Infortelecom

Noticias de politica exterior

01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Mogherini ha ido a hacerse una foto con Castro sin contactar con los opositores»
La alta representante para la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha ido a Cuba a «hacerse una foto de recuerdo» con Raúl Castro «y lo demás le importa un bledo». Esa es la valoración que hace el presidente del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, Elías Amor, de la visita de Mogherini a la isla en los últimos días, durante la cual, critica, «ha perdido una oportunidad de contactar con los opositores, que le habrían dado una realidad distinta a la que le ha dado Bruno Rodríguez o las autoridades del régimen con las que ha hablado». En declaraciones a ABC, Amor advierte del enfado de los disidentes políticos, tanto los que están dentro de la isla como en el exterior, con la actitud de la representante de la UE, a la que tachó de «irresponsable». Eso «no se puede hacer jamás», ya que «los demócratas hablamos con todo el mundo». Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, explicó en una carta dirigida a Mogherini y hecha pública este viernes que el día en que la jefa de la diplomacia europea llegó a la isla, ella fue detenida por la Seguridad del Estado. «Qué paradoja que detuvieran a una representante de las Damas de Blanco, premiadas por el Parlamento Europeo», esgrimió Soler. Lamentó también que la delegación de la UE en La Habana no organizara una reunión «entre su Alta Representante y, como mínimo, con los premios Sajarov para que hubiéramos podido intercambiar opiniones». «Una ocasión perdida», agregó la disidente cubana. Al mismo tiempo, el diputado Teófilo de Luis subrayó en una nota sobre la visita de Mogherini a la isla que «ahora es el momento para que Europa, en desarrollo del acuerdo suscrito entre la Unión Europea y Cuba, pueda hacer un trabajo real en beneficio de la prosperidad del pueblo de Cuba». El diputado del PP por Madrid, de origen cubano, hizo hincapié en que «el mercado de trabajo cubano hoy, en el caso de inversiones extranjeras o inversiones mixtas, se encuentra intervenido por la mediación entre empleador y trabajador de una empresa de colocación pública que determina las condiciones de empleo y el salario, y percibe las retribuciones de quienes son contratados por estas empresas». «Esa disfunción -agregó- dificulta el desarrollo en competencia de la fuerza del trabajo de Cuba y la desaparición de ella, junto con la libertad de sindicación, puede ser el comienzo para lograr más prosperidad y más espacios de libertad para los ciudadanos». Detenciones de opositores en 2017 Mientras, «en Cuba las detenciones y la represión siguen siendo lo habitual», ya que, según el último informe del Observatorio, «el régimen ha realizado más de 4.800 actos de represión». A lo largo del último año, apunta, los cubanos «han padecido esa represión por falta de libertades», tanto empresarios por cuenta propia como artistas, periodistas o activistas, de modo que se traslada a la población un miedo que «frena la protesta civilizada». Las últimas elecciones para designar representantes municipales ha sido «una farsa», añade. En su opinión, el viaje de estos días «tiene un coste político muy importante». En este sentido, se refirió a que «Federica Mogherini ha lanzado argumentos que ponen en duda las relaciones entre Estados Unidos y la UE sobre Cuba», abriendo «un frente de controversia» con el país norteamericano al defender que «hay un bloqueo desde 1962 que daña a los cubanos, un mensaje muy difícil de entender para muchos diputados europeos», apunta. Según Elías Amor, la UE «no se puede enfrentar con su principal socio, con el que comparte valores, como la libertad, los derechos humanos y el pluralismo, que están proscritos en Cuba». «Es una primera derivada muy peligrosa, EE.UU. y la UE tienen que ir juntos», señala. Por ello aventura que «a lo mejor se tiene que dar marcha atrás» al «acuerdo provisional» por el que la UE entabla relaciones con Cuba sin que haya avances en la democratización, como establecía la anterior «posición común» que abanderó en su día José María Aznar cuando presidía el Gobierno español. Además, el presidente del Observatorio denuncia que el régimen cubano ha conseguido «meter la cabeza» en los llamados acuerdos de Cotonú, el marco que fija las relaciones de la UE con los países de África, el Caribe y el Pacífico, que fue adoptado en 2000 y prorrogado hasta 2020. «Esto es muy importante para el régimen castrista, porque le da ayudas sin contraprestación», indica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Mogherini ha ido a hacerse una foto con Raúl Castro sin contactar con los opositores»
La alta representante para la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha ido a Cuba a «hacerse una foto de recuerdo» con Raúl Castro «y lo demás le importa un bledo». Esa es la valoración que hace el presidente del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, Elías Amor, de la visita de Mogherini a la isla en los últimos días, durante la cual, critica, «ha perdido una oportunidad de contactar con los opositores, que le habrían dado una realidad distinta a la que le ha dado Bruno Rodríguez o las autoridades del régimen con las que ha hablado». En declaraciones a ABC, Amor advierte del enfado de los disidentes políticos, tanto los que están dentro de la isla como en el exterior, con la actitud de la representante de la UE, a la que tachó de «irresponsable». Eso «no se puede hacer jamás», ya que «los demócratas hablamos con todo el mundo». Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, explicó en una carta dirigida a Mogherini y hecha pública este viernes que el día en que la jefa de la diplomacia europea llegó a la isla, ella fue detenida por la Seguridad del Estado. «Qué paradoja que detuvieran a una representante de las Damas de Blanco, premiadas por el Parlamento Europeo», esgrimió Soler. Lamentó también que la delegación de la UE en La Habana no organizara una reunión «entre su Alta Representante y, como mínimo, con los premios Sajarov para que hubiéramos podido intercambiar opiniones». «Una ocasión perdida», agregó la disidente cubana. Al mismo tiempo, el diputado Teófilo de Luis subrayó en una nota sobre la visita de Mogherini a la isla que «ahora es el momento para que Europa, en desarrollo del acuerdo suscrito entre la Unión Europea y Cuba, pueda hacer un trabajo real en beneficio de la prosperidad del pueblo de Cuba». El diputado del PP por Madrid, de origen cubano, hizo hincapié en que «el mercado de trabajo cubano hoy, en el caso de inversiones extranjeras o inversiones mixtas, se encuentra intervenido por la mediación entre empleador y trabajador de una empresa de colocación pública que determina las condiciones de empleo y el salario, y percibe las retribuciones de quienes son contratados por estas empresas». «Esa disfunción -agregó- dificulta el desarrollo en competencia de la fuerza del trabajo de Cuba y la desaparición de ella, junto con la libertad de sindicación, puede ser el comienzo para lograr más prosperidad y más espacios de libertad para los ciudadanos». Detenciones de opositores en 2017 Mientras, «en Cuba las detenciones y la represión siguen siendo lo habitual», ya que, según el último informe del Observatorio, «el régimen ha realizado más de 4.800 actos de represión», señala Elías Amor. A lo largo del último año, apunta, los cubanos «han padecido esa represión por falta de libertades», tanto empresarios por cuenta propia como artistas, periodistas o activistas, de modo que se traslada a la población un miedo que «frena la protesta civilizada». Las últimas elecciones para designar representantes municipales ha sido «una farsa», añade el presidente de la organización. En su opinión, el viaje de estos días «tiene un coste político muy importante». En este sentido, se refirió a que «Federica Mogherini ha lanzado argumentos que ponen en duda las relaciones entre Estados Unidos y la UE sobre Cuba», abriendo «un frente de controversia» con el país norteamericano al defender que «hay un bloqueo desde 1962 que daña a los cubanos, un mensaje muy difícil de entender para muchos diputados europeos», apunta. Según Elías Amor, la UE «no se puede enfrentar con su principal socio, con el que comparte valores, como la libertad, los derechos humanos y el pluralismo, que están proscritos en Cuba». «Es una primera derivada muy peligrosa, EE.UU. y la UE tienen que ir juntos», señala. Por ello aventura que «a lo mejor se tiene que dar marcha atrás» al «acuerdo provisional» por el que la UE entabla relaciones con Cuba sin que haya avances en la democratización, como establecía la anterior «posición común» que abanderó en su día José María Aznar cuando presidía el Gobierno español. Además, el presidente del Observatorio denuncia que el régimen cubano ha conseguido «meter la cabeza» en los llamados acuerdos de Cotonú, el marco que fija las relaciones de la UE con los países de África, el Caribe y el Pacífico, que fue adoptado en 2000 y prorrogado hasta 2020. «Esto es muy importante para el régimen castrista, porque le da ayudas sin contraprestación», indica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Francia, Alemania, Reino Unido y la UE piden a Trump que mantenga el acuerdo nuclear con Irán
Los ministros de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, alemán, Sigmar Gabriel, y británico, Boris Johnson, y la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, han cerrado filas con el acuerdo nuclear iraní y han instado a la Administración estadounidense a preservarlo tras defender que Teherán está cumpliendo sus compromisos tras reunirse con el jefe de la diplomacia iraní, Mohamed Zarif. Le Drian ha defendido que «hoy no hay indicaciones que podrían dejar dudas respecto al buen respeto por la parte iraní del acuerdo», porque la agencia internacional atómica confirma «regularmente» su «correcta aplicación», en una comparecencia conjunta de los dirigentes europeos ante la prensa sin preguntas al término del encuentro. «Por ello es importante que el conjunto de las partes firmantes respeten estos compromisos, en consecuencia que nuestros amigos americanos lo respeten también», ha defendido el jefe de la diplomacia gala, que ha dejado claro que «no hay motivos particulares para que haya una ruptura» del acuerdo por parte de Washington, cuyo presidente, Donald Trump, ha cuestionado el acuerdo iraní y ha dejado en manos del Congreso la posible reintroducción de las sanciones levantadas en el marco del acuerdo. "Esto significa también que las sanciones se levantan", ha remachado. El ministro de Exteriores galo ha insistido en que el pacto alcanzado en 2015 «es esencial» y «no hay alternativa», y ha defendido la necesidad de «mantener escrupulosamente» el acuerdo, «que es una forma de preservar la paz». «Esto no significa que escondamos los otros puntos de desacuerdo que existen» con Irán «en el plano balístico y la acción de Irán en el conjunto de la región», ha explicado Le Drian, dejando claro que se debe hablar de estos asuntos al margen del acuerdo nuclear. «Queremos proteger el acuerdo contra cualquier posible decisión para socavarlo, venga de donde venga», ha agregado Gabriel, el ministro alemán, que ha alertado de que se enviaría «una señal muy peligrosa» que perjudicaría un acuerdo que «impide la profileración de armas nucleares» por la vía diplomática, en un momento en el que países como Corea del Norte buscan desarrollar armas nucleares. «Nadie ha dado una alternativa mejor» Por su parte, Johnson también ha defendido que seguirán trabajando para preservar el acuerdo nuclear porque éste constituye un «considerable logro diplomático para impedir que Irán adquiera armas nucleares» y «nadie ha dado una alternativa mejor» para ello. «Compete a los que se oponen al acuerdo presentar una solución mejor. Porque no la hemos visto hasta ahora», ha retado el ministro británico, que ha recordado que «Irán está cumpliendo el acuerdo». Johnson también ha defendido discutir «en paralelo» el resto de cuestiones que preocupan sobre Irán. «Debemos centrarnos en qué puede hacer Irán para resolver la terrible crisis en Yemen, ayudar a avanzar la paz en Siria y a resolver otras cuestiones en la región», ha zanjado. Irán celebra «el consenso fuerte» los europeos A su vez, el ministro iraní ha celebrado «el consenso fuerte» con los europeos de que «Irán está cumpliendo con el acuerdo», que «el pueblo iraní tiene todo el derecho a todos sus dividendos» y «que cualquier movimiento que socave el acuerdo es inaceptable» en un mensaje publicado su perfil de Twitter al término de la reunión. La UE y Francia, Alemania y Reino Unido, ha asegurado Zarif, «son conscientes de que el cumplimiento continuo por parte de Irán está condicionado al pleno cumplimiento por parte de Estados Unidos» del acuerdo. «Esperamos que todas las partes sigan aplicando plenamente este acuerdo», ha confiado también la jefa de la diplomacia europea, dejando claro el compromiso de la UE con su aplicación «plena y efectiva», «incluido para garantizar el levantamiento de las sanciones» nucleares, cuyo impacto «positivo» para el comercio y las relaciones económicas también deben beneficiar a la población iraní. Mogherini ha defendido que Irán está cumpliendo «totalmente» el acuerdo, que «está logrando su principal objetivo» de mantener el programa nuclear iraní «bajo control y estrecha vigilancia». «Su continua aplicación con éxito garantiza que el programa nuclear iraní sigue siendo exclusivamente pacífico», ha avisado Mogherini, que ha insistido en que preservar este acuerdo «multilateral», que ha sido respaldado por el Consejo de Seguridad de la ONU y es «un elemento clave» de la arquitectura global contra la proliferación, está en el interés «estratégico» de los europeos, por motivos de seguridad. Pero también, ha avisado, «es clave» para la seguridad de la región e impedir una carrera nuclear «en un momento de amenaza nuclear aguda». Los misiles balísticos, «fuera del acuerdo» Los europeos han expresado a Zarif «preocupación» por el desarrollo de misiles balísticos por parte de Irán y el aumento de las tensiones en la región, pero Mogherini ha dejado claro que se trata de cuestiones «fuera del alcance del acuerdo nuclear», que seguirán siendo tratadas «en formatos y los foros relevantes». Mogherini ha admitido también que en la reunión han abordado «brevemente» la situación interna en Irán a raíz de las protestas contra el Gobierno reprimidas por las fuerzas de seguridad, situación a la que también se ha referido el ministro alemán. El ministro británico también defendió la importancia del derecho a manifestación pacífica «en cualquier sociedad vibrante» antes de la reunión, aunque no se ha referido a la situación interna en Irán durante la breve comparecencia.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La UE se enfrenta a Trump en defensa del pacto nuclear con Irán
La alta representante para la política exterior europea, Federica Mogherini, y los ministros de Asuntos Exteriores de Francia, Reino Unido y Alemania subrayaron hoy su apoyo al acuerdo alcanzado en 2015 con la República Islámica de Irán. Un acuerdo sin fisuras con el que presionan al presidente norteamericano, Donald Trump, en vísperas de que este exprese hoy sus reservas sobre el pacto y se pronuncie sobre la posibilidad de imponer nuevas sanciones al régimen de Teherán. Esta es la primera vez en la que se produce una divergencia explícita de gran calado entre Europa y Estados Unidos sobre el contencioso de Irán. Mogherini dejó claro que el acuerdo funciona y que no hay mejor alternativa:«Está funcionando, está dando resultados en su principal objetivo, que es mantener controlado y bajo estrecha vigilancia el programa nuclear iraní», afirmó. Por su parte, Boris Johnson, ministro británico de Exteriores, señaló que el acuerdo es «un importante logro diplomático» cuyo cumplimiento ha sido contrastado por la Organización Internacional de la Energía atómica y que «necesita el apoyo de la comunidad internacional», en lo que es un claro mensaje dirigido a Washington. «Nadie ha demostrado que exista una alternativa a este acuerdo para evitar la proliferación de armas nucleares», remachó. La declaración de los socios europeos se produjo después de una reunión en Bruselas con el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, más alarmado que nunca ante las advertencias de Washington. El acuerdo nuclear firmado en Viena consiste en esencia en que Irán se compromete a renunciar a cualquier aspiración a construir armas nucleares a cambio de que se levanten las sanciones económicas que tanto la UE como Estados Unidos habían adoptado contra Teherán. El pasado mes de octubre, Trump anunció que no se sentía vinculado por el acuerdo firmado por su predecesor, con lo que dejó en manos del Congreso la posibilidad de restaurar las sanciones. Sin embargo, dado que el legislativo de EE.UU. no ha decidido nada en este tiempo, Trump tiene que anunciar mañana sus planes sobre el acuerdo y si abre la puerta a sancionar al régimen de los ayatolás, al que acusa de desestabilizar la región. La imposición de sanciones a Irán por EE.UU. abriría una crisis con Bruselas, ya que en tal caso Washington podría imponer también castigos a las empresas europeas que negocien con Irán. Protestas Los europeos, sin embargo, condenan el programa de desarrollo de misiles de Irán (aunque este no sea parte del pacto nuclear). Yayer reprocharon a Zarif la represión de las manifestaciones de descontento contra el régimen celebradas en varias ciudades iraníes. Al representante iraní, que se abstuvo de hacer declaraciones, le conminaron a escuchar las «exigencias legítimas» expresadas por su pueblo durante las protestas. Pero incluso con estos delicados antecedentes, los europeos han primado la preservación del pacto acuerdo nuclear. Un acuerdo de gran trascendencia, ya que si Irán lograse fabricar armas nucleares, por un lado animaría a su rival, Arabia Saudí, a seguir el mismo camino, y por otro, implicaría la puesta en marcha de un sistema antimisiles en Europa que Rusia rechaza en los términos más contundentes. A este respecto, Sigmar Gabriel, ministro alemán de Exteriores, remarcó que si Estados Unidos denuncia el acuerdo «destruiría un gran éxito en los esfuerzos por contener el desarrollo de las armas nucleares en esta parte del mundo». Las sanciones económicas contra Teherán lograron doblegar las posiciones del régimen en sus planes de dotarse de capacidad nuclear, pero no han cambiado sus aspiraciones de hacerse con la hegemonía en la región. Política exterior Los manifestantes que han salido a la calle en las últimas semanas protestaban contra el hecho de que sus gobernantes utilicen los beneficios del acuerdo en costosas operaciones militares en Siria, Yemen, Líbano o en Palestina, en lugar de mejorar la situación de los iraníes. Tampoco se ha producido ninguna apertura democrática en un régimen dominado por los criterios de la élite religiosa musulmana chií. En los años en los que Irán empezó a trabajar para hacerse con armas nucleares, Estados Unidos tenía tropas en Irak y en Afganistán, lo que proyectaba una amenaza de primer nivel para el régimen teocrático, que tiene fronteras con ambos países. Sin embargo, en la actualidad la OTAN se ha retirado de Afganistán y en el interior de Irak la mayoría chií ha logrado hacerse con el control del país, si se puede decir así teniendo en cuenta la gran inestabilidad que reina allí. Incluso la guerra de Siria, en la que Teherán ha tomado partido en defensa del régimen de Al Assad, está a punto de decantarse a su favor. Sus razones para dotarse de armas nucleares han desaparecido prácticamente, salvo para desafiar a Arabia Saudí como potencia regional.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Oprah o el rumbo perdido del partido demócrata
Un demócrata podría caminar por una calle de cualquier ciudad liberal de la costa Oeste estadounidense, detenerse por un instante entre el ir y venir de la gente, perder la mirada y pensar: «¿Qué hicimos mal?». En las elecciones de 2016, los demócratas eligieron a la candidata favorita, con experiencia de Gobierno, capaz, moderada y dispuesta a hacer historia como la primera mujer en conquistar la Casa Blanca. Pero, ahora, al otro lado, en la acera republicana, las dos cámaras del Congreso están en manos de los republicanos y hay un populista deslenguado en la Casa Blanca. Y sin señales claras, por el momento, de que vaya a perder la reelección en 2020. Más allá de que Hillary Clinton era una candidata con muchos problemas y que Donald Trump supo conectar su mensaje con el electorado clave, las elecciones dejaron al partido demócrata descolocado. A punto de que Trump cumpla un año en la Casa Blanca, su rumbo sigue perdido. Quizá ese ha sido el caldo de cultivo del último fenómeno político en EE.UU.: las especulaciones sobre una candidatura de Oprah Winfrey a las elecciones de 2020 como antídoto de Trump. El asunto es un síntoma de los tiempos. En la era en la que el presidente de EE.UU. dicta la política exterior de la principal potencia mundial a golpe de tuit y los medios devoran los rumores sobre insultas y trifulcas dentro de la Casa Blanca como en la telerrealidad de baja calaña, un discurso es capaz de propulsar a una estrella televisiva hacia una candidatura presidencial. El de Oprah del pasado domingo por la noche en la gala de los Globo de Oro fue magnífico. Emotivo, ascendente, esperanzador. «Quiero que todas las chicas que están viendo esto sepan que un nuevo día está en el horizonte», proclamó ante la ovación en pie de Hollywood. Al mismo tiempo, las redes sociales hervían con etiquetas como #Oprahforpresident y #Oprah2020. En el lugar y momento adecuado «Fue un gran discurso, en el lugar adecuado y en el momento justo», explica a este periódico Robert Shapiro, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Columbia. En primer lugar, «porque no hay candidatos claros a la presidencia en el partido demócrata», añade. «Normalmente, siempre se manejan los nombres de ex vicepresidentes. Pero Joe Biden renunció a hacerlo en las últimas elecciones y ahora parece demasiado mayor para el cargo» (cuando se celebren las presidenciales en noviembre de 2020 estará a punto de cumplir 78 años). La realidad es que el partido demócrata es un erial de candidatos ilusionantes y un discurso como el de Oprah enseña sus vergüenzas. Desde Barack Obama no se sentía una personalidad fuerte, electrizante, que galvanice a los demócratas como parece que lo ha hecho la presentadora y actriz. Lo sufrió en sus carnes la propia Hillary Clinton, una candidata a la que le costaba conectar. En la convención demócrata de 2016, el momento para propulsarla hacia la Casa Blanca, un gran discurso de Michelle Obama le robó el «show»: en lugar de hablar de cómo Hillary derrotaría a Trump, los demócratas miraban ilusionados a la entonces primera dama para presidir el país en 2020 o 2024. Pancarta apoyando a Oprah Winfreypara presentarse a la presidencia en 2020, en un edificio de Los Ángeles - AFP La inesperada derrota de Clinton dejó además al partido descabezado. La presidencia histórica de Obama se llevó todos los focos durante ocho años y Clinton era la sucesora irremediable con el apoyo total -y tramposo, como se demostró después- del partido por haber cedido el paso al primer presidente negro de EE.UU. tras caer en las primarias de 2008. Ha pasado una década sin que el partido alimentara candidatos presidenciables. Los senadores Corey Booker y Kamala Harris siempre están en las quinielas, pero su relevancia nacional es mínima. De vez en cuando surgen rumores novedosos, como el del alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti. Bernie Sanders tendrá 78 años en 2020 y parece demasiado inclinado a la izquierda, como le ocurre a otra senadora con ambiciones, Elizabeth Warren. El discurso de Oprah ha llevado a muchos demócratas «a pensar seriamente si eso es lo que necesita el partido», explica Shapiro, «y de momento no está claro». La respuesta lógica a Trump sería un oponente en las antípodas: convencional, con experiencia y prestigio. Esto respondería a la lógica del péndulo en el que se mueven los votantes: como explica Bill Scher en «Politico»: cuando se cansan de un presidente buscan un sustituto con atributos contrarios. Del pío Jimmy Carter se pasó al exuberante Ronald Reagan; de un cuasi aristócrata como George H.W. Bush a Bill Clinton, un encantador de serpientes extraído de la clase media, al que sucedió otro Bush para devolver la dignidad a la Casa Blanca entre tanto escándalo de faldas. El último traspaso de poder fue de un líder cerebral y moderado como Obama a un estrambótico protagonista de programas de telerrealidad, volcánico e inestable. La kriptonita del «trumpismo» Otros sin embargo empiezan a considerar que Oprah podría ser la candidata perfecta, la kriptonita del ?trumpismo?. Trump ha roto el juguete de la política como la conocíamos hasta ahora, se ha saltado todas las convenciones sobre cómo llegar a la Casa Blanca y cómo gobernar una vez en el Despacho Oval. Oprah podría ser la otra cara de la misma moneda: popular -incluso más que Trump-, triunfadora en los negocios -habiendo nacido pobre, al contrario que el presidente-, con capacidad de conectar con la gente y ?outsider? de la política, pero defensora férrea desde hace décadas de la agenda liberal. Ha recibido apoyos importantes en estos pocos días desde dentro y fuera de la política: desde el director Steven Spielberg que prefiere a Oprah «que a un político de carrera» al director de la campaña de la reelección de Obama en Iowa, un estado clave en las elecciones. ¿Tendría de verdad posibilidades? «Está claro que ella gusta a sectores muy amplios de la sociedad», asegura Shapiro. «Pero además tiene mucho tirón en la clase blanca deteriorada de estados como Wisconsin, Michigan o Pensilvania, que es donde Trump ganó las elecciones». El revuelo formado por Oprah podría ser solo un lamento desesperado del electorado demócrata, al que le duele cada día ver a Trump en las noticias. Todavía es pronto -las elecciones legislativas de este otoño serán clave para medir la temperatura política del país- para saber si es una fiebre pasajera o una posibilidad real. Conviene recordar que bien entradas las primarias republicanas de 2016, muchos pensaban que la candidatura de Trump solo era un truco publicitario. Una voz poderosa en la sociedad estadounidense Oprah Winfrey (Kosciusko, Misisipí, 1954) está lejos de ser una política de carrera, pero la política siempre ha estado cerca de su carrera. Criada en la pobreza, con una madre soltera adolescente que limpiaba suelos, su ascenso a presentadora estrella y dueña de un imperio mediático y empresarial es la personificación del sueño americano. Se convirtió en la primera mujer multimillonaria negra desde la plataforma de su programa de televisión, en el que azuzó algunos de los principales debates sociales vividos por EE.UU., en las últimas décadas: de los derechos de las mujeres al control de las armas, la salud mental o la persistencia del racismo. En ellos fue un estilete de la agenda política liberal y un conductor de esas ideas a la clase media estadounidenses que la idolatraba desde el sofá de su casa. Incluso en uno de estos asuntos, los abusos contra menores, consiguió que el Congreso aprobara una ley al respecto después de una campaña de dos años en su programa. Por su poder e influencia, el rumor de una carrera política siempre le ha acompañado. Ya en 1999, Donald Trump aseguró que si algún día se presentaba a presidente de EE.UU. elegiría como candidata a la vicepresidencia a Oprah. Quizá en 2020 la tenga en frente, no a su lado en un ?ticket? presidencial. Ella siempre ha negado cualquier ambición a la Casa Blanca cada vez que se lo han preguntado. Pero ya lo dice una de las frases que más repetía en su programa: «Siempre tienes derecho a cambiar de opinión».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La UE sancionará a jerarcas del chavismo por la represión
Los países miembros de la UE aprobarán este jueves una primera tanda de sanciones contra varios altos cargos del régimen venezolano de Nicolás Maduro por su participación en la represión de la oposición democrática. Los socios constatarán que la situación en el país se sigue deteriorando y que las autoridades no toman medidas para resolverla. Se había esperado a ver si las negociaciones entre el régimen y la Asamblea Nacional llegaban a alguna parte, pero finalmente, ante la ausencia de avances los europeos han decidido lanzar un mensaje hacia Caracas. Serán los embajadores reunidos en Bruselas los que abordarán este jueves el asunto en una reunión ordinaria en la que la cuestión de las sanciones ha sido incluida en la agenda como un punto en el que no será necesaria la discusión porque existe un acuerdo previo. Según fuentes europeas, la decisión afecta a siete personas, aunque la lista no se conocerá hasta que no esté publicada en el Boletín Oficial de la UE, para evitar que los afectados tomen medidas para zafarse, en el caso de que se dicten providencias de congelación de haberes en Europa. Una vez aprobada por los embajadores, aún falta el visto bueno formal por de los ministros, aunque esto puede hacerse por procedimiento escrito o puede hacerse en persona en la reunión prevista para el lunes que viene en Bruselas. Además de la congelación de activos en territorio europeo, también se les prohíbe a los afectados entrar en la Unión. Embargo de armas La UE ya decidió en noviembre imponer un embargo de armas y de equipos militares o civiles que puedan ser usados para reprimir o acosar a la población y advirtió a los responsables venezolanos de que se arriesgaban a ser objeto de medidas selectivas si no cesaban en su política de acoso a los disidentes. El país que más ha dudado a la hora de dar este paso ha sido Grecia, cuyo gobierno está en manos de la formación populista Syriza. Sin embargo, la mayoría de los estados, encabezados por España consideran que las llamadas al diálogo no están dando resultado y que el proceso de normalización no avanza. Al contrario, creen que el diálogo sirve sobre todo para que Maduro gane tiempo en su huida hacia adelante, en dirección a las próximas elecciones presidenciales. La paradoja de la política exterior europea es que al mismo tiempo se está llevando a cabo un proceso de normalización acelerada con la dictadura cubana. La Alta Representante, Federica Mogherini, viajó hace poco a La Habana para la puesta en marcha del acuerdo de asociación que abre las puertas a una cooperación más activa con la dictadura, a pesar de que en Cuba no ha habido ningún gesto de apertura. El presidente, Raúl Castro, ha prometido que este año abandonará el poder, pero no ha explicado cómo lo piensa materializar.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los «Jusos», los jóvenes socialdemócratas alemanes, dicen «no» en bloque a la Gran Coalición con Merkel
Solo unos 200 del total de 600 delegados llegaban al congreso del SPD apoyando de antemano el voto positivo. Una tercera parte todavía no se había decidido y los 80 delegados de los Jusos, las juventudes socialdemócratas, anunciaban que votarían «no» en bloque, liderados por Kevin Kühnert, Annika Klose y Micha Heitkamp, figuras en ascenso entre las nuevas generaciones progresistas. Nadie duda de que Kühnert y Klose están ya posicionados para ocupar cargos en el partido en cuanto se dirima esta gran coalición en precario que, aunque a trompicones, parece destinada a llegar al gobierno de Berlín. Heitkamp fue por su parte especialmente aclamado por su intervención, en la que respondió al apodo de «rebelión de los enanos» con que la prensa alemana se ha referido en las últimas semanas al movimiento juvenil en contra de la gran coalición. «El apodo fue ideado por Alexander Dobrindt, muy ocurrente», ironizó, «nos ve como un enano, ¡el pobre! sin duda como el de El Señor de los Anillos». A pesar de que los Jusos no han ganado la votación y el SPD ha dado luz verde a negociar el acuedo de gobierno con Merkel, el motín las juventudes socialdemócratas ha servido para demostrar una fuerza dentro del partido que no sigue a la directiva, no es exactamente un fenómeno espontáneo y, según fuentes de la Casa Willy Brandt, cuenta con el tácito consentimiento de figuras de peso bastante más maduritas, que no han evitado la campaña en contra a pesar de que, llegado el momento y a mano alzada, hayan votado personalmente a favor de las negociaciones con Merkel. Peligro de «atomización» «El partido se encuentra en puertas de un relevo generacional y político y es el momento en que unos y otros tratan de mostrar fuerza», explican estas fuentes, «y en este partido, por tradición, se puede adelantar que ganará esa guerra aquel que se haga con el apoyo de las grandes delegaciones». Las poderosas secciones de Renania del Norte-Westfalia (RNW) y Hesse, las primera y cuarta por número de delegados en este congreso, han jugado un importante papel en la aprobación de las negociaciones. Han exigido a cambio del «sí» que los negociadores socialdemócratas obtengan concretas y sustanciales mejoras en tres puntos del preacuerdo que consideran irrenunciables y que los cristianodemócratas de Merkel, por su parte, no están dispuestos a volver a negociar, por lo que Schulz ha obtenido el «sí» pero queda en una posición muy delicada. Otras seis delegaciones con 320 delegados en conjunto decretaron libertad de voto. «Corremos el peligro de una atomización de la socialdemocracia alemana», advertía anoche Malu Dreyer, presidenta de Renania Palatinado, lamentando que el debate se haya limitado a si negociar o no negociar, sin haber entrado en cuestiones candentes como política exterior, política de internet, pensiones o reforma europea y dando la razón a la canciller Angela Merkel, que en su primera reacción al resultado de este congreso extraordinario, se limitaba a decir ayer, poco después de conocerse el resultado de la negociación, que «nos queda mucho trabajo por delante».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Eslovenia quiere reconocer Palestina como Estado de modo unilateral
El ministro de Exteriores de Eslovenia, Karl Erjavec, abogó hoy por un pronto reconocimiento de Palestina como Estado,incluso sin esperar a una posición común de la Unión Europea (UE). "Creo que este es el momento justo para apoyar a Palestina. Si Eslovenia quiere mostrar que tiene una política exterior independiente, ahora es el mejor momento", declaró Erjavec al diario nacional "Delo". Erjavec indicó que esta postura responde al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de EE.UU. y el proyectado traslado de su embajada a esa ciudad, lo que, a su juicio, "aleja la solución del conflicto y del proceso de paz", además de viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El diario "Delo" afirma que el jefe de la diplomacia eslovena cuanta con suficiente apoyo en el Gobierno de coalición y que su iniciativa podría ser aprobada por el Parlamento en febrero. El periódico también indica que Erjavec presentará su propuesta hoy en Bruselas a sus colegas de la UE y que se reunirá también con el presidente de Palestina, Mahmud Abas. Palestina, con Jerusalén Este como capital, fue proclamada como Estado unilateralmente en 1988 por el Consejo Nacional de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Hasta la fecha ha sido reconocido, si bien de manera simbólica, por los Legislativos de España, Reino Unido, Francia, Irlanda, Italia y el Parlamento Europeo. En total, 136 naciones reconocen el Estado de Palestina.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El fiscal general de EE.UU., interrogado en la investigación de la trama rusa
El fiscal de la trama rusa, Robert Mueller, interrogó la semana pasada al fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, quien se ha convertido en el primer miembro del Gobierno de Donald Trump en activo en declarar ante los investigadores. Un portavoz del Departamento de Justicia confirmó a Efe que Sessions prestó declaración ante el fiscal especial Mueller, quien examina los posibles lazos entre miembros de la campaña del presidente y el Gobierno ruso, al que las agencias de inteligencia de EE.UU. acusan de interferir en las elecciones de 2016. Esta es la primera vez que se confirma públicamente una entrevista entre Mueller y un miembro en activo del Ejecutivo de Trump. Sessions, senador por Alabama durante 20 años, fue uno de los primeros legisladores en apoyar a Trump durante su campaña para las elecciones presidenciales de 2016, y se convirtió en uno de sus asesores más cercanos en temas migratorios y de política exterior. Fue nombrado fiscal general y, en marzo de 2017, tuvo que apartarse de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa que había comenzado bajo el Gobierno del expresidente Barack Obama y que el Departamento de Justicia y el FBI estaban llevando a cabo, ya con Trump en la Casa Blanca. La sombra del Kremlin en las elecciones El ahora titular de Justicia tuvo que apartarse de las pesquisas después de que saliera a la luz que había ocultado al Senado los encuentros que mantuvo durante la campaña con el entonces embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, quien también se reunió con otros miembros de la campaña de Trump. Legisladores demócratas y republicanos expresaron un gran enfado por las omisiones de Sessions y forzaron al fiscal general a apartarse de la investigación rusa. Precisamente, el hecho de que Sessions se inhibiera desembocó en la creación de la figura del fiscal especial, un cargo que ocupa Mueller y que es independiente de cualquier brazo del Gobierno de Estados Unidos, por lo que se asegura la neutralidad de la investigación rusa. Preguntado por Efe, un portavoz de la oficina de Mueller rechazó comentar sobre el contenido del interrogatorio de Sessions. La investigación rusa ya ha desembocado en la presentación de cargos contra cuatro personas relacionadas con Trump: su exasesor de seguridad en la Casa Blanca Michael Flynn, su exjefe de campaña Paul Manafort, su «número dos» en la campaña, Rick Gates, y el también exasesor George Papadopoulos, que trabajó para el magnate durante las elecciones.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El embajador de España en Venezuela califica de «equivocada e injusta» su expulsión
El embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, calificó hoy de «equivocada e injusta» la decisión de las autoridades venezolanas de declararle persona «non grata» y ordenar su expulsión del país. Silva, que prepara su salida de Caracas, considera que con la medida adoptada «se hará más difícil continuar con el proceso de diálogo entre las partes en Venezuela». Según el embajador, «España ha sido y sigue siendo el país que más ha contribuido a tratar de reconducir el diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana, especialmente desde que en mayo de 2017 se empezaron a retomar los contactos en la residencia del embajador español». «Ello fue posible -añadió Silva- en gran medida por el apoyo dado por el Gobierno de un país como España que tiene una relación muy profunda con Venezuela y que ha actuado de buena fe y trabajando de manera constructiva para tratr de lograr el entendimiento entre los venezolanos». El embajador, que llegó al cargo en marzo del pasado año, subrayó que España no se ha inmiscuido en los asuntos internos de Venezuela, sino que ha sido neutral. «Solo hemos alzado la voz -reconoció- cuando se han visto conculcados valores universales que ningún país puede ignorar, como el respeto a la democracia y a los derechos y libertades de los ciudadanos». Silva puso de relieve que, contrariamente a los que ha sucedido desde el Gobierno venezolano, las autoridades españolas no han insultado ni han hecho descalificaciones de los dirigentes venezolanos. Acusaciones infundadas En cuanto a las afirmaciones hechas por el régimen bolivariano en el sentido de que España ha actuado en la Unión Europea al dictado de lo que manda Estados Unidos, el embajador dijo que son «totalmente infundadas y ajenas a la realidad». «No tienen ninguna justificación y por supuesto es imposible demostrarlas», señaló. Recordó Silva que las sanciones contra dirigentes venezolanos adoptadas por la UE lo fueron por unanimidad de los 28 países miembros, y recordó que hoy mismo ha han¡bidop una declaración de una portavoz de la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, expresando su condena por la expulsión. «En el fondo es una medida no contra España, sino contra al UE», añadió el embajador, que dijo haber recibido la solidaridad de sus colegas comunitarios y de otros países acreditados en Caracas. El representante diplomático español expresó su confianza en que no continúe la escalada en la crisis abierta y resaltó que, por eso, el Gobierno de España se ha limitado a responder con una estricta reciprocidad declarando persona «non grata y expulsando al embajador venezolano en Madrid». Por último en cuanto a posibles repercusiones para los intereses españoles en Venezuela, Silva recordó que muchos de los españoles que hay en el país tienen también la nacionalidad venezolana y por ello, si se ven perjudicados se verían perjudicados ciudadanos venezolanos. Y, por lo que respecta a las empresas españolas, indicó que igualmente muchas tienen capital venezolano y prestan servicios públicos esenciales en Venezuela. «Si se daña a las empresas españolas -dijo- se daña a la propia economía venezolana y además se dificulta cualquier tipo de negociación que pueda emprender el Gobierno de Venezuela en materia de financiación exterior».