Infortelecom

Noticias de otan

18-07-2018 | Fuente: abc.es
Los ultras alemanes son ya el segundo partido más votado en las encuestas
Los desacuerdos y las profundas desavenencias entre la CDU de Merkel y la CSU de Baviera, que desde el final de la II Guerra Mundial concurren juntas a las elecciones en Alemania, están creando desorientación y repulsa entre sus votantes, al tiempo que elevan en las encuestas al partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD). Según el último sondeo Insa, si se celebrasen elecciones este domingo, AfD sería el segundo partido más votado, con el 17,5% y por delante de los socialdemócratas del SPD. Desde el 19 de junio, fecha en que el ministro de Interior Horst Seehofer comenzó a amenazar con romper la coalición de gobierno por sus diferencias de criterio con Merkel en materia de refugiados, el bloque CDU/CSU ha perdido un 4% de los apoyos, aunque los que más siguen perdiendo son el SPD y Los Verdes, cuyo carácter de partido con opción a formar parte del gobierno se reduce dramáticamente y que son los objetivos a los que AfD está dispuesto a dirigir sus bombardeos durante los próximos meses. «La Agenda 2010 ha sido un desastre par Alemania», clama en diversas entrevistas uno de los líders del partido, Jürgen Pohl, en referencia a las reformas que impulsó el excanciller socialdemócrata Gernhard Schröder, que ayudaron al país a permanecer a flote durante la crisis financiera al precio de renunciar al estad de bienestar. «Los niños pobres de hoy son los jubilados miserables de mañana», repite su colega en la directiva de AfD Björn Jöcke, que este discurso reivindicativo de política social, que bien podría defender cualquier partido de izquierda, será la tónica de ahora en adelante, una estrategia destinada a ganar espacio en los Bundesländer orientales, el territorio de la antigua RDA, y que ya está dando sus primeros resultados en las encuestas. Ambos han elaborado un documento con «un nuevo concepto para revalorizar las pensiones» que quieren presentar próximamente en Berlín en el que al parecer se establecen diferencias entre los ciudadanos con nacionalidad alemana y los ciudadanos a secas. Los miembros más liberales de la directiva de AfD no están muy de acuerdo con el papel sobre pensiones porque calculan que tendría un aumento de gastos de 125.000 millones de euros al año. A la espera de que el documento sea sometido a votación interna, su mera filtración ha supuesto ha servido para inflar el apoyo demoscópico, que en algunos sondeos regionales llega incluso al 24%. «AfD se está beneficiando además de un proceso de erosión que afecta a todos los grandes partidos políticos europeos y que está alimentando a los partidos pequeños», añade el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Passau, Heinrich Oberreuter, «los grandes partidos ofrecen programas muy amplios que quedan desdibujadoa para la opinión pública, que de alguna manera encuentra en estos partidos, los que apenas llevan una docena de puntos en sus agendas, una representación que perciben como más personalizada y acorde con sus intereses. Se están beneficiando de tomar como asuntos estrella temas que los grandes partidos apenas si toman en serio». Las primeras y muy relevantes elecciones que tendrán lugar en Alemania serán las regionales de Baviera en octubre. Según el instituto GMS, AfD se disputará allí el puesto de segundo partido más votado con Los Verdes, ambos rondando el 14%, mientras que la CSU seguirá en el primer lugar con alrededor del 40% de los votos. No se espera que el SPD supere el 12%. «Nuestro modelo, tanto a escala federal como en los Bundesländer es Austria», ha reconocido la presidenta del AfD Alice Weidel, «la coalición formada por el Partido Popular de Austria ÖVP y el Partido Liberal FPÖ, que está haciendo un trabajo excepcional tanto en lo que respecta a la velocidad con la que han reformado el gobierno como a la puesta en práctica de los acuerdos de coalición». «Las personas y los nombres hacen que sea imposible por ahora en Alemania», lamenta, «pero a largo plazo no lo descarto».
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Trump presume de que la OTAN «es hoy más sólida gracias a mí»
Tarde para los horarios en que Donald Trump empieza a tuitear, pero comprensible después del cansancio acumulado tras varios días de viaje en el extranjero. La primera reacción del presidente al aluvión de críticas por sus declaraciones en Helsinki llegó a las 9:53 de la mañana del martes (hora de Washington): «Tuve una gran reunión con la OTAN. Han pagado 33.000 millones de dólares más y pagarán cientos de miles de millones de dólares más en el futuro, solo gracias a mí. La OTAN estaba debilitada, pero hoy vuelve a ser sólida (malo para Rusia). Los medios solo dicen que fui maleducado con los líderes, ¡nunca mencionan el dinero!». I had a great meeting with NATO. They have paid $33 Billion more and will pay hundreds of Billions of Dollars more in the future, only because of me. NATO was weak, but now it is strong again (bad for Russia). The media only says I was rude to leaders, never mentions the money!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 17 de julio de 2018Ajeno al chaparrón doméstico, Trump continuó media hora después señalando que el encuentro con Vladimir Putin había sido «incluso mejor» que el desarrollado con sus socios de la OTAN. «Tristemente no se está informando de esa manera», deploraba el presidente, apuntando una vez más a las «fake news» de los medios que no siguen sus dictados. Lo que no aclaró es en qué sentido la cumbre con Putin había resultado mejor que la celebrada en Bruselas con sus socios atlantistas, de donde al menos salió con un compromiso de incremento de gasto económico de los aliados, aunque no sea el que ha vendido a la sociedad norteamericana. El acuerdo de Bruselas se limita a reafirmar un objetivo ya establecido de alcanzar una inversión por país del 2% del PIB para 2024. Nada dice de un incremento extra, que Trump se atribuye como mérito. Incluso los 33.000 millones de dólares más de gasto que se adjudica el presidente salen, en realidad, de un cálculo del aumento de gasto de los socios desde 2014, según señalan varios análisis. Sus veladas amenazas de abandonar la OTAN sonaron a música celestial en Moscú. El presidente estadounidense ha subrayado en varias ocasiones que es más lo que su país aporta a la OTAN que lo que la OTAN sirve a su país, olvidando que la única situación en la que se ha activado el Artículo 5 del tratado, el de asistencia mutua entre socios en caso de ataque a uno de ellos, fue después de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos. Sin embargo, en la reunión de líderes de la Alianza que concluyó el jueves pasado en Bruselas no se alcanzaron nuevos compromisos sobre los niveles de gasto en defensa, más allá de reafirmar lo pactado en la cumbre de Gales de 2014.
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Salvini tacha de «mentira» la denuncia de ONG sobre abandono de inmigrantes
El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, calificó hoy de «mentira» la denuncia de la organización humanitaria española Proactiva, que alertó de que los guardacostas libios habían abandonado a inmigrantes en el Mediterráneo central. «Mentiras e insultos de cualquier ONG extranjera confirman que estamos en lo cierto: reducir las salidas y los desembarcos equivale a menos muertos y menos beneficios para quienes especulan con la inmigración clandestina», opinó en Twitter, adjuntado un enlace a la noticia sobre la denuncia de la ONG española. Proactiva, la única ONG que opera actualmente en el Mediterráneo central, encontró hoy a 80 millas de Libia un bote hundido con un niño pequeño y una mujer muertos y rescató con vida a otra mujer que había permanecido dos días agarrada a unas tablas en el mar. El fundador de la organización, Óscar Camps, explicó que los patrulleros libios habían interceptado ese bote con 158 inmigrantes a bordo y señaló que estos dejaron a dos mujeres y un niño en el barco porque no querían regresar a Libia y después lo hundieron. Salvini ha prohibido atracar en puertos italianos a las ONG que rescatan inmigrantes en el mar y, para frenar el flujo migratorio, ha apostado por dar mayores medios a los guardacostas de Trípoli, a los que ha donado 12 patrulleras. Por esa razón, el suceso suscitó críticas de políticos italianos, sobre todo de izquierda, que pidieron explicaciones al Gobierno de la Liga de Salvini y del Movimiento 5 Estrellas, al que acusan de delegar los rescates a militares de un Estado fallido como Libia. El diputado de «+Europa», Ricardo Magi, a bordo de una de las dos naves de Proactiva, declaró en una nota que «no es aceptable que Italia siga dotando de medios» a los libios para «este holocausto». El presidente del Partido Demócrata, Matteo Orfini, pidió al Ejecutivo que investigue si lo denunciado por Proactiva es cierto ya que, de serlo, «sería la enésima y trágica demostración de los métodos bárbaros e inaceptables» de los patrulleros libios. El portavoz de los diputados del partido «Libres e Iguales», Federico Fornaro, consideró que los hechos denunciados por Proactiva son «gravísimos» y avanzó que, de ser ciertos, «sería la prueba de que los libios no pueden ser quienes rescaten a los inmigrantes».
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Marcha multitudinaria en memoria del último Zar de Rusia, asesinado hace cien años por los bolcheviques
Cien mil personas han participatado esta madrugada en una procesión en memoria del último zar ruso Nicolás II y su familia en Yekaterimburgo, ciudad rusa en los Urales, donde hace este martes cien años fueron asesinados por los bolcheviques, han informado las autoridades locales. La procesión, encabezada por el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril, y el gobernador regional, Yevgueni Kuivashev, ha comenzado en la Catedral de la Sangre Derramada, erigida en el lugar de la casona en cuyo sótano fue fusilada la familia imperial. Tras recorrer 21 kilómetros, los participantes en el acto religioso han lleagdo a la localidad de Gánina Yama, donde los ejecutores de Nicolás II y su familia trasladaron los cadáveres. «Después de esta dura y amarga experiencia, debemos crear una reacción de firme rechazo a toda idea y a todo líder que proponga avanzar hacia un futuro nuevo, desconocido y feliz mediante la ruptura con nuestro modo de vida, nuestras tradiciones y nuestra fe», ha dicho Kiril a los fieles antes del inicio de la procesión. En los actos conmemorativos con motivo del centenario del asesinato del último zar ruso participa la Gran Duquesa María Románova, nacida en España y jefa de la Casa Imperial Rusa, quien llegó a Rusia acompañada de su hijo Jorge. Según un sondeo publicado este lunes, más de la mitad de los rusos, el 57%, considera que el fusilamiento de Nicolás II, su esposa, sus cinco hijos y cuatro sirvientes fue un «crimen monstruoso». Mientras, casi una tercera parte opina que el emperador merecía ser castigado, pero no de esa forma tan cruel. Y sólo el 3% cree que el fusilamiento de Nicolás II y su familia fue «un justo castigo por los errores del emperador».
17-07-2018 | Fuente: abc.es
Gobierno y talibanes: fuego cruzado por el poder en Afganistán
El atentado en Kabul de hace dos días que dejó siete muertos y más de quince heridos es otro símbolo más que augura la continuidad del caos político en Afganistán. Un ataque que tiene una doble lectura: por un lado, la expresión de los talibanes revelando su oposición a un régimen político dominado por Ashraf Ghani y Abdullah Abdullah con participación de la OTAN en la configuración del mismo; por otro, la interminable sangría que se ha adueñado de Afganistán tras la salida de las tropas de la ISAF en 2015, pero que permanecen en el país en misiones de adiestramiento y formación de las fuerzas de seguridad afganas, ejército y policía. Ni siquiera el acuerdo de paz propuesto por la Organización para la Cooperación Islámica ?compuesta por 57 países de mayoría musulmana y capitaneada por Arabia Saudí? de llegar a un acuerdo de paz entre Gobierno y talibanes parece cuajar. Con todo, los afganos enfrentan ahora una carrera hasta octubre para, de una vez, celebrar elecciones, ya pospuestas por la inferencia de los atentados talibanes en el país, que cada vez son más frecuentes y más intensos. Balas, fuego y sangre. Esa es la estampa de la Afganistán actual. La crisis que protagoniza Afgananistán tiene enormes y numerosos frentes abiertos, tanto sociopolíticos como culturales, religiosos e históricos. La mayor problemática de carácter interno es la acaecida por los talibanes, cuyos atentados dejan en evidencia la incapacidad del Gobierno de Ghani y Abdullah de gestionar la dinámica guerrilera del grupo. Jesús Núñez, codirector del Instituto sobre Conflictos y Acción Humanitaria (ICAH) y especialista en temas de seguridad, construcción de la paz y prevención de conflictos, advierte sobre el fracaso de la ISAF en la lucha contra los talibanes a través de la formación de fuerzas de seguridad afganas: «El nivel de corrupción y el nivel de sectarismo determina una escasa capacidad operativa de esas fuerzas de seguridad». En la década de los 90, los talibanes controlaban el 90% del territorio afgano y gobernaban el país, pero tras el 11-S, fueron derrocados y Estados Unidos y la OTAN intervinieron en un proceso electoral convulso para que los afganos eligieran a un Presidente. Tras el fin de las fases de combate de la ISAF en 2015, los talibanes han recuperado cerca del 56% de Afganistán, lo que pone en jaque al Gobierno actual. La fuerza talibán es mayúscula debida a su formación y organización. Núñez explica que «se recobró la intención de pacificar el país a través de los jóvenes pastunes que se habían refugiado en zonas de Pakistán» para escapar de la etapa violenta que vivió Afganistán tras la salida de la Unión Soviética del País. Educados en las madrasas y con un sentido «espartano» de ver la vida «muy rigorista, con una simpatía por parte de la población afgana», los talibanes pasaron por el gobierno y salieron por su relación con Al Qaeda, más que simpática. Señala Núñez que «ahí hay un error estratégico brutal, y es entender que el desmantelamiento del régimen significa la derrota de Al Qaeda y de los talibán». Las implicaciones internacionales en Afganistán parecen haber agravado la situación del país, ya que no se ha logrado ningún progreso real en la mediación. Ángel Galán, presidente del Instituto de Probática e Investigación Criminal (IPIC) y experto también en la materia, señala el primero de los problemas: «Rusia y EE.UU. no pueden solucionar nada en los países islámicos porque no entienden cómo es ese mundo. Por mucho tiro que peguen, no van a entender su realidad social, espiritual y militar». El experto achaca una imposición del pensamiento occidental sobre un país que, en definitiva, no lo es, por lo que la comprensión de las decisiones tomadas entre Gobierno y OTAN resultan dificultosas de digerir. Más aún cuando una de las demandas talibanes es la retirada de tropas extranjeras en territorio afgano. Pero esto, en principio, supone un apuro para Ghani y Abdullah, puesto que revelaría "una situación de debilidad que los propios talibanes podrían aprovechar", rescata Núñez. La cuestión electoral El próximo 20 de octubre está previsto que en Afganistán se celebren elecciones presidenciales, pero la crisis agitada por los talibanes y la incapacidad del Gobierno de mantenerlos a raya complica la situación electoral. De nuevo, Núñez sostiene una premisa que afecta a la inquietud del votante: «No es tanto lo que voten los afganos en un momento determinado sino lo que, tras la escena, estén haciendo los líderes de esas comunidades para encajar los intereses particulares». La población afgana está dividida en diversas etnias y, para más inri, no existe una relevancia fáctica de partidos políticos, sino que son individuos los que se presentan a las elecciones, lo que conforma un régimen bicameral muy heterogéneo. La alternativa al combinado Ghani-Abdullah es incierta, puesto que las personas sin pasado político son desconocidas para la población afgana, por lo que el gran éxito político suele ir de la mano de líderes sociales, espirituales o señores de la guerra. Por ello, la configuración de la Cámara del Pueblo y la Cámara de los Ancianos suele derivar en una fragua de intereses propios, guerrillas y, desde luego, incapacidad de gobernar Afganistán con estabilidad suficiente. No obstante, Galán señala que «Hay que dejar que el problema de Afganistán lo solucione el país, sin ningún apoyo externo de otros países para ningún bando». El experto afirma que se trata de una cuestión cultural: «Tenemos el problema de que queremos imponer nuestro pensamiento. La gente (en países arábes y musulmanes) tiene una cultura y una educación y piensa como piensa. Si hay enfrentamiento entre estas dos partes, ya hay conflicto». Cámara de Ancianos InfogramCámara del pueblo InfogramLa resolución de los conflictos en Afganistán pasa ahora por la incertidumbre de qué papel jugarán los talibanes en el momento en que se celebren las elecciones de octubre. Ghani ya ofreció al grupo terrorista que se convirtieran en grupo político ?algo similar a lo acontecido en Colombia con el gobierno de Santos y las FARC? para solventar la mayor escalada de violencia en Afganistán desde 2015, pero queda en evidencia que la respuesta ha quedado en un rotundo «no» por parte de los terroristas, también divididos entre ellos por la diversidad étnica propia del país y sus shuras (consultas coránicas para la toma de decisiones de especial relevancia), que ponen en la mesa una agenda talibán poco uniforme y, cuanto menos, caótica. De continuar este oscuro pasaje en la historia reciente de Afganistán, el escenario se quedaría con pocas luces que alumbraran un posible cese del conflicto en el país. Las opciones son pocas: no hay líderes fuertes para sustituir al tándem Ghani-Abdullah, el actual Gobierno no ha sabido gestionar la actuación terrorista de los talibanes, la OTAN ?y especialmente Estados Unidos, financiador clave de los talibanes­? ha caotizado si cabía más la situación y no hay una respuesta ciudadana evidente, cuyo protagonismo se limita a ser titular de atentados, careciendo de toda voz en la vida pública. Afganistán necesita un empuje interno de líderes que tengan capacidad de formar un gobierno fuerte, capaz de hacer deponer a los talibanes las armas y que, como nación, aúne a la diversidad étnica de Afganistán en un proyecto común. De no ser así, la violencia en las calles podría continuar hasta un nuevo régimen talibán. Las cartas están echadas.
16-07-2018 | Fuente: abc.es
Putin y Trump no firman ningún acuerdo, pero se muestran encantados el uno con el otro
En su primera cumbre bilateral, los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladímir Putin y Donald Trump, escenificaron sintonía y mostraron su intención de continuar los contactos más adelante. La cumbre de este lunes «no ha sido más que el primer paso», anunció Trump. El tema recurrente durante la rueda de prensa que ofrecieron al final de las conversaciones fue el de la injerencia de Moscú en las elecciones en las que fue elegido Trump. No hubo ninguna declaración conjunta ni se firmaron acuerdos. Refiriéndose a las informaciones recibidas de las agencias de inteligencia, el jefe de la Casa Blanca dijo: «Me han dicho que creen que fue Rusia. Pero yo no veo ninguna razón por la que podría serlo». Trump subrayó al respecto que Putin «lo ha negado de forma contundente y categórica» e insinuó que cree lo que dice. Según sus palabras, la investigación sobre la presunta injerencia rusa «es un desastre (..) nos ha mantenido separados» a Rusia y Estados Unidos. «No hubo conspiración y todo el mundo lo sabe (..) fue una campaña limpia", aseguró el presidente norteamericano en relación con la forma en que trató de conseguir la Presidencia. Reconoció que durante las cuatro horas que ayer estuvo reunido con Putin hablaron largo y tendido del asunto de las injerencias. Riesgo político El jefe del Kremlin, por su parte, aseguró al respecto que «debo repetir lo que he dicho ya muchas veces, Rusia nunca ha interferido y no hay intención de interferir en los asuntos internos estadounidenses, entre ellos en los procesos electorales». Insistió en que «vimos cómo durante su campaña electoral expresó el deseo de establecer unas buenas relaciones con Rusia y eso nos hizo que en Rusia despertase simpatías (..) claro que queríamos que Trump ganara las elecciones, pero eso es algo normal». Nada más empezar la comparecencia ante la prensa, Putin afirmó que su encuentro con Trump «ha sido sincero, productivo, exitoso y útil». Al mismo tiempo, hizo mención a la existencia de discrepancias. «Claro, aun quedan muchos problemas y no hemos podido despejar todos los obstáculos. No era posible hacer esto en un primer encuentro (..) pero, pese a los desacuerdos, hay cosas que nos unen y en ellas hay que trabajar», agregó. Para Trump, «nuestra relación ha cambiado en las últimas cuatro horas, realmente lo creo. Hoy ha sido solo el comienzo de una proceso largo, pero hemos dado el primer paso para conseguir un mundo mejor». A su juicio, «no puedo tomar decisiones sobre política exterior en un intento inútil para complacer a los demócratas y a los medios de comunicación», recalcó Trump en un intento de hacer frente a las críticas que le hacen dentro de su país por el acercamiento al presidente ruso. «Prefiero asumir un riesgo político en aras de la paz que arriesgar la paz en aras de la política», aseguró. A una pregunta sobre si el Kremlin dispone de información comprometedora sobre Trump para condicionar su política bajo amenaza de difundirla, Putin respondió, en relación con el viaje que su homólogo estadounidense realizó a la capital rusa para asistir al concurso de Miss Universo, en 2013, que «ni siquiera supe que estaba en Moscú. Se imaginan ustedes las cantidad de empresarios estadounidenses que acuden, por ejemplo, al Foro Económico de San Petersburgo, ¿y voy a conocer a todos ellos y saber sus nombres?». Buen competidor Una de las cuestiones por las que en Estados Unidos hay quien no aprueba el deseo de Trump de aproximación a Rusia ha sido la imputación de 12 agentes de la inteligencia militar rusa por hackear los correos del Partido Demócrata y de su candidata a los pasados comicios, Hillary Clinton. Y el primer mandatario norteamericano desveló a los periodistas que Putin le ha ofrecido que el fiscal especial, Robert Mueller, se traslade a Rusia para interrogarlos. Según Trump, «es una sugerencia increíble». Putin dijo al respecto que Mueller podría enviar una solicitud oficial a Moscú y eso le permitiría reunirse con los 12 acusados. El presidente ruso explicó que ello posible gracias a los acuerdos existentes entre Moscú y Washington de cooperación en el ámbito de la lucha contra la delincuencia y el crimen. Pero el jefe del Estado ruso advirtió que tales iniciativas deben hacerse en un marco de «reciprocidad». Habló de que la Justicia rusa también debe tener la posibilidad de interrogar a Bill Browder, de Hermitage Capital, al que acusa de no haber pagado impuestos en Rusia y de haber ganado el dinero de forma "ilegal". Washington tiene en vigor sanciones por el caso del abogado Serguéi Magnitski, al servicio de Browder y muerto mientras estaba en prisión preventiva a causa del mal trato que sufrió. En otra pregunta sobre por qué Trump llamó su homólogo ruso «competidor», éste contestó que «sí es un buen competidor y es un halago decirlo». El contexto tenía que ver con los reproches que el presidente norteamericano le ha hecho a la canciller alemana, Angela Merkel, que, según él, por un lado pide la ayuda de la OTAN ante Rusia mientras, por otro, la refuerza financieramente adquiriendo gas ruso. Trump arremetió hace unos días contra el proyecto de Putin de poner en servicio el gaseoducto North Stream-2, pero ayer ambos obviaron el asunto durante la conferencia de prensa hablando solo de «competición». En la cumbre hablaron también de Irán, del programa nuclear, en lo que los dos países mantienen posturas contrapuestas, y de la salida de la fuerzas iraníes de Siria como exige Israel. El secretario del Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo con anterioridad que en la solución para Siria «la pelota está en el tejado de Rusia» y ayer, bromeando, Putin le entregó en plena rueda de prensa un balón del Mundial de Fútbol recién clausurado. «En lo que se refiere a que la pelota de Siria está en nuestro tejado. Señor Presidente, usted acaba de decir que hemos organizado exitosamente el Mundial de fútbol. Así que quiero entregarle esta pelota. Ahora, la pelota está de su lado». El jefe de la Casa Blanca le tiró el balón a Melania y aseguró que será un buen regalo para su hijo pequeño. Salió a colación el conflicto en Ucrania, para lo que Putin pidió a Trump que influya en Kiev para que «cumplan los acuerdos de Minsk». En cuanto a Crimea, el presidente ruso reiteró que es un asunto cerrado. Dijo que Trump se opone y mantiene su postura, pero «habla de la ilegalidad de la reintegración de Crimea a Rusia. Nosotros tenemos otro punto de vista. Consideramos que se hizo un referéndum, de acuerdo a las leyes internacionales». Poco antes de que aparecieran Trump y Putin ante la prensa, un periodista fue expulsado por los servicios de seguridad por mostrar un cartel en el que ponía : «Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares». El reportero fue sacado por la fuerza hasta ponerle en la calle, fuera del Palacio Presidencial. El Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares fue adoptado el 7 de julio de 2017 por más de dos tercios de los 193 miembros de la ONU. Pero no ha entrado aún en vigor al no haber sido firmado por todos los países, hasta ahora los han hecho solamente 57. Entre los no firmantes se encuentra EEUU.
16-07-2018 | Fuente: abc.es
Fuertes medidas de seguridad durante la cumbre de Trump y Putin
Tras las tenues acciones de protesta del domingo, el centro de Helsinki y los aledaños del Palacio Presidencial, lugar de encuentro de los presidentes Donald Trump y Vladímir Putin, han aparecido tomadas por la Policía y fuerzas del Ejército. El tráfico rodado fue cortado en varias calles, incluido el transporte público, y ni siquiera andando es posible acercarse a la sede de la Presidencia finlandesa. El reforzamiento de la seguridad ha sido la principal consecuencia y la más visible de que Finlandia se haya visto de repente como anfitriona de una reunión entre dos poderosos líderes mundiales. Agentes de los servicios de seguridad estadounidense y ruso se han unido estos últimos días al paisaje de la ciudad. Para evitar la llegada de activistas de movimientos antiglobalistas u otras organizaciones radicales, las autoridades finlandesas han reintroducido los controles fronterizos con los vecinos de la Unión Europea durante cuatro días. Pese al dispositivo desplegado, las acciones de protesta han sido inevitables aunque no han tenido una gran incidencia. La manifestación más numerosa «Helsinki Calling» (la llamada de Helsinki) apenas ha reunido a un millar de personas. Los asistentes han protestado por la presencia en la ciudad de dos jefes de Estado a los que consideran antidemocráticos e irrespetuosos con los Derechos Humanos. El cordón de seguridad ha afectado sobre todo a la popular plaza del mercado, situada en el puerto, frente a la catedral de San Nicolás y junto al Palacio Presidencial, cerrada a cal y canto. Los vendedores se han quejado de que, en plena temporada alta, van a sufrir pérdidas. Hasta el tráfico marítimo ha sido restringido y los ferrys repletos de turistas desviado a otra dársena. Se ha aconsejado a la población procurar no asomarse a las ventanas al pasar las comitivas de Putin y Trump. El diario finlandés de más tirada, «Helsingin Sanomat», ha colocado anuncios en varios puntos de la ciudad y a la entrada de algunos grandes almacenes con la frase en inglés y ruso: «Señor presidente, bienvenido a la tierra de la libertad de prensa». En otros vallas publicitarias aparecen titulares relacionados con actitudes hostiles de ambos presidentes hacia los medios de comunicación, por ejemplo, Trump tachando a la prensa de «enemigo del pueblo». Aunque no sin cierto esfuerzo, debido a que la cumbre se convocó de improviso y ha pillado a gran parte de los funcionarios finlandeses de vacaciones, Helsinki ha conseguido prepararse en un tiempo récord. Esta cumbre ha sacudido la habitual tranquilidad de esta pulcra ciudad nórdica, provocando sentimientos encontrados. Unos se alegran de acaparar la atención mundial aunque sea por un día mientras otros hubiesen preferido un encuentro entre lideres menos polémicos, más democráticos y con mejor reputación. Las autoridades se han volcado con los más de 1.500 periodistas acreditados a la cumbre, organizando una acogida sin precedentes y una condiciones óptimas de trabajo en el centro de congresos «Finlandia Talo». La capital de Finlandia ya fue escenario de intentos de distensión durante la «Guerra Fría», el más relevante la Conferencia de Helsinki de 1975 con la que la OSCE se puso en marcha y a la que asistieron el presidente norteamericano, Gerald Ford, y el líder soviético, Leonid Brézhnev. En esta apacible ciudad a orillas del Báltico se celebró además una crucial cumbre entre los presidentes estadounidense y soviético, George Bush y Mijaíl Gorbachov, en 1990, con la guerra de Irak como telón de fondo. Bill Clinton y Borís Yeltsin también se vieron en Helsinki, en 1997, con la ampliación de la OTAN como tema principal de discusión. La elección de Finlandia como sede de grandes cumbres se ha debido siempre a su neutralidad. El país formó parte del Imperio ruso hasta que, tras la Revolución bolchevique, Lenin no la convirtió en una república soviética más, sino que la concedió la independencia, lograda por primera vez en toda su historia. Finlandia tuvo más tarde una guerra con la URSS, entre 1939 y 1940. Las hostilidades se reanudaron en 1944, pero el país escandinavo consiguió mantener su independencia. Después, en 1948, Moscú y Helsinki firmaron un Acuerdo de Amistad y Cooperación con la neutralidad finlandesa como principal exigencia soviética. Finlandia estableció unas relaciones privilegiadas con el gigante comunista, con el que tiene una frontera común de 1.300 kilómetros. Se convirtió así en un puente de contacto entre Occidente y la URSS. De ahí que, pese a ingresar en la UE, no lo hizo en la OTAN. Según el presidente finlandés, Sauli Niinistö, «Finlandia ha defendido de forma coherente el diálogo en las relaciones internacional. La reunión de los presidentes en Finlandia es la continuación natural de esto».
16-07-2018 | Fuente: elmundo.es
El 60% de los votantes del PP prefiere a Santamaría
 
16-07-2018 | Fuente: abc.es
China y la UE buscan un frente común ante Trump
Hoy se celebra en Pekín la vigésima cumbre entre China y la Unión Europea, marcada por sus disputas comerciales pero también por su postura común frente a la agresiva «diplomacia» -por llamarla de alguna de manera- del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Aunque es más lo que las separa que lo que las une, como se vio en la falta de una declaración conjunta en las dos últimas cumbres, la edición de este año viene precedida por un acercamiento político entre Bruselas y Pekín. En plena guerra comercial con la Casa Blanca, el régimen comunista chino quiere ganarse a Bruselas como aliado, como demuestran sus numerosos gestos de los últimos meses. Pekín no solo ha abierto recientemente su vasto mercado a la carne de vacuno de Francia e Irlanda y ha reducido sus sectores restringidos a la inversión extranjera, sino que también ha liberado a la poetisa y disidente Liu Xia, viuda del Nobel de la Paz Liu Xiaobo, fallecido hace un año de cáncer mientras cumplía condena por reclamar democracia. Tras ocho años bajo arresto domiciliario sin haber estado acusada de ningún delito, su exilio en Berlín ha sido un enorme éxito de la diplomacia europea gracias a la reciente reunión en Alemania entre la canciller Angela Merkel y el primer ministro chino, Li Keqiang. Frente a dicha sintonía, el divorcio con Washington se ha hecho más evidente que nunca durante la turbulenta cumbre de la OTAN que tuvo lugar la semana pasada, en la que Trump volvió a amenazar con hacer saltar por los aires casi siete décadas de alianza militar y política. En una entrevista con la cadena de televisión CBS antes de su encuentro hoy en Helsinki con el presidente ruso, Vladimir Putin, Trump incluso llamó a la UE «enemigo» por «lo que nos hacen con el comercio». Respondiéndole por Twitter, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, contraatacó con la misma retórica que viene usando Trump para defenderse de las críticas con que le atizan los medios. «América y la UE son los mejores amigos. Quien diga que somos enemigos está difundiendo noticias falsas», escribió Tusk, que acude a la cumbre de hoy en Pekín junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Librecomercio Aunque la UE también se ha visto afectada por los aranceles lanzados por Trump, elude formar abiertamente con China un frente común contra Washington. Pero, eso sí, coincide con el autoritario régimen del Partido Comunista en abogar por el libre mercado y rechazar el proteccionismo que propugna el inquilino de la Casa Blanca. Mientras ambas enarbolan la bandera de la globalización, también mantienen sus propias disputas por las demandas europeas de mayor acceso al mercado chino. Tal y como viene denunciando la Cámara de Comercio Europea en Pekín, las empresas extranjeras siguen teniendo numerosos problemas para competir en el mayor mercado del mundo, ya que todavía hay bastantes sectores controlados por los monopolios públicos.
1
...