Infortelecom

Noticias de partidos politicos

18-05-2019 | Fuente: abc.es
Le Pen mantiene su primer puesto para las europeas según todos los sondeos
Todos los sondeos anuncian un «terremoto» político en Francia, con motivo de las elecciones europeas. La extrema derecha de Marine Le Pen se cotiza como posible gran vencedora, al frente del primer partido de Francia. Emmanuel Macron confirma su aislamiento político continental. Las izquierdas históricas, socialistas y comunistas, se hunden ante la ascensión de la extrema izquierda populista. Todos los sondeos de las últimas dos semanas afirman que Agrupamiento Nacional (AN, ex-Frente Nacional, FN), el partido de Marine Le Pen, puede conseguir entre el 23 y el 24 % de los votos nacionales, convirtiéndose en el partido más votado, el primer partido de Francia. La extrema derecha francesa ya ganó de manera espectacular las elecciones europeas del 2014 (con un 25 % de los votos). Cinco años después, el mismo triunfo parece más llamativo, cuando otros partidos a la derecha o extrema derecha del Partido Popular Europeo (PPE), anuncian una ola ultra conservadora muy considerable en toda Europa. En segundo puesto, según todos los sondeos, La República En Marcha (LREM, liberal reformista), el partido de Emmanuel Macron, se ha estancado en torno al 21 o el 22 % de las intenciones de voto. Una diferencia de solo 1 ó 2 puntos, pero altamente simbólica, si se confirmarse que el partido del presidente queda relegado a un segundo puesto. LREM parece víctima del aislamiento personal de Macron, en toda Europa. Nathalie Loiseau, la cabeza de lista del partido de Macron, no consigue ser visible. Exministra de asuntos europeos, gran conocedora de la «cocina administrativa» de la UE, no consigue despegar ni dar visibilidad al proyecto presidencial de Renacimiento de Europa. Renacimiento, con R mayúscula. Proyecto ultra ambicioso que no ha conseguido despertar gran interés fuera ni dentro de Francia. Salvarse de la quema Los Republicanos (LR, derecha tradicional) sigue siendo víctimas de la retirada política de Nicolas Sarkozy, sustituido por unos aspirantes a líderes que no consiguen salir del hoyo de un modesto 12 % de intenciones de voto. Se trata de un retroceso histórico del conservadurismo francés tradicional, que tuvo personalidades eminentes, de Valery Giscard d?Estaing a Jacques Chirac. A la izquierda, socialistas y comunistas corren el riesgo del hundimiento histórico. El PS apenas tiene un 5 % de intenciones de voto. El peor resultado potencial de la historia del socialismo francés, que tuvo personalidades europeas de los más altos vuelos, como François Mitterrand o Jacques Delors. El PCF apenas tiene un 3 % de intenciones de voto. El comunismo francés se instala en el gueto de los grupúsculos insignificantes. No habrá comunistas franceses en el nuevo Parlamento Europeo (PE), elegido el próximo día 26. A la izquierda, el único partido que se salva del hundimiento es La Francia Insumisa (LF, extrema izquierda populista), cuyo líder, Jean-Luc Mélenchon, ha intentado montarse al carro de la franquicia de los chalecos amarillos, donde cohabitan familias de extrema izquierda y extrema derecha. En la recta final de la campaña, LFI ha sido víctima de una crisis espectacular: varios de sus cuadros han abandonado el partido de extrema izquierda para apoyar a la extrema derecha de Le Pen. Tragedia política de gran calado: todas las izquierdas, juntas, «pesan» menos que la extrema derecha de Le Pen. Europa Ecología / Los Verdes (EELV) es una federación de familias ecologistas que se cotizan con un 7 % de intenciones de voto. Solos, aislados, sin grandes aspiraciones, los ecologistas franceses quedarían contentos si consiguieran evitar una catástrofe. Existen, todavía, tres grupúsculos de ultra derecha, Francia en Pie (FeP), Los Patriotas (LP), Unión Popular Republicana (UPR), que suman, juntos, entre un 6 y un 8 % de votos, robados a la extrema derecha de Le Pen. A la extrema izquierda, otros dos grupúsculos, Lucha Obrera (LO) y Generación, apenas suman un 3 ó 4 % de intenciones de voto. Votos robados a las izquierdas tradicionales, caídas en una crisis catastrófica. Un archipiélago Esa fragmentación excepcional del paisaje político francés parece anunciar un terremoto o un cambio muy profundo, cuando menos. Todos los partidos políticos tradicionales, de izquierda o derecha, se han instalado en una crisis sin precedentes. Y los nuevos partidos no cuentan con ningún apoyo excepcional. Emmanuel Macron ha devorado a todos los partidos de centro y derecha tradicionales. Pero no cuenta con un apoyo nacional masivo. Sus ambiciones europeas no han encontrado el eco esperado en Alemania, que no comparte los proyectos europeos del presidente francés. Marine Le Pen ha recentrado a la extrema derecha que su padre organizó en torno al difunto Frente Nacional (FN). Y ha creado un partido de nuevo cuño, Agrupación Nacional (AN), que puede convertirse en el primer partido de Francia, con un programa antieuropeo, antiliberal, anticapitalista, haciendo campaña contra todos los pilares de la Unión Europea (UE). Grandes beneficiarios de la antigua Política Agraria Común (PAC), los agricultores y las clases medias francesas no comparten tal hostilidad contra Europa. Varios sociólogos y estudiosos comienzan a afirmar que Francia está viviendo una gran mutación, convertida en un «archipiélago» de comunidades culturales que no siempre se entienden entre ellas. La recta final de las elecciones europeas parece confirmar, en cualquier caso, que Francia está cambiando de modelo político.
16-05-2019 | Fuente: elpais.com
Desintermediación digital: un programa electoral a tu medida
Los equipos de marketing de los partidos políticos están más preparados y más avanzados que la mayoría de los grandes anunciantes de este país, sostiene el autor
10-05-2019 | Fuente: abc.es
Tusk convoca otra cumbre europea para preparar el reparto de cargos tras las elecciones
El Consejo Europeo se reunirá de forma extraordinaria el 28 de mayo, justo después de las elecciones europeas, para preparar los nombramientos de los nuevos responsables de las instituciones comunitarias, anunció este jueves Donald Tusk. Los presidentes de los Veintisiete, reunidos por unas horas en la localidad rumana de Sibiu, constataron que no tienen la misma sensibilidad para abordar esta importante decisión y por ello Tusk ha organizado un cónclave previo para empezar la discusión a la luz de los resultados electorales. «El 28 de mayo ?anunció? llamaré a los 28 líderes para comenzar el proceso de nombramientos», que «debería ser rápido, eficiente y estar en línea con lo que dicen los tratados, y si el consenso es difícil, no dudaré en someter estas decisiones a votación en junio». La mención de Tusk a la posibilidad de una votación suena como una amenaza en un mundo habituado históricamente al consenso entre los líderes, sobre todo a la hora de designar al sucesor de Jean-Claude Juncker, cuyo mandato acaba el 1 de noviembre. La reunión extraordinaria de este jueves ?día de Europa? en Sibiu se había previsto teniendo en cuenta que todos los cálculos daban por hecho que el Reino Unido habría abandonado ya la UE. No ha sido así y los británicos todavía tendrán que participar en las elecciones, lo que añade un elemento de complejidad a la hora de interpretar los resultados. El Parlamento Europeo insiste en que no ratificará a ningún presidente de la Comisión designado por el Consejo que no haya sido previamente señalado como candidato por los diferentes partidos políticos, pero varios dirigentes europeos, entre ellos el francés Emmanuel Macron, insisten en que no se sienten vinculados por este mecanismo. Si se respeta el proceso de «candidatos especiales» o «spitzenkandidats», el aspirante con más posibilidades es el alemán Manfred Weber, designado por el PPE. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que abandonó precipitadamente la cumbre, tendrá un papel importante si el PSOE repite el resultado de las generales. Reflexión sobre el futuro Además del presidente de la Comisión, tras las elecciones del día 26 se deben renovar los puestos de presidente del Parlamento y del Consejo, junto al de Alto Representante y de presidente del Banco Central Europeo (BCE). Por lo demás, la reunión de ayer sirvió también como ejercicio de reflexión sobre el futuro de Europa, que resumido por Macron se basa en tres ejes: un desarrollo radicalmente respetuoso con el medio ambiente, la protección y la seguridad de las fronteras, incluyendo la posible reforma de las reglas de la zona Schengen, y la convergencia social en materia económica, para corregir el modelo de dumping social que ha orientado la competitividad hacia la bajada de los salarios y ha vaciado de trabajadores a los países más débiles. Este último punto tiene una lectura evidente en su propio país, Francia, donde bulle la revuelta de los chalecos amarillos, y en el que se encontraba, Rumanía, que ha perdido más de cuatro millones de habitantes que se han ido a trabajar a los países más ricos y que tiene que ir a buscar mano de obra a lugares tan lejanos como Vietnam.
08-05-2019 | Fuente: abc.es
Sudáfrica da un ejemplo de democracia al votar sin incidentes
Calma, ambiente festivo y largas colas desde primera hora de la mañana en una jornada electoral histórica en Sudáfrica. Cerca de 27 millones de personas se registraron para votar en los sextos comicios multirraciales del país, que cuenta con un claro favorito, el actual presidente Cyril Ramaphosa. Con la victoria prácticamente asegurada, la incógnita será si recibirá el apoyo necesario para seguir gobernando con mayoría. La jornada electoral está transcurriendo con tranquilidad y sin incidentes importantes en la mayor parte del país. Un récord de 48 partidos políticos participan en las elecciones nacionales y provinciales, que registran una cifra récord de 26,7 millones de personas registradas para votar (aproximadamente un 75% del electorado). Sin embargo, cerca de 10 millones no se registraron para votar, de los cuales 6 millones son menores de 30 años. Los colegios electorales abrieron a las 7:00 horas (5:00 GMT) y cerrarán sus puertas a las 21:00h. Transcurrida media jornada electoral, la Comisión Electoral (IEC) expresó su satisfacción por cómo se había iniciado la votación a pesar de que se registraron retrasos puntuales en la apertura de algunos centros de votación, cerca de una veintena de colegios -de más de 22.000- abrieron a media mañana y se confirmó el fallecimiento de un anciano cuando se dirigía a votar. «El 98% de los centro de votación abrieron puntuales. A las 11.30 de la mañana, solo 17 puestos de votación permanecían sin abrir debido a problemas de acceso, 14 de ellos en la costa sur de KwaZulu-Natal», dijo el director electoral de IEC, Sy Mamabolo. La comisión se enfrentó a algunos desafíos puntuales como la llegada tardía del personal o del material electoral en algunos centros por la dificultad para acceder a los puestos de votación debido a las trincheras en las carreteras como parte de las acciones de protesta. «La IEC les asegura a los votantes que hay disponible un suministro adecuado de todos los materiales, incluidos más de 60 millones de papeletas de votación, y que todos los votantes recibirán asistencia para votar», agregó Mamabolo. A Sudáfrica le irá bien El gobierno felicitó a los ciudadanos por el buen comienzo de los comicios. En un comunicado, la directora general en funciones del Sistema de Comunicación e Información del Gobierno (GCIS, por sus siglas en inglés), Phumla Williams, dijo que «el ambiente vibrante en las mesas de votación en todo el país es alentador y confiamos en que estas elecciones formen parte de una tradición de la celebración de elecciones regulares, pacíficas, libres y justas». Ramaphosa se mostró «confiado» en la victoria de su partido, el Congreso Nacional Africano (CNA), que llegaba a la cita electoral muy dividido y con el índice de confianza en mínimos históricos por la mala gestión de la anterior administración liderada por Jacob Zuma. «Hemos cometido errores, pero lamentamos esos errores y pedimos que nuestra gente vuelva a depositar su confianza en nosotros(?)Vamos a corregir los malos caminos del pasado», dijo el presidente al emitir su voto en Soweto. Estas elecciones son una prueba de fuego para el actual presidente y su partido (fundado por Nelson Mandela), que ha perdido terreno a nivel provincial y municipal. El CNA espera recuperar la confianza de su electorado, frustrado por las injusticias raciales y por la falta de progreso después de 25 años del fin del apartheid. El último presidente blanco del país FW de Klerk dijo al emitir su voto en Ciudad del Cabo que «al país le irá bien si sale vencedor Ramaphosa y éste cumple sus promesas», De Klerk, figura clave en la liberación de Mandela y el desmantelamiento del apartheid, reconoció que muchos sudafricanos se habían sentido decepcionados con los años, pero podían ser positivos sobre la trayectoria del país: «No todo es oscuridad en Sudáfrica. Hay luz al final del túnel. Si el ANC gana y el presidente Ramaphosa cumple sus promesas, las cosas mejorarán». En la misma línea se pronunció otro expresidente, Thabo Mbeki, quien dijo que quien gane las elecciones deberá estar a la altura de las expectativas. El líder de la oposición, Mmusi Maimane, también votó en Soweto, donde se crió: «El miedo nos dice que nos quedemos con lo que conocemos, la esperanza dice que traemos un cambio». Maimane, primer candidato negro de la Alianza Democrática (DA, por sus siglas en inglés), espera repetir los buenos resultados de las elecciones municipales de 2016 cuando obtuvo el 22% de los votos. Por su parte, Julius Malema de los Combatientes por la Libertad económica (EFF, por sus siglas en inglés) votó en la ciudad norteña de Polokwane: «Si necesita un cambio, el EFF es el camino a seguir», dijo el controvertido político que fue expulsado del CNA en 2013 y fue entonces cuando formó su partido que hoy la tercera fuerza política en el parlamento sudafricano. En su programa electoral está nacionalizar las minas y bancos, impulsó la reforma de expropiación de tierras sin compensación y jugó un papel capital en hacer que Zuma se responsabilice por gastar dinero en las mejoras de su casa que no estaban relacionadas con su seguridad. Los primeros resultados oficiales se conocerán el jueves y los definitivos podrían conocerse el sábado aunque la comisión tiene de margen una semana para hacerlos públicos. La ceremonia de investidura está prevista para el 25 de may o.
07-05-2019 | Fuente: abc.es
La oposición aúna esfuerzos para derrotar de nuevo a Erdogan en Estambul
«Vamos a vencer todas las veces que sea necesario». Con este ánimo respondió Kemal Kilicdaroglu, líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), a la decisión del Consejo Supremo Electoral de ordenar la repetición las elecciones municipales en Estambul en las que se impuso de forma ajustada al Partido Justicia y Desarrollo (AKP). La alcaldía le ha durado apenas 15 días al candidato del CHP, Ekrem Imamoglu, que el día 23 de junio tendrá que volver a enfrentarse en las urnas al ex primer ministro y candidato del AKP, Binali Yildirim, y a toda la maquinaria mediática puesta en marcha por el presidente Recep Tayyip Erdogan. «En esta encrucijada que afronta Turquía, damos la mano a los ciudadanos que creen en la democracia, sin importar cuáles sean sus partidos políticos o afiliaciones ideológicas», informó el CHP en una jornada en la que, pese a que se especulaba con un posible boicot, no solo confirmó su participación en el nuevo proceso, sino que recibió el respaldo de dos partidos comunistas y un candidato independiente que juntos reunieron cerca de 15.000 votos. Otras formaciones podrían seguir el mismo camino en las próximas horas para intentar hacer un frente común que evite la victoria del todopoderoso AKP. Las dos Turquías volverán a verse las caras en las urnas el próximo 23 de junio, la que apoya a Erdogan sin fisuras y la que se opone al dirigente islamista. Las palabras del mandatario son órdenes y después de un mes de investigaciones por el supuesto fraude denunciado por él mismo tras conocer la derrota del AKP, el Consejo Electoral detectó irregularidades en la formación de algunas mesas el pasado 31 de marzo. Este error técnico, basado en que algunos de los responsables de urna no eran funcionarios públicos, le pareció suficiente para ordenar repetir la votación. Lo que para Erdogan constituye «un paso importante para reforzar la democracia» de Turquía, para los opositores es un «golpe contra las urnas», que confirma la deriva del país hacia la «dictadura». Protestas y caída de la lira La decisión del Consejo Electoral provocó caceroladas en diferentes barrios del corazón económico y cultural del país, que es también la cuna política donde Erdogan comenzó su carrera como alcalde. «Creemos que hubo corrupción organizada, irregularidades y completa anarquía en las elecciones de Estambul. Hemos visto que hubo prácticas ilegales relacionadas con las listas de votantes y los funcionarios de las urnas», declaró el presidente ante sus seguidores en su valoración particular de la decisión sobre la repetición de los comicios. Voces críticas como la del analista Mustafa Akyol, investigador del Cato Institute?s Center for Global Liberty and Prosperity, lamentaron que esta decisión supone «entrar en una nueva fase» ya que «desde que Erdogan llegó al poder en 2002 las urnas han sido su base para defender su legitimidad. Anular las elecciones de Estambul con este pretexto tan ridículo acaba con esa base», recogió en su cuenta de Twitter. La satisfacción de Erdogan no se transmitió a la economía y la lira turca reaccionó con un una caída del dos por ciento. Además de los mercados, también la diplomacia extranjera mostró su preocupación por lo ocurrido en Estambul. La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y el comisario de Ampliación, Johannes Hahn, emitieron un comunicado en el que afirmaron que «la justificación de esta decisión de tanta trascendencia, tomada en un contexto muy politizado, debe hacerse pública sin dilación para su escrutinio público». Pero hace tiempo que los mensajes de Bruselas no tienen apenas impacto en las decisiones de Erdogan.
01-05-2019 | Fuente: abc.es
Venezolanos en España: entre las lágrimas y la esperanza
Las agujas del reloj de la Puerta del Sol no marcaban todavía las seis de la tarde. Un joven ondeaba tímidamente una bandera de Venezuela subido al pequeño escalón de una de las fuentes que rodean la mítica plaza, a la que daban ganas de sumergirse para mitigar el calor abrasador. Dos o tres jóvenes más, con gorras rojas, azules y amarillas lo acompañaban y charlaban en voz baja. Parecía que nada iba a pasar. Era tan solo un susurro ante el grito ensordecedor («Viva Venezuela», «Libertad») de los cientos de manifestantes que se agolparon en el centro de Madrid tan solo minutos después. El rugido empezaba a escucharse cada vez más fuerte; lo mismo pasaba al otro lado del Atlántico, en el país que vio nacer a muchos de los reunidos en la capital para manifestarse a favor del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. A jóvenes, mujeres, hombres, niños, familias enteras recién llegadas a Españ, muchos emocionados hasta las lágrimas por lo que está pasando en su país, le secundaron varias caras conocidas como el opositor Antonio Ledezma; el representante de Guaidó en España, Antonio Ecarri; la madre de Leopoldo López, Antonieta; o políticos españoles como la candidata de Cs a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, o la aspirante del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La gente y los políticos, aunque no suele suceder, esta vez coincidían en el mensaje: «Esto no es un golpe de Estado, el golpe lo dio Maduro», señalaba Ecarri. «No es un golpe de Estado, tenemos un presidente interino, tenemos legalmente todo a nuestro favor. Es Maduro el que tiene que irse, estamos cansados de esta dictadura», coincidía Carmen Guerrero, venezolana de 42 años y 11 en España. «Yo llevo muchos años aquí, no sé si volveré, pero sé que la gran mayoría lo hará porque han sido expulsados», sentenció. Israel Morón, de la ciudad venezolana de Mérida y desde hace tan solo cinco meses en España, corroboraba los vaticinios de su compatriota: «Si hay un cambio real, por supuesto que volveré», decía mientras enseñaba el color azul de su camiseta, «el mismo que están vistiendo los militares que apoyan la Constitución, que apoyan a Guaidó». Uno de los discursos más vehementes de la tarde fue el de Ledezma, que no dudó en asegurar que ayer no fue un día cualquiera para Venezuela, que se trataba, esta vez, de un punto de inflexión: «Hoy los venezolanos estamos a punto de protagonizar una épica, vamos a demostrarle al mundo por qué somos hijos de libertadores». El opositor venezolano también aprovechó para valorar los apoyos que Venezuela ha recibido de los partidos políticos de nuestro país. «Más allá del resultado que benefició a una u otra opción política, el domingo en España ganó Venezuela porque más del 75 por ciento de los españoles votaron a agrupaciones que apoyan a Guiadó», dijo. La gente lo aplaudió enérgicamente mientras surgía el espontáneo grito de «(Pedro) Sánchez, escucha, únete a la lucha». Muchos reconocieron que el cambio producido desde ayer no solo radica en el apoyo militar a Guaidó sino también en que la Guardia Nacional «esta vez, no actuó contra el pueblo». «No somos nosotros los que corremos detrás de los gases lacrimógenos, por primera vez, tenemos un panorama distinto», dijo Jonethe Colina, abogada venezolana y exjueza. En la concentración no faltaron los niños, como el caso de Dilan y Denis D?ippolito, desde hace dos años en España. «Maduro se ha quedado con el poder, no hay comida, no hay nada, estamos intentando como podemos sacarlo», dijo el pequeño de tan solo 11 años. Venezuela en España 255.071 nacidos en Venezuela -tanto si tienen nacionalidad española como si no- residen en nuestro país según el INE. Esto significa que son un 22% más que en 2017, un crecimiento imparable desde 2015. De ellos, alrededor de 80.000 residen en Barcelona y unos 60.000 en Madrid. El crecimiento de la población venezolana en España es tan alto que ya son la sexta comunidad extranjera más numerosa. Hace cuatro años ocupaban el puesto número 12 como país de nacimiento más frecuente de los residentes. La comunidad argentina, la quinta más numerosa, solo supera en mil a los venezolanos.
30-04-2019 | Fuente: abc.es
Lágrimas de emoción y esperanza de un cambio real
Efe 21.00 La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, ha asegurado que en Venezuela no hay un golpe de Estado porque "no puede haberlo por un presidente del Gobierno" y ha precisado que el "único presidente que tiene Venezuela es Juan Guaidó", el autoproclamado 'presidente encargado', ya que es a quien "reconocen España y la Unión Europea". 20.50 Sergio Contreras, coordinador en España de Voluntad Popular, el partido de Juan Guaidó, abanderaba las protestas de este colectivo. "Sabemos que los militares que aún tienen un ADN democrático se encuentran apoyando en este momento el cese de la usurpación, y la transición de Venezuela a la democracia.", afirmó. Contreras también lamentó que otras unidades militares no se hayan unido a este movimiento. 20.30 "(Pedro) Sánchez, escucha, únete a la lucha", han repetido los venezolanos residentes en España que, ataviados con banderas, gorras y pancartas, han exigido libertad en el país que preside Nicolás Maduro. 'Por el regresar de Venezuela libre', 'Viva Leopoldo López' o 'Esta causa es de todos' son algunas de las consignas que han coreado los asistentes a la manifestación que ha comenzado en torno a las 18.00 de la tarde. 20.12 Virginia Rodríguez lleva 4 años en España con su hija y esposo. «He venido hoy para unirnos a rescatar la libertad de nuestro país», dice Virginia emocionada. Evelyn, que no puede contener las lágrimas y llego hace solo dos meses dice que es posible que haya un cambio: «Se siente que vamos a estar en Libertad pronto, hay mucha gente luchando, si todos se unen Venezuela Será libre». J.G.S. 20.10 Carmen Colmenares lleva 3 años en España: «Es nuestro deseo que haya un verdadero cambio, la lucha no es fácil pero la esperanza crece cada minuto, tenemos que tener fe que el País saldrá de ese narcogobierno». Guillermo Muci junto a su hijo- J.G.S. 20.08 Guillermo Muci ha venido con su hijo de 8 años. «He venido a Sol porque ya es el principio del fin, queremos ser parte y sabemos que habrá un cese de la usurpación». «Creo que la gente está en peligro porque está en el gobierno un malandro, van a aferrarse al poder como sea», añade. 20.07 «Estoy aquí por la situación que estamos pasando, la falta de comida, medicinas, baja calidad de vida», dice Donaile Perez, en presencia de sus hijos. «Dios quiera que haya un cambio real y que sea el comienzo del fin», cuenta a ABC desde la Puerta del Sol de Madrid. Lleva en Madrid cuatro meses: «Han venido mis hijos aquí por la situación, esa separación que han creado en las familias es desastroso». «Maduro se ha quedaso con el poder, no hay comida, no hay nada, estamos intentando como podemos sacarlo», dice Denis de tan solo 11 años. Donaile Perez, venezolana en España desde hace cuatro meses y sus hijos, Dilan y Denis D?ippolito desde hace dos años aqui 20.00 «Preparemos las maletas, todos menos uno regresan a Venezuela, todos menos Ecarri, que representa al país aquí», bromeó Ledezma. «Más allá del resultado que benefició a una u otra opción política, el domingo en España ganó Venezuela porque más del 75 por ciento votaron a agrupaciones qie apoyan a Guiadó», dijo. «La mayoría de las agrupaciones políticas de España nos apoyan». 19.57 «Hoy los venezolanos estamos a punto de protagonizar una épica, estamos demostrando al mundo por qué somos hijos de libertadores», continúa Ledezma. 19.57 Ledezma habla para los manifestantes: «Hoy amanecimos evocando a aquellos que dieron su vida, hoy decimos a los estudiantes que su sacrificio no fue en vano». 19.56 En declaraciones a ABC dice Antonieta que la llamó Lilian Tintori esta mañana: «Tu hijo está libre», le dijo. «No he podido hablar con él pero he sentido una gran felicidad. Por Venezuela, por los presos políticos, por todos». 19.54 Antonio Ecarri, enviado personal para España del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha afirmado este martes que la situación en su país "es compleja" pero que "está claro es que hoy se derrumba el mito de la unidad monolítica de las Fuerzas Armadas alrededor del usurpador". 19.52 Una de las consignas más repetidas es que lo que está ocurriendo en Venezuela no es un golpe de Estado. Varios manifestantes concurren a la Puerta del Sol La madre de Leopoldo López, Antonieta, Antonio Ledezma, Antonio Ecarri y Beatriz Becerra- J.G.S. «Han pasado muchas cosas, a mi hijo en arresto domiliciliario le abrieron las puertas de su casa los mismos que lo tenian secuestrado»- J.G.S. 19.45 El embajador venezolano en España, Mario Isea, aseguró hoy que el movimiento iniciado por Juan Guaidó en Caracas contra Nicolás Maduro es un «intento fallido» y que "todas" las bases militares son leales al Gobierno. Las agujas del reloj de la Puerta del Sol no marcaban todavía las seis de la tarde. Un joven ondeaba tímidamente una bandera de Venezuela subido al pequeño escalón de una de las fuentes que rodean la mítica plaza, a la que daban ganas de sumergirse para mitigar el calor abrasador. Dos o tres jóvenes más, con gorras rojas, azules y amarillas lo acompañaban y charlaban en voz baja. Parecía que nada iba a pasar. Era tan solo un susurro ante el grito ensordecedor («Viva Venezuela», «Libertad») de los cientos de manifestantes que se agolparon en el centro de Madrid tan solo minutos después. El rugido empezaba a escucharse cada vez más fuerte; lo mismo pasaba al otro lado del Atlántico, en el país que vio nacer a muchos de los reunidos en la capital para manifestarse a favor del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. A jóvenes, mujeres, hombres, niños, familias enteras recién llegadas a Españ, muchos emocionados hasta las lágrimas por lo que está pasando en su país, le secundaron varias caras conocidas como el opositor Antonio Ledezma; el representante de Guaidó en España, Antonio Ecarri; la madre de Leopoldo López, Antonieta; o políticos españoles como la candidata de Cs a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís o la aspirante del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La gente y los políticos, aunque no suele suceder, esta vez coincidían en el mensaje: «Esto no es un golpe de Estado, el golpe lo dio Maduro», señalaba Ecarri. «No es un golpe de Estado, tenemos un presidente interino, tenemos legalmente todo a nuestro favor. Es Maduro el que tiene que irse, estamos cansados de esta dictadura», coincidía Carmen Guerrero, venezolana de 42 años y 11 en España. «Yo llevo muchos años aquí, no sé si volveré, pero sé que la gran mayoría lo hará porque han sido expulsados», sentenció. Israel Morón, de la ciudad venezolana de Mérida y desde hace tan solo cinco meses en España, corroboraba los vaticinios de su compatriota: «Si hay un cambio real, por supuesto que volveré», decía mientras enseñaba el color azul de su camiseta, «el mismo que están vistiendo los militares que apoyan la Constitución, que apoyan a Guaidó». Uno de los discursos más vehementes de la tarde fue el de Ledezma que no dudó en asegurar que ayer no fue un día cualquiera para Venezuela, que se trataba, esta vez, de un punto de inflexión: «Hoy los venezolanos estamos a punto de protagonizar una épica, vamos a demostrarle al mundo por qué somos hijos de libertadores». «Sánchez, únete a la lucha» El opositor venezolano también aprovechó para valorar los apoyos que Venezuela ha recibido de los partidos políticos de nuestro país. «Más allá del resultado que benefició a una u otra opción política, el domingo en España ganó Venezuela porque más del 75 por ciento de los españoles votaron a agrupaciones que apoyan a Guiadó», dijo. La gente lo aplaudió enérgicamente mientras surgía el espontáneo grito de «(Pedro) Sánchez, escucha, únete a la lucha». Muchos reconocieron que el cambio producido desde ayer no solo radica en el apoyo militar a Guaidó sino también en que la Guardia Nacional «esta vez, no actuó contra el pueblo». «No somos nosotros los que corremos detrás de los gases lacrimógenos, por primera vez, tenemos un panorama distinto», dijo Jonethe Colina, abogada venezolana y exjueza. En la concentración no faltaron los niños, como el caso de Dilan y Denis D?ippolito desde hace dos años en España. «Maduro se ha quedado con el poder, no hay comida, no hay nada, estamos intentando como podemos sacarlo», dijo el pequeño de tan solo 11 años.
27-04-2019 | Fuente: elpais.com
¿Elecciones, qué elecciones?
Los 1369 habitantes del Condado de Treviño viven ajenos a la crispación de la campaña y de los partidos políticos nacionales
22-04-2019 | Fuente: elpais.com
La conservación del patrimonio peligra por la desaparición de los especialistas
Los partidos políticos exponen sus planes para proteger los monumentos y reclaman más implicación a la ciudadanía
09-04-2019 | Fuente: elpais.com
Geografía simbólica del inicio de campaña
Los partidos políticos siguen escogiendo con esmero los lugares desde donde se lanzan a la contienda
1
...