Infortelecom

Noticias de referendum

04-03-2018 | Fuente: abc.es
Un gran golpe del populismo lleva a Italia a la ingobernabilidad
Italia puede verse condenada a la inestabilidad, tras las elecciones del domingo. El próximo gobierno es toda una incógnita. Ningún partido ni coalición ha alcanzado el 40 %, porcentaje necesario para obtener la mayoría parlamentaria. Con el 70 % del voto escrutado, el populista Movimiento 5 Estrellas ha sido el partido más votado, como estaba previsto, pero por encima de sus mejores previsiones: Habría superado el 32 % de votos. El centro derecha habría sido la coalición con más votos, en torno al 36 %, pero se queda por debajo de sus expectativas, y con la Liga Norte superando a Forza Italia. Mucho peor resultado ha tenido el centroizquierda, en torno al 23 %. En conjunto, el centroizquierda sufre una derrota histórica. Los resultados dejan abiertas diversas posibilidades para alianzas. Conviene destacar que estos datos son provisionales, pues se basan en encuestas realizadas a los electores tras depositar su voto en las urnas. Ha votado en torno al 70 %, una afluencia inferior al 2013 (75,2 %). En la tarde de hoy se conocerán los resultados oficiales definitivos. Pero con las proyecciones que se han hecho tras el cierre de las urnas, el voto italiano creará temor en Europa. El gobierno de centroizquierda quedado humillado con este resultado, aunque el primer ministro, Paolo Gentiloni, es el político con más consenso. País dividido y «vigilado» Con estos resultados, Italia es hoy un país completamente dividido y, además, puede quedar como un país vigilado por la Unión Europea, por temor a su radicalización, dada la fuerza que han adquirido en estas elecciones los partidos populistas o soberanistas. Italia es el país europeo donde es más fuerte el rechazo de la política tradicional. La suma de todos los partidos populistas o soberanistas ?Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte, Hermanos de Italia y otros grupos de extrema derecha? superan en total el 50 % de los votos. La suma de todos los partidos populistas o soberanistas ?Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte, Hermanos de Italia y otros grupos de extrema derecha? supera el 50 % de los votos El Movimiento 5 Estrellas es el partido que mejor ha sabido representar y recoger el sentimiento de protesta que recorre el país. En cambio, los partidos tradicionales se han visto relegados, en particular el gubernamental Partido Democrático que en el Senado no llega ni al 20 % (19,3 %). Es un claro fracaso. Se trata de un «resultado negativo», ha reconocido el dirigente Ettore Rosato, quien ha añadido: «Si se confirma, pasaremos a la oposición». Para esta fuerza política, situarse por debajo del límite del 20 % supone un rotundo fracaso, que puede poner en tela de juicio el liderazgo del exprimer ministro, Matteo Renzi. El PD llegó a superar en las elecciones europeas del 2014. Pero en el pasado año el partido se vio envuelto en una guerra civil que acabó en una escisión del ala más izquierdista. La lista que formaron los escindidos del PD, bajo el nombre Libres e iguales, encabezada por el presidente del Senado, el magistrado Pietro Grasso, ha obtenido también un gran fracaso: 3,5 %. Queda claro con estos resultados que el populismo, que prácticamente ha sido derrotado en toda Europa, en Italia ha obtenido un excelente resultado, que lo puede llevar al gobierno o poner dificultades al sistema. Berlusconi ya no hace milagros Junto al notable triunfo del Movimiento 5 Estrellas, fundado por el cómico Beppe Grillo en el 2009, cabe resaltar el buen resultado obtenido por la xenófoba Liga Norte: En las proyecciones de voto para la Cámara de diputados, la Liga de Matteo Salvini, obtiene el 17,5 %, mientras Forza Italia de Silvio Berlusconi no llega al 15 %. Parecido resultado se da en el Senado. El tercer partido de la coalición del centro derecha es Hermanos de Italia, que se sitúa por debajo del 5 %. Efe El resultado de Forza Italia, un par de puntos por debajo de la Liga, es un rotundo fracaso para Silvio Berlusconi, que esperaba ser el primer partido de la coalición. Por eso el ex Cavaliere designó a Antonio Tajani, actual presidente del Parlamento europeo, como candidato a primer ministro de la coalición de centroderecha. Pero Salvini solo estaba dispuesto a aceptar la candidatura de Tajani si el partido más votado de la coalición era Forza Italia. Si, como indican estos resultados, la Liga Norte terminar por superar claramente en votos a Forza Italia, Matteo Salvini se propondría como candidato a primer ministro, según sostuvo durante toda la campaña electoral. En este caso, la coalición podría disolverse, pues sería muy difícil que Berlusconi se sometiera al liderazgo del extremista Salvini. Ambos se odian. Populistas, mayoría Los dirigentes del Movimiento 5 Estrellas exultan. Sus dirigentes exultan: «Ahora todos tendrán que hablar con nosotros», manifiestan sus portavoces, lo que significa que ellos también estarán dispuestos en principio a hablar con todos los partidos. Queda abierta totalmente la posibilidad de formar diversas alianzas, lo que tampoco será nada fácil. Cabe resaltar que, en principio, una alianza es posible, la que más se temía, la de los populistas o soberanistas: La suma de votos del Movimiento 5 Estrellas, Liga Norte y Hermanos de Italia, les permitiría obtener mayoría parlamentaria. Los tres partidos tienen muchos puntos en común: oposición a la inmigración, están unidos en su hostilidad hacia Bruselas, tienen en su programa la eliminación de la reforma de las pensiones (la llamada «Ley Fornero»; la cancelación de la reforma laboral del gobierno Renzi, y su política económica sería expansiva saltándose los vínculos europeos. Pero un gobierno entre M5E y Liga Norte, aunque tuvieran mayoría, es poco probable. Terrible ley electoral Es de destacar también el fracaso que ha supuesto la ley electoral. Fue elaborada por los partidos tradicionales, fundamentalmente Forza Italia y el partido Democrático, con el objetivo de frenar el ascenso del Movimiento 5 Estrellas. Pero al final ha favorecido a los populistas, en particular al Movimiento 5 Estrellas. Los italianos votaron con la nueva ley electoral, llamada «Rosatellum», con sistema mixto: El 64 % de los escaños se eligen con método proporcional y el restante 36 % con mayoritario. Se ha confirmado totalmente, como se esperaba, un parlamento atomizado, porque así lo favorece el sistema proporcional. La complejidad de la nueva ley ha motivado algunas complicaciones y colas en los colegios electorales. Curiosamente, para la Cámara de diputados podían votar los mayores de 18 años, pero para el Senado solamente los mayores de 25. Es una de las incoherencias del sistema parlamentario italiano, con dos cámaras que tienen el mismo poder y complican extremadamente la aprobación de las leyes. El presidente Mattarella, figura clave A partir de ahora jugará un papel relevante el presidente de la República, Sergio Mattarella, una figura institucional decisiva cuando hay fragmentación en el parlamento. Él será el punto de referencia de la política italiana y el encargado de designar quién puede ser el primer ministro capaz de obtener la confianza del parlamento. La próxima fecha clave será el próximo día 23 de marzo, cuando se constituyan las dos cámaras. Con el excelente resultado obtenido, el Movimiento 5 Estrellas pretenderá hacerse con la presidencia de la Cámara de diputados o del Senado. Desde hoy llega la hora de la verdad para los políticos italianos, que se han dedicado a hacer durante la campaña infinidad de promesas irrealizables. La mayoría de los líderes, sobre todos los populistas, han tenido una actitud camaleónica. Por ejemplo, el Movimiento 5 Estrellas, escribió un programa electoral claramente antieuropeísta, con la participación electrónica de sus inscritos. Después, viendo que los ciudadanos no son tan hostiles a Bruselas, ha modificado su programa: El referéndum sobre el euro que el Movimiento 5 Estrellas tenía previsto realizar lo ha descartado y ya solamente lo considera como una «extrema ratio». Pero el fin de semana, el fundador del Movimiento 5 Estrellas, el cómico Beppe Grillo, que sigue siendo el garante de esta fuerza política, advirtió a su candidato a primer ministro, Luigi Di Maio, que el M5E no puede ser en absoluto como los demás partidos. Di Maio mostró una cierta transformación del movimiento populista, con el objetivo de ser un partido de gobierno. Está por ver si el Movimiento sigue más encadenado a Grillo que a las exigencias de los ciudadanos que lo votaron. Inestabilidad En cualquier caso, Italia parece condenada a la ingobernabilidad, una enfermedad endémica. El primer ministro Paolo Gentiloni ha contado una anécdota reveladora sobre la inestabilidad de Italia y por qué tienes menos peso de lo que podría representar su economía, la tercera de la eurozona: «Cuenta la frecuencia con la que cambiamos los gobiernos. En la antesala de Angela Merkel están los retratos de sus predecesores. En el tercer piso de Palazzo Chigi ?sede del gobierno y del primer ministro italiano- hay una galería con las fotos de 27 jefes de gobierno anteriores a mí», ha contado Gentiloni pocos días después de entrevistarse con la canciller alemana, el 16 de febrero pasado en Berlín. Solo en esta legislatura, en el gobierno italiano se han sucedido tres primeros ministros: Enrico Letta, Matteo Renzi y Paolo Gentiloni. Berlusconi, protagonista Protagonista de la jornada sin pretenderlo ha sido Silvio Berlusconi, 81 años. Cuando el líder de Forza Italia fue a votar a su colegio electoral de Milán, una joven perteneciente al movimiento feminista «Femen» se subió en una mesa en «top less» y le gritó al exprimer ministro, con visible cara descompuesta: «Berlusconi, estás caducado, tu tiempo se acabó». La misma frase se había escrito en el pecho: ?Berlusconi sei scaduto?. Lo mismo que la activista de «Femen» debe pensar el consuegro del ex Cavaliere, Rosario Pascale, el padre de Francesca Pascale, la novia de Berlusconi, ha hecho campaña electoral para el Movimiento 5 Estrellas (M5E) en su página de Facebook: Las fotos del candidato a primer ministro del M5E, Luigi Di Maio, 31 años, y otro dirigente del movimiento, las acompaña con esta frase: «Estos jóvenes son el futuro». Es sin duda la mayor provocación que ha sufrido el exprimer ministro junto al grito ?«estás acabado»- que hoy le profirió la activista de «Femen».
03-03-2018 | Fuente: abc.es
Los partidos tradicionales llaman al voto útil para frenar al populismo en Italia
Al igual que millones de jóvenes italianos, sobre todo en el sur, Maria Pia se enfrenta a una batalla diaria casi por la supervivencia. A sus 28 años, trabajaba en un «call center» de Tarento, en la región de Apulia, cobrando 33 céntimos por hora. Tras la denuncia de un sindicato, se cerraron dos «call centers» que eran el ejemplo de una nueva esclavitud. Al igual que Maria Pia, millones de italianos viven agobiados y apenas se preocupan de las elecciones, porque no creen que su suerte vaya a cambiar a partir de mañana, aunque las urnas sí pueden determinar este 4 de marzo la suerte de la tercera economía de la Eurozona. Más de un año ha durado la campaña electoral en Italia, iniciada cuando Matteo Renzi, líder del Partido Democrático, perdió el referéndum constitucional en diciembre de 2016. A pesar de ser una extenuante campaña, no se han abordado los grandes problemas del país: la demografía, deuda pública, crecimiento, relaciones con Europa. Muy poco se habló de futuro, por lo que Italia seguirá sufriendo los siete pecados capitales de su economía, identificados por el director del Observatorio de las Cuentas Públicas italianas, Carlo Cotarelli, profesor de Economía: «Evasión fiscal, corrupción, exceso de burocracia, lentitud de la justicia, caída demográfica, diferencias entre norte y sur, y la dificultad de la economía italiana a convivir con el euro». Una pésima campaña electoral Hoy es la jornada de reflexión de una pésima campaña electoral. Para algunos observadores, la peor de la historia. Desde luego, sí ha sido una de las más aburridas. Hubo muchos insultos, agresiones de los ultras y la campaña estuvo dominada, como ninguna otra, por los problemas de la seguridad y de la inmigración, lo que no ha sido una sorpresa porque en los últimos cuatro años han llegado a Italia 630.000 refugiados e inmigrantes económicos. Son datos que han sido explotados cada día por los partidos populistas y euroescépticos para estimular el miedo de la gente, lo que han conseguido plenamente. Hace seis años, el 71 % de los ciudadanos era partidario de conceder la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en Italia. Hoy las encuestas destacan que el 60% de los italianos rechaza la idea de un país multiétnico. Con estos datos, Silvio Berlusconi, líder de Forza Italia, y Matteo Salvini, de la Liga Norte, han reiterado en la campaña su promesa de expulsar a 600.000 inmigrantes, sin explicar cómo realizarán esa operación. Los problemas de la inseguridad, inmigración y crisis económica han creado un estado de ánimo en el país de rabia, descontento y miedo al futuro. El 74% de los italianos considera que ya no puede tener el control de su propio futuro, un porcentaje que era inferior al 50% antes de la crisis. El 68% se siente excluido de los procesos sociales, económicos y políticos, mientras al inicio de la crisis era el 46%. Finalmente, el 72% teme que el país está retrocediendo. Estos datos del instituto SWG indican que la mayoría de los italianos no percibe la mejora de la economía italiana, cuyo PIB (producto interior bruto) creció el 1,5%, el mejor dato desde el 2010, mientras el paro ha descendido a 11,1% y la deuda pública al 131,5% del PIB. Los expertos creen que los buenos datos económicos no se traducirán en las urnas en consenso para el gobernante Partido Democrático (PD), centro izquierda. Según los observadores, la esperanza de los partidos más institucionales, desde Forza Italia al PD, es que la llamada al voto útil de los últimos días, junto a los buenos datos macroeconómicos de estos meses, pueda darles votos entre los indecisos, y restárselos a los partidos populistas por el miedo a un salto en el vacío. Pero hoy los sondeos no registran notables cambios en la intención de voto. Las elecciones pueden decidirse en el sur de Italia, donde el Movimiento 5 Estrellas «va viento en popa», según reconoció Raffaele Fitto, el líder del pequeño partido del centro derecha «Estamos con Italia». Al tiempo que añadía, sorprendido ante un micrófono abierto, que el Partido Democrático «se está hundiendo en el sur». Así, pues, si las elecciones son el espejo de un país, las de Italia pueden demostrar que la crisis ha dejado una impronta, dejando sin trabajo a los jóvenes del sur, con áreas donde el desempleo supera el 50%. No es casual que el Movimiento 5 Estrellas, con el 28% en intención de voto, llegue al 40% en las generaciones menores de 45 años, sector social donde el PD está bajo el 10% mientras domina entre los mayores de 65 años. Todos han prometido milagros que los electores no creen. Por eso se espera alta abstención.
03-03-2018 | Fuente: elpais.com
?No habrá un segundo referéndum del Brexit?
La primera ministra británica, en una entrevista con EL PAÍS, asegura que una unión aduanera con la UE sería "lo contrario a lo que votaron los británicos"
02-03-2018 | Fuente: abc.es
May pide el acuerdo de libre comercio «más amplio y profundo del mundo» con la UE
May admite que tendrá que hacer concesiones y que ninguna de las dos partes conseguirá exactamente lo que quiere La primera ministra Theresa May reconocía nada más empezar su esperado discurso en Londres que el brexit se acerca a su «momento crucial». Por eso ha expuesto las líneas maestras de lo que busca Reino Unido en las negociaciones con la Unión Europea. Admitiendo que dejando el mercado único «la vida será diferente y tendremos que asumir algunos hechos», May concedía que en una negociación como esta «ninguna de las dos partes puede tener exactamente lo que quiere». En pocas palabras, la primera ministra admitía que no podrán tener todo el pastel, pero quieren elegir y mezclar lo que más les interese. Algo que la Unión Europea ya ha rechazado en varias ocasiones. May insistió desde un principio en que Reino Unido no aceptará acuerdos similares a los que mantiene la UE con Noruega o Canadá, la primera ministra pedía de nuevo un acuerdo a la «medida» porque, según ella, tanto la UE como su país deben forjar una nueva relación comercial en la que debe de haber una competencia «justa» y «abierta» una vez concretado el Brexit. Dicho por ella, «el acuerdo de libre comercio más amplio y profundo de mundo». Aunque reiteró la línea roja que mantiene sobre que la «jurisdicción del Tribunal Europeo de Justicia debe terminar» admitía que «nos seguirá afectando» porque habrá que hacer «compromisos vinculantes» en ciertas áreas después del Brexit si quieren seguir teniendo acceso a los mercados de los 27. Por eso señalaba a un tercero en el que resolver disputas comerciales que no sea ni británico ni europeo. Cinco objetivos La «premier» mostró optimismo y reconoció que habrá altibajos como en cualquier proceso de este tipo y se fijó cinco objetivos claros para marcar las bases de un buen acuerdo. Respetar el resultado del referéndum junio de 2016, que el nuevo acuerdo entre Londres y Bruselas no fracase, que el pacto preserve los empleos y la seguridad, que se respete al Reino Unido como país tolerante y moderno y que se asegure la unidad del Reino Unido. En este sentido May se ha vuelto a mostrar inflexible respecto a la frontera de Irlanda y reafirmaba su rechazo completo a la postura de Bruselas en este aspecto de integrar a Irlanda del Norte en la unión aduanera. Por eso ha prometido «reforzar nuestra preciada unión de naciones». Eso sí, dejaba claro en varias ocasiones que no se establecerá una frontera física en esta zona y que para eso ha prometido «trabajar en una fórmula» que consiga mantener la situación alejada de ese punto. La primera ministra dejaba en el aire, en ese acuerdo a la medida que busca, la idea de que el Reino Unido permanezca dentro de algunas agencias europeas, denominándolo como un acuerdo de «membresía asociada», como la del Medicamento (EMA), la Agencia Química Europea o la Agencia Europea de Seguridad en la Aviación asumiendo los pagos anuales que pertenecer a ellas supone. Se mostró también positiva respecto al periodo de transición que será lo primero que se empiece a negociar este mismo mes de marzo. Un tramo de tiempo que tiene que ser «limitado« y que asegure una transición correcta para las empresas situadas a ambos lados del canal de la Mancha.
02-03-2018 | Fuente: elpais.com
Rivera: ?Solo Rajoy sabe si tiene fuerzas para seguir con la legislatura?
El líder de Ciudadanos pide al Gobierno que recurra al Constitucional la resolución del Parlament que reivindica el referéndum ilegal
02-03-2018 | Fuente: abc.es
Gentiloni, la principal baza de la izquierda para ganar votos
«Es un líder antipopulista». Esta es sin duda la mejor definición que se ha dado del primer ministro, Paolo Gentiloni (Roma, 1954), del Partido Democrático (PD). Representa todo lo contrario de los políticos que buscan palabras fuertes y eslóganes para estimular los instintos de la gente y crear temores. Hoy Paolo Gentiloni se ha convertido en el político clave de la centroizquierda italiana, el dirigente sobre el que el PD prefiere jugar sus cartas para remontar en las encuestas, porque es la cara más presentable que tiene, la más popular: la gestión de Paolo Gentiloni cuenta con el 48 % de apoyo entre la gente. «Si pienso en Italia y en Europa, espero que Gentiloni salga reforzado con la coalición que lo sostiene», manifestó el miércoles uno de los fundadores del PD, Enrico Letta, que fue el primer ministro de esta legislatura, y se ha sumado al expresidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, y al expresidente de la República, Giorgio Napolitano, grandes partidarios de Gentiloni. Las armas del primer ministro son la moderación, la serenidad, la humildad y la estabilidad. Sobre estas palabras clave quiere convencer a los electores para que voten por la continuidad cuando acudan a las urnas el 4 de marzo. Su estilo lo ha definido él mismo en televisión: «En Roma me llaman ?er moviola?, y yo me siento orgulloso de haber contribuido a serenar el clima, porque un país que pelea demasiado, que no tiene valores compartidos es un país en peligro», dijo el primer ministro. En romanesco, «er moviola» es un apodo para definir el liderazgo de Gentiloni, que no es precisamente dinámico, sino un estilo que él se ha impuesto: silencioso y de gran trabajo manteniéndose detrás de la escena. Relevo de Rienzi El exprimer ministro Romano Prodi da una definición sobre Gentiloni que lo contrapone a Matteo Renzi: «Paolo no es frío, es tranquilo». Tras el fracaso en el referéndum constitucional de diciembre 2016, Renzi se vio obligado a dimitir como primer ministro y designó como sucesor a Gentiloni, que era el titular de Asuntos Exteriores y siempre le ha sido fiel, pero con un estilo completamente opuesto. En el 2014, nada más llegar a la jefatura de gobierno, Renzi anunció en Twitter: «Iremos a Europa y daremos un golpe sobre la mesa». Una estrategia que Gentiloni ha corregido: «Lo que hace mal a Italia es la retórica de dar golpes en la mesa, una expresión para consumo de los medios de comunicación, y después quizás en Europa nadie te hace caso». La trayectoria de Gentiloni ha sido justamente la contraria a la de su antecesor. Conforme pasaba el tiempo en el Palazzo Chigi, sede del gobierno y residencia del primer ministro, más impopular se convertía Matteo Renzi, por causa de la crisis bancaria y la guerra interna dentro del PD, que acabó con la escisión del ala más izquierdista. El político que tantas esperanzas había suscitado en un país necesitado de reformas y de caras nuevas en la política ?llegó anunciando una reforma importante cada mes, en marzo, en abril, en mayo, en junio??, se hundía irremediablemente porque sus modos y tonos fueron demasiado arrogantes. Renzi terminó por caer antipático, lo que para un político quiere decir tener una carrera corta. Todo lo contrario es el caso de Gentiloni, que ha hecho de la seriedad y la sobriedad su marca más apreciada. Con su serenidad de «moviola», Paolo Gentiloni ha logrado cerrar con éxito la legislatura y sus 15 meses al frente del gobierno: ayer el Instituto de estadística (Istat) certificaba que el 2017 fue un año bueno para el PIB (producto interno bruto), que aumentó el 1,5%, «un dato alentador» ?destacó Gentiloni? el mejor desde el 2010. La hipótesis de un nuevo encargo a Gentiloni por parte del presidente de la República, Sergio Mattarella, para que forme gobierno tiene posibilidades si el Partido Democrático logra un buen resultado en las urnas. En ese caso, el PD podría jugar, dentro de una gran coalición, la carta de la continuidad en la jefatura del gobierno. Gentiloni es su nombre más vendible. Frente a los populistas, la esperanza de Europa y de los mercados está en el tranquilo Paolo Gentiloni.
01-03-2018 | Fuente: abc.es
Tusk avisa a May de que para Irlanda del Norte no hay solución fuera de la UE
La visita relámpago a Londres que este jueves hizo el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, no sirvió para calmar los ánimos en el momento más complicado del Brexit. Sin empezar aún las negociaciones formales de una teórica segunda etapa para llegar a un acuerdo de divorcio, las posiciones de Londres y Bruselas se encuentran más alejadas que nunca a la espera de que este viernes Theresa May, en un esperado discurso, exponga las líneas maestras de la estrategia del Gobierno británico para la nueva fase de las conversaciones. Con la decisión ya tomada, según todos los indicios, de abandonar tanto el mercado único como la unión aduanera, el principal punto de discordia entre ambas partes es la frontera de Irlanda con la provincia británica de Irlanda del Norte. Tanto el Reino Unido como la UE coinciden, tal y como acordaron en diciembre, en que no se puede volver a levantar una frontera dura entre los dos países. Algo que nadie quiere ni a un lado ni a otro de la frontera. El problema está en que. con la negativa de la «premier» a la propuesta europea de que Irlanda del Norte siga formando parte del mercado único, en Bruselas no ven apenas margen de maniobra para buscar una fórmula distinta a la suya que impida el levantamiento de pasos fronterizos. «No puede haber comercio sin fricciones fuera de la unión aduanera y el mercado único», aseguraba Tusk antes de tomar el avión para Londres. «La fricción es un efecto secundario inevitable del Brexit. Está en su naturaleza», recalcó horas antes de almorzar con Theresa May, a la que, con las cámaras aún grabando le espetaba:«No estoy muy feliz con la línea roja» marcada por la «premier». Después, la conversación, según fuentes de ambas partes, fue «positiva y constructiva». Con las autoridades irlandesas acusando a la líder británica de romper el pacto acordado a finales del año pasado, la UE aprieta al Ejecutivo británico para que exponga cuanto antes una propuesta realista que complete o sustituya la suya. Tecnología para evitar barreras físicas Todo parece indicar que hoy May recurrirá a la tecnología y mejoras en los controles para evitar tanto la creación de nuevos puestos fronterizos físicos sin necesidad de que Irlanda del Norte siga formando parte de la unión aduanera. Es una cuestión de supervivencia, ya que tiene que bailar entre estas dos aguas para contentar tanto a los «brexiters» como a sus socios de Gobierno, los unionistas norilarndeses del DUP, que no quieren de ninguna de las maneras un estatus diferenciado para el Ulster y cuyos votos son claves para mantener el Ejecutivo de May. Por eso insistirá, como hizo en Westminster, en que el plan de la UE, de ser implementado, ya que de lo contrario «amenazaría la integridad constitucional del Reino Unido» al crear una frontera en el Mar de Irlanda, algo inconcebible para los británicos. Por si fuera poco, a la «premier» le siguen saliendo enemigos en sus propias filas. El ex primer ministro John Major se desmarcaba de la línea que quiere imponer May, al pedir «un voto libre en el Parlamento para convocar un segundo referéndum sobre la pertenencia a la UE», además de criticar «la locura del Brexit» que llevan adelante ella misma y el ministro de Exteriores, Boris Johnson. Segundo referéndum, por cierto, que también pidió ayer de nuevo el también exmandatario británico Tony Blair.
01-03-2018 | Fuente: elpais.com
El Parlament reivindica el referéndum ilegal y la figura de Puigdemont
La resolución ha sido impulsada por Junts per Catalunya y apoyada también por ERC y la CUP
...
6
...