Infortelecom

Noticias de relaciones internacionales

22-09-2018 | Fuente: abc.es
La batería de sanciones de Estados Unidos contra Rusia salpica a China
Estados Unidos apunta a Rusia pero el disparo impacta en China. Eso es lo que se puede concluir del anuncio que realizó el jueves el Departamento de Estado, que dirige Mike Pompeo, sobre la imposición de nuevas sanciones, que afectan a 33 ciudadanos y empresas rusas, pero también al Departamento de Desarrollo de Equipos (EDD, en sus siglas en inglés), órgano dependiente del Ministerio de Defensa chino, que fue creado hace un par de años por el presidente Xi Jinping con el objetivo de mejorar la tecnología disponible para el ejército. La administración Trump sanciona a China por la compra de diez cazas rusos Sukhoi Su-35 en 2017 y de misiles tierra-aire S-400 en 2018 a Rosoboronexport, el principal exportador ruso de armas, en aplicación de la Ley para Contrarrestar a Adversarios de Estados Unidos mediante Sanciones (CAATSA, en sus siglas en inglés). Una de sus consecuencias es que afecta a terceros países, en este caso a China por hacer negocios con empresas rusas que forman parte de una lista negra de empresas relacionadas con el Kremlin. El Departamento de Estado anunció de esta forma que sanciona al EDD y a su director, Li Shangfu, al que prohíbe la entrada en el país, por su compra de aviones y armamento a la citada empresa rusa. La sanción implica que no podrán exportar productos a Estados Unidos o realizar operaciones dentro de su sistema financiero, y además se les embargarán las propiedades que puedan tener en el país. La ley que ampara estas sanciones fue firmada por el presidente Donald Trump en agosto de 2017, después de que el Congreso aprobara por amplia mayoría una iniciativa destinada a sancionar a Irán, Corea del Norte y Rusia. Trump aprovechó la firma de la ley para arremeter contra ella por considerarla «significativamente defectuosa». De lo que en el fondo se lamentaba el presidente es de que la ley le resta poderes para levantar algunas de las sanciones a Rusia aprobadas por su predecesor, Barack Obama. «Las acciones no tienen como propósito socavar las capacidades militares o la preparación para el combate de ningún país», explicó el Departamento de Estado en un comunicado, «sino imponer costes a Rusia en respuesta por su interferencia en el proceso electoral de Estados Unidos, su inaceptable comportamiento en el este de Ucrania y otras actividades malignas». «Habrá consecuencias» Estas sanciones abren un nuevo frente entre Estados Unidos y China. El autoritario régimen de Pekín ha respondido airadamente a Washington. El portavoz de Exteriores chino, Geng Shuang, instó ayer a la Casa Blanca a retirar dichas sanciones o, de lo contario, habrá consecuencias. «China está fuertemente indignada con el movimiento ilógico por parte de EE.UU.», aseguró Geng Shuang en su comparecencia diaria ante la prensa, según informa la agencia Xinhua. A su juicio, «EE.UU. ha violado seriamente las normas básicas de las relaciones internacionales y dañado severamente los lazos entre los dos países y sus ejércitos». Por ese motivo, instó a Washington a «corregir inmediatamente su error y retirar las llamadas sanciones. De lo contrario, tendrá que atenerse a las consecuencias». Aunque el portavoz no quiso indicar cuáles serían, esta amenaza empeora aún más las relaciones entre Pekín y Washington, enfrentados por la guerra comercial que han desatado los aranceles del presidente Trump. Este es el último capítulo de la nueva guerra fría que enfrenta a Pekín y Washington, junto al agravamiento de su guerra comercial con nuevos aranceles cruzados que entrarán en vigor el lunes y su disputa en el Mar del Sur de China. Impuestas desde 2014 sin el apoyo de China, estas sanciones de EE.UU. y sus aliados occidentales se dirigen fundamentalmente contra la economía rusa y su firma estatal de venta de armas, Rosoboronexport. Pero han salpicado al régimen de Pekín en el momento más tenso de sus relaciones con Washington de los últimos años. De hecho, no parece casual que el Departamento de Estado haya anunciado las sanciones en plena guerra comercial con China, que ha reforzado su alianza con Rusia frente a la hegemonía estadounidense. Así lo demuestra la participación del Ejército chino en las gigantescas maniobras que Moscú llevó a cabo a principios de este mes en Vostok, donde ambos países lucieron músculo militar de forma conjunta. Con dichos juegos de guerra, China y Rusia trasladan al campo militar el multilateralismo que vienen propugnando para minar la menguante presencia internacional de EE.UU., cada vez más cuestionada por los altibajos del presidente Trump. Imputados por Mueller Junto a Li Shangfu y su Departamento de Desarrollo de Equipamiento de la Comisión Militar de Central, en la lista negra fueron incorporadas 33 ciudadanos -entre los que se encuentra Yevgeny Prigozhin, oligarga ruso conocido como «el cocinero de Putin»- y empresas rusas. Entre ellos, los 25 rusos que ya fueron imputados con anterioridad por el fiscal especial Robert Mueller, encargado de la investigación de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016. La lista suma ahora 72 personas y empresas que, según Estados Unidos, tiene relación con la inteligencia rusa. Estar en ella no implica necesariamente la imposición de una sanción para los afectados, pero sí para aquellos que realicen tratos con ellos.
18-08-2018 | Fuente: elpais.com
Kofi Annan, el mejor de los diplomáticos contemporáneos
El exsecretario general de la ONU alumbró e inspiró reformas muy importantes para el derecho y las relaciones internacionales que aún hoy sorprenden por su visionario contenido
27-07-2018 | Fuente: abc.es
Lenín Moreno busca una «salida» para Assange con «la garantía de que su vida no corre peligro»
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, está buscando con el Gobierno británico una «salida» para el ciberactivista Julian Assange, que lleva seis años refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, pero «conversando» para obtener «la garantía de que su vida no corre peligro». Así lo ha afirmado durante su participación en un desayuno informativo del Foro América, organizado por Europa Press y Estudio de Comunicación, durante una visita a Madrid de regreso de Reino Unido. Preguntado si ha tratado el caso de Assange a su paso por Londres, ha recalcado que hablan «permanentemente» con el Gobierno británico y con su embajadora en Ecuador, que es con quien debe resolver este asunto. «Con quien nunca he hablado es con el señor Assange», ha añadido. No obstante, el Gobierno ecuatoriano sí que está en contacto con los abogados del ciberactivista. Moreno ha alegado que permanecer mucho tiempo confinado también «viola los derechos humanos». El presidente de Ecuador ha hecho hincapié en que él «jamás» ha estado de acuerdo con las actividades de Assange, con «intervenir los correos privados de la gente para obtener información», aunque sea para «sacar a la luz actos indeseables de un gobierno sobre personas», porque para ello «hay otras formas legales». Así, ha recordado que la decisión de concederle asilo en la embajada ecuatoriana en Londres fue del gobierno anterior, el de Rafael Correa, porque consideró que «corría peligro su vida». Assange se refugió porque Suecia le reclamaba por delitos sexuales, pero él temía que sería enviado a Estados Unidos -donde existe pena de muerte- para ser juzgado por las filtraciones que dieron origen a Wikileaks. Muy activo a favor de la independencia catalana Ahora, la causa en Suecia ha prescrito, pero Reino Unido ha advertido de que le detendrá por violar las condiciones de su libertad condicional, precisamente por haberse refugiado en la embajada hace seis años. Assange fue uno de los asuntos que marcaron la anterior visita de Moreno a España, el pasado diciembre. El fundador de Wikileaks tuvo un papel muy activo a favor del independentismo en Cataluña en otoño. El Gobierno español hizo varias gestiones con el ecuatoriano y en noviembre Quito le advirtió de que como asilado tenía la obligación de «no realizar declaraciones o actividades que pudieran afectar las relaciones internacionales del Ecuador». «Daniel Ortega se volvió loco por el poder» El presidente de Ecuador se refierió también a su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, del que dijo que «se volvió loco» por el poder, en alusión a la crisis desatada en el país centroamericano por la represión de las protestas contra el líder sandinista, que han dejado casi 450 muertos en cien días, según la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos. «Al igual que (el expresidente uruguayo José) Mujica dice, se volvió loco», ha dicho Moreno sobre Ortega. A su juicio, «eso es lo que se genera en el momento en que una persona está demasiado en el poder». «Ya no se preocupa por el país, de su bienestar (..) Lo único que le obsesiona es el poder», ha apostillado. El mandatario latinoamericano ha comparado a Ortega, que suma quince años en el cargo, con el personaje de Golum en la saga literaria y cinematográfica del Señor de los Anillos. «Se vuelve siniestro», ha declarado. No obstante, ha subrayado que el presidente nicaragüense no es el único aferrado al puesto. «Hay muchos Gollum», ha afirmado, advirtiendo en contra de «la droga del poder»: «El poder es algo circunstancial que uno debe procurar que pase lo más pronto posible». Correa, «matón obsesionado con la reelección» Por otra parte, Moreno se ha declarado orgulloso de haber decepcionado a su antecesor en el cargo, Rafael Correa, a quien ha definido como un «matón» que estaba «obsesionado» con la reelección. «Si dice que le decepcioné, yo me alegro de haberle decepcionado», ha dicho Moreno en el Foro América. Moreno llegó al Palacio de Carondelet el 24 de mayo de 2017 con el apoyo de Correa, que le tuvo como vicepresidente durante gran parte de su mandato. Sin embargo, se fueron distanciando hasta reconocerse como rivales políticos. El ahora presidente ha confesado que no se dedicó a vigilar la labor de Correa porque «pensaba que las cosas iban bien», centrándose en los temas sociales que le había encargado impulsar. «Él dijo que dejaba una mesa servida y, no señor, se llevaron hasta la mesa», ha ilustrado.
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump invitará a Putin a la Casa Blanca cuando acabe la «caza de brujas»
No parecía una buena idea dado el clima que se ha generado en Washington después de la cumbre de Helsinki, y tampoco Moscú había mostrado especial interés en visitar este año la Casa Blanca, así que el segundo cara a cara entre Donald Trump y Vladimir Putin tendrá que esperar. ¿Hasta cuándo? Según señaló ayer su consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, a comienzos del año que viene, cuando «haya terminado la caza de brujas». Es decir, en lenguaje Donald Trump, cuando se haya cerrado la investigación que el fiscal especial Robert Mueller lleva adelante sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016. En realidad resulta muy aventurado afirmar que la investigación de Mueller se haya cerrado para entonces, dado que su trabajo no tiene una fecha límite. Eso sí, algunos congresistas republicanos ya se están moviendo para intentar ponerle punto y final lo antes posible. Once de ellos, liderados por el representante por Carolina del Norte, Mark Meadows, han presentado una iniciativa para destituir al número dos del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, responsable de supervisar la investigación de la trama rusa, de la que su inmediato superior, el fiscal general Jeff Sessions, se inhibió en marzo del año pasado. Le acusan de falta de cooperación, a pesar de que Rosenstein les ha entregado hasta la fecha más de 800.000 documentos de una investigación todavía en marcha. El retraso de la invitación para que el presidente ruso, Vladimir Putin, visite la Casa Blanca, que Rusia ya había desestimado para este año, coincidió con la comparecencia del Secretario de Estado, Mike Pompeo, ante el Comité de Relaciones Internacionales del Senado, en el que fue interrogado por el encuentro que Trump y Putin mantuvieron en Helsinki, especialmente por el contenido de la conversación que ambos presidentes mantuvieron a solas, con la única compañía de sus traductores. Pompeo, al que varios senadores señalaron que la administración Trump carece de una estrategia en política internacional, no desveló ningún detalle nuevo sobre la charla, y se defendió diciendo que «no me corresponde a mí desvelar el contenido de esas conversaciones». A pesar de su apoyo en Helsinki a las palabras exculpatorias de Putin sobre la injerencia rusa -que Trump, a su regreso a casa, atribuyó a un error lingüístico-, y de que el presidente sigue calificando de «caza de brujas» la investigación de Mueller, Pompeo aseguró a los senadores que el presidente «tiene una comprensión completa y correcta de lo que sucedió. Lo sé porque le he estado informando personalmente durante un año». Para mostrar la firmeza americana frente a Rusia, Secretario de Estado expuso las medidas y sanciones que la administración Trump ha aprobado hasta el momento, inlucida la expulsión de 60 espías rusos y diplomáticos, o la colaboración militar con Ucrania en el conflicto de Crimea, cuya anexión a Rusia, señaló Pompeo en un comunicado, «rechaza Estados Unidos».
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Imran Khan proclama su victoria en Pakistán
El exjugador de críquet Imran Khan, del Pakistán Tehreek-i-Insaf (PTI), ha proclamado este jueves su victoria en las elecciones generales paquistaníes celebradas el miércoles, a falta de que se anuncien los resultados oficiales tras un prolongado retraso entre alegaciones de fraude. «Quiero dar las gracias a Alá por esta oportunidad para servir al país», ha afirmado el ya autoproclamado próximo primer ministro de Pakistán, en un discurso retransmitido desde su residencia en Islamabad. El PTI ha obtenido hasta ahora 53 de los 272 escaños posibles en la Asamblea Nacional, seguido por la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N), saliente del Gobierno, con 17, según datos de la Comisión Electoral de Pakistán (ECP). Flanqueado por una bandera paquistaní y otra de su partido, Khan ha repetido el discurso anticorrupción que lleva proclamando desde que entró en política hace 21 años. «Nuestras instituciones serán más fuertes y todo el mundo rendirá cuentas. Yo el primero y después mis ministros», ha dicho el político de 65 años. El campeón del mundo de críquet en 1992 ha indicado que no se mudará a la residencia del primer ministro y que convertirá otros edificios gubernamentales en edificios públicos. «Me avergonzaría ir y vivir allí. Queremos convertirlo en una institución educativa o pública», ha dicho. Khan ha afirmado que su «inspiración» es el profeta del islam, quien creó un «estado del bienestar» que ha prometido recrear durante la campaña electoral. También ha señalado a Mohamed Ali Jinnah, el fundador de Pakistán, como una inspiración. Miras internacionales En cuanto a relaciones internacionales, ha afirmado que quiere una relación «beneficiosa para ambos» con Estados Unidos y que le «encantaría» establecer unas fronteras abiertas con su vecino Afganistán «como la Unión Europea». Respecto a la India, Khan se quejó de que los medios de ese país lo mostraron "como un villano" en las últimas semanas, pero remarcó que es necesario mejorar los lazos económicos entre ambos países. «El comercio entre la India y Pakistán es importante», ha subrayado. El anuncio de su victoria se produce entre denuncias de fraude. Según los informes de los medios locales, apenas la mitad de los votos se habían contabilizado unas 18 horas después de que finalizara el día de la votación. La Comisión Electoral de Pakistán (PCE) ha justificado esta lentitud por «problemas técnicos» relacionados con el uso de nuevo software electoral. «Estas elecciones no están contaminadas (..) Son 100% justas y transparentes», ha dicho su director, Sardar Muhammad Raza, en una conferencia de prensa, la tercera para el ECP durante esta semana. noche electoral fuera de lo común. Violentas votaciones La violencia empaña una vez más las elecciones generales en Pakistán. Un ataque suicida mató el miércoles al menos a 30 personas y dejó a decenas heridas en la entrada de un centro electoral de la ciudad de Quetta, en el suroeste del país. De acuerdo con la agencia AFP, el atentado tuvo lugar cuando un kamikaze intentó entrar en un colegio electoral, haciéndose estallar al ser interceptado por la Policía. Entre los fallecidos se encuentran civiles y policías. El autodenominado Estado Islámico (Daesh) reivindicó el atentado que aumenta, aún más si cabe, la tensión entre los diferentes partidos. Mas de 100 millones de paquistaníes estaban llamados a las urnas en unos apretados comicios que enfrentan al héroe nacional de críquet, Imran Khan, contra el partido del encarcelado ex primer ministro Nawaz Sharif. Poco después de los hechos, tanto Shahbaz Sharif, líder de la Liga Musulmana de Pakistán ( PML-N), el frente que acaba de terminar su mandato, como Imran Khan, del Movimiento por la Justicia (PTI), condenaron la matanza. 800.000 soldados Éste no fue el único incidente de la jornada: el lanzamiento de una granada en otro centro de votación en el distrito de Khuzdar dejó un policía muerto y tres heridos. Más de 800.000 soldados y policías han sido desplegados para preservar la seguridad después de que varios asesinatos de candidatos y atentados a lo largo de la campaña electoral hayan provocado 180 muertos. El pasado 13 de julio un atentado suicida del autodenominado Estado Islámico causó 149 muertos en un mitin en la provincia de Baluchistán. Las elecciones en Pakistan suponían, hasta el momento, la alternancia de dos formaciones en el poder: el Partido del Pueblo Paquistaní (PPP) de la dinastía Bhutto y la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N), de la familia Sharif. Se suma a ellos ahora el movimiento del excampeón de críquet, Imran Khan. Shahbaz Sharif, hermano del ex primer ministro Nawaz Sharif, condenado a diez años de cárcel por corrupción, acusa a las Fuerzas Armadas y a la Justicia de haber hecho todo lo posible por perjudicar a su partido, incluso forzando a sus candidatos a cambiar su lealtad. El candidato del PTI, Imran Khan, quien ha estado siempre por delante, tras los últimos resultados del conteo, promete por su parte derrocar a una élite política depredadora que obstaculiza el desarrollo de la empobrecida nación musulmana de 208 millones de habitantes, donde la tasa de analfabetismo supera el 40%.; y ha pedido la salida de las tropas de EE.UU. El tercer aspirante, aunque nunca ha tenido posibilidades, es el joven Bilawal Bhutto, quien trata de recuperar la herencia de su madre, la popular Benazir. ¿Cambio de rumbo? Las elecciones generales celebradas en Pakistán este miércoles suponen la segunda vez que un Gobierno civil traspasa el mando a otro tras un periodo legislativo completo y a través de elecciones democráticas. La situación depende sustancialmente del papel de los militares, quienes han gobernado el país casi la mitad de sus 71 años de historia desde su fundación en 1947 y constituyen la institución más fuerte de Pakistán. No en vano, el proceso electoral ha estado plagado de reproches contra las fuerzas armadas por intentar inclinar la balanza a favor de Khan después de numerosos desencuentros con Nawaz Sharif en lo que atañe a la política exterior y de seguridad. Antes de ser destituido, Sharif, había logrado cierta autonomía con respecto a los militares consolidando una posición cada vez menos controlable. Defensores de los derechos humanos, políticos y observadores han acusado a los militares de amenazar y presionar a diferentes medios y activistas. Igualmente, sectores diplomáticos han expresado su preocupación sobre posibles casos de manipulación de los comicios al gozar el Ejército de amplios poderes dentro de los colegios electorales. Las Fuerzas Armadas lo niegan y rechazan cualquier papel directo en la elección del vencedor. El país se encuentra en una incipiente crisis económoca: Pakistán afronta una posible crisis de pagos a causa del déficit comercial y una deficiencia de divisas que ha llevado al Gobierno interino a iniciar el proceso preliminar para negociar un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El país vive además un empeoramiento de sus relaciones diplomáticas con Estados Unidos y sufre una creciente escasez de agua en el país.
20-07-2018 | Fuente: abc.es
Parecidos y diferencias entre la Venezuela de Maduro y la Nicaragua de Ortega
La crisis nicaragüense recuerda a la situación en Venezuela, país golpeado desde hace meses por graves problemas económicos y políticos donde las manifestaciones son reprimidas con violencia. Aquí, cinco parecidos y diferencias entre la situación de ambos países. 1. Control político. Los dos movimientos de protestas piden la salida de los dos dirigentes de izquierda, Nicolás Maduro en Venezuela y Daniel Ortega en Nicaragua, o elecciones adelantadas. Contra ellos, los gobiernos utilizan la misma estrategia. «Han apartado a los líderes y partidos de oposición. No por las urnas, sino a través de decisiones de Justicia o de la autoridad electoral, engañosas e ilegales. Ortega lo hizo durante los comicios de 2016 y Maduro le imitó en 2018», explicó a AFP el politólogo venezolano Luis Salamanca. Ambos «han censurado a los medios de comunicación y reforzado su autoridad eliminando los contrapoderes», añadió Juan Felipe Celia, del centro de análisis Atlantic Council en Washington. 2. Represión. Llamadas «turbas sandinistas» en Nicaragua o «colectivos» en Venezuela, estos grupos paramilitares próximos al poder son utilizados «para enfrentarse a los manifestantes», explicó el experto en relaciones internacionales Mariano de Alba. «Actúan en apariencia por su propia cuenta, pero a pesar de su aspecto de civiles, forman parte del aparato de seguridad del gobierno para agredir e intimidar a los opositores», explica a AFP el analista Diego Moya-Ocampos, del gabinete IHS Markit de Londres. Pero «el gobierno nicaragüense ha tenido una mano de hierro, ha matado mucho más», añade. Al menos 125 personas murieron en cuatro meses de manifestaciones en Venezuela, frente a las 280 en Nicaragua en tres meses. 3. Retórica. En ambos países, los opositores acusan a los presidentes de haber instaurando una «dictadura». Por su parte, ambos gobiernos califican a los manifestantes de «terroristas» y de «golpistas de derechas» financiados por Estados Unidos, subraya Mariano de Alba. 4. Negociación. El sociólogo nicaragüense Óscar Vargas considera que, como Maduro, Ortega busca tomar aliento durante las fases de negociación mientras se centra en «la usura y la división de la oposición». «La solución depende en gran medida de las divisiones de la coliación en el poder o del apoyo del Ejército», considera Mariano de Alba. 5. Presión internacional. Los dos gobiernos están aíslados de la escena internacional y han sido diana de sanciones estadounidenses. La situación en Nicaragua, sin embargo, «no ha acaparado tanta atención como la venezolana», según Mariano de Alba. 6. Economía. Venezuela está atrapada en una grave crisis, pero el gobierno puede apoyarse en la renta petrolera (el 96% de sus ingresos). «Ortega depende de los empresarios y de los nicaragüenses para que la economía se mantenga a flote», revela Mariano de Alba. «Nicaragua es una economía muy débil, frágil, y eso podría ser un punto de ruptura si la crisis no se soluciona en el corto plazo», juzga la analista nicaragüense Elvira Cuadra. El Banco Central de Nicaragua ha bajado del 4,9% al 1% su previsión de crecimiento para este año. 7. Peso político. Para Cuadra, el peso regional de los dos países también es diferente. Gracias a la bendición petrolera, el difunto presidente Hugo Chávez consolidó sólidas alianzas. 8. Ejército. El Ejército de Nicaragua apoya el diálogo entre los dos bandos. «Es más institucional, el venezolano está fuertemente politizado», consiera Moya-Ocampos. «Maduro puede contar con el apoyo de los militares. En Nicaragua, las principales fuerzas represivas son los grupos de civiles armados favorables a Ortega», describe Celia. 9. Oposición. En Nicaragua, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia dirige las manifestaciones, y agrupa a estudiantes, empresarios, campesinos y miembros de la sociedad civil. No se trata de un partido político. En Venezuela, la Platafoma de Unidad Democrática (MUD), una alianza de formaciones políticas con intereses divergentes, es la que lidera las protestas. 10. Apoyos. El analista nicaragüense Mauricio Díaz percibe una cierta «confusión» en el seno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, de izquierdas) en el poder y destaca que «los dirigentes históricos no se posicionan claramente». «El madurismo ha conocido importantes desafecciones, pero la coalición en el poder ha permanecido unida durante la crisis», concluye De Alba.
12-07-2018 | Fuente: abc.es
Así son las relaciones entre EE. UU. y los miembros de la OTAN
La relación de Estados Unidos con la Alianza Atlántica pende de un hilo y eso que el países norteamericano ha sido el eje central de la OTAN desde su creación en 1949. Donald Trump llegaba a Bruselas después de varios días amenazando a los miembros de la Alianza con la financiación del 2%. Una regla que se adoptó en la Cumbre de Praga de 2002 en la que cada miembro de la OTAN aportaría el 2% de su PIB en defensa. El azote de Trump a los 29 países miembros tiene en el centro de la diana a Alemania, a quien acusó de ser «cautiva» de Rusia. Además, ha llamado «delincuentes» a los demás aliados: «Son delincuentes en lo que a mí respecta porque Estados Unidos ha tenido que pagar por ellos». En un clima de tensión así son las relaciones entre Estados Unidos y los principales miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte: Alemania El presidente norteamericano tiene en el punto de mira a Merkel, y así lo ha hecho saber el primer día de la cumbre en Bruselas. «Alemania, en lo que a mí respecta, es cautiva de Rusia porque está recibiendo gran parte de su energía de Rusia» ha dicho Trump al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, mientras era consciente de que las cámaras le grababan. La razón de esta reprimenda es un oleoducto de 800 millas de largo planeado bajo el mar Báltico, llamado Nord Stream II. Francia Macron y Trump escenifican una «relación cambiante». Delante de las cámaras se muestran como buenos socios: «Tenemos una relación magnífica. Estamos hablando de comercio, de la OTAN, estamos hablando de muchas cosas. Espero que al final todo salga bien». Por su parte, Macron ha dicho estar «muy contento» de encontrarse con Trump, con quien destacó «intercambios regulares», pero también ha mostrado su apoyo a su socia Merkel negando que Alemania sea «cautiva» de Putin. España Esta es la primera cumbre de la OTAN para Pedro Sánchez, y el primer encuentro con el mandatario norteamericano. Donald Trump ha acusado a España de no cumplir con la financiación de la Alianza. Por su parte, Sánchez ha contestado a Trump argumentando que España cumple sus compromisos con la OTAN en las tres vertientes: dinero, equipos militares y contribución armamentística. Unos días antes de la cumbre el presidente español argumentó que la seguridad global no solo se mide por un porcentaje de gasto, sino que «hay también otros parámetros». Reino Unido A lo largo de la historia, Estados Unidos y Reino Unido han sido los dos grandes aliados y punto de unión entre una parte del mundo y la otra. La relación entre Donald Trump y Theresa May es correcta, aunque según los expertos, la histórica relación especial bilateral en «su punto más bajo» desde la crisis de Suez en 1956. Ambos se reúnen este jueves en Londres, donde May tratará de lograr que Trump condene el supuesto papel de Rusia en la intoxicación de varios británicos con el neurotóxico de procedencia rusa Novichok, para mostrar así «un frente común» contra el presidente Vladímir Putin Expresar un compromiso inequívoco con la seguridad occidental es otro punto en común entre Londres y Washington, pero un muy difícil acuerdo comercial bilateral posterior al Brexit , debido a que el jefe de la Casa Blanca «desaprueba» el plan de su anfitriona de promover una salida suave de la UE. Italia El papel del país andino en las relaciones internacionales siempre ha sido importante. También en temas de seguridad mantiene un papel de liderazgo en Afganistán y Kosovo, proporciona vigilancia aérea para Montenegro, desplegó tropas en Letonia y lidera la Fuerza de Punta de Lanza de la OTAN. A pesar de ello, Italia es uno de los países que no cumple con el 2% de financiación a la Alianza. Pero la relación entre Trump y Matteo Salvini, muy polémicos ambos, es buena. El minsitro del interior italiano ha sido el único líder en manifestar su alegría por que Donald Trump sea el presidente de la nación más influyente del mundo. Canadá La relación entre los dos países norteamericanos no entra dentro de los parámetros de amistad. Las diferencias entre ambos mandatarios se mostraron durante la pasada cumbre del G-7 en Quebec, con los insultos de Trump a Trudeau llamándole «deshonesto y débil», además de las amenazas comerciales que Estados Unidos ha hecho públicas contra los productos canadienses. Turquía Después del a victoria electoral de Recep Tayyip Erdogan, Donald Trump le telefoneaba para felicitarle. A pesar de las posibles diferencias que podría haber entre ellos, la relación entre ambos podría denominarse como «correcta y distante». Ambos mandatarios han confirmado su compromiso con el desarrollo de la cooperación bilateral en materia de defensa. Las relaciones entre ambos países, miembros de la OTAN, han sido tirantes en los últimos meses, especialmente debido al apoyo de Washington a la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) en Siria. Grecia Solo ocho miembros cumplen con la regla de financiación del 2% y entro ellos está Grecia. A pesar de la difícil situación económica en la que estuvo, y aún está, Grecia ha mantenido su gasto en seguridad, motivado sobre todo por la presión que ejerce Turquía en el sur. Ambos países perpetúan un conflicto, que explotó en 1919 con la guerra greco-turca. Las constantes tensiones entre los dos países, con intromisiones casi diarias en espacio enemigo, así como la cuestión de Chipre, provoca que parte de la población griega tenga interiorizada un posible (pero remoto) enfrentamiento con Turquía. Polonia El gran aliado en la Europa del este para Estados Unidos es Polonia. El despliegue militar de la OTAN en territorio polaco, y la intención de Varsovia de crear una base militar permanente de Estados Unidos, acercan considerablemente las posturas entre Donald Trump y Mateusz Morawiecki con un enemigo común: Vladimir Putin.
10-07-2018 | Fuente: abc.es
Las riñas entre Trump y Tusk enturbian el inicio de la cumbre de la OTAN
Un día antes de la cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Bruselas, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se han dedicado mensajes que tensan el encuentro entre los dos mandatarios. Por un lado, Donald Tusk ha advertido a su socio norteamericano de que «no existe mejor aliado para EE.UU. que la Unión Europea», asegurando que su gasto en Defensa es equiparable al de China y superior al de Rusia. Lo molesto para Trump resultó de las declaraciones de Tusk en una sesión con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en las que afirmó que Estados Unidos «no tiene demasiados aliados» y que debería de «apreciar» los que tiene. La respuesta de Trump a las palabras del presidente del Consejo se hizo eco poco después de subir al Air Force One, el avión presidencial. El Presidente afirmó: «Perdimos 151.000 millones de dólares el año pasado en comercio y, además, cubrimos al menos el 70 por ciento de la OTAN», agregando que el trato que recibe Estados Unidos como contribuidor y socio es «injusto» por parte de la Unión Europea. Trump reclamó, además, que se hiciera eficiente la misión de la UE de destinar un 2% del PIB de los países miembros a Defensa, permitiendo un ajuste en gasto «equiparable» al realizado por Estados Unidos en la OTAN. Gasto que, en prencipio, se solicita para 2024, lo que se ve dificultoso para algunos de los países miembros de la Unión. Otro de los reclamos de Tusk ha incidido en la cuestión de la cooperación. El presidente del Consejo recordó a Trump que «Europa fue la primera en responder a gran escala cuando Estados Unidos fue atacado y pidió solidaridad el 11-S. Soldados europeos han luchado hombro con hombro en Afganistán, 870 hombres y mujeres valientes sacrificaron sus vidas». Tusk animó a Trump a recordar este dato en la cumbre de mañana y en su reunión con Putin, que tendrá lugar en Helsinki el próximo 16 de julio. Añadió, además, que la cooperación en defensa a escala internacional no pasa «solo por el dinero», sino también por «auténtica ayuda», señalando que Estados Unidos se encuentra «aislado» en la defensa de Europa. Putin, amigo y enemigo A pesar de que Tusk ha señalado la importancia del encuentro entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, no ha dejado pasar la ocasión de referirse a Rusia como un «problema estratégico» en sus relaciones internacionales. Trump, por su parte, no ha querido responder a las palabras del presidente del Consejo. Uno de los cabos que quiere atar la UE aprovechando la visita de Trump es el conflicto con Ucrania, por lo que Tusk también ha instado al presidente estadounidense que ponga sobre la mesa de Putin en su reunión en Finlandia el asunto de los presos ucranianos y que exija su liberación. Putin, de momento, tan solo ha aclarado que el punto que no tratará con Trump es la anexión de Crimea, por lo que parece improbable que el mandatario ruso vaya a negociar la liberación de presos ucranianos. La divergencia entre Trump y Putin se encuentra ostensiblemente en Siria. La toma de posiciones de un bando u otro en la guerra -Trump con los rebeldes y Putin con el Gobierno de Siria- ha provocado anteriormente colisiones entre ambos líderes. El último ataque con armas químicas de las fuerzas progubernamentales fueron la primera piedra directa lanzada a la ventana de Putin por parte de Trump. La cumbre, opción de acuerdos La cumbre de la OTAN tendrá dos objetivos prioritarios. El primero, en materia de gasto económico, es relativo a la subida del porcentaje de PIB que invierte la Unión en Defensa. Actualmente, este gasto supone un 1,61% del PIB total de la Unión Europea, cuya cantidad asciende a 194.357 millones de euros. Los mayores contribuyentes a este gasto son Reino Unido (43,4 millones), Francia (39,2 millones), Alemania (33,5 millones), Italia (31,6 millones) y España (18,3 millones). El segundo objetivo consistirá en tratar cómo la OTAN puede cooperar en la lucha contra el yihadismo y qué papel puede desempeñar en esta tarea. Se espera, además, que Juncker, Jens Stoltenberg y Tusk firmen una declaración conjunta UE-OTAN en la que se hará especial hincapié en la movilidad militar, la ciberseguridad, las amenazas híbridas, la lucha antiterrorista y las mujeres y la seguridad.
17-06-2018 | Fuente: elpais.com
El diputado José Ramón García Hernández anuncia su candidatura a presidir el PP
El secretario de Relaciones Internacionales plantea primarias y un nuevo congreso en dos años
16-06-2018 | Fuente: elpais.com
El diputado José Ramón García Hernández anuncia su candidatura a presidir el PP
El secretario de Relaciones Internacionales plantea primarias y un nuevo congreso en dos años
1
...