Infortelecom

Noticias de prejuicios

10-03-2020 | Fuente: elmundo.es
Kaydy Cain: "La gente ahorra tiempo con los prejuicios"
Kaydy Cain se tatuó la cara para no tener otra opción que apostar por la música. El trap de Pxxr Gvng marcaría su carrera, pero los ritmos latinos se imponen en sus álbumes en solitario. Tildado de machista por sus letras, Daniel Gómez asegura que a él solo le molesta quien puede 
19-02-2020 | Fuente: abc.es
Bloomberg se dispara en las encuestas de la carrera demócrata y participará en su primer debate
La improbable carrera, a golpe de talonario, de Michael Bloomberg a la nominación del Partido Demócrata cobra entidad cada día. Este martes, en la víspera del debate de candidatos previo a los caucus de Nevada del próximo sábado, el multimillonario neoyorquino aparecía segundo en una encuesta a nivel nacional, la de NPR/PBS/Marist. Es un sondeo prestigioso que coloca al multimillonario neoyorquino con un 19% de los apoyos, por detrás de Bernie Sanders, que se descuelga con el 31% después de su victoria en New Hampshire, su buen resultado en Iowa y al frente de una maquinaria electoral que lleva años cortejando votos del sector izquierdista del partido. [Todo sobre las elecciones en EE.UU. 2020 en el especial ABC] Esos datos son solo una encuesta: en el acumulado de RealClearPolitics, Joe Biden, el exvicepresidente con Barack Obama que ha sido favorito durante buena parte de la campaña, sigue segundo (17,8%), por detrás de Sanders (24,8%). Pero Bloomberg, que se ha gastado 400 millones de dólares en publicidad electoral desde que desembarcó en las primarias a finales de noviembre, se ha colocado muy cerca (14,6%) y se beneficia de la dinámica perdedora en la que ha entrado Biden: se desplomó en los caucus inaugurales de Iowa (fue cuarto), se hundió todavía más den New Hampshire -quinto puesto- y apunta a que no remontará el vuelo en los caucus de Nevada del próximo sábado.Bloomberg será este miércoles además el gran protagonista del debate entre candidatos demócratas. Una de las mayores fortunas de EE.UU. El exalcalde de Nueva York se ha perdido todos los debates hasta el momento, porque no cumplía con uno de los requisitos para tener acceso a ellos: un nivel mínimo de donaciones a su campaña (él controla una de las mayores fortunas de EE.UU. y se lo paga todo de su bolsillo). Pero el DNC, el órgano de control del Partido Demócrata, cambió las normas la semana pasada para acomodar a Bloomberg, una decisión que enfureció a los candidatos que llevan meses en la carretera y esforzados en conseguir dinero para sus campañas. Ahora basta con tener más del 10% de los apoyos en cuatro encuestas a nivel nacional, algo que Bloomberg ha logrado. Lo previsible es que el candidato emergente sea el objetivo de muchos de los ataques esta noche: le acusarán de comprar las elecciones, de sus políticas con prejuicios raciales cuando era alcalde de Nueva York o de comentarios sexistas en el pasado. Un anticipo de esto ya se ha podido ver esta semana, cuando Bloomberg y Sanders -que podrían ser los dos grandes competidores por la nominación- intercambiaban acusaciones. Era la primera vez que Bloomberg cargaba contra un rival demócrata en lugar de contra Trump, que ha sido hasta ahora el punto central de su campaña.
07-02-2020 | Fuente: elpais.com
?American Dirt?: Historia de un desencuentro constante entre dos culturas
Arrecian las críticas contra la novela de Jeanine Cummins, señalada de alargar la cadena de prejuicios contra la comunidad latina
06-02-2020 | Fuente: elpais.com
?American Dirt?: Historia de un desencuentro constante entre dos culturas
Arrecian las críticas contra la novela de Jeanine Cummins, señalada de alargar la cadena de prejuicios contra la comunidad latina
23-01-2020 | Fuente: elmundo.es
Pablo Larraín  "El reguetón es una actitud política"
El director chileno completa en 'Ema' su película más anómala, libre, indefinible y visceral: una auténtica bomba contra los prejuicios, el buen gusto y los gestos aprendidos 
22-01-2020 | Fuente: abc.es
Merkel contrapone democracia a Holocausto en el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz
Por respeto a las víctimas, Alemania no tendrá voz en las contritas celebraciones del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz. Pero Merkel deseaba tomar la palabra para añadir esa línea a su testamento político y lo hizo ayer, asistiendo a la inauguración en Essen de la exposición «Supervivientes», en la que se refirió a los pocos testigos del Holocausto que todavía quedan en pie como la «clave contra el olvido». «Cada ataque antisemita, cada amenaza ultraderechista es un ataque contra los valores fundamentales de nuestra sociedad, de nuestra democracia», afirmó Merkel, que volvió a expresar la «profunda vergüenza» que siente ante unos «crímenes que superan nuestra capacidad humana de entendimiento». "Nuestro gobierno democrático está firmemente comprometido en la lucha contra toda forma de xenofobia y en la defensa de las minorías", dijo ante Naftali Fürst, de 87 años y uno de los rostros captados por Martin Schoeller, fotógrafo que ha retratado a los supervivientes en lo que califica como «el trabajo más emocional de mi vida». Fürst, que llegó a Essen en un avión del Ejército alemán desde Tel Aviv, volvió a relatar su historia, implorando «sentido de responsabilidad hacia los que nos siguen». Alemania vive este aniversario con un partido ultraderechista sentado en el Bundestag al que a menudo se compara con el partido de Hitler en sus tiempos de ascenso al poder, y con una población musulmana sometida a un precario control desde la crisis de los refugiados, que ha importado un nuevo odio hacia todo lo que tenga que ver con Israel. Centroeuropa, en su conjunto, se enfrenta a este aniversario dividida. El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, ha rechazado asistir a la ceremonias conmemorativas en Israel, al igual que su homólogo polaco, Andrzej Duda, indignado por el hecho de que Vladimir Putin haya sido invitado allí a subir a la tribuna de oradores. «Como comprenderán, el presidente polaco no puede ir allí a sentarse en una silla y escuchar lo que Putin va a decir sin poder responderle», ha explicado su portavoz, en referencia a las recientes sugerencias de Vladimir Putin y sus acusaciones a Polonia de haber colaborado con Adolf Hitler y contribuido al estallido de la Segunda Guerra Mundial. Y la comunidad judía, a punto de cumplir 1.700 años de historia en Alemania, desde la primera mención por escrito en un decreto promulgado por el emperador Constantino, con el objetivo de poner el foco en su contribución a la sociedad y dar una respuesta al antisemitismo, sigue considerándose amenazada y en una situación de seguridad precaria. El vicepresidente del Consejo Central de los Judíos alemanes, Abraham Lehrer, desea que estas celebraciones lancen un mensaje «ante la explosión del antisemitismo en Europa», a la vez que constituyen una oportunidad para superar prejuicios. «Es importante que la comunidad judía no se defina a sí misma sólo a través del Holocausto», dijo, y aunque aseguró que la intención no es olvidarlo, el objetivo de este año conmemorativo, para el cual se ha creado la asociación «321: 1.700 años de vida judía en Alemania», es mostrar "cuál fue la contribución cultural, científica y religiosa de los judíos en este país". Jürgen Rüttgers, exministro, exjefe de Gobierno de Renania del Norte-Westfalia y cofundador de la asociación organizadora de las celebraciones, recordó que este aniversario debe ser también «un llamamiento al coraje civil» contra cualquier forma de antisemitismo. «Queremos organizar un levantamiento contra el antisemitismo, conseguir que esta comunidad relativamente pequeña, con unos 100.000 miembros en Alemania, pueda vivir en libertad y sin miedo en éste, su país». «Necesitamos en Alemania una nueva solidaridad en la sociedad con los judíos, no sólo a nivel político, sino dentro de los grupos, asociaciones y organizaciones civiles», dijo por su parte el comisionado del Gobierno para vida judía en Alemania y para la lucha contra el antisemitismo, Felix Klein, agregando que el gobierno apoya las conmemoraciones desde la más «profunda convicción» y que ha puesto a disposición de los preparativos del proyecto seis millones de euros, a los que se suman otros 600.000 por parte del estado federado de Renania del Norte-Westfalia.
13-01-2020 | Fuente: abc.es
Cuba, la mayor cárcel del mundo
Esta mañana se ha presentado en Madrid un informe que recoge los datos penales «más significativos» de Cuba actualizados «y hasta ahora inéditos». Elaborado por la ONG europea Cuban Prisoners Defenders, recoge el número total de presos del sistema penitenciario, número de presos por causas, así como el número de presos por su conducta (condenas pre-delictivas), y que afecta principalmente a aquellas personas que va en contra «con la moral socialista», esto es, disidente, opositores y emprendedores. Según el documento, en la actualidad habría alrededor de 90.000 presos en las cárceles cubanas, lo que convertiría a Cuba en el país con mayor población reclusa del mundo, con 794 reclusos por cada 100.000 habitantes (el segundo lugar lo ocupa EE.UU.). Un dato que desmiente las cifras que el régimen cubano ofreció, a través del periódico «Granma», su órgano de propaganda, en 2012, cuando indicó que la población reclusa era de 57.336, lo que rebajaba a 510 el número de presos por cada 100.000 (y situaba a Cuba en el sexto puesto a escala mundial). Estos datos son los únicos que estaban todavía vigentes, a falta de una actualización oficial, según la información publicada por el Institute for Criminal Policy Research (ICPR) en su página web, donde se mantienen los de 2012. El informe indica que al año se inician en Cuba más de 32.000 causas penales, que se traducen en que entre 35.000 y 40.000 personas son acusadas anualmente en sede judicial, y entre el 93 y el 95% declaradas culpables. Esto es, entre 32.000 y 37.000 personas. De los declarados culpables reciben sanciones de privación de libertad el 69% a nivel nacional, es decir, entre 22.000 y 25.500 personas obtendrán sanciones de prisión o de trabajo correccional en establecimiento penitenciario. Estos datos, inéditos hasta ahora, han podido ser elaborados por la ONG Prisoners Defenders gracias «a documentación interna del régimen que he remitido a enlaces diplomáticos y está contrastada e indubitada», explica a ABC Javier Larrondo, presidente de la ONG. El informe, presentado hoy en la sede de la Fundación Transición Española, hace hincapié en los expedientes de pre-delictiva, «presos sin delito, datos que hemos obtenido de estudios de prisiones, fichas de expedientes y datos macro obtenidos de filtraciones de aparatos del Estado. Sabemos desde hace casi un año que son del orden de 11.000 casos, 8.400 directamente entre rejas como ahora conocemos con exactitud, y que confirman los documentos internos contrastados con la documentación oficial». Una documentación a la que ha tenido acceso este periódico y ha podido consultar. Larrondo denuncia vehementemente, este tipo de condenas, que reflejan «la represión de derechos de opinión y la arbitrariedad que se destila con los 11.000 presos por pre-delictiva, es decir, por prejuicios y sin delito, es algo tristísimo. Son 11.000 familias afectadas cada año, con familiares con penas de 1 a 4 años, sin que hayan cometido delito alguno, donde la pena media es de más de 2 años de prisión». Prisiones y campos de trabajo forzado Sobre la divergencia de cifras, entre las que admitió el régimen en 2012 a través de «Granma», frente a las recogidas ahora, Larrondo subraya la veracidad de estas últimas. «Yo tengo documentación oficial contrastada que he podido enseñarles, y "Granma" es un mero diario propagandístico que no es siquiera oficialmente del gobierno. La cifra que da Prisoners Defenders, por desgracia, es cierta y exacta. Son 90.300 los presos convictos, y 37.500 los condenados que están en otras situaciones de tipo penal no carcelaria, a cierre del primer semestre de 2019». Según el informe, habría en la actualidad un total de 127.800 personas que están cumpliendo tipos penales en Cuba, «y la mayoría internados en prisiones y campos de trabajo forzado. Es una barbaridad». Estos datos sitúan a Cuba como la mayor cárcel del mundo «sin duda alguna, y lleva siendo así desde hace decenas de años. El problema es que sólo ahora hemos podido demostrarlo con documentos oficiales indubitados», subraya el presidente de PD en referencia a la opacidad del régimen cubano. El informe se detiene también en los indultos masivos y excarcelaciones que viene realizando el Gobierno cubano desde hace años, para controlar el gasto penitenciario y hacer sitio en las cárceles hacinadas para nuevos condenados, especialmente los condenados por conducta antisocial (que afecta a disidentes, opositores y emprendedores). «Los presos comunes son liberados o pasados a otros regímenes para abaratar los costes del sistema carcelario, y esta política es constante desde 2015. El porcentaje de presos políticos, sobre el total, aumenta cada año que se hacen políticas de liberación y drenaje carcelario de presos, porque no afecta a los políticos ni los desafectos con el sistema. Ni los indultados presidencialmente cada año para abaratar los costes de prisión (drenaje carcelario), entre 2.000 y 3.000 anuales, ni los que obtienen medidas diferentes a las de encarcelación, afectan en igual grado a los presos políticos o a los desafectos con la "revolución" que a los presos comunes», señala Larrondo. Según los datos recogidos en el informe, 21.600 reclusos comunes obtienen al año beneficios de excarcelación anticipada en Cuba. Tras tener estos datos en la mano, el presidente de PD, ONG que ha denunciado al régimen cubano, ante la ONU y la CPI de La Haya, por la explotación de los médicos cubanos en las misiones internacionales, y que ha hecho campaña pidiendo la liberación del opositor encarcelado José Daniel Ferrer, asegura que lo más grave que ha podido contrastar es la represión que sufre la población cubana. «Una población no delictiva, tranquila. En Cuba no hay clanes, mafias ni conflictos raciales, religiosos o de otro tipo. En Cuba la población es buena, sencilla, de buen corazón. Su único delito es tratar de sobrevivir. El sistema no puede castigar ese intento de supervivencia cuando es incapaz de darle al cubano los mecanismos para ella, porque se ha enfrentado con todo el mundo, y porque su política de derechos económicos, amén de otros derechos, no le permite por Ley al cubano ni importar, ni recibir inversión para un negocio, ni tener suministro alternativo de insumos cuando los del Estado no son suficientes.». Acostumbrado a desmentidos y a la manipulación de los hechos por parte del régimen, Larrondo no cree que en este caso el Gobierno de Cuba niegue estas cifras: «No lo tengo del todo claro, porque no conocen los documentos, muchos, oficiales, del más alto nivel, contrastados, y que ya fuentes diplomáticas tienen. Sería un precio de descrédito muy fuerte tanto externo, como interno con sus dirigentes, que saben que las cifras que damos son ciertas. El Dr. Edel González mismo [que ha estado en esta mañana en la presentación del informe, y al que ABC ha podido entrevistar] nos ha confesado, tras verlo cuando llegó a Madrid y dejarle estudiar los documentos, copias fidedignas, analizadas y contrastadas por expertos, que lo que hemos obtenido en Prisoners Defenders y Civil Rights Defenders es tristemente irrefutable».
29-12-2019 | Fuente: elpais.com
Alerta lingüística en Galicia: los niños y jóvenes pierden el gallego
Familias, profesorado e instituciones culpan de la pérdida de hablantes a prejuicios y restricciones en la escuela y el mundo digital
27-12-2019 | Fuente: abc.es
Las burbujas que moldean la capital de Europa
Bruselas encarna, con sus contrastes y rarezas, la ciudad del futuro. En la capital de Europa, donde a falta de contenedores las bolsas de basura se apilan cada noche a pie de calle y se multa a quien no recicle, conviven gentes de más de 180 países distintos y de todo tipo de clase social. Más de 275.000 residentes de las 19 comunas que conforman la Región de Bruselas Capital son ciudadanos de otro Estado miembro de la Unión Europea, es decir, el 23% de toda la población bruselense. En el barrio de Etterbeek (50.000 habitantes), contiguo a las instituciones de la UE, uno de cada dos vecinos es extranjero, o mejor dicho, expatriado. Expatriado es el que llega a Bruselas con alta cualificación para trabajar -en la mayoría de casos- con buenos salarios. «Vivimos juntos pero no compartimos mucho. Estamos en burbujas. La mayoría no se mentaliza de querer quedarse aquí sino que prefiere volver a sus países por lo que no invierten tiempo en integrarse», describe Jean-François Maljean, funcionario del distrito y principal coordinador de la iniciativa Crisco, proyecto financiado por la UE para mejorar la cohesión social en ciudades multiculturales y en el que han participado medio centenar de vecinos. Cada seis meses -cuenta Maljean- se reúnen para aprender de los ejemplos de las otro ocho ciudades europeas participantes. «En los países bálticos nos mostraban cómo integrar a la comunidad rusa. En Italia, a lidiar con el turismo masivo; y en Albania nos hablaban del retorno de segundas y terceras generaciones de emigrantes que no saben ni el idioma y se sienten como extranjeros», expone. Desde Crisco han organizado cursos de cocina, compartiendo las recetas de sus platos nacionales, y de arte, por medio de la expatriada italiana, Laura Cascone, muy presente en el panorama cultural del distrito. «La mayoría no se siente belga pese a los años, se siente de Bruselas. Pero aquí puedes sentirte muy solo si no buscas integrarte», subraya. A veces, se plantea volver a Italia después de 17 años fuera. Sus hijos, todavía pequeños, van a la escuela europeas (centros educativos donde se imparte las clases en el idioma materno del alumno), no a la belga. Su colega de Crisco cree que parte de la falta de integración empieza por la escolarización de sus hijos: «La escuela es el primer lugar de socialización para conectar con los locales y muchos prefieren enviar a sus hijos a las escuelas europeas». Tierra de acogida A lo largo del siglo XIX, Bélgica se ganó la fama de tierra de acogida gracias especialmente a la constitución de 1831, considerada una de las más liberales de la época en Europa. A mediados de siglo el filósofo hegeliano Karl Marx, después de huir de Prusia y Francia debido a sus ideas excesivamente revolucionarias, comenzó a escribir el 'Manifiesto Comunista' en el centro de la ciudad, quizá motivado por la eterna falta de luz en sus borrascosas calles. Con menos teoría política en los bolsillos, hace medio siglo portugueses, griegos, italianos y españoles emigraron a la meca de las patatas fritas y los gofres (con permiso de Lieja) en busca de un futuro mejor para sus hijos. Sergio Raimundo, portugués aunque nacido en Luxemburgo, lleva varios años en Bruselas como coordinador de la asociación SCI Belgium, que a través de la plataforma Cuerpo Europeo de Solidaridad, gestionada por la UE, recibe y envía voluntarios -de entre 18 y 30 años- para fomentar la integración por toda Europa. «Los portugueses son la mayor comunidad en Luxemburgo, pero como en Bruselas, había distintas clases entre nosotros. Los que nos integramos más, yo seguí la educación luxemburguesa, y los que trabajaban en las instituciones, que nos miraban por encima del hombro», comenta. A su juicio, Bruselas atrae a mucha gente de fuera por las oportunidades que ofrece como capital de Europa, «especialmente para la clase expatriada». Como el 'expresident' catalán y fugado de la justicia Carles Puigdemont, que vive en su mansión de Waterloo pero que aspira a ser uno más en el barrio europeo de Bruselas, diariamente miles de personas van y vienen al centro de la capital para trabajar pero sin tributar allí. Bajo la superficie rica y funcionarial se esconde otra Bruselas: casi uno de cada tres habitantes vive en el umbral de la pobreza, por el 10% de Flandes y el 18%, de Valonia, según el Observatorio Social de Bruselas. A imagen y semejanza de España, Bélgica sufre un permanente bloqueo político debido a la falta de entendimiento entre la socialista y francófona Valonia y el nacionalista flamenco Flandes. «Parece que por este clima político la gente se detesta entre sí. Y para nada. Esta es una ciudad muy abierta», considera Fatiha Lamkadem, coordinadora de la asociación Objectif, dedicada especialmente a ayudar de manera gratuita a los extranjeros y a los apátridas a conseguir la ciudadanía belga para garantizar igualdad de derechos y oportunidades. Los padres de Fatiha vinieron de Marruecos a finales de los sesenta, como tantos otros, gracias a una convención que había con Bélgica para trabajar en la construcción, la fábrica y la mina. Mientras Fatiha atiende a este diario, una profesora está impartiendo francés básico a cuatro inmigrantes. En esta sede también se enseña a leer y a escribir. El analfabetismo afecta a uno de cada diez habitantes de la Región de Bruselas, aproximadamente 300.000 personas, según datos de la asociación por el derecho de alfabetización Lire et Écrire. Danzas asturianas Pese a la multitud de iniciativas para integrar a inmigrantes en la capital, el resto del país se opone a la llegada de refugiados (53%, por un 30% favorable), según una encuesta de la fundación «Esto no es una crisis» del pasado mayo. En cambio, Bruselas es ciudad de acogida, o al menos eso pareció el pasado 18 de diciembre, cuando la casa del pueblo del céntrico distrito de Saint Gilles celebró el día internacional del migrante con una gran fiesta con comida tradicional árabe, conciertos y danzas tradicionales de Asturias y los Balcanes. El promotor de este evento de recogida de fondos es Aws, un joven iraquí de 33 años, refugiado en Bruselas desde 2009 y que recientemente consiguió la nacionalidad belga. En Bagdad tocaba en una banda de heavy metal. «Nuestra música criticaba la religión y la política, algo imposible de concebir allí», comenta en un muy buen español gracias a su trabajo como camarero en la casa asturiana de Bruselas. Como presidente de la ONG Los refugiados no están solos (RANA), Aws al Bayati hace de maestro de ceremonias junto a un belga y a una joven española. Presentan a otro refugiado, Abdulazez Dukhan, oriundo de Homs, símbolo de la destrucción de la guerra en Siria, que expone una serie de fotografías y dibujos de su paso por los campos de refugiados en Grecia durante más de año y medio. «Decidí hacer estas fotografías para que la gente cambiara de idea sobre qué es un refugiado y dejara a un lado los prejuicios. Era muy duro integrarse en Turquía, aquí en Bruselas te ayudan más a que puedas mejorar el idioma», asevera este estudiante de informática en Bruselas. A sus 21 años, Abdulaziz ha vivido cinco años de guerra y tres en campamentos para refugiados, ahora solo desea visitar cada rincón de Europa, tantos como le permite su visado. «Por el Brexit ha subido el número de británicos que quieren la nacionalidad belga» Molenbeek, el tradicional barrio de los marroquíes en Bruselas, ha sido tildado de cuna y refugio de yihadistas en los últimos años. Para contrarrestar el discurso xenófobo de la extrema derecha que buscó capitalizar el terror de los atentados de 2016, Objectif anima a los inmigrantes a formar parte de la vida política de Bruselas. «En 2006 conseguimos el derecho a voto de europeos y no europeos para las elecciones a nivel comunal», recuerda la portavoz de la organización, que en 2018 recibió 7.000 peticiones de ayuda. «Una de cada dos provenía de África del Norte, aunque hemos observado en los últimos años una fuerte subida de europeos, especialmente los británicos, a causa del Brexit», apunta. Objectif formó parte de un proyecto europeo de 2016 con otras tres asociaciones para tratar de integrar a los inmigrantes en la vida política europea. «Quisimos agrupar a europeos y no europeos, pero en la base fue imposible unir a todos. No es fácil integrarse con los expatriados Yo les digo: 'Pero ustedes son también extranjeros, como si fuera peyorativo'. Desafortunadamente está la mentalidad de «después de mí, cierro la puerta». Y no solo europeos, entre los marroquíes de mi generación también está esa mentalidad», describe.
12-12-2019 | Fuente: elpais.com
El aprendizaje automático puede aprender a evitar prejuicios
Una reciente investigación explora cómo evitar que las máquinas presenten comportamientos indeseables esquivando sesgos de raza o género sin afectar a la calidad de sus resultados.