Infortelecom

Noticias de siria

24-11-2017 | Fuente: abc.es
Algunos de los peores atentados contra musulmanes
El terrorismo ha vuelto a golpear, y lo ha hecho de nuevo contra el pueblo musulmán, el más afectado por los ataques yihadistas, pero también el que recibe mucha menos atención mediática desde los medios occidentales. Sin embargo, la envergadura de la última matanza, hoy en Al Arish, el Sinaí egipcio, ha elevado la cifras, de manera provisional, a 270 muertos y 90 heridos. Todos los estudios y estadísticas coinciden en que la mayoría de los atentados terroristas -perpretados por grupos como Daesh, Al Qaida, Boko Haram o los talibanes- tienen lugar en países de Oriente Próximo y África. Irak, Afganistán, Nigeria, Pakistán, Siria, Yemen, Somalia, India, Egipto y Libia copan los diez primeros puestos de la lista de los países que sufre más atentados. La población de ocho de estos países es de mayoría musulmana. Se ha convertido en algo tristemente rutinario leer noticias los viernes -el día del rezo para los musulmanes- de un nuevo atentado sufrido por una mezquita chií en Arabia Saudí (donde predomina wahhabismo, una rama del sunismo). Según un estudio del US National Counterterrorism Center, entre el 82 y 97% de las víctimas de atentados son musulmanas. Y un musulman tiene siete veces más probabilidades de morir en un ataque terrorista que un no-musulman. El mismo informe señala que entre 2001 y 2015, el 75% de los muertos fueron el resultado de ataques en países de mayoría musulmana. Y el 98% de los ataques ocurrieron fuera de suelo occidental (EE.UU., Europa). A continuación recordamos algunos de los ataques o atentados más trágicos de los últimos años realizados en la que tanto las víctimas como los verdugos son musulmanes. IRAK Una de las mayores masacres tuvo lugar el 10 de junio de 2014. Ese día Daesh (de religión suni) asesinó a 670 presos chiíes en un ataque a la cárcel de Badush, situada a unos 25 kilómetros al oeste de Mosul. Antes de realizar la matanza, los yihadistas separaron a los presos sunies de los chiies, matando a estos últimos. En marzo de 2017, Fuezas de Movilización Popular anunciaron que habían descubierto una fosa común en la que encontraron a 500 prisiones ejecutados por Daesh en la mencionada cárcel. Soldados iraquíes examinan la fosa común con 500 cadáveres, pertenecietes a los presos de Badush - AFP Pero no ha sido la única. El 2 de marzo de 2004, tuvo lugar un atentado múltiple contra la comunidad chii provocando un total de 171 muertos: 106, en el santuario de Hussein en Kerbla, y 63 en Bagdad, mientras se conmemorava el día de Ashura (en el que se conmemora el martirio del imán Hussein, nieto del profeta Mahoma). Tres años después, el 14 de agosto de 2007, cuatro camiones bomba dejaron 250 muertos en Nínive. PAKISTÁN Es en este país, Pakistán, donde fue capturado y abatido Osama Bin Laden, responsable del mayor atentado en Occidente, donde tienen lugar numerosos atentados. Como el sucedido el 16 de diciembre de 2014, en el que un grupo de talibanes abrió fuego contra una escuela en Peshawar, matando a 145 personas, la mayoría de ellas niños. Miembros del Ejército rescatan a los niños del interior de la escuela - REUTERS YEMEN Yemen, que actualmente vive inmersa en una guerra civil que comenzó el 25 de marzo de 2015, también ha sufrido importantes atentados, como el que tuvo lugar el 19 de marzo de ese mismo año contra dos mezquitas, en Saná, causando la muerte de 154 personas. AFGANISTÁN Uno de los atentados más trágicos recientemente, es el que tuvo lugar Kabul, capital de Afganistán, país escenario principal del terrorismo desde hace años, a manos de los talibanes. El 31 de mayo de 2017, una explosión en el barrio diplomático provocó la muerte de 150 personas, y heridas en otras 300. Fue el atentado más sangrieto sufrido por el país desde 2001. NIGERIA Esta misma semana, el 21 de noviembre, tuvo lugar otro ataque con medio centenar de víctimas En esta ocasión el ataque fue contra una mezquita de Mubi, que fue atribuido al grupo terrorista Boko Haram, que compite con Daesh en el número de víctimas que provoca cada año.
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Al menos 270 muertos en un ataque en una mezquita del Sinaí egipcio
Los gobiernos de Siria e Irak insisten en que están en la recta final en su guerra contra el grupo yihadista Daesh (Isis por sus siglas en inglés), pero el mensaje de los seguidores del califa ha calado hondo lejos del califato y el Sinaí egipcio volvió a confirmar que es uno de sus bastiones. Egipto vive el primero de los tres días de luto decretados por las autoridades despues de que al menos 270 personas perdieran la vida tras un ataque con explosivos y armas de fuego contra la mezquita de Al Rauda, situada en el distrito de Bear al Abd, en el extrarradio de Al Arish, al norte de una peninsula del Sinaí. La zona se ha convertido en una pesadilla para las autoridades de El Cairo, incapaces de frenar los ataques contra civiles y fuerzas de seguridad. A falta del comunicado oficial del califato para reivindicar la acción, los medios locales señalaron que el objetivo fue una mezquita de rito sufí, corriente del islam suní que los extremistas salafistas consideran herética y que ya ha sido objeto de más ataques de Daesh en el pasado reciente. Este ataque fue más sangriento aún que el derribo del avión ruso de la compañía Metrojet, que causó 224 muertos en octubre de 2015, y demuestra que no hay líneas rojas para unos yihadistas que atentan por primera vez en el Sinaí en el interior de una mezquita. De nada ha servido que esta zona de Egipto se encontrara en estado de emergencia desde octubre de 2014, tras una emboscada reivindicada por los yihadistas en la que 33 militares murieron. El comando terrorista llegó en varios vehículos todoterreno hasta el templo. Uno o varios de ellos detonaron un explosivo ?podría ser un suicida o varios? a la salida del rezo del viernes, día grande para los musulmanes, y despues rodearon la mezquita y ametrallaron de forma indiscrimanada a quienes trataban de escapar. También usaron lanzacohetes contra los fieles desarmados. No se libraron ni las decenas de ambulancias que acudieron al auxilio de las víctimas, que tambien fueron ametralladas, según revelaron testigos desde el lugar de los hechos. Las imágenes ofrecidas por las televisones egipcias mostraban decenas de cuerpos tirados dentro y fuera de la mezquita, escenas terribles que llevaron al presidente, Abdel Fatah al Sisi, a clamar venganza. El dirigente no ha sido capaz ni de reconducir la maltrecha economía del país, ni mucho menos de frenar la oleada de atentados, cuyo epicentro se sitúa en el Sinaí, y el malestar es creciente entre la población. En un discurso ante las cámaras de la televisión nacional aseguró que las Fuerzas Armadas y la Policía «se van a vengar por nuestros hijos para recuperar la estabilidad y vamos a responder a este acto con una fuerza brutal». Hasta el momento el uso de la vía militar no ha sido suficiente para hacer frente a la amenaza yihadista. Las autoridades anunciaron tambien medidas de urgencia como el pago de indemnizaciones por valor de 200.000 libras egipcias (unos 10.600 euros) a las familias de las víctimas mortales y de 50.000 libras (unos 2.400 euros) para los heridos. Las Fuerzas Armadas lanzaron una primera operación para intentar capturar a los culpables del ataque e informaron de operaciones aéreas contra posiciones yihadistas. Analistas como Amr Kalifa, recordaron en las redes sociales que «desde 2014 insistimos en que los que ocurre en Sinaí es un problema enorme, un levantamiento insurgente y no una guerra convencional, pero en El Cairo nadie escucha y ofrecen siempre las mismas soluciones militares». Aunque Al Sisi lamentó que «Egipto afronta el terrorismo solo, en nombre de la región y de todo el mundo», las muestras de apoyo internacional fueron inmediatas. El presidente de Estados Unidos, país aliado militar de Egipto, Donald Trump, lamentó en su cuenta de Twitter el «horrible y cobarde ataque terrorista contra fieles inocentes e indefensos en Egipto». Su homólogo ruso, Vladmir Putin, uno de los principales aliados del Gobierno de Damasco en la lucha contra el yihadismo, también condenó lo ocurrido, como lo hizo la Liga Árabe, la Unión Europea o el vecino Israel, que iluminó un edificio de Tel Aviv con los colores de la bandera egipcia. Photos published by state-owned Al Ahram of the bombed sufi mosque. 75+ inured, 54 killed, says state tv. pic.twitter.com/MiPioUkL7P? Heba Farouk Mahfouz (@HebaFarooq) 24 de noviembre de 2017
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Desalojan a todos los inmigrantes que ocupaban un  centro de detención en Papúa
Las autoridades de Papúa Nueva Guinea han desalojado a la totalidad de los 328 inmigrantes que hasta ahora ocupaban el centro de detención de la isla de Manus, gestionado por Australia hasta su clausura el 31 de octubre. «El Gobierno australiano tiene conocimiento de que todos los hombres que anteriormente rehusaban abandonar el antiguo centro de tramitación regional de la isla de Manus han salido hacia los alojamientos alternativos», confirmó en un comunicado su ministro de Inmigración, Peter Dutton. La Policía y funcionarios de Inmigración papuanos entraron al centro de Manus, clausurado en virtud de un fallo del Tribunal Supremo, por segundo día consecutivo en el marco de un operativo en el que se ha denunciado el uso de la fuerza. «Nos han sacado por la fuerza, han utilizado barras de metal hay varias personas que han sido heridas muy fuerte (..) a mí me esposaron y me trajeron a East Lorengau», dijo en una conversación telefónica con Efe Abdul Aziz, uno de los inmigrantes desalojados. Aziz, de origen sudanés, agregó que «ahora estoy sentado esperando a las autoridades, sin una casa (..). No voy a olvidar este día. No puedo creer lo cruel que son los gobiernos de Australia y Papúa Nueva Guinea. No les importa si morimos o sobrevivimos». Abdul Aziz es uno de los 328 hombres que ocupaban el centro sin agua, comida, servicios básicos ni atención médica, y que fueron trasladados a los nuevos lugares de acogida, a donde rehusaban ir por considerarlos otra forma de prisión y donde temen ser atacados por los lugareños. En contraste con las denuncias sobre el uso de la fuerza en Manus, el ministro Dutton recalcó que «los activistas en Australia están haciendo hoy otra vez denuncias exageradas e inexactas de violencia y de lesiones en Manus y no han aportado ninguna evidencia para probarlas». La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó el jueves su preocupación por las denuncias de uso de la fuerza en Manus, aunque añadió que había recibido garantías de que no se había recurrido a ella. «Australia tiene la obligación de asumir responsabilidades y proveer protección efectiva, seguridad y soluciones duraderas a los refugiados y solicitantes de asilo en cooperación con las autoridades de Papúa Nueva Guinea», dijo Volker Türk, responsable de protección del ACNUR. El centro de Manus y otro en Nauru, en el Pacífico sur, abrieron después de que Australia reactivara en 2012 su controvertida política de tramitar en países terceros las solicitudes de asilo. Muchos de los internos en Manus y Nauru han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria; otros han escapado de la discriminación como las minorías rohinyá, en Birmania (Myanmar), o bidún, en la región del Golfo.
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Las incógnitas del caso John Cantley, el reportero atrapado en el derrumbe del «califato»
Un combatiente francés del autodenominado Estado Islámico afirmó hace semanas que vio al periodista capturado John Cantlie con vida en la «capital» del régimen, Raqqa, a principios de este año, según informaron varios tabloides británicos, pese a que la caída de Mosul varios informes señalaron que el corresponsal inglés había muerto en las operaciones para liberar Mosul de los yihadistas. Fuentes iraquíes aseguraron que pese a las sospechas de su muerte no lograron encontrar su cuerpo. Con el colapso territorial del califato, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha exigido la liberación de Cantlie, secuestrado hace cinco años por Daesh en Siria. Además, la ONG hizo un llamamiento a la comunidad internacional, especialmente al Gobierno del Reino Unido, para que renueve sus esfuerzos para su puesta en libertad, según un comunicado. La directora de RSF en el Reino Unido, Rebecca Vincent, recordó que ya se cumplen cinco largos años del cautiverio de John Cantlie a manos del Estado Islámico, cinco años privado de su libertad, explotado y utilizado para propósitos de propaganda. Un excombatiente de Daesh dijo a la revista francesa Paris Match que vio hace meses a Cantley. Considerado una pieza valiosa para su maquinaria de propaganda, el periodista británico ha aparecido en doce vídeos propagandísticos del grupo yihadista desde que fue capturado. La última grabación fue publicada en diciembre de 2016, en la que se le veía pálido y demacrado, a diferencia de vídeos anteriores en los que tenía mejor aspecto. En ese último vídeo, Cantlie recorría las calles de Mosul, comentando la destrucción de los puentes de la urbe, antiguo feudo yihadista en Irak, y entrevistando a sus residentes. Raqqa ahora ha caído en manos de las fuerzas sirias, pero muchos líderes de Daesh han huido y podrían haberse llevado a Cantlie con ellos. En los vídeos, el reportero no emplea el enfático lenguaje religioso de sus captores, pero los apoya claramente. El acabado y planteamiento de las emisiones es altamente profesional, como si fuese un reportero más de la BBC o la CNN. Sus reportajes lo han hecho popular entre las tropas del «califato». «No lo matarán mientras les sea útil», dijo a Paris Match el periodista francés Nicholas Hein, que compartió cautiverio con él. Cantlie sabía que la propaganda era su frágil seguro de vida.
23-11-2017 | Fuente: elpais.com
Putin reclama concesiones de todas las partes para poner fin a la guerra en Siria
Rusia, Irán y Turquía se reúnen en la ciudad balneario de Sochi para avanzar en la solución del conflicto sirio
23-11-2017 | Fuente: abc.es
Irak devuelve a cientos de familiares de yihadistas extranjeros a sus países de origen
La extinción del «califato» de Daesh, con las pérdidas recientes más relevantes de Raqa y Mosul ?sus bastiones en Siria e Irak? abre ahora una nueva etapa inquietante y llena de desafíos. ¿Qué hacer con los familiares de los yihadistas capturados en Irak? Recientemente, el Gobierno iraquí ha empezado a retornar escalonadamente a mujeres e hijos a sus países de origen. Allí serán sus propios gobiernos quienes lidiarán con esta nueva coyuntura. Esta semana, un oficial del gobierno iraquí informó a la agencia Afp que alrededor de 300 mujeres y niños de yihadistas extranjeros capturados en Mosul, en el norte de Irak, habían sido transferidos a Bagdad, la capital iraquí, «para ser expulsados a sus países de origen». Concretamente, esta nueva deportación constituye la «segunda ola de expulsiones, y dos o tres más seguirán», destacó Nureddin Qablan, subdirector del consejo provincial de Nínive. En total, «más de 1.200 miembros de familias yihadistas serán transferidas» desde el centro de detención Tel Keif ?situado en el norte de Mosul? hasta un centro similar de Bagdad, según afirmó Qablan. A mediados de septiembre, un alto funcionario de seguridad enunció que las familias que llegaron al centro de Tel Keif estaban formadas por 509 mujeres y 813 niños procedentes de 13 países diferentes de Europa, Asia y Estados Unidos. Una fuente del gobierno iraquí aseguró a Afp que alrededor de 300 de estas mujeres tienen nacionalidad turca. Según la ONG Norwegian Refugee Council, que está intentando tener acceso a los detenidos con fines humanitarios, especificó que la mayoría de reclusos proceden de Turquía, Azerbaiyán, Rusia y Tayikistán. Turquía, preocupada por los evacuados de Raqa Oficiales del Gobierno turco han denunciado la falta de información de que disponen para identificar a los yihadistas evacuados de Raqa. «Si Estados Unidos o la coalición recibió información sobre los militantes de Daesh que fueron retirados de Raqa y no la comparten con Turquía, ¿cómo lucharemos juntos contra el terrorismo?», manifestó un funcionario, según declaraciones recopiladas por el medio turco Hurriyet. «No hemos recibido datos biométricos en esta oficina», aseguró otro funcionario de seguridad. El mes pasado, cientos de yihadistas de Daesh y sus familias fueron evacuados de Raqa ?la capital del «califato» en territorio sirio hasta entonces?, mediante un acuerdo entre el grupo terrorista y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), la coalición kurdoárabe apoyada por Estados Unidos que capturó la ciudad, según reveló una investigación de la BBC. Ankara, que ha criticado repetidamente el acuerdo, está molesta especialmente por la connivencia dentro de las FDS entre Estados Unidos y las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas en Siria, a las que Turquía ve como una extensión de su eterno rival, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Ankara sospecha que algunos combatientes pueden infiltrarse desde Siria a territorio turco mediante la frontera terrestre, poniendo en riesgo la seguridad del país euroasiático. «Estos militantes de Daesh causarán la muerte de personas inocentes en Europa, Estados Unidos y en todo el mundo, especialmente en Turquía», advirtió el primer ministro turco, Binali Yildirim, la semana pasada.
22-11-2017 | Fuente: abc.es
Rusia, Turquía e Irán acuerdan que Sochi acoja un nuevo intento de reunir al Gobierno sirio y a la oposición
Un nuevo intento de sentar en la misma mesa a representantes del Gobierno sirio y a la oposición tendrá lugar en la ciudad balneario rusa de Sochi en fecha aún sin determinar. Así lo acordaron ayer los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, Turquía, Recep Tayyip Erdogan, e Irán, Hasan Rohaní, en esa ciudad costera. El formato del encuentro llevará el nombre de Congreso de Diálogo Nacional y pretende reunir a todas las facciones sirias. Rusia ya lanzó esta misma idea en octubre con la intención de haber celebrado tal reunión en el presente mes de noviembre, pero no recibió el apoyo de la mayoría de los grupos opositores y Turquía vetó además a los kurdos. Ahora, sin embargo y según asegura Putin, "la situación en Siria ha alcanzado un nivel nuevo" más propicio para el "diálogo". Rusia, Turquía e Irán apadrinaron también las negociaciones de Astaná, pero no lograron que las partes confrontadas se sentaran a hablar. Las conversaciones fueron indirectas y los resultados de las siete reuniones habidas en la capital de Kazajstán no pasaron de definir las llamadas "zonas de distensión" en Siria, aunque sin llegar a lograr completamente un compromiso que las hiciera realmente operativas y seguras. "Lo logrado en Astaná es importante, pero no suficiente", admitió Putin en Sochi en compañía de Erdogan y Rohaní. Los tres jefes de Estado se reunieron menos de 48 horas después de que allí en Sochi estuviera Assad en un viaje relámpago y secreto. El presidente sirio "me dijo que está a favor de una reforma constitucional y de celebrar elecciones", manifestó ayer el jefe del Kremlin. Según su opinión, el establecimiento de la paz en el país árabe "requerirá compromisos de todas las partes, incluido el Gobierno sirio". Putin considera además que el actual momento, cuando el Ejército de Assad controla el 98% del territorio de Siria gracias a la ayuda militar rusa, ha hecho posible "la aparición de una verdadera oportunidad de poner fin a esta guerra civil que dura ya varios años". En cualquier caso, las negociaciones de Ginebra se reanudan el próximo 28 de noviembre y habrá que ver si Assad, ahora en posición de fuerza, continúa siendo un obstáculo infranqueable o existe la posibilidad de encontrar una fórmula aceptable para todos, para Damasco, Moscú, Teherán, Ankara, la oposición y el mundo árabe. En Ginebra se perfilará seguramente si el Congreso de Diálogo Nacional Sirio que se pretende organizar en Sochi tendrá o no futuro. La estrecha relación entre Moscú y Damasco suscita muchos recelos en gran parte de la oposición siria, que no ve a Rusia como árbitro, sino como parte beligerante.
22-11-2017 | Fuente: elpais.com
Putin reclama concesiones de todas las partes para poner fin a la guerra en Siria
Rusia, Irán y Turquía se reúnen en la ciudad balneario de Sochi para avanzar en la solución del conflicto sirio
22-11-2017 | Fuente: abc.es
Hariri retira su dimisión como primer ministro de Líbano a petición del presidente
El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado hoy en Beirut que renuncia por el momento a presentar su dimisión por petición del presidente Michel Aoun. El político suní asegura que Aoun le ha pedido tiempo para realizar un periodo de consultas, una petición a la que ha accedido Hariri. En una intervención retransmitida por la televisión, el primer ministro ha pedido a todas las fuerzas políticas libanesas que se mantengan al margen de otros conflictos regionales y ha mostrado su deseo de que se abran nuevas vías de diálogo mientras pospone su decisión de dimitir. El anuncio se ha producido durante la celebración del día de la Independencia en Líbano y horas después de la llegada de Hariri a Beirut, poniendo fin así a la misteriosa odisea que lo ha llevado en las últimas semanas por Riad, París, El Cairo y Chipre tras su inesperada renuncia el pasado 4 de noviembre desde Arabia Saudí. Hariri aterrizó en Beirut el martes por la noche para dirigirse a la céntrica Plaza de los Mártires y rezar ante la tumba de su padre asesinado en 2005. La crisis diplomática libanesa ha vuelto a agitar el tablero estratégico de Oriente Medio. El escenario resulta, cuanto menos, inquietante con el presidente Aoun y el grupo chií Hizbolá reprochando a Arabia Saudí el haber forzado la renuncia del primer ministro y haberle retenido estas semanas; con la sorprendente entrevista del jefe del Estado Mayor del Ejército israelí mostrando su disposición a compartir información de inteligencia con Arabia Saudí en contra de Irán; con la absoluta toma de poder del príncipe heredero saudí tras una purga sin precedentes de sus rivales o el objetivo de Donald Trump de suspender el acuerdo nuclear americano-iraní firmado por Barack Obama. El propósito de debilitar a Irán y a su aliado libanés Hizbolá parece evidente. ¿Pero cuál será la posición final de Hariri? Posibles escenarios El aplazamiento momentáneo de cualquier decisión por parte de Hariri condena ahora al país a la apertura de un periodo de consultas que se prevé largo y que constituye una práctica habitual en un Líbano profundamente dividido. Frente al bloque de Hariri, respaldado por Arabia Saudí, y que cuenta con el apoyo de sectores cristianos, se alza la coalición encabezada por Hizbolá, aliada de Irán, y que incluye, entre otros, al partido político del cristiano Aoun. Fue el acuerdo entre Hariri y Aoun el que permitió en diciembre de 2016 la constitución de un difícil gobierno después de una parálisis política que mantuvo al país mas de dos años sin presidente. Pero tras las agrias críticas de Hariri hacia Hizbolá , a los que acusa de desestabilizar la región y de querer tomar el control de la misma, y a los que al mismo tiempo necesita para componer un nuevo gobierno, resulta complicada la perspectiva de un acuerdo entre ambos grupos. Otra posibilidad, quizás la menos peligrosa para el futuro a corto plazo del Líbano, sería que Hariri se echara atrás definitivamente en su propósito de abandonar el cargo de primer ministro. En su única entrevista concedida tras su dimisión, el político planteaba la opción de anular su decisión en el caso de que Hizbolá dejara de participar en otros conflictos regionales, respetando así la «política de disociación» que impera, en teoría, en el país del cedro y por la cual Líbano ha intentado no verse contaminada directamente por la tragedia siria. Una pretensión difícilmente sostenible cuando es bien sabido que desde hace seis años Hizbolá lucha activamente en territorio sirio apoyando al régimen de Bashar al Assad y cuando también se les acusa de colaborar con los rebeldes chiíes en Yemen en contra de Arabia Saudí. El veterano Hassan Nasralá, líder de Hizbolá, ha recogido el aguante y declarado al más puro estilo negociador libanés: «Estamos abiertos a todo diálogo y discusión».
22-11-2017 | Fuente: elpais.com
Putin y El Asad tratan de acelerar una salida política en Siria
El presidente ruso sostiene que la operación militar en el país está llegando a su fin
1
...