Infortelecom

Noticias de prejuicios

27-12-2019 | Fuente: abc.es
Las burbujas que moldean la capital de Europa
Bruselas encarna, con sus contrastes y rarezas, la ciudad del futuro. En la capital de Europa, donde a falta de contenedores las bolsas de basura se apilan cada noche a pie de calle y se multa a quien no recicle, conviven gentes de más de 180 países distintos y de todo tipo de clase social. Más de 275.000 residentes de las 19 comunas que conforman la Región de Bruselas Capital son ciudadanos de otro Estado miembro de la Unión Europea, es decir, el 23% de toda la población bruselense. En el barrio de Etterbeek (50.000 habitantes), contiguo a las instituciones de la UE, uno de cada dos vecinos es extranjero, o mejor dicho, expatriado. Expatriado es el que llega a Bruselas con alta cualificación para trabajar -en la mayoría de casos- con buenos salarios. «Vivimos juntos pero no compartimos mucho. Estamos en burbujas. La mayoría no se mentaliza de querer quedarse aquí sino que prefiere volver a sus países por lo que no invierten tiempo en integrarse», describe Jean-François Maljean, funcionario del distrito y principal coordinador de la iniciativa Crisco, proyecto financiado por la UE para mejorar la cohesión social en ciudades multiculturales y en el que han participado medio centenar de vecinos. Cada seis meses -cuenta Maljean- se reúnen para aprender de los ejemplos de las otro ocho ciudades europeas participantes. «En los países bálticos nos mostraban cómo integrar a la comunidad rusa. En Italia, a lidiar con el turismo masivo; y en Albania nos hablaban del retorno de segundas y terceras generaciones de emigrantes que no saben ni el idioma y se sienten como extranjeros», expone. Desde Crisco han organizado cursos de cocina, compartiendo las recetas de sus platos nacionales, y de arte, por medio de la expatriada italiana, Laura Cascone, muy presente en el panorama cultural del distrito. «La mayoría no se siente belga pese a los años, se siente de Bruselas. Pero aquí puedes sentirte muy solo si no buscas integrarte», subraya. A veces, se plantea volver a Italia después de 17 años fuera. Sus hijos, todavía pequeños, van a la escuela europeas (centros educativos donde se imparte las clases en el idioma materno del alumno), no a la belga. Su colega de Crisco cree que parte de la falta de integración empieza por la escolarización de sus hijos: «La escuela es el primer lugar de socialización para conectar con los locales y muchos prefieren enviar a sus hijos a las escuelas europeas». Tierra de acogida A lo largo del siglo XIX, Bélgica se ganó la fama de tierra de acogida gracias especialmente a la constitución de 1831, considerada una de las más liberales de la época en Europa. A mediados de siglo el filósofo hegeliano Karl Marx, después de huir de Prusia y Francia debido a sus ideas excesivamente revolucionarias, comenzó a escribir el 'Manifiesto Comunista' en el centro de la ciudad, quizá motivado por la eterna falta de luz en sus borrascosas calles. Con menos teoría política en los bolsillos, hace medio siglo portugueses, griegos, italianos y españoles emigraron a la meca de las patatas fritas y los gofres (con permiso de Lieja) en busca de un futuro mejor para sus hijos. Sergio Raimundo, portugués aunque nacido en Luxemburgo, lleva varios años en Bruselas como coordinador de la asociación SCI Belgium, que a través de la plataforma Cuerpo Europeo de Solidaridad, gestionada por la UE, recibe y envía voluntarios -de entre 18 y 30 años- para fomentar la integración por toda Europa. «Los portugueses son la mayor comunidad en Luxemburgo, pero como en Bruselas, había distintas clases entre nosotros. Los que nos integramos más, yo seguí la educación luxemburguesa, y los que trabajaban en las instituciones, que nos miraban por encima del hombro», comenta. A su juicio, Bruselas atrae a mucha gente de fuera por las oportunidades que ofrece como capital de Europa, «especialmente para la clase expatriada». Como el 'expresident' catalán y fugado de la justicia Carles Puigdemont, que vive en su mansión de Waterloo pero que aspira a ser uno más en el barrio europeo de Bruselas, diariamente miles de personas van y vienen al centro de la capital para trabajar pero sin tributar allí. Bajo la superficie rica y funcionarial se esconde otra Bruselas: casi uno de cada tres habitantes vive en el umbral de la pobreza, por el 10% de Flandes y el 18%, de Valonia, según el Observatorio Social de Bruselas. A imagen y semejanza de España, Bélgica sufre un permanente bloqueo político debido a la falta de entendimiento entre la socialista y francófona Valonia y el nacionalista flamenco Flandes. «Parece que por este clima político la gente se detesta entre sí. Y para nada. Esta es una ciudad muy abierta», considera Fatiha Lamkadem, coordinadora de la asociación Objectif, dedicada especialmente a ayudar de manera gratuita a los extranjeros y a los apátridas a conseguir la ciudadanía belga para garantizar igualdad de derechos y oportunidades. Los padres de Fatiha vinieron de Marruecos a finales de los sesenta, como tantos otros, gracias a una convención que había con Bélgica para trabajar en la construcción, la fábrica y la mina. Mientras Fatiha atiende a este diario, una profesora está impartiendo francés básico a cuatro inmigrantes. En esta sede también se enseña a leer y a escribir. El analfabetismo afecta a uno de cada diez habitantes de la Región de Bruselas, aproximadamente 300.000 personas, según datos de la asociación por el derecho de alfabetización Lire et Écrire. Danzas asturianas Pese a la multitud de iniciativas para integrar a inmigrantes en la capital, el resto del país se opone a la llegada de refugiados (53%, por un 30% favorable), según una encuesta de la fundación «Esto no es una crisis» del pasado mayo. En cambio, Bruselas es ciudad de acogida, o al menos eso pareció el pasado 18 de diciembre, cuando la casa del pueblo del céntrico distrito de Saint Gilles celebró el día internacional del migrante con una gran fiesta con comida tradicional árabe, conciertos y danzas tradicionales de Asturias y los Balcanes. El promotor de este evento de recogida de fondos es Aws, un joven iraquí de 33 años, refugiado en Bruselas desde 2009 y que recientemente consiguió la nacionalidad belga. En Bagdad tocaba en una banda de heavy metal. «Nuestra música criticaba la religión y la política, algo imposible de concebir allí», comenta en un muy buen español gracias a su trabajo como camarero en la casa asturiana de Bruselas. Como presidente de la ONG Los refugiados no están solos (RANA), Aws al Bayati hace de maestro de ceremonias junto a un belga y a una joven española. Presentan a otro refugiado, Abdulazez Dukhan, oriundo de Homs, símbolo de la destrucción de la guerra en Siria, que expone una serie de fotografías y dibujos de su paso por los campos de refugiados en Grecia durante más de año y medio. «Decidí hacer estas fotografías para que la gente cambiara de idea sobre qué es un refugiado y dejara a un lado los prejuicios. Era muy duro integrarse en Turquía, aquí en Bruselas te ayudan más a que puedas mejorar el idioma», asevera este estudiante de informática en Bruselas. A sus 21 años, Abdulaziz ha vivido cinco años de guerra y tres en campamentos para refugiados, ahora solo desea visitar cada rincón de Europa, tantos como le permite su visado. «Por el Brexit ha subido el número de británicos que quieren la nacionalidad belga» Molenbeek, el tradicional barrio de los marroquíes en Bruselas, ha sido tildado de cuna y refugio de yihadistas en los últimos años. Para contrarrestar el discurso xenófobo de la extrema derecha que buscó capitalizar el terror de los atentados de 2016, Objectif anima a los inmigrantes a formar parte de la vida política de Bruselas. «En 2006 conseguimos el derecho a voto de europeos y no europeos para las elecciones a nivel comunal», recuerda la portavoz de la organización, que en 2018 recibió 7.000 peticiones de ayuda. «Una de cada dos provenía de África del Norte, aunque hemos observado en los últimos años una fuerte subida de europeos, especialmente los británicos, a causa del Brexit», apunta. Objectif formó parte de un proyecto europeo de 2016 con otras tres asociaciones para tratar de integrar a los inmigrantes en la vida política europea. «Quisimos agrupar a europeos y no europeos, pero en la base fue imposible unir a todos. No es fácil integrarse con los expatriados Yo les digo: 'Pero ustedes son también extranjeros, como si fuera peyorativo'. Desafortunadamente está la mentalidad de «después de mí, cierro la puerta». Y no solo europeos, entre los marroquíes de mi generación también está esa mentalidad», describe.
12-12-2019 | Fuente: elpais.com
El aprendizaje automático puede aprender a evitar prejuicios
Una reciente investigación explora cómo evitar que las máquinas presenten comportamientos indeseables esquivando sesgos de raza o género sin afectar a la calidad de sus resultados.
11-12-2019 | Fuente: elpais.com
El aprendizaje automático puede aprender a evitar prejuicios
Una reciente investigación explora cómo evitar que las máquinas presenten comportamientos indeseables esquivando sesgos de raza o género sin afectar a la calidad de sus resultados.
10-12-2019 | Fuente: abc.es
Quién es quién en la batalla más decisiva para el futuro del Brexit
Boris Johnson Obsesionado con ser el centro de atención, la carrera de Boris Johnson, plagada de pocos principios y aún menos escrúpulos, ha sido la de un gran oportunista en busca de poder. Primero para hacerse notar en la aparente «aburrida» corresponsalía en Bruselas. Lo hizo reforzando los prejuicios sobre el proyecto europeo en los años en que la Dama de Hierro, Margaret Thatcher, había sembrado ya la semilla del euroescepticismo británico en el campo conservador. Luego con su salto a la política nacional después de su paso por la alcaldía Londres. La campaña del Brexit lo encumbró pese a no tener muy clara su posición en un inicio. Tres años más tarde, los popes del Partido Conservador lo auparon al liderazgo aterrorizados por la influencia de Nigel Farage sobre los impacientes partidarios de la salida. Los «tories» se encomendaron al carisma de Boris Johnson -héroe del «Leave»- para acudir al rescate del partido, que se había desplomado de manera catastrófica en las elecciones europeas del pasado mayo. Entonces, Johnson verbalizó el camino hacia al precipicio con su estrategia de Brexit o muerte para fidelizar a los más brexiteros, una estrategia que presuponía un final electoral en el que poder acabar con el bloqueo en el Parlamento. Según las encuestas, los «tories» han logrado fagocitar al Partido Brexit de Farage, imprescindible para aprovecharse de la fragmentación del voto remainer y evitar otro Parlamento bloqueado que le abocaría a a pedir otra prórroga. Aunque la tendencia al alza de los laboristas de los últimos días amenaza la supermayoría deseada por Johnson. Jeremy Corbyn De la escuela laborista previa a la tercera vía de Tony Blair, al veterano Jeremy Corbyn nunca le ha apasionado la UE. Pacifista pero «amigo» de regímenes como el venezolano, Corbyn se presenta con un manifiesto laborista que prevé renacionalizar lo que se privatizó con Thatcher en adelante, además de los mayores aumentos de impuestos y gastos sociales en más de medio siglo en el caso de ganar las elecciones. En su plan de emular al primer ministro laborista de los sesenta y luego setenta, Harold Wilson, que ha rescatado la tercera temporada de la exitosa serie «The Crown», Corbyn también prevé darle a los británicos la posibilidad de una votación final sobre la permanencia en la UE. De joven, el líder de los laboristas votó en contra de la permanencia en las Comunidades Europeas en el referéndum de 1975. En las elecciones del Brexit, más que la de hace dos años cuando había cierto consenso sobre la consumación del mandato del referéndum, Corbyn pretende repetir la jugada de la austeridad y los servicios básicos. Casi a la desesperada y acusado de nuevo de fomentar el antisemitismo entre sus filas, Corbyn dio a conocer una serie de documentos que presuntamente confirman que el servicio nacional de salud británico, el NHS, está incluido dentro de un posible acuerdo comercial con Estados Unidos. Esa filtración agitó una vez más la sospecha de una injerencia rusa en la política británica. Las encuestas sitúan a los laboristas como mínimo a siete puntos de distancia y Johnson no está repitiendo los graves errores de campaña que le costaron tan caro a su predecesora Theresa May. Pese a la distancia, el sistema electoral mayoritario impide sacar conclusiones demasiado aventuradas. Jo Swinson Si el lema tory es «Get Brexit done» (hagamos realidad el Brexit), el de los lib-dems liderados por Jo Swinson es «Stop Brexit». Junto al Partido Brexit de Farage, los liberal demócratas fueron los grandes triunfadores de las europeas como némesis ?brexiteer?. Lejos quedaban, entonces, los años de dura travesía por el desierto después de la alianza con los tories bajo el liderazgo de Nick Clegg. Como socio pequeño de ese Gobierno pagaron la factura de la austeridad y en las europeas 2014 solo consiguieron un diputado. Aunque si hace poco más de un mes los naranjas empataban con los laboristas, la tendencia demoscópica los está alejando de las aspiraciones de dar el golpe el 12 de diciembre. Además, de todas las líderes nacionales, Swinson es la menos presidenciales según los sondeos. Que Johnson no logre mayoría absoluta depende de la coordinación del votante europeísta para reducir las posibilidad de los candidatos conservadores. El sistema electoral favorece a los dos grandes. Su posición sin ambages por anular el Brexit está penalizando a los liberales, que pretenden representar al ala moderada de los que votaron una vez por los laboristas y conservadores y capitalizar a los europeístas. Oficialmente las filas de Swinson, fuertes en las principales metrópolis, no se han coordinado con laboristas para impulsar al candidato «remainer» con más opciones frente a los Conservadores de Johnson, sí lo está haciendo con otras formaciones como los Verdes y los galeses de Plaid Cymru. Que Johnson no logre mayoría absoluta depende de la coordinación del votante europeísta para reducir las posibilidad de los candidatos conservadores. Nigel Farage Farage y su Partido Brexit se hicieron con 29 de los 73 escaños en disputa en las elecciones europeas del pasado mayo, por solo 4 de los conservadores. Desde la llegada de Johnson al poder y dado que el sistema electoral británico favorece a los dos grandes partidos, el éxito se ha esfumado una vez más hasta el punto de que solo concurren para restarle votos a Jeremy Corbyn en las zonas brexiteras de mayoría laborista. Farage renunció hace un mes a luchar por enésima ocasión por un escaño en el Parlamento de Westminster. Nicola Sturgeon En las elecciones del 12 de diciembre, el Partido Nacional Escocés (SNP, en sus siglas en inglés) espera ganar la mayoría de los 59 distritos electorales escoceses en el Parlamento del Reino Unido; actualmente tiene 35. Y estar en la posición de presionar por la organización de un nuevo referéndum de independencia a partir de 2020 para seguir ligados a la UE en caso de Brexit. El 45% de los escoceses piensa que Escocia estaría mejor económicamente como un país independiente dentro de la UE que como parte de un Reino Unido posterior al Brexit; el 35% no está de acuerdo; y el 20% no sabe o no contesta.
27-11-2019 | Fuente: elpais.com
La tecnología desvela prejuicios
Un proyecto de integración utiliza herramientas de medición del comportamiento de los consumidores para la identificación de sesgos ante personas de diferente raza, género, cultura u orientación sexual
14-11-2019 | Fuente: elpais.com
La integración laboral y educativa de las personas con discapacidad sigue chocando con prejuicios y estigmas
Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, siete de cada 10 directores de Recursos Humanos no contemplan personas con discapacidad en los procesos de selección
13-11-2019 | Fuente: elpais.com
La integración laboral y educativa de las personas con discapacidad sigue chocando con prejuicios y estigmas
Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, siete de cada 10 directores de Recursos Humanos no contemplan personas con discapacidad en los procesos de selección
24-10-2019 | Fuente: abc.es
Pionyang da un ultimátum a EE.UU. y destaca la relación «especial» de Kim y Trump
Corea del Norte dio un ultimátum este jueves a Estados Unidos para que actúe «sabiamente» en lo que resta de año y envió un mensaje conciliador al presidente Donald Trump, al que Kim Jong-un estima y cuya relación considera «especial». Las relaciones entre Kim y Trump «son firmes y la confianza entre ellos se mantiene todavía», afirmó el asesor en materia de Asuntos Exteriores Kim Kye-gwan en un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias norcoreana, KCNA. El asesor de la cancillería norcoreana dijo que cuando se reunió hace unos días con el líder para informarle de asuntos pendientes en materia de exteriores, incluido sus lazos con Estados Unidos, Kim aseguró que «la relación entre él y el presidente Trump es especial». Kim Kye-gwan añadió que espera que esa «relación estrecha» sea el motor para superar los obstáculos y avanzar «en la mejor dirección», y culpó de los roces a los círculos políticos de Washington y los responsables de elaborar la política hacia Corea del Norte, que actúan «contrariamente al juicio político y las intenciones» de Trump. Esos círculos «son hostiles hacia la RPDC (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte) sin razón, preocupados por la mentalidad de la Guerra Fría y los prejuicios ideológicos», escribió el asesor de la Cancillería norcoreana. «Hay voluntad, hay un camino. Queremos ver cuán sabiamente pasará el final de año Estados Unidos», concluyó el consejero. El comunicado se produce después de que a principios de octubre Pionyang y Washington retomaran sin progreso aparente su diálogo sobre desnuclearización, que había permanecido estancado desde su fallida cumbre en Hanói de febrero por sus diferencias a la hora de abordar ese proceso de desarme del régimen norcoreano. No es la primera vez que Corea del Norte da un ultimátum a Estados Unidos para que reconsidere su postura hasta finales de año. En un discurso de Kim pronunciado ante la Asamblea de su país en abril, el líder pidió a Washington un cambio de política en dichas negociaciones y criticó las demandas unilaterales del país norteamericano.
14-10-2019 | Fuente: elpais.com
Hombres que tejen para reflexionar sobre la nueva masculinidad
Ricardo Higuera, fundador de Hombres Tejedores, puso a tricotar a ejecutivos en el distrito financiero de Santiago de Chile para cuestionar prejuicios acerca de lo que significa ser un hombre. Hoy es un movimiento mundial
17-08-2019 | Fuente: elpais.com
Los videojuegos que nos ayudan a luchar contra nuestros prejuicios
Los sesgos inconscientes en las empresas pueden entorpecer la creación de entornos más diversos y productivos. El juego electrónico puede ser un aliado perfecto para afrontar este problema.