Infortelecom

Noticias de referendum

01-01-1970 | Fuente: abc.es
La batalla de Evo Morales por el poder
En la mayoría de los países democráticos del mundo, las jefaturas de gobierno tienen fecha de caducidad. El vencimiento marcado claramente por cada Constitución impide la perpetuidad en el poder de los «elegidos», que lo son por designio del pueblo y no por mandato celestial o sucesorio. En algunos pocos, sin embargo, aún hay líderes que practican el «autismo selectivo» para hacer todo lo posible por seguir siendo líderes a costillas de su pueblo. El verso es siempre el mismo, «continuar con el modelo que comenzaron para hacer un país mejor para todos?». cuando lo cierto es que son ellos y sus elegidos quienes se llenan los bolsillos y acumulan una especie de poder divino que vulnera los derechos y libertades mas básicas de esa mal llamada democracia. Bolivia es uno de esos ejemplos. El primer mandato del presidente boliviano Evo Morales, empezó en enero del 2006 y ya cumplió más de una década en el poder con su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS). La Constitución de Bolivia permite solo dos mandatos consecutivos, pero un fallo del Tribunal Constitucional le permitió volver a presentarse en el 2014 al considerar que su primer término no contaba porque el país fue refundado como Estado Plurinacional en el 2009. Ya en su tercer mandato, el artículo 168 impide claramente que ni Evo ni su vicepresidente, Álvaro García Linera, vuelvan a presentarse a los comicios del 2019 tal y como es su deseo. Sin embargo, aniquilada la última posibilidad legal de cambiar la Constitución como resultado de la derrota que sufrió el 21-F del año pasado al someterlo a referéndum, ahora solo le queda ejercer su poder en la sombra para «desacreditar y destruir a la oposición», según afirman analistas políticos y asambleístas bolivianos. «Ante el debilitamiento lento pero sostenido del Gobierno recurren a todo»Gustavo Pedraza «Ante el debilitamiento lento pero sostenido del Gobierno recurren a todo. De un tiempo a esta parte se ha ido perdiendo su aprobación incluso en un 20 por ciento y esto les genera ansiedad, desesperación, más aún cuando ya no cuentan con la ingente cantidad de recursos que disponía para poder distribuir, para poder mostrar, razón por la que están empeñados, antes de tiempo, en manchar a las personas», dijo el analista Gustavo Pedraza. A este respecto, el expresidente y portavoz de la Causa Marítima boliviana Carlos Mesa, a quien se reconoce su valía como canciller y el líder opositor Samuel Doria Medina, quien fuera el segundo candidato más votado en las elecciones presidenciales en el 2014, siguen a día de hoy sufriendo el hostigamiento del Gobierno y en el caso de Doria Medina la persecución de la Justicia. A pesar de que constitucionalmente el sistema judicial en Bolivia es independiente del poder político, en la práctica hay un sometimiento total de jueces y fiscales al Poder de Evo Morales quien textualmente ha dicho que «la independencia de poderes, característica central de la democracia, es cosa de la derecha que quiere un Estado descuartizado». El líder opositor Samuel Doria, tras votar en las elecciones de 2014 en La Paz- Reuters En este contexto, los observadores internacionales ven como Doria Medina, convertido en el eje de la oposición y el segundo más votado en las últimas elecciones, parte con enormes posibilidades para las elecciones del 2019 para reemplazar a Morales. Una situación que también le convierte en el enemigo número uno del gobierno y también de la Justicia, porque la vía estratégica para sacarlo de la carrera a la presidencia del país ha sido y sigue siendo la vía judicial, lo que explica los 17 procesos que tiene hasta ahora. «El Gobierno de Evo Morales aplica una judicialización de la política»Carlos Mesa El propio expresidente Carlos Mesa salió en defensa de Doria Medina diciendo que: «Expreso mi solidaridad con Samuel Doria Medina, afectado en lo personal y en lo público por una arbitrariedad del poder», al tiempo que denunciaba que «el Gobierno de Evo Morales aplica una judicialización de la política, que consiste en atacar a los enemigos bajo el celofán de la lucha contra la corrupción y en este caso a la principal figura de la oposición al Gobierno». En el mismo sentido, Jorge «Tuto» Quiroga, otro expresidente de la nación andina, lamentó que «se esté haciendo persecución de los políticos de oposición por un mandatario que es un aprendiz de la tiranía» que ejerce su homólogo venezolano, Nicolás Maduro. Y es que usando fiscales y jueces, el Gobierno ha presionado a Doria Medina hasta el límite. El proceso es claramente político y se desenvuelve en los estrados judiciales y en los medios. Además, la opinión pública valora que en lugar de huir al exilio como otros muchos opositores, el haya decidido plantarle cara al Gobierno y responder a un proceso que se basa en hechos que ocurrieron hace unos 25 años, sin pruebas contundentes, argumentos sólidos y que técnicamente estaría prescrito. Recientemente, para lograr que los jueces determinaran su detención, se argumentó que Doria Medina no tenía dinero en sus cuentas bancarias, siendo uno de los empresarios más exitosos de Bolivia. Al no poder ser probado, argumentaron entonces riesgo de fuga por sus continuos viajes al exterior. Una maniobra más que logró ser rechazada por la opinión pública después de que el propio expresidente Quiroga interviniera como garante. Ahora, a falta de mayores argumentos, los jueces han optado por el camino del hostigamiento, la dilación y el cansancio. Doria Medina fue convocado a tres audiencias en las después de tenerlo sentado durante horas finalmente se aplazaron. Serán los bolivianos Ante esta situación de hostigamiento a la oposición y la conformación de su nuevo gabinete que parece apuntar como eje a la «re-re-reelección» de Morales, analistas internacionales coinciden en que será el propio pueblo boliviano a través de sus medios de comunicación e instituciones los encargados de denunciar públicamente este acoso a la oposición y los encargados de defender la Constitución y la democracia, en su más estricto sentido de la palabra. Lástima que estos regímenes bolivarianos, solo tomen del Libertador lo que les interesa y olviden la esencia de su pensamiento cuando decía que «la continuación de la autoridad en un mismo individuo ha sido frecuentemente el fin de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo, originando la usurpación y la tiranía».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Calexit», la iniciativa de independencia de California, gana fuerza tras las primeras decisiones de Trump
La propuesta para que el estado de California se separe del resto de EE.UU. va cogiendo forma tras haber sido presentada este jueves ante la Oficina del Secretario de Estado, ha informado «Los Angeles Times». «Calexit», término con el que ya se ha popularizado, pediría a los votantes a derogar parte de la constitución estatal que declara California una parte inseparable de los EE.UU. Una encuesta reciente sugirió que uno de cada tres residentes de California apoyaría una posible secesión de los Estados Unidos debido a su oposición al presidente Donald Trump. No se ha hecho mención del presidente en la propuesta. Si la propuesta pasa la votación y es aprobada por los votantes, podría ser un paso para unos futuros comicios sobre si el estado se separaría del resto de la nación. California is a nation, not a state. This is the campaign to secede and make California an independent country. https://t.co/qRVfC2TG21 pic.twitter.com/eeTUtsThpX? Yes California (@YesCalifornia) 9 de noviembre de 2016El secretario del Estado, Alex Padilla, ha informado que el grupo detrás de la propuesta, Yes California Independence Campaign, ha sido autorizado para comenzar la recogida de casi 600.000 firmas de votantes necesarias para llevar la iniciativa a votación. La propuesta, que surgió en el verano de 2015 de la mano del político Louis Marinelli, ha encontrado mayores apoyos después d e que la demócrata, Hillary Clinton, se llevara el 61,5 por ciento de los votos (casi 5,5 millones) en California durante las elecciones presidenciales. La victoria del republicano Donald Trump reactivó así una campaña que aboga por la secesión de California de Estados Unidos inspirada en la serie de videojuegos de rol de ciencia ficción postapocalíptica «Fallout». Esta campaña, marginal a todos los efectos, se convirtió en «trending topic» en Twitter el tras las elecciones, en pleno fervor de un colectivo demócrata en busca de opciones para rechazar la victoria de Trump. Propone un referéndum sobre el estatus de California, que se celebraría en 2019, y que pide a los californianos que opinen sobre la posibilidad de convertirse en un país, la República de Nueva California, un nombre -- y una bandera -- adoptados a partir de la archiconocida franquicia del estudio Bethesda (distribuidora del videojuego «Fallout»). Se trata de una iniciativa utópica que sigue no obstante una tendencia independentista más propia de Texas, estado cuyo gobernador, Rick Perry, en 2009, llegó a proponer la escisión, alentado por el movimiento antigubernamental «Tea Party».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
May ordena defender a los musulmanes británicos frente al veto de Trump
Theresa May, que el pasado viernes se convirtió en la primera estadista recibida por Donald Trump en la Casa Blanca, ha ordenado a sus ministros que defiendan a los británicos de doble nacionalidad que se han visto afectados por la prohibición de entrar en EE.UU., que pesa durante 90 días sobre los ciudadanos de siete países musulmanes. Pese a sus reticencias iniciales a actuar, la presión de la oposición y de algunos de sus compañeros de filas ha llevado a May a encargar a los ministros de Exteriores e Interior que telefoneen a sus homólogos estadounidenses para defender los intereses de los británicos afectados. Boris Johnson, el ministro de Exteriores, ha recurrido al medio favorito de Trump, Twitter, para condenar su medida: «Protegeremos los derechos de los ciudadanos del Reino Unido en nuestro país y en el extranjero. Es divisivo y erróneo estigmatizar por la nacionalidad», escribió el que fuera líder de la campaña del Leave en el referéndum. We will protect the rights and freedoms of UK nationals home and abroad. Divisive and wrong to stigmatise because of nationality? Boris Johnson (@BorisJohnson) 29 de enero de 2017Ante la presión, el Número 10 acabó emitiendo un comunicado en el que remarca que la primera ministra «no está de acuerdo con este tipo de enfoque», aludiendo a la prohibición de Trump, y que si hay ciudadanos británicos perjudicados se dirigirá «claramente» al Gobierno de Estados Unidos. El volumen de posibles afectados es alto. Los datos recopilados a estas horas recogen que hay 250.000 británicos nacidos en Irak, Irán y Somalia y que disfrutan de doble nacionalidad, y falta calcular los del resto de los cuatro países. En paralelo ha comenzado una campaña para que May retire la invitación de Estado que cursó a Trump para que visite el Reino Unido este año. El líder del Partido Liberal Demócrata, Tim Farron, cree que con el viaje «la primera ministra situaría a la Reina en una situación imposible, porque tendría que dar la bienvenida a alguien que prohíbe la entrada de ciudadanos británicos». Un argumento similar ha utilizado la líder conservadora en Escocia, la carismática Ruth Davidson, un valor político en alza. Argumenta que «su política cruel y divisiva discrimina a ciudadanos del que sería su país anfitrión» y pide a Trump que «levante de inmediato su prohibición a los musulmanes». Se ha iniciado también una campaña de captación de firmas contra la visita, que solo en la mañana del domingo reunió 350.000 rúbricas en Gran Bretaña. El Gobierno británico intentará lograr una solución como la que ha alcanzado el Ejecutivo canadiense, que ha conseguido que sus ciudadanos con doble nacionalidad queden fuera del controvertido decreto de Trump. El Consejo de Musulmanes Británicos ha demandado a Theresa May que defienda «con fuerza y firmeza» los valores británicos. Además señalan la contradicción de que «países cuyos ciudadanos se vieron envuelto en terrorismo en EE.UU. no están en la lista de Trump», en una clara alusión a Arabia Saudí, pues de los 19 terroristas que perpetraron el 11-S, 15 eran saudíes y también el ideólogo de la masacre, Bin Laden. El campeón olímpico sir Mo Farah, de 33 años, y que tiene la doble nacionalidad británico-somalí, se ha convertido en estandarte de la situación que ha provocado la prohibición de Trump. Mo Farah, que fue nombrado caballero por Isabel II el mes pasado, nació en Somalia y llegó como refugiado al Reino Unido con ocho años. Con la camiseta británica ha logrado cuatro oros olímpicos. Desde hace seis años vive en Portland, pero estos días se encuentra entrenando en Etiopía y teme que no le dejen regresar a reunirse con su familia. «La Reina me hizo sir y Trump me convirtió en un alien», ha declarado. El atleta resume así su historia: «Soy un británico que ha vivido seis años en Estados Unidos, trabajando duro, pagando mis impuestos y criando a cuatro hijos en un lugar que ellos llaman hogar. Pero ahora nos dicen que no somos bienvenidos». Entre los posibles afectados estaría incluso una diputada del Partido Conservador, Nadhim Zahawi, nacida en Irak.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
May mantiene la visita de Trump pese a un millón de firmas en contra
A pesar del movimiento popular en contra, el Número 10 ha ratificado que mantiene la invitación que en nombre de la Reina cursó el viernes Theresa May a Donald Trump en la Casa Blanca, a fin de que visite este año el Reino Unido en viaje de Estado. La web gubernamental británica que recoge las peticiones populares registra ya 1,3 millones de firmas contra la visita, la mayor cifra histórica, solo superada por los cuatro millones que en su día demandaron un segundo referéndum sobre la UE. En el Reino Unido todas las peticiones populares que superan las cien mil firmas deben ser objeto del debate parlamentario que demandan. Trump firmó el sábado el decreto por el que prohíbe la entrada a Estados Unidos a los nacionales de Irán, Irak, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen. Esa tarde solo firmaron en contra sesenta británicos. Pero en la mañana del domingo ya se habían alcanzado los cien mil. Del millón actual, 30.000 rúbricas llegaron de fuera del Reino Unido. Fuentes del Gobierno consideran que paralizar la visita sería «un gesto populista» y ratifican que Theresa May está «muy contenta» con haberla cursado en nombre de la Reina. Corbyn, el líder la laborista, ha repetido que «no puede ser bienvenido a Gran Bretaña alguien que abusa de nuestros valores». También se han mostrado críticos dos tories de religión musulmana, Sayeeda Warsi, que fue secretaria de Estado con Cameron, y el diputado Nadhim Zahani, británico nacido en Bagdad, que tiene hijos estudiando en Estados Unidos y temía no poder visitarlos. Este lunes ha habido una manifestación contra la visita de Trump y sus medidas frente al Número 10 de Downing Street, y también en varias ciudades británicas. Boris Johnson tachó esas marchas de «protestas inútiles», aunque también criticó de nuevo la política migratoria del presidente, que tachó de «altamente controvertida»: «Ya he dejado clara nuestra inquietud con medidas que discriminan sobre la base de la nacionalidad de un modo divisivo y equivocado». Finalmente todos los ciudadanos británicos podrán viajar a Estados Unidos sin trabas, según el Gobierno inglés, incluidos aquellos que tienen doble nacionalidad con alguno de los siete países musulmanes vetados por Trump. «Hemos recibido garantías de la Embajada de EE. UU. de que la orden ejecutiva no afecta a quien posea un pasaporte británico, independientemente de su país de nacimiento o de que posea otro pasaporte»», aclaró Boris Johnson. Y es que a lo largo de todo el día imperó el equívoco, porque la web de la embajada estadounidense en Londres mantuvo en pantalla un mensaje en el que pedía a los británicos con doble nacionalidad que no demandasen sus visas. Theresa May ha sido criticada por no desmarcarse desde el primer momento de la polémica medida de Trump. Pero se le hacía cuesta arriba, pues lo considera un aliado vital tras el Brexit y se veía obligada a hacerle un reproche al día siguiente de visitarlo en la Casa Blanca. Su vía intermedia fue ordenar a su ministro de Exteriores que condenase la orden.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
María Corina Machado: «Pedimos coherencia y fuerza a la comunidad internacional»
María Corina Machado, exdiputada y líder de Vente Venezuela, no duda en calificar la crisis abierta por la decisión del Tribunal Supremo de «explosiva y decisiva». Y subraya que esto vuelve a demostrar «que la dictadura va en serio. Ya lo hemos advertido bastante. Lo que viene ahora es enfrentarla, derrocarla y reconstruir el país». ¿Qué hace falta todavía para que Maduro renuncie y convoque elecciones para producir un cambio pacífico? Lo primero es enfrentarla. Esta es una dictadura mafiosa. Maduro no va a entregar el poder así sin más. Hay que aplicarle fuerza y presión. Tener presente que con la dictadura no se convive. La tragedia que vive Venezuela es responsabilidad de Rodríguez Zapatero junto a fuerzas internas y externas que habían pactado darles largas al referéndum revocatorio para apuntalar a Maduro en el poder. ¿El golpe le ha dado la razón a Luis Almagro, secretario de la OEA? Su propuesta era dar un plazo a la negociación para concretar los mecanismos para convocar las elecciones y liberar a los presos políticos. Pero lo que hizo Maduro fue saltar la vía pacífica para dar paso a la aplicación de la Carta Democrática Interamericana. ¿Ya se acabó el tiempo de la negociación, qué solución propondría el Consejo Permanente de la OEA? Hay que entender en el plano internacional que el tiempo de la gente no es el mismo de los políticos o de los diplomáticos. El tiempo de los venezolanos es del hambre. Venezuela ha esperado demasiado tiempo. Mire mientras los diputados estaban protestando la sentencia del Supremo Tribunal en la cola para comprar un kilo de harina moría una anciana de un infarto. ¿Qué más puede ocurrir? En la OEA tienen que entender que el régimen de Maduro avanzó y aceleró hasta el fondo, y tiene que haber una reacción o respuesta de la comunidad internacional equivalente a la ruptura del hilo constitucional. Así como Maduro pisotea y destruye la Constitución venezolana, así también lo hace con la Carta Interamericana. La OEA tiene que hacerse respetar y mostrar que sirve para algo. ¿Qué tan grave es la situación? La situación es tan crítica y grave que debería convocar una reunión de cancilleres de la OEA y actuar de inmediato sin más dilaciones. ¿Actuar cómo, aplicando el artículo 21 de suspender a Venezuela de la OEA, lo que podría perjudicar a todos? Es un gran engaño que la aplicación de la carta vaya a perjudicar incluso a la oposición. No implica cierre de frontera, ni aislamiento ni invasión extranjera. Eso es mentira. Si Venezuela queda suspendida de la OEA continuará bajo la supervisión de la organización. ¿Y si Maduro se retira antes de la OEA para evitar la suspensión? No puede. Es un procedimiento que toma como mínimo un par de años hasta que se restablezca la democracia. ¿Qué hay detrás de la sentencia del golpe jurídico contra el parlamento? Detrás hay intereses económicos y relaciones oscuras entre Maduro y las mafias extranjeras que lo apoyan. No quieren que el Parlamento les perjudique sus negocios. Pero más allá de los negocios turbios, la naturaleza del régimen es totalitaria. ¿Qué ayuda le pediría a la comunidad internacional? Pedimos coherencia, que no se confunda su apoyo con el dialogo falso que impulsaba Zapatero. Necesitamos la fuerza de la comunidad internacional para enfrentar la dictadura de Maduro. ¿Para qué ha servido el golpe de Estado? Lo ocurrido ha contribuido a unir a la oposición para enfrentar con firmeza a la dictadura ¿No resultan peligrosas las protestas que son atacadas por los «colectivos» armados? Sí, pero indispensables. Me emociona ver a la gente que sale a la calle a manifestarse contra el golpe. Son principalmente mujeres y jóvenes. Estamos en una encrucijada y en una transición. No vamos a esperar dos años para que se convoquen las elecciones ¿Qué le diría a la fuerza armada ante las marchas que se están organizando? A la fuerza armada le toca defender al pueblo. Estamos en un momento decisivo. ¿Está la fuerza armada más al lado de Maduro que del pueblo? Como en todas las instituciones la fuerza armada nacional ha sido infiltrada por las mafias. Pero confío en la reserva moral de los soldados, que son demócratas y profesionales. Yo hablo con ellos y sufren como el resto de los venezolanos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Fernández-Armesto: «El Reino Unido saldrá aislado y empobrecido cuando deje la UE»
Felipe Fernández-Armesto, londinense de 66 años, trasciende la categoría de historiador, por la originalidad de su pensamiento y la variedad de sus intereses (su último libro ofrecía una fascinante explicación de las capacidades de los animales como actores culturales). A pesar de que en apariencia encarna el prototipo del sabio inglés de traje de raya diplomática, gafas gruesas y hablares algo excéntricos, es también español por parte de su padre, el gran periodista Felipe Fernández-Armesto, quien firmaba como Augusto Assía. Catedrático formado en Oxford, donde impartió clases un tiempo, hoy trabaja en la University of Notre Dame, centro estadounidense fundado en el XIX por un sacerdote francés. Observador cosmopolita y perspicaz, católico y padre de dos hijos, tiene claro su diagnóstico sobre el Brexit: «Es algo irracional». -¿Por qué se lanzó el Reino Unido al Brexit? Veo una mezcla de malestar por la resaca de la crisis, nacionalismo exacerbado, nostalgias imperiales y odio a Londres, todo aliñado con unas gotas de xenofobia y los intereses privados del Partido Conservador. Pero tal vez haya algo más? -Difícil de explicar racionalmente un paso irracional. La verdad es que Inglaterra, a diferencia de las demás naciones del Reino Unido, no se entusiasmó nunca por el proyecto de crear una nueva Europa. A pesar de todos los cambios culturales, los ingleses siguen siendo lo que Napoleón llamó una «nación de tenderos», que sólo piensan en las deficiencias económicas en la UE sin darse cuenta de la grandeza de formar una unión de paz y colaboración entre unas comunidades políticas que llevan tantos siglos de lucha entre sí. -Al final se tomó una decisión enorme por muy poco margen. -Pero hay que tener en cuenta que el pueblo no votó al Brexit: no lo votaron los jóvenes, ni las grandes ciudades, ni los escoceses, ni los irlandeses, ni los británicos que residen fuera del país, a quienes se negó el derecho a votar. La mayoría que ganó, por un 4% que incluyó mucho voto de protesta, no hubiera sido suficiente en un sistema justo y racional para cambiar la Constitución y abolir los derechos sagrados de la ciudadanía europea. Incluso entre los brexiteros no existía una mayoría a favor de lo que ya propone el Gobierno, que es la salida a todo coste, sin ninguna garantía de colaboración futura ni medio alguno de prolongar la prosperidad. -¿Es reversible el Brexit o eso ya es solo el cuento de la lechera? -Sigo esperando. Teóricamente las negociaciones podrían prolongarse hasta que los ingleses recuperen su capacidad de juicio. Pero los diputados, por falta de coraje, renunciaron a su deber de controlar los excesos del Gobierno y permitieron la invocación del maldito Artículo 50. Así que, incluso si el Reino Unido cambia de actitud, me parece más probable que la UE aproveche de la oportunidad de descartar a un miembro tan poco fiable. -El Gobierno británico parece que quiere soplar y sorber al mismo tiempo: seguir entrando a bañarse en la piscina del club europeo, pero sin pagar las cuotas ni seguir sus normas. ¿Cree que lo pueden conseguir? ¿Se verá forzada la UE a ceder ante tan oportunista petición? -No. En absoluto. Gran Bretaña tiene relativamente poco que ofrecer y la Unión, mucho. Alguna concesión habrá, por supuesto, pero el resultado final será una tragedia auténtica, conforme a la definición de Aristóteles: el triunfo del hubris [exagerado orgullo propio] de la señora May y sus brexiteros. El país saldrá aislado y empobrecido. -Ha cambiado el clima vital en Inglaterra tras el Brexit o es una hipérbole decir eso? -Tal vez cabe decir que ha vuelto a su estado normal: la autosatisfacción, la insularidad, la sordera cultural. Bajo los sufrimientos de la guerra mundial, tal vez tales rasgos eran virtudes. Ayudaron a que los ingleses soportasen sus fracasos para seguir buscando su victoria final. Pero iban acompañadas de virtudes que ya no siguen en vigor. -¿Va el Reino Unido hacia un régimen de facto de partido único, con los tories gobernando un par de décadas? -No. Las negociaciones irán mal. El Partido Conservador se quebrará entre los partidarios de conceder lo debido a la UE y los ultranacionalistas. Tarde o temprano, los votantes se darán cuenta de que el referéndum era una superchería y el Brexit un desastre. -¿Qué le parece la señora May? Yo la veo inmensamente trabajadora y de ideas claras, pero no una política inteligente capaz de cambiar un país. -Prefiero no contestar para evitar expresiones poco dignas de un periódico de la altura de ABC. -Veo que no es su tipo. ¿Puede rascar algo bueno España en el río revuelto de Brexit o al final simplemente nos viene mal a todos los europeos? -En el sentido político, la UE será mejor sin los británicos, que con sus exenciones y evasiones debilitaban la Unión. Para España la gran oportunidad, por supuesto, es la de solucionar e el problema de Gibraltar. El caso es tratarles mejor que los británicos, que parece que los dejan abandonados. En la odiosa carta de la señora May a Donald Tusk, ni se les mencionó. -Malas infraestructuras, acusadas diferencias sociales, cierto ambiente de derrota en el Norte. ¿Descubrirán algún día los ingleses que su país no es la maravilla que ellos creen que es? -¡Pero es que sí es una maravilla! Una economía que sigue siendo robusta, a pesar de que se produce poco y se exporta menos; un cultura que ejerce un soft power [poder blando] enorme, a pesar de no tener grandes artistas; y un sector universitario que sigue siendo el segundo del mundo en términos de calidad, a pesar de disponer de pocos recursos y poco apoyo público.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Paliza a un refugiado kurdo de 17 años en un barrio del sur de Londres
Aunque siempre ha habido incidentes xenófobos, el Reino Unido sufre desde el triunfo del Brexit en el referéndum una escalada de los llamados «crímenes de odio». En la noche del viernes, a las 11.40 (una hora más en España), un refugiado kurdo iraní a la espera de asilo, de 17 años, sufrió una brutal paliza por parte de unos jóvenes en el Sur de Londres. El inmigrante se encuentra hospitalizado, con fractura de cráneo y un coágulo de sangre en el cerebro. Según el parte médico está «estable dentro de la gravedad». Sus dos amigos sufrieron heridas leves. El muchacho esperaba el autobús junto a dos amigos en Croydon, en el Sur del Gran Londres, cuando se acercaron un grupo de jóvenes veinteañeros que salían de The Goat, un pub cercano. Le preguntaron por su país de procedencia y ante su respuesta lo tiraron al suelo y comenzaron a darle patadas y puñetazos. «Sobre todo le pateaban la cabeza», ha explicado una testigo. Los agresores eran ocho, según han contado algunos vecinos, pero había veinte compinches más observado la agresión. Los vecinos sintieron miedo ante lo nutrido del grupo y aunque dieron voces de «ya basta» no intervinieron. La agresión no cesó hasta que se oyeron sirenas de la policía y los violentos huyeron. La policía ha detenido a seis personas, cuatro hombres y dos mujeres, de edades comprendidas entre los 20 y los 24 años. El pub donde habían estado los agresores ha criticado el ataque y ha ofrecido su apoyo a la policía. Gavin Barwell, el diputado por Croydon, del Partido Conservador, ha calificado de «escoria» a quienes golpearon al refugiado kurdo. También ha condenado el ataque el alcalde de Londres, Sadiq Khan: «Los crímenes de odio no tienen cabida en Londres, el Reino Unido ni en ninguna parte. Tolerancia cero». Khan pidió a los londinenses que denuncien en cuanto vean agresiones xenófobas. Las denuncias por crímenes de odio aumentaron un 41% en el mes siguiente al referéndum del Brexit. Durante la campaña, un neonazi mató a puñaladas a la diputada laborista Jo Cox y unas semanas después murió un obrero polaco, atacado por unos adolescentes en una pelea en una ciudad suburbial. En el Este de Londres, un repartidor de comida a domicilio de origen pakistaní fue quemado con ácido en noviembre por un grupo de pandilleros. También fue agredido a puñetazos en un vagón de metro el marido bangladesí de una española.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Erdogan dice que los líderes de la UE visitaron al Papa «porque son una alianza de cruzados»
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, calificó ayer a la Unión Europea (UE) de "alianza de cruzados", al recordar la reciente visita de los líderes comunitarios al Papa Francisco en el Vaticano y señalar que esa es la razón por la que la UE no quiere admitir a Turquía como miembro. Durante un mitin electoral en Ankara, el presidente turco mencionó la visita de los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la UE al Papa, efectuada en el marco de las recientes festividades por el 60º aniversario del Tratado de Roma. Erdogan está haciendo campaña a favor de un importante cambio constitucional que se votará en un referéndum el próximo 16 de abril, y que en caso de ser aprobado le dará amplios poderes ejecutivos. "Se ve que yo tenía razón. Mirad: todos los líderes de los países miembros de la UE se fueron como corderitos a Italia, al Vaticano, para sentarse y escuchar al Papa", dijo Erdogan, según recogió el diario turco Hürriyet. "¿Entendéis ahora por qué la UE no acoge a Turquía desde hace 54 años? ¿Lo entendéis? Lo voy a decir muy franco y muy claro: es una alianza de cruzados", manifestó el presidente turco. "El 16 de abril será un día para evaluar a la vez esa decisión. Porque nos llevan mintiendo sin parar desde hace 14 años, y nos siguen mintiendo ahora mismo", agregó Erdogan, quien parecía referirse a la primera promesa concreta de la UE de negociar sobre una entrada turca en el club comunitario. "La nación turca, si Dios quiere, le dará a los líderes occidentales la mayor lección", concluyó el presidente turco.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Matteo Renzi gana las primarias en el Partido Democrático italiano
El exprimer ministro, Matteo Renzi, de 42 años, gana las primarias del Partido Democrático (PD), con el 68,22 por 100 de los votos. Muy lejos quedan sus dos rivales: Andrea Orlando, el ministro de Justicia, obtiene el 25,42%, y Michele Emiliano, presidente de la región de Apulia, el 6,36%. Se demuestra así que Matteo Renzi tiene el control casi absoluto del partido, sin que aparentemente le hayan perjudicado demasiado tres factores negativos de su gestión: El rotundo fracaso del referéndum constitucional del pasado 4 de diciembre, la escisión del ala izquierda del partido y sus promesas incumplidas como primer ministro. Estas primarias son una especie de primer asalto porque han votado solamente los inscritos al Partido Democrático: Sobre un total de 430.000 afiliados, se acercaron unos 260.000 a las urnas en las sedes del PD. Cabe destacar que el desencanto de los militantes, a causa de la política de sus dirigentes y por las luchas internas del partido, ha hecho perder al PD miles de afiliados en toda Italia. Por ejemplo, en Emilia-Romagna, región ?roja? por excelencia, el PD ha pasado de 82.098 inscritos en el 2012, a 33.454 en el 2016. Asalto definitivo, el 30 de abril El segundo asalto de las primarias, el definitivo, será el 30 de abril y estará abierto no solamente a los militantes sino también a los eventuales electores del Partido Democrático. En las anteriores primarias, en el 2013, cuando Matteo Renzi fue elegido secretario general, los participantes fueron 2.814.881. Para el 30 de abril las previsiones son de que los votantes no llegarán a dos millones, lo que sería un reflejo del desencanto de los electores de la izquierda. En cuatro años, durante la gestión de Renzi, el PD ha perdido más de 100.000 afiliados, una gestión muy criticada hasta el punto de desembocar en el pasado mes de marzo en la escisión de la izquierda del partido encabezada por el exsecretario del PD, Pier Luigi Bersani. Precisamente las divisiones y los litigios han sido una características de la izquierda italiana durante decenios. Renzi, eufórico El exprimer ministro, Matteo Renzi, ha acogido con euforia el resultado de estas primarias: ?El 68 por 100 es un número impresionante, por encima de nuestras previsiones; viva la democracia?, ha dicho Renzi. Ahora confía en hacerse de nuevo con la secretaría general del PD superando el 50% de los votos el próximo 30 de abril. Quedaría así legitimado para volver a ser candidato del PD a las elecciones generales, previstas en la primavera del 2018, aunque no cabe descartar un adelanto electoral entre septiembre y noviembre. El gran test para el Partido Democrático llegará muy pronto: En las elecciones locales del 11 de junio, fecha en que se votará en 1.000 municipios para elegir alcalde, algunos son grandes ciudades como Palermo y Génova. Se podrá comprobar entonces la fuerza del PD y la influencia que ha tenido en el partido la escisión. A pesar de su éxito en las primarias, muchos observadores consideran que Renzi es un político ?azzoppato? (cojo), porque, si bien realizó algunas reformas, defraudó en el conjunto de su gestión. Hoy su estrella no brilla ni suscita el interés y esperanza que despertó cuando ganó las primarias en el 2013, siendo alcalde de Florencia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Turquía y la UE suspenden las conversaciones políticas hasta junio
El distanciamiento entre Turquía y la Unión Europea durará, al menos, unos meses más. Los dos grandes socios económicos y estratégicos han aplazado los encuentros bilaterales hasta el comienzo del verano, según ha informado el diario Hürriyet Daily News citando fuentes diplomáticas. La relación con países como Holanda y Alemania se ha deteriorado gravemente durante las últimas semanas. Los dos países europeos prohibieron la celebración en su territorio de mitines por parte de miembros del Gobierno de Ankara. En la ciudad holandesa de Rotterdam, incluso, la policía cargó duramente contra manifestantes pacíficos turcos. El presidente Recep Tayyip Erdogan, como respuesta, ha iniciado una serie de ataques verbales en el que ha acusado a los dos países, en repetidas ocasiones, de nazis. Desde principios de año cuelga la promesa entre Turquía y la Unión Europea de celebrar un encuentro al más alto nivel. No obstante, el intenso calendario electoral de las dos partes parece retrasar dicha reunión. El próximo 16 de abril, en apenas 10 días, se celebra el referéndum que podría aumentar los poderes ejecutivos y la influencia sobre la judicatura de Erdogan y solo una semana después está programada la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia. Tras lo evidenciado en el episodio con Holanda, la proximidad de una cita con las urnas no es augura un buen clima de entendimiento entre Bruselas y Ankara. Y eso a pesar de que son varios los temas cruciales que están pendientes. Por un lado está el famoso y criticado acuerdo sobre refugiados, un pacto que diversos líderes turcos han amenazado con romper si la UE no cumple su parte del trato, esto es, 6.000 millones de euros, eliminar los visados para los visitantes turcos y acelerar su proceso de entrada en el club comunitario. Por otro se encuentra el inicio de las negociaciones para actualizar del Acuerdo de Unión Aduanera, que entró en vigor hace más de 20 años, en 1995. El Ministerio de Economía turco calcula que la renovación del acuerdo podría aumentar el comercio exterior del país eurasiático en cerca de 40.000 millones de dólares al año. Por el momento, sin embargo, las sensaciones no son las más favorables. De hecho Ankara tampoco ha enviado representantes políticos a la cumbre sobre el futuro de Siria que celebra, entre ayer y hoy, Bruselas. En el encuentro, denominado «Apoyo a Siria y al futuro de la región», sí hay presencia de, entre otros, Noruega, Catar o Kuwait. Turquía es, en cambio, uno de los países más involucrados en el conflicto sirio y ha sido partícipe de numerosos acuerdos internacionales para tratar de reducir la violencia en el país árabe. El último, a finales del año pasado, lo pactó con Rusia e Irán.