Infortelecom

Noticias de nueva york

20-09-2021 | Fuente: elmundo.es
Sánchez viajará este martes a Nueva York e intervendrá el miércoles ante la ONU
Estaba previsto que su intervención fuera el jueves, pero finalmente se ha podido adelantar un día 
17-09-2021 | Fuente: elpais.com
El apartamento 'español' en Nueva York que cuesta 27.000 dólares al mes
La familia Losantos avanza en la finalización y comercialización de One Boerum Place en Brooklyn
16-09-2021 | Fuente: marca.com
Arantxa pasa revista: la ansiedad de Osaka, el tenis español, su cena con la nueva revelación...
La catalana, campeona de cuatro 'Grand Slam' y presente en Nueva York durante la disputa del US Open, repasa el momento de Osaka y la aparición de las jóvenes Emma Raducanu y Leylah Fernandez  Leer
16-09-2021 | Fuente: marca.com
Arantxa pasa revista: la ansiedad de Osaka, su cena con la nueva revelación...
La catalana, campeona de cuatro 'Grand Slam' y presente en Nueva York durante la disputa del US Open, repasa el momento de Osaka y la aparición de las jóvenes Emma Raducanu y Leylah Fernandez  Leer
16-09-2021 | Fuente: as.com
Hamilton, pillado en un hotel de Nueva York con la modelo de OnlyFans, Janet Guzmán
El piloto inglés de la Fórmula 1 fue uno de los protagonistas de la celebración de moda, y según el 'Daily Mail', no regresó a su hotel solo.
16-09-2021 | Fuente: as.com
Hamilton, pillado en un hotel de Nueva York con la modelo de OnlyFans
El piloto inglés de la Fórmula 1 fue uno de los protagonistas de la celebración de moda, y según el 'Daily Mail', no regresó a su hotel solo.
11-09-2021 | Fuente: as.com
Máxima igualdad en la pista
Sigue en vivo y en directo online el Raducanu-Fernández; hoy, sábado 11 de septiembre, final femenina del US Open, desde Nueva York, en AS.
11-09-2021 | Fuente: as.com
Rincón triunfa en Nueva York
El abulense de 19 años ganó al número uno, el chino Shang, y emula a Javier Sánchez Vicario, que ganó en 1986. Es el 15 ganador júnior de la Armada en Grand Slams.
11-09-2021 | Fuente: abc.es
Bush denuncia que hoy en día la mayor amenaza es la radicalización política
Tras 20 años de guerra contra el terrorismo, la mayor amenaza para Estados Unidos viene de dentro, según proclamó ayer el hombre que lideró a la nación golpeada por los atentados terroristas más cruentos de la historia. Las medidas palabras de George W. Bush -«la política se ha convertido en una descarnada llamada a la ira, al miedo, al resentimiento»- resultaron atronadoras ante la ausencia del anterior presidente, Donald J. Trump, de unos actos de conmemoración sombríos y, todavía, 20 años después, dolorosos. Bush acompañó a la vicepresidenta Kamala Harris a la mina de Pensilvania en que el 11 de septiembre de 2001 a las 10:03 hora de la costa este de EE.UU. se estrelló el vuelo United 93 con 40 personas y cuatro terroristas a bordo. Es un lugar de homenaje al heroísmo de un pasaje y una tripulación que, informados por teléfono móvil de que otros dos aviones se habían estrellado en Nueva York, se amotinaron y provocaron la caída para evitar otro atentado en la capital. Allí, Bush, que goza hoy en día de una popularidad mucho mayor a la que dejó el cargo en 2009, proclamó: «En las semanas y meses posteriores a los ataques del 11 de septiembre, me sentí orgulloso de liderar a un pueblo unido, increíble y resistente. Pero, si analizamos la unidad en América, aquellos días parecen ya muy distantes». «Las fuerzas malignas que parecen actuar en nuestra vida común convierten cada desacuerdo en un pelea y cada pelea en un choque de culturas. Gran parte de la política se ha convertido en una descarnada llamada a la ira, al miedo, al resentimiento. Eso me deja preocupado por nuestra nación y nuestro futuro conjunto. Vengo sin explicaciones ni soluciones. Solo puedo contarles lo que he visto. En una jornada de sufrimiento y dolor para EE.UU., vi a millones de personas darse la mano y salir a ayudar al prójimo. Esa es la América que conozco», dijo Bush. Al visitar Pensilvania después, el presidente Biden halagó a Bush por su discurso. «Creo que el presidente Bush dio hoy un discurso realmente bueno, un discurso genuinamente bueno, sobre quiénes somos, y lo que no somos; no somos, o no debemos ser, un pueblo dividido», dijo Biden. Las palabras de Bush pusieron de relieve la gran ausencia de la jornada de ayer. En Nueva York estuvieron los Clinton y los Obama. Los Biden viajaron a los tres lugares de los atentados, Nueva York, Pensilvania y el Pentágono en Virginia. Y Donald Trump optó por acercarse a una comisaría de policía en solitario, horas después. «Es un día triste, un día muy triste por muchas razones, y añadimos más razones la semana pasada», dijo Trump en referencia a la apresurada salida de Afganistán. «He escuchado los discursos y nadie ha dicho que hemos huido de Afganistán, dejando a ciudadanos americanos atrás, y equipamiento militar por valor de 85.000 millones de dólares, mucho material que yo compré. Podríamos habernos quedado un mes o tres años», añadió el presidente, quien de hecho negoció con los talibanes la salida de Afganistán en mayo, que Biden solo aplazó a septiembre. Tenía también Trump en agenda hacer de maestro de ceremonias de una velada de boxeo que iba a tener lugar en la localidad de Hollywood, en Florida. El saqueo del Capitolio Las derrota en las elecciones de hace casi un año, las falsas denuncias de fraude y el saqueo del Capitolio han abierto una brecha gigantesca entre Trump y sus seguidores y el resto del país. A eso es a lo que Bush se refería en su discurso. Trump ni siquiera quiso dejar de lado sus diferencias con Biden para honrar el 11-S a los 2.997 muertos de aquellos atentados de Al Qaida. No estaba claro si no fue invitado o si rechazó una invitación, pero él anunció a través de su tabloide de cabecera, el 'New York Post', que visitaría por su cuenta la Zona Cero para honrar a las víctimas. Tras el saqueo del Capitolio el 6 de enero de este año, con cinco muertes, no fueron pocos los legisladores demócratas que exigieron, y lograron, que se creara una comisión de investigación al estilo de la del 11-S. El argumento era que, desde 2001, esa insurrección había sido el día más aciago para la república americana, un acto de terrorismo nacional. Las condenas a los insurrectos y a Trump, que los jaleó al principio -les dijo «os queremos» en redes sociales- fueron en un principio generalizadas. Pero el expresidente ha mantenido una entregada base de fieles, tanto diputados como senadores y votantes de a pie, que le ha permitido mantener el control del partido. Tras conmemorar a las víctimas en Manhattan, los Biden visitaron Pensilvania, donde un portavoz de los familiares de las víctimas, Gordon Felt, pidió que la Casa Blanca desclasifique todos los informes sobre los atentados. «Aún quedan muchas preguntas por responder sobre el día, hechos por desclasificar y divulgar, y justicia por hacer», dijo Felt, cuyo hermano murió en Pensilvania, antes de conversar con el presidente y la primera dama. Hay muchas lagunas todavía sobre la planificación y ejecución, sobre el papel de ciudadanos saudíes y sobre la respuesta inmediata del gobierno. Esas lagunas han dado fuelle a todo tipo de teorías de la conspiración, como la que defiende, aun vigente en foros de internet, que el vuelo de United 93 no cayó por un motín del pasaje sino por un misil lanzado por las Fuerzas Armadas norteamericanas. Es cierto que el vicepresidente Dick Cheney autorizó a la Fuerza Aérea que derribara el avión si se acercaba peligrosamente a Washington o a cualquier otra zona habitada, pero no fue necesario dar orden alguna, porque el vuelo cayó antes. Biden acabó la jornada en el Pentágono, donde a las 09:37 del 11 de septiembre de 2001 se estrelló el vuelo American 77 con 59 personas a bordo y cinco terroristas. Murieron en esta sede del Departamento de Defensa 125 personas más. Fue un sacrificio que, para el hoy ministro de Defensa, Lloyd Austin, no fue en vano. La guerra contra el terrorismo, que sigue abierta, permitió a EE.UU. evitar otro atentado de esta naturaleza en suelo nacional. «Hicimos que quienes nos atacaron pagaran. Hicimos que Bin Laden pagara. Destrozamos a Al Qaida. Nadie ha atacado EE.UU., menos procedente de aquella zona en 20 años», dijo Austin. Sí ha habido ataques en Londres, Madrid, Bruselas, París y muchos otros lugares.
11-09-2021 | Fuente: abc.es
Nueva York recuerda en silencio a sus víctimas
El silencio ha sobrecogido el World Trade Center de Nueva York, el principal escenario del mayor ataque sufrido por EE.UU. en su historia, en el vigésimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Fue a los 8.46 de la mañana en Nueva York, el instante en el que el primer avión secuestrado por terroristas de Al Qaeda impactó en la hermana Norte de las Torres Gemelas. Solo el tañido de las campanas de la capilla de St. Paul, que tiene su cementerio pegado a lo que fue la Zona Cero de los ataques, rompió la quietud del momento, que se repetiría después en los otros momentos significativos del atentado: el impacto del segundo avión contra la torre Sur, el ataque con un tercer avión secuestrado al Pentágono, el accidente de una cuarta nave en una zona rural de Pensilvania -los pasajeros y la tripulación ya sabían lo que había ocurrido en Nueva York y Washington y se enfrentaron a los terroristas- y los derrumbes de las dos torres. Fallecieron casi tres mil personas. Las campanas de St. Paul -la iglesia más vieja de Manhattan, levantada en 1766 y que, de forma milagrosa, fue una de las pocas estructuras que sobrevivieron a los ataques- doblaron por todos ellos. Los nombres de las víctimas se leyeron uno a uno, en una letanía interminable. Muchos de ellos eran compañeros de Mike, que pertenecía al cuerpo de bomberos de Nueva York (FDNY, en sus siglas en inglés), el colectivo más afectado por la tragedia. «Todos los héroes que no pudieron volver a casa es lo que me duele de verdad», decía a este periódico sobre las pérdidas de sus compañeros. Iba vestido con una camiseta del FDNY y la cara quemada por el sol. Él pertenecía entonces a una estación de Brooklyn y vino hasta aquí tras los ataques. Sobrevivió a los ataques. «No soy muy consciente de lo que pasó aquel día, la adrenalina te hace trabajar en el caos», dice sobre un momento «para el que nadie está preparado. Solo sabíamos que era horrible». Mike, como muchos otros que participaron en labores de rescate, sufre cáncer por la inhalación del polvo tóxico que dejaron los derrumbes. Aquello convirtió las calles de esta zona, hoy impolutas, entre rascacielos refulgentes de nueva creación, en un mar de ceniza. Como Mike, muchos neoyorquinos se concentraron en las inmediaciones de la Zona Cero, en un ambiente de recogimiento y recuerdo. Todo el complejo del World Trade Center, surgido del amasijo de cristal, metal y escombros que dejaron los ataques, estaba cerrado al paso. Solo pudieron entrar autoridades -entre ellos, el presidente de EE.UU., Joe Biden-, supervivientes y familiares de las víctimas.
1
...