Infortelecom

Noticias de politica exterior

06-07-2021 | Fuente: abc.es
Países Bajos y República Dominicana fijan sus fronteras marítimas
Países Bajos y República Dominicana han firmado este lunes un acuerdo con el que han fijado las fronteras marítimas entre ambos países en el mar Caribe. Según un comunicado del Ministerio de Exteriores del país caribeño, el ministro de Exteriores de República Dominicana, Roberto Álvarez, y la embajadora en el país de los Países Bajos, Annemieke Verrijp, han establecido que «la delimitación de todas las zonas marítimas fueron trazadas en base a la equidistancia y será la línea geodésica formada por los puntos identificados por sus coordenadas geográficas expresadas en el sistema de referencia World Geodetic System de 1984». Para República Dominicana, este acuerdo supone «un logro» en su política exterior ya que se busca «armonizar su legislación con el derecho internacional» y «los recursos necesarios para la delimitación de los límites marítimos dominicanos con los 4 países aún pendientes». Por su parte, la embajadora del país europeo ha compartido este comunicado en su cuenta de Twitter y ha calificado el acuerdo de «histórico» y de «importante para la seguridad y desarrollo». «El mar siempre ha sido el vínculo de unión entre nuestros países, desde la interacción taína entre Hispaniola, Aruba y Curazao», ha añadido.
03-07-2021 | Fuente: abc.es
Una resolución del Parlamento lituano amenaza ratificación del Acuerdo entre la UE y Cuba
El Parlamento de Lituania aprobó este 30 de junio una Resolución unánime que condena al régimen cubano por sus constantes violaciones de derechos humanos, su totalitarismo, la injerencia en asuntos de gobiernos extranjeros, la crisis económica en la que mantiene sumido al país, así como el tráfico de profesionales cubanos, en especial de los equipos médicos. De esta manera, el Seimas (Parlamento unicameral lituano) decide «que no se puede alentar al Gobierno de la República de Cuba a que siga por el mismo camino mientras guarda silencio sobre las realidades mencionadas, y que no es políticamente conveniente ratificar el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación UE-Cuba (PDCA, por sus siglas en inglés), y no crear condiciones favorables al Gobierno de la República de Cuba que permitan al régimen de la República de Cuba continuar con su peligrosa estrategia regional y reforzar la opresión del pueblo cubano». El paso definitivo para suspender el PDCA, de conformidad con el artículo 25 de la Convención de Viena, sería que el Ejecutivo de Lituania enviara una carta Parlamento Europeo (PE), notificando la decisión del Parlamento lituano. La última palabra La Resolución del Seimas se realiza a veinte días de que el PE aprobara una histórica Resolución en la que los europarlamentarios condenaron las violaciones sistemáticas de derechos humanos y la persecución política en Cuba, principalmente contra disidentes pacíficos, periodistas independientes, defensores de los derechos humanos y miembros de la oposición política; y en la que además pidieron al régimen de La Habana el respeto a los derechos humanos y al PDCA. Ello, según Javier Larrondo, Presidente de Prisoners Defenders (PD), «ha dado alas para que ni Dios se oponga a la Resolución del Parlamento de Lituania, pues está expresando algo que ya había dicho el Parlamento Europeo, que Cuba viola los derechos humanos y el Acuerdo de Diálogo».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Parlamento de <a href="https://twitter.com/hashtag/Lituania?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Lituania</a><br>??condena régimen cubano<br>??exige cese de ola represiva<br>?confirma no ratificar el Acuerdo UE-<a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> para no favorecer al régimen y fortalecer opresión del pueblo<br>82 votos a favor<br>0 en contra<br>: <a href="https://t.co/RQ5j4h3VZG">https://t.co/RQ5j4h3VZG</a><br>: <a href="https://t.co/IbwE2sCiGi">https://t.co/IbwE2sCiGi</a></p>&mdash; Prisoners Defenders (@CubanDefenders) <a href="https://twitter.com/CubanDefenders/status/1410338809775071250?ref_src=twsrc%5Etfw">June 30, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Según Larrondo, muchos europarlamentarios están «encantados» con la Resolución del Seimas, la cual ha sido «contundente». «Ahora todo está en manos del Ejecutivo de Lituania. Ellos tienen la última palabra», declaró a ABC. Desde la isla, varios activistas y organizaciones opositoras han manifestado igualmente su conformidad con la postura asumida por el país báltico. Mediante un comunicado oficial, el Consejo para la Transición a la Democracia en Cuba expresó su «más profundo agradecimiento por su apoyo a la libertad del pueblo cubano». El juego político Para Javier Larrondo, la UE tiene dos opciones: una, suspender el PDCA, con lo cual la UE ya no avalaría el diálogo y la cooperación con la dictadura cubana y, por tanto, dejarían de entrarle millones de euros al régimen (según recientes informaciones la UE financia unos 78 proyectos en Cuba con 155,5 millones de euros); y la segunda, que el Alto Representante de Política Exterior, Josep Borrell decida ejecutar el mandato del PE en cuanto a respetar y hacer respetar el Acuerdo, que haga un compromiso serio en este sentido, y entonces negociar con Lituania. «La Unión Europea ha sido muy servil con Cuba. El paso lógico sería cambiar la forma en que se está implementando el Acuerdo, y ganar terreno político con Lituania, llegar a un acuerdo con ellos para que den más tiempo», señala Larrondo. Por otro lado, Cuba también podría suspender el Acuerdo, pues no le conviene respetarlo. «La única salida para Cuba sería hacer reformas pero no quieren hacerlas. (?) Como ves, hay mucho en juego», añade el directivo de PD.
28-06-2021 | Fuente: abc.es
Aldecoa: «La UE no nació gracias al indiferente sino por la sociedad civil que había estado en las trincheras»
Francisco Aldecoa (Madrid, 1949), titular de la Cátedra Jean Monnet y uno de los académicos españoles de referencia sobre el proceso de construcción europea, se hizo viral el pasado martes, pero no por su participación en la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE) como presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, sino por su opinión a pie de calle sobre los indultos para un canal de YouTube. Mientras discurría la entrevista con Europa Hoy, donde señalaba las virtudes y defectos de la Conferencia -que supone un modelo «absolutamente innovador»-, el catedrático y doctor en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense se convertía en tendencia en redes sociales por su posición sobre los indultos a los presos del procés catalán. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">El Catedrático es Francisco Aldecoa: <br><br>Cuando un entrevistador sólo busca que le contesten lo que él quiere y se encuentra con un Catedrático de Relaciones Internacionales, recién llegado de Extrasburgo ! <a href="https://twitter.com/hashtag/indultos?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#indultos</a><br> <a href="https://t.co/gFYf0PD9DA">pic.twitter.com/gFYf0PD9DA</a></p>&mdash; Emma (@Emma1492es) <a href="https://twitter.com/Emma1492es/status/1407318526663200773?ref_src=twsrc%5Etfw">June 22, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> A bien seguro que a Aldecoa le hubiera gustado que, parte de esa gran repercusión, hubiera servido para hablar de la CoFoE, la iniciativa de diálogo entre instituciones, ciudadanos y sociedad civil europea que celebró su primera sesión en Estrasburgo (el pasado 19 de junio) y en la que el académico pudo participar durante una intervención de casi dos minutos. Esta anécdota representa la paradoja del proyecto europeo a nivel mediático en España: solo impacta lo que no genera consenso. «Para nosotros ha sido una sorpresa positiva que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, vaya a la Conferencia. Es la manera para que se conozca no solo en Madrid, sino también en España, aunque no necesariamente tenga las mismas posiciones que ella», valora Aldecoa. En la primera sesión en Estrasburgo, usted reivindicó el papel del Movimiento Europeo y la sociedad civil. ¿Por qué? Nos gustaría tener más peso. La constitución europea nace de la sociedad civil. Hay un excesivo interés en ocuparse del ciudadano indiferente, me parece muy bien, pero no pueden olvidar que el proceso europeo no se hizo con los indiferentes, sino con la sociedad civil organizada después de la II Guerra Mundial, con los que habían estado en las trincheras y campos de concentración, en los que se habían movido los movimientos federalistas. En La Haya estaba (Robert) Schuman y españoles como (Salvador) Madariaga, (Indalecio) Prieto y (José Antonio) Aguirre que habían luchado por el proyecto europeo, y entendieron que hubo guerra porque no había Europa. Ahora es estupendo ampliar la base, pero no olvidemos quiénes han sido los motores, que tienen que funcionar con más fuerza que hasta ahora.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Hoy se ha celebrado el primer plenario de la Conferencia sobre el futuro de Europa <br><br>Puedes volver a ver la intervención de Patxi Aldecoa<a href="https://twitter.com/hashtag/CoFoE?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#CoFoE</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/ElFuturoEsTuyo?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#ElFuturoEsTuyo</a> <a href="https://t.co/tBWzSZsTUW">pic.twitter.com/tBWzSZsTUW</a></p>&mdash; Movimiento Europeo (@MovimientoEurop) <a href="https://twitter.com/MovimientoEurop/status/1406220078639685636?ref_src=twsrc%5Etfw">June 19, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> - En España no se está hablando nada. ¿Está notando una particularidad de España en los debates? No. ¿Sabes por qué no hay repercusión? Porque en el 90% del tema europeo estamos casi todos de acuerdo. Allí escuchabas plantear propuestas muy similares. Cuando hay una bronca tremenda en el país en el Congreso de los Diputados, en Bruselas votan todo igual. Hay una visión común muy completa del proyecto europeo. Y por eso no sale en los medios. Saldrán algunas chispas que seguramente saldrán, no va a salir el 80% del consenso en los medios Eso no es noticia. El momento es apasionante. Nuestra obligación es transmitir a la sociedad que las cosas no van mal pero no sabemos cómo. ¿Se ha visto con los grupos políticos españoles? ¿Qué impresión ha tenido? Una impresión inmejorable. Estuvimos invitados hace un mes por la Comisión Mixta y mi sorpresa fue mayúscula. Había un consenso casi completo. El término federalismo, salvo los más radicales, lo aceptaban todos con gran facilidad. ¿Qué está pasando para que la Conferencia sobre el Futuro de Europa solo esté llegando a la sociedad civil movilizada? Sí, no está teniendo repercusiones en los medios de comunicación. Y tenemos que buscar la responsabilidad más en nosotros que en los medios. Si esto no tiene repercusión es porque no lo hemos hecho bien. Las tres instituciones, Comisión Consejo y Parlamento Europeo, son las responsables y no han utilizado todos sus medios que son muchos. Y llevamos con esto dos años y no lo han movido. Y concretamente tres meses desde la convocatoria oficial del 10 de marzo. Ahí ha fallado la convocatoria. No se ha planteado bien. Incluso los anuncios que hay van más dirigidos a la plataforma plurilingüe que nadie comprende. Y no es solo eso. A mi juicio ha fallado la convocatoria. No consigo ver que se haya sorteado de forma aleatoria la participación de los ciudadanos. ¿Puede explicarme qué objetivos tiene la Conferencia? Diría que no hemos explicado por qué es importante la conferencia. Esa idea no se ha transmitido y es porque es la primera vez que una institución de esta naturaleza, la UE, hace un trabajo de diálogo entre los representantes de las instituciones, de todas ellas, con la sociedad civil y los ciudadanos con objeto de poner al día la Unión. Teniendo en cuenta que en el último año ha habido cambios cualitativos de enorme importancia. Ahora hay que ajustar las instituciones y seguramente las políticas, y mediante un método absolutamente innovador: un diálogo sincero, directo y en pie de igualdad de condiciones. Y eso no se ha transmitido. La UE se construye en La Haya por la sociedad civil, por las asociaciones europeístas, que han sido el motor de la construcción europea, y ahora tendríamos tener más peso. Encima vamos a tener 4 meses (en octubre) hasta el próximo plenario. La gente no va a recordar qué hacíamos. La Conferencia de la UE sobre el futuro de Europa ha abandonado la idea de un solo presidente como sí tuvo la Convención de Valéry Giscard d'Estaing. ¿Han matado entre todos la CoFoE? Sí, son nueve líderes, tres por cada institución. Es importante resaltar que son dos cosas distintas. Hubo dos Convenciones: la primera para elaborar la Carta de Derechos Fundamentales, y la segunda para elaborar el proyecto de tratado para que se estableciera un proyecto de Constitución pero que no entró en vigor porque no lo ratificaron los referéndums de Francia y Holanda. Y en la Convención estaban representados en el Parlamento Europeo, los nacionales y los gobiernos. Y ahora está recogido en el tratado, en el artículo 48, el procedimiento de reforma. La novedad de la Convención de Giscard es que por primera vez hubo representante de parlamentos nacionales en la reforma de los tratados. En este caso se ha dado un paso más: por un lado, estarán los que irán a la Convención, pero por otros representantes de los ciudadanos y la sociedad civil. Eso no tiene precedentes en ningún sitio. Es innovador y positivo, pero hay que explicarlo. Nosotros nos quejamos de que hay excesivo peso de las instituciones porque van a tener su momento en la siguiente fase. ¿Que retrasaran un año la Conferencia ha sido solo por la pandemia? Estaba prevista para ser convocada para el 9 de mayo del 2020, y se ha retrasado en parte por la pandemia, pero también porque no se ponen de acuerdo. La presidencia alemana hizo todo lo posible para que se pusieran de acuerdo. Después, la presidencia portuguesa encontró esta fórmula, la del trílogo, que es mala, pero es la única forma de desbloquear el sistema. Creo que se buscó, pero no se encontró. Su participación no llegó a dos minutos. Parecía más una sucesión de monólogos que una conversación en sí. El sistema que se empleó de 150 monólogos de poco más de un minuto no es la mejor forma de cautivar a los ciudadanos. Se puede politizar de alguna forma. A medida que vayan surgiendo propuestas, habrá debate en las comisiones. No serán monólogos sucesivos. Lo que se hace en la lógica parlamentaria interna europea. El objetivo es una declaración final, que plantee la necesidad de las mejoras en torno a las políticas, especialmente, a las instituciones y en su caso si hay consenso reforma del tratado. ¿Entonces se puede ir hacia un nuevo tratado? Se le puede llamar como usted quiera. La discusión es hasta dónde el tratado. Es un proceso abierto que habrá que ver. ¿Y habrá un segundo intento de Constitución europea? Hay un clima bueno. Hace años también había un clima bueno, el problema fueron dos Estados. La suma de lo síes era superior a los noes si se sumaban los votos totales. Las cuestiones fundamentales que salieron de la Convención en cambio están en vigor con el Tratado de Lisboa. Parece que hay consenso sobre la regla de la unanimidad, quizá el principal caballo de batalla. Se buscarán fórmulas para mejorar el sistema. Todavía está abierto. ¿Que hay que resolver regla de unanimidad en política exterior y materia fiscal? No tengo la menor duda. Habrá que ver cómo. Pero no lo focalizaría todo sobre eso. En la medida en que consigamos ciertos consensos sobre casi todo, los temas más difíciles irán cayendo por su propio peso. La crisis de valoración y reputación de Von der Leyen viene marcada por su pecado original de liderar la Comisión tras la muerte del proceso de Spitzenkandidaten (el candidato ganador de las elecciones europeas)? A pesar de que no salió el Spitzenkadidaten, que fue una pena, el sistema funcionó, la participación aumentó diez puntos, los jóvenes fueron los que más votaron; a veces se olvida y se cree que los jóvenes están de espaldas. No conozco a ningún presidente de la Comisión Europea con tanto apoyo y con un consenso tan inmenso. En España no sé por qué se ha divulgado la idea, en que le debilitaba el hecho de necesitar el apoyo de tres partidos. Y ha sido todo lo contrario. Lo que ocurrió con la crisis financiera de 2008 es que el funcionamiento de la Unión se intergumentalizó. Sin embargo, ahora ha ocurrido lo contrario. El Parlamento es el que toma la iniciativa y la Comisión la que propone. Y los Estados son los que aceptan a regañadientes Otro de los retos es la Unión de la Salud. En eso hay consenso claro. Antes no estaba encima de la mesa. Las cosas avanzan cuando hay percepción en la sociedad de que hay una necesidad y hay que darle respuesta. Las decisiones que se han adoptado han sido federales y no se han adoptado desde así el euro. El Plan de recuperación es completamente federal, de hacerlo a través de un empréstito común, también como con las vacunas más allá de que haya habido pequeños errores. Otros objetivos señalados por la Conferencia son la política migratoria, uno de los grandes fracasos europeos, y la política social. Hay que reconocer que la política migratoria no funciona y que además las instituciones no tienen competencias suficientes para resolverlo y eso hay que entrarle el diente porque es un déficit que tenemos. Por otro lado, hay un cierto consenso sobre que hay que incorporar el pilar social aprobado en Oporto en las políticas de la UE, y para eso estoy convencido de que hay que cambiar los tratados. La pandemia ha generado un cambio de ciclo en el funcionamiento de la UE. Lo que ocurrió con la crisis financiera de 2008 es que intergumentalizó el funcionamiento de la Unión en su conjunto y por lo tanto las instituciones perdieron peso. Sin embargo, ahora ha ocurrido lo contrario. Han sido las instituciones. El Parlamento es el que toma la iniciativa y la Comisión la que propone. Los Estados son los que a regañadientes aceptan. Hay un acuerdo interinstitucional que hacía mucho que no funcionaba así. En los últimos años ha funcionado más lo intergubernamental que lo federal. Los ciudadanos están representados en el Parlamento y los gobiernos en el Consejo. En la medida que han primado el Consejo sobre el Parlamento? ahora hace falta equilibrar y que tengan el mismo peso. ¿Por esa pujanza de las instituciones se ha preferido entonces no darle demasiado peso a la sociedad civil en la Conferencia? No, eso es una cuestión técnica, circunstancial? Les han dado demasiada importancia a los ciudadanos. Creo que es un error. A mí no me gusta el sistema que han elegido, pero no creo que haya sido para no avanzar, sino que hay un exceso de tecnicismo, creen que esa plataforma multilingüe puede ser una forma de participación. Esa plataforma será un instrumento auxiliar, pero lo importante será el debate entre unos y otros. En política exterior usted se identifica con la Doctrina Sinatra del Alto Representante Josep Borrell. Mientras tanto, el líder de la CDU, Armin Laschet, avisa en una entrevista sobre las consecuencias de entrar en una guerra fría con Rusia. Europa frente a EE.UU. y China tiene que ir a «mi manera» como cantaba Sinatra, que recoja nuestro modelo de sociedad distinto. Debemos tener autonomía estratégica más completa y diferente, y eso se está articulando bien. Lo que hace falta es darle más instrumentos: habrá una nueva estrategia de política exterior. ¿Espera que, con las presidenciales francesas, Macron impulse aún más la que fue su gran iniciativa? Que hagamos una propuesta en nueve meses es bueno, y no solo para los franceses, que les viene bien, también para el conjunto. Y luego insistir en que también para los españoles. Nos toca la presidencia en 2023. Si a partir de ahí se convoca la Convención y por lo tanto se propone una reforma de tratado es posible que le toque a una capital española. Sería la primera vez. Para nosotros no es malo ese calendario.
26-06-2021 | Fuente: abc.es
La inminente marcha de EE.UU. precipita el caos en Afganistán
A menos de tres meses de la retirada definitiva de las tropas estadounidenses de Afganistán, el presidente Joe Biden se enfrenta al mayor riesgo en política exterior de toda su presidencia: el regreso de la guerrilla Talibán al poder en Afganistán, 20 años después de que fuera depuesta por las mismas fuerzas armadas que el 11 de septiembre se replegaran de un país centroasiático que queda de nuevo a su suerte, abocado, si nada lo remedia, a una guerra civil. Para tratar de lograr la unidad de las facciones democráticas de Afganistán, Biden recibió este jueves en la Casa Blanca al presidente legítimo afgano, Ashraf Ghani, y su eterno político, Abdulá Abdulá, que hoy ejerce el cargo de Alto Comisionado.. Ver Más
25-06-2021 | Fuente: abc.es
Washington, la UE y Canadá ofrecen al régimen chavista levantar sanciones
Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea han ofrecido revisar las sanciones impuestas al régimen chavista en Venezuela si este accede a negociar de cara a unas «elecciones libres», según un comunicado conjunto emitido ayer. Se trata de la señal más clara de la Administración Biden de que está dispuesta a levantar, parcial o totalmente, las sanciones aplicadas contra el chavismo durante el gobierno de Donald Trump, pero lo hace con la concurrencia de sus socios en Bruselas y en Canadá, dando a entender que buscará el consenso con sus aliados en la política hacia Venezuela. Firman la misiva el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell; el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, y el ministro de Exteriores de Canadá, Marc Garneau, quienes afirman que son los venezolanos los que deben buscar conjuntamente una salida a la actual crisis, incluido el régimen. «Aplaudimos los recientes avances sustanciales y creíbles para reparar los procesos democráticos e instituciones centrales de Venezuela y estamos dispuestos a revisar el régimen de sanciones sobre la base de un progreso significativo en una negociación global», dijeron. Además piden los firmantes la liberación de «todos aquellos que han sido detenidos injustamente por razones políticas, el respecto a los partidos políticos independientes, la libertad de expresión incluida la de los periodistas, y el final de los abusos contra los derechos humanos». Apoyo a Guaidó Apenas unas horas antes, el Gobierno de Joe Biden, desde Estados Unidos, había expresado su aval a Juan Guaidó y su gobierno interino «para apoyar el retorno a la democracia en Venezuela», según había dicho la subsecretaria de Estado para Iberoamérica, Julie Chung, tras una visita a Washington de una delegación venezolana liderada por Julio Borges, comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores de Venezuela, elegido por Guaidó. La subsecretaria del Departamento de Estado estadounidense, Wendy Sherman, y Borges mantuvieron el jueves una reunión en que la primera destacó «la necesidad urgente de establecer negociaciones integrales» con el régimen de Maduro. «Seguiremos trabajando juntos en busca de una solución negociada que conduzca a unas elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas en Venezuela», dijo Chung. El próximo 21 de noviembre habrá en el país caribeño unas elecciones regionales y locales. Tras su visita a Washington, Julio Borges afirmó en un mensaje difundido a través de las redes sociales que le agradece a Joe Biden su compromiso de «ratificar su apoyo a la democracia en Venezuela». A diferencia de Donald Trump, Biden se ha abierto a la negociación con el régimen de Maduro con el fin de acabar, en primer lugar, con la grave crisis humanitaria venezolana.
25-06-2021 | Fuente: abc.es
Asesinada una cooperante española de Médicos Sin Fronteras en un ataque en Etiopía
Tres cooperantes de Médicos Sin Fronteras (MSF) han sido asesinados en Etiopía tras sufrir un ataque en la región de Tigray, al norte del país, según informó la organización a través de un comunicado. Una de las víctimas es la española María Hernández, una mujer de 35 años procedente de Madrid, con una nutrida experiencia en África y que trabajaba como coordinadora de emergencias. Las otras son dos jóvenes etíopes, Yohannes Halefom Reda, asistente de coordinación de 31 años, y Tedros Gebremariam, un conductor de la misma edad. Los cuerpos de las tres víctimas fueron encontrados a algunos metros de distancia del coche donde viajaban, después de que se hubiera perdido la comunicación con ellos el día anterior. «Nada de lo que escribamos servirá para transmitir toda nuestra tristeza e indignación. (..) Condenamos este ataque a nuestros compañeros en los términos más rotundos y no pararemos hasta esclarecer lo sucedido», denunciaba MSF. «Confirmamos el fallecimiento de una cooperante española de Médicos Sin Fronteras en Tigray y queremos expresar nuestro más sentido pésame a sus familiares», señalaba, por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores. «Desde la Embajada de España en Etiopía, se están haciendo todas las gestiones necesarias para agilizar al máximo la repatriación del cuerpo. Asimismo, estamos en contacto con las autoridades etíopes para esclarecer los hechos», añadía. Compromiso hasta el final Hernández, que había comenzado su andadura en MSF en junio de 2015, trabajó primero en República Centroafricana y luego en Sudán del Sur. La cooperante también había desempeñado labores humanitarias en Yemen, México y en Pulka, Nigeria, donde vivió entre octubre de 2019 y junio de 2020. Su último destino antes del país donde ha perdido la vida. Durante la Nochebuena de 2019, Hernández, que era una mujer convencida del valor de su tarea, explicaba en Radio Nacional de España su experiencia en Pulka, la ciudad nigeriana donde la organización gestionaba un hospital y en la que iba a pasar las Navidades. «No es la primera vez [que estoy fuera de casa en estas fechas] y seguramente no será la última», contaba entonces. «Estoy plenamente convencida de lo que hago y de la necesidad de estar aquí ?añadía?. Pones en la balanza muchas cosas, sobre todo la gente, la familia, los amigos. Pero al final del día, merece la pena». Su currículum estaba coronado por una frase de Mahatma Gandhi que también era una declaración de intenciones: «Sé el cambio que quieres ver en el mundo». Fiel a sus principios, Hernández llegó a Etiopía en septiembre de 2020. Lo hizo un mes antes del inicio de las hostilidades en la región septentrional de Tigray, que comenzaron el pasado 4 de noviembre, cuando el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, ordenó una ofensiva militar contra el territorio. Para Ahmed, que paradójicamente fue distinguido con el premio Nobel de la Paz en 2019, los tigrinos se habían declarado en rebeldía. Sus dirigentes habían celebrado elecciones en septiembre a pesar de que Adís Abeba había ordenado posponer todos los comicios por la pandemia de Covid-19. Acompañado por el Ejército de Eritrea ?un país independizado de Etiopía en mayo de 1993, tras casi tres décadas de guerra, y hoy una hermética dictadura?, el Ejército etíope entró a sangre y fuego en la provincia. Las organizaciones humanitarias comenzaron a denunciar las matanzas de civiles. La sombra del genocidio sobrevuela el conflicto. A finales de marzo, un responsable de emergencias de MSF informaba a ABC sobre la gravedad de la crisis que estaba en marcha en la región. La organización advertía sobre el colapso del sistema sanitario, los riesgos para los afectados por enfermades crónicas, la falta de medicamentos, el destrozo de los cultivos y la amenaza de la hambruna, un mal que Etiopía ha sufrido en varias ocasiones ?notablemente en 1984? con una crudeza inexpresable. Un informe de la Organización Internacional de las Migraciones de abril confirmaba las peores sospechas, estimando que alrededor de 1,6 millones de personas necesitaban ayuda urgente en la provincia. Durante los últimos días, la guerra ha continuado agravándose. Los ataques en Tigray se han recrudecido. Un bombardeo sobre un mercado de la localidad de Togoga causó el pasado jueves 51 muertos y cerca de 100 heridos. Las reccioniones no se hicieron esperar. Estados Unidos condenó «enérgicamente» la matanza y exigió un «alto el fuego inmediato». El Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, calificó la situación de «alarmante», pero la violencia no se ha detenido. Hoy, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lamentaba la muerte de Hernández: «Un sentido abrazo a la familia y compañeros de María».
22-06-2021 | Fuente: abc.es
Borrell enviará una comisión de la UE a Venezuela para evaluar si manda observadores a las elecciones
El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha confirmado que enviará una misión técnica a Venezuela para evaluar el estado de los comicios regionales y locales previstos para noviembre y decidir si la UE manda observadores. «Hay una posible apertura política. Mandaré una misión técnica para considerar si se dan las condiciones para una misión de observación», ha afirmado el jefe de la diplomacia europea en una rueda de prensa tras la reunión de ministros de Exteriores en Luxemburgo. Este paso es el previo a poder enviar una misión de observación internacional a los comicios de noviembre, algo que Borrell intentó para las elecciones legislativas de diciembre de 2020 sin éxito. En todo caso, el Alto Representante no ha querido adelantarse y ha dicho que tomará una decisión cuando tenga en su mano el informe técnico de los diplomáticos europeos que hagan de avanzadilla. «Las condiciones para mandar una misión de observación son muy variadas, desde cuestiones de seguridad a políticas. Hay que garantizar que las personas que enviamos pueden desarrollar el trabajo en un marco seguro y sin restricciones, ni limitaciones», ha explicado, sin precisar condiciones concretas que harían que las elecciones fuera reconocidas por la UE. De todas maneras, Borrell ha puesto énfasis en que es positivo que la UE tenga «ojos en el terreno», apuntando a que el bloque se «arrepiente» de no haber tenido su propia evaluación de la situación en ocasiones anteriores. Estas declaraciones llegan después del encuentro que mantuvo con el ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, en un foro internacional en Turquía este sábado. Entonces el bloque europeo defendió el diálogo político entre el Gobierno y la oposición de Venezuela. El país ya se prepara para las elecciones de otoño, un horizonte en el que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha renovado su composición incluyendo a miembros de la oposición. Ante estas señales positivas, la UE quiere que los comicios cuenten con las condiciones mínimas para que participe también la oposición y pueda haber observadores internacionales siguiendo el proceso. Por su lado, el CNE ha asegurado que trabaja para modificar el reglamento de observación para los comicios municipales y regionales para que puedan participar la UE y Naciones Unidas, algo que no sucede desde 2005. «Excelente noticia» En este contexto, el rector principal del CNE, Roberto Picón -opositor-, ha considerado una «excelente noticia» el anuncio de la UE, al tiempo que ha resaltado que es fundamental que el bloque acompañe el proceso de auditorías «para que atestigüe ante la comunidad venezolana que se están haciendo las cosas de acuerdo a la normativa». En una entrevista con la cadena venezolana Globovisión, el rector ha detallado que tras el sorteo de miembros de mesa --7 de julio-- y la instalación de juntas regionales y municipales --entre el 10 y el 31 de julio--, se llevarán a cabo las postulaciones, un momento en el que se desarrollarán «la mayor parte de las auditorías técnicas». «Cuando terminen las postulaciones el 29 de agosto debería haber una presencia importante para evaluar todo el proceso de preparación de la campaña electoral, en ese momento es que se hará la mayor parte de las auditorías técnicas del proceso, es fundamental que la Unión Europea acompañe todo ese proceso», ha indicado. Picón ha señalado que la directiva del CNE no ha tratado aún de manera formal el reglamento de observación, pero ha conversado sobre las distintas versiones y reacciones al mismo. Igualmente, ha ahondado en la necesidad de que la misión técnica anunciada por la UE llegue al país para realizar una «planificación» de lo que será el proceso de la misión que arribará en las elecciones de noviembre. El rector ha apuntado también a las sanciones sobre el país y ha hecho hincapié en que cuando el país «se reconstitucionalice» y demuestre la voluntad del cambio, estas deberían ser revisadas. «Hay un proceso de negociación que está recién empezando y que uno de sus focos principales es el tema de las sanciones, a medida que los actos del Gobierno y las instituciones demuestren la voluntad de cumplir con la Constitución, entonces eso será reconocido por las instituciones internacionales», ha agregado al respecto.
21-06-2021 | Fuente: abc.es
La UE intensifica sus sanciones contra la dictadura bielorrusa
Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea van a aprobar nuevas sanciones contra Bielorrusia que incluyen la prohibición de entrada en territorio europeo y la congelación de activos a una lista de 86 personas y empresas bielorrusas, además de otro paquete de fuertes sanciones económicas destinadas a debilitar la posición del dictador Alexander Lukashenko. Los responsables europeos responden al ataque contra un avión de pasajeros de Ryanair que había despegado de Atenas y que fue obligado por cazabombarderos militares a aterrizar en Minsk el 23 de mayo para detener a un periodista disidente. Por ello, los ministros incluirán en la lista de sancionados a decenas de responsables del ámbito del transporte, defensa y tráfico aéreo. El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, dió por hecho que esta lista se aprobaría en el Consejo de Ministros de Exteriores que se celebra en Luxemburgo. Los europeos ya han recibido también el apoyo de varios países que se suman a estas medidas: los candidatos a la adhesión Macedonia del Norte, Albania, Montenegro y Serbia además de Noruega, Islandia y Liechtenstein.
18-06-2021 | Fuente: abc.es
Alta abstención en los comicios amañados por el régimen iraní
Irán eligió nuevo presidente en unas elecciones en las que los votantes expresaron su malestar con el régimen islámico con una fuerte abstención. A pocas horas del cierre de los centros de voto la participación no llegaba al 40 por ciento, según datos de la agencia Fars, en unos comicios en los que el clérigo conservador Ebrahim Raisi es el claro favorito para suceder a Hasán Rohani, que tras completar dos mandatos no tenía opción a volver a presentarse. Todo apunta a que superará el 50 por ciento de los votos con holgura y será elegido presidente sin necesidad de una segunda vuelta. Los resultados no se conocerán hasta el sábado almediodía. Los iraníes cierran la etapa de un gobierno moderado que desde la llegada de Joe Biden ha intentado resucitar el acuerdo nuclear roto por Donald Trump y abren una era en la que está en manos de los ultraconservadores, tradicionalmente críticos con los contactos con Occidente, seguir o no con el diálogo con Estados Unidos. Aunque en este tema la última palabra siempre la tiene el Líder Supremo, Alí Jamenei. De la recuperación de este acuerdo depende el nuevo equilibrio en Oriente Próximo. Los sondeos habían anunciado una alta abstención después de tres semanas de campaña apática, de una selección de candidatos que dejó fuera a reformistas y moderados y del repunte de la pandemia. El Líder fue el primero en depositar su papeleta y no perdió la ocasión para llamar a los 59 millones de ciudadanos con derecho a voto a que acudieran a las urnas. «Votar es un deber cívico y hay que hacerlo lo antes posible. Todos los votos cuentan», señaló Jamenei ante los micrófonos de la televisión nacional. Rohani acudió poco después y destacó que «las elecciones son importantes pase lo que pase y pese a los problemas debemos ir a votar», una alusión al descontento generalizado por la selección de candidatos por parte del Consejo de Guardianes. El ambiente que percibió en Teherán no le debió recordar a las elecciones de 2017, cuando resultó reelegido en primera vuelta con una participación del 73 por ciento, y por eso dijo ante las cámaras que «hubiera querido ver más gente». En el sistema iraní, por encima de los partidos políticos, la escena se compone de dos grandes corrientes que hasta ahora habían mantenido cierto equilibrio desde el establecimiento de la república islámica de Jomeini en 1979. Los conservadores o ?principalistas? y los reformistas, que comparten su fidelidad a los principios revolucionarios aunque difieren en matices a la hora de la libertades individuales y la política exterior, han ido relevándose al frente del gobierno en un país en el que el verdadero poder está en manos del Líder Supremo, no del Ejecutivo. Esta alternancia daba una imagen de aparente democracia en las últimas cuatro décadas, pero se rompió en 2009 con la ?revuelta verde? que acabó con los dos líderes reformistas.
16-06-2021 | Fuente: abc.es
Estados Unidos y Rusia retoman sus relaciones, pero no la «resetean»
De la primera cumbre entre los presidentes Biden y Putin, a la espera de que informe el líder estadounidense, se desprenden ya los primeros acuerdos. Los embajadores que fueron llamados a consultas en abril volverán a sus puestos y se abren consultas a nivel de Ministerios de Exteriores sobre ciberseguridad, aunque aquí Putin no da un paso atrás y en su rueda de prensa tras la reunión ha insistido en que «Rusia no se encuentra entre los países que son fuente clave de ciberataques» y en que «si analizamos los ciberataques que se sufren en Rusia, la mayor parte de ellos proceden de EE.UU.». Aun así ha reiterado que ha sido una reunión «muy constructiva» y que «hay muchos puntos divergentes pero la voluntad sincera de ambas partes de entendimiento». Incluso ha dicho que «no ha habido hostilidad por parte de ninguno de nosotros» y se ha mostrado satisfecho con la conversación acerca de la estabilidad estratégica nuclear. Si hay que hacer un rápido balance, esta cumbre quedaría en tablas, pero con las vías de comunicación reabiertas entre los dos países y varios canales de colaboración en ciernes, lo cual es una buena noticia a escala global. Estados Unidos y Rusia no resetean sus relaciones, pero las retoman con la intención de no mantener un frente diplomático abierto que suponga un obstáculo para sus respectivos planes geopolíticos. Biden , por su parte, se felicitó por el clima de entendimiento mutuo durante la reunión y por los pasos de acercamiento. Mencionó que «hemos tratado en detalle medidas concretas de control de armamento» con las que parecía satisfecho, y reconoció que la mayor parte del tiempo de la conversación versó sobrer ciberseguridad, pero mantuvo su firmeza en cuestión de Derechos Humanos. «Las consecuencias de que Navalni muriese en prisión serían devastadoras», advirtió, y aseguró que «emprenderemos acciones» si vuelve a haber una injerencia de origen ruso en unas elecciones estadounidenses». Pero a pesar de las «significativas divergencias», celebró que se haya restablecido la comunicación. «Aquí no se trata de confianza sino de intereses», explicó, y dijo que dentro de tres o seis meses, si lo hablado en Ginebra sigue viéndose positivo, podrá avanzarse más en la colaboración. Control de armamento y ciberseguridad Desde que ha bajado del avión, Joe Biden ha ido regalando una tranquilizadora sonrisa a orillas del lago Lemán. También ha sonreído mientras daba el primer apretón de manos a Putin, con quien ha compartido más de dos horas de conversación en formato reducido, solamente presentes ellos dos, sus ministros de Exteriores y dos traductores. La segunda parte de la cumbre, sin embargo, a la que asistían las amplias delegaciones y los asesores, ha sido recortada. Con las cámaras de televisión presentes, antes de enclaustrarse, Putin agradeció a Biden la iniciativa de esta reunión y el americano respondió brevemente: «Siempre me ha parecido que es mejor si hablamos de todo cara a cara». Sin poder escuchar lo que se decíana partir de esa frase, cabía acudir al lenguaje no verbal. Apenas se miraban a los ojos mientras se decían esas primeras frases; Putin miraba al infinito, mostrando quizá mayor prepotencia, y Biden baja la mirada en dirección al suelo, posiblemente más apesadumbrado. «La desconfianza es enorme», confirmaba un miembro de la delegación americana. En estos primeros minutos, Putin hablaba, para evitar el incómodo silencio, mientras Biden se muestro más reservado. Al fin y al cabo, él fue quién sugirió la celebración de esta cumbre y que tendrá que rendir cuentas por el resultado del encuentro. La posición también nos decía algo: Biden cruzaba las piernas, en un gesto de resistencia, mientras que Putin, casi a horcajadas y dando palmadas sobre los muslos, parecía impaciente por terminar el posado y los comentarios más intrascendentes para ir al grano con ánimo más rompedor. Ninguno de los dos parecía dispuesto a resetear las relaciones bilaterales respecto a lo que fueron durante la presidencia de Donald Trump. «La palabra resetear, de hecho, está prohibida en la Casa Blanca, muy especialmente en lo que respecta la política exterior», confirma el mismo miembro de la delegación americana, «ha de pasar todavía tiempo para que pueda hablarse de un nuevo comienzo de verdad, pero sí pueden hoy sentarse las bases». El tono de la cumbre, en su opinión, ha sido «sobre todo pragmático». Putin ha repetido ese mismo adjetivo en la rueda de prensa: pragmático. A lo máximo que aspiraba era a restaurar «los contactos personales, el diálogo directo y a crear mecanismos funcionales en áreas de interés mutuo», ha dicho, decidido a apostar por el pragmatismo y abierto a cooperar en áreas como la estabilidad, el control de armamento y la ciberseguridad, así como la lucha contra el terrorismo y contra el coronavirus. «No espero grandes avances» «No espero grandes avances», había dicho Vladimir Putin a medios rusos antes de dar inicio la cumbre, reconociendo que las relaciones entre los dos países se encuentran en su punto «más bajo en décadas» y que no espera «grandes avances» del encuentro en La Grange de Ginebra. A lo máximo que aspira Rusia es a restaurar «los contactos personales, el diálogo directo y a crear mecanismos funcionales en áreas de interés mutuo», ha dicho, decidido a apostar por el pragmatismo y abierto a cooperar en áreas como la estabilidad, el control de armamento y la ciberseguridad, así como la lucha contra el terrorismo y contra el coronavirus. Putin, de hecho, planteó el año pasado dos propuestas que EE.UU. ha ignorado hasta ahora y desearía sean tomadas en cuenta, como espera un país convencido de su importancia geoestratégica global: la introducción de una moratoria al despliegue de misiles de corto y medio alcance en Europa y la reanudación de la cooperación en el campo de la seguridad de la información internacional. El presidente ruso considera «destructiva» la política de EE.UU. que llevó en 2002 al abandono del tratado antimisiles, en 2019 el de eliminación de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF) y el 2020 el de Cielos Abiertos, un acuerdo multilateral que garantiza la transparencia en el control de armas. De hecho, solo queda en pie un tratado de desarme entre las dos potencias, el New Start, prolongado a principios de año hasta 2026. Rusia quiere ampliar la agenda e incluir nuevos tipos de armas, como las hipersónicas, que no forman parte de ese tratado, pero sin grandes expectativas. Putin ha reconocido que no espera «un reinicio de las relaciones». «No habrá ningún cambio importante en las relaciones ruso-estadounidenses», abunda el politólogo y subdirector de los programas de investigación del Consejo de Política Exterior y de Defensa, Dimitri Súslov, «seguirán siendo hostiles, de confrontación, aunque sí cabría esperar que se suspenda por ahora la guerra diplomática y vuelvan a casa los embajadores, retirados desde el mes de abril».