Infortelecom

Noticias de politica

21-10-2017 | Fuente: elpais.com
El martirio sigue reclutando en Líbano
La guerra siria y la lucha contra el yihadismo empujan a jóvenes libaneses a alistarse en las milicias dispuestos a morir aferrados a sus convicciones religiosas y políticas
21-10-2017 | Fuente: abc.es
Represión en China: «El Partido me retuvo once días sin avisar a mi familia»
Dos hombres de paisano le abordaron cuando iba a su oficina una mañana. No tuvieron que identificarse ni darle explicaciones. Ya sabía quiénes eran y lo que le esperaba. «Me retuvieron en una celda once días sin avisar a mi familia y sin que pudiera llamar a un abogado», cuenta un empresario pequinés que tenía negocios con las autoridades de un distrito y fue detenido por un caso de corrupción. En Europa y Estados Unidos, lo primero que hace la Policía al apresar a alguien es leerle sus derechos y recordarle que puede recurrir a un abogado y permanecer en silencio. En China ocurre todo lo contrario. Entre otras cosas, porque estos arrestos por corrupción política ni siquiera los hace la Policía, sino un cuerpo especial del Partido Comunista, la Comisión Central para la Inspección Disciplinaria. Bajo un sistema denominado «shuanggui», que funciona al margen de los jueces y la Policía, los investigados son aislados en lugares secretos hasta que confiesen. A tenor de la ONG Human Rights Watch, abundan las torturas físicas y psíquicas contra los funcionarios corruptos y once de ellos han muerto en los interrogatorios. «Me daban muy poca comida y apenas me dejaban dormir un par de horas seguidas, para fatigarme y quebrarme así los nervios. No me pegaron, pero me obligaban a permanecer durante horas en la misma postura, hasta que se me entumecían los músculos», relata el empresario, que oculta su identidad. De la noche a la mañana, pasó de codearse con altos cargos del Partido a suplicarle a sus guardianes que le dejaran llamar a su esposa y a sus padres. «Aunque no supieron nada de mí todos esos días y nadie les daba información, sabían dónde estaba porque estos son los riesgos de hacer negocios con los políticos en China», advierte resignado. «Me interrogaban día y noche porque estaban investigando a varios cargos locales para los que yo había hecho unos trabajos y querían que los delatara, pero finalmente no confesé nada», asegura orgulloso sin aclarar cuáles eran esos negocios ni si había sobornado a algún político. Después de once días en el calabozo, pudo volver a ver la luz del sol al quedar en libertad. Pero sigue siendo investigado y sabe que los «hombres de negro» podrían regresar a por él en cualquier momento. Especialmente ahora; en cuanto concluya el XIX Congreso del Partido Comunista, que se celebra estos días en Pekín, y se renueve su cúpula. Con temor, el empresario solo espera que sus «guanxi» (contactos) en el régimen no acaben entre los derrotados en esta lucha por el poder, ya que le arrastrarían en su caída. Sin clemencia Desde que Xi Jinping tomó el poder, primero como secretario general del Partido en 2012 y luego como presidente de China en 2013, más de un millón de funcionarios y cuadros han sido castigados por corrupción. Con dichas purgas, que han afectado a 200 altos cargos, Xi ha eliminado a sus rivales internos para que nadie la plante cara en su segundo mandato, que durará hasta 2022 pero podría prolongarlo. Con esta misma mano dura también ha aplastado a la disidencia. Además de no permitir la salida de China del moribundo Nobel de la Paz Liu Xiaobo, quien falleció en julio por un cáncer de hígado fulminante, el régimen mantiene bajo arresto domiciliario a su viuda, la poetisa Liu Xia. Como ella, al menos 14 activistas han sido detenidos y otros dos han «desaparecido» para que no protesten durante el Congreso, denuncia la ONG Defensores Chinos de los Derechos Humanos. La creciente represión también se ha extendido contra grupos sociales, incluso de gais y lesbianas sin filiación política, y colectivos profesionales, como los abogados de los disidentes. El 9 de julio de 2015 empezó contra ellos una campaña, denominada «709», que dejó unos 300 detenidos. Algunos de ellos, como el activista cristiano Hu Shigen y el abogado Zhou Shifeng, han sido condenados a siete años de cárcel por «intento de subversión». Es el precio por enfrentarse al régimen chino, cada vez más autoritario con Xi Jinping. Mayor censura y control en internet Junto a la represión de la disidencia, las autoridades chinas han reforzado la censura y los controles en internet para impedir la difusión de contenidos políticamente sensibles que amenacen su poder. Gracias a su progreso tecnológico, la «Gran Muralla Cibernética» («Great Firewall», en inglés) ha sido capaz de bloquear numerosas VPN, las conexiones a servidores en el extranjero que permiten acceder a páginas «web» prohibidas en China. Con Facebook, Twitter y Youtube capados, y con WhatsApp funcionando solo a ratos, las redes sociales chinas deben plegarse a la censura. Así, portales como Wechat o Weibo bloquean automáticamente los mensajes sensibles que envían sus usuarios, en ocasiones sin que estos lo sepan.
21-10-2017 | Fuente: abc.es
Bloqueo a Qatar: «Están usando a la población civil como escudos humanos»
El bloqueo total contra Qatar impuesto el pasado 5 de julio por Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, sigue enrareciendo el clima entre los regímenes del Golfo, en un momento clave de la lucha contra el yihadismo y con varias guerras civiles aún en curso. Las tibias intentonas de mediación política de Kuwait y del presidente Trump han sido pompas de jabón. El coste político y económico para todos -en particular para el rico emirato de Qatar- es muy elevado, pero el daño social que crea la repatriación forzosa de ciudadanos árabes del Golfo, que tradicionalmente mantienen fuertes lazos familiares entre sí, ha abierto otra cuenta negativa con dígitos muy difíciles de cuantificar. Doha acaba de publicar un extenso informe con lo que califica de «intolerables abusos de los derechos humanos» por parte de los cuatro países que impulsan el bloqueo. Para defender su causa ha viajado a Madrid el presidente del llamado Comité de Derechos Humanos de Qatar, Alí Bin Samikh Al Marri. ¿Qué denuncian en su informe? La violación flagrante de un elevado número de derechos humanos por parte de los países que imponen el bloqueo contra Qatar. No estamos ante un boicot solo económico y político. Están utilizando a la población civil como escudos humanos, víctimas inocente de una agresión sin precedentes en nuestras sociedades. ¿Por qué afirman que el daño va más allá de la población qatarí? Los primeros y más afectados son sin duda muchos miles de ciudadanos qataríes residentes sobre todo en Arabia Saudí y Emiratos, a los que se dio un plazo de solo 15 días para dejarlo todo y abandonar el territorio. Pero el daño del bloqueo afecta también a muchos ciudadanos procedentes de los cuatro países agresores que viven en Qatar. Calculamos que nuestro país acoge a unos 13.000 ciudadanos procedentes, sobre todo, de Arabia Saudí, Emiratos y Bahréin. ¿Qué derechos han sido los más violados a su parecer? Derechos individuales, a la educación, al trabajo, a la propiedad, a la libertad de expresión; y también derechos de familia. Relatamos el caso de una mujer qatarí que llevaba años viviendo en Emiratos Árabes Unidos, donde se casó con un emiratí y tuvo un niño; al ser forzada a la repatriación fue obligada en el aeropuerto a irse sin el hijo, que entregaron al padre. Relatamos casos también dramáticos de estudiantes que pierden la carrera, e incluso de pacientes qataríes ingresados en un hospital de Riad que tuvieron que desalojarlo. El intento de mediación de Kuwait no avanza, y las organizaciones panárabes e islámicas parecen hacer oídos sordos a la crisis. ¿Confían en la diplomacia de Estados Unidos, que mantiene con todos los países del Golfo fuertes lazos económicos y estratégicos? El presidente Trump hizo un intento de mediación, que cosechó un sonoro fracaso tras el portazo de Riad. Me temo que la resolución del bloqueo a Qatar no está entre las prioridades de la política de la Casa Blanca. ¿Qué recurso les cabe? La denuncia ante todas las instituciones y organismos mundiales, para que ejerzan presión. He hablado en Madrid con parlamentarios y con el Defensor del Pueblo porque confiamos en la presión de España, ahora que es miembro del Comité de Derechos Humanos de la ONU para el periodo que cubrirá hasta 2020. Arabia Saudí está dando algunos pasos adelante en materia de derechos humanos. Hace poco anunció que las mujeres ya podrán conducir.. Supongo (dice entre risas) que las autoridades de Riad considerarán que no es para ellos un paso tan arriesgado ahora que los coches son automáticos.
21-10-2017 | Fuente: elpais.com
?Los Gobiernos de España no han hecho política en Cataluña?
El exministro y expresidente del PP catalán analiza la crisis catalana
20-10-2017 | Fuente: abc.es
Trump supera en impopularidad a sus nueve predecesores en la Casa Blanca
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cerrado su tercer trimestre como presidente con un nivel de apoyo a su gestión menor al 37 por ciento, una cifra sin precedentes a estas alturas de mandato y que le convierten en el inquilino de la Casa Blanca más impopular al menos desde Dwight D. Eisenhower, que comenzó a gobernar en 1953. Así lo refleja un sondeo de la firma Gallup, según el cual un 36,9 por ciento de los estadounidenses ve con buenos ojos la labor del actual presidente, casi dos puntos menos que en el trimestre anterior. El dato aún podría caer más en la próxima medición, ya que las últimas encuestas realizadas entre el 17 y el 19 de octubre sitúan el apoyo en el 35 por ciento. El respaldo personal a Trump se sitúa en el 34 por ciento, aparentemente lastrado por sus incesantes polémicas, que han ido en los últimos meses desde la escalada de tensiones políticas con Corea del Norte a sus ambiguas declaraciones sobre las movilizaciones de supremacistas blancos y neonazis. Los datos demuestran que Trump ha quemado en unos pocos meses el beneficio de la duda que los estadounidenses suelen conceder a sus presidentes en los meses posteriores a tomar posesión, ya que el 36,9 por ciento obtenido como nota le sitúa por detrás de sus nueve predecesores, según el sondeo, elaborado a partir de 46.663 entrevistas. De los 288 trimestres analizados por Gallup a lo largo de la historia, sólo en 31 de ellos un presidente ha tenido peores calificaciones que Trump. La estadística en el caso de Trump hace buena la de Bill Clinton, cuya labor apoyaban en 1993 un 47,7 por ciento de los estadounidenses. Al menos hasta ahora, la peor nota a nivel global la ostenta Harry Truman en su vigésimo séptimo trimestre en la Casa Blanca, cuando sólo tenía el respaldo del 23 por ciento de los ciudadanos.
20-10-2017 | Fuente: elpais.com
El sátiro mordaz de Italia
Stefano Benni publica en España 'Margarita Dolcevita', una mezcla de ironía, política y fábula que vendió 400.000 copias en su país
20-10-2017 | Fuente: marca.com
La enorme tensión política que acecha al Barcelona
 
20-10-2017 | Fuente: abc.es
El «Trump checo», favorito en las elecciones de la República Checa
La desafección por los mensajes políticos de conservadores y socialdemócratas cobra cuerpo electoral también en la República Checa. A pesar de tratarse de uno de los países de la UE que más ha progresado en los últimos años, un recalcitrante voto protesta amenaza con elegir este fin de semana al multimillonario Andrej Babis, gracias a una campaña populista y en la que ha atacado duramente a Europa y a las «élites que la dirigen». Los últimos sondeos le dan el 27,7% de los votos, seguido de socialdemócratas con algo menos del 12%. Su partido, Akce nespokojených obcanu (Acción de Ciudadanos Insatisfechos), ANO, «Sí» en checo, surgió como un movimiento de indignados y en medio de un tumulto de escándalos de corrupción. Babis lo fundó en 2011 aprovechando el voto protesta y con la característica principal de ser un partido «antipolítico», cuyo objetivo declarado es luchar contra la corrupción y las normativas europeas abusivas. Su líder, sin embargo, ha nacido y crecido al amparo de la corrupción y las élites económicas que tanto critica. Multimillonario Nacido en Bratislava (Eslovaquia) en 1954, Babis es hijo de un diplomático, miembro de la alta sociedad de Praga y levantó un imperio económico tras hacerse con importantes empresas que quedaban huérfanas del Estado tras la caída del Muro de Berlín y el final del comunismo en Checoslovaquia. E s propietario del grupo agroindustrial Agrofer, uno de los más importantes del país, y desde 2013 de dos diarios nacionales, tres canales de televisión y dos emisoras de radio. Con una fortuna estimada en 4.000 millones de euros, se ha convertido en el segundo hombre más rico del país. Con una fortuna estimada en 4.000 millones de euros, se ha convertido en el segundo hombre más rico del país El resultado de las elecciones de 2014 le permitió ya la entrada en el gobierno de coalición liderada por los socialdemócratas y ocupar el puesto de viceprimer ministro y responsable de Finanzas, cargo del que tuvo que dimitir por sospechas de manipulación de fondos públicos y fraude fiscal. Su renuncia arrastró la dimisión del gobierno en bloque. Algunos medios le acusan además de haber estado utilizando inspecciones de Hacienda para amedrentar a rivales empresariales. El pasado mes de septiembre perdió su inmunidad parlamentaria y a partir de ese momento puso todas sus fuerzas en la elección como jefe de gobierno, lo que paralizaría los juicios contra él, en los que se enfrenta a penas de cárcel. Babis y el comercio del miedo «La campaña electoral previa a esta votación ha estado vacía de contenidos, los votantes perciben que la división entre derecha e izquierda ha desaparecido completamente y los asuntos principales son dos: Babis y el comercio del miedo», explica Jiri Pehe, director del New York University de Praga. Se trata de unos de los países con menos tasa de paro de Europa y la renta per cápita en paridad de poder adquisitivo ha pasado de 17.600 euros en 2004 (año de entrada en la UE) hasta los 25.700 euros en 2016, superando a Portugal o Grecia y pisando los talones a España, pero eso no evita que el 80% de los checos se declare en las encuestas insatisfecho con su situación personal y más del 70% reconoce que simpatiza con el antieuropeismo de Babis. Aunque el ANO no es un partido antieuropeísta al uso, sí defiende que entrar en el euro no sería un paso en la dirección correcta, puesto que la soberanía monetaria es parte de la independencia económica que defiende el magnate. Babis no promete ni defiende una salida de la República Checa de la UE, pero cree que este organismo debe cambiar de forma radical porque «muchas políticas, directivas y decisiones que emanan de la unión me recuerdan a la Unión Soviética». En concreto, reniega de las cuotas, regulaciones e impuestos que provienen de Bruselas, que en su opinión son «enemigos de la libertad». Entre sus propuestas económicas, las bajadas de impuestos generalizadas ocupan un lugar destacado. Reniega de las cuotas, regulaciones e impuestos que provienen de Bruselas, que en su opinión son «enemigos de la libertad» Babis está absolutamente en contra de las cuotas de inmigrantes y cree que la OTAN debería sellar sus fronteras para mantener alejados a los extranjeros. La agencia Bloomberg calcula que la victoria de Babis podría aislar a la República Checa del eje central de la UE, y además reforzaría al sector más crítico, altualmente formado por Polonia y Hungría. Al igual que Trump en EEUU, Babis goza de gran popularidad a pesar del conflicto de interés que supondría llegar a ser primer ministro y dueño de un holding agrario que le ha convertido en la segunda mayor empresa del país, pero precisamente uno de los pilares de su discurso está basado en su intención de gestionar económicamente el país como si fuera una empresa, argumentando que su inteligencia y su talento para hacer negocios pueden ser perfectamente extrapolados al gobierno. Una de las medidas que promovió como ministro y con la que obtuvo un gran respaldo popular la informatización obligatoria de los sistemas de pago de las empresas, que redujo de forma drástica la evasión fiscal. Decisiones como esta, han hecho calar en la población su eslogan de campaña: «Las cosas mejorarán» y lo han situado como candidato con más opciones a la jefatura de gobierno. Las encuestas auguran además que otros cinco partidos superarán el umbral mínimo del 5 % para entrar en el parlamento: los liberal-conservadores ODS y TOP09, el democristiano KDU, el Partido Pirata y el partido euroescéptico SPD. De confirmarse estos resultados, Babis podría formar un gobierno en minoría con el apoyo de comunistas y euroescépticos.
20-10-2017 | Fuente: elpais.com
Cementos Molins traslada su sede social a Madrid
La empresa se muda por "la situación política y social que se vive en Cataluña y a la inseguridad jurídica que provoca"
20-10-2017 | Fuente: elpais.com
?House of Cards? o el fin del sueño americano
Quinto capítulo completo de 'Geopolítica de las series', un análisis de Dominique Moïsi (Errata Naturae)
1
...