Infortelecom

Noticias de refugiados

13-09-2020 | Fuente: elpais.com
Noche al raso en los escombros de Moria (Lesbos), en imágenes
Tres incendios arrasaron el mayor campo de refugiados de Europa, un agujero negro en la historia de la UE en el que malvivían 13.000 personas que se han quedado sin techo.
13-09-2020 | Fuente: elmundo.es
La Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona se ofrecen a acoger a refugiados de la isla de Lesbos
Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha destacado la solidaridad y la hospitalidad del pueblo valenciano y ha recordado que Valencia es ciudad refugio desde 2015 
13-09-2020 | Fuente: abc.es
Los refugiados de Lesbos, la herida abierta de Europa
«Ahora ya no huele a mierda. Solo a quemado», explica a ABC José Fernández, el gallego de la ONG evangelista REMAR, organización que está distribuyendo agua a una cola de miles de personas del campamento, todas ellas en la carretera, en cuyo borde han dormido ya varias noches. Se refiere a las consecuencias de los dos incendios provocados, uno seguro por un grupo de inmigrantes afganos al grito de «Bye Bye Moria» y el otro aún por investigar, que ha destruido el desastroso Centro de Acogida e Identificación de Moria en la isla de Lesbos. Los de REMAR distribuyen desde la mañana del jueves lo que hay: comida del catering del ejército dos veces al día, y más cosas como agua y fruta, enviadas por distintas ONGs así como donaciones de países europeos, junto con sacos de dormir y mantas. Durante años, esta organización aguantó en Moria, aun cuando se fueron todas las demás ONGs protestando contra el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía en marzo de 2016. Distribuían tres veces al día, con colas kilométricas de varias horas, la comida del catering del campamento. Lo peor era la violencia, las peleas entre grupos de jóvenes y la falta de seguridad hasta ahora en Moria: se denunciaba al menos una violación por semana y por la noche todas las mujeres que no vivían con su familia en un contenedor preferían ponerse pañales para no arriesgarse a ir, casi sin luz, a uno de los malolientes sanitarios portátiles. Campamento del infierno El nombre de Moria ya no se asocia con el pequeño pueblito a 10 kilómetros de la capital, Mitilini, sino con el «campamento del infierno», el mayor de Europa para inmigrantes ilegales que llegan de las costas turcas, creado por el ejército para menos de 3.000 personas y donde malvivían hasta la noche del miércoles en contenedores tiendas de campaña unas 13.600 personas (aunque llegó a acoger a más de 20.000). Todos llegaron desde las costas turcas, a unas pocas millas de distancia de Lesbos y e otras islas cercanas como Kos, Samos, Leros y Jíos. Ahora el ritmo de llegadas se ha ralentizado, porque las patrullas tanto griegas como turcas, así como las fuerzas de Frontex, vigilan estrechamente la zona y hay también drones. En lo que llevamos de año, han llegado a Lesbos 4.287 personas, mientras que en todo 2019 la cifra fue de 27.148. Desde la llegada de los conservadores al Gobierno griego, liderado por Kiriakos Mitsotakis, la gestión de la inmigración irregular ha mejorado con respecto al anterior Ejecutivo: menos llegadas y proceso de asilo más rápido, así como el deseo de deportar o repatriar a quien no tiene derecho a quedarse. El Gobierno radical de Syriza, que se consideraba solidario y cuya juventud era partidaria de una Europa sin fronteras, tuvo que afrontar sin experiencia y casi sin medios el millón de personas que «pasaron» por Grecia en el 2015. Los números fueron disminuyendo, pero los problemas sobre cómo afrontar a este grupo de personas se multiplicaron y eso que ahora el partido neonazi Amanecer Dorado lleva tiempo callado y sin actividad violenta: ya no tiene diputados en el parlamento. Estos días, Mitsotakis ha recordado que se trata de un problema europeo y que tiene que haber una distribución justa de quienes llegan a su país por mar o por tierra, y aún mas ahora en época de pandemia. Y tras entrevistarse con el Vicepresidente de la Comisión Europea Margaritis Schinas este viernes, tras la visita de este a Lesbos, quedó claro que se prepararán nuevas regulaciones europeas de migración y asilo, incluyendo la distribución equitativa de los migrantes entre todos los estados miembros de la UE. Dos frentes Lesbos y otras islas están ahora divididas: por un lado los inmigrantes, las ONGs y los mas solidarios que quieren ayudar a quienes llegan a sus costas y quieren un campamento de acogida pequeño, bien organizado y controlado, para que luego los inmigrantes sean enviados con rapidez (y no permaneciendo meses, hasta años para efectuar la solicitud inicial de asilo) a otra parte de Grecia. Por el otro está la mayoría de la población local, exacerbada por elementos nacionalistas y populistas, que quieren que el problema desaparezca sin pensar que aunque todos los inmigrantes se vayan mañana llegarán muchos más. Kostas Muzuris, gobernador de la región, y el Alcalde de Mitilini insisten en la necesidad de que la isla se vacíe de inmigrantes. Y entre estos dos bandos, los inmigrantes, por una vez, están de acuerdo con la población local: quieren abandonar lo antes posible y para siempre la isla y no se cansan de decirlo.
12-09-2020 | Fuente: abc.es
La ONU pide el inicio de la desescalada en el conflicto de Afganistán para «salvar la vida de los civiles»
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, llamó este sábado durante el inicio de las conversaciones de paz intraafganas a «desescalar» el conflicto en Afganistán y proteger a los civiles, al tiempo que abogó por la inclusión de la mujeres en el proceso. «Al comenzar las negociaciones, urjo a redoblar los esfuerzos para proteger a los civiles y desescalar el conflicto con el objetivo de salvar vidas y crear un ambiente favorable para las conversaciones», indicó el secretario de Naciones Unidas durante una intervención virtual en la ceremonia de Doha. Abogó por que sean los afganos los que decidan el «contenido y naturaleza» de las negociaciones, al tiempo que destacó la importancia de que ambas partes garanticen la participación de las mujeres en diferentes papeles. «Un proceso de paz inclusivo en el que las mujeres, la juventud y las víctimas del conflicto está representados de forma significativa ofrece la mejor esperanza para una solución sostenible», afirmó Guterres. Esperanzado por los dos altos el fuego declarados este año en Afganistán, espera que los millones de refugiados afganos desperdigados por el mundo, muchos de ellos en los vecinos Irán y Pakistán, puedan retornar a su país gracias a este proceso de paz. «El comienzo de las negociaciones de paz intraafganas en Doha entre la República Islámica de Afganistán y los talibanes suponen una gran oportunidad para lograr las aspiraciones de larga data para la paz de la gente» del país, concluyó. «Este camino largo y duro» En la ceremonia, a la que asisten físicamente el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, así como varios líderes afganos e insurgentes, ha contado con la intervención telemática de varios ministros y jefes de Estado de varios países, y líderes de organismos internacionales. «Debemos apoyar a Afganistán en este camino largo y duro», dijo en uno de estos discursos el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmando que la organización apoya estas conversaciones «para que tengan éxito». Destacó que en los pasados 20 años se han logrado muchos avances en Afganistán, que «ya no es un paraíso seguro para los terroristas», y destacó que las conversaciones deben preservar esos logros. Respecto al papel de la OTAN en el país, Stoltenberg dijo que está «ajustando su presencia en Afganistán para apoyar el proceso de paz», sin ofrecer más detalles. «Después de décadas de conflicto, estas conversaciones son la mejor oportunidad para la paz», afirmó.
11-09-2020 | Fuente: abc.es
Alemania y Francia acogerán «el grueso» de 400 menores sin techo de Moria
Alemania y Francia acogerán la mayor parte de los 400 menores no acompañados que han quedado sin techo tras el incendio del campo griego de refugiados de Moria, anunció hoy el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer. «Estamos en contacto con otros socios europeos para precisar cifras, pero partimos de la base que nos corresponderá recibir al grueso de ese grupo», afirmó el titular de Interior, en una rueda de prensa en la que participó, de forma virtual, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE), el griego Margaritis Schinas. Alemania estima recibir entre 100 y 150 de esos menores, afirmó Seehofer, a lo que «presumiblemente» se sumarán otros tantos hacia Francia, a la espera de que se logre una «solución europea» que, dijo, no puede «demorarse más». Ya ayer, tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como el presidente francés, Emmanuel Macron, avanzaron la disposición de sus respectivos países a acoger a los menores no acompañados en situación de mayor vulnerabilidad, aunque sin concretar cifras. Schinas agradeció, en una intervención virtual, la disposición de ambos países y recordó que, tras los esfuerzos por reubicar a los refugiados concentrados en la isla de Lesbos, se había logrado en los últimos meses reducir su número de los 25.000 que llegaron a estar ahí a los algo más de 12.000 actuales. Seehofer, por su parte, apremió a sus socios europeos a lograr una «solución conjunta» que, advirtió, no puede demorarse más. Alemania está acogiendo ya una media de 300 refugiados diarios -llegados a través de los Balcanes u otras rutas, en virtud de las normas de reagrupamiento familiar o por otras circunstancias-, recordó. Merkel explicó ayer, en un acto público en Berlín, que había mantenido una conversación telefónica con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, quien le había pedido apoyo para acoger a los refugiados que quedaron sin techo tras el incendio del campo de Moria. «Alemania cumple con su responsabilidad. Pero no podemos estar satisfechos con la política migratoria europea. Hoy por hoy, en realidad ésta no existe», afirmó la canciller, quien se comprometió a trabajar durante la presente presidencia de turno alemana de la UE por lograr «avances». Las presiones sobre el Gobierno de Merkel y especialmente sobre el ministro Seehofer para brindar esa ayuda humanitaria se suceden desde el pasado miércoles. Miles de manifestantes marcharon el miércoles por Berlín, Hamburgo y Fráncfort, entre otras ciudades, en favor de la acogida de esos refugiados. Las Iglesias católica y evangélica llamaron asimismo a la clase política a prestar esa ayuda humanitaria. El gobierno regional del «Land» de Berlín se ha ofrecido a recibir a unas 300 personas, mientras que los de Turingia (este), Baviera (sur) y Renania del Norte-Westfalia (oeste) acogerían hasta unas 1.000 cada uno. Alemania está entre el grupo de países comprometidos con la reubicación de los refugiados en campos griegos. Desde mediados de julio ha recibido a unos 450, en su mayoría menores no acompañados o niños junto con familiares, en casos de especial vulnerabilidad. El propósito del Ministerio de Interior era acoger hasta finales de septiembre o principios de octubre a un total de 950.
11-09-2020 | Fuente: abc.es
Diez países europeos se comprometen a acoger a 400 menores del campo de Moria
Alemania ha conseguido implicar diez socios en la «solución europea» al problema de los refugiados menores de edad que se hacinan en el campo de Moria. El ministro germano de Interior, Horst Seehofer, ha anunciado que diez países de la UE se han comprometido a acoger en total a 400 de estos menores y que la cifra de niños que llegará a Alemania superará el centenar. «Diez países miembros participan en el traslado y Francia y Alemania acogeremos entre 100 y 150 menores cada uno», ha especificado. Holanda ha anunciado por su parte que recibirá a otros 100. Se trata de menores que llegaron a Grecia continental tras el incendio que arrasó el miércoles el campo que acumulaba 1.200 refugiados y su traslado ha sido acordado con el comisario europeo encargado de Emigración, Margaritis Schinas. También ha informado que continúan las conversaciones con otros países europeos, por lo que la lista todavía podría aumentar. Desde el incendio de Moira, políticos de casi todos los partidos alemanes han elevado la presión sobre el ministro de Interior, que ha terminado tomando la iniciativa. «Gracias a Dios no hubo muertos ni heridos, pero sin duda es una emergencia humanitaria especial», ha admitido Seehofer en una conferencia de prensa. «La protección del clima es importante, las consecuencias económicas de la crisis sanitaria también, pero no hay que equivocarse: la inmigración es el problema más importante en la UE. No podemos simplemente hablar de humanidad y declarar buenos propósitos, ¡tenemos que hacerlo!», ha dicho. Además de la colaboración en el reasentamiento de los menores, Seehofer ha recordado que la ayuda en el sitio es ahora el soporte más urgente. «Tenemos que volver a ofrecer alojamiento y suministros a la población allí lo antes posible. Actuamos en estrecha coordinación con el Gobierno griego», ha informado sobre la actividad del Gobierno alemán al respecto. Alemania ha recibido una «lista de requisitos» y las organizaciones no gubernamentales alemanas ya están trabajando para brindar el mayor apoyo posible. «Desde que asumí el cargo, he estado luchando para lograr una ley europea común de asilo», ha recordado Seehofer, «porque no solo la situación en Grecia es problemática, sino también en Chipre, Malta, Italia y España». El vicepresidente de la Comisión de la UE, Margaritis Schinas, ha mantenido una videoconferencia retransmitida por las televisiones alemanas en la que ha afirmado que «se acabó el tiempo en que Europa no tenía una política migratoria común; ahora es el momento de cambiar eso», en referencia a que el 30 de septiembre debería iniciarse un segundo intento para negociar el pacto de asilo y migración de la UE. Casa de tres pisos Según Schinas, este pacto debería estructurarse como una casa de tres pisos. En primer lugar, acuerdos con los países de origen y tránsito para que las personas no huyan y tengan la perspectiva de una vida mejor en sus países de origen. «Y que no tengan que confiar sus vidas a los traficantes», ha subrayado. En segundo lugar, «un sistema sólido de protección de las fronteras exteriores con una nueva guardia de fronteras y costas de la UE que estará mejor equipada en términos de tecnología y personal». Y, por último, un sistema de solidaridad permanente y efectiva dentro de los estados de la UE. La responsabilidad del procedimiento de asilo debe ser asumida de forma conjunta, y no solo por algunos Estados miembros que se encuentran en las fronteras exteriores o, como Alemania, quieren recibir inmigrantes. El pasado mes de marzo, antes de que la pandemia congelase también el proyecto, los partidos políticos alemanes había llegado a un acuerdo para que más de 140 municipios que se habían presentado voluntarios acogiesen a menores procedentes de campos de refugiados griegos sobresaturados, bajo el estatus de protección subsidiaria. Alemania estaría dispuesta a recibir «a una parte razonable y limitada» en el marco de una «coalición humanitaria de voluntarios europeos», decía el texto del acuerdo, con el que la primera potencia europea buscaba además presionar a sus vecinos de la UE para que sigan sus pasos. En ese momento, la decisión contemplaba «apoyar a Grecia» ante el nuevo desafío que suponía la apertura de la frontera por parte del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y mencionaba la cifra total de entre 1.000 y 1.500 niños. Se trataría de menores de 14 años que no estén acompañados o que necesiten atención médica urgente debido a alguna enfermedad, preferentemente niñas. La presidenta de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, se refirió al pacto como una «buena combinación de orden y humanidad», y se aventuró a decir que algunos países europeos, como Francia, ya habían mostrado su disposición a ayudar. Ahora, el incendio ha precipitado la reapertura del expediente, que aviva a su vez los resquemores que despertó la decisión de Angela Merkel de abrir la frontera alemana a los refugiados sirios en 2015.
11-09-2020 | Fuente: abc.es
Los residentes de Lesbos no quieren otro campo de refugiados
Tras los incendios provocados que han destruido casi en su totalidad el centro de acogida e identificación de Moria, el mayor campamento de inmigrantes ilegales de Europa con hasta ahora 12.600 personas, la situación sigue siendo muy difícil. No hubo ni muertos ni heridos y los 408 menores no acompañados ya están a salvo en otra parte del país. Las familias y los más vulnerables, mas de mil personas (familias con niños pequeños, inválidos, enfermos graves o con problemas psiquiátricos y ancianos), serán llevados al ferry Blue Star Chios, atracado en otra parte de la isla. Faltan dos barcos de la Marina griega, que también alojarán a otros 1.000. Por ahora casi todos se encuentran bloqueados por la Policía y el Ejército, que quiere mantenerles alejados de la capital, Mitilini, y ya durmieron una noche con mantas al borde de la carretera, en olivares y hasta en el pequeño cementerio del pueblo de Moria. La población local, encabezada por el alcalde de Mitilini, Stratís Kitélis, exige por su parte que, tras la destrucción del campamento. las autoridades se lleven a todos los inmigrantes de la isla y para ello los camiones de la alcaldía bloquearon ayer por la mañana las carreteras que llevan a otros antiguos campamentos militares, donde en principio se instalarán tiendas de campaña para el resto de los refugiados, más de 11.000 personas. Quiere impedir la instalación de cualquier otro campamento, por muy temporal que sea. Miedo al Covid-19 La población local también quieren la salida de todos los inmigrantes de la isla porque temen el contagio del Covid-19: de los dos mil refugiados examinadas hace días, más de treinta dieron positivo y con el primer incendio desaparecieron y solo se ha localizado (y aislado) a ocho de ellas. Los más optimistas o ingenuos comentan en Atenas que con la llegada del vicepresidente de la Comisión, Margaritis Schinas, ayer por la tarde, y la promesa de distintas ayudas y financiación para la isla, las cosas mejorarán. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, dejó claro el apoyo de su institución y que su prioridad es «la seguridad de quienes se quedan sin refugio». Mientras Francia y Alemania se han mostrado dispuestos a acoger menores inmigrantes, la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, tras mostrar su solidaridad con Grecia, se desmarcó sobre la posibilidad de recibir a alguno de los afectados. González Laya recordó ayer, que España acoge ya a «un grandísimo número de refugiados, demandantes de asilo e inmigrantes en general».
09-09-2020 | Fuente: elpais.com
El incendio en el campo de refugiados de Moria, en Lesbos, en imágenes
Tras el incendio originado durante la pasada madrugada, un segundo foco ha obligado a evacuar otra zona del campo de Lesbos, que no había sido alcanzada por las llamas
09-09-2020 | Fuente: as.com
Tragedia en Grecia
El campo de refugiados de Moria, en Lesbos, calcinado por las llamas. La causa podría ser el enfrentamiento entre los refugiados al detectarse varios casos de COVID-19.
09-09-2020 | Fuente: abc.es
Un incendio destruye en Lesbos el mayor campo de refugiados de Europa
Ocurrió lo que todos los profesionales de la inmigración temían: el campamento de identificación y acogida de inmigrantes de la isla de Lesbos, conocido como Moria por su cercanía a un pueblo con este nombre, ha sufrido un grave incendio que comenzó a medianoche. En el campamento, que fue creado por las fuerzas armadas para acoger a 3.000 personas originalmente, vivían ahora más de 12.000 (nadie conoce el número exacto). En todo caso, se trata del mayor campo de refugiados de Europa. Una mujer lleva sus pertenencias tras el incendio en el campo de refugiados - Reuters Más de la mitad estaba alojada hasta anoche en contenedores, por familias y nacionalidades, y el resto en tiendas de campaña y casitas de uralita en los olivares cercanos. Fuego provocado El fuego comenzó en la parte exterior del campamento y ha alcanzado también a los contenedores del interior. Desde medianoche los inmigrantes comenzaron a huir de las llamas dirigiéndose a la carretera que lleva a la capital, Mitilini, a unos cinco kilómetros de distancia. Se cree que el fuego fue provocado por inmigrantes manifestantes contra la decisión de las autoridads de que las 35 personas que resultaron positivas en las pruebas del Covid-19 fueran aisladas junto con sus familias para evitar el contagio con las demás. Ahora con el incendio estas personas se han mezclado con el resto de la población. Dos inmigrantes, en el campamento de Moria tras el incendio - AFP Del campamento se conoce que los contenedores de las oficinas de administración e identificación no han sido quemadas, pero sí se han registrado daños en las instalaciones de los servicios de asilo y servicios médicos que habían sido instalados gracias a una donación del gobierno holandés. La policía y los bomberos estudian el inicio del incendio, que comenzó en distintos puntos del campamento al mismo momento, tarde por la noche (a las 24.00 horas) y con mucho viento y confirman que al llegar los primeros coches de los bomberos al lugar fueron recibidos por grupos de jóvenes que les impedían el paso, tirándoles piedras y palos. Una hora antes un grupo de jóvenes había incendiado muchos cubos de basura, un tipo de manifestación bastante usual. Estado de emergencia para toda la isla El secretario general de Recepción de Solicitantes de Asilo del Ministerio de Migración, Manos Logothetis, ha considerado que la catástrofe es casi total y siguiendo la orden del viceministro de Protección Civil, Nikos Jardaliá, la isla de Lesbos ha sido declarada en estado de emergencia por razones de salud pública. A lo largo del día se espera que se celebre una rueda de prensa de las autoridades, pero se conoce ya que todos los inmigrantes que se encontraban en el campamento de Moria han sido concentrados por la Policía en una zona cercana mientras se estudia dónde serán trasladados. Los agentes han colocado dos barreras en la carretera para impedir que puedan llegar a Mitilini. Un inmigrante se cubre la cara entre los restos del campamento en la isla de Lesbos - Reuters