Infortelecom

Noticias de nueva zelanda

22-03-2019 | Fuente: abc.es
La primera ministra de Nueva Zelanda, amenazada de muerte en las redes sociales
La Policía de Nueva Zelanda ha abierto una investigación sobre las presuntas amenazas de muerte vertidas sobre la primera ministra del país, Jacinda Ardern, a través de las redes sociales, según ha informado el diario local «New Zealand Herald». El citado periódico ha indicado que la dirigente neozelandesa recibió un tuit en el que se adjuntaba una foto de un arma y un mensaje que la señalaba como «la siguiente». El tuit permaneció más de 48 horas en la red antes de que la cuenta fuera denunciada por varias personas y, posteriormente, suspendida. En otra publicación se podía ver la misma foto con el mensaje «la siguiente eres tú». La cuenta, que ha sido suspendida, compartía contenido supremacista y islamófobo. «La Policía está al tanto de un comentario hecho en Twitter y está indagando», ha afirmado un portavoz de las fuerzas de seguridad. Las amenazas se han producido tan sólo una semana después del atentado contra dos mezquitas de la localidad de Christchurch, que se saldó con 50 muertos. El ataque fue retransmitido a través de Facebook durante 17 minutos por el agresor, quien además publicó un manifiesto en las redes sociales por lo que plataformas como Twitter, Youtube y otras fueron criticadas por su papel en la difusión. Tras la masacre, Ardern salió al frente para calificar el atentado de "terrorista" y condenarlo con el lema "somos uno, ellos somos nosotros" y mostrar en todo momento su apoyo a la comunidad musulmana, a la vez que silenció los mensajes de odio y anunció una reforma a la ley de armas para evitar que se repitan estos actos. «Una lección a nivel mundial» Gamal Fouda, el imán de la mezquita de Al Noor, donde murieron 42 de las 50 víctimas mortales, ha aseverado que Nueva Zelanda es «irrompible». «El pasado viernes vi en esta mezquita el odio y la rabia en los ojos del terrorista que mató a 50 personas e hirió a otras 48, que rompió los corazones de millones de personas en todo el mundo», ha aseverado. «Hoy, desde el mismo lugar, miro afuera y veo el amor y la compasión en los ojos de miles de conciudadanos neozelandeses y seres humanos de todo el mundo», ha continuado. «El terrorista intentó romper la nación con una ideología maléfica, pero en vez de eso ha demostrado al mundo que Nueva Zelanda es irrompible», ha añadido. En este sentido, Fouda ha agradecido a Ardern su liderazgo y ha descrito su comportamiento como una «lección para los líderes a nivel mundial». «Gracias por mantener unidas a nuestras familias y honrarnos con un simple velo. Gracias por tus palabras y tus lágrimas, gracias por estar con nosotros», ha manifestado. Nueva Zelanda ha guardado dos minutos de silencio este viernes al mediodía en memoria de las víctimas del atentado. Cerca de 20.000 personas, muchas de ellas con hiyab, se han reunido en el parque Hagley, cerca de la mezquita de Al Noor, para conmemorar el suceso.
22-03-2019 | Fuente: abc.es
«La islamofobia no surge de repente. Hay que acabar con los discursos del odio»
Hace justo una semana, Ziyaad Shah sufrió tres heridas de bala en el tiroteo contra la mezquita de Al Noor, en la ciudad neozelandesa de Christchurch. En silla de ruedas, y con las cicatrices todavía quemándole en la pierna derecha y las nalgas, no ha querido perderse el rezo del viernes ante la tiroteada mezquita, celebrado al aire libre justo enfrente, en el parque de Hagley. Además de ser el día de oración más importante para la religión musulmana, la ceremonia se ha convertido en un multitudinario homenaje al centenar de fallecidos y heridos en la masacre. Un atentado terrorista que ha conmocionado al mundo entero y fue perpetrado por un joven australiano obsesionado hasta el odio asesino con los inmigrantes musulmanes, como el propio Ziyaad Shah, quien vino de Sudáfrica hace ya doce años y se sentía «inspirado» por la masiva asistencia al acto. «Hermanos y hermanas del islam. Hermanos y hermanas de Nueva Zelanda. La islamofobia mata», advirtió ante la multitud el imán de la mezquita de Al Noor, Gamal Fouda, quien sobrevivió al atentado de la semana pasada. Tras guardar dos minutos de un silencio sepulcral, solo roto por el helicóptero de la Policía que sobrevolaba el parque, Fouda pronunció un discurso en el que agradeció la respuesta de la sociedad neozelandesa, pero también alertó contra la creciente aversión a los musulmanes. «La islamofobia no nace de repente. El asesinato de 50 inocentes y las heridas que sufrieron más de 40 se deben a la retórica antimusulmana de algunos políticos y medios de comunicación. Pero el terrorismo no tiene raza, color ni religión. El supremacismo blanco y la extrema derecha son una amenaza para toda la humanidad y deben acabar ahora. Hay que detener los discursos del odio, en Nueva Zelanda y los países de alrededor. que siembran el miedo al islam», aleccionó el imán ante los varios miles de personas que se habían dado cita en el parque de Hagley. Además de los heridos, en primera fila, y los fieles musulmanes que asistían al rezo, acudieron numerosos vecinos de Christchurch para mostrar su solidaridad con las víctimas y su rechazo al atentado. Por respeto a la religión musulmana, la mayoría de las mujeres se cubrían la cabeza con un pañuelo, un sencillo gesto que el imán agradeció. «Gracias por vuestras lágrimas, gracias por vuestras ?haka? (bailes tradicionales maoríes), gracias por vuestro amor y compasión y gracias a nuestra primera ministra», dijo Fouda saludando la presencia de Jacinda Ardern, que tampoco quiso perderse esta ceremonia. Su gestión al frente de la crisis desde el primer momento, abrazando a los familiares de las víctimas y prohibiendo de inmediato las armas militares como la empleada en el tiroteo, ha supuesto una auténtica lección para los políticos de todo el planeta, cada vez más faltos de humanidad. «Gracias, Nueva Zelanda, por enseñarle al mundo lo que es amar y cuidar a alguien», añadió el imán para alabar la reacción de este pequeño país, cuya tranquilidad estalló en mil pedazos hace ahora una semana. «Este terrorista quería romper nuestra nación con una ideología malvada. Pero le hemos demostrado que Nueva Zelanda no se puede romper», animó Gouda entre los aplausos de los asistentes. Tal y como recordó, la semana pasada vio «odio y rabia en los ojos del asesino y hoy veo amor y compasión». Un ejemplo de unidad que ensalzó porque, según dijo, «tenemos el corazón roto, pero no estamos rotos. Estamos vivos, estamos juntos y estamos decididos a no dejar que nadie nos derrote», arengó mientras sus fieles gritaban tímidamente «Alá Akhbar» («Alá es el más grande») y el resto aplaudía. Con las emociones a flor de piel, como se ha vivido toda esta semana traumática en Christchurch, se dirigió a las familias de las víctimas para asegurarles que sus «seres queridos no han muerto en vano» porque «su sangre ha regado las semillas de la esperanza en todo el mundo». Abatidos por el odio irracional, concluyó que «no son solo mártires del islam, sino de toda Nueva Zelanda».
21-03-2019 | Fuente: elpais.com
Facebook alega que carece de vídeos de atentados como el de Nueva Zelanda para evitar su difusión
La compañía defiende que no cuenta con datos de estas características para enseñar a su sistema de control con inteligencia artificial
21-03-2019 | Fuente: elpais.com
Nueva Zelanda prohíbe la venta de armas de asalto y semiautomáticas tras el atentado de Christchurch
La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, impulsa una nueva ley de armas tras la masacre que dejó 50 muertos
21-03-2019 | Fuente: abc.es
Nueva Zelanda prohibirá en abril las armas semiautomáticas y los fusiles de asalto tras el atentado
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha informado este jueves de que las armas semiautomáticas de estilo militar y fusiles de asalto se prohibirán bajo las nuevas leyes de armas impuestas tras la muerte de 50 personas en el peor tiroteo en masa del país. Ardern ha indicado que espera que la nueva ley entre en vigor el próximo 11 de abril y que se establezca un sistema por el que el Gobierno pagará a los dueños por la entrega de las armas prohibidas. «Ahora, seis días después de este ataque, estamos anunciando una prohibición de todas las armas semiautomáticas de estilo militar (MSSA) y de asalto en Nueva Zelanda», ha confirmado Ardern. «Las partes que se utilizan para fabricar estas armas también serán prohibidas, junto con todos los cargadores de gran capacidad», ha aseverado.
21-03-2019 | Fuente: abc.es
Nueva Zelanda prohíbe las armas militares tras la masacre de las mezquitas
Seis días después de la masacre que costó la vida a 50 personas en dos mezquitas, Nueva Zelanda ha prohibido este jueves los rifles de asalto y las armas de estilo militar, como la que utilizó el atacante la semana pasada en la ciudad de Christchurch. La conmoción que ha causado dicho atentado islamófobo en este tranquilo país, el primero de su historia, es tal que la primera ministra, Jacinda Ardern, se ha apresurado a tomar esta medida en menos de una semana, adelantándose así a la reunión del Gobierno prevista para el lunes donde se iba a discutir el asunto. Tramitada de urgencia, se calcula que la nueva ley prohibiendo este tipo de armas entrará en vigor en torno al 11 de abril. Pero, mientras se promulga, el Gobierno ya ha vetado la venta de fusiles de asalto y semiautomáticos con el fin de que nadie aproveche hasta entonces para comprar alguna. A partir de ahora, quien quiera adquirir un arma de este tipo deberá tener un permiso especial de la Policía, que no va a concederlos si su necesidad no está plenamente justificada. A tenor del periódico británico ?The Times?, los fusiles semiautomáticos AR-15, como el usado en el ataque, se han agotado en la mayor cadena de tiendas de armas de Nueva Zelanda, Gun City. Con su licencia de armas, en dicha tienda compró cuatro rifles el asesino de las mezquitas, pero el dueño de la cadena, David Tipple, aseguró el lunes que el AR-15 con el que cometió la matanza no procedía de su establecimiento, ya que al parecer había sido modificado. Aunque la primera ministra prometió que la nueva ley tendrá excepciones que permitan disponer de tales armas, que eran legales hasta ahora porque las usan numerosos ganaderos y cazadores, también advirtió de que serán rigurosamente controladas. Además, el Ejecutivo neozelandés prohíbe la conversión de armas de fuego para que sean semiautomáticas o de estilo militar. Para incentivar la devolución de las que ya están en circulación, las autoridades establecerán un fondo económico cuyos detalles darán a conocer a medida que se tramita la nueva legislación. «Nos aseguraremos de que cualquier arma como la empleada en el ataque del viernes será prohibida en este país», anunció Ardern, cuya empatía con las víctimas y determinación para hacer frente a esta tragedia están causando admiración en Nueva Zelanda y el resto del mundo. Cubriéndose la cabeza con un pañuelo para respetar la tradición musulmana, la primera ministra ha abrazado a los familiares de los asesinados y llorado con ellos, mostrando una humanidad que cada vez se ve menos entre los políticos de hoy. Desde el primer momento, se ha mostrado muy crítica con la difusión en internet de las imágenes del salvaje ataque, que algunas redes sociales han tardado días en retirar. Condenando al anonimato al autor de la matanza para negarle la notoriedad que buscaba, también recomendó el martes no volver a pronunciar su nombre, abriendo un debate sobre los límites a la hora de informar sobre una tragedia de estas características. Entre ofrendas florales, cánticos y llantos, la vida va volviendo poco a poco a la normalidad en Christchurch, en cuyo hospital siguen ingresados una treintena de heridos, algunos en estado grave. Este viernes, cuando se cumple una semana del tiroteo, las mezquitas de Al Noor y Linwood tienen previsto abrir sus puertas a sus fieles para celebrar el día de oración más importante para los musulmanes. Para recordar a las víctimas, se guardarán dos minutos de silencio en el parque de Hagley, frente a la mezquita de Al Noor, que promete ser tan multitudinario como emocionante.
20-03-2019 | Fuente: abc.es
Los propietarios de armas en Nueva Zelanda empiezan a entregarlas a la policía tras el atentado
El gobierno de Nueva Zelanda, comandado por la primera ministra Jacinda Ardern, tiene previsto iniciar una reforma de la ley de armas tras el atentado de Chirstchurch, que causó 50 muertos. A raíz de esto, los neozelandeses han comenzado a entregar sus armas de fuego a la policía. Las autoridades han compartido los primeros datos: hasta este martes por la noche, se habían entregado al menos 37 armas a agentes de todo el país. Ardern alentó a la gente a depositar sus armas, aconsejando además a quien quiera comprar una «que espere unos días para tener alguna certeza sobre las leyes». Se espera que la primera ministra anuncie cambios en los próximos días, incluyendo medidas como la prohibición de los rifles semiautomáticos. John Hart De los casos de armas ya entregadas, ha trascendido la historia de John Hart, un granjero local que se presentó como candidato del partido 'Verde' en las elecciones de 2017 y que entregó su rifle semiautomático el pasado lunes. Como cuenta en Twitter, «en la granja era una herramienta útil en algunas circunstancias, pero mi conveniencia no supera el riesgo de un mal uso. No necesitamos esto en nuestro país». Until today I was one of the New Zealanders who owned a semi-automatic rifle. On the farm they are a useful tool in some circumstances, but my convenience doesn?t outweigh the risk of misuse. We don?t need these in our country. We have make sure it?s #NeverAgain pic.twitter.com/crLCQrOuLc? John Hart (@farmgeek) 18 de marzo de 2019
20-03-2019 | Fuente: abc.es
Enterradas las dos primeras víctimas del ataque contra las mezquitas de Nueva Zelanda
En la zona musulmana del cementerio Memorial Park de Christchurch, rodeada de cruces y lápidas cristianas, este miércoles han sido enterrados los dos primeros de los 50 asesinados en el ataque del viernes contra dos mezquitas de esta ciudad neozelandesa. Se trata de Khaled Mustafa, un refugiado sirio de 44 años, y su hijo Hamza, de 16. Junto a la esposa y otro hijo, Zaid, llegaron hace solo unos meses a Christchurch huyendo de la guerra en Siria y, paradójicamente, han muerto en el primer atentado religioso que ha sacudido a Nueva Zelanda, uno de los países más seguros y tranquilos del planeta. Es el drama de muchas de las víctimas que perdieron la vida en las mezquitas de Al Noor y Linwood. Por muy lejos que habían huido de la violencia, está acabó encontrándolos incluso aquí en Nueva Zelanda, el fin del mundo. Pasadas las doce y media del mediodía (doce y media de la noche, hora peninsular española), el funeral empezó bajo una carpa blanca instalada junto a la zona donde se han excavado 50 tumbas para las víctimas de la masacre. Entre vallas y montículos de tierra, un par de cientos de personas alineadas en filas siguieron la «Janazah» (oración fúnebre musulmana), con las mujeres en la parte posterior separadas de los hombres. Ante los cuerpos envueltos en sudarios dentro de ataúdes abiertos y mirando a La Meca, el imán cantó cuatro veces «Allah Akbar» («Alá es el más grande») y los asistentes concluyeron con el saludo tradicional musulmán: «Salam Aleikun» («La paz sea contigo»). En medio de un silencio solo roto por los disparos de los fotógrafos, situados a unos cien metros al otro lado de la calle, padre e hijo fueron enterrados ante sus familiares y amigos, entre los que había muchos hombres ataviados con gorros y túnicas de color blanco y mujeres con velos negros. En silla de ruedas, al funeral asistió también el otro hijo, Zaid, que sobrevivió al asalto de la mezquita de Al Noor pero resultó herido. «Tras el tiroteo, vio morir a su hermano, que pudo decirle unas últimas palabras antes de fallecer», contó a ABC uno de los asistentes al funeral, Khalifa Hasi, miembro del comité que dirige dicha mezquita. «Vinieron huyendo de la guerra y han encontrado la muerte aquí, donde nunca había ocurrido nada así», se lamentó el hombre, que emigró de Libia hace 22 años y acudió cubierto con una chilaba. «Hemos conversado con la madre y está devastada, traumatizada? Apenas puede decir nada. Ella estaba hablando por teléfono con el marido cuando ocurrió el tiroteo», explicaron conmovidas dos mujeres, Nasreen Hanif y Gulshad Ali, a los periodistas congregados a las puertas del cementerio. Por su parte, otro de los presentes, Jamil El-biza, destacó la entereza del hermano superviviente, que «ha querido asistir al funeral y, pese a estar herido, ha estrechado la mano de todo aquel que le daba sus condolencias». A su juicio, «mucha gente ha venido el entierro, la mayoría sin conocer siquiera a la familia, porque nunca deberían haber muerto de esta manera, en un lugar donde jamás pensamos que pudiera ocurrir algo así». Por ese motivo, destacó que «lo que más nos mueve ahora es la compasión», un sentimiento que se ha traducido en «el silencio con que todos hemos hecho el luto, en paz». Procedente de Australia, de donde era el asesino, Mohamed Al Jibaly insistió en que hay que acabar con los discursos del odio y desligar el terrorismo de las religiones. «¿Deberíamos llamar a esto un atentado cristiano igual que a otros ataques los llamamos islamistas?», se planteó antes de alertar de una creciente ola contra lo musulmán. Preocupado, advirtió de que «estos pensamientos homicidas no vienen del vacío. Hay un caldo de cultivo que los provoca al culpar al islam de muchas de las cosas malas que ocurren en el mundo».
19-03-2019 | Fuente: elpais.com
La primera ministra neozelandesa promete no nombrar al autor de la masacre de Christchurch
Jacinda Ardern, jefa de gobierno de Nueva Zelanda, afirma que Brenton Tarrant es un 'criminal' que 'solo busca notoriedad'
19-03-2019 | Fuente: abc.es
Erdogan proyecta imágenes de la matanza de Nueva Zelanda en su campaña: «Ha atacado a Turquía»
Cuando llega un proceso electoral, los políticos sacan todas sus herramientas propagandísticas, en ocasiones, pese lo que pese. Esto es lo que ha hecho el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante un acto de campaña de cara a los comicios locales del 31 de marzo en este país. Durante un mitin, el dirigente turco ha proyectado algunas de las imágenes tomadas por el autor de la matanza en la localidad neozelandesa de Christchurch, el australiano Brenton Tarrant, en un supuesto intento por impulsar a las bases más conservadoras a salir a la calle a votar a finales de este mes. «Todos los líderes mundiales, todas las organizaciones, empezando por Naciones Unidas, consideran que es un ataque contra el islam y contra los musulmanes. Pero no le ponen nombre. No dicen: 'Es un terrorista cristiano'», criticó el mandatario. «Si fuera musulmán, sí que dirían 'terrorismo islámico'. Miren, eso es muy importante. Le digo a Occidente: ¿Por qué no lo decís?», preguntó el jefe de Estado turco, antes de dar paso al vídeo. Here is footage of Erdogan showing the #Christchurch video at a campaign rally yesterday. This was broadcast into every home in Turkey. A day later, we now have Dutch police searching for a man of Turkish origin in relation to a shooting. Coincidence?pic.twitter.com/7NirJj0WQM? Gissur Simonarson (@GissiSim) 18 de marzo de 2019El presunto atacante, que criticaba a los turcos en su manifiesto, «ha atacado a Turquía y me ha atacado a mí», ha aseverado Erdogan, que ha aprovechado para atacar al líder del principal partido opositor, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kilicdaroglu, por hablar de que el «terrorismo está arraigado en el mundo islámico». En su manifiesto, publicado previamente al inicio del ataque, Tarrant instó a los turcos a abandonar el sector europeo del país y prometió que «los mataría y expulsaría a las cucarachas de su tierra». «Vamos a venir a Constantinopla y destruiremos todas las mezquitas y minaretes de la ciudad», que serán «legítimamente de propiedad cristiana una vez más», recoge el texto en relación a la actual ciudad de Estambul. Según ha explicado Erdogan, Tarrant visitó Turquía en dos ocasiones durante un total de 43 días en 2016. El tuitero Gissur Simonarson ha ido más lejos en su reflexión y se pregunta si el hecho de proyectar las imágenes del atentado ha podido o podrá transformarse en una respuesta desde el sector más radical islamista. «Aquí hay un vídeo de Erdogan mostrando las imágenes de #Christchurch en un mitin de campaña ayer. Esto fue transmitido a todos los hogares en Turquía. Un día después, ahora tenemos a la policía holandesa buscando a un hombre de origen turco en relación con un tiroteo. ¿Coincidencia?», decía horas antes de que fuera detenido el presunto autor del tiroteo perpetrado el lunes en la localidad de Utrecht.
1
...