Infortelecom

Noticias de sector publico

23-06-2022 | Fuente: abc.es
Polémica por la intención de Johnson de aprobar una ley para contratar a trabajadores temporales para suplir a los huelguistas
Este jueves Reino Unido se enfrenta a otro día de parálisis en los transportes, ya que unos 50.000 trabajadores del sector ferroviario están en huelga para exigir un aumento de salarios y mejores condiciones laborales. Pero el Gobierno del primer ministro Boris Johnson no parece dispuesto a ceder a sus demandas, y en la mesa de negociaciones no se ha producido ningún avance. El Ejecutivo, además, se enfrenta a la amenaza del mayor sindicato de educación, que está dispuesto a llamar a la huelga también, pidiendo en esencia lo mismo que los empleados de ferrocarriles: un aumento de sueldo acorde con la inflación. Pero un parón en las actividades de este sector provocaría el caos en los colegios del país. Ante este panorama, el Gobierno tiene un plan: aprobar una ley que permita que las empresas utilicen a trabajadores de agencias de contratos temporales para cubrir al personal en huelga y minimizar sus efectos, es decir, que los centros educativos se mantendrían abiertos y funcionando pese al paro del personal permanente. La nueva legislación, que podría entrar en vigor antes del otoño, tiene como uno de sus objetivos proteger a los estudiantes, según el ministro de Educación, Nadhim Zahawi, quien manifestó que sería «irresponsable» e «incorrecto» hacer que los niños sufran más trastornos después de los confinamientos vividos durante la pandemia, que, cabe recordar, en el Reino Unido fueron menos estrictos para los menores que en otros países de Europa, incluyendo España. Aún así «los jóvenes han sufrido más trastornos que cualquier generación anterior y agravar eso ahora, cuando la recuperación está en pleno apogeo y las familias están pensando en su próximo gran paso después del colegio o la universidad, sería imperdonable e injusto», declaró el ministro. La oposición: «Socava las condiciones laborales» Además, la nueva ley, que en principio parece fácil de aprobar debido a que los conservadores tienen la mayoría absoluta en el Parlamento, limitaría el impacto de futuras huelgas en cualquier sector, según detallaron fuentes del Gobierno a la prensa local. Los partidos de la oposición y los sindicatos creen que este plan socavaría las condiciones laborales y salariales y eliminaría un derecho fundamental de los trabajadores. Los cambios, que se aplicarían en Inglaterra, Escocia y Gales, cubrirían a los empleadores tanto del sector público como del privado. El ministro de Negocios, Kwasi Kwarteng, acusó a los sindicatos de «paralizar» el país y detalló que la derogación de las leyes aprobadas «en la década de 1970 dará a las empresas la libertad de acceder rápidamente a personal totalmente calificado, al mismo tiempo que permitirá a las personas continuar con sus vidas sin interrupciones para ayudar a mantener la economía en marcha».
22-06-2022 | Fuente: abc.es
La oposición acusa a Johnson de inacción para solucionar la peor huelga de transporte en tres décadas
El primer ministro británico, Boris Johnson, no solo no da su brazo a torcer ante las demandas de los huelguistas que tienen paralizado el transporte ferroviario en el país, sino que ni siquiera es capaz de «mover un dedo para darle una solución al conflicto, el peor de este tipo en tres décadas. Con estas palabras acusó el líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, al primer ministro, a quien en la sesión de preguntas del miércoles en el Parlamento, lo que viene a ser el control al gobierno, le afeó no estar haciendo su trabajo y por ser un líder «egoísta». «En lugar de culpar a los demás, ¿por qué no hace su trabajo, se sienta en la mesa y hace que los trenes funcionen?», le preguntó el opositor al 'premier', que entró al trapo, condenando a su vez a Starmer por no tener el «coraje» de evitar que algunos parlamentarios de su partido hayan dado su apoyo a los trabajadores en huelga. Los paros comenzaron el martes, y hay convocadas dos jornadas más de 24 horas este jueves y el próximo sábado, mientras que hoy los trenes funcionaron solo al 60%, según datos del sector, porque muchos empleados del turno de noche no trabajaron, provocando así retrasos en las operaciones durante el día. Los sindicatos exigen al Gobierno de Johnson un aumento de los salarios que permita a los trabajadores hacer frente a la inflación y paralizar los planes de cambiar el sistema de pensiones y otros acuerdos laborales, además de la eliminación de más de dos mil puestos de trabajo. Un portavoz de Downing Street aseguró que aumentar los salarios de forma que compensen la inflación no solo de los trabajadores ferroviarios, sino de otros empleados del sector público, tal y como exige también el Sindicato Nacional de Educación para el profesorado, sería «imprudente», ya que, explicó, esto tendría un impacto «al impulsar la inflación cada vez más», lo cual «significa que el salario que la gente se lleva a casa vale menos». Mientras tanto, la población en general se prepara para volver a sufrir las consecuencias de un conflicto que no parece tener una rápida solución a la vista, con las partes levántandose de la mesa de negociación sin conseguir ningún avance. Críticas de los sindicatos El Sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios, Marítimos y del Transporte, RMT, arremetió contra el ministro de transporte, Grant Shapps, acusándolo de «arruinar las negociaciones», pero las autoridades de Network Rail, el organismo público que gestiona la mayor parte de las infraestructuras de la red ferroviaria de Inglaterra, Escocia y Gales, aseguraron que fueron los sindicalistas los que decidieron no seguir hablando. «Grant Shapps ha arruinado estas negociaciones al no permitir que Network Rail retire la carta en la que amenaza con el despido de 2.900 de nuestros miembros», declaró el secretario general de RMT, Mick Lynch, quien advirtió que «continuaremos» con la huelga «hasta que obtengamos un acuerdo negociado que brinde seguridad laboral y un aumento salarial para nuestros miembros que aborde la creciente crisis del costo de vida». «El RMT continúa desviándose del hecho de que los únicos responsables de la interrupción masiva (del transporte) de esta semana son ellos. Quiero instar a Mick Lynch y los miembros (del sindicato) a que dejen de perder el tiempo haciendo afirmaciones falsas en los medios y, en su lugar, regresen a la mesa de negociaciones para que se pueda llegar a un acuerdo», respondió Shapps. Este jueves, las 50.000 personas que se han unido a la huelga volverán a pedir que se escuchen sus demandas con un parón que hará que funcione «menos de uno de cada cinco trenes» en Gran Bretaña, y solo en las líneas principales.
19-06-2022 | Fuente: abc.es
Retroceso histórico de Macron, muy lejos de la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional
Francia abre una nueva página de su historia política muy dividida, angustiada, con un jefe del Estado mal querido y un hundimiento histórico de las fuerzas políticas tradicionales, sustituidas por una extrema izquierda y una extrema derecha populistas, creciendo en el rechazo social muy profundo de las instituciones. Con una abstención histórica del 54%, la segunda vuelta de las elecciones legislativas, dio este domingo una victoria frágil al presidente de la República: sin mayoría sólida; sin que haya ninguna mayoría alternativa. Según estimaciones oficiosas de las principales cadenas de radio y tv, Renacimiento, el partido de Macron, y Juntos, la coalición de partidos amigos, tendrán mayoría relativa y frágil en la nueva Asamblea Nacional (AN), primera cámara del Parlamento nacional. Según las estimaciones de BFMTV, primera cadena de información permanente, Renacimiento y Juntos podrán tener una mayoría relativa de 205 a 235 escaños, en una AN de 577 diputados. En la Asamblea saliente, la coalición macroniana tenía 359 escaños. Pierde más de un centenar de escaños: un desastre político personal. La mayoría absoluta de 289 escaños parece muy difícil de alcanzar. Negociar con la derecha tradicional Macron podrá gobernar con negociaciones a geometría variable entre su coalición y la derecha tradicional, minoritaria: el presidente tendrá que negociar todos sus proyectos con una coalición que integra un abanico de sensibilidades muy diversas del conservadurismo tradicional a la socialdemocracia rosa pálida, pasado por el centro, la derecha moderada, los liberales y los independientes. La Nueva Unión Popular, Ecológica y Social (Nupes), una coalición dominada por La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista), liderada por Jean-Luc Mélenchon, habría conseguido entre 170 y 190 diputados, haciendo una entrada espectacular en la vida parlamentaria. En la AN saliente no existía la Nupes y los partidos que hoy la integran solo tenían 72 diputados. Esa entrada excepcional de coalición de izquierdas en la Asamblea dará un rumbo imprevisible a la política frances a. Mélenchon no será primer ministro, pero estará al frente de una oposición de extrema izquierda populista, antieuropea, anti Alianza Atlántica, hostil al ingreso de Ucrania en la Unión Europea. El presidente de La Francia Insumisa (LFI), simpatizante de Cuba y Venezuela, reaccionó de este modo a las primeras estimaciones: «El partido del presidente ha sufrido un desastre absoluto y total. No tiene mayoría parlamentaria. Para poder gobernar tendrá que hacer todo tipo de equilibrios. Nosotros estaremos en una oposición radical, absoluta, total». «El partido del presidente ha sufrido un desastre absoluto y total. No tiene mayoría parlamentaria. Para poder gobernar tendrá que hacer todo tipo de equilibrios. Nosotros estaremos en una oposición radical, absoluta, total», ha dicho Mélenchon Según las primeras estimaciones, Agrupación Nacional (AN, extrema derecha), el partido de Marine Le Pen, podrá conseguir entre 75 y 95 diputados. Irrupción igualmente espectacular de un partido ultra nacionalista, antieuropeo, anti OTAN, veladamente pro Putin. Visiblemente feliz y radiante, Marine Le Pen fue la primera personalidad política en reaccionar al cambio de rumbo de la política francesa: «Hemos conseguido el grupo parlamentario más grande de la historia. Lo pondremos al servicio de Francia, contra quienes destruyen nuestra patria, desde arriba, Macron y sus amigos; contra quienes la amenazan desde los suburbios, Mélenchon y sus amigos. Nuestra familia política está en la vanguardia de la Francia que viene». El PS quedará provisionalmente 'desaparecido' en la coalición Nupes. Ha desaparecido el antiguo socialismo europeísta. Los Republicanos (LR, derecha tradicional) podrá conseguir entre 50 y 75 escaños. Resultado modesto, menos catastrófico de lo temido para la gran familia política que construyó la V República. La derecha tradicional solo puede aspirar a servir de 'comodín' a Macron, ocasionalmente. Entre 2017 y 2022, Macron pudo gobernar en solitario. Aún así, no consiguió hacer pasar grandes proyectos, como la reforma del sistema nacional de pensiones. Con una mayoría relativa, y una oposición ultra radical de extrema izquierda y extrema derecha, el presidente tendrá que negociar a toda hora, con los distintos miembros de su propia mayoría, aspirando a repartirse distintas cuotas de poder e influencia relativa. La abstención como protesta El hundimiento histórico del socialismo europeísta, el crecimiento espectacular de la extrema izquierda y la extrema derecha populistas coinciden con otro dato inquietante sobre el penoso estado de salud cívica de Francia. Según las estimaciones oficiosas, la segunda vuelta de las elecciones legislativas marcó un nuevo récord de abstención, que llegó al 54 %: más de la mitad del cuerpo electoral, 48,9 millones de inscritos, más de 24 millones de franceses, consideraron inútil ejercer su derecho al voto. Pascal Perrineau, profesor en Sciences Po., la escuela de las elites políticas francesas, comenta a ABC el alcance devastador de ese crecimiento inquietante de la abstención: «Hay una abstención protesta: electores que no se reconocen en ningún partido; y consideran inútil ir a votar. Hay una abstención de indiferencia: más del 70% de los jóvenes no votaron en las últimas elecciones. Un desastre creciente. Ese crecimiento de la abstención, entre indiferencia y protesta, coincide con la desaparición de los sindicatos y partidos tradicionales. Ante esa realidad social, Macron está solo. Su única fuerza es la debilidad de los otros. Se trata de una crisis de fondo. Son de prever movimiento sociales de protesta, cuando se agrave la crisis económica ligada a la guerra en Ucrania». La indiferencia y/o el rechazo social que confirma la abstención agrava las divisiones sociales y políticas de fondo. En el terreno social, los sindicatos esperan recuperarse radicalizándose. Ya están previstas un rosario de jornadas de protesta de muy diversa naturaleza. Una Francia dividida En el terreno político, la Francia ha quedado dividida en tres grandes familias antagónicas. La Francia moderada tradicional, conservadora, centrista, reformista, socialista, liberal, apuesta por Macron: pero es víctima de esa fragmentación. La Francia rupturista de los suburbios, las periferias multiculturales, los trabajadores del sector público más modestos, las familias 'descompuestas', han apostado por Mélenchon, sin otro proyecto que la 'ruptura'. La Francia ultra nacionalista, los obreros menos calificados, las regiones víctimas de la desindustrialización, las regiones con mayor presencia de inmigrantes, apuestan por la extrema derecha de Marine Le Pen. Jérôme Fourquet, sociólogo eminente, autor de varios ensayos de referencia, comenta esa evolución de Francia de este modo: «Será muy difícil gobernar la nueva Francia, que se ha convertido en un archipiélago de comunidades que no siempre se entienden entre ellas».
19-06-2022 | Fuente: abc.es
Terremoto político en Francia: Macron, incapaz de frenar el avance de los extremismos
Francia abre una nueva página de su historia política muy dividida, con un jefe del Estado malquerido y un hundimiento histórico de las fuerzas políticas tradicionales, sustituidas por una extrema izquierda y una extrema derecha populistas, creciendo el rechazo social de las instituciones. Con una abstención histórica del 54%, la segunda vuelta de las elecciones legislativas dio ayer domingo una victoria frágil al presidente de la República: sin mayoría sólida; sin que haya ninguna mayoría alternativa. Cuando estaban escrutados el 98% de los votos, el Ministerio del Interior anunciaba estos resultados oficiales. Renacimiento, el partido de Macron, y Juntos, la coalición de partidos amigos, tendrán mayoría relativa en la nueva Asamblea Nacional (AN), primera cámara del Parlamento nacional, habiendo obtenido 237 escaños en un Parlamento de 577 diputados. En la Asamblea saliente, la coalición macroniana tenía 359 escaños. Pierde más de un centenar de escaños: un desastre político personal. Queda muy lejos de la mayoría absoluta de 289 asientos que necesitaba para poder aplicar sus políticas sin sobresaltos. Macron podrá gobernar con negociaciones de geometría variable entre su coalición y la derecha tradicional, minoritaria: el presidente tendrá que negociar todos sus proyectos con una coalición que integra un abanico de sensibilidades muy diversas del conservadurismo tradicional a la socialdemocracia rosa pálida, pasado por el centro, la derecha moderada, los liberales y los independientes. La Nueva Unión Popular, Ecológica y Social (Nupes), una coalición dominada por La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista), liderada por Jean-Luc Mélenchon, ha conseguido 130 diputados, haciendo una entrada espectacular en la vida parlamentaria. En la AN saliente, no existía la Nupes y los partidos que hoy la integran solo tenían 72 diputados. Esa entrada excepcional de la coalición de izquierdas en la Asamblea dará un rumbo imprevisible a la política francesa. Mélenchon no será primer ministro. Pero estará al frente de una oposición de extrema izquierda populista, antieuropea, anti Alianza Atlántica, hostil al ingreso de Ucrania en la UE. Oposición radical El presidente de La Francia Insumisa (LFI), simpatizante de Cuba y Venezuela, reaccionó de este modo a las primeras estimaciones: «El partido del presidente ha sufrido un desastre absoluto y total. No tiene mayoría parlamentaria. Para poder gobernar tendrá que hacer todo tipo de equilibrios. Nosotros estaremos en una oposición radical, absoluta, total». Por su parte, Agrupación Nacional (AN, extrema derecha), el partido de Marine Le Pen, ha atrapado 89 asientos. Irrupción igualmente espectacular, con subidón de 80 escaños de un partido ultranacionalista, antieuropeo, anti OTAN, veladamente pro-Putin. Visiblemente feliz y radiante, Le Pen fue la primera personalidad política en reaccionar al cambio de rumbo de la política francesa: «Hemos conseguido el grupo parlamentario más grande de la historia. Lo pondremos al servicio de Francia, contra quienes destruyen nuestra patria, desde arriba, Macron y sus amigos; contra quienes la amenazan desde los suburbios, Mélenchon y sus amigos. Nuestra familia política está en la vanguardia de la Francia que viene». El PS quedará provisionalmente «desaparecido» en la coalición Nupes. Ha desaparecido el antiguo socialismo europeísta. Los Republicanos (LR, derecha tradicional) consigue 63 escaños. Resultado modesto, menos catastrófico de lo temido para la gran familia política que construyó la V República. La derecha tradicional solo puede aspirar a servir de comodín a Macron, ocasionalmente. Diversos grupúsculos de variada ideología suman 47 escaños. «El partido del presidente ha sufrido un desastre absoluto y total. No tiene mayoría parlamentaria. Para poder gobernar tendrá que hacer todo tipo de equilibrios. Nosotros estaremos en una oposición radical, absoluta, total», ha dicho Mélenchon Entre 2017 y 2022, Macron pudo gobernar en solitario. Aún así, no consiguió hacer pasar grandes proyectos, como la reforma del sistema nacional de pensiones. Con una mayoría relativa, y una oposición ultra radical de extrema izquierda y extrema derecha, el presidente tendrá que negociar a toda hora, con los distintos miembros de su propia mayoría, aspirando a repartirse distintas cuotas de poder e influencia relativa. La abstención como protesta El hundimiento histórico del socialismo europeísta, el crecimiento espectacular de la extrema izquierda y la extrema derecha populistas coinciden con otro dato inquietante sobre el penoso estado de salud cívica de Francia. Según las estimaciones oficiosas, la segunda vuelta de las elecciones legislativas marcó un nuevo récord de abstención, que llegó al 54 %: más de la mitad del cuerpo electoral, 48,9 millones de inscritos, más de 24 millones de franceses, consideraron inútil ejercer su derecho al voto. Pascal Perrineau, profesor en Sciences Po., la escuela de las elites políticas francesas, comenta a ABC el alcance devastador de ese crecimiento inquietante de la abstención: «Hay una abstención protesta: electores que no se reconocen en ningún partido; y consideran inútil ir a votar. Hay una abstención de indiferencia: más del 70% de los jóvenes no votaron en las últimas elecciones. Un desastre creciente. Ese crecimiento de la abstención, entre indiferencia y protesta, coincide con la desaparición de los sindicatos y partidos tradicionales. Ante esa realidad social, Macron está solo. Su única fuerza es la debilidad de los otros. Se trata de una crisis de fondo. Son de prever movimiento sociales de protesta, cuando se agrave la crisis económica ligada a la guerra en Ucrania». La indiferencia y/o el rechazo social que confirma la abstención agrava las divisiones sociales y políticas de fondo. En el terreno social, los sindicatos esperan recuperarse radicalizándose. Ya están previstas un rosario de jornadas de protesta de muy diversa naturaleza. Una Francia dividida En el terreno político, la Francia ha quedado dividida en tres grandes familias antagónicas. La Francia moderada tradicional, conservadora, centrista, reformista, socialista, liberal, apuesta por Macron: pero es víctima de esa fragmentación. La Francia rupturista de los suburbios, las periferias multiculturales, los trabajadores del sector público más modestos, las familias 'descompuestas', han apostado por Mélenchon, sin otro proyecto que la 'ruptura'. La Francia ultra nacionalista, los obreros menos calificados, las regiones víctimas de la desindustrialización, las regiones con mayor presencia de inmigrantes, apuestan por la extrema derecha de Marine Le Pen. Jérôme Fourquet, sociólogo eminente, autor de varios ensayos de referencia, comenta esa evolución de Francia de este modo: «Será muy difícil gobernar la nueva Francia, que se ha convertido en un archipiélago de comunidades que no siempre se entienden entre ellas».
09-06-2022 | Fuente: abc.es
Biden pide a los líderes latinoamericanos respeto a la democracia
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, inauguró la noche de este miércoles 8 de junio la IX Cumbre de las Américas junto a 21 jefes de gobierno y estado de los 35 que tiene el continente, y lo hizo con una apasionada defensa de los valores democráticos, y el anuncio de un nuevo pacto migratorio y un programa de inversiones y cooperación económica del que no dio grandes detalles. «La democracia no es sólo la característica definitoria de la historia de América, sino un ingrediente esencial de su futuro», proclamó Biden en Los Ángeles, tras la polémica por la fracasada campaña de varios invitados para que se invitara a los dictadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua. «Puede que no estemos de acuerdo en muchas cosas, pero como somos democracias, superamos nuestras diferencias con respeto y diálogo», añadió el presidente estadounidense, aunque mandatarios como el mexicano Andrés Manuel López Obrador hayan rehusado venir a dialogar. El acto inaugural fue en el Teatro Microsoft, donde se suelen celebrar las ceremonias de entrega de los Emmy, los Grammy y otros glamurosos premios. Los organizadores quisieron estar a la altura de semejante recinto y sometieron a los asistentes a un atronador espectáculo de luz y sonido con fanfarria, vídeos y concierto de música latina, incluida una versión rejuvenecida y cantada por niños de «Mi tierra», de Gloria Estefan. Tras recibir a los dignatarios que se han desplazado a Los Ángeles, Biden y su mujer tomaron asiento junto al colombiano Iván Duque, que abandona pronto el cargo. Tras la bienvenida por parte del alcalde de la ciudad, el gobernador de California y la vicepresidenta Kamala Harris, nacida en este estado (todos ellos demócratas) tomó la palabra el presidente peruano, Pedro Castillo, de traje y camisa, pero sin su habitual gorro chullo. Le tocaba hablar porque la anterior cumbre fue en Lima en 2018. Fue el único jefe de estado extranjero en dirigirse a los congregados. Castillo denunció con tono enardecido la corrupción en el continente, aunque a él se le investiga por ella en su país. «¡América para los americanos!», exclamó, tras agradecerle a Biden su hospitalidad. Bolsonaro llega con retraso De entre los 22 mandatarios que sí han aceptado la invitación de Biden para esta cumbre, solo uno llega tarde a Los Ángeles y se perdió la ceremonia inaugural de este miércoles: Jair Bolsonaro, que está de campaña en su país, y se juega la reelección en octubre. Antes de su viaje, Bolsonaro puso en duda que Biden ganara limpiamente las elecciones de 2020, haciéndose eco de los lamentos de su amigo Donald Trump. Al llegar tarde, Bolsonaro se perdió un concierto muy sentido de Álex Fernández, cantante de música ranchera, hijo del fallecido Vicente Fernández, que puso a cantar «y llorar, llorar, llorar» a buena parte de los jefes de estado y sus mujeres. En su alocución, Biden anunció lo que denominó Alianza para la Prosperidad Económica en las Américas, un acuerdo de cooperación e innovación tanto en el sector público como en el privado, que incluye apoyo a los países que acogen a un gran número de inmigrantes o refugiados. «Colaborando con nuestros socios, aquellos que comparten nuestros valores, podemos asegurarnos de que no quedamos vulnerables ante imprevistos, a la vez que generamos oportunidades de crecimiento económico en nuestra zona», dijo Biden. Paralelamente, la Casa Blanca anunció una serie de iniciativas dedicadas a mejorar la economía centroamericana y desincentivar la emigración, incluidas inversiones comprometidas por el sector privado por valor de 2.000 millones de dólares, o 1.800 millones de euros, y ayudas públicas de 300 millones. Además, se anunció una reforma del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para fortalecer las inversiones en el sector privado en el continente. La cumbre continúa este jueves, centrada en asuntos medioambientales, y concluye el viernes, cuando se espera que los mandatarios anuncien un gran acuerdo migratorio con la llamada «Declaración de Los Ángeles». Durante la pandemia, EE.UU. ha detenido a cifras récord de sin papeles. Solo entre marzo de 2020 y diciembre de 2021, la Policía de fronteras detuvo a tres millones de indocumentados y devolvió en caliente a México a la mitad de ellos. En su inmensa mayoría son centroamericanos y haitianos. Esas llegadas además van en aumento. Solo en abril de este año, último mes del que hay cifras oficiales, las autoridades migratorias detuvieron a más de 260.000 sin papeles. Más de seis millones de venezolanos han huido del país en años recientes. Ausencias destacadas Según admitió la Casa Blanca esta semana, EE.UU. ha estado negociando con España que sea parte de ese gran acuerdo migratorio y por eso acude como invitado observador el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, aunque el Gobierno español aun no ha dado detalles de su visita. Según dijo un funcionario estadounidense en conversación con la prensa, España ha sido parte crucial en las negociaciones previas a este encuentro de líderes de América Latina y el Caribe. La semana pasada, varios medios estadounidenses publicaron que España ha estado negociando con la Casa Blanca tomar una cuota de peticionarios de asilo centroamericanos. La Cumbre de las Américas comenzó en realidad el lunes con reuniones previas a las llegadas de los Jefes de Gobierno, pero hasta el martes no hubo una lista definitiva de mandatarios asistentes. A última hora dijo que se ausentaría el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Y tampoco acuden los presidentes de países centroamericanos de los que parten la mayoría de peticionarios de asilo en EE.UU.: Honduras, Guatemala y El Salvador. La Casa Blanca no ha querido interpretar las ausencias como una afrenta a Biden, y las ha atribuido a razones muy variadas. El consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sulliva n, dijo ayer que aunque haya mandatarios ausentes, como el de México, sí han enviado delegaciones ministeriales, por lo que podrán firmar los acuerdos alcanzados. «El hecho de que esos líderes no vengan es, en cada caso, el reflejo de decisiones idiosincrásicas que cada uno de ellos está tomando, y honestamente no le daría demasiada importancia», dijo Sullivan.
27-05-2022 | Fuente: as.com
¿Cuánto cobra un auxiliar administrativo del sector público y cuál es su sueldo según su grupo?
Los auxiliares administrativos reciben un sueldo en función de varios conceptos: paga extraordinaria y complemento específico y de destino, entre otros.
23-05-2022 | Fuente: abc.es
Vuelta de tuerca en Afganistán: las presentadoras de TV obligadas a taparse la cara
Tras un conato de resistencia por parte de las periodistas, el régimen intergrista afgano impuso este domingo sus nuevas normas islamistas en los canales de televisión del país y obligó a las presentadoras a anunciar los boletines de noticias con el rostro cubierto, a excepción de los ojos y la frente. La amenaza fue clara por parte de las autoridades del régimen Talibán: o las empleadas acataban el último decreto del Líder -uso obligatorio del burka, el velo integral- o se iban a su casa. Tanto ellas como sus maridos y parientes cercanos, si estos últimos trabajan en el sector público. Antes de esta norma, los talibanes -que regresaron al poder en Kabul en agosto del año pasado- solo exigían a las presentadoras el uso del hijab, el velo islámico que cubre el pelo. La disposición del burka, que han tenido que acatar las mujeres que trabajan ante las cámaras en todos los canales de trelevisión afganos, es solo la última vuelta de tuerca para imponer el modelo radical de Sharía, la ley islámica. A su llegada al poder los talibanes prometieron a la comunidad internacional que aplicarían un modelo más moderado que el de su primera etapa en el gobierno (1996-2001), pero en los últimos meses sus disposiciones -en particular contra los derechos y libertades de la mujer- han sido implacables. En sus delaraciones a las agencias de prensa internacionales, varias presentadoras de TV afirmaron que decidieron acatar la orden del gobierno para no perder sus puestos de trabajo -«nuestras familias dependen de nuestro sueldo», dijo una de ellas- y «para seguir en la lucha». «Seguiremos con nuestra combate utilizando nuestra voz. Seré la voz de las otras mujeres afganas», prometió a France Presse Sonia Niazi, presentadora de TOLOnews, después de presentar el boletín informativo. «Vendremos a trabajar hasta que el emirato islámico nos retire del espacio público o nos obligue a quedarnos en casa». De todas las normas de la Sharía relativas a la mujer, la del velo es quizás la más decisiva para el ideario político islamista por su carácter de 'símbolo religioso', tanto en los países donde los musulmanes son mayoría como donde son minoría. La contienda entre los propios musulmanes sobre la obligación del velo femenino es antigua. Según algunos, Mahoma la estableció para sus mujeres, turbado al ver cómo flirteaban con hombres que venían a ver al profeta. De la obligación inicial para las esposas de Mahoma se habría pasado a la de las mujeres de «los creyentes» si se sigue literalmente el versículo 59 de la sura de los Partidos, en el Corán: «¡Profeta! Di a tus esposas e hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran desde arriba con sus vestidos. Esto es lo más adecuado para que se las reconozca y no se las ofenda». Algunos estudiosos opinan que la obligación se limitó a las mujeres del profeta y no se aplicaba, ya en tiempos de Mahoma, a las otras. De hecho las 'musfirat', las mujeres descubiertas, abundaban entonces. Lo que empezó como costumbre tendió a sacralizarse con el tiempo, como ocurre con muchos otros aspectos del Corán ?donde es difícil encontrar la frontera entre lo sagrado y lo profano?; pero nunca llegó a tener la fuerza que hoy tiene gracias al auge del islamismo, y a la falta de alternativas políticas a ese movimiento en el mundo musulmán. Tanto en Afganistán como en Irán (y su versión del chador) y en los países del Golfo (que tienen un modelo radical como el afgano, el niqab), la legislación del velo femenino se siente blindada por el apoyo indirecto que prestan en Occidente los partidos de izquierdas, mucho más sensibles a la prenda femenina musulmana que al crucifijo en las escuelas. Su respaldo a que las niñas musulmanas puedan portar el velo en los colegios públicos cristalizó hace meses en la campaña del Consejo de Europa en favor de esa prenda, bajo el lema de 'la belleza de la diversidad'.
14-05-2022 | Fuente: abc.es
Duelo en Emiratos Árabes por la muerte del jeque Jalifa bin Zayed Al Nahayan, promotor del islam más tolerante
El presidente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el jeque Jalifa bin Zayed Al Nahayan, falleció ayer después de dos décadas al frente del país del Golfo que coincidieron con el rápido ascenso de la nación en la esfera internacional. Las autoridades anunciaron 40 días de duelo, que comenzarán con tres días de suspensión de actividades tanto en el sector público como en el privado. Las ricas reservas petrolíferas de los Emiratos fueron sin duda uno de los factores del éxito de EAU de estas últimas décadas, pero también el talante modernizador del sistema islámico que promovió Bin Zayed, muy por delante del de otros líderes árabes de la región. Presidente de Emiratos desde el 3 de noviembre de 2004, Bin Zayed había sufrido un derrame cerebral en 2014 que le llevó a asumir desde ese momento un perfil más bajo en los asuntos de Estado y a entregar sus competencias ejecutivas ?aunque mantuvo las ceremoniales? a su hermanastro y actual líder ?de facto? del país, el príncipe heredero Mohamed bin Zayed Al Nahyan. Este tiene previsto asumir formalmente la jefatura del Estado. El jeque Jalifa bin Zayed Al Nahayan sucedió en noviembre de 2004 a su padre, el jeque Zayed bin Sultan Al Nahayan, presidente y padre fundador de los Emiratos Árabes Unidos, rico Estado del Golfo que agrupa siete emiratos, entre ellos Dubái y la capital Abu Dabi. Jalifa comenzó su andadura política en 1971, con el nacimiento de la federación, cuando su padre le nombró viceprimer ministro del nuevo Estado. Presidió luego el Consejo Superior del Petróleo, organismo dotado de amplios poderes en el ámbito energético. Bajo el mandato del jeque Jalifa, los Emiratos vivieron un rápido desarrollo económico, impulsado por las riquezas petroleras de Abu Dabi, que concentra el 90% de las reservas de la federación, y que convirtieron además a Dubái en un centro de finanzas, lujoso destino turístico y centro crucial de transporte aéreo. En el terreno de la política exterior, Jalifa optó no obstante por mantener un perfil más bien bajo, a la sombra de la gran potencia de la región, Arabia Saudí. Asegurada la estabilidad y la riqueza económica, el papel de motor diplomático fue asumido a partir de 2014 por el príncipe heredero, Mohamed bin Zayed, con decisiones polémicas. Una de ellas fue respaldar a Arabia Saudí en el establecimiento de un boicot económico a Catar, en 2017, por su supuesto respaldo al ?terrorismo? y a movimientos yihadistas. La última decisión de los Emiratos ?firmar la paz con Israel dentro de los llamados Acuerdos de Abraham? le ha llevado en cambio a enfrentarse con el régimen de Riad, que sigue negándose a establecer relaciones con el Estado judío. Jalifa será recordado como un líder árabe que trató de crear un sistema islámico ?de rostro humano?, con normas de tolerancia social y religiosa inexistentes en el resto de países del Golfo. Imprimió también un relativo tono democrático al sistema autoritario, con el establecimiento del voto directo de los 40 miembros del Consejo Nacional Federal, un órgano meramente consultivo del líder.
13-05-2022 | Fuente: abc.es
Finlandia, el país líder en rankings mundiales que ha decidido coger el casco y romper su neutralidad
Finlandia suele convivir entre tópicos. Mucho frío, muchas saunas, país feliz y educación en otro nivel son algunos. Lo típico no se aleja mucho de la realidad. El país nórdico, que ha decidido romper con años y años de no alineamiento y solicitar su ingreso en la OTAN, lidera varios rankings internacionales que refuerzan su ejemplo en materia de Estado del Bienestar. El calificativo que más le acompaña es el de «país más feliz del mundo». De hecho, Finlandia lleva cinco años seguidos liderando el Informe Mundial de la Felicidad (World Happiness Report), una lista elaborada por Naciones Unidas en la que se analizan seis variables para determinar el nivel de felicidad de un país: la renta per cápita, el apoyo social, la esperanza de vida, la libertad de elección, la generosidad y la corrupción. España, en esta tabla, alcanza el puesto número 29. En la sexta variable analizada por la ONU, la de la corrupción, el país ocupa el primer puesto, empatada con Dinamarca y Nueva Zelanda, según el último Índice de Percepción de la Corrupción publicado por Transparencia Internacional. Éste índice clasífica a los países puntuándolos de 0 (muy corruptos) a 100 (muy limpios) según el nivel de percepción de corrupción del sector público que tienen sus habitantes. En el caso de Finlandia, la puntuación es de 88; en el de España, 61. Sudán del Sur, según el ranking, sería el país más corrupto según sus habitantes, con una puntuiación de 11. Otra lista internacional que lidera el país es el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI), un informe anual publicado por la Comisión Europea que supervisa los avances de los Estados miembros de la UE en el ámbito digital, véase uso de internet, implantación y cobertura de la banda ancha fija y móvil, digitalización de las empresas.. Finlandia también sale bien parada en el Índice de democracia de 'The Economist', que determina el rango de democracia en 167 países en base a indicadores relacionados con las libertades civiles, el funcionamiento del gobierno o la participación política. En este caso, en el informe de 2021, ocupa el tercer puesto, solo por detrás de Nueva Zelanda y Noruega. El 'paso atrás' en Educación En 2001, la OCDE publicaba por primera vez el informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, popularmente conocido como informe PISA, un estudio que mide el rendimiento de los alumnos en matemáticas, ciencia y lectura. Finlandia sorprendió a todos y se aupó entre los primeros puestos, siendo considerado desde entonces y en sucesivos informes un país de excelencia académica. Sin embargo, el paso de los años ha revelado lagunas en su sistema educativo. El último informe PISA, de 2018, la sitúa, por ejemplo, entre el puesto 12 a 18 del conjunto de los países y regiones participantes en matería de matemáticas y, en competencia científica, pese a mantener puestos altos, ha empeorado en 41 puntos su resultado desde 2006. En 2018, el sindicato de profesores mayoritario en el país pedía una inversión de alrededor de 1.000 millones de euros «para volver a nuestro nivel de 2012 y a la calidad de educación media nórdica», en referencia a países como Dinamarca, Noruega o Suecia. Adiós a una neutralidad histórica «Ser miembro de la OTAN reforzaría la seguridad de Finlandia. Como miembro de la OTAN, Finlandia reforzaría también a la Alianza en su conjunto. Finlandia debe ser candidata a la adhesión sin demora», consideraron en un comunicado común el presidente Sauli Niinisto y la primera ministra Sanna Marin. La toma de posición de los dos dirigentes marca la tendencia que seguirá el país, que comparte una frontera de 1.300 kilómetros con Rusia a la que le une un pasado de guerras. Finlandia fue una provincia rusa (de 1809 a 1917) y también fue invadida por la Unión Soviética en 1939. Posteriormente, ha estado sometida a una neutralidad forzada por Moscú durante la Guerra Fría, aspecto con el que ha decidido romper. El apoyo popular también refrenda la decisión: un 76% de los 5,5 millones de finlandeses es favorable a unirse a la OTAN, según un sondeo publicado el pasado lunes. Antes de la guerra en Ucrania este porcentaje rondaba el 25%.
25-04-2022 | Fuente: abc.es
Expertos alertan de que los usuarios de antivirus Kaspersky corren riesgo de sufrir el espionaje ruso
La guerra de Ucrania no se libra exclusivamente en el campo de batalla. Desde el inicio de la invasión del país, administraciones de países occidentales han alertado sobre el creciente riesgo de que una oleada de ciberataques resquebraje sus sistemas críticos. También sobre los peligros de emplear tecnología rusa en un contexto como el actual; y una de las empresas que más dudas despierta es la archiconocida empresa de antivirus Kaspersky. Una de las diez firmas de ciberseguridad más empleadas en el sector público y privado. Durante las últimas semanas, estados como Alemania, Italia, Reino Unido y, especialmente, Estados Unidos, han solicitado a empresas e instituciones que dejen de utilizar los servicios de la firma, con sede central en Moscú.. Ver Más
1
...