más allá de de esa región del mundo a la que Grecia no pertenece, como quiera que se mire el mapa. Y según el diario digital griego «Sofokleousin», una publicación principalmente económica y con buenas fuentes gubernamentales, «los rusos emplearon la SIOP para sobornar a políticos griegos y macedonios para que se opusieran al cambio de nombre». La Sociedad Imperial Ortodoxa de Palestina tiene un presidente que no es un cualquiera: Sergei Stepashin, ex primer ministro y exministro de Asuntos Exteriores con Yeltsin y alguna cosa más, discreta, de la que es mejor no hablar. Hoy actúa como una mano de Putin para promover la influencia política de Rusia por medio de la Iglesia Ortodox, lo mismo que intentaban los comunistas. Pero hasta ahora sólo había constancia de esos avances en Palestina, donde era fácil revestirlos exclusivamente de sentimiento religioso. Pero el nuevo desembarco de la SIOP en los Balcanes confirma que esta organización es un instrumento para la restauración del cesaropapismo zarista. Ya en 1857 la SIOP fue creada después de la Guerra de Crimea. Hoy amplía sus actividades fuera de Tierra Santa tras la ocupación rusa de la Península de Crimea y en pleno expansionismo ruso. ¿Cuál será su próximo objetivo?
15-07-2018 | Fuente: abc.es
Los «Jabalíes Salvajes» ganan en la cueva de Tailandia el partido de sus vidas
Sin haber dejado atrás aún los dulces días de la infancia y la adolescencia, ya han sufrido más que la mayoría en toda su vida. El angustioso rescate de los doce niños atrapados con su entrenador de fútbol en una cueva de Tailandia es el último capítulo, con final feliz esta vez, de una dura existencia marcada por la fatalidad. A sus 25 años, el monitor, Ekkapol Chantawong, es huérfano desde los diez, cuando su padre murió solo tres años después de que una enfermedad se llevara también a su madre y a su hermano pequeño. Internado a los once años en un monasterio budista, seguramente el único lugar donde podía asegurarse la subsistencia, fue novicio hasta los 21. A pesar de colgar la túnica azafrán, siguió viviendo en un templo donde ayudaba a los monjes y se unió a su mentor, el entrenador «Nop», para formar a un equipo de fútbol juvenil: los «Jabalíes Salvajes» de Mae Sai, al norte de Tailandia en plena frontera con Myanmar (nombre oficial de la antigua Birmania). Con edades comprendidas entre los 11 y 16 años, allí juegan los doce muchachos con los que «Ek» se quedó encerrado en la caverna de Tham Luang el pasado 23 de junio, cuando una repentina tormenta la inundó impidiéndoles la salida. Cobijados en una gruta a 600 metros de profundidad y cinco kilómetros de la salida, se pasaron diez días casi sin comida hasta que los hallaron dos buzos británicos. «No incumplieron las normas porque los carteles de peligro recomendaban no entrar en la cueva de julio a noviembre, durante las lluvias del monzón, pero tememos que pueda tener problemas», explican a ABC sus dos tías adoptivas, Anporn Sriwichai y Tham Guntawongse, madre del entrenador «Nop». Con una amplia sonrisa iluminándoles el rostro por el éxito del rescate, atribuyen con orgullo la supervivencia de los niños a ?Ek?, quien ?racionó la comida dándoles su parte y les enseñó a ahorrar sus fuerzas y a calmarse meditando?. Pero, con humildad, insisten en que «no es un héroe, solo hizo lo que debía». Etnias birmanas Tal y como recuerda Anporn Sriwichai, «se ha hablado mucho de por qué entraron en la cueva, si fue para celebrar el cumpleaños de uno de los niños o por otro motivo, pero lo único que quería ?Ek? es que fueran fuertes física y mentalmente y hacer algo divertido». Una filosofía que les había llevado a explorar otras veces las entrañas de Tham Luang y que, en esta ocasión, casi les cuesta la vida. Tras su arriesgado rescate a través de un oscuro laberinto de grutas estrechísimas, algunas inundadas, el entrenador y los niños se recuperan en el hospital de la capital provincial, Chiang Rai. En un vídeo grabado por las autoridades, donde se les ve en sus camas del hospital con el rostro tapado por una mascarilla quirúrgica, uno a uno van dando las gracias por haber sido salvados. ?Estoy bien y quiero comer arroz con cerdo a la parrilla?, dice Pipat Pothi, de 15 años, mientras Dul dice preferir el pollo frito del KFC y enseña los dibujos que ha pintado de sus amigos. Al no haber contraído ninguna infección en la cueva y encontrarse bien de salud, el ministro de Salud tailandés, Piyasakol Sakolsatayadorn, anunció ayer que todos ellos serán dados de alta la próxima semana, según informa Reuters. Protagonistas de un drama emitido en directo que ha tenido a todo el planeta con el corazón en un puño, a «Ek» y al equipo de fútbol de los «Jabalíes Salvajes» les aguarda el regreso a su vida cotidiana convertidos en celebridades. Para empezar, la FIFA los había invitado hoy domingo a la final del Mundial en Moscú, pero no podrán acudir por no hallarse todavía en condiciones. De todas maneras, tampoco podrían hacerlo aunque estuvieran ya recuperados porque ni el entrenador ni tres de los chavales tienen pasaporte tailandés. Pertenecientes a distintas etnias de la convulsa Birmania, forman parte del casi medio millón de refugiados (tres millones según algunas ONG) que se mueven en la sombra de la alegalidad en este país. Junto al monitor, que procede de la minoría ?Tai Lue?, el otro caso que más ha llamado la atención mediática es el de Adul Sam-on, de 14 años. Huido desde los seis del Estado Wa, una zona de Birmania controlada por una guerrilla que se financia con el opio del ?Triángulo Dorado? y recluta a ?niños soldado?, Adul fue quien habló en inglés con los buzos británicos que encontraron al grupo. También utilizó este mismo idioma en el vídeo grabado ayer en el hospital. Además, domina el tailandés, birmano, mandarín y wa, lo que le convierte en uno de los mejores alumnos de la escuela Ban Wiang Phan, donde el 20 por ciento de sus estudiantes son también apátridas. Criado en una iglesia baptista, donde su familia lo entregó por no poder cuidar de él, Adul se ha ganado una beca para estudiar gratis y comer en el colegio gracias a su brillante expediente académico y deportivo. Sin papeles de ningún país, su caso ha conmocionado a la sociedad tailandesa, que ha abierto del debate sobre su legalización pese a los fuertes recelos contra los inmigrantes de los países vecinos. Frente a las voces pidiendo que se les conceda la ciudadanía a estos apátridas, el gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, ya ha dejado claro que «cualquier proceso de regularización debe hacerse conforme a la ley». Fortalecidos desde pequeños por las más crueles penalidades, el entrenador «Ek» y los jóvenes futbolistas de los «Jabalíes Salvajes» han sobrevivido 17 días atrapados en la cueva de Tham Luang para ganar el partido de su vida. La junta militar se redime con el rescate Además de una espectacular operación en la que no se han escatimado recursos, el arriesgado rescate de los niños atrapados en la caverna de Tham Luang ha sido un magnífico lavado de cara para la Junta militar de Tailandia, en el poder desde el golpe de Estado de hace cuatro años. Con una treintena de asonadas desde que se abolió la monarquía absoluta en 1932, el Ejército vuelve a controlar el país para acabar con la inestabilidad social y económica que provoca su fuerte división política. Simplificando, por un lado están los ?camisas rojas?, que ganan todas las elecciones gracias al apoyo masivo de los campesinos pobres del interior a los ex primeros ministros Thaksin Shinawatra y su hermana Yingluck, depuestos por los militares y condenados por corrupción. Frente a ellos aparecen los ?camisas amarillas?, que pertenecen a la clase media urbana, han adoptado el color de la monarquía y tradicionalmente han contado con el apoyo del Ejército. En medio de esta fractura, el gobierno del general Prayuth Chan-o-cha ha impuesto la mano dura y retrasado las elecciones que prometió cuando tomó el poder, anunciadas para febrero del próximo año si no hay nuevos cambios. Para combatir las críticas contra su autoritarismo, la Junta se ha volcado en el rescate de los niños atrapados en la cueva, que ha disparado el orgullo nacional en Tailandia y generado una ola de solidaridad sin precedentes en todo el mundo. Además, su campaña de promoción le ha servido para eclipsar las críticas por el naufragio la semana pasada de un barco turístico en la popular isla de Phuket, donde perecieron decenas de pasajeros, la mayoría chinos. Una tragedia que ha pasado desapercibida por el éxito del rescate, con el que la Junta militar ha potenciado su popularidad para frustración de quienes piden la vuelta de la democracia a Tailandia.
1
...