Infortelecom

Noticias de prejuicios

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Mário Soares, gran amigo de España
«He recibido con gran tristeza y consternación la noticia del fallecimiento del presidente Soares, y quiero haceros llegar en mi nombre, en el del Gobierno y el pueblo españoles, mi más profundo sentimiento de pesar». Las sentidas palabras del Rey Felipe llegaron en un telegrama urgente al presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa. Un mensaje que se hizo eco de su inmenso legado político y de su estrecha relación con España, encarnada durante años en la amistad con Don Juan de Borbón y con Don Juan Carlos, heredada por el actual monarca desde que ejercía como príncipe. Así fue, pues se sumó también la sintonía que Mário Soares desarrolló al lado de Felipe González en los años de esplendor del socialismo en el sur de Europa. Ambos líderes se dieron la mano para que sus respectivos países pudieran converger con la UE y abrazar posteriormente la zona euro. Galería de imágenes Vea la galería completa (9 imágenes) Pero su apuesta por los valores de consenso le hizo poner en pie unos excelentes vínculos con Manuel Fraga y con José María Aznar. «Yo siempre fui un amigo preferencial de España. Tengo una gran consideración por Felipe González y también por Zapatero. Manifiesto igualmente un gran aprecio y amistad por el R ey Don Juan Carlos, con quien tuve un contacto regular cuando fui jefe del Estado, sin olvidar mi gran relación con Don Juan», declaró el propio Soares a este periódico en 2006. Fue antes de expresar: «Soy uno de los pocos portugueses que no tienen miedo a España. Hay muchos prejuicios todavía en relación con España. Si en una empresa entra capital español? cuidado, es una amenaza; si es francés o de cualquier otro país, nadie dice nada». Las directrices políticas de Mário Soares en el Portugal que despertaba a la democracia un año antes que España sirvieron como un espejo para que la Transición desembocara en todo un éxito, más allá de uno u otro signo ideológico.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Pekín advierte del riesgo de «guerra» por el Mar del Sur de la China
Donald Trump todavía no ha jurado el cargo como presidente de Estados Unidos y ya acumula una larga lista de desencuentros con China, país al que culpa de todos los males que sufre el pueblo norteamericano. Además de amenazar al gigante asiático con una ?guerra comercial? gravando sus exportaciones con aranceles del 45%, el magnate se ha acercado a Taiwán, la isla reclamada por el autoritario régimen de Pekín, y su futura Administración apunta unas maneras diplomáticas mucho más duras. La última controversia la ha protagonizado Rex Tillerson, nominado como secretario de Estado. Durante su comparecencia ante el Senado para explicar su política exterior, Tillerson comparó con la anexión rusa de Crimea la construcción por parte de Pekín de islas artificiales en aguas disputadas del Mar del Sur de China, que abogó por detener. ?Vamos a tener que enviarle a China una clara señal de que, primero, se para la construcción y, segundo, tu acceso a esas islas no va a ser permitido?, aseguró Tillerson. Como no podía ser de otra manera, sus palabras han escocido en Pekín, que ha convertido en una cuestión de Estado la expansión por las disputadas aguas del Mar del Sur de China, reclamadas por Filipinas, Vietnam, Malasia, Taiwán y Brunéi. Aunque el portavoz de Exteriores chino, Lu Kang, prefirió no responder ayer a ?cuestiones hipotéticas?, dos medios oficiales criticaron duramente a Tillerson y advirtieron del gravísimo riesgo de ?confrontación? si EE.UU. impide a China el acceso a dichas islas. ?A menos que Washington planee una guerra a gran escala en el Mar del Sur de China, cualquier otro intento de impedir el acceso chino a las islas será estúpido?, alertó en un editorial el periódico ?Global Times?, altavoz en inglés del Partido Comunista. A su juicio, los ?increíbles? comentarios de Tillerson se deben a que ?quería ganarse el apoyo de los senadores con una postura dura con China?, pero ?su agitación no tendrá éxito?. Por su parte, otro periódico oficial en inglés, ?China Daily?, tildó las palabras de Tillerson de ?ingenuas, cortas de miras y llenas de prejuicios y fantasías políticas no realistas?. Para este medio, ?si (Tillerson) las llevara a cabo en la vida en la vida real, sería desastroso?, ya que ?marcarían el rumbo para una confrontación devastadora entre China y EE.UU.?. Ahondando en su razonamiento, el comentario del ?China Daily? se pregunta ?cómo puede EE.UU. negar el acceso de China a sus propios territorios sin invitar a que esta tome sus legítimas medidas defensivas?. A pesar de las reclamaciones de sus vecinos y de las advertencias de Washington, el régimen de Pekín insiste en su soberanía sobre los tres millones de kilómetros cuadrados del Mar Meridional de China, por donde se ha expandido construyendo bases militares en islotes y arrecifes artificiales.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El sueño americano se rompe en pedazos
EE.UU. ha sido durante siglos la tierra de las oportunidades, el sueño de millones de personas que buscaban un lugar donde progresar o donde buscar cobijo de las guerras y de las persecuciones. Este fin de semana ese sueño se ha roto para miles de personas tras la firma de un decreto que prohíbe la entrada a ciudadanos de Somalia, Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia y Yemén. El sábado entró en vigor el veto, cuando decenas de personas procedentes de algunos de estos países ya volaban a EE.UU. Los que lograron pisar suelo estadounidense (otros fueron devueltos a su lugar de procedencia antes de embarcar rumbo a EE.UU. o durante una escala) fueron detenidos en los aeropuertos y luego liberados. La decisión de Trump ha abierto un abismo de temor entre los ciudadanos de estos siete países vetados que querían viajar a EE.UU., pero también entre aquellos que, ya viviendo en América con los papeles en regla, tienen que salir por compromisos profesionales o familiares. Se exponen a no poder regresar. El mundo de la ciencia, el académico (miles de estudiantes extranjeros cursan estudios en EE.UU.) y numerosas empresas, principalmente tecnológicas, ha encendido las alarmas pues parte de su personal más cualificado procede de alguno de estos países. Pero el mayor drama lo viven aquellos separados de sus familias por un decreto que no entienden. Sir Mo Farah: «Tendré que decirle a mis hijo que no puedo ir a casa» Ayer trascendieron muchas de las historias personales de quienes se han visto afectados de manera directa y dramática por el decreto de Donald Trump. Es el caso del atleta olímpico Sir Mo Farah, de 33 años, que vive con su familia en Portland, Oregón, pero que estos días se encuentra concentrado en Etipía, entrenándose. Ganador de cuatro oros olímpicos, el pasado 1 de enero, Mo Farah vivió un sueño al recibir el título de Caballero de manos de la Reina Isabel. Sin embargo, tan solo 26 días después, le tocó sufrir una pesadilla: el veto de Trump le ha convertido «en un extraterretre», como el propio deportista confesó este fin de semana en su página de Facebook. «Soy un ciudadano británico que ha vivido los últimos seis años en América ?trabajando duro, contribuyendo a la sociedad, pagando mis impuestos y educando a mis cuatro hijos en un lugar que ellos consideran su hogar. Ahora, yo y otros muchos otros como yo no somos bienvenidos. Me preocupa que tendré que decir a mis hijos que papa no podra volver a casa y explicarles por qué el presidente está realizando una política que viene desde la ignorancia y los prejuicios». Sir Mo Farah- REUTERS A continuación, Mo Farah explica cómo llegó a Reino Unido, desde su Somalia natal, cuanto tenía ocho años. Allí tuve la oportundidad «de cumplir mis sueños. Estaba orgulloso de representar a mi país, ganar medallas para los británicos y recibir el gran honor de ser Caballero. Mi historia es un ejemplo de lo que puede ocurrir cuando existen políticas de solidaridad y comprensión, y no de odio y aislamiento». Fuad Sharef Suleman: «Vendí todo para empezar una nueva vida en EE.UU.» A Fuad Sharef Suleman y a su familia se les rompió el sueño americano en el aeropuerto de El Cairo el pasado sábado, antes de embarcar camino a Nueva York. Después de dos años preparando el viaje de su vida, fueron retenidos en la capital egipcia durante horas, sus pasaportes confiscados, y finalmente devueltos, ayer por la noche, a su país de origen en un vuelo con destino a la ciudad iraquí de Erbil. El veto de Trump les pilló en pleno tránsito hacia una nueva vida. Para ello habían tenido que superar dos años de gestiones y comprobaciones de seguridad para lograr los papeles que les permitieran instalarse en EE.UU. Fuad Sharef Suleman,- REITERSe La familia vendió todas sus propiedades, dejaron sus trabajos y sacaron a los niños del colegio. «Nos trataron como narcotraficantes, escoltados por agentes de deportación», explica Sharef a Reuters. «Me siento culpable hacia mi mujer y mis hijos». Desmoralizado, y ya en Irak, se pregunta cómo Trump ha podido llevar adelante una decisión que ha destrozado sus sueños a pesar de haber cumplido con los requisitos. Sharef, que durante años trabajó en una empresa farmaceútica, también colaboró con organizaciones estadounidenses durante la invasión de Irak, lo que le hizo muy vulnerable frente a aquellos que le consideraban un «traidor». Esto, y la violencia continuada en el país con la presencia de Daesh, le animaron a solicitar en 2014 una visa especial creada por el Gobierno norteamericano hace varios años y que permitía acoger en suelo estadounidese a miles de ciudadanos iraquíes que habían ayudado a EE.UU. durante la invasión. «EE.UU. ha cometido un terrible error. Pensaba que ese país era una democracia, pero veo que es como una autocracia. Alguien firma algo y lo hace efectivo inmediatamente. Se parece a las decisiones que tomaba Sadam Husein, sin el respaldo del Congreso. No lo entiendo». Nadhim Zahawi: «Por primera vez me siento un ciudadano de segunda" El diputado tory Nadhim Zahawi, nacido en Bagdad, se cuenta también entre las víctimas de la nueva ley de Donald Trump. Aunque reside en el Reino Unido, su doble nacionalidad (británica e iraquí) le impide entar en EE.UU., según le informó su propio abogado. Nacido en la capital iraquí, Zahawi huyó de Irak y se instaló, con 9 años, en el Reino Unido en los años 70 gracias a su estatus de refugiado kurdo. Su mujer, nacida en Irak, tampoco podrá viajar a EE.UU. «Soy ciudadano británico y me siento muy orgulloso de haber sido bienvenido en este país. Estoy triste al oír que seré vetado en EE.UU. por mi lugar de nacimiento», escribía el sábado en su cuenta de Twitter, en la que reconocía sentirse «como un ciudadano de segunda clase. Por primera vez en mi vida me siento discriminado». Nadhim Zahawi- REUTERS En declaraciones a la prensa, Zahawi señaló que esto le impedirá visitar sus hijos, que actualmente estudian en la Universidad de Princenton, adonde recientemente tuvo que viajar para cuidar a uno de ellos que estaba enfermo. «Ahora no podría hacerlo», se lamentó. Entre la detención y la deportación La familia Assalis, formada por dos matrimonios y sus hijos, son cristianos ortodoxos, una de las minorías más perseguidas en Siria. Aterrizaron en el aeropuerto de Filadelfia el pasado sábado, tras volar desde Doha (Qatar), adonde llegaron procedentes del Líbano. Llevaban con ellos las visas que comenzaron a gestionar en 2003. En EE.UU. ya contaban con algunos parientes. Las autoridades les ofrecieron dos opciones: ser detenidos y retirarles la documentación o volar a Doha. La familia optó por la segunda opción. No podrá disfrutar de su beca en Harvard Seyed Soheil Saeedi Saravi es un joven científico iraní que no podrá disfrutar de su beca de medicina cardiovascular en la Universad de Harvard. Según el profesor Thomas Michel, que ha supervisado su trabajo, este joven iraní, que ya había sido investigado, tiene «un enorme potencial que podría contribuir a entender mejor las enfermedades del corazón», declaró a «The New York Times». La nueva ley de Trump ha provocado que tanto su visa como la de su mujer hayan sido suspendidas indefinidamente. «Si no vuelvo pronto lo perderé todo» Daria Zeynalia volvía de Irán, donde había pasado unos días de vacaciones, cuando fue desalojada del avión que estaba a punto de despegar del aeropuerto de Estambul. Todos los pasajeros habían embarcado cuando unos agentes entraron repitiendo su nombre. Con residencia en EE.UU., donde tiene casa y coche, en noviembre de este año sería apta para recibir la nacionalidad. Ahora no sabe cuándo podrá volver. «¿Qué pasará con mi trabajo? Si no regreso pronto lo perderé todo».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Orban defiende su polémica ley de universidades y ve «una distinta vara de medir» con Hungría
El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha vuelto a defender este miércoles en el Parlamento Europeo su idea de la soberanía nacional frente a Bruselas el mismo día en que la Comisión Europea ha decidido abrir un expediente a su ejecutivo por los nuevos cambios legislatuvos que podrían obligar al cierre de la Universidad Centroeuropea. Orbán se ha dirigido a una Eurocámara a la contra ante la que ha defendido no solo su ley de universidades, sino también su consulta pública «Stop Brussels», con la que pide apoyo popular para violar la legislación europea especialmente en el capítulo de acogida de refugiados: «Vengo a explicarles la situación directamente para que se puedan hacer una opinión formada», ha comenzado diciendo el primer ministro húngaro, que también ha pedido que desde Bruselas se ponga fin a una «distinta vara de medir» con su país, sobre el que ha asegurado que «existen muchos prejuicios». Orbán ha explicado que lo único que pretende la legislación húngara es que las universidades con financiación extranjera tengan las mismas obligaciones y derechos que las húngaras. En esta línea, ha insistido en que la dirección de la propia Universidad Centroeuropea de Budapest ha explicado a los estudiantes y profesores que en ningún caso se llegará al cierre: «¿Cómo nos pueden acusar de asesinato si la víctima sigue viva?», ha aseverado. Orbán ha criticado al magnate de origen húngaro George Soros, quien está detrás de esa institución académica, y de quien dijo «es un poderoso al que todos acogen calurosamente a pesar de ser enemigo declarado del euro». Hungría tendrá ahora un mes para dar explicaciones que convenzan al Ejecutivo comunitario, que considera que se podría estar en peligro de estigmatizar a la sociedad civil, en palabras del vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans. «Stop Brussels» Sobre la consulta «Stop Brussels», Orbán ha defendido que desde hace años consultan a la ciudadanía y que, con respecto a la UE, el país «no está muy satisfecho con el funcionamiento y quiere corregir y reformar», que es la mejor manera, ha señalado, «de recuperar la confianza de los ciudadanos en las instituciones europeas». Desde la Comisión Europea, sin embargo, han calificado de «incorrectas» y «altamente engañosas» algunas de las referencias que contiene la consulta, sobre la que publicaron «aclaraciones» al respecto. Como en sus anteriores visitas a la Eurocámara, Orbán ha echado en cara que Bruselas quiera legislar sin dialogar y «unilateralmente», sin tener en cuenta que en su país impera el sentimiento de que la Unión Europea no puede restar soberanía nacional a los Estados miembros. Como ejemplo de medidas que Hungría no está dispuesta a acatar desde Bruselas está la reubicación de refugiados, compromiso acordado por los Veintisiete que Orbán está incumpliendo para «preocupación» de la CE, ha reconocido el propio Timmermans: «No queremos reubicación de inmigrantes. Nos reservamos el derecho a decidir a quién acogemos y a quién no», ha añadido. Críticas de la mayoría de portavoces En el debate, la mayoría de líderes parlamentarios han coincidido en criticar a Orbán por sus políticas, incluido el líder del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, que dijo no entender qué problema hay en que la universidad de Soros otorgue tanto títulos estadounidenses como húngaros. En la misma línea, el presidente del grupo socialdemócrata, Gianni Pittella, ha manifestado que el primer ministro húngaro «miente» cuando dice que la Eurocámara está más pendiente de ayudar al grupo financiero de Soros por encima de a los estudiantes en Hungría: «¿Hasta dónde piensa usted llegar? No vale aceptar los fondos europeos pero no sus valores», le ha espetado el líder liberal Guy Verhofstadt, quien le ha animado a preguntarse si quiere pasar a la historia «como el hombre que sacó a Hungría del comunismo o el que hundió su democracia». Tras el debate, en una rueda de prensa, Orbán ha vuelto a demostrar por qué es el «enfant terrible» de los líderes europeos y confirmado que felicitó al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tras el último referéndum para aumentar sus poderes: «Es una cuestión de prioridades. La calidad de la democracia es importante, pero más la estabilidad política en el país. Si no es estable Turquía, Europa será un infierno», ha señalado.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Cuba paraliza las licencias a restaurantes privados y alquileres turísticos
Cuba paralizó ayer, temporalmente, la entrega de licencias a restaurantes privados y casas de renta turísticas, entre otras actividades, con el fin de regular y ordenar el trabajo por cuenta propia, un ámbito «clave» en el proceso de reformas económicas que atraviesa el país. Las medidas, publicadas ayer en la Gaceta Oficial de la República, buscan frenar ilegalidades y «desviaciones», como parte de un proceso«sistemático de revisión y perfeccionamiento, encaminado a corregir deficiencias» en el «cuentapropismo» (trabajadores por cuenta propia) de la isla, al que pertenecen ya más de medio millón de cubanos, reseña el estatal diario Granma. En las nuevas disposiciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Cuba se advierte además de que cesará de manera definitiva la concesión de licencias en varios sectores, entre ellos vendedores mayoristas de productos agrícolas y los vendedores ambulantes. La resolución aclara que «los trabajadores que ya han sido autorizados en estas actividades pueden continuar desarrollándolas». Este «perfeccionamiento» del trabajo autónomo se anunció en la sesión plenaria del Parlamento cubano el 14 de julio, cuando el presidente Raúl Castro aseguró que no permitiría «estigmas o prejuicios» hacia el incipiente sector privado, al tiempo que pidió a esos trabajadores que cumplan la ley y sus obligaciones tributarias. Licencias congeladas Entre las licencias congeladas temporalmente se incluyen las actividades de chapistero, contratista privado, gestor de permutas y compraventa de viviendas, gestor de alojamiento turístico, instructor deportivo, modista y sastre, y organizador de servicios integrales para fiestas de quinceañera, bodas y otras actividades. También están el productor o vendedor de calzado, de artículos varios de uso en el hogar, profesor de música y otras artes, reparador de equipos eléctricos y electrónicos, los profesores particulares, los servicios de construcción, reparación y mantenimiento de inmuebles y «programador de equipos de cómputo». Estos cambios llegan después de que las autoridades detectaran frecuentes irregularidades en el sector autónomo, entre ellas el uso de «materias primas, materiales y equipos de procedencia ilícita», el incumplimiento de los deberes tributarios y las subdeclaraciones de ingresos. Para asegurarse de que los cuentapropistas cumplen con el fisco, Cuba comenzará a exigirles que abran una cuenta bancaria. En principio, estarán obligados a ello los propietarios de «paladares», casas de renta y transportistas de pasajeros, consideradas tres de las actividades que más ingresos generan. La viceministra primera del MTSS, Marta Elena Feitó, aseguró que las nuevas medidas no significan un retroceso en el desarrollo de la actividad. «Se pretende consolidar la organización y el control del trabajo por cuenta propia, de manera tal que este continúe avanzando de manera ordenada y eficiente», precisó. Otra de las novedades es el reconocimiento legal de los bares privados, que hasta ahora se englobaban dentro de la categoría de restaurantes privados o «paladares» y que ahora contarán con una licencia específica llamada «servicio de bar y recreación». Además, en La Habana, donde el transporte representa un acuciante problema para la población, se permitirá la «asociación de transportistas privados a las cooperativas de taxis» y se iniciará un «experimento» que abarque la totalidad de los vehículos, entre ellos los conocidos «almendrones» (automóviles americanos de mediados del siglo pasado), que deseen operar en rutas de la capital.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El gobierno cubano asegura que el freno al sector privado «no durará años»
El Gobierno cubano ha aclarado que la suspensión temporal de la concesión de licencias para trabajar en el sector privado no se prolongará «años», respondiendo así a la preocupación suscitada entre muchos cubanos que confían en el empuje de los negocios particulares para aliviar la crisis económica que sufre la isla caribeña. «No estamos hablando de un período de tiempo muy largo, no estamos hablando de años, estamos hablando de un proceso normal de trabajo para la aprobación de estas normas», ha dicho la Viceministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó. El régimen 'castrista' anunció la semana pasada que a partir de este momento ya no concedería licencias para ciertas actividades del sector privado, como el alquiler de viviendas turísticas --las llamadas casas particulares--, la apertura de restaurantes --paladares-- o servicios de construcción. «No se concederán nuevas autorizaciones para un grupo de actividades hasta tanto no concluya el perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia» explicó el diario oficial 'Granma', esgrimiendo como razones la necesidad de frenar la evasión fiscal y otras ilegalidades. Aunque el Gobierno indicó que no afectará a los negocios privados que ya estén en marcha, el pasado viernes una cooperativa agraria de rápido crecimiento anunció que le habían ordenado cerrar. El Ministerio de Finanzas y Precios se había quejado de que estaba ofreciendo servicios adicionales al margen de la actividad declarada. La medida supone un freno a la campaña iniciada hace siete años por el Gobierno de Raúl Castro para promover el trabajo por cuenta propia en Cuba con el fin de paliar el recorte en las infladas plantillas del Estado e impulsar la frágil economía doméstica, de estilo soviético. «La noticia fue un cubo de agua fría para mí. Tenía en proyecto hacer una cafetería aquí en mi casa y rentar una habitación», ha lamentado Antonio Víctor Ruperón, de 31 años, que había invertido unos 3.000 dólares en la compra de materiales de construcción. «Ya todo lo perdí», ha lamentado. Castro subrayó en una reciente declaración ante el Parlamento que su Gobierno no va a renunciar en ningún caso al desarrollo del trabajo por cuenta propia. «No vamos a retroceder ni a detenernos, ni tampoco permitir estigmas y prejuicios hacia el sector no estatal, pero es imprescindible respetar las leyes», advirtió. En este sentido, citó como ejemplo que «existen casos en que una misma persona tiene ya dos, tres, cuatro y hasta cinco restaurantes», en referencia a que Cuba no permitirá la concentración de la riqueza en su modelo económico socialista. Al cierre del primer semestre de 2017, un total de 567.982 cubanos trabajaban en el sector privado o 'cuentapropismo' frente a los 157.731 que se afiliaron a la iniciativa hace siete años, según cifras oficiales.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. se retira del Pacto Mundial de la ONU sobre migración y refugiados
Estados Unidos anunció este sábado su retirada del Pacto Mundial de la ONU sobre protección de migrantes y refugiados por considerarlo «incompatible» con su política migratoria. Los 193 miembros de la Asamblea General de la ONU aprobaron en septiembre de 2016 la llamada Declaración de Nueva York con el propósito de mejorar la protección y gestión de los movimientos de migrantes y refugiados. Sin embargo, «el enfoque mundial de la Declaración de Nueva York es incompatible con la soberanía estadounidense», expresó Nikki Halley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU. La declaración de Nueva York le concedió un mandato al Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados para proponer a la Asamblea General en 2018 un pacto mundial que tendría dos ejes: definiciones de respuestas ante el problema y un programa de acción. «La declaración de Nueva York abarca muchas disposiciones que son incompatibles con las políticas estadounidenses de inmigración y refugiados y con los principios dictados por la administración Trump en materia de inmigración», dice el comunicado de la misión estadounidense ante la ONU. «En consecuencia, el presidente Trump ha decidido detener la participación de Estados Unidos en la preparación del pacto que apunta a obtener un consenso en la ONU en 2018», añade el texto. Las autoridades de la ONU no han respondido de inmediato a los pedidos de comentarios ante la decisión estadounidense. «Ningún país hizo más que Estados Unidos y nuestra generosidad perdurará», aseguró Haley. «Pero nuestras decisiones sobre las políticas de inmigración deben ser tomadas por los estadounidenses y solo por los estadounidenses. Nosotros decidiremos la mejor forma de controlar nuestras fronteras y quien será autorizado a entrar en nuestro país», remarcó. Durante la presidencia de Donald Trump, Estados Unidos ya rompió varios compromisos asumidos durante la era de Barack Obama, entre ellos el Acuerdo de París sobre el clima. Más recientemente, Trump retiró a Estados Unidos de la Unesco , organización a la que acusó de tener prejuicios contra Israel. La retirada de Estados Unidos del proyecto de pacto sobre migración ocurre cuando nueve países europeos y africanos, la ONU, la Unión Europea y la Unión africana acaban de decidir emprender «en los próximos días o semanas acciones urgentes de evacuación» de migrantes que son víctimas de traficantes en Libia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al Sisi mantiene la indefensión de los nueve millones de cristianos egipcios
El atentado más sangriento del tiempo previo a la Navidad en Egipto ?que en el calendario ortodoxo no se celebra hasta el 7 de enero? se produjo ayer en una iglesia copta de El Cairo. Pero el más lacerante y sintomático tuvo lugar hace una semana en una población más al sur del país, en la provincia de Al Guiza, donde el pasado 23 de diciembre centenares de musulmanes asaltaron una iglesia, destruyeron el mobiliario e hirieron a varios fieles cristianos. ¿El «delito» de la parroquia de San Teodoro, en Kafr al Waslin? Haber conseguido que por fin las autoridades de El Cairo concedieran al templo provisional el derecho a tener estatus de iglesia, y por tanto a contar con una cruz y una campana. La parroquia atiende en sus locales provisionales a 1.500 fieles coptos y lleva funcionando 16 años. Desde hace décadas, la construcción de iglesias en Egipto para sus más de nueve millones de cristianos es objeto de violencia sectaria sistemática, por lo que muchos pueblos prefieren no solicitar ese estatus oficial y mantener un régimen casi de catacumbas. La situación fue tolerada por Mubarak, alimentada por los Hermanos Musulmanes, y condenada ?solo de palabra? por el régimen actual del general Al Sisi. Pese a que el año pasado el Parlamento egipcio aprobó una ley que permite acelerar la construcción de iglesias, la indefensión de los cristianos coptos sigue siendo rampante. Su vieja presencia en la llamada Casa de la Protección (Dar al-sulh) debería garantizarles en teoría la tutela del islam a un alto precio (discriminación en la vida pública, obstáculos a la construcción o reforma de las iglesias), pero la realidad es muy distinta. La persecución de los coptos se ha agravado en los últimos años con la quema frecuente de iglesias y los ataques por parte de grupos islamistas violentos, que muchas veces quedan impunes. Todo el universo copto ?envuelto en una atmósfera de iconos, humo de velas y ceremonias en el idioma ancestral?, retrotrae al Egipto preislámico, una de las primeras comunidades cristianas del mundo y la más numerosa de Oriente Próximo, donde nació el profundo fenómeno de los eremitas del desierto en el siglo IV. A los viejos prejuicios contra ellos se suma uno nuevo: el rumor de que contribuyeron al golpe de 2013.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Indignación en Haití por el comentario de Trump sobre «países de mierda»
Los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en los que se refiere a El Salvador, Haití y países africanos como «agujeros de mierda» han desatado la indignación en Haití, así como en políticos tanto demócratas como republicanos del propio país norteamericano, que los consideran «racistas» y «divisivos». El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró este jueves sus palabras una «agresión» y, según aseguró a la cadena MSNBC, su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios que Trump formuló durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca y de los que se hizo eco el diario «The Washington Post». En concreto, Trump dijo: «¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?». Según recoge la cadena MSNBC, Altidor aseguró que su Gobierno condena «vehementemente» los comentarios de Trump al considerar que están «basados en estereotipos» y, en base a ello, el diplomático añadió contundente: «O el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado». El diplomático aseguró que la embajada de Haití en Washington ha recibido quejas de muchos ciudadanos estadounidenses de ascendencia haitiana que piden a Trump que se disculpe, informa Efe. «Los haitianos luchamos junto a los soldados estadounidenses en la guerra de la independencia de Estados Unidos y seguimos siendo grandes contribuyentes a la sociedad estadounidense», destacó Altidor, según recoge MSNBC. El diplomático condenó así los comentarios que Trump profirió durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca, donde dijo que preferiría recibir en EE.UU. más inmigrantes de Noruega en lugar de ciudadanos de El Salvador, Haití y varios países africanos, según «The Washington Post», que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro. También la asociación haitiana estadounidense American Haitian Foundation reaccionó a los comentarios de Trump, que tachó de «ignorantes y racistas» y, en su opinión, denotan «una completa desconsideración por la dignidad humana del pueblo haitiano», afirmó Jack Davidson, director ejecutivo de la fundación, con sede en el estado de Tennessee. «Estoy avergonzado de que él sea presidente de Estados Unidos», agregó. Mientras, tanto políticos demócratas como republicanos han condenado y criticado con dureza las palabras del presidente. «Los comentarios (del presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación», consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973. Love exigió a Trump que emita inmediatamente una disculpa y defendió a sus padres, a los que consideró la encarnación del «sueño americano» y alabó por «haber trabajado duro, pagado sus impuestos y criado desde la nada a sus hijos para darles todas las oportunidades». Dentro del Partido Republicano, también expresaron repulsa el senador por Oklahoma, James Lankford, y el gobernador de Ohio, John Kasich, una figura moderada dentro del partido y que compitió contra Trump en las primarias por la nominación republicana para las elecciones de 2016. «Estados Unidos fue construido sobre la espalda de los inmigrantes de todas partes del mundo. Debemos honrar esa historia, no rechazarla», señaló Kasich en su perfil de Twitter. «Una declaración vil que erosiona la fibra moral» En un comunicado, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, la demócrata Michelle Luján Grisham, llamó al resto de legisladores, demócratas y republicanos, a rechazar con fuerza la declaración «vil» de Trump que «erosiona la fibra moral» que une al pueblo estadounidense. «La declaración del presidente es vergonzosa, abominable, no es una casualidad y merece nuestra más enérgica condena. Debemos usar nuestras voces para garantizar que nuestra nación nunca regrese a los días en que los que la ignorancia, los prejuicios y el racismo dictaban nuestra toma de decisiones», dijo Luján Grisham. En el mismo tono se posicionó el congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los políticos hispanos más combativos en la defensa de los inmigrantes y que ha surgido como uno de los posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2020. «Como estadounidense, me siento avergonzado por el presidente. Sus comentarios son decepcionantes e increíbles, pero no son una sorpresa. Siempre supimos que al presidente Trump no le gusta la gente de ciertos países o personas de ciertos colores», dijo Gutiérrez en un comunicado. «Ahora -continuó- podemos decir con una confianza del 100% que el presidente es un racista que no comparte los valores consagrados en nuestra Constitución o en nuestra Declaración de Independencia». Condena de los defensores de los inmigrantes También condenaron los comentarios de Trump numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), que tachó de "inaceptable" la actitud del presidente y consideró que su retórica es "más hiriente" cada día. Además, la asociación haitiana American Haitian Foundation calificó de «ignorantes y racistas» las palabras de Trump. La Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EE.UU. en la defensa de los derechos civiles, consideró que Trump ha sido «honesto» a lo largo del tiempo sobre «el nacionalismo blanco que está tras sus políticas migratorias» y llamó al Congreso a actuar. Como otras organizaciones, ACLU aprovechó para pedir al Congreso que de forma «urgente» apruebe una ley para regularizar la situación de los jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños y consiguieron frenar su deportación gracias a un programa llamado DACA, suspendido por Trump en septiembre. Trump ha instado a los legisladores a encontrar una solución para los beneficiarios de DACA antes de marzo, pero condiciona su apoyo a la aprobación de otras duras propuestas migratorias, como acabar con el sistema de reunificación familiar y fondos para su muro con México.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La ONU califica de «racistas» los comentarios de Trump sobre «países de mierda»
Los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en los que se refiere a El Salvador, Haití y países africanos como «agujeros de mierda» han desatado la indignación internacional, desde la propia ONU hasta la propia Haití, así como en políticos tanto demócratas como republicanos del propio país norteamericano, que los consideran «racistas» y «divisivos». La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos califica de «racistas» las palabras de Trump. «Estos comentarios del presidente de Estados Unidos son sorprendentes y vergonzosos. Lo siento, pero no pueden ser definidos de otra manera que como racistas», afirmó en una rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville. «No se puede rechazar un país entero o un continente como "agujeros de mierda", cuyas poblaciones enteras, que no son blancas, no serán bienvenidas», agregó. «El comentario positivo sobre Noruega subraya el sentimiento (racista) muy claramente», puntualizó el portavoz del Alto Comisionado. Según Colville, estos comentarios de Trump no son aislados y se enmarcan en un posicionamiento claramente xenófobo del presidente estadounidense. «Como los anteriores comentarios sobre los mexicanos o los musulmanes, las propuestas políticas contra grupos enteros en base a la nacionalidad, la religión, y su rechazo a condenar claramente las acciones antisemitas y racistas de los supremacistas blancos en Charlottesville, todo esto va contra los valores universales que el mundo tanto ha luchado por establecer desde la Segunda Guerra Mundial». El portavoz continuó explicando que los comentarios de Trump no se refieren a un tema de falta de respeto y de mal gusto sino «de abrir la puerta a la peor parte de la humanidad». «Se trata de aceptar y apoyar el racismo y la xenofobia que potencialmente destruirán la vida de muchas personas. Esta es la consecuencia más peligrosa de este tipo de lenguaje usado por una importante figura política», añadió. En el mismo contexto, Colville recordó que el máximo responsable de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, ha pedido al Congreso de Estados Unidos que ofrezca una solución legal duradera a los llamados "Dreamers", inmigrantes que llegaron a Estados Unidos de forma irregular cuando eran niños y que no cuentan con documentos en regla. Queja de Haití El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró este jueves sus palabras una «agresión» y, según aseguró a la cadena MSNBC, su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios que Trump formuló durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca y de los que se hizo eco el diario «The Washington Post». En concreto, Trump dijo: «¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?». Según recoge la cadena MSNBC, Altidor aseguró que su Gobierno condena «vehementemente» los comentarios de Trump al considerar que están «basados en estereotipos» y, en base a ello, el diplomático añadió contundente: «O el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado». El diplomático aseguró que la embajada de Haití en Washington ha recibido quejas de muchos ciudadanos estadounidenses de ascendencia haitiana que piden a Trump que se disculpe, informa Efe. «Los haitianos luchamos junto a los soldados estadounidenses en la guerra de la independencia de Estados Unidos y seguimos siendo grandes contribuyentes a la sociedad estadounidense», destacó Altidor, según recoge MSNBC. El diplomático condenó así los comentarios que Trump profirió durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca, donde dijo que preferiría recibir en EE.UU. más inmigrantes de Noruega en lugar de ciudadanos de El Salvador, Haití y varios países africanos, según «The Washington Post», que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro. También la asociación haitiana estadounidense American Haitian Foundation reaccionó a los comentarios de Trump, que tachó de «ignorantes y racistas» y, en su opinión, denotan «una completa desconsideración por la dignidad humana del pueblo haitiano», afirmó Jack Davidson, director ejecutivo de la fundación, con sede en el estado de Tennessee. «Estoy avergonzado de que él sea presidente de Estados Unidos», agregó. Mientras, tanto políticos demócratas como republicanos han condenado y criticado con dureza las palabras del presidente. «Los comentarios (del presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación», consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973. Love exigió a Trump que emita inmediatamente una disculpa y defendió a sus padres, a los que consideró la encarnación del «sueño americano» y alabó por «haber trabajado duro, pagado sus impuestos y criado desde la nada a sus hijos para darles todas las oportunidades». Dentro del Partido Republicano, también expresaron repulsa el senador por Oklahoma, James Lankford, y el gobernador de Ohio, John Kasich, una figura moderada dentro del partido y que compitió contra Trump en las primarias por la nominación republicana para las elecciones de 2016. «Estados Unidos fue construido sobre la espalda de los inmigrantes de todas partes del mundo. Debemos honrar esa historia, no rechazarla», señaló Kasich en su perfil de Twitter. «Una declaración vil que erosiona la fibra moral» En un comunicado, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, la demócrata Michelle Luján Grisham, llamó al resto de legisladores, demócratas y republicanos, a rechazar con fuerza la declaración «vil» de Trump que «erosiona la fibra moral» que une al pueblo estadounidense. «La declaración del presidente es vergonzosa, abominable, no es una casualidad y merece nuestra más enérgica condena. Debemos usar nuestras voces para garantizar que nuestra nación nunca regrese a los días en que los que la ignorancia, los prejuicios y el racismo dictaban nuestra toma de decisiones», dijo Luján Grisham. En el mismo tono se posicionó el congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los políticos hispanos más combativos en la defensa de los inmigrantes y que ha surgido como uno de los posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2020. «Como estadounidense, me siento avergonzado por el presidente. Sus comentarios son decepcionantes e increíbles, pero no son una sorpresa. Siempre supimos que al presidente Trump no le gusta la gente de ciertos países o personas de ciertos colores», dijo Gutiérrez en un comunicado. «Ahora -continuó- podemos decir con una confianza del 100% que el presidente es un racista que no comparte los valores consagrados en nuestra Constitución o en nuestra Declaración de Independencia». Condena de los defensores de los inmigrantes También condenaron los comentarios de Trump numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), que tachó de "inaceptable" la actitud del presidente y consideró que su retórica es "más hiriente" cada día. Además, la asociación haitiana American Haitian Foundation calificó de «ignorantes y racistas» las palabras de Trump. La Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EE.UU. en la defensa de los derechos civiles, consideró que Trump ha sido «honesto» a lo largo del tiempo sobre «el nacionalismo blanco que está tras sus políticas migratorias» y llamó al Congreso a actuar. Como otras organizaciones, ACLU aprovechó para pedir al Congreso que de forma «urgente» apruebe una ley para regularizar la situación de los jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños y consiguieron frenar su deportación gracias a un programa llamado DACA, suspendido por Trump en septiembre. Trump ha instado a los legisladores a encontrar una solución para los beneficiarios de DACA antes de marzo, pero condiciona su apoyo a la aprobación de otras duras propuestas migratorias, como acabar con el sistema de reunificación familiar y fondos para su muro con México.