Infortelecom

Noticias de oriente proximo

28-03-2022 | Fuente: abc.es
EE.UU. logra reunir a cuatro países árabes moderados en Israel
En una brillante gestión, que los analistas atribuyen al genio diplomático de Antony Blinken, la Casa Blanca ha logrado reunir hoy en el sur de Israel a los ministros de Exteriores de cuatro países árabes para acercar posiciones entre el Estado hebreo y el islam moderado, en un momento especialmente crucial para la geopolítica por la guerra de Ucrania. El encuentro de dos días en el desierto del Neguev reúne junto al secretario de Estado norteamericano y el anfitrión, el canciller israelí, a los ministros de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Marruecos y Egipto. Los tres primeros sellaron la paz con Israel en el transcurso de los dos últimos años. Egipto la alcanzó en 1979, aunque desde entonces ha habido muchos altibajos, y en la actualidad las relaciones viven uno de sus momentos más bajos. Para demostrar que la situación en Oriente Próximo dista de estar encauzada, horas antes de la apertura de la cumbre dos terroristas árabes mataron a dos policías israelíes en un kibuz del Neguev, antes de ser abatidos por las fuerzas de seguridad. El atentado fue reivindicado por Estado Islámico. Los cuatro países árabes presentes en el foro quieren dar voz, en particular, a los palestinos, para dar un impulso a las negociaciones bloquedas en la búsqueda de un nuevo Estado árabe vecino al de Israel. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, que no está invitado a la cumbre, ha querido elevar el tono al acusar a la Casa Blanca de "doble rasero" en la escena internacional. "Condenan -ha dicho Abás- los crímenes de los rusos contra el pueblo ucraniano, pero no los de Israel contra el pueblo palestino". Los cuatro países árabes que acuden a esta cita sin precedentes en Israel quieren ser portavoces no solo de la reclamación palestina sino también de las máximas instancias del mundo del islam. En su último encuentro anual, celebrado la semana pasada en Islamabad, la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), que reúne a 57 países musulmanes de todo el mundo, se fijó como primer objetivo diplomático la creación de un Estado palestino. Israel acude, por supuesto, con otra preocupación en su agenda. El Gobierno de Bennett está inquieto por las negociaciones de EE.UU. con Irán, para recuperar el Acuerdo nuclear de 2015, del que se salió de modo unilateral el presidente Trump en 2018 y que Irán considera por tanto "muerto". La Administración Biden está dispuesta a levantar sanciones a Irán, si este vuelve a negociar un compromiso para no desarrollar el arma nuclear. Israel teme que una de las recompensas que ofrezca Washington sea la salida de la Guardia Revolucionaria iraní de la lista negra de organizaciones terroristas. Según Tel Aviv, ese paso daría alas a la cooperación de ese ejército de élite jomeinista con los grupos terroristas anti-israelíes en Siria, Líbano y Gaza. Estados Unidos llega, por último, a la cumbre del Neguev con su propia prioridad: arrancar al menos una declaración contra Rusia de los países de la región, que por lo general mantienen una buena relación con Moscú y no han querido 'provocar' a Putin desde el comienzo de la invasión de Ucrania.
28-03-2022 | Fuente: abc.es
Encuentro inédito en Israel para crear un frente contra Irán
En una brillante gestión, que los analistas atribuyen al genio diplomático del secretario de Estado Antony Blinken, la Casa Blanca logró reunir ayer en el sur de Israel a los ministros de Exteriores de cuatro países árabes para acercar posiciones entre el Estado hebreo y el islam moderado, en un momento especialmente crucial para la geopolítica por la guerra de Ucrania. El encuentro en Sde Boker, en el desierto del Neguev, reunió junto al secretario de Estado norteamericano y el anfitrión, el canciller israelí Lapid, a los ministros de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Marruecos y Egipto. Los tres primeros sellaron la paz con Israel en el transcurso de los dos últimos años. Egipto la alcanzó en 1979, aunque desde entonces ha habido muchos altibajos, y en la actualidad las relaciones viven uno de sus momentos más bajos. Para demostrar que la situación en Oriente Próximo dista de estar encauzada, horas antes de la apertura de la cumbre dos terroristas árabes mataron a dos policías israelíes en un kibuz del Neguev, antes de ser abatidos por las fuerzas de seguridad. El atentado fue reivindicado por Estado Islámico. El enemigo formidable para Israel es, no obstante, Irán y no Daesh. Eso explica que al término de la cumbre entre los seis cancilleres Tel Aviv anunciase a bombo y platillo la obtención de un frente unido ?árabe-israelí? contra el enemigo persa, al término de un encuentro sin duda histórico por su novedad. Tanto el ministro israelí como sus colegas árabes expresaron su determinación a repetir cada año el encuentro de ayer en el desierto de Israel, «siempre que se produzcan avances en las negociaciones entre israelíes y palestinos». Los cuatro países árabes presentes en el foro acudieron para dar un impulso a las eternas negociaciones que supuestamente buscan crear un nuevo Estado árabe en la región. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, que no estuvo invitado a la cumbre, elevó tono al acusar a la Casa Blanca de «doble rasero» en la escena internacional. «Condenan ?dijo Abás? los crímenes de los rusos contra el pueblo ucraniano, pero no los de Israel contra el pueblo palestino». Con diversos matices, los ministros de Egipto, Marruecos y Emiratos insistieron al término de la jornada de cumbre en que vincularán todo respaldo a Israel en el pulso con Irán a que Tel Aviv reanude las negociaciones con Abás, y avance en el objetivo de creación de un Estado palestino «respetuoso con las preocupaciones de seguridad del Estado hebreo». La gran ausente de la cumbre, Arabia Saudí, la potencia árabe del Golfo, sigue sin reconocer a Israel y es por tanto ajena a sus esfuerzos por constituir un frente anti-iraní, aunque les una la rivalidad frente a Teherán. La cita de ayer en el Neguev tenía además otro aliciente: expresar la ansiedad israelí ante los esfuerzos de la Administración Biden por hacer revivir el acuerdo internacional con Irán de 2015, del que se salió de modo unilateral el presidente Trump en 2018 y que Irán considera por esa razón extinto. La Casa Blanca está dispuesta a levantar sanciones a Irán si el régimen de los ayatolás vuelve a negociar un compromiso para no desarrollar el arma nuclear. «Estados Unidos está comprometido a que Irán nunca tenga la bomba atómica», dijo al término del encuentro Biden para subrayar el objetivo de las negociaciones en curso con Teherán. Israel cree en la palabra de la Administración norteamericana, pero al mismo tiempo teme que una de las recompensas que ofrezca Washington a Irán por volver al acuerdo sea la salida de la Guardia Revolucionaria iraní de la lista negra de organizaciones terroristas. Según Tel Aviv, ese paso daría alas a la cooperación de ese ejército de élite jomeinista con los grupos terroristas anti-israelíes que operan en Siria, Líbano y Gaza contra objetivos judíos. Estados Unidos vino también a la cumbre del Neguev para tratar de arrancar, sin éxito, una declaración contra Rusia por parte de los países de la región. Tanto Israel como los países árabes mantienen una buena relación con Moscú ?para algunos es una alternativa si EE.UU. sigue sacando tropas de Oriente Próximo? y miden sus palabras a la hora de calificar a Putin por la invasión de Ucrania.
25-03-2022 | Fuente: marca.com
En Italia ya preparan... un 'segundo Mundial'
Los clubes del 'Calcio' jugarán una pretemporada en diciembre mientras se disputa la cita mundialista en Oriente Próximo  Leer
22-03-2022 | Fuente: abc.es
Israel y el mundo árabe desconfían de Biden y dan la espalda a Ucrania
El Gobierno de coalición israelí ha condenado la invasión rusa de Ucrania, pero no ayudará al presidente Zelenski con armas y dinero -como sí hacen sus aliados occidentales- pese a la dramática solicitud formulada este fin de semana por el dirigente ucraniano a Tel Aviv. La evasiva respuesta israelí, pocos días después de que las principales capitales árabes del Golfo adoptaran una postura similar, subraya para muchos analistas el giro que está experimentando la región de Oriente Próximo, que ya no confía en el 'paraguas' de Estados Unidos y prefiere mantener sus buenas relaciones con Rusia, potencia emergente en la zona. En respuesta a la petición de Zelenski, el ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, se limitó a decir que su.. Ver Más
15-03-2022 | Fuente: abc.es
Catástrofe humanitaria en Yemen: ¿por qué pueden hacerse la 'guerra santa' dos países musulmanes?
Naciones Unidas dio ayer la voz de alerta sobre una inminente catástrofe humanitaria en Yemen, el país situado en el 'bajo vientre' de Arabia Saudí de alrededor de 30 millones de habitantes que vive una cruenta guerra interna. La entrada en el conflicto de Arabia Saudí hace siete años, al frente de una coalición árabe, disparó la mortandad -estimada en cientos de miles de víctimas- y los desplazamientos de millones de refugiados, y plantea un dilema moral al mundo del islam: ¿cómo es posible que dos países musulmanes se hagan la guerra? En términos estrictos, el derecho del islam la prohíbe. Salvo que un líder musulmán, respaldado por las autoridades religiosas, declare que su rival es 'kafir', es decir incrédulo y apóstata, y convierta la guerra en legítima y hasta necesaria. Este ha sido el caso de algunas de las guerras desatadas en Oriente Próximo. La salvaje entre Irán e Irak en los años 80, que causó un millón de muertos, llevó por ejemplo al régimen laico de Bagdad a insertar en su estandarte la frase 'Allahu Akbar' (Dios es el más grande) para declarar a renglón seguido 'incrédul0' al Irán de Jomeini y dotar a la guerra de una dimensión religiosa. Este es también el caso de la incursión en Yemen de Arabia Saudí, para evitar que los rebeldes de las tribus hutíes (que profesan una variante del chiísmo, la segunda en importancia del islam tras la mayoritaria suní) se hagan con el poder completo del país, y sirvan de 'puente' al Irán chií en la península arábiga. En su momento, el Gran Mufti de Riad, la mayor autoridad religiosa saudí, emitió un decreto calificando de yihad, guerra religiosa, la lucha contra los rebeldes yemeníes y en favor del régimen suní constituido. Lógicamente, las autoridades religiosas hutíes -también estrechamente vinculadas al poder político, porque el islam no distingue entre Estado y religión- declararon 'apóstatas ' a los saudíes. No siempre ocurre así, por intereses políticos. En 2014, por ejemplo, el Gran Mufti de Riad afirmó que la guerra de los rebeldes en Siria contra el régimen (laico y levemente chií) de Bachar al Asad «no puede calificarse de yihad». Quería así evitar el éxodo a Siria de jóvenes idealistas saudíes, tras la convocatoria de Daesh y Al Qaida -que estaban reclutando yihadistas por todo el mundo-, y el impacto que tendría la caída de Damasco para la supervivencia del régimen monárquico saudí .
12-03-2022 | Fuente: abc.es
Putin lleva sus bombardeos y ataques contra civiles a la frontera de la UE
En una táctica que combina la destrucción de objetivos militares y civiles, con la finalidad aparente de vaciar las ciudades e intentar después penetrar en ellas a sangre y fuego, la aviación rusa bombardeó ayer por primera vez la ciudad de Dnipró, hasta ahora a salvo de las bombas, y dos aeródromos en Lutsk e Ivano-Frankivsk, situados ambos muy cerca de países miembros de la OTAN y la UE. El primero junto a Polonia y el segundo en la proximidad de la intersección fronteriza con Eslovaquia, Hungría y Rumanía. Los ataques aéreos rusos siguieron además ayer asolando Mariúpol, Járkov, Chernígov, Sumy y los alrededores de Kiev, la capital, en torno a la que las tropas rusas estrechan cada vez más el cerco de cara a lanzarse al asalto. Esta intensificación de la actividad bélica del Ejército ruso se produce un día después de que los ministros de Exteriores ruso y ucraniano, Lavrov y Kuleba se reunieran en Antalya (Turquía) sin lograr un solo acuerdo, ni siquiera un alto el fuego transitorio para la evacuación de civiles. Era la primera vez que se veían las caras y el primer encuentro de alto nivel entre Moscú y Kiev en mucho tiempo. Durante la rueda de prensa ofrecida después, Lavrov compareció visiblemente contrariado y hasta se permitió decir que «Rusia no piensa atacar a ningún país, tampoco está atacando ahora a Ucrania». Sin embargo, el presidente ruso, Vladímir Putin, le dijo ayer a su homólogo bielorruso, Alexánder Lukashenko, a quien recibió en Moscú, haber observado «ciertos pasos positivos» tras las conversaciones de Antalya. Ataque brutal Dnipró, centro industrial a orillas del río Dniéper, en la parte central-este de Ucrania, se unió ayer a la lista de ciudades candidatas a quedar laminadas por las bombas, como lo están siendo ya Mariúpol y Járkov. Los servicios de emergencia de Dnipró emitieron un comunicado señalando que «se han producido tres ataques aéreos en la ciudad, impactando una guardería, un edificio de apartamentos y una fábrica de calzado. Una persona ha muerto». Los ataques llegaron también a la parte más occidental de Ucrania, casi a la frontera con varios países europeos, a Lutsk e Ivano-Frankivsk, cuyos aeródromos, de acuerdo con las informaciones facilitadas por el Ministerio de Defensa ucraniano, «quedaron fuera de servicio». En la incursión contra Lutsk, según la fuente castrense, perecieron dos soldados ucranianos y seis resultaron heridos. Así mismo, volvieron a sufrir bombardeos las localidades de Sumy, Járkov y Chernígov, localidad esta última que se ha quedado sin agua al ser alcanzado el canal de suministro por los ataques. En la región de Járkov, junto a Oskil, fue bombardeado un centro sanitario para discapacitados, informó Oleg Sinegúbov, jefe de la Administración militar regional. No hubo víctimas, reportó Sinegúbov, pero calificó el ataque de «brutal». En Mariúpol, en donde el miércoles resultaron casi destruidos por las bombas un hospital pediátrico y una maternidad, con un balance de tres muertos incluida una niña, el asedio dura ya 10 días y el número total de víctimas mortales se eleva a 1.200, según el alcalde, Vadim Boishenko. El Estado Mayor del Ejército ucraniano alerta de que la ofensiva rusa «está tratando de romper nuestras defensas en numerosas localidades del oeste y norte de Kiev con la intención de sitiar totalmente la ciudad» como lo están ya Mariúpol, Járkov y Sumy. En el curso de una reunión del Consejo de Seguridad, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, le aseguró ayer a Putin que «se han recibido alrededor de 16.000 solicitudes procedentes de Oriente Próximo para ir a combatir de forma voluntaria a Donetsk y Lugansk» El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konáshenkov, anunció ayer que unidades de la república separatista de Donetsk han tomado ya la localidad de Volnóvaja, a las puertas de Mariúpol. Estas informaciones fueron desmentidas por Kiev, en donde sostienen que Volnóvaja está sitiada, pero resiste. Ayer fueron nuevamente abiertos varios corredores humanitarios de los que están evacuando civiles a cuentagotas. En el curso de una reunión del Consejo de Seguridad, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, le aseguró ayer a Putin que «se han recibido alrededor de 16.000 solicitudes procedentes de Oriente Próximo para ir a combatir de forma voluntaria a Donetsk y Lugansk». A lo que el jefe del Kremlin respondió: «si ve que hay gente que quieren venir de forma voluntaria y ayudar a las personas que viven en Donbass, debe decirles que sí y ayudarlos a trasladarse a la zona de actividad militar». Añadió que «los patrocinadores occidentales del régimen ucraniano están enviando mercenarios de todo el mundo para luchar en Ucrania (?) en contra de las normas del Derecho Internacional». Poco después, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, concretó que los «voluntarios» a los que se refirió Shoigú son sirios. Rusia contrata mercenarios El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, denunció ayer en un vídeo que Rusia «ha decidido contratar a mercenarios contra nuestros ciudadanos. Asesinos de Siria, de un país en donde todo ha sido destruido por los ocupantes, algo por lo que nos están haciendo pasar a nosotros». Después de haber negado que en Ucrania estén combatiendo soldados rusos de reemplazo, el portavoz del Ministerio de Defensa, Ígor Konáshenkov, tuvo que reconocer esta semana que sí fueron enviados, pero serán ahora devueltos a sus cuarteles en Rusia. Putin pidió depurar responsabilidades por ello y en Kiev creen que la decisión de llevar sirios a Ucrania pretende suplir el déficit de fuerzas que padece el Ejército ruso. ?Al mismo tiempo, Vadim Denisenko, asesor del Ministerio del Interior ucraniano, señaló que «no podemos descartar que los rusos estén preparando un escenario sirio», en referencia al posible empleo de armas químicas por parte de Rusia. Denisenko dijo que «durante las últimas tres semanas, los rusos han estado difundiendo de forma activa historias sobre laboratorios bioquímicos en Ucrania». Se trataría de llevar a cabo un ataque químico y echar la culpa de ello a Kiev. El escritor y periodista ruso, Andréi Soldátov, especialista en servicios secretos, escribió ayer en Facebook que «Putin, muy enfadado por la marcha de la campaña militar en Ucrania, ha iniciado una purga en el seno del Servicio Federal de Seguridad», el FSB o antiguo KGB. Según su relato, el presidente ruso «la ha tomado con el quinto departamento», el encargado de la inteligencia exterior. El jefe del servicio, Serguéi Beseda y otro responsable más «fueron puestos bajo arresto domiciliario».
11-03-2022 | Fuente: abc.es
Putin respalda la idea de que mercenarios participen en la ofensiva militar de Rusia contra Ucrania
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha expresado este viernes su respaldo a la idea de que «voluntarios» participen en la invasión de Ucrania, tras lo que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, ha dicho que 16.000 «voluntarios» de países de Oriente Próximo han mostrado su disposición a sumarse a la ofensiva militar rusa. «Si hay gente que quiere, de forma voluntaria y especialmente no a cambio de dinero, venir y ayudar a las personas que viven en el Donbass, hay que encontrarse con ellos a medio camino y ayudarles a llegar a la zona de guerra», ha sostenido Putin durante una reunión del Consejo de Seguridad ruso, informa Ep. Así, ha argumentado que los países occidentales «no han ocultado» el envío de «mercenarios» a Ucrania para apoyar a las Fuerzas Armadas ucranianas. «Los patrocinadores occidentales de Ucrania y el régimen de Ucrania no lo ocultan. Lo hacen abiertamente, ignorando todas las normas del Derecho Internacional», ha denunciado. Shoigu ha detallado durante el encuentro que el Ministerio de Defensa «ha recibido un enorme número de solicitudes de varios tipos de voluntarios de distintos países que querrían ir a las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk para participar en lo que consideran que es un movimiento de liberación». «El mayor número es de países de Oriente Próximo, con más de 16.000 solicitudes», ha señalado, antes de agregar que «muchos» de ellos han participado en la lucha contra el Estado Islámico, según ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax. Durante los últimos días han surgido informaciones sobre un posible traslado de milicianos desde Siria para colaborar en el esfuerzo bélico en Ucrania. De esta forma, Shoigu ha hecho hincapié en que las autoridades rusas «consideran adecuado responder positivamente a estas peticiones, especialmente porque no lo hacen por dinero, sino por un verdadero deseo de ayudar a esta gente», desvinculando de esta forma a estos «voluntarios» de posibles mercenarios. Rusia está acusada desde hace años de recurrir a paramilitares privados, como los de la nebulosa del grupo Wagner, y de desplegarlos en territorios de conflicto como Siria, República Centroafricana o Malí. También ha sido acusada de haber formado, de esta manera, la rebelión separatista armada prorrusa del Donbás ucraniano en 2014. Suministro de armas al Donbass Putin también ha aceptado la petición de Shoigu de suministrar a las fuerzas separatistas del Donbass el armamento confiscado a Ucrania, «especialmente el que sea de fabricación occidental», informa Afp. Estas armas serían trasladadas a Donetsk y Lugansk. «Por supuesto, apoyo la posibilidad de transferirlas a unidades militares de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk», ha reseñado, informa Ep. «Por favor, hágalo», ha pedido a Shoigu, quien ha especificado que entre estas armas, derivadas de «entregas absolutamente descontroladas» por parte de países occidentales, incluyen carros de combate, vehículos blindados, armas ligeras, artillería y sistemas de misiles 'Javelin' y 'Stinger', tal y como ha informado la agencia rusa de noticias TASS. En otro orden de cosas, el presidente ruso ha ordenado a Shoigu que prepare un informe para el fortalecimiento de la frontera occidental del país ante el aumento de tropas de la OTAN en la zona. Shoigu ha incidido en que el plan que se está preparando incluye «los nuevos y complejos movimientos de unidades militares para proteger la frontera occidentales». Putin ha hecho hincapié en la necesidad de «fortalecer la frontera occidental» ante «las acciones de los países de la OTAN en esta dirección y como respuesta a lo que han estado haciendo». «Esto requiere una consideración separada. Le pido que prepare un informe separado y, según los resultados de su discusión, adoptaré las decisiones apropiadas en el futuro próximo», ha zanjado Putin. Por último, Shoigu ha incidido en que «cada día llegan nuevas unidades militares» por parte de la OTAN a zonas cercanas a la frontera con Rusia, si bien ha argumentado que «esto pasa a pesar de que no están siendo amenazados por absolutamente nadie». «Quieren saturar al máximo nuestra área fronteriza con fuerzas, medios y consolidarlo para el lago plazo», ha apostillado.
11-03-2022 | Fuente: abc.es
Parte de guerra en Ucrania. Día 16 (12.30) | Ucrania denuncia un bombardeo ruso contra un hospital abarrotado en Járkov
Mientras ayer se reunían los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, los ataques no cesaban en suelo ucraniano. A pesar de los numerosos corredores humanitarios abiertos para la evacuación de ciudadanos, los bombardeos y ataques rusos sobre civiles prosiguen a la vez que las fuerzas militares ucranianas resisten los envites. En este día 16 de invasión, se espera una dura respuesta por parte del Ejército ruso tras el asalto al convoy que avanzaba hacia Kiev. Mientras, el éxodo de civiles continúa intentando sortear la ofensiva rusa y se estima que hoy miles de personas traten de abandonar el territorio. Esta es la última hora del conflicto - El ejército ruso extiende su ofensiva en Ucrania. Las tropas rusas intensifican su ofensiva en Ucrania, donde bombardearon por primera vez la ciudad de Dnipró (centro) y dos aeródromos militares del oeste del país, mientras estrechan este viernes el cerco en torno a Kiev, la capital, en medio de denuncias sobre nuevos ataques contra civiles. Dnipró, una ciudad industrial a orillas del río Dniéper, que separa el este del país -prorruso- del resto del territorio ucraniano, fue blanco de bombardeos que causaron al menos un muerto, según las autoridades locales. - Ucrania denuncia un bombardeo ruso contra un hospital abarrotado en Járkov sin víctimas que lamentar. Las autoridades locales de la región de Járkov han denunciado que el Ejército ruso ha bombardeado un hospital de la localidad de Oskol donde convalecían al menos 330 pacientes, aunque el ataque no ha dejado víctimas. El ataque ha tenido lugar contra el Instituto Psiconeurológico de la localidad de Oskil, en el centro-este del país y muy próxima al frente de combate de Lugansk, según un mensaje del Servicio Estatal de Emergencia ucraniano para la región de Járkov publicado en su cuenta de Facebook. - El Kremlin asegura que voluntarios sirios pueden combatir con Rusia en Ucrania. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha expresado este viernes su respaldo a la idea de que «voluntarios» participen en la invasión de Ucrania, tras lo que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, ha dicho que 16.000 «voluntarios» de países de Oriente Próximo han mostrado su disposición a sumarse a la ofensiva militar rusa. - La ONU estima que más de 2,5 millones de personas han huido de Ucrania. Más de 2,5 millones de personas huyeron de Ucrania, de los cuales 116.000 ciudadanos de países terceros, desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, indicó este viernes la ONU. «El número de refugiados venidos de Ucrania trágicamente ha llegado hoy a 2,5 millones. Consideramos igualmente que dos millones de personas están desplazadas en el interior de Ucrania», indicó en un tuit el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi. - Rusia despliega en Ucrania las tácticas de guerra probadas en Siria. Asaltos contra ciudades claves, bombardeo de barrios residenciales, corredores humanitarios: las tácticas de guerra desplegadas en Rusia en Ucrania fueron puestas en práctica durante años en Siria. Rusia interviene en el conflicto sirio desde 2015 al lado del régimen de Bashar al Asad, lo que facilitó victorias decisivas a Damasco. El presidente ruso, Vladímir Putin, lanzó la invasión de Ucrania el 24 de febrero. Las tropas rusas entraron en el país, bombardearon ciudades estratégicas y empujaron al éxodo a millones de civiles. Siria constituye «un teatro más pequeño» ante Ucrania, que marca «un cambio de escala» para las operaciones rusas, según indicó a AFP una fuente militar francesa. - Ucrania anuncia la nueva apertura de corredores humanitarios, incluido uno desde Mariúpol. El Gobierno de Ucrania ha anunciado este viernes la nueva apertura de varios corredores humanitarios, incluido uno desde la ciudad de Mariúpol --cercada por las fuerzas rusas--, para proceder a la evacuación de civiles de varias zonas afectadas por la guerra. La vice primera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Temporalmente Ocupados, Irina Vereschuk, ha recalcado que las autoridades «van a abrir rutas humanitarias» y ha detallado que la ruta desde Mariúpol llevará a la ciudad de Zaporiyie, según ha recogido la agencia ucraniana de noticias UNIAN. - Zelenski anuncia el rescate de 40.000 personas por corredores humanitarios y denuncia que Rusia no cesa en sus ataques. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado a primera hora de este viernes del rescate de 40.000 personas por corredores humanitarios y ha denunciado que Rusia no ha cesado los ataques en Mariúpol y Volnovaja. «Una de las principales tareas de este jueves fue la organización de corredores humanitarios. Sumy, Trostyanets, Krasnopillia, Irpin, Bucha, Hostomel, Izium. Durante este día ya han salido casi 40.000 de los nuestros. Finalmente se les dio seguridad en Poltava, Kiev, Cherkasy, Zaporiyia, Dnipró, Leópolis. También fue posible entregar suministros humanitarios: cientos de toneladas de alimentos y medicamentos», ha recalcado Zelenski en un discurso a la nación. - Rusia confirma bombardeos contra dos bases aéreas en Ivano-Frankivsk y Lutsk, en el oeste de Ucrania. Las autoridades rusas han confirmado este viernes haber llevado a cabo bombardeos contra dos bases aéreas ucranianas en las ciudades de Ivano-Frankivsk y Lutsk, situadas en el oeste del país, en el marco de la invasión iniciada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladímir Putin. El Ministerio de Defensa ruso ha indicado que los ataques han sido ejecutados con armas «de largo alcance» y «alta precisión» y ha agregado que ambas bases «han quedado fuera de servicio», sin dar más detalles, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias TASS. - Las fuerzas rusas toman Volnovaja. El Gobierno de Rusia ha asegurado este viernes que las fuerzas de la autoproclamada República Popular de Donetsk han tomado el control de la ciudad de Volnovaja, en el este de Ucrania. «Un grupo de tropas de la República Popular de Donetsk ha liberado la ciudad de Volnovaja», ha dicho el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov. «Los asentamientos de Olginka, Veliko-Anadoy y Zeleny Gay han sido igual puestos bajo control», ha señalado. - Rusia estrecha el cerco sobre de Kiev. Las tropas rusas estrechaban el viernes el cerco sobre Kiev, convertida en una «fortaleza» ante las fuerzas de Moscú, acusadas por las autoridades ucranianas de atacar a los civiles que huyen de los combates. La violencia que ha provocado cientos de muertes civiles y más de dos millones de exiliados no remitió en Ucrania tras el primer encuentro a alto nivel entre ambos bandos desde el inicio del conflicto el 24 de febrero, que terminó sin avances hacia un alto el fuego. El ejército ucraniano alertó en un informe a medianoche que «el enemigo está intentando eliminar las defensas de las fuerzas ucranianas» en numerosas localidades al oeste y el norte de Kiev con el objetivo de «bloquear la capital». - Se registran varios bombardeos sobre zonas civiles en la ciudad ucraniana de Dnipro. Varios bombardeos golpearon el viernes zonas civiles en Dnipró, una ciudad del centro de Ucrania hasta ahora a resguardo de los ataques rusos, según indicaron los servicios de urgencia ucranianos, que informaron de una víctima mortal. «Temprano por la mañana ha habido tres ataques aéreos en la ciudad, impactando en una guardería, un edificio de apartamentos y una fábrica de calzado de dos plantas donde se ha declarado un incendio. Una persona ha muerto», declararon en un comunicado. - 60.000 civiles son evacuados con éxito de la ciudad de Sumy en el noreste de Ucrania. La viceprimera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk, ha asegurado que en los últimos dos días, 60.000 civiles han sido evacuados con éxito de la ciudad de Sumy en el noreste de Ucrania. «De las ciudades de Sumy, Trostyanets, Krasnopillya en dirección a Poltava durante los dos últimos días, sacamos a más de 60 mil personas», ha recalcado la viceprimera ministra Irina Vereshchuk, tal y como ha informado el diario ucraniano 'Kiev Independent'. Así, Vereshchuk ha explicado que unas 3.000 personas han logrado salir de la ciudad de Izium hacia la ciudad de Lozova en la región de Járkov. - Al menos 34 civiles muertos en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk. Las autoridades de los territorios prorrusos de Donetsk y Lugansk (al este de Ucrania) denuncian la muerte de al menos 34 civiles en las últimas tres semanas, según ha informado la agencia de noticias TASS. Rodion Miroshnik, representante de la autoproclamada República Popular de Lugansk, ha asegurado que 34 civiles han muerto y cerca de 180 han resultado heridos en el espacio de 22 días como parte de lo que ha calificado «una escalada» de las Fuerzas Armadas ucranianas
11-03-2022 | Fuente: abc.es
Parte de guerra en Ucrania. Día 16 (17.45) | Ucrania anuncia el rescate de 40.000 personas por los corredores humanitario
Mientras ayer se reunían los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, los ataques no cesaban en suelo ucraniano. A pesar de los numerosos corredores humanitarios abiertos para la evacuación de ciudadanos, los bombardeos y ataques rusos sobre civiles prosiguen a la vez que las fuerzas militares ucranianas resisten los envites. En este día 16 de invasión, se espera una dura respuesta por parte del Ejército ruso tras el asalto al convoy que avanzaba hacia Kiev. Mientras, el éxodo de civiles continúa intentando sortear la ofensiva rusa y se estima que hoy miles de personas traten de abandonar el territorio. Esta es la última hora del conflicto -El Gobierno ucraniano denuncia que Rusia ha secuestrado al alcalde de la ciudad ocupada de Melitópol. El Gobierno de Ucrania ha denunciado que el alcalde de la ciudad de Melitópol, Ivan Fedorov, ha sido secuestrado por un grupo de militares rusos y se encuentra ahora en paradero desconocido. «Según información preliminar, hace una hora los ocupantes secuestraron al alcalde de Melitopol, Ivan Fedorov», ha denunciado el jefe adjunto de Gabinete de la Presidencia ucraniana, Kirilo Timoshenko, en un comunicado recogido por Ukrinform. - El alcalde de Odesa alerta de que Rusia se prepara para rodear la ciudad. El alcalde de la ciudad ucraniana de Odesa, Gennady Trujanov, ha alertado este viernes de que las tropas rusas se están preparando para rodear la localidad y llevar a cabo un posible asalto en las próximas horas. Trujanov ha indicado que las fuerzas ucranianas se están preparando para una posible invasión por parte del Ejército ruso y ha agradecido a los «defensores de Jersón y Nikolaev su heroicidad». - Ucrania acusa a Rusia de ejecutar civiles e instaurar un régimen policial. Las fuerzas ucranianas han acusado este viernes al Ejército de Rusia de ejecutar civiles, entre otras violaciones del Derecho Internacional, y ha asegurado que las tropas rusas están introduciendo un «régimen policial» en las zonas ocupadas. - Las fuerzas ucranianas liberan varios sectores de Chernígov y hablan de «pánico» entre las filas rusas. Las Fuerzas Armadas de Ucrania han informado este viernes de que han logrado liberar cinco sectores de la región de Chernígov, en el norte del país, y se han hecho con varios vehículos blindados pertenecientes al Ejército ruso mientras cunde el «pánico» entre las «filas enemigas». En un comunicado, el Comando Operacional del Norte ha recalcado que las fuerzas rusas «no son capaces de sacar adelante por completo sus operaciones militares» y ha señalado que existe «pánico» entre los comandantes, que temen haber sido abandonados a su suerte por los altos cargos del Ejército. - El ejército ruso extiende su ofensiva en Ucrania. Las tropas rusas intensifican su ofensiva en Ucrania, donde bombardearon por primera vez la ciudad de Dnipró (centro) y dos aeródromos militares del oeste del país, mientras estrechan este viernes el cerco en torno a Kiev, la capital, en medio de denuncias sobre nuevos ataques contra civiles. Dnipró, una ciudad industrial a orillas del río Dniéper, que separa el este del país -prorruso- del resto del territorio ucraniano, fue blanco de bombardeos que causaron al menos un muerto, según las autoridades locales. - Ucrania denuncia un bombardeo ruso contra un hospital abarrotado en Járkov sin víctimas que lamentar. Las autoridades locales de la región de Járkov han denunciado que el Ejército ruso ha bombardeado un hospital de la localidad de Oskol donde convalecían al menos 330 pacientes, aunque el ataque no ha dejado víctimas. El ataque ha tenido lugar contra el Instituto Psiconeurológico de la localidad de Oskil, en el centro-este del país y muy próxima al frente de combate de Lugansk, según un mensaje del Servicio Estatal de Emergencia ucraniano para la región de Járkov publicado en su cuenta de Facebook. - El Kremlin asegura que voluntarios sirios pueden combatir con Rusia en Ucrania. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha expresado este viernes su respaldo a la idea de que «voluntarios» participen en la invasión de Ucrania, tras lo que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, ha dicho que 16.000 «voluntarios» de países de Oriente Próximo han mostrado su disposición a sumarse a la ofensiva militar rusa. - La ONU estima que más de 2,5 millones de personas han huido de Ucrania. Más de 2,5 millones de personas huyeron de Ucrania, de los cuales 116.000 ciudadanos de países terceros, desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, indicó este viernes la ONU. «El número de refugiados venidos de Ucrania trágicamente ha llegado hoy a 2,5 millones. Consideramos igualmente que dos millones de personas están desplazadas en el interior de Ucrania», indicó en un tuit el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi. - Rusia despliega en Ucrania las tácticas de guerra probadas en Siria. Asaltos contra ciudades claves, bombardeo de barrios residenciales, corredores humanitarios: las tácticas de guerra desplegadas en Rusia en Ucrania fueron puestas en práctica durante años en Siria. Rusia interviene en el conflicto sirio desde 2015 al lado del régimen de Bashar al Asad, lo que facilitó victorias decisivas a Damasco. El presidente ruso, Vladímir Putin, lanzó la invasión de Ucrania el 24 de febrero. Las tropas rusas entraron en el país, bombardearon ciudades estratégicas y empujaron al éxodo a millones de civiles. Siria constituye «un teatro más pequeño» ante Ucrania, que marca «un cambio de escala» para las operaciones rusas, según indicó a AFP una fuente militar francesa. - Ucrania anuncia la nueva apertura de corredores humanitarios, incluido uno desde Mariúpol. El Gobierno de Ucrania ha anunciado este viernes la nueva apertura de varios corredores humanitarios, incluido uno desde la ciudad de Mariúpol --cercada por las fuerzas rusas--, para proceder a la evacuación de civiles de varias zonas afectadas por la guerra. La vice primera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Temporalmente Ocupados, Irina Vereschuk, ha recalcado que las autoridades «van a abrir rutas humanitarias» y ha detallado que la ruta desde Mariúpol llevará a la ciudad de Zaporiyie, según ha recogido la agencia ucraniana de noticias UNIAN. - Zelenski anuncia el rescate de 40.000 personas por corredores humanitarios y denuncia que Rusia no cesa en sus ataques. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha informado a primera hora de este viernes del rescate de 40.000 personas por corredores humanitarios y ha denunciado que Rusia no ha cesado los ataques en Mariúpol y Volnovaja. «Una de las principales tareas de este jueves fue la organización de corredores humanitarios. Sumy, Trostyanets, Krasnopillia, Irpin, Bucha, Hostomel, Izium. Durante este día ya han salido casi 40.000 de los nuestros. Finalmente se les dio seguridad en Poltava, Kiev, Cherkasy, Zaporiyia, Dnipró, Leópolis. También fue posible entregar suministros humanitarios: cientos de toneladas de alimentos y medicamentos», ha recalcado Zelenski en un discurso a la nación. - Rusia confirma bombardeos contra dos bases aéreas en Ivano-Frankivsk y Lutsk, en el oeste de Ucrania. Las autoridades rusas han confirmado este viernes haber llevado a cabo bombardeos contra dos bases aéreas ucranianas en las ciudades de Ivano-Frankivsk y Lutsk, situadas en el oeste del país, en el marco de la invasión iniciada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladímir Putin. El Ministerio de Defensa ruso ha indicado que los ataques han sido ejecutados con armas «de largo alcance» y «alta precisión» y ha agregado que ambas bases «han quedado fuera de servicio», sin dar más detalles, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias TASS. - Las fuerzas rusas toman Volnovaja. El Gobierno de Rusia ha asegurado este viernes que las fuerzas de la autoproclamada República Popular de Donetsk han tomado el control de la ciudad de Volnovaja, en el este de Ucrania. «Un grupo de tropas de la República Popular de Donetsk ha liberado la ciudad de Volnovaja», ha dicho el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov. «Los asentamientos de Olginka, Veliko-Anadoy y Zeleny Gay han sido igual puestos bajo control», ha señalado. - Rusia estrecha el cerco sobre de Kiev. Las tropas rusas estrechaban el viernes el cerco sobre Kiev, convertida en una «fortaleza» ante las fuerzas de Moscú, acusadas por las autoridades ucranianas de atacar a los civiles que huyen de los combates. La violencia que ha provocado cientos de muertes civiles y más de dos millones de exiliados no remitió en Ucrania tras el primer encuentro a alto nivel entre ambos bandos desde el inicio del conflicto el 24 de febrero, que terminó sin avances hacia un alto el fuego. El ejército ucraniano alertó en un informe a medianoche que «el enemigo está intentando eliminar las defensas de las fuerzas ucranianas» en numerosas localidades al oeste y el norte de Kiev con el objetivo de «bloquear la capital». - Se registran varios bombardeos sobre zonas civiles en la ciudad ucraniana de Dnipro. Varios bombardeos golpearon el viernes zonas civiles en Dnipró, una ciudad del centro de Ucrania hasta ahora a resguardo de los ataques rusos, según indicaron los servicios de urgencia ucranianos, que informaron de una víctima mortal. «Temprano por la mañana ha habido tres ataques aéreos en la ciudad, impactando en una guardería, un edificio de apartamentos y una fábrica de calzado de dos plantas donde se ha declarado un incendio. Una persona ha muerto», declararon en un comunicado. - 60.000 civiles son evacuados con éxito de la ciudad de Sumy en el noreste de Ucrania. La viceprimera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk, ha asegurado que en los últimos dos días, 60.000 civiles han sido evacuados con éxito de la ciudad de Sumy en el noreste de Ucrania. «De las ciudades de Sumy, Trostyanets, Krasnopillya en dirección a Poltava durante los dos últimos días, sacamos a más de 60 mil personas», ha recalcado la viceprimera ministra Irina Vereshchuk, tal y como ha informado el diario ucraniano 'Kiev Independent'. Así, Vereshchuk ha explicado que unas 3.000 personas han logrado salir de la ciudad de Izium hacia la ciudad de Lozova en la región de Járkov. - Rodion Miroshnik, representante de la autoproclamada República Popular de Lugansk, ha asegurado que al menos 34 civiles han muerto y cerca de 180 han resultado heridos en el espacio de 22 días como parte de lo que ha calificado «una escalada» de las Fuerzas Armadas ucranianas
11-03-2022 | Fuente: abc.es
¿Por qué no apoyan los árabes del Golfo a EE.UU. en el conflicto con Rusia?
La invasión de Ucrania está poniendo de relieve que hay piezas que cambian y otras que llevaban tiempo moviéndose en el tablero de las alianzas geoestratégicas sin llamar la atención. Una de ellas es la tradicional -desde 1945- alianza de los países árabes del Golfo Pérsico con Estados Unidos. La vieja fórmula de «petróleo a cambio de protección» empieza a hacer agua y ya es difícil ocultar los costurones tras las últimas diferencias entre la Casa Blanca y los regímenes de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU). Los dos países del Golfo, grandes productores de petróleo, se niegan a respaldar el boicot diplomático y energético que EE.UU. ha decretado contra Rusia tras la invasión de Ucrania. Hace días, sumaron fuerzas con Egipto para emitir un comunicado, en el marco de la Liga Árabe, que evita condenar la agresión militar de Moscú y se limita a pedir diálogo y diplomacia. Tras el boicot norteamericano a las exportaciones de petróleo ruso, la petición de Washington a los países del Golfo para que aumenten su producción y eviten así el desabastecimiento y una escalada de precios, ha sido recibida con frialdad por parte de las capitales árabes. La OPEP, que controlan, es responsable del 43 por ciento de la producción mundial de crudo y del 81 por ciento de las reservas. ¿A qué se debe el distanciamiento de Estados Unidos? En el caso de Arabia Saudí, hay una cuestión de carácter personal entre el dirigente de facto, el príncipe heredero Mohamed bin Salman, y el presidente Biden. Cuando en 2018 se produjo el brutal asesinato del periodista Khashoggi en el consulado saudí de Estambul -y la CIA afirmó que la orden partió del propio Bin Salman- Biden afirmó que Arabia Saudí era un «Estado paria». El líder saudí se ha negado hasta la fecha a entrevistarse con el presidente norteamericano. En segundo lugar se subraya la actitud de Washington en la guerra del Yemen, que enfrenta a Arabia Saudí con los rebeldes hutíes apoyados por Irán. La Casa Blanca se niega a calificar a los insurrectos chiíes de 'terroristas', pese a la constante petición de Riad, que cuenta en ese conflicto con el apoyo de Rusia y de China. Una tercera razón para diluir la tradicional alianza con EE.UU. es responsabilidad casi exclusiva de la política exterior de Joe Biden en Oriente Próximo. La Casa Blanca ha llevado a cabo una retirada militar drástica de Irak y de Afganistán, dejados a su suerte, y se plantea reducir notablemente su presencia militar en los países del Golfo, donde EE.UU. cuenta con importantes bases militares. Antes de que se produzca esa decisión, Arabia Saudí y los Emiratos han comenzado a tantear otras opciones, entre las que destacan las candidaturas de China y Rusia.
1
...