Infortelecom

Noticias de presidente brasil

12-07-2019 | Fuente: abc.es
Bolsonaro se plantea nombrar a su hijo embajador de Brasil en Estados Unidos
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha afirmado que evalúa designar a su hijo Eduardo como embajador de Estados Unidos, país con el que ha estrechado vínculos desde su llegada al poder el pasado 1 de enero. El mandatario ha expilcado que la decisión final está ahora en manos del segundo de sus cinco hijos, de 35 años y quien en las elecciones del pasado octubre fue el diputado más votado en la historia del país. «Yo me quedé pensando: ¿Imagina si en Brasil tuviésemos al hijo del presidente Mauricio Macri como embajador de Argentina? Obviamente que el trato sería diferente al de un embajador normal», ha dicho Bolsonaro en declaraciones a la prensa. El ultraderechista, de 64 años, elogió las aptitudes de su hijo y subrayó que, además de hablar inglés y español, tiene una buena relación con los hijos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. «A mi entender, podría ser una persona adecuada y está capacitado perfectamente para realizar el servicio en Washington», ha agregado. En caso de que se concretara el nombramiento, Eduardo Bolsonaro, quien comparte la línea ideológica de su padre y también ha sido protagonista de polémicas declaraciones, podría verse obligado a dejar su escaño en la Cámara de los Diputados de Brasilia. El legislador ha actuado como una especie de ministro de Exteriores informal y el pasado mes de marzo acompañó al presidente brasileño en su primera visita oficial a Estados Unidos, donde participó en el encuentro que Bolsonaro mantuvo con Trump en el salón oval de la Casa Blanca. El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, quedó fuera de esa reunión, pero, según la versión oficial del Gobierno, Eduardo participó en el encuentro porque habría sido invitado por el propio presidente estadounidense. En la Cámara, el diputado está al frente de la Comisión de Relaciones Exteriores. En una rueda de prensa, Eduardo Bolsonaro ha dicho que «aceptará cualquier misión» que le designe su padre, pero ha afirmado que todavía no recibió ninguna invitación formal para asumir la embajada en Estados Unidos. Brasil no cuenta con representante en la capital estadounidense desde hace algunos meses, cuando el diplomático Sergio Amaral fue trasladado de Washington a una oficina de la cancillería brasileña en Sao Paulo.
09-07-2019 | Fuente: abc.es
La foto de un plato en un restaurante con una apetecible langosta mal ocultada ha hecho correr memes en las redes sociales, donde se ha criticado con dureza al comensal, el embajador israelí en Brasilia, Yossi Sheli, por no ser un alimento kosher (que cumple las normas de alimentación del judaísmo). En la imagen, del pasado domingo, el diplomático estaba comiendo con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en clara contradicción con las normas de la Torá, que prohíbe consumir crustáceos. El tachón negro que cubre parcialmente las dos langostas, evidencia que la Embajada trató de ocultar el supuesto «pecado» alimenticio que Sheli estaba cometiendo. También aparece con otro tachón negro el plato de Bolsonaro. El embajador, asegura el digital Ynet, es amigo personal de Bolsonaro, con quien comparte a menudo cenas y partidos de fútbol. El domingo, ambos se regalaron una comida en un conocido restaurante de marisco de la capital antes de ir al estadio Maracana a ver la final de la Copa América. Antes da final da Copa América entre Brasil e Peru, o presidente @jairbolsonaro e o @embaixadoryossi almoçaram juntos em Brasília. Eles irão acompanhar a partida desejando sorte para a seleção brasileira em busca de mais um título. Vai Brasil!! pic.twitter.com/trDHb0ftCh? Israel no Brasil (@IsraelinBrazil) 7 de julio de 2019«Antes de la final de la Copa América entre Brasil y Perú, el presidente @jairbolsonaro y @embaixadoryossi almorzaron juntos en Brasilia y seguirán el juego, deseándole suerte al equipo brasileño en busca de otro título. ¡¡Vamos Brasil!!», decía el tweet, difundido por la cuenta oficial de la Embajada israelí. Los comentarios críticos e irónicos no se hicieron esperar y los memes ridiculizando a los dos dignatarios corrieron por las redes poco después de difundirse la foto. «Esconde la langosta», decía un usuario, mientras otro clamaba «la langosta no es kosher»; uno más criticaba: «¡Censuran la langosta!», y otros aludían a la carestía del alimento y pedían «humildad» a los comensales. La usuaria identificada como Liv Mealone se preguntaba si «Netanyahu sabe si su embajador está tratando de ocultar el hecho de que está comiendo langosta porque no quiere que la gente descubra que no está manteniendo kosher o porque el presidente de Brasil, Bolsonaro, quiere mantener la ilusión de ser un hombre humilde que solo come comida sencilla». Sheli, empresario antes de acceder al puesto de embajador en 2017, tuvo prohibido ejercer cargos públicos durante tres años, tras ser encontrado culpable de perjurio y fraude por no informar de su afiliación política al Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu cuando tenía cargos públicos. Desde que accedió al la Presidencia, Bolsonaro ha mostrado gran sintonía con el gobierno israelí y llegó a prometer durante la campaña electoral que trasladaría la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén -en contra del consenso internacional roto en 2018 por EE.UU. Por el momento no lo ha hecho, aunque sí visitó el país el pasado marzo y anunció la apertura una oficina comercial como primer paso hacia el cambio de la legación brasileña.
09-07-2019 | Fuente: abc.es
Los cubanos están «abocados a un nuevo periodo de hambruna», alerta un informe
La población de Cuba «está abocada a un nuevo período de hambruna, similar al producido en la década de los años 90 del siglo pasado», alerta un informe del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) dado a conocer este lunes. El documento se centra en la violación de derechos humanos económicos, laborales, sociales y culturales en la isla durante la primera mitad de este año, en el que precisamente se aprobó una nueva Constitución que apuntala la dictadura, y advierte de que «la autonomía económica de los ciudadanos sigue reducida al mínimo y los índices de pobreza e indigencia no son publicados» por el régimen. El propio Raúl Castro, que mantiene el cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba, reconoció el pasado abril que «la situación podría agravarse en los próximos meses» y, aunque indicó que «no se trata de regresar a la fase aguda del Periodo Especial de la década de los años 90», señaló: «Tenemos que estar preparados para la peor variante». El OCDH recuerda que la escasez de alimentos es «endémica» en Cuba desde 1991 y apunta que «las nuevas normas legalizan la asfixia del productor privado y cooperativo en el campo». Desde mediados del pasado año «aumenta la escasez de alimentos» y productos esenciales como el aceite, la harina de trigo, el arroz, la carne de cerdo y sus derivados, el pollo, el huevo, han pasado a ser intermitentes, regulados en su distribución y producen «angustia alimentaria» entre los habitantes, explica. Ni siquiera hay acceso al pescado y otros frutos del mar, a pesar de tratarse de una isla, y el proyecto sobre la ley de pesca, presentado el pasado marzo ante el Parlamento, «limita a los pescadores privados frente a la desaparición de la flota estatal desde los años 90 del siglo pasado», agrega. Aunque esto genera conatos de protesta, son «asfixiados y ocultados en la prensa oficial», mientras que se producen interminables colas de hasta tres horas para lograr hacerse con algo de comida. «Abocados a un nuevo período de hambruna, el gobierno no facilita la producción de alimentos, sino que sus normas jurídicas van en sentido contrario a las necesidades vitales de los ciudadanos», denuncia la organización. La tristemente conocida libreta de racionamiento, establecida en 1963, «solo suple algunos productos vitales para 10 días, administrados marcialmente» y el resto del mes los productos esenciales de alimentación y aseo personal «se deben adquirir a precios de mercado, con una oferta muy precaria» en ambos casos, según el Observatorio. «Esclavitud de batas blancas» Por otra parte, de acuerdo con el informe, el primer semestre de 2019 «no presenta cambios en las normas para los trabajadores cubanos: todos estos derechos se violan en Cuba». Entre otros datos, señala que «la exportación de servicios médicos y profesionales, primer renglón de ingresos del país, se ha desarrollado a expensas de violar todos los derechos laborales y civiles de los cooperantes cubanos, plasmados en las convenciones ratificadas ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por el gobierno cubano, y que han sido señaladas por esta organización al gobierno de Cuba de forma reiterada durante años». Las condiciones de los cooperantes cubanos, que han quedado al descubierto tras el desmantelamiento por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, del convenio que mantenía su país con Cuba, han sido calificadas por los propios afectados como «esclavitud de batas blancas»: confiscación del 75% del salario mensual por el Estado cubano, sin derecho a la movilidad territorial, opacidad e irregularidad de los contratos, separación de sus familiares y destierro de ocho años para los que no cumplan. Todas las empresas mixtas de capital extranjero y estatal, así como las de capital total extranjero, están obligadas a contratar a los trabajadores cubanos a través de empresas empleadoras estatales, que confiscan el salario mensual en un 80% o un 96%, según sea la empresa, recoge el documento. Aunque las cifras oficiales sitúan el desempleo en el 1,7%, no reflejan el subempleo y el paro oculto, «resultado de los salarios más bajos del Hemisferio Occidental», continúa el Observatorio. El apartado de la vivienda no sale mejor parado. El déficit en este bien básico aumentó a lo largo del año pasado y el primer semestre de este, debido a «la negligencia, los fenómenos climáticos y la ineficiente política pública para aumentar el número de viviendas en el país», comenta. El OCDH recoge estimaciones según las cuales existe un déficit de 1,4 millones de viviendas, «teniendo en cuenta el hacinamiento de varias generaciones, y el 38% reportado en mal estado o regular de las existentes, según la prensa oficial». Se mantiene la cobertura nacional de educación y sanidad, supuestamente el orgullo del régimen comunista de la isla, pero «la calidad ha seguido en declive en el primer semestre de 2019, en correspondencia con el propio deterioro de la economía nacional y por la exportación masiva de profesionales», matiza el informe. Estos servicios son cada vez más costosos para las familias cubanas. La ausencia de ambulancias y un transporte público «casi paralizado» atentan contra el traslado de enfermos a los hospitales y clínicas, lo que «produce desenlaces evitables», recoge. Finalmente, sobre la cultura asegura que «la manifestación artística está muy condicionada por la libertad de expresión, otra libertad sistemáticamente violada en Cuba». Un «panorama desolador» El Observatorio Cubano de Derechos Humanos considera que la mejoría en los derechos económicos, laborales, sociales y culturales en Cuba «pasa por el cambio de las leyes, las políticas públicas y las instituciones gubernamentales hacia la liberación del trabajo privado y cooperativo para paliar la endémica falta de recursos del Estado». «Durante décadas, el gobierno cubano ha basado su propaganda, tanto hacia el interior de la isla como al exterior, en una supuesta promoción y cumplimiento de derechos principalmente sociales y culturales, incluso usando el asunto como escudo ante las críticas por la falta de libertades civiles y políticas -concluye-. Sin embargo, hoy queda al descubierto un panorama desolador en estos derechos, lo que afecta en especial a los más pobres y desvalidos».
27-06-2019 | Fuente: abc.es
La Corte Suprema de Brasil mantiene a Lula en la cárcel
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva tenía esperanzas de dejar la prisión esta semana, pero los jueces de la segunda sala de la Corte Suprema rechazaron el pedido de su defensa, y mantuvieron su reclusión en Curitiba, por tres votos contra uno. La defensa de Lula apostaba en el desgaste del ministro de Justicia, Sergio Moro, el exjuez que condenó al expresidente por ser el dueño de un triplex en el balneario de Guarujá, en São Paulo. Lula está preso desde abril del año pasado. Los abogados pidieron a la corte que juzgase la parcialidad de Moro en el proceso, una tesis reforzada por los audios y mensajes filtrados el 9 de junio en la prensa brasileña, que muestran al exjuez discutiendo el juicio de Lula con los fiscales de la Operación Lavacoches, en la red social Telegram, lo que es considerado inconstitucional. Pero los jueces de la corte máxima, decidieron postergar para el segundo semestre el debate sobre el comportamiento del juez, que tuvo audios y mensajes de texto difundidos por el diario The Intercept, del periodista norteamericano Glenn Greenwald, y este fin de semana, por el diario Folha de São Paulo. Un ministro desgastado Las revelaciones han complicado la posición de Moro, que ha sido criticado en editoriales de los principales diarios locales, y por el líder del Gobierno en el Congreso, Davi Alcolumbre. «Si fuera diputado o senador, estaría destituido o preso», declaró el diputado oficialista, sobre uno de los ministros más importantes del presidente Jair Bolsonaro. Moro y Greenwald, fueron convocados por el Congreso, en fechas diferentes, para responder cuestionamientos de los parlamentarios sobre el caso, que nuevamente divide a la opinión pública. El juez ha negado la autenticidad del material que apunta como «ilegales» por haber sido filtrados por piratas informáticos. Ya Greenwald, ganador del Pullitzer por revelar el caso de Edward Snowden, defiende la protección de sus fuentes y la necesidad de difundir informaciones públicas, comparando el caso al clásico Watergate, que provocó la caída de expresidente de Estados Unidos Richard Nixon (1969-74). Moro es considerado un héroe nacional contra la corrupción por una parte de los electores y es el político más popular del actual Gobierno. Sus admiradores han convocado marchas en su apoyo para este domingo. Lula, por su parte, fue el presidente más popular de la historia de Brasil, y es defendido por los electores de izquierda, que consideran su prisión una injusticia, y una maniobra para impedir que vuelva a la presidencia.
12-06-2019 | Fuente: elpais.com
Bolsonaro muestra públicamente su apoyo a Moro
El presidente brasileño aparece junto a su ministro de Justicia en un acto oficial. Hasta la tarde de este martes no se había pronunciado sobre las acusaciones de imparcialidad del ex juez del 'caso Lava Jato'
10-06-2019 | Fuente: abc.es
Una investigación periodística cuestiona las pruebas con las que condenaron al expresidente brasileño Lula
Una investigación periodística revelada por el diario «The Intercept», del periodista norteamericano Glenn Greenwald, cuestiona la imparcialidad del juez anticorrupción y actual ministro de Justicia, Sergio Moro, en el proceso que llevó a prisión al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado en tiempo récord antes de la elección presidencial del año pasado. Greenwald, el periodista que reveló en 2013 el caso de Edward Snowden, filtrando informaciones confidenciales de Estados Unidos, publicó el domingo un reportaje con fragmentos de diálogos entre el entonces juez y el fiscal Deltan Dallagnol, que sugieren la alteración en fases del proceso de investigación que perjudicarían a Lula. La discusión del proceso entre un juez y un fiscal, por sí sola, ya sería considerada inconstitucional. Ya los diálogos muestran la parcialidad en el caso tanto del actual superministro del Gobierno de Jair Bolsonaro, como del fiscal. Ambos son vistos como héroes contra la corrupción y fueron los dos principales nombres de la «Operación Lava Jato», la investigación que llevó a prisión a empresarios y a algunos de los políticos más importantes del país. Filtrados por Telegram Greenwald, que vive en Río de Janeiro, desde donde dirige «The Intercept», tuvo acceso a diálogos de años entre Moro e Dallagnol, además de otros investigadores del «Lava Jato». Según el diario norteamericano, que tiene una edición en portugués, las filtraciones llegaron a través de una fuente no identificada. En varias conversaciones -la mayoría realizadas por la aplicación rusa Telegram-, fiscales de la ciudad de Curitiba liderados por Dallagnol discuten la forma de evitar una entrevista de Lula a «Folha de Sao Paulo», que podría beneficiar al Partido de los Trabajadores (PT) en la elección de octubre del año pasado. En notas de prensa separadas, Moro y la Fiscalía de Curitiba, ciudad donde Lula se encuentra preso, manifestaron tranquilidad sobre la legitimidad de sus actuaciones, y expresaron su «preocupación con la seguridad personal y con la fiscalización y manipulación del significado de los mensajes». «La acción vil del hacker invadió teléfonos y aplicaciones de fiscales usados para la comunicación privada y el interés del trabajo, habiendo incluso una sustracción de identidad de algunos de sus integrantes», subrayó en la nota el Ministerio Público de Curitiba. Según el diario «O Estado de Sao Paulo», la Policía Federal está investigando hace un mes ataques de hackers contra los móviles de Moro y los fiscales de la operación en Curitiba, Sao Paulo y Río de Janeiro. La semana pasada, el teléfono móvil de Moro, fue invadido. La defensa de Lula Los abogados de Lula difundieron un comunicado sobre las revelaciones de Greenwald, argumentando que era la prueba que faltaba para mostrar que el objetivo de los fiscales y de Moro era «político». «Nadie puede tener dudas de que los procesos contra el expresidente Lula están corrompidos por lo que hay de más grave en términos de violación a las garantías fundamentales y a la negativa de los derechos», señaló la nota de los abogados. Lula es investigado en varios procesos de corrupción, pero ya fue condenado y cumple pena por el primero de ellos, apuntado como el dueño de un tríplex en el balneario de Guarujá en Sao Paulo. El caso fue juzgado en tiempo récord, según cálculos realizados por el diario «Folha de Sao Paulo». El plazo de la condena fue de 196 días, 42 de ellos entre la primera fase y la segunda, un récord en la «Operación Lava Jato», donde el promedio de esos procesos fue de un año. La expresidenta brasileña Dilma Rousseff, destituida en el marco de las investigaciones, declaró en su cuenta de Twitter, que el reportaje deja «explícitas las relaciones ilegales y espurias entre el juez Sergio Moro y los procuradores de Lava Jato, destacándose Deltan Dallagnol», y pidió la «libertad inmediata de Lula» basada en lo que considera un fraude. El candidato del PT derrotado en la elección presidencial, Fernando Haddad, que forma parte del equipo de abogados de Lula, pidió cautela en su Twitter, pero destacó que Brasil «puede estar delante del mayor escándalo institucional de la historia de la República». «Muchos irían a la cárcel, se anularían procesos y se revelaría al mundo una gran farsa», escribió, recomendando una investigación profunda. El ministro de la Corte Suprema, Marco Aurelio de Mello, cuestionó ese tipo de comunicación por aplicaciones. «El intercambio de mensajes entre juez y el Estado acusador debe ser en el proceso, con absoluta publicidad», destacó.
07-06-2019 | Fuente: elpais.com
Macri y Bolsonaro apuestan por un rápido acuerdo entre Mercosur y la UE
Manifestaciones de protesta contra la primera visita oficial del presidente brasileño a Argentina
06-06-2019 | Fuente: elpais.com
Macri y Bolsonaro apuestan por un rápido acuerdo entre Mercosur y la UE
Manifestaciones de protesta contra la primera visita oficial del presidente brasileño a Argentina
29-05-2019 | Fuente: elpais.com
Bolsonaro refuerza su perfil populista con el apoyo de los fieles más radicales
Las manifestaciones del domingo muestran a un presidente brasileño dispuesto a apropiarse de un movimiento anterior a él, aglutinando bajo su nombre una base consolidada de derechas. Su popularidad general, sin embargo, continúa a la baja
25-05-2019 | Fuente: elpais.com
China y Brasil reencauzan su relación
Los dos países "deben verse como socios", insta el presidente chino, Xi Jinping, al recibir al vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao
1
...