Infortelecom

Noticias de politica exterior

30-08-2021 | Fuente: abc.es
Los candidatos alemanes prometen al unísono que no habrá más cierres por pandemia
«Aquí no se trata de quién queda mejor ante las cámaras o quién tiene más carisma, sino de quién tiene la mejor idea para acelerar el proceso de digitalización, de quién puede lograr mejoras sociales sin dañar la competitividad de nuestra economía, de si queremos luchar contra la pandemia confiando en la población o con prohibiciones», resumía los objetivos del debate el presidente de Hesse y destacado barón de la CDU, Volker Bouffier, que se disponía anoche a seguir el debate electoral en el estudio televisivo y que evitaba así responder a la última y espinosa encuesta, publicada este domingo por el instituto demoscópico Insa y que confirma el sorpaso. Los socialdemócratas, con el 24%, adelantan a los conservadores, que seguían cayendo hasta el 21%, dañados por el vacío que deja Merkel y por las duras restricciones contra los no vacunados, que han llevado a miles de personas a manifestarse en Berlín este fin de semana, protestas tras las que 80 personas fueron detenidas. «De lo que estoy seguro es de que va a ser un debate intenso», concluía. Pero no lo fue. Muy posiblemente porque los tres candidatos saben que son potenciales socios de la próxima coalición de gobierno y porque no hay posibilidades de reprocharse errores de gobierno: conservadores y socialdemócratas gobiernan juntos en Berlín y Los Verdes forman parte de los gobiernos de once de los Bundesländer. Los tres candidatos rechazaron nuevos cierres a causa de la pandemia y los tres rechazaron la vacuna obligatoria, aunque Baerböck no la descartó a largo plazo para determinadas profesiones como en el campo de los sanitarios. Scholz, actual vicecanciller y ministro de Finanzas, dejó claro que «no es momento para bajar más los impuestos en Alemania» y destacó las rebajas fiscales llevadas a cabo en la última legislatura. Laschet, en cambio, aseguró que hay margen, dado el nivel de ingresos fiscales del Estado, y que una economía social de mercado como la alemana tiene la obligación de reducirlos todo lo posible. Ofreció rebajas a familias, madres solteras y pymes. Problemas sociales En lo referente a la protección del clima, los tres candidatos están altamente comprometidos, con la única diferencia que marcó la ecopacifista Annalena Baerböck, decidida a prohibir los motores de combustión, mientras que Laschet defendió el gran esfuerzo de modernización que está haciendo la industria alemana, pidiendo una rebaja de impuestos, y el socialdemócrata Scholz recordó que Alemania ya ha abandonado la energía nuclear y el carbón, por lo que debe ser cuidadosa a la hora de seguir eliminando fuentes de energía, una política que puede crear graves problemas sociales porque afecta más a los más pobres. Los Verdes proponen liberar el centro de las ciudades de automóviles y prohibir los vuelos de corta distancia, mientras que SPD y CDU rechazan tales prohibiciones. Afortunadamente, ni siquiera Baerböck optó por la prohibición cuando a los tres candidatos les fue planteada la pregunta: «¿Mejor ir a vacaciones a la costa norte de Alemania o a Mallorca?» Afganistán despertó críticas verdes a la gran coalición por la lentitud en la toma de decisiones. «¿Cómo puede ser que en junio se votase prolongar la misión y ustedes dos votasen que no?», preguntó Baerböck, «es necesaria más información y más claridad sobre la política exterior». Y el conservador Armin Laschet se mostró en la respuesta más combativo que en otros temas del debate: «Si hablamos de claridad, tenemos que recordar que en marzo, cuando se votó en el Bundestag una mayor dotación para el ejército, un tercio del grupo parlamentario verde votó a favor, otro tercio en contra y otro tercio se abstuvo».
26-08-2021 | Fuente: abc.es
El viaje de Kamala Harris a Asia debilita más a la Administración Biden
La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, llegó este miércoles a Vietnam como parte de un viaje a Asia que coincide con un cuestionamiento dentro y fuera de EE.UU. de la política exterior de Joe Biden. La visita a Singapur ?donde Harris estuvo a comienzos de la semana? y Vietnam se conoció a finales de julio, cuando todavía la Administración Biden no intuía ?al menos de forma pública? el episodio que marca el primer año de la Administración Biden: el derrumbamiento de Afganistán frente a los talibanes y la evacuación caótica de Kabul. Los errores en la planificación y preparación del regreso de las tropas de EE.UU., que para algunos minan la relación de sus socios con la Administración Biden, han salpicado el viaje de Harris, que tiene relación directa con la decisión de la salida de Afganistán: Biden ha insistido que esa guerra interminable, que ha cumplido las dos décadas, sustrae recursos sobre los grandes desafíos que debe encarar EE.UU., como contener la presencia global de China. En esos esfuerzos se enmarca el viaje de Harris, en el que la vicepresidenta iba con ventaja por tratarse de dos países socios de EE.UU. en la región. Pero las imágenes caóticas de Kabul se han comido la atención, y la presencia de Harris en Vietnam ha sido un recordatorio más de los paralelismos entre la salida de Afganistán y otro episodio histórico de infausto recuerdo para el país: la evacuación de Saigón en 1975. En Singapur, Harris acusó a China de «coerción» e «intimidación» en el mar del Sur de China. Ayer, en Hanoi, junto al presidente de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, defendió que «tenemos que encontrar formas para presionar y aumentar la presión, francamente, sobre China» y que EE.UU. «continuará enfrentándose a los abusos y demandas marítimas excesivas de Pekín». Momento histórico Era un momento histórico para Harris, la primera vicepresidenta en visitar Vietnam desde la reunificación del país en 1975 tras la guerra en la que participó EE.UU. Pero Pekín consiguió robarle protagonismo: celebró una reunión por sorpresa de su embajador con el primer ministro de Vietnam, Pham Minh Chinh. En ella, China anunció una donación de dos millones de dosis de la vacuna para el Covid a Vietnam y Chinh anunció que su país no se alinearía con ninguna potencia. Harris llegó a Hanoi tras sufrir algún contratiempo: tuvo que retrasar el viaje varias horas por informes de ataques con el llamado ?síndrome de La Habana?. Se trata de una dolencia que produce mareos, náuseas y migrañas y que se ha detectado decenas de casos en varias representaciones diplomáticas por el mundo. Los primeros casos se registraron en la embajada de EE.UU, en la capital cubana en 2016. El incidente, aunque no impidió el viaje, no contribuyó a disipar las dudas sobre la fortaleza en política exterior que transmite la Administración Biden.
20-08-2021 | Fuente: abc.es
Alemania culpa a los servicios de inteligencia de evaluar erróneamente la situación en Afganistán
El Gobierno alemán está siendo sometido a muy duras críticas por su falsa valoración de la situación en Afganistán, que ha contribuido sin duda a agravar las consecuencias de la salida de las tropas internacionales. El ministro alemán de Exteriores, sin embargo, traslada esa responsabilidad a la evaluación incorrecta del Servicio Federal de Inteligencia (BND), de la que se ha estado nutriendo la política exterior alemana. El exjefe del BND, Gerhard Schindler, rechaza por su parte la pelota y alega que el poder judicial alemán pone trabas al servicio de inteligencia y hace imposible que cumpla con su cometido. El ministro de Exteriores, Heiko Maas, ha señalado al BND como fuente responsable de sus valoraciones incorrectas. «El BND obviamente ha hecho una evaluación incorrecta de la situación, al igual que otros servicios», ha apuntado en una entrevista, «las decisiones que se tomaron en base a estos informes erróneos se han tomado según nuestro leal saber y entender. No hay duda de que el resultado fue incorrecto, con consecuencias desastrosas. Los servicios secretos habían asumido a su vez evaluaciones incorrectas de otros y eso tiene que cambiar», ha exigido Maas. «En el futuro, los hallazgos de otros servicios deberían revisarse de nuevo de manera muy intensiva», ha sugerido. Si bien los servicios de inteligencia alemanes guardan un disciplinado silencio después de estas críticas, el exjefe del BND, Gerhard Schindler, ha salido en defensa de la agencia y se ha quejado de obstáculos legales y burocráticos que dificultaban el trabajo. «Si colocas una piedra legal tras otra en el camino del BND cuando se trata de obtener información, no debe sorprenderse de los resultados subóptimos en la evaluación», ha declarado al semanario Focus. Por ejemplo, según Schindler, el BND no está autorizado a «introducir de contrabando informantes reclutados en una organización terrorista porque, según nuestro sistema legal, estaría sujeto a enjuiciamiento por incitación o complicidad». Y deduce que, si al servicio secreto exterior alemán ya no se le permite infiltrarse en el círculo íntimo de los talibanes a través de sus propias fuentes, tampoco recibirá ninguna información privilegiada importante. Debido a un fallo del Tribunal Constitucional Federal del pasado, los talibanes incluso están protegidos por la Ley Fundamental alemana, porque el artículo 10, que contiene el llamado secreto de las telecomunicaciones, debe aplicarse a todas las personas de este mundo, incluidos los terroristas extranjeros en Afganistán. En mayo de 2020, a través de esta sentencia, el Tribunal Constitucional Federal prohibió al BND determinadas prácticas en el exterior. Los jueces de Karlsruhe decidieron que en lugares como Afganistán también se debe preservar el secreto de las telecomunicaciones y la libertad de prensa. El caso es que, al ser interrogado por el Bundestag, el Servicio Federal de Inteligencia admite que calculó mal la situación en Kabul. Todavía el 13 de agosto asumía que pasarían semanas antes de que los talibanes invadieran la capital afgana. «Según un informe de situación, los islamistas actualmente no están interesados en un avance, también carecen de los medios militares para hacerlo. Una adquisición de Kabul en un futuro próximo es bastante improbable», fue la información que recibió el ministro de Exteriores. Al día siguiente, los talibanes rodearon Kabul y solo veinticuatro horas después lanzaron el exitoso ataque a la capital. Irrumpieron en el palacio presidencial ypublicaron fotos del triunfo en las redes sociales. A puerta cerrada, representantes del BND y del gobierno tuvieron que responder ayer a preguntas de los miembros de una Comisión de Control Parlamentario (PKGr). Según ha informado el diario 'Die Welt', en esa sesión quedó claro no fue solo un fallo del Servicio Federal de Inteligencia. «Obviamente, también se cometieron graves errores al evaluar la información recopilada y al elegir las siguientes medidas». Según información de 'Die Welt', representantes del Servicio Federal de Inteligencia admiten abiertamente su participación en el error de juicio de la situación en varias reuniones con parlamentarios esta semana. «No lo vimos», es lo que reconocen, en un contexto de campaña electoral en el que la responsabilidad del ministro Maas, socialdemócrata, recae sobre el SPD y la del BND sobre la CDU, porque es competencia de la Cancillería y del Ministerio de Interior.
20-08-2021 | Fuente: abc.es
Erdogan quiere pactar con los talibanes su presencia en Kabul
Consciente de su privilegiada posición en el escenario afgano, el máximo dirigente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que está dispuesto a aceptar «cualquier tipo de cooperación» con los talibanes para asegurarse el mantenimiento de la presencia militar permanente de las tropas turcas en el aeropuerto de Kabul, mientras que se prepara para que la UE le pida -y le pague por ayudar- a contener a los refugiados afganos que lleguen desde Irán. «Con los talibanes en el poder ha surgido una nueva situación ante nosotros. Planeamos el futuro de acuerdo con estas nuevas realidades que surgen sobre el terreno y continuamos nuestras negociaciones actuando en consecuencia», dijo Erdogan en una entrevista televisada la noche del miércoles. El presidente turco confirmó que las «instituciones turcas pertinentes» estaban en contacto con los talibanes desde hace bastante tiempo y que no tenía ningún inconveniente para invitar a los líderes talibanes a hablar sobre el futuro del país. «Mantenemos esta actitud hoy. Estamos dispuestos a todo tipo de cooperación para la paz del pueblo afgano, el bienestar de nuestros parientes turcos [en referencia a los pueblos turcomanos de la región que Ankara utiliza habitualmente como pretexto para justificar su presencia] que viven en este país y la protección de los intereses de Turquía», afirmó. Según Erdogan, Turquía y Afganistán tienen «un vínculo histórico y cultural de características únicas» por lo que se justifica su obligación de apoyar a este país «en sus buenos y malos días, independientemente de quién esté en el poder». En este sentido, ha decidido «dar la bienvenida a las declaraciones moderadas de los líderes talibanes», que le ayudan por ahora a mantener este equilibrio diplomático. Aunque, como miembro de la organización militar, Turquía ha formado parte de la misión de la OTAN en Afganistán, recuerda ahora que nunca desplegó tropas de combate. «Por lo tanto, nunca usamos a nuestros soldados allí como una potencia extranjera. Después de la retirada de EE.UU., nuestro objetivo era contribuir a la seguridad de este país garantizando la seguridad del aeropuerto. Esta intención nuestra aún permanece». Erdogan ha propuesto para ello un acuerdo bilateral con los talibanes como ya ha hecho en Libia, para permitir que sus soldados se queden en el aeropuerto de Kabul como garantía de estabilidad, lo que a su juicio «allanaría el camino para el reconocimiento internacional» de las autoridades que han tomado el poder en Afganistán, y sobre las que el turco no tiene una opinión hostil. «Los talibanes han sido muy cuidadosos y sensibles con nosotros en lo que respecta a su política exterior. Espero que esta sensibilidad continúe», enfatizó.
18-08-2021 | Fuente: abc.es
Reino Unido tiene «una deuda de gratitud con todos aquellos que han trabajado con nosotros para hacer de Afganistán un lugar mejor durante los últimos 20 años», por lo que «muchos de ellos, especialmente las mujeres, ahora necesitan nuestra ayuda de forma urgente». Así lo consideró este miércoles el primer ministro británico, Boris Johnson, durante una sesión extraordinaria del Parlamento convocada para hablar específicamente de la crisis del país asiático tras la toma del poder por parte de los talibanes y la salida de las fuerzas extranjeras. Los diputados fueron llamados durante sus vacaciones de verano, pese a estar en pleno receso con su regreso previsto para el próximo 6 de septiembre. La última vez que los parlamentarios fueron llamados a debatir en verano fue en el 2013, durante la crisis por el uso de armas químicas en Siria. Durante el debate parlamentario, Johnson fue el blanco de fuertes críticas tanto por parte de la oposición como de sus propias filas. El tory Tobias Ellwood, que sirvió como militar, acusó al primer ministro de dejar la política exterior del Reino Unido «hecha jirones». Una de las medidas que pondrá en marcha el Reino Unido para hacer frente a la crisis es un programa de reasentamiento para 20.000 refugiados afganos durante los próximos cinco años, de los cuales cinco mil llegarían antes de que acabe este año, y en el que los niños, las mujeres y las minorías religiosas tendrán prioridad. Estos refugiados «podrán comenzar una nueva vida en el Reino Unido, con seguridad y lejos de la tiranía y la opresión que enfrentan ahora», expresó la ministra del Interior, Priti Patel. «Se necesita una acción inmediata para ayudar a los afganos que huyen de la persecución. Estamos hablando con el Gobierno para asegurarnos de que Londres pueda recibir a tantos refugiados como sea posible», declaró por su parte el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, en el que añadió que la capital británica puede decir con orgullo que tiene «un historial de brindar refugio a quienes buscan refugio, y estamos listos para hacer todo lo posible para ayudar».
17-08-2021 | Fuente: abc.es
Borrell asegura que la UE «debe hablar con los talibanes» porque «han ganado la guerra»
El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, aseguró este martes que hay que hablar con los talibanes puesto que han ganado la guerra en Afganistán . «Los talibanes han ganado la guerra, así que tendremos que hablar con ellos», dijo Borrell, que insistió en que eso no significa que se vaya a reconocer rápidamente su régimen, según recoge Afp. El alto representante de la UE para la política exterior realizó estas declaraciones en una teleconferencia con los ministros de Exteriores de los países miembros, ante los cuales también afirmó que la prioridad en estos momentos es «garantizar la evacuación en las mejores condiciones de seguridad de los nacionales europeos todavía presentes en el país, y también de los ciudadanos afganos que trabajaron para nosotros durante más de 20 años, si quieren salir del país», informa Reuters. «El diálogo deberá también centrarse la forma de evitar el retorno de una presencia terrorista extranjera en Afganistán», añadió. «No se trata de un reconocimiento oficial, sino de negociar con ellos», insistió. «Si quiero que 400 personas, afganos y sus familias, que han trabajado con nosotros y las delegaciones de la UE, lleguen al aeropuerto, hay que entender que tengo que hablar con ellos», explicó el jefe de la diplomacia europea. En ese sentido, Borrell ha explicado que España se ha ofrecido a sus socios de la Unión Europea para recibir a los ciudadanos afganos que han trabajado para el bloque durante los últimos años para que después sean repartidos entre los distintos países que les ofrezcan visados. «Quiero agradecer a España que esté preparada para ofrecer un 'hub' para recibir a estas personas y que después sean repartidos entre los diferentes Estados miembros que les ofrezcan visados», ha añadido.
17-08-2021 | Fuente: abc.es
El secretario general de la OTAN comparece hoy para explicarse
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, comparecerá hoy a mediodía en una conferencia de prensa en Bruselas para dar cuenta de la situación en Afganistán, donde la Alianza ha desarrollado su misión más prolongada y difícil y que ha terminado de manera catastrófica. El descrédito de la organización militar lo refleja perfectamente su counicado del pasado viernes en el que daban cuenta de que había habido una reunión virtual de los embajadores representantes de los países miembros «para consultar sobre la situación en Afganistán» y después anunciaba que desde el cuartel general de la Alianza en Bruselas, «seguimos evaluando los acontecimientos sobre el terreno y estamos en contacto constante con las autoridades afganas» que en realidad entonces ya estaban a punto de huir del país. También el Alto Representante para la política exterior de la UE, Josep Borrell, ha convocado una reunión por teleconferencia con todos los ministros de Asuntos Exteriores europeos igualmente para evaluar las consecuencias de la toma del poder por parte de los talibanes en Kabul y el hecho de que varias potencias mundiales como Rusia y China hayan empezado a considerar su reconocimiento. Algunos eurodiputados, como el representante de Ciudadanos José Ramón Bauzá, han enviado cartas a la Comisión y a Borrell interpelando al jefe de la diplomacia europea acerca de los planes que tiene para hacer frente a la crisis en Afganistán y muy probablemente en las fronteras exteriores de la UE con la previsible avalancha de demandantes de asilo. El grupo parlamentario pidió anoche que los ministros establezcan una estrategia conjunta para la acogida de los afganos. En la reunión de ministros de Exteriores de hoy se hablará también de los planes de evacuación de los ciudadanos europeos de Afganistán y de la llegada de los miles de colaboradores que han trabajado al servicio de los países miembros y de la propia UE como tal, que también estaba presente en la capital afgana dentro de diversos programas de ayuda y cooperación. La UE por si sola ha gastado 4.000 millones de euros en aquel país.
16-08-2021 | Fuente: abc.es
Trump/Biden
Durante los primeros setenta años desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, con una política exterior compartida en esencia por doce presidentes desde Truman a Obama, ha existido el consenso de que Estados Unidos podía facilitar a lo largo y ancho del mundo algunos de los servicios y protecciones que cada ciudadano espera normalmente obtener de sus respectivos gobiernos nacionales. En la práctica, la filosofía de «nación imprescindible» se ha vertebrado en torno a un sistema de libre comercio como pilar del orden económico global; un sistema de alianzas para defender sobre todo a Europa y el este de Asia; y la disposición a utilizar la fuerza militar mucho más allá de sus fronteras. Este multilateralismo de derechos.. Ver Más
16-08-2021 | Fuente: abc.es
Reino Unido evacúa a sus ciudadanos pero reconoce que algunos no podrán salir de Afganistán
«Algunas personas no volverán» de Afganistán. Estas duras palabras las pronunció, con la voz rota y al borde del llanto, el ministro británico de Defensa, Ben Wallace, durante una entrevista en directo con el presentador Nick Ferrari, de la cadena LBC, mientras explicaba que las fuerzas armadas del Reino Unido están «arriesgando» sus vidas para poder sacar de Afganistán al personal diplomático que aún se encuentra en el país, así como a otros ciudadanos británicos, y afganos que tienen vínculos con el Reino Unido y cuya vida corre peligro, como aquellos que trabajaban para las fuerzas británicas y que necesitan un visado para viajar. Precisamente en eso están trabajando desde el aeropuerto el embajador Laurie Bristow, el equipo de la embajada y los más de 600 militares enviados al país para ayudar con las labores de evacuación. Wallace explicó posteriormente a la BBC que pese a que los vuelos comerciales desde el aeropuerto de Kabul, la capital afgana, han sido completamente cancelados, el área militar sigue funcionando y es segura, y desde ahí las autoridades intentarán evacuar a sus ciudadanos cuanto antes, preferiblemente antes del 31 de agosto. Se calcula que actualmente hay en suelo afgano unos 4.000 británicos, y el gobierno del primer ministro Boris Johnson tiene previsto sacar a unos 1.500 personas solo en las próximas 36 horas. Este fin de semana, 370 personas, entre trabajadores e intérpretes, fueron evacuadas. El diputado conservador Tom Tugendhat, presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento, consideró que la retirada de las tropas de Afganistán es el mayor desastre de política exterior de Reino Unido desde la crisis del Canal de Suez de 1956 y aseguró que el país ha «abandonado al pueblo afgano». También fue muy crítico Keir Starmer, líder del Partido Laborista, quien cree que «el gobierno ha guardado silencio mientras Afganistán colapsa, lo que tendrá ramificaciones en el Reino Unido».
11-08-2021 | Fuente: abc.es
El nuevo presidente iraní presenta un gobierno en el que no hay mujeres
El presidente iraní, Ebrahim Raisi, ha presentado este miércoles su gabinete ante el Parlamento, informaron medios estatales, para el que designó a un conservador como ministro de Exteriores, en tanto las negociaciones con las grandes potencias apuntan a intentar salvar el acuerdo sobre su programa nuclear. De acuerdo a una lista publicada por el gobierno en la red social 'Twitter', se trata de un gabinete con predominancia conservadora , integrado solamente por hombres, el que será anunciado de manera oficial el sábado por el Parlamento. El nuevo jefe de la diplomacia iraní, Hosein Amir Abdollahian, es «un prestigioso diplomático del eje de la resistencia», de acuerdo a la televisión estatal, que de esta manera hace referencia a los valores conservadores del ministro. Diplomático del eje de la resistencia Con 56 años, y cercano a grupos de la región aliados de Teherán -como el Hezbolá libanés- es autor de varios artículos sobre política exterior iraní para el sitio del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, según destacan los medios locales. También ha sido uno de los enviados de Teherán para negociar con funcionarios estadounidenses respecto a la situación de la seguridad en Irak, en el marco de un comité conjunto con sede en Bagdad. Acuerdo nuclear y sanciones Raisi ha declarado su intención de «apoyar todo plan diplomático» que permita lograr el levantamiento de las sanciones estadounidenses, reinstauradas por el expresidente Donald Trump, quien retiró a su país del acuerdo nuclear sobre Irán en 2018. Estas sanciones, que fueron levantadas durante un tiempo gracias a este acuerdo alcanzado en Viena en 2015 entre Teherán y las grandes potencias, actualmente estrangulan a la economía iraní. Pese a que Washington ha pedido una reanudación «rápida» de las negociaciones, estas parecen haberse empantanado en las últimas semanas, tras seis rondas de conversaciones entre Irán y las grandes potencias. La más reciente finalizó el pasado 20 de junio, sin que haya una fecha de reanudación prevista. Además de Abdollahian, el listado de los nuevos ministros incluye a Javad Owji en la cartera de Petróleo, sector muy afectado por las sanciones estadounidenses. El exministro del Petróleo, el almirante Rostam Ghasemi, también excandidato presidencial, ha sido designado ministro de Transportes.