Infortelecom

Noticias de relaciones internacionales

18-11-2017 | Fuente: abc.es
Hariri acuerda con Macron regresar al Líbano el miércoles
Saad Hariri, el primer ministro libanés que dimitió la semana pasada, volverá a su patria el próximo miércoles tras los contactos y maniobras en la sombra posteriores a su recepción oficial celebrada hoy en el Elíseo, donde se reunió con el presidente Emmanuel Macron. La diplomacia francesa considera una «gran victoria» nacional la salida de Saad Hariri de Arabia Saudí, donde no está claro si estuvo retenido, privado de libertad o secuestrado por el mismo régimen que precipitó el anuncio ¿forzado? de su dimisión y fuga hacia Riad, la capital «amiga». Después de sus pasadas conversaciones en Riad con Hariri y Mohamed bin Salman (conocido MBS), el príncipe heredero de la monarquía absoluta saudí, el presidente Macron ha conseguido rescatar al primer ministro libanés del atroz atolladero precipitado por el aventurerismo saudí. En el Elíseo, hoy y en los próximos días, Macron intentará hacer avanzar unas maniobras que quizá escapen al voluntarismo francés. Precipitando la dimisión de Hariri e invitándolo a «refugiarse» en Riad, Bin Salman provocó un ataque súbito de nacionalismo en el Líbano, donde todas las fuerzas políticas percibieron una burda maniobra saudí, que intenta desplazar la temible influencia de Hizbolá, que es apoyado por Irán, pero que también es la fuerza política que representa a los chiíes libaneses. En París, Macron intenta maniobrar para conseguir una cierta neutralidad de Teherán ante la vuelta anunciada de un primer ministro que nadie sabe si confirmará su dimisión o aceptará su restablecimiento, apoyado por una mayoría de partidos nacionales. Consumada la salida de Hariri, no está claro qué podrán hacer Macron y el gobierno francés para apuntalar el frágil y balcanizado paisaje político libanés. Arabia Saudí, los sunníes libaneses y Hariri denuncian con cierta agresividad verbal el comportamiento de Irán, «intentando desestabilizar todo Oriente Medio». Macron ha intentando asociar a Irán a una solución global. Pero Teherán, por su parte, denuncia el comportamiento irresponsable de Riad y sus aliados libaneses. Malestar en Irán Consultado por «Le Monde», Karim Emile Bitar, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Saint-Josep de Beirut, resume el equilibrio de fuerzas así: «De un lado está la potencia iraní, profesional y cínica; del otro, se encuentran las gesticulaciones saudíes, dando muestras palmarias de amateurismo impulsivo». Ante la presencia de tales influencias, la personalidad de Hariri se percibe frágil, falta de la autoridad y del carisma imprescindibles para resistir a sus «protectores» saudíes y sus enemigos iraníes. Tras su visita a los Emiratos Árabes Unidos y su escala en Riad, Macron proyectaba visitar oficialmente Irán. Tras la crisis de la dimisión de Hariri, Teherán reaccionó advirtiendo que el comportamiento diplomático francés «está ayudando a transformar crisis potenciales en crisis reales». Lenguaje elíptico que no parece sugerir una evolución tranquilizadora en la zona.
15-11-2017 | Fuente: abc.es
Mugabe se niega a dimitir y quiere terminar su mandato
El presidente zimbabuense, Robert Mugabe, su mujer Grace y dos figuras claves de la facción política G-40 que apoyan a la primera dama están bajo arresto domiciliario en el recinto de la 'Casa Azul' del mandatario en Harare e insisten en que éste concluya su mandato, según una fuente consultada por Reuters. Zimbabue se encuentra en una situación de máxima incertidumbre. El Ejército tomó ayer el control del país en una asonada destinada a impedir que herede el poder Grace Mugabe, mujer del presidente, Robert Mugabe. Los militares anunciaron también su objetivo de detener a los«criminales» ligados al exlíder del país, quien se encuentra en arresto domiciliario. Las fuerzas armadas, movilizadas por Constantino Chiwenga, insisten en que no se trata de un golpe de Estado, sino de una intervención para restaurar la estabilidad de un país castigado por la crisis económica y el abuso de poder. Las tensiones entre el partido del gobierno (Zanu-PF) y el Ejército tienen al país en vilo desde que Chiwenga amenazara el lunes con «intervenir" si continuaba la purga de veteranos del partido. Mugabe destituyó a su vicepresidente y candidato a sucederle, Emmerson Mnangagwa, la semana pasada por «deslealtad», en un intento por situar a su mujer, Grace Mugabe, como su sucesora de cara a las elecciones de 2018. «La actual purga está claramente dirigida a miembros del partido que protagonizaron la independencia y debe detenerse de inmediato. Cuando se trata de proteger nuestra revolución, los militares no dudarán en intervenir", dijo Chiwenga. Muchos interpretaron esta declaración sin precedentes como una advertencia directa al presidente que ha gobernado la nación desde su independencia de Gran Bretaña en 1980. Ante tal amenaza, el partido del Gobierno denunció la «conducta traidora» de Chiwenga, avisándole de que no sucumbirían a las amenazas militares. Según un portavoz del Zanu-PF, sus «movimientos fueron calculados para desestabilizar el país y perturbar la paz». Este intercambio de acusaciones terminó con un gran despliegue militar en Harare, en una exhibición inusual que fue vista como una demostración de fuerza. La alarma saltó cuando cuatro tanques fueron vistos en una carretera en dirección a la capital. Poco después, los militares tomaron una emisora estatal, la Zimbabwe Broadcasting Corporation (ZBC), para difundir un comunicado. El encargado de dar la cara fue el portavoz militar, Simon Khaya-Moyo, quien insistió en que no se trataba de un golpe de Estado, sino de una «corrección sin sangre» y que el Ejército busca «pacificar una situación que no dejaba de degenerar». «Estamos persiguiendo a criminales que rodean a Mugabe y que están causando sufrimiento social y económico en el país para llevarlos ante la justicia», dijo Moyo. «Tan pronto como hayamos cumplido nuestra misión, esperamos que la situación vuelva a la normalidad», declaró el general del ejército, quien pidió calma a los líderes políticos. Según Reuters, tras este anuncio tres explosiones sacudieron el centro de la capital y se escucharon numerosos disparos en las inmediaciones de la casa del presidente. Los primeros detenidos Las primeras detenciones no tardaron en llegar. El Gobierno confirmó el arresto de varios ministros del gabinete de Mugabe, entre ellos, el de Economía, Ignatius Chombo (miembro destacado de la llamada facción «G40» liderado por la esposa de Mugabe) y el ministro del gobierno local, Savior Kasukuwere. A estas detenciones se suma la del sobrino del presidente, Patrick Zhuwayo. Los medios locales apuntan a que el ex vicepresidente Mnangagwa habría volado desde Sudáfrica a una base militar de Zimbabue para ser investido presidente interino y tomar el mando. Apodado «El cocodrilo», Mnangagwa huyó a Sudáfrica tras recibir amenazas después de una destitución que puso fin a 40 años al servicio de Mugabe. Mnangagwa era el principal candidato a suceder a Mugabe, de quien fue un fiel aliado desde que lucharan por la independencia del país. Las reacciones de la comunidad internacional y de los partidos de la oposición van en la misma línea: defender el gobierno civil y garantizar la paz. El Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), principal partido de la oposición, pidió un viraje pacífico a la democracia constitucional, y agregó que espera que la intervención militar conduzca al «establecimiento de un estado estable, democrático y progresista». Asimismo, el presidente de Zambia, Edgar Lungu, pidió al general Chiwenga que se respete la constitución de Zimbabue. Su homólogo sudafricano reclamó tanto al Gobierno como a las Fuerzas Armadas que «resuelvan el "mpasse" político de forma amistosa». Por su parte, los veteranos de guerra han elogiado la actuación del Ejército por llevar a cabo «una corrección incruenta del gran abuso de poder». Según estos, los militares devolverán a Zimbabue a una «democracia genuina» y la convertirán en una «nación modelo moderna", según dijo Chris Mutsvangwa, presidente de la asociación de veteranos de guerra, a Associated Press. Esta crisis política coincide con el declive económico del país, motivado, según los expertos, por la desastrosa gestión de Mugabe quien habría destruido uno de los estados más prometedores de África. ¿Dónde está Grace? A primera hora de la tarde del miércoles saltaba la noticia de que Grace Mugabe había huido a Namibia después de que su marido hubiera estado negociando con los militares su salida del país. Una información que dio Sky News. Sin embargo desde el país vecino se niega dicha información. El ministro de Relaciones Internacionales, Netumbo Nandi-Ndaitwah, negó, según la prensa local, los rumores que sitúan a la primera dama en Namibia. De no ser así, Grace se encontraría con su esposo en la residencia «Blue Roof» de Harare.
05-11-2017 | Fuente: as.com
"Estamos jugando bien y hay que tener calma con Benzema"
El director de Relaciones Internacionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, analizó la victoria de su equipo ante Las Palmas en beIN Sports.
27-10-2017 | Fuente: abc.es
El dosier Kennedy podría desvelar qué hizo Oswald en México
Todo empezó en las pantallas de los cines. En 1991, el agitador y cineasta Oliver Stone estrenó «JFK», una película que azuzó más que nadie el fantasma de las conspiraciones sobre la muerte del presidente John Fitzgerald Kennedy, asesinado mientras participaba en una comitiva por las calles de Dallas (Texas), el 22 de noviembre de 1963. La cinta apuntaba a un complot gubernamental y criticaba la ocultación de pruebas y el secretismo del caso. Tanto removió a la sociedad estadounidense, que el asunto llegó al Congreso. Los legisladores aprobaron una ley sobre los documentos ligados a la muerte de JFK que establecía que en un plazo de 25 años todo el material tendría que estar desclasificado. Hasta ahora, se ha desclasificado el 88% de los documentos del caso, mientras que el 11% ha sido desvelado con omisiones o tachaduras y el 1% es un gran secreto. Ayer se cumplió ese plazo y estaba previsto que la Administración Nacional de Archivos y Registros volcara todo el material restante -el 1% de lo que sigue secreto y el 11% sin omisiones- en su página web. ¿Todo? Eso ayer estaba todavía por ver. Quien tiene la autoridad para impedir la publicación de los documentos secretos es el presidente de EE.UU. Después de recibir presiones políticas y de las agencias de inteligencia sobre la conveniencia de publicar o no algunos documentos, Trump aseguró el pasado fin de semana que saldrían a luz. Pero reconoció que la desclasificación estaría sujeta «a más información» por parte de las agencias gubernamentales. La ley establece que el presidente puede impedir la publicación si esta supone «un daño identificable a la defensa militar, las operaciones de inteligencia, la seguridad o las relaciones internacionales» y si ese daño «es de tal gravedad que compensa el interés público de su divulgación». Al cierre de la edición de ayer, todavía no estaba claro si Trump había decidido bloquear parte del material o publicarlo en su totalidad. Lo que sí ha entendido Trump es la fascinación que todavía atrapa a EE.UU. con el asesinato de uno de sus presidentes más carismáticos. Como experto de los medios y el suspenso, acudió a Twitter por la noche, en la víspera de la publicación, para crear suspense: «La esperada publicación de los documentos de JFK ocurrirá mañana. ¡Muy interesante!», dijo, como un presentador que ceba la atención del espectador antes de un bloque publicitario. The long anticipated release of the #JFKFiles will take place tomorrow. So interesting!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 25 de octubre de 2017Decepción La opinión mayoritaria es que será una decepción para quienes esperan que aclare las grandes cuestiones sobre el asesinato de JFK o que apoye alguna de las variadas teorías conspiradoras que circulan desde el magnicidio. «No va a haber una pistola humeante», aseguró a la CNN Gerald Posner, experto en el asesinato, sobre la posibilidad de que aparezcan pruebas relevantes que cambien la conclusión mayoritaria sobre el caso: que Lee Harvey Oswald actuó solo cuando disparó desde un edificio de la plaza Daley de Dallas al presidente de EE.UU. Eso no quiere decir que no haya revelaciones interesantes en los documentos secretos. Los expertos apuntan a que podrían esclarecer las actividades de Oswald -un estadounidense que había desertado a la URSS- en Ciudad de México meses antes del magnicidio. La CIA tenía al asesino bajo vigilancia y esa información podría aclarar qué hizo en la capital mexicana -se sabe que visitó las embajadas de Cuba y Rusia- y por qué no se le tenía controlado cuando JFK visitó Dallas. Quizá lo más jugoso sean detalles de las maniobras oscuras de la CIA en la época, no relacionadas con la muerte de JFK, pero sin duda relevantes para los historiadores. Detalles sobre sus intentos de asesinar a Fidel Castro en colaboración con la mafia, sus relaciones con el Gobierno de México, su participación en un golpe de estado en Vietnam del Sur? Todo un retrato del juego sucio de la inteligencia estadounidense durante la Guerra Fría, que no ayudará a mejorar la imagen pública de la CIA.
19-10-2017 | Fuente: abc.es
Irrumpe en la carrera hacia el Kremlin la reina del espectáculo televisivo ruso
Se venía rumoreando desde hacía semanas, aunque ella misma lo había negado, pero el miércoles Ksenia Sobchak, «Ksiusha» para los más íntimos, anunció ante las cámaras del canal de televisión ruso «Dozhd» que presentará su candidatura a las elecciones presidenciales de marzo del año que viene. Maestra de ceremonias, actriz, periodista y presentadora de televisión, Sobchak es archiconocida por la audiencia y seguro que aportará entretenimiento a unos comicios que se prometían muy aburridos. Hija del fallecido Anatoli Sobchak, alcalde de San Petersburgo entre 1991 y 1996, el hombre que dio trabajo entonces a Vladímir Putin y le catapultó al Kremlin, y de la senadora Ludmila Narúsova, Ksiusha cumplirá 36 años el próximo 5 de noviembre. La noticia ha saltado cuando Putin no ha revelado todavía oficialmente su intención de tomar parte en los comicios, pese a que todo el mundo lo da por hecho y lo cierto es que lleva en campaña desde mayo. Ksenia Sobchak, en 2003 - Efe «Muchos llaman a boicotear estas elecciones. Claro, qué sentido tiene acudir a votar si los candidatos en liza nos tienen ya hartos y los que lo son de verdad no les dejan presentarse», señala Sobchak en su mensaje televisivo y en evidente alusión al bloguero anticorrupción, Alexéi Navalni, vetado por la Comisión Electoral por haber sido procesado. Sin embargo, puntualiza la diva, «¿cómo expresar en este caso que estamos en contra, como hacer que sea escuchada nuestra voz?». Mostrando una papeleta de voto, la opción que propone, en lugar de poner una cruz en la casilla «contra todos», una forma de abstención activa, es votándola a ella. Sostiene que acomete el desafío con «responsabilidad» y consciente de «los riesgos y la complejidad» que entraña. Ksenia Sobchak, aprendiz de bailarina, pintora y licenciada por el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO), fue al principio de su carrera la niña mimada de la élite del país, la reina del glamour de la Rusia de Putin. Se equiparaba con Paris Hilton, con quien protagonizó una vez en Moscú un sketch presentándose como hermanas gemelas, amantes del revuelo y los modelitos caros. «Sobchak no es más que un elemento decorativo para embellecer las elecciones y dar espectáculo»Dmitri Oreshkin, politólogo ruso También de escandalizar con escenas de contenido erótico con el rapero de moda en filmaciones o fotos en las redes sociales. Con lo que más fama cosechó fue con su reality-show «Dom-2» (Casa-2), una especie de Gran Hermano. Después ha hecho cine y participado como solista en grandiosos espectáculos musicales, además de presentar las galas y eventos más importantes. Todo cambió cuando decidió criticar al régimen y apareció en los multitudinarios mítines y manifestaciones organizados por Navalni y Borís Nemtsov, que sería asesinado a tiros en 2015 cerca de la Plaza Roja, para protestar por el fraude en las elecciones legislativas de diciembre de 2011. Llego a estar detenida y su vivienda fue objeto de un minucioso registro policial. La televisión, su medio, empezó a marginarla. Pero, tras moderar sus críticas y desaparecer de las protestas, regresó paulatinamente a los platós. Ahora, a juicio de muchos observadores, su candidatura se ha convertido en un instrumento al servicio del Kremlin. Pese a que acaba de declarar que, si a Navalni le permitiesen presentarse a los comicios, ella se retiraría de la lucha por el sillón presidencial. «Sobchak no es más que un elemento decorativo para embellecer las elecciones y dar espectáculo», estima el politólogo ruso, Dmitri Oreshkin. A juicio del analista Kirill Rógov, la idea de ponerla en liza ha partido de la Administración del Kremlin, algo que niega el portavoz de la Presidencia, Dmitri Peskov. Rógov, cuya estimación no concede a Sobchak más de un 15% de los votos, cree que su misión es «mantener a la población pegada al televisor durante la campaña». Se espera que Ksiusha pueda atraer el voto joven, el de protesta en cierta medida, el de quienes no solían votar nunca y el de una buena parte del mundo del espectáculo. Son pocos los que piensan que pondrá a Putin en aprietos, pero también los hay.
01-10-2017 | Fuente: as.com
Ara: Carles Vilarrubí presenta su dimisión y renunciarán más
El vicepresidente de relaciones internacionales e institucionales lo decidió antes del Barcelona-Las Palmas. Bartomeu no desmintió la dimisión.
01-10-2017 | Fuente: as.com
Carles Vilarrubí y Jordi Monés dimiten y habrá más renuncias
El vicepresidente de relaciones internacionales e institucionales lo decidió antes del Barcelona-Las Palmas. También el comisionado del Barça Hub.
28-09-2017 | Fuente: abc.es
El populismo empieza a devorar al Partido Republicano y a Trump
Cría cuervos? Rebelión a bordo en la política estadounidense, donde Donald Trump y quienes comparten responsabilidades con él, sus aliados republicanos, empiezan a ser víctimas de uno de los hijos más inquietantes nacidos de una elección presidencial norteamericana: el populismo. Como en una versión opuesta al Saturno de la mitología romana, el vástago alumbrado por el rebelde candidato antiestablishment ha empezado a devorar a su propio padre y a quienes, con sus errores, compartieron paternidad aupando hasta la Casa Blanca al controvertido magnate. En la primera gran derrota del republicanismo oficial, las primarias de Alabama para elegir candidato al Senado liquidaron a Luther Strange, con nueve puntos de desventaja, pese a que contaba con el apoyo al unísono del establishment y de Trump. El candidato populista, Roy Moore, otro verso suelto, un ultraconservador juez sancionado dos veces por anteponer la Biblia y negarse a aplicar las leyes humanas, ha pagado a ambos con la moneda de la rebeldía que puso en circulación el ahora ocupante del Despacho Oval. Ha estallado la guerra. Donald Trump ya está arrepentido de haber intentado una misión casi imposible. El presidente se había comprometido con Strange por razones personales. Quería devolverle la misma fidelidad que le permitió llevarse las primarias republicanas en el estado sureño por treinta puntos de ventaja, en su camino hacia la nominación para competir por la presidencia de Estados Unidos. Ni siquiera le importó coincidir con Mitch McConnell, habitual diana de las invectivas del presidente contra el Washington oficial, al que culpa del bloqueo de su agenda, sobre todo la supresión del Obamacare. Bannon y los nacionalistas amenazan con echar a los republicanos moderados de ambas cámaras El líder de la mayoría republicana en el Congreso había volcado su empeño y el dinero del partido en una apuesta por Strange como sustituto en el Senado de Jeff Sessions, ahora fiscal general. Enfrente, junto a Roger Moore, que es uno de los personajes que mejor encarna la América profunda que se volcó con Trump en 2016, el ideólogo del trumpismo, Steve Bannon. El padre del nacionalismo de nuevo cuño ha empezado a cumplir su amenaza de llevarse por delante dos siglos de Partido Republicano, ahora que ha dejado la compañía del presidente y puede centrarse de nuevo en la dirección de Breitbart News, el periódico oficial del populismo radical de derechas. A su lado, Sebastian Gorka, otro de los valedores de la América blanca, experto en los asuntos de la lucha antiterrorista e impulsor de la polémica «travel ban», la orden que prohíbe la entrada al país de ciudadanos en su mayoría musulmanes, que también fue forzado a dejar el entorno presidencial. Los rebeldes sumaron la noche del martes una victoria sonada. La derrota de Trump será previsiblemente ocasional. Su sitio seguirá estando con su movimiento y sus asesores de pureza trumpista, a los que añora. Es el Partido Republicano y la tradicional ideología a la que representa los que tienen la Espada de Damocles sobre su cabeza. La serie de primarias que va a tener lugar hasta la elección del midterm (medio mandato), en 2018, cuando se renovarán parcialmente ambas cámaras, mantiene en la preocupación más profunda a la dirección del viejo Grand Old Party (GOP), la formación de Abraham Lincoln y Theodore Roosevelt. La batalla que libra Trump con veteranos del Senado como John McCain es el fiel reflejo de la que se viene encima del conservadurismo estadounidense. En el estado al que representa el héroe de guerra, Arizona, la sucesión ya está planteada. Quien aspira a recoger su testigo, Jeff Flake, recibe con frecuencia desde Twitter las duras críticas de Trump, quien le acusa de «blando» con la inmigración y de no apoyar la construcción de su muro en la frontera con México. El presidente tiene en Kelli Ward el sujeto de su abierto respaldo. La competición promete ser reñida, según las últimas encuestas publicadas. Otros estados en peligro Habrá más encrucijadas. Otro terreno de confrontación va a ser Tenneessee, donde Bob Corker, uno de los senadores con más peso político, ya ha anunciado su renuncia a continuar, precisamente para eludir la crecida del río populista. El actual presidente del Comité de Relaciones Internacionales de la cámara alta ve venir la victoria del trumpismo en su territorio. Más republicanos moderados ven peligrar su continuidad en estados hoy de mayoría conservadora, como Nevada, West Virginia, Dakota del Norte, Indiana y Misuri.
20-09-2017 | Fuente: abc.es
Rohani avisa de que Irán «no tolerará amenazas» y condena el «ignorante» discurso de Trump
El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha advertido este miércoles de que su Gobierno «no tolerará amenazas» de otros países y ha cargado contra el discurso pronunciado el ante la ONU por su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, cargado de «retórica ignorante, absurda y de odio» y con acusaciones «infundadas». Trump se subió el martes al estrado de la Asamblea General con un discurso en el que arremetió contra sus habituales enemigos, Irán entre ellos. Así, denunció el acuerdo nuclear de 2015 -una «vergüenza», a su juicio- y acusó a la República Islámica de mantener su carrera armamentística y expandir la violencia. «No amenazamos a nadie, pero tampoco toleramos amenazas de nadie», ha respondido Rouhani en el mismo foro, en el que ha abogado por la «moderación» y el diálogo como premisas para encarar las relaciones internacionales. «Irán no busca restaurar su antiguo imperio, imponer su religión oficial o exportar su revolución por la fuerza», ha añadido. El mandatario iraní ha defendido que el acuerdo nuclear pertenece ya «a la comunidad internacional en su conjunto», habida cuenta de la importancia que tiene tanto para la República Islámica como para el resto del mundo. En este sentido, ha apuntado que, sin él, podría haberse iniciado una «crisis nuclear» de consecuencias imprevisibles. Rohani ha insistido en que Irán no ha buscado nunca obtener la bomba atómica y ha afirmado que «no será el primer país en violar» los compromiso del acuerdo que ahora Trump amenaza con romper. «Sería una pena que este acuerdo fuese destruido por solitarios recién llegados a la política; el mundo perdería una gran oportunidad», ha lamentado. El presidente iraní ha criticado la política emprendida por el nuevo Gobierno de Estados Unidos, al que ha acusado de «destruir su propia credibilidad» por «violar los compromisos internacionales» adquiridos anteriormente. También ha instado a Washington a explicar por qué sus acciones en Oriente Próximo, «en lugar de contribuir a la paz y la estabilidad», han generado históricamrente «guerra, miseria, pobreza y un auge del terrorismo». Rohani ha aludido expresamente a Trump para criticar el discurso pronunciado apenas 24 horas antes, «inadecuado» en su opinión para una organización como Naciones Unidas, que «fue creada para promover la paz y el respeto entre naciones». La alocución de Trump, según Rohani, fue «ignorante, absurda y con odio», plagada de «acusaciones ridículamente infundadas».
18-09-2017 | Fuente: abc.es
Guterres y Trump, unidos por la reforma de la ONU
António Guterres y Donald Trump son la nueva extraña pareja de la diplomacia internacional. El secretario general de la ONU y el presidente de EE.UU. no pueden ser más distintos pero este lunes escenificaron su sintonía para impulsar la reforma de la ONU, una apuesta en la que sus intereses confluyen. Guterres es un político de carrera, dirigente histórico socialista, ex primer ministro portugués y con una amplia experiencia en relaciones internacionales gracias a su cargo de Alto Comisario de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que desarrolló entre 2005 y 2015. Trump ha basado su ascenso a la Casa Blanca en el hecho de ser un «outsider» político, se le ve incómodo en las grandes reuniones de la comunidad internacional y ha amagado con renunciar al liderazgo de EE.UU. en esfuerzos multilaterales a nivel global en favor de la idea del «América primero». A pesar de esas diferencias, ambos coinciden en un diagnóstico general de la ONU: es un mastodonte burocrático, ineficiente y deficitario que requiere cambios. Guterres y Trump llegaron a sus cargos el pasado enero y esta semana se estrenan en el Pleno de la Asamblea General de Naciones Unidas. El lunes aparecieron juntos para apoyar el proceso de reformas de la ONU que defiende Guterres y que cuadra con algunas de las ideas que Trump ha expresado sobre la organización internacional. El nuevo secretario general se impuso de forma sorprendente en las elecciones a este puesto del año pasado, en parte gracias a su apuesta reformista, que ya había aplicado durante su estancia en Acnur, donde consiguió reducir los costes estructurales, ser más eficiente y dedicar más fondos al apoyo a los refugiados. «En los últimos años, la ONU no ha alcanzado su pleno potencial por culpa de la burocracia y de la mala gestión», criticó Trump en una intervención corta, de apenas cinco minutos, en un acto celebrado con representantes de estados miembros que apoyan los planes de reforma de Guterres. Trump dio un espaldarazo a estos planes y al secretario general, del que alabó su «gran visión de reforma» y a quien animó a «utilizar plenamente su autoridad para atajar la burocracia, reformar sistemas anticuados y tomar decisiones firmes para promover la misión central de la ONU». El presidente de EE.UU. no perdió la oportunidad para hablar de uno de los asuntos que más le incomodan de la ONU: su financiación. «Debemos asegurarnos de que ninguno de los estados miembros acarree una carga desproporcionada, ya sea en lo militar o en lo económico», advirtió. «También pedimos que todas las misiones de paz tengan objetivos claros y formas de evaluar su éxito». Trump exigió a los otros países miembros que se atrevan a «cambiar las cosas como se hacían hasta ahora y a no quedarse anclados en las formas del pasado que no funcionan». EE.UU. y otros 127 países han firmado una declaración de apoyo a los planes de reforma de Guterres. En ella, la Administración Trump defiende que el secretario general tenga más poder frente a la Asamblea General de la ONU -donde cada país tiene un voto- para ser más efectivo en el cumplimiento de la misión de la organización, que se reparta mejor el presupuesto para su financiación -EE.UU. soporta cerca del 22%-, que las misiones de paz se dediquen más a la prevención y a la mediación y que la organización se apriete el cinturón. «Debemos ser ágiles y efectivos, flexibles y eficientes», reconoció Guterres en su discurso, en el que señaló a la burocracia, a las «estructuras fragmentadas» y a los «procesos bizantinos» como parte de los problemas que lastran el funcionamiento de la ONU. «Estamos consiguiendo progresos para llevar a cabo un audaz y amplio programa de reformas para fortalecer a la ONU», insistió. Este programa, del que ofreció un borrador a principios de julio y que deberá ser detallado a finales de este año, incluye la mejora de la financiación para objetivos de desarrollo, avanzar en la coordinación de las equipos de la ONU en cada estado miembro, diferenciar los roles de los coordinadores en cada país con los de los representantes del Programa de Naciones Unidas para Desarrollo (PNUD), eliminar duplicidades burocráticas, centralizar las tomas de decisiones y recortar el número de oficinas y plantillas en cada estado miembro. Por otro lado, la reunión de esta semana en Nueva York servirá para volver a tratar la reforma del Consejo de Seguridad, el organismo con mayor poder en la ONU. Desde hace décadas, se debate la ampliación del número de miembros permanentes del organismo. Su composición no se ha tocado desde 1965, los cinco miembros permanentes son EE.UU., Rusia, China, Reino Unido y Francia. Potencias emergentes como India -que obtuvo el apoyo de Barack Obama para conseguirlo-, Pakistán, México o Brasil se han postulado para esa ampliación, al igual que otras potencias consolidadas como Japón o Alemania. Las perspectivas de cambios en este club exclusivo -los cinco miembros permanentes tienen derecho de veto- son escasas. EE.UU. podría plantearlo como moneda de cambio para imprimir reformas consecuentes en la gestión de la ONU, pero los otros cuatro miembros no tienen mucho que ganar: China no vería con buenos ojos la llegada de rivales regionales como Japón o India, mientras que Rusia, Reino Unido y Francia solo verían su papel más aguado con nuevos miembros.
1
...