Infortelecom

Noticias de politica

08-05-2022 | Fuente: abc.es
Scholz: «No debe haber una paz dictada por Rusia»
Cada 8 de mayo, aniversario de la capitulación nazi, el presidente de Alemania pronuncia un discurso en el que reflexiona de nuevo sobre las lecciones de la historia. Frank-Walter Steinmeier ha centrado el suyo en la acusación a Putin de haber «roto el sueño de una era de paz en Europa» y de haber «implantado la pesadilla de una guerra brutal e ilegítima» desde su «posición de potencia atómica». Pero este año, como novedad y a iniciativa propia, se ha sumado a la conmemoración el canciller Olaf Scholz, con un discurso a la nación televisado en el que ha explicado su política respecto a la invasión de Ucrania, confusa y reticente durante muchas semanas. Scholz ha intentado además tranquilizar a la población. Más de la mitad de los alemanes temen que la invasión de Ucrania desemboque en una tercera guerra mundial y el canciller ha reconocido que no puede ofrecer garantías de lo contrario. «No sé cuánto tiempo va a durar esta guerra ni las dimensiones que alcance», ha admitido, «por primera vez hemos enviado armas a gran escala a una zona de guerra y puedo imaginar todo lo que eso remueve en muchos de ustedes».. «muchas de las declaraciones que he escuchado estos días hablan de una seria preocupación de que la guerra se extienda, de que la paz también pueda estar en peligro aquí, y tales preocupaciones no deben simplemente descartarse. Pero al mismo tiempo, el miedo no debe paralizarnos». «No haremos lo que unos u otros nos exijan en cada momento», ha defendido su propio ritmo de reacción a los acontecimientos, y ha justificado una especie de 'Germany first': «Juré en mi cargo evitar cualquier daño al pueblo alemán». «No sé cuánto tiempo va a durar esta guerra ni las dimensiones que alcance», ha admitido, «por primera vez hemos enviado armas a gran escala a una zona de guerra y puedo imaginar todo lo que eso remueve en muchos de ustedes», ha dicho Scholz Scholz ha prometido no actuar si no es bajo el paraguas de la UE y la OTAN y no hacer nada que implique a la Alianza en la guerra, no comprometer la propia capacidad defensiva de Alemania y su ejército y no participar en sanciones que dañen más a Alemania y sus socios que a Rusia. Y sobre todo, ha rebatido la interpretación que Putin hace del 8 de mayo y su escenificación de la Fiesta de la Victoria. «Hemos aprendido una lección fundamental de la catastrófica historia de nuestro país entre 1933 y 1945: ¡Nunca más!, ¡nunca más a la guerra, nunca más al genocidio, nunca más a la tiranía! Y hoy eso solo puede significar la defensa de la ley y la libertad, estar del lado de los atacados. Apoyamos a Ucrania contra el agresor. Si no lo hiciéramos, sería capitular ante la pura violencia», ha dicho. Nuevas sanciones El canciller alemán ha plantado cara al discurso de Putin, que tacha de nazi a todo el que no accede a sus deseos, calificando esa comparación de «falsa e infame». Con su discurso, Scholz está respondiendo también a las numerosas voces prominentes que le han pedido que se abstenga de enviar armas a Ucrania. Se ha referido a «decisiones difíciles y de largo alcance» que ha tomado de forma «resuelta, reflexiva y equilibrada». Y ha preparado el terreno para el anuncio de nuevas sanciones, que exigirán sacrificios, y para un largo conflicto: «No debería haber una paz dictada por Rusia. Los ucranianos no lo aceptarán, y nosotros tampoco. Putin no ganará la guerra. Ucrania sobrevivirá». Solo el 38% de los alemanes se declara satisfecho con la gestión de la crisis de Ucrania por parte de Scholz, según el último sondeo de Insa Su irrupción en esta festividad de Estado, en la que el jefe de Gobierno no había osado hasta ahora entrometerse, se corresponde ciertamente con la excepcionalidad del momento, pero responde también a necesidades estratégicas. Solo el 38% de los alemanes se declara satisfecho con la gestión de la crisis de Ucrania por parte de Scholz, según el último sondeo de Insa, y ese descontento ha quedado en evidencia en las elecciones regionales de este domingo en Schleswig Holstein, donde la conservadora CDU ha ganado por un desbordante 43% y donde el Partido Socialdemócrata (SPD) de Scholz ha perdido un 12% respecto a la anterior votación, quedando en un 15,6%. La emisión del discurso televisado del canciller ha competido en 'prime time' con el cierre de las urnas y la publicación de los resultados. Las respuestas taimadas y largamente deliberadas de Scholz a las peticiones de apoyo de Ucrania no satisfacen ni a quienes desean una posición más firme ni a quienes desearían que Alemania permaneciese completamente al margen. El líder de la CDU, Friedrich Merz, ha viajado a Kiev y se ha reunido allí con Zelensky y otras autoridades ucranianas, mientras que ni el presidente ni el canciller han realizado ese viaje de respaldo, que Scholz desearía emprender conjuntamente con Macron. El presidente francés, por cierto, visita Berlín este lunes y ese será uno de los temas que traten los dos líderes europeos.
08-05-2022 | Fuente: abc.es
El Gobierno británico considera que la estabilidad de Irlanda del Norte está en peligro
Las elecciones del pasado jueves en el Reino Unido supusieron un duro golpe para Boris Johnson, a quien los electores castigaron en las urnas por los escándalos de los últimos meses y sobre todo, del 'partygate', las fiestas celebradas por trabajadores del gobierno durante el confinamiento por Covid-19. Ayer sábado las noticias no fueron mejores para el primer ministro británico, ya que el recuento de votos en Irlanda del Norte confirmó que los votantes de esta pequeña nación constitutiva del Reino Unido dieron su apoyo al Sinn Féin, el partido nacionalista irlandés que fue el brazo político de la organización terrorista IRA. La formación alcanzó un triunfo histórico al convertirse en la mayor fuerza política por primera vez en un siglo, tras hacerse con 27 de los 90 escaños en la Asamblea norirlandesa. Este domingo, el vice primer ministro, Dominic Raab, consideró en declaraciones a la cadena Sky News que la «estabilidad» de la región «está en peligro» y pidió al Sinn Féin y al Partido Unionista Democrático (DUP), históricos enemigos políticos y obligados a gobernar de forma conjunta según los Acuerdos de paz de 1998, que «se unan para ofrecer estabilidad a la gente». La preocupación es que el DUP boicotee la formación del Ejecutivo por su posición sobre el Protocolo de Irlanda del Norte, que forma parte del acuerdo del Brexit. Raab prometió que el gobierno británico se centrará en sus esfuerzos para reformar el Protocolo y que tomará «las medidas que sean necesarias para proteger la integridad económica y constitucional de Irlanda del Norte». El Ejecutivo insiste en que todas las opciones están sobre la mesa, incluida la posibilidad de eliminar de forma unilateral elementos del acuerdo, cuya negociación podría tensar de nuevo las relaciones entre Londres y Bruselas. Según fuentes del Gobierno citadas por el diario 'The Telegraph', el país «se está preparando para anular unilateralmente el acuerdo fronterizo posterior al Brexit para evitar que la crisis de Irlanda del Norte se prolongue». Según fuentes del Gobiern, el país «se está preparando para anular unilateralmente el acuerdo fronterizo posterior al Brexit para evitar que la crisis de Irlanda del Norte se prolongue» La formación republicana es además partidaria de la unificación de la isla y defiende que un referéndum sobre la unidad entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda es inevitable en un futuro próximo. Al respecto, Raab consideró que esto no es algo probable en el corto plazo y puntualizó que los resultados muestran que «el 58 % de la gente votó por partidos que apoyan a la Unión o por partidos que no apoyan el cambio constitucional y ese es el mensaje del pueblo de Irlanda del Norte». Las reacciones fueron más allá de las fronteras británicas. Un portavoz del Gobierno de Estados Unidos aseguró este domingo que los líderes políticos norirlandeses deben «tomar las medidas necesarias» para restablecer un poder ejecutivo compartido en Stormont. «Estados Unidos disfruta de una relación profunda y duradera con Irlanda del Norte, basada en lazos de parentesco, cultura, comercio y valores compartidos», aseveró Ned Price, del Departamento de Estado, quien añadió que el país norteamericano está «profundamente comprometido» con los Acuerdos del Viernes Santo que sellaron la paz tras 30 años de violencia en la región.
08-05-2022 | Fuente: abc.es
EE.UU. y el G-7 refuerzan el frente económico contra Rusia antes del discurso de Putin
Las potencias occidentales han fortalecido su frente común de presión económica a Rusia y de apoyo a Ucrania. Lo hicieron este domingo, en la víspera del discurso que Vladimir Putin ofrecerá en Moscú con motivo del Día de la Victoria, en conmemoración del fin de la Segunda Guerra Mundial. Se espera que el presidente ruso dé señales del futuro de su agresión militar contra Ucrania, centrada ahora en tomar el este y el sur del país. Ante ese escenario, los líderes del G-7 -EE.UU., Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia- se reunieron de forma virtual con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, para reafirmar su «completa solidaridad y apoyo a Ucrania en su valiente defensa de su soberanía e integridad territorial». Estos países han impuesto varias rondas de sanciones de forma coordinada a Rusia y en su comunicado aseguraron que «continuaremos con la imposición de costes económicos inmediatos y severos al régimen del presidente Putin por esta guerra injustificable». Entre ellos, está «eliminar de forma gradual nuestra dependencia energética de Rusia, incluida la eliminación gradual o la prohibición a la importación de petróleo ruso». Es una medida que EE.UU. ya ha implementado y que ha sido propuesta dentro de la Unión Europea, pero sin unanimidad entre sus socios. El compromiso «gradual» del G-7 no iba acompañado de un plazo para la eliminación definitiva de la dependencia energética de Rusia. «Trabajaremos de forma conjunta y con nuestros socios para asegurar un suministro energético global estable y sostenible y precios asequibles para los consumidores», añadió el comunicado. «Trabajaremos de forma conjunta y con nuestros socios para asegurar un suministro energético global estable y sostenible y precios asequibles para los consumidores» Los líderes del G-7 también acordaron «impedir la provisión de servicios esenciales de los que depende Rusia», endurecer medidas contra su sector bancario, limitar la diseminación de propaganda rusa y «elevar» las sanciones a las elites empresariales y políticas cercanas a Putin. Nueva ronda de sanciones Inmediatamente después de compartir el comunicado, EE.UU. detalló una nueva ronda de sanciones económicas contra Rusia. En primer lugar, la Administración Biden sanciona a tres cadenas de televisión rusas controladas por el Kremlin. También buscará ahogar a la economía rusa con una nueva prohibición a que ciudadanos estadounidenses ofrezcan servicios como contabilidad, formación o gestión a compañías rusas. «Rusia depende desde hace mucho tiempo de servicios proporcionados por los países del G-7 para operar en una economía moderna, en especial de servicios proporcionados por EE.UU. y Reino Unido, que son los líderes mundiales en estos sectores», explicó un alto cargo estadounidense a la prensa. EE.UU. también buscará debilitar la industria bélica rusa con nuevas prohibiciones de exportación de productos como madera, motores industriales, calderas o ventiladores. Dentro de esos esfuerzos se enmarca también las sanciones a Limited Liability Company Promtekhnologiya, que produce rifles y otras armas utilizadas por Rusia en Ucrania, además de a siete compañías de transporte marítimo. Por primera vez, EE.UU. incluye a Gazprom entre sus sancionados. Lo hace a 27 ejecutivos de Gazprombank, un brazo financiero del gigante ruso del gas. «Esto no es un bloque completo. No estamos congelando los activos de Gazprombank ni prohibiendo transacciones con esta entidad», explicó el alto cargo estadounidense. Las medidas afectan también a ocho ejecutivos de Sberbank, el mayor banco de Rusia, que acumula un tercio de los activos financieros del país. «De manera conjunta, estas acciones son una continuación de la expulsión sistemática y metódica de Rusia del sistema económico y financiero global», añadió el alto cargo. «Y el mensaje es: no habrá refugio para la economía rusa si Putin prosigue con la invasión».
08-05-2022 | Fuente: abc.es
Favorito en los sondeos para las elecciones de este año, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva lanzó este sábado su candidatura presidencial apoyado por la mayor alianza de partidos de izquierda que ya lo respaldó desde 1994 y presentando como vicepresidente de su plancha a su viejo adversario de la derecha, el exgobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin, con quien pretende conquistar los votos de electores conservadores. «Es un momento muy especial en mi vida, especial por contar con ustedes, por haber conseguido por la primera vez juntar todas las fuerzas políticas progresistas en torno a mi campaña», afirmó Lula da Silva sobre los siete grupos que lo acompañan, durante el evento realizado en un centro de convenciones, en la zona norte de São Paulo. Uno de esos partidos de la alianza 'Vamos Juntos por Brasil' es el Partido Socialista Brasileño (PSB) al que Alckmin se afilió recientemente para apoyar a Lula. El exgobernador liberal y cristiano fervoroso, que ya fue el principal adversario de Lula en la campaña presidencial de 2006, participó en el evento por vídeo, desde su casa, donde se recupera de Covid, explicándole a sus seguidores que la alianza con Lula es «un llamado a la razón». «Cuando Lula me extendió la mano, vi en ese gesto mucho más que una señal de reconciliación entre dos adversarios históricos, vi un llamado a la razón», destacó Alckmin. Y Alckmin llamó a «otras fuerzas políticas» a sumarse al proyecto con el petista. «Vengan y únanse a nosotros. Las próximas elecciones tienen una peculiaridad: serán una gran prueba para nuestra democracia. Sin Lula, no habrá alternancia en el poder, y sin alternancia en el poder, no habrá garantías para nuestra democracia», afirmó Alckmin. Lula reforzó las palabras de su nuevo aliado. «Somos de partidos diferentes, fuimos adversarios. Estoy contento de tenerlo como aliado», celebró el viejo sindicalista, que vuelve a estampar su rostro en las cédulas por sexta vez, a los 76 años. Geraldo Alckmin, durante la transmisión de su discurso - AFP Carta en la manga Alckmin es considerado por analistas el principal triunfo de Lula en esta campaña, una especie de garante del compromiso del expresidente con el mercado financiero, con sectores conservadores y con los electores del interior de São Paulo y del sur del país, donde el bolsonarismo tiene parte de su fuerza. Los sondeos más recientes confirman que Lula y su Partido de los Trabajadores (PT) son favoritos a vencer en las elecciones de octubre, con cerca de un 45% de las intenciones de voto, frente a un 31% del actual presidente, el ultraderechista Jair Bolsonaro. Las mismas encuestas pronostican que Lula vencería a Bolsonaro en una segunda vuelta por un 54% contra el 34%. Los sondeos más recientes confirman que Lula y su Partido de los Trabajadores (PT) son favoritos a vencer en las elecciones de octubre, con cerca de un 45% de las intenciones de voto «El grave momento que atraviesa el país, uno de los más graves de nuestra historia, nos obliga a superar cualquier diferencia para construir juntos un camino alternativo a la incompetencia y al autoritarismo que nos gobierna», explicó el izquierdista refiriéndose al actual presidente. La semana pasada, Jair Bolsonaro apoyó una vez más actos antidemocráticos y sigue dando señales de que no aceptará una derrota en las urnas. En un largo discurso frente a una bandera brasileña, actualmente asociada al bolsonarismo, Lula defendió el medio ambiente y los pueblos indígenas, que han sufrido con el avance de la deforestación, apoyada por Bolsonaro y su gobierno. «Es más que urgente restaurar la soberanía. Pero esto no se limita a la importantísima misión de proteger nuestras fronteras. También es para defender nuestra riqueza mineral, nuestros bosques, nuestros ríos, nuestros mares, nuestra biodiversidad», defendió. El expresidente criticó la actual gestión, el aumento de la inflación, de los precios, y el retorno de Brasil al mapa del hambre, aprovechando para referirse a una de las principales conquistas de sus Gobiernos (2003-2011), cuando lanzó el programa de combate a la miseria 'Fome Zero'. Lula también cuestionó la reducción de las inversiones en educación, tecnología y cultura encabezadas por Bolsonaro. Para encerrar su discurso, el exmandatario recordó los 580 días que pasó en la prisión, los que llamó de la «mayor persecución política y judicial» de la historia de su país contra un político. Lula recordó que volvió al juego político por reconocimiento de su inocencia por parte de la Corte Suprema y de la ONU, y afirmó que no tiene rencor por lo que pasó. El candidato también agradeció a su novia, la socióloga Rosangela da Silva, con quien tiene previsto casarse el 18 de mayo.
08-05-2022 | Fuente: abc.es
¿Podría haber una guerra entre Rusia y Occidente? Los analistas predicen lo que puede suceder a continuación
En los últimos días Rusia ha detenido el suministro de gas a países europeos y ha advertido a Occidente varias veces de que el riesgo de una guerra nuclear es muy «real». Además, el presidente ruso Vladimir Putin ha afirmado que cualquier intervención extranjera en Ucrania provocaría lo que llamó una respuesta «rápida como un rayo» de Moscú, mientras que su Ministerio de Asuntos Exteriores avisó a la OTAN que no ponga a prueba su paciencia. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia advirtió de que la amenaza de una guerra nuclear «no puede subestimarse» y dijo que el suministro de armas de la OTAN a Ucrania equivalía a que la alianza militar participara en una guerra de poder con Rusia. Putin aludió al arsenal ruso de misiles balísticos intercontinentales y armas nucleares cuando anunció que Rusia tiene las «herramientas» para una respuesta de represalia «de las que nadie más puede presumir. Las usaremos si es necesario». Sin embargo, analistas consultados indican que Putin está jugando con la aversión al riesgo en Occidente y que las posibilidades de una guerra nuclear son remotas. «Creo que está fuera del ámbito de la posibilidades en este momento que vaya a haber una guerra nuclear o una Tercera Guerra Mundial que realmente se extienda mucho más allá de las fronteras de Ucrania», dijo Samuel Ramani, analista geopolítico y miembro asociado del Royal United Services Institute, a CNBC. «Si hay un desbordamiento fronterizo en este momento, probablemente todavía estemos viendo algo como que Moldavia sea vulnerable a una invasión», añadió. No obstante, Ramani señaló que la amenaza que representa Rusia podría agudizarse si se sintiera humillada en el campo de batalla. En particular, reveses militares en Ucrania alrededor del 9 de mayo, el 'Día de la Victoria', podrían representar cierto peligro. «Putin ha tenido un historial de creciente imprevisibilidad si siente que Rusia está siendo humillada de alguna manera y si hay contratiempos importantes, especialmente alrededor del 9 de mayo, entonces existe el riesgo de otro tipo de acción», agregó el experto. La amenaza de ataques nucleares es parte del «libro de jugadas» de Putin, dijo William Alberque, director de estrategia, tecnología y control de armas en el grupo de expertos del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos. «Putin disfruta usando riesgos y cree que tiene mucho más apetito por el riesgo que Occidente», apuntó a CNBC. «Está tratando de usar el viejo libro de jugadas de 'si te asusto lo suficiente, retrocederás'», dijo. No hay indicios de que habrá una confrontación directa, señaló Liviu Horovitz, investigador de política nuclear del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad. «Tanto los gobiernos de Estados Unidos como los de Europa occidental han dicho repetidamente que no tienen interés en escalar este conflicto más allá de Ucrania, y no veo nada que sugiera que las tropas de la OTAN estarán luchando en Ucrania en el corto plazo». Aún así, si estallara una guerra más amplia, «las capacidades convencionales generales de la OTAN superarían a las de Rusia», apuntó Horovit. Lo importante ahora es que «todas las partes deben evitar cualquier paso que pueda crear malentendidos», dijo, pasos que podrían conducir a una guerra accidental y potencialmente catastrófica. Andrius Tursa, asesor para Europa Central y del Este de Teneo Intelligence, dijo que, en el contexto actual, «no se vislumbra un final para la guerra de Rusia en Ucrania, y es probable que las relaciones con Occidente continúen deteriorándose». «Moscú también podría intensificar las amenazas a la OTAN por el suministro de armas a Ucrania, especialmente después de que Ucrania supuestamente haya atacado múltiples instalaciones militares y energéticas en Rusia. Finalmente, las decisiones de Finlandia y Suecia de unirse a la OTAN serían percibidas por Moscú como otra amenaza a la seguridad de Rusia y podrían aumentar las tensiones militares en la región del Báltico», afirmó Tursa.
08-05-2022 | Fuente: elmundo.es
La ex 'consellera' Àngels Chacón pilotará Centrem, el nuevo partido catalanista de centroderecha
La ex secretaria general del PDeCAT se pone al frente de la fuerza política que pretende heredar el espacio que ocupaba CiU antes del 'procés' 
08-05-2022 | Fuente: abc.es
John Lee se convierte en el nuevo jefe del Ejecutivo en Hong Kong con el 99,4% de los votos
Ni siquiera unos particulares comicios en los que menos de 1.500 personas votaban a un único candidato han privado a Hong Kong de la parafernalia de un nombramiento disfrazado de elección. John Lee es desde hoy el nuevo jefe del Ejecutivo; el quinto en la historia de un territorio cada vez más indistinguible, en formas como en fondo, del resto de China. Lee ha cosechado 1.416 votos a favor y apenas 8 en contra entre los delegados del Comité Electoral, órgano encargado de la designación y bajo control de sectores prochinos. Un apoyo del 99,4 por ciento que supone una marca sin precedentes. Nada más lejos de la voluntad popular: si los 7,4 millones de habitantes de Hong Kong tuvieran voz y voto, el candidato hubiera albergado pocas posibilidades. Según la última encuesta del Instituto de Opinión Pública de Hong Kong, su índice de aprobación se sitúa en un 34,8 por ciento. Una realidad, no obstante, que el Partido Comunista Chino ha obviado al celebrar el triunfo de su valido. «La gran mayoría de los residentes de Hong Kong están llenos de confianza y expectativas, y creen que puede reclutar a políticos de talento para formar una Administración que gobierne con decisión y capaz de alcanzar sus objetivos», aseguraba la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado esta mañana por medio de un comunicado oficial. Lee ostentaba el puesto de secretario jefe ?número dos del Ejecutivo local? tras haber sido jefe de Seguridad. Como tal tuvo que lidiar con las manifestaciones prodemocracia que desde el verano de 2019 sacudieron el territorio; tarea simplificada cuando sus peticiones de auxilio fueron escuchadas en Pekín. Desde allí el Partido Comunista impuso en junio de 2020 una Ley de Seguridad Nacional que criminalizaba la disidencia en Hong Kong, el principio del fin de los derechos y libertades que diferenciaban a la excolonia del resto del continente. Lee fue uno de los políticos sancionados por Estados Unidos, dada su labor fundamental en el proceso. Seguridad ante todo La elección de Lee «indica que la principal prioridad de Pekín es mantener la seguridad política», apuntaba un informe reciente de Eurasia. Este, que desarrolló su carrera profesional en la policía, ha confirmado los presagios desde su discurso de celebración. «Protegeré Hong Kong de amenazas internas y externas y aseguraré que su estabilidad continúe siendo una cuestión central». ha proclamado esta mañana, poco después de conocerse el resultado de las urnas. «Tiene poca visión económica y seguirá instrucciones de Pekín. (..) Hong Kong dejará de ser un centro financiero global para desempeñar un papel más limitado como puerta de entrada de capital para China», concluía el texto de la consultora. Su primer viaje oficial como jefe del Ejecutivo le llevará, precisamente, ante sus benefactores en Pekín, quienes confirmarán su nombramiento a lo largo de este mes. Después, jurará el cargo: quizá ante Xi Jinping ?como su predecesora, Carrie Lam? y quizá el próximo 1 de julio. Esta fecha coincide con el 25º aniversario de la devolución de soberanía, punto central del medio siglo durante el que China debía respetar los derechos y libertades del territorio. Un proceso finiquitado con 25 años de antelación que Lee viene a ratificar.
08-05-2022 | Fuente: as.com
Inocencio Arias: "Con pasillo o sin pasillo, el Madrid no se va a poner versallesco"
Arias, que aparcó la política para ejercer como director general del Real Madrid durante 18 meses entre 1993 y 1995, charla con AS antes del derbi.
07-05-2022 | Fuente: abc.es
Triunfo histórico del exbrazo político del IRA en Irlanda del Norte
La de la isla de Irlanda es una historia compleja, que a cien años de su partición en dos, la República de Irlanda e Irlanda del Norte, vuelve a vivir un momento agitado, sobre todo porque Irlanda del Norte también está partida en dos, políticamente hablando. El Sinn Féin, el partido nacionalista irlandés que fue el brazo político de la organización terrorista IRA, ha alcanzado un triunfo histórico en la nación constitutiva más pequeña del Reino Unido, consiguiendo 27 de los 90 escaños y convirtiéndose así en la mayor fuerza en Stormont, la Asamblea norirlandesa, una vez finalizado este sábado el conteo de votos de la jornada electoral que tuvo lugar el pasado jueves. Partidario de la unificación de la isla, el Sinn Féin ha reemplazado así al Partido Unionista Democrático (DUP), en una votación en la que la participación general fue del 63,61%, ligeramente inferior al 64% del 2017. No obstante, la candidata a convertirse en ministra principal, Michelle O?Neill, vicepresidenta del partido y líder en el Norte, podría enfrentar importantes dificultades para formar el Ejecutivo, ya que el DUP podría entorpecer el procedimiento, ya que se encuentra fuera del Ejecutivo en protesta por el Protocolo de Irlanda del Norte, que forma parte del Acuerdo del Brexit y mediante el cual la región recibió un estatus especial porque comparte una frontera terrestre con la República de Irlanda, que es miembro de la UE. Para evitar una frontera física entre los dos países y, por lo tanto, proteger el proceso de paz, se acordó que se realizarían controles aduaneros en las mercancías que ingresen a Irlanda del Norte desde otras partes del Reino Unido, pero los unionistas denuncian que esto ha colocado, de facto, una frontera en el mar de Irlanda. El líder del DUP, Jeffrey Donaldson, ha insistido en múltiples ocasiones en que su formación no entrará en el gobierno a menos que Londres y la UE no arreglen los problemas con el protocolo. «Necesitamos estabilidad», aseveró este sábado y exigió soluciones al gobierno del primer ministro Boris Johnson. Una nueva era En un discurso previo a la confirmación oficial de su triunfo pero tras ganar de nuevo su propio escaño, Michelle O?Neill manifestó a sus seguidores que este resultado «marca el comienzo de una nueva era». La noticia no llegó por sorpresa, ya que las encuestas habían pronosticado este resultado, que muchos achacan directamente al Brexit. «Es un momento decisivo para nuestra política y para nuestra gente», declaró, y añadió que «hoy se marca el comienzo de una nueva era que creo que nos presenta a todos la oportunidad de reinventar las relaciones en esta sociedad sobre la base de la equidad, la igualdad y la justicia social». «Independientemente de mis antecedentes religiosos, políticos o sociales, mi compromiso es hacer que la política funcione. Mi compromiso es trabajar a través de la asociación, no de la división», prometió O?Neill, que durante la campaña se enfocó en sus propuestas sociales más que en la disputa política histórica entre unionistas y nacionalistas. «Independientemente de mis antecedentes religiosos, políticos o sociales, mi compromiso es hacer que la política funcione. Mi compromiso es trabajar a través de la asociación, no de la división», prometió O?Neill También habló Mary Lou McDonald, líder del Sinn Féin, que dijo que espera que O'Neill sea nominada como ministra principal, cuya candidatura presentará la próxima semana, e hizo un llamamiento a la unidad para que las demás fuerzas políticas «hagan un balance» y «evalúen la enorme responsabilidad que todos tenemos». «El futuro es brillante para todos nosotros», señaló, e instó a los sindicalistas a «no tener miedo». Jon Tonge, profesor de política de la Universidad de Liverpool y analista de UK in a Changing Europe (UKICE), una red de académicos e investigadores de todo el Reino Unido coordinada desde el King's College de Londres, manifestó que, «ansioso por evitar otro colapso de las instituciones, el gobierno del Reino Unido ya estaba en el proceso de legislar en Westminster para extender el período en el que se pueden hacer las nominaciones para el ministro principal y el adjunto después de una elección de la Asamblea de 6 a 24 semanas», por lo que «después de las elecciones de mayo, es probable que se prolongue» la «formación del Ejecutivo», que se prevé conflictiva. Según los términos del Acuerdo de Viernes Santo, que puso fin en 1998 a tres sangrientas décadas de violencia en la región, en la que viven 1.9 millones de personas, el Gobierno de Irlanda del Norte debe ser compartido entre los nacionalistas y los unionistas, con el partido mayoritario a cargo de nombrar al ministro principal y el otro, a su segundo, y su obligación es gobernar de forma conjunta. Pero las consecuencias de la dificultad para llegar a un consenso entre ambos podrían ser especialmente notorias en cuestiones que ya llevan meses de conflicto, como la aplicación del protocolo. Largo camino hacia la unidad irlandesa Tongue considera que «en términos simbólicos, que el Sinn Féin sea el partido más grande de Irlanda del Norte, una entidad creada sobre la base de una mayoría unionista, sería sísmico», y apuntó que es «un partido que no quiere que exista Irlanda del Norte y se niega incluso a usar el término Irlanda del Norte». Para este experto, este resultado supondrá un paso más en «el largo camino hacia la unidad irlandesa». De hecho, la formación defiende que un referéndum sobre la unidad entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda es inevitable en un futuro próximo e incluso ha convocado asambleas de ciudadanos para discutir cómo sería una futura isla unida, pero durante la campaña electoral de esto se habló poco. O casi nada. La prioridad estuvo en prometer mejoras en los problemas cotidianos de la población, como el elevado costo de la vida, el problema del acceso a una vivienda digna o la crisis de la sanidad, cuyas largas listas de espera en los hospitales son blanco constante de críticas. Para Tonge, como para otros expertos, la caída del DUP se debe a «una combinación» de las «consecuencias del Protocolo de Irlanda del Norte», así como al «caos de liderazgo interno» que sufre. A esto se suma que «aunque el Protocolo es el catalizador más reciente, el descontento con Stormont tiene una génesis más larga» y prueba de ello es que «el Ejecutivo y la Asamblea han sido propensos al colapso, habiendo estado suspendidos el 35% del tiempo desde su creación en 1999».
07-05-2022 | Fuente: abc.es
El antiguo brazo político del IRA roza la victoria con los dedos en un resultado histórico para Irlanda del Norte
El Sinn Fein, el antiguo brazo político de la banda terrorista IRA, aspira a lograr unos resultados históricos en las elecciones locales pues va camino de convertirse en el partido más numeroso dentro de la Asamblea de Irlanda del Norte, una gesta simbólica para el nacionalismo irlandés con la podrá colocar al frente de Stormont a su líder, Michelle O'Neill. Habiéndose retomado el recuento este sábado, los pronósticos sitúan al Sinn Féin por delante del Partido Unionista Democrático (DUP) con una ventaja bastante cómoda. El Sinn Fein habría obtenido el 29 % del voto de primera preferencia en comparación con el 21,3 % del Partido Unionista Democrático (DUP) probritánico, lo que indica que es probable que se convierta en el primer partido nacionalista irlandés en obtener la mayor cantidad de escaños en una elección para la asamblea regional desde la creación del estado en 1921. Posible primera ministra «El Sinn Fein va camino de colocar a su candidato como primer ministro. Esto es un terremoto» para la política de Irlanda del Norte, dijo Bill White, director ejecutivo de la encuestadora LucidTalk. «Esto es sísmico». Los leales a la corona británica habían ostentado el cargo de primer ministro de Irlanda del Norte desde que se estableció en 1998 después de un acuerdo de paz tras décadas de violencia sectaria. O'Neill, actual viceprimera ministra de Irlanda del Norte, encabeza las encuestas del Sinn Fein en el distrito de Mid Ulster. «Es muy pronto para hablar, el recuento sigue», se ha mostrado cauta, tras lograr por el momento 10.845 votos como primera opción. «Ha sido una campaña electoral muy, muy positiva», ha celebrado, según ha informado 'The Irish Post'. O'Neill ha señalado que su objetivo será «trabajar junto a otras formaciones pues se trata de "la única forma de lograr mucho más" para la población, en un momento además en el que la crisis ha elevado el nivel de vida y ha empeorado las prestaciones de los servicios de salud», ha remarcado.