Infortelecom

Noticias de osce

20-02-2022 | Fuente: abc.es
Macron acuerda con Putin un esfuerzo de emergencia para lograr un alto el fuego en el Donbass
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, sostuvo la mañana del domingo una conversación de una hora y cuarenta minutos con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, previa a otra conservación con Volodimir Zelenski, «en un último intento, posible y necesario para evitar un conflicto mayor en Ucrania». Según las agencias, Macron y Putin han acordado implementar un esfuerzo de emergencia para lograr el alto el fuego en el este de Ucrania y acabar con el grave repunte de los combates en esa región entre el Ejército de Ucrania y los rebeldes separatistas del Donbass. Además, ambos mandatarios han convocado una reunión especial del Grupo de Contacto Trilateral, formado por Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE), según ha señalado el Elíseo en un comunicado. Intentos fallidos El presidente francés ya sostuvo con el presidente ruso otra conversación telefónica el pasado día 12 de este mismo mes de febrero. Conversación que no impidió el incremento de la presencia militar rusa en las fronteras ucranianas ni los ejercicios con misiles balísticos y de crucero, capaces de neutralizar cualquier país europeos, en cuestión de minutos, el sábado día 19. Macron también fue el impulsor de una reunión, en París, de asesores diplomáticos rusos, ucranianos, alemanes y franceses, en París, el lunes 24 de enero, con el fin de intentar conseguir una desescalada de la crisis ucraniana, a través del «formato Normandía» (negociaciones a cuatro, entre Rusia, Ucrania, Alemania y Francia). Reunión que tampoco ha dado unos resultados conocidos, por ahora, al menos. Temor a la invasión Las conversaciones del presidente francés con Putin y Zelenski se percibían el domingo como un último o penúltimo intento de evitar una tragedia anunciada. Horas antes de las conversaciones del presidente Macron, Anne-Claire Legendre, portavoz oficial del Quai d?Orsay (ministerio de Asuntos Exteriores), había declarado: «Constatamos una concentración sin precedentes de tropas rusas en las fronteras de Ucrania. Se han reunido todas las condiciones para una ofensiva militar masiva. A pesar de ese riesgo de ofensiva contra Ucrania, seguimos pensando que sigue abierta una ventana de posible diálogo diplomático. Si la crisis militar se agravase, nuestro apoyo a Ucrania se pondrá de manifiesto a través de sanciones que tendrán un impacto excepcional y sin precedentes para la economía rusa».
20-02-2022 | Fuente: abc.es
Borrell, en la Conferencia de Seguridad de Múnich: «Rusia y China quieren redefinir el orden mundial»
«Intentan imponer otro relato, esta lucha de narrativas forma parte de un intento más amplio para redefinir el orden mundial», ha dicho en la Conferencia de Seguridad de Múnich el Alto Comisionado de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, que ha hecho un llamamiento a los asistentes a plantar resistencia a este proyecto que atribuye a Rusia y a China. Borrell se ha referido al documento publicado por estos dos países conjuntamente el pasado 4 de febrero, en el que «se abandona el principio de soberanía de los pueblos y se considera solamente a los Estados como soberanos», ha dicho, «lo que tiene graves implicaciones para los derechos humanos». En el modelo que reconocen Beijing y Moscú, «en la democracia solo importan los resultados, sin tener en cuenta las consecuencias para las minorías», ha señalado. «China ha publicado un libro en el que se denomina a sí misma como democracia eficaz», ha recordado, en contraposición a las democracias liberales a las que por implicación considera ineficaces. «El uso del adjetivo recuerda a la expresión democracia popular durante la era soviética», ha comparado Borrell, «en estos momentos el mundo vive una guerra por la universalidad de los derechos humanos y China y Rusia pretender negar o al menos relativizar esa universalidad». Ante la misma sala de asistentes a la Conferencia, el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, llamaba ayer a que el mundo acepte el «progreso» que supone un escenario geopolítico multipolar y acusaba a Estados Unidos de no aceptar el rumbo de la historia. Borrell sin embargo considera que el orden mundial que persiguen Rusia y China es una «vuelta al mundo del siglo XIX» y ha hecho una encendida defensa de dos principios claves que deben darse conjuntamente en la sociedad del siglo XXI: el respeto a la soberanía y la independencia de los Estados y el respeto a los derechos de los pueblos, que en su opinión estas dos potencias no respetan. «Tenemos que oponernos al revisionismo ruso y chino porque si se impone ya no importarán los derechos humanos», ha insistido, por lo que llama a «reaccionar de manera inmediata» en la crisis de Ucrania. Borrell cree también necesario que la UE revise su estrategia, aumentando las capacidades de defensa. «No se trata de la defensa de los principios occidentales o de la defensa de Occidente, sino de defender principios comunes». En un comunicado publicado a última hora de anoche, el Alto Representante de la UE expresaba su preocupación por la acumulación de soldados rusos en los alrededores de Ucrania y en las autoproclamadas repúblicas populares del este del país. «Esta escalada ahora se ve exacerbada por la escalada de violaciones del alto el fuego en el este de Ucrania en los últimos días. La UE condena el uso de armas pesadas y el ametrallamiento indiscriminado de áreas civiles en claras violaciones de los acuerdos de Minsk y el derecho internacional humanitario», se lee en el documento, que además elogia la moderación de Ucrania frente a las constantes provocaciones que podrían utilizarse como pretexto para una posible escalada militar. También apoya la propuesta de crear una misión especial de la OSCE, cuyo propósito sería aliviar la tensión y buscar una salida diplomática a la situación. Borrell ha declarado que la Unión Europea toma nota de la intensificación de la manipulación de la información sobre los acontecimientos en el este de Ucrania. «La UE no ve ninguna base para las acusaciones provenientes de áreas controladas por ONG de Donetsk y Lugansk de un posible ataque ucraniano. La UE pide a Rusia que participe en un diálogo constructivo, diplomacia, mostrando moderación y desescalada». Además repite que una mayor agresión rusa contra Ucrania tendría enormes consecuencias y graves costos para Moscú debido a las sanciones restrictivas de Occidente. «La UE reafirma su apoyo inquebrantable a la soberanía e integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas», concluye en su despedida de la Conferencia de Seguridad de Múnich.
18-02-2022 | Fuente: abc.es
Biden acusa a Rusia de tratar de engañar al mundo
Joe Biden acusó este viernes al Kremlin de tratar de engañar a la comunidad internacional mintiendo sobre la retirada de tropas apostadas ante Ucrania, mientras han aumentado los ataques de fuerzas separatistas pro rusas en el este de ese país y se propagan en los medios estatales rusos los bulos y la desinformación para tratar de justificar una agresión. «Creo que la decisión está tomada», dijo, sombrío, el presidente estadounidense, completamente convencido de que Vladímir Putin va a invadir Ucrania de forma inminente. «Las fuerzas rusas siguen teniendo a Ucrania rodeada», dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca, tras haber hablado con sus socios en la OTAN. «Tenemos razones para creer que las fuerzas rusas van a atacar Ucrania la próxima semana, los próximos días, creemos que van a atacar la capital Kiev, una ciudad de 2,8 millones de personas», añadió. Biden justificó además que la Casa Blanca lleve semanas alertando de una invasión inminente porque «no porque queramos un conflicto, sino porque estamos haciendo todo lo que podemos para eliminar las razones que Rusia pueda dar para justificar la invasión de Ucrania». Biden acusa al Kremlin de mentir También dijo el presidente que las Fuerzas Armadas ucranianas están mostrando «contención» ante las provocaciones rusas. Entre estas, Biden detalló «el bombardeo de una guardería ucraniana ayer [por el jueves], que Rusia ha afirmado falsamente que fue llevado a cabo por Ucrania. También seguimos viendo más y más desinformación entre el público ruso, incluidos los separatistas respaldados por Rusia, que afirman que Ucrania planea lanzar un ataque ofensivo masivo en el Donbás». Esto último es una región al este de Ucrania controlada por los separatistas pro rusos. En su conversación previa con los socios de la OTAN, Biden ya les trasladó la certeza de que el Kremlin mintió esta semana al afirmar que retiraba a parte de sus tropas de la frontera, y recomendó a aquellos que se preparen también para la posibilidad de ciberataques procedentes de Rusia. Además, EE.UU. afirmó el viernes de que Rusia probablemente tiene 190.000 soldados cerca de Ucrania, un aumento significativo de la estimación de 100.000 el 30 de enero y de 150.000 de principios de la semana. Rusia sigue teniendo a Ucrania rodeada La evaluación de tropas rusas es parte de una declaración de la misión de EE.UU. ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, que incluye a las milicias separatistas respaldadas por Moscú en el este de Ucrania y el personal militar en la península ucraniana de Crimea, anexionada por Rusia en 2014. «Esta es la movilización militar más importante en Europa desde la Segunda Guerra Mundia», dijo el embajador de EE.UU. ante la OSCE, Michael Carpenter. «Rusia ha tratado de minimizar o engañar al mundo sobre sus preparativos terrestres y aéreos», añadió. Tanto la vicepresidenta norteamericana, Kamala Harris, y el secretario de Estado, Antony Blinken, se encuentran en Múnich para participar en una conferencia de seguridad. Ayer el presidente Biden se conectó por teléfono a una reunión que tuvo Harris con un grupo de legisladores estadounidenses que visitaron Munich, comandados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. «Las fuerzas rusas siguen teniendo a Ucrania rodeada», dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca, tras haber hablado con sus socios en la OTAN. «Tenemos razones para creer que las fuerzas rusas van a atacar Ucrania la próxima semana, los próximos días, creemos que van a atacar la capital Kiev, una ciudad de 2,8 millones de personas», añadió.
18-02-2022 | Fuente: abc.es
Rusia realizará mañana ejercicios de tiro con misiles nucleares bajo la supervisión de Putin
Mientras la tensión bélica no remite y de nuevo las fuerzas ucranianas y los separatistas de Donbass se cruzan acusaciones de violación del alto el fuego, el Ministerio de Defensa ruso acaba de informar que mañana sábado tendrán lugar ejercicios de tiro de misiles nucleares en distintos entornos, polígonos de pruebas e incluso en el mar. Estas nuevas maniobras estarán supervisadas directamente por el presidente Vladímir Putin e involucrarán, según la dirección castrense, a la Región Militar Sur y a navíos de guerra de las flotas del mar Negro y del mar del Norte. Las pruebas prevén el lanzamiento de misiles balísticos y de crucero capaces de portar carga nuclear. La nota de Defensa indica que «el 19 de febrero, bajo la dirección del comandante supremo de las Fuerzas Armadas rusas Vladimir Putin, se organizará un ejercicio planificado de las fuerzas de disuasión nuclear estratégicas». Rusia lleva meses organizando maniobras militares, tanto en tierra como en el mar. Muchas de ellas son conjuntas con países como China, Irán o Bielorrusia, en donde, desde el pasado día 10 y hasta el domingo, se desarrollan ejercicios a gran escala con empleo de fuerzas terrestres, divisiones blindadas y todo tipo de aviones y helicópteros. Las tropas que todavía tiene desplegadas junto a la frontera con Ucrania y que, según informaciones del Ministerio de Defensa, empezaron a ser retiradas el pasado martes, también forman parte de un gran dispositivo de maniobras, de acuerdo con las declaraciones del Kremlin y del Ministerio de Exteriores ruso. Hoy se informa del regreso a sus acuartelamientos de más unidades procedentes de Crimea. «Otro tren militar con personal y material perteneciente a unidades de tanques del Ejército de la región militar oeste regresó a sus bases permanentes» en la región de Nizhni Nóvgorod, señala el comunicado del Ministerio de Defensa subrayando que estos destacamentos estarán ahora lejos de la frontera con Ucrania. Este aparente repliegue se produce mientras se agrava la situación en la «línea de contacto» que separa a las tropas ucranianas de las fuerzas rebeldes de Donbass de acuerdo con lo establecido en los acuerdos de Minsk de 2015. Kiev ha denunciado 20 violaciones de la tregua mientras que las autoridades de los dos enclaves prorrusos hablan de 27. El jueves resultó alcanzada por disparos de artillería una guardería infantil en la localidad de Stanitsa Luganska, en la parte de Lugansk bajo control ucraniano, aunque sin causar víctimas. Sin embargo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) sostiene que el jueves se violó el alto el fuego 189 veces en Donetsk y 402 en Lugansk.
17-02-2022 | Fuente: abc.es
Ucrania acusa a Rusia de un ataque contra un poblado cercano a la frontera
El Ejército ucraniano acusa a las tropas rusas de un ataque con artillería mientras los rebeldes separatistas de Lugansk denuncian disparos de las tropas de Kiev desplegadas al otro lado de la llamada «línea de contacto». Mientras, el presidente bielorruso, Alexánder Lukashenko, anunciaba que, tras las actuales maniobras, Rusia dejará parte de su material bélico en Bielorrusia y reconoce que sus soldados replegados tardarían un día en volver si fuera necesario. Por tercer día consecutivo, el ministro de Defensa ruso da cuenta de la retirada de las tropas que tiene desplegadas junto a la frontera con Ucrania. Sin embargo, tales informaciones se intercalan con otras de carácter realmente angustioso. El departamento de prensa del «Centro de Operaciones de las Fuerzas Conjuntas» del Ejército ucraniano acaba de difundir a través de Facebook una nota asegurando que «las tropas rusas han atacado con artillería pesada la localidad de Stanitsa Luganska», situada junto a la «línea de contacto» o de separación de las partes contendientes y a escasos kilómetros de la frontera con Rusia. En la misma información se sostiene que «los proyectiles impactaron contra el edificio de una guardería infantil y dejaron la mitad del pueblo sin electricidad». Por su parte, la «milicia popular» de la autoproclamada República Popular de Lugansk aseguraba hoy en un comunicado que «la situación en la línea de contacto se ha deteriorado significativamente (?) En las últimas horas se ha producido tres nuevos ataques del Ejercito ucraniano contra cinco centros de población de Lugansk». Según la nota, las autoridades de la república se han dirigido a los observadores de la OSCE para que tomen nota de las violaciones del alto el fuego por parte de la Fuerzas Armadas de Kiev «a fin de evitar el derramamiento de sangre, ya que Kiev están intentando provocar una escalada del conflicto». A juicio del portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, «la situación en Donbass se agrava. Las fuerzas ucranianas han desplegado allí un enorme potencial ofensivo», unos 120.000 soldados, según aseguran los separatistas prorrusos. A tres días de la finalización de las maniobras militares conjuntas en Bielorrusia, que comenzaron el pasado día 10, el presidente bielorruso, Alexánder Lukashenko, anunció hoy de repente que, según un acuerdo alcanzado entre Minsk y Moscú, «parte del material bélico ruso permanecerá en Bielorrusia tras el final de los ejercicios». Al mismo tiempo, Lukashenko señala que «los militares de Bielorrusia y Rusia podrían regresar a sus acuartelamientos permanentes en un solo día, pero estarán en la república durante el tiempo que sea necesario», lo que significa admitir que 24 horas serían también suficientes para que los efectivos rusos replegados regresaran de nuevo a Bielorrusia. Tanto Moscú como Minsk han estado asegurando en los últimos días que, una vez terminadas las maniobras, las tropas rusas saldrán del país con destino a sus bases en Rusia. El presidente bielorruso dijo hoy que las tropas del país vecino podrían crear en Bielorrusia un centro de entrenamiento para el manejo de misiles «Inkander», un arma de corto alcance capaz de portar carga nuclear.
15-02-2022 | Fuente: abc.es
Rusia empieza a retirar parte de las tropas desplegadas junto a la frontera de Ucrania
El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashenkov, acaba de anunciar que parte de las tropas rusas desplegadas cerca de la frontera con Ucrania han empezado a ser retiradas. Según Konashenkov, «las unidades de los distritos militares oeste y sur han comenzado a regresar a sus bases después de los ejercicios». El representante castrense precisó esta mañana que estas tropas «después de de culminar las tareas asignadas, hoy comenzarán a trasladarse a sus cuarteles». Explicó también que los militares están cargando su equipo en sus medios de transporte por carretera y ferrocarril. «Las unidades individuales marcharán por su cuenta como parte de las columnas militares», añadió Konashenkov. Lo que no ha explicado el portavoz de Defensa es el número de efectivos replegados ni cuántos permanecen todavía sobre el terreno. Moscú siempre ha sostenido que las tropas destacadas junto a Ucrania toman parte en maniobras «dentro del territorio de Rusia», aunque desde Estados Unidos y la OTAN se ha denunciado que tal dispositivo no persigue otra cosa que invadir Ucrania. Ayer, en un encuentro con el presidente Vladímir Putin, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aseguró que «parte de las maniobras militares en curso están en fase de finalización y otras terminarán en breve». Putin se reunió también con el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, al que preguntó si «existe la posibilidad de llegar a un acuerdo con nuestros socios sobre las cuestiones claves que nos preocupan o se trata de envolvernos en un proceso interminable de conversaciones». Lavrov respondió que, efectivamente, existe tal peligro y «hemos advertido que sería inadmisible que las conversaciones se prolongaran de forma interminable cuando son cuestiones que requieren una solución hoy día». Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia rusa manifestó que «posibilidad hay siempre» de llegar a acuerdos. Según sus palabras, «hay que continuar e intensificar los contactos con EE.UU. y la OTAN con el compromiso de clarificar que tenemos razón, estando además preparados para escuchar contraargumentos (?) me parece que nuestras posibilidades ?de diálogo- están lejos de agotarse». «Putin, preparado para negociar» Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo anoche en declaraciones a la cadena CNN que el presidente ruso, Vladímir Putin, «está listo para mantener conversaciones sobre cuestiones de seguridad» con Occidente. Peskov señaló que «en primer lugar, el presidente Putin siempre ha exigido negociaciones y diplomacia. Y, de hecho, inició el tema de las garantías de seguridad para la Federación Rusa. Ucrania es solo una parte de un problema mayor de esas garantías y, por supuesto, el presidente ruso está preparado para negociar». El anuncio de la retirada parcial de fuerzas rusas en la frontera con Ucrania se producía mientras llegaba a Moscú el canciller alemán, Olaf Scholz, para ser recibido por Putin en el Kremlin y continuar los esfuerzos para solventar la crisis por medios diplomáticos. En la víspera, Scholz visitó Kiev y desde allí le pidió al presidente ruso que adopte «con urgencia» alguna medida de «desescalada» que permita reducir las tensiones. El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, se felicitó hoy de que Rusia haya empezado a distender la situación retirando tropas. Según sus palabras, «junto con nuestros socios occidentales, hemos logrado impedir una nueva escalada de Rusia». Hoy está además prevista una reunión de la OSCE, a petición de Kiev, para que Moscú dé explicaciones por el despliegue de tropas en la frontera, ya que, según las autoridades ucranianas, «vulnera los compromisos adquiridos por Rusia en el marco de la OSCE».
13-02-2022 | Fuente: as.com
Oviedo y Huesca se quieren enganchar a los puestos nobles
Los azules, a seguir haciendo del Tartiere un fortín. Los oscenses, con las bajas de sus centrales titulares necesitan los tres puntos para mirar arriba.
08-02-2022 | Fuente: abc.es
Macron asegura a Alemania y Polonia que Putin retirará en febrero sus tropas de Bielorrusia
El presidente francés, Emmanuel Macron, habló el martes de «soluciones concretas» para la crisis de Ucrania, para las que habría recibido el aval de su homólogo ruso y sobre las que informó en Berlín a los jefes de Gobierno de Alemania y Polonia, recién llegado de su viaje a Kiev y a Moscú. Esta última reunión recupera el formato 'Triángulo de Weimar', desactivado desde hace once años y que se suma ahora a los esfuerzos por «garantizar la paz en Europa, que es nuestra principal meta», dijo el canciller alemán, Olaf Scholz, recién llegado a su vez de Washington. El presidente de Polonia, Andrzej Duda, que aportaba a la reunión el encuentro que acababa de mantener con el presidente de China, Xi Jinping, pareció confiar en la propuesta que Macron compartía todavía de forma confidencial, puesto que afirmó que «es posible evitar la guerra,» aunque también añadió más dramatismo al encuentro, recordando que «Europa no vivía una situación tan peligrosa desde la Segunda Guerra Mundial». Los tres confían en sumar fuerzas, desde sus presidencias por turno de la UE, la OSCE y el G7, pero la voz cantante la lleva Macron, que llegaba de reunirse con Putin cinco horas en Moscú y luego con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, otras tres en Kiev. Macron informó a los jefes de Gobierno de Alemania y Polonia que ha obtenido en esas reuniones un «doble compromiso» de Ucrania y Rusia para respetar los acuerdos y que confía en haber llegado a identificar «concretas soluciones prácticas» para?la desescalada. Según Macron, Putin consideró que «algunas ideas planteadas» podrían «sentar las bases para un progreso común» y prometió retirar sus tropas de Bielorrusia, una vez finalizadas las maniobras en febrero. También accedió a considerar las propuestas francesas, incluido el compromiso de que ninguna de las dos partes tomen iniciativas militares, el inicio de un diálogo sobre el dispositivo militar ruso y conversaciones de paz sobre el conflicto en Ucrania. Cohesión en la UE «No podemos subestimar el momento de tensión que estamos viviendo y no podemos resolver esta crisis en unas horas de conversaciones», advirtió Macron, que celebró contar con promesas de Putin: «Me dijo que él no será la causa de la escalada». Por su parte, Zelenski mostró esperanza en la próxima cumbre con los líderes de Rusia, Francia y Alemania, el 'formato Normandía', con una primera reunión de asesores el jueves en Berlín. Al objetivo de «mantener la paz en Europa» de Duda y Scholz, Macron añadió el de «mantener cohesionada la posición europea», señalando así el valor del encuentro del Triángulo de Weimar. Mientras que Alemania y Francia han optado hasta ahora por un enfoque más diplomático, Polonia ha mostrado una postura más dura, pero Berlín confía en que el formato trilateral pueda recalibrar el enfoque de Europa hacia el Kremlin. «Polonia está de acuerdo con Alemania sobre la necesidad de mantener una estrecha unidad transatlántica hacia Rusia y con Francia sobre la necesidad de anteponer los intereses estratégicos a los beneficios económicos a corto plazo, como Nord Stream 2», explica Lukasz Maslanka, del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales ( PISM). Los principales desacuerdos entre Francia, Alemania y los Estados del Este de la UE versan sobre la «naturaleza de la asistencia militar a Ucrania» y las medidas necesarias para disuadir una posible agresión rusa. «El objetivo es construir un frente político conjunto. [?] Incluso si hubo algunas declaraciones en el pasado de políticos alemanes que plantearon dudas, ahora parece que hablamos con una sola voz», declaró ayer el secretario de Estado polaco Andrzej Dera.
02-02-2022 | Fuente: as.com
Rubén asume responsabilidades y acepta las críticas
El Director Deportivo del Huesca valoró el mercado de fichajes en el que los oscenses han fichado a cinco jugadores y han sacado cedidos a Pitta y a Buffarini.
28-01-2022 | Fuente: abc.es
Putin y Zelenski lanzan mensajes conciliadores para rebajar la tensión
Por primera vez desde el comienzo de una crisis cuya fase álgida pronto entrará en su tercer mes, el viernes se escucharon mensajes conciliadores. El presidente ruso, Vladímir Putin, convino durante una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron, en que hace falta una «desescalada» para aplacar las actuales tensiones en torno a Ucrania y «continuar el diálogo». Desde Kiev, en un encuentro con periodistas extranjeros, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, llamaba a Occidente y a la prensa en particular a no levantar «pánico» dando por hecho que Rusia invadirá su país. En otra comparecencia ante varios medios de comunicación, entre ellos la radio Eco de Moscú, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguraba desde la capital rusa que «si va a depender de Rusia, no habrá guerra». El canciller ruso, no obstante, blandió la posibilidad de que el Kremlin pueda reconocer como estados independientes a las autoproclamadas repúblicas rebeldes de Donetsk y Lugansk (Donbass), en el este de Ucrania, como ya hizo en 2008 con los territorios georgianos de Osetia del Sur y Abjasia. Pero matizó que tal posibilidad «debe tenerse en cuenta en el contexto de la línea de firmeza para que Occidente obligue a Kiev a cumplir con los Acuerdos de Minsk». Este mantra lo vienen repitiendo las autoridades rusas desde febrero de 2015, cuando se firmó la segunda y definitiva versión de aquel pacto para detener la sangría en Donbass. Lo rubricaron Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, el llamado Cuarteto o Grupo de Normandía por que nació en esa región del norte de Francia. La trampa del Donbass De ello hablaron el viernes Macron y Putin y éste le insistió a su colega francés que «el paquete de medidas de Minsk establecen que hay que mantener un diálogo directo con Donetsk y Lugansk y legalizar un estatus autonómico especial para Donbass», aspectos en donde las autoridades ucranianas ven precisamente la trampa, ya que un diálogo sin acotar las competencias que deben ser transferidas condena al fracaso cualquier esfuerzo de acuerdo. Los intentos de satisfacer a los separatistas pueden eternizarse sin conseguir resultado alguno. Pero Putin considera que la reunión de emisarios del Grupo de Normandía mantenida el miércoles en París, según la nota distribuida el viernes por el Kremlin, «confirmó un estado de ánimo propicio para que Rusia y Francia sigan trabajando en este formato». Se acordó en la capital francesa que lo prioritario ahora es el cumplimiento total de la tregua. Pero Macron quiere ir más allá y repetir un encuentro con los mismos representantes en Berlín dentro de dos semanas. El objetivo es convocar más adelante una cumbre de líderes del Cuarteto de Normandía como la celebrada en París en diciembre de 2019, pero más fructífera porque en aquella sólo se acordó un intercambio de prisioneros parcial. En ella podría participar también Estados Unidos y el principal problema a tratar sería la interpretación de los acuerdos de Minsk. El representante ruso en las negociaciones de París del miércoles, Dmitri Kózak, reconoció que «hay distintas interpretaciones». Lavrov señaló también en su entrevista que Kiev «no controla una parte significativa de sus unidades armadas y los nervios de alguien pueden fallar, muchos son propensos a la psicosis militarista. Por eso, no descarto que alguien quiera provocar una guerra, pero Rusia no lo quiere». Además, el ministro ruso volvió a acusar a Occidente de estar enviando armas a Ucrania y de empujarla a un conflicto. El ministro de Defensa ucraniano, Oleksiy Réznikov sin embargo, declaró el viernes que «no hay eventos ni acciones de carácter militar en la frontera con Rusia». Durante una sesión de control en la Rada Suprema (Parlamento), Réznikov insistió en que no ve «diferencias significativas en el plan militar a la situación de la pasada primavera (?) la única es la situación en Bielorrusia», país que ha desplegado fuerzas en la frontera con Ucrania y amenaza con intervenir si estallara una guerra. Posibles represalias Lavrov se refirió también al constante deseo de Zelenski de reunirse con Putin. «Si el presidente ucraniano quiere discutir cómo normalizar las relaciones con Rusia, que venga a Moscú, San Petersburgo o Sochi», manifestó el jefe de la diplomacia rusa. Pero, según sus palabras, «no para hablar de Donbass, eso es un problema interno de Ucrania. Para eso debe acudir al Grupo de Contacto Trilateral», constituido por Rusia, Ucrania y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). En alusión a la respuesta que Moscú recibió de Washington el miércoles sobre las «garantías de seguridad» que Rusia exige a Occidente, Lavrov explicó que su país está preparando propuestas en caso de que no se llegue a un acuerdo con Estados Unidos, cuyo secretario de Estado, Antony Blinken, rechazó que Moscú pueda tener derecho de veto para determinar qué países pueden entrar a formar parte de la OTAN y cuáles no. «¿Qué haremos si Occidente no escucha la voz de la razón? El presidente ya se ha pronunciado al respecto. Si fracasan nuestros intentos de acordar principios mutuamente aceptables para garantizar la seguridad en Europa, tomaremos medidas de represalia», advirtió el ministro ruso. Respondiendo a una pregunta directa sobre cuáles podrían ser tales medidas, Lavrov dijo: «Pueden ser muy diferentes y la decisión se adoptará en base a las propuestas que presenten nuestros militares». Sobre las demandas rusas en materia de seguridad hablaron el viernes Putin y Macron. Repitiendo lo que dijo su ministro de Exteriores el jueves, el jefe del Kremlin le dijo a su homólogo galo que «las respuestas de Estados Unidos y de la OTAN no tuvieron en cuenta las preocupaciones fundamentales de Rusia». «La cuestión clave fue ignorada, es decir, cómo Estados Unidos y sus aliados prevén poner en marcha el principio de la OSCE de que nadie debe reforzar su seguridad en detrimento de la seguridad de otros países», según la nota difundida por el servicio de prensa de la Presidencia rusa.