Infortelecom

Noticias de nicolas maduro

23-06-2018 | Fuente: abc.es
Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Tarek El Aissami y otros cabecillas de las bandas criminales que componen la cúpula del régimen socialista bolivariano de Venezuela están desde ayer un poco más cerca de un banquillo de la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI). La cúpula de la dictadura fue acusada en Ginebra de graves crímenes por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra?ad al Hussein. Este pidió a la CPI que «se implique» en la investigación de gravísimos casos de violencia de las fuerzas de seguridad del Estado que se cometen con «impunidad generalizada» contra la población. El informe relata diversas prácticas criminales habituales por parte de policía, grupos parapoliciales y militares y documenta ejecuciones sumarias, asesinato de reclusos, torturas y tratos crueles e inhumanos, detenciones arbitrarias y prácticas para aterrorizar a la población civil. Lentamente se acumulan los cargos por los que es de esperar que algún día habrán de responder Maduro y sus cómplices por haber sojuzgado, destruido y saqueado Venezuela en una labor de devastación prácticamente sin parangón en la historia. Estas denuncias son también un mensaje a unas Fuerzas Armadas cómplices, algunos de cuyos mandos podrían evitar compartir la suerte de Maduro si colaboran para acabar con la pesadilla del socialismo chavista. Ni el régimen cubano fue tan devastador en tan poco tiempo. En tres lustros ha llevado al país más rico de Iberoamérica, con las mayores reservas de petróleo del mundo, a niveles de miseria de Haití. Para ello ha contado con una especial colaboración de políticos comunistas españoles. Es de desear que cuando caiga el régimen y Maduro y sus sicarios se sienten en el banquillo en La Haya les acompañen sus cómplices españoles que, a cambio de paquetes de dólares, ayudaron a sembrar terror, hambre y muerte en aquel querido país hermano.
23-06-2018 | Fuente: abc.es
La ONU denuncia los asesinatos y torturas impunes en Venezuela
La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas estrechó este viernes, aún más, el cerco sobre el régimen de Venezuela. En un informe demoledor, urge tanto al Gobierno de Nicolás Maduro como a la comunidad internacional a tomar «medidas inmediatas» ante las «graves violaciones de los derechos humanos» por las autoridades bolivarianas, entre las que incluye desde homicidios a torturas, pasando por el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, detenciones arbitrarias y malos tratos. A ello suma la negativa del Gobierno a reconocer la magnitud de la crisis sanitaria y alimentaria en el país y a adoptar reformas para atajar la crisis económica y social. «Dado que el Estado parece no tener la capacidad ni la voluntad de enjuiciar a los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos, existen sólidas razones para considerar una mayor implicación de la Corte Penal Internacional en esta materia» aseguró el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra?ad Al Hussein, en un comunicado. Así mismo, Al Hussein recomendó al Consejo de Derechos Humanos que se ponga en marcha una comisión de investigación sobre Venezuela. La Fiscalía de la CPI ya abrió el pasado febrero un «examen preliminar» sobre la situación en Venezuela por el empleo de «fuerza excesiva» por la Policía en las protestas contra el régimen y los «graves abusos» cometidos sobre los detenidos. Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) determinó a finales del pasado mes de mayo que existen indicios suficientes para llevar al propio Maduro ante la Corte, con sede en La Haya, por crímenes de lesa humanidad. El pronunciamiento ahora de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU pone al día las violaciones de derechos humanos que ya había denunciado en un informe anterior sobre Venezuela en agosto de 2017. Testimonios «impactantes» Entonces se centró en el uso excesivo de la fuerza y presuntas ejecuciones extrajudiciales durante las protestas, y en este caso documenta también testimonios «creíbles e impactantes» sobre ejecuciones extrajudiciales en el curso de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP), presuntas actuaciones contra el crimen desde 2015. El informe apunta que entre julio de 2015 y marzo de 2017, la Fiscalía General venezolana registró la muerte de 505 personas a manos de las fuerzas de seguridad, que según testimonios seguían un patrón: incursiones en barrios pobres para detener «criminales» sin orden judicial, muerte de jóvenes que correspondían a cierto perfil, en ocasiones en sus propios hogares, y manipulación del escenario de los hechos para simular que las muertes habían sido fruto de intercambios de disparos. De acuerdo con el informe, las autoridades «no han investigado de manera oportuna y eficaz los casos de uso excesivo de la fuerza y de muertes de manifestantes tras la acción de las fuerzas de seguridad». Tampoco pasa por alto los comicios presidenciales del 20 de mayo, en los que salió reelegido Nicolás Maduro y en los cuales, señala la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, «dos importantes partidos de oposición habían sido inhabilitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición de partidos de oposición, había sido invalidada por el Tribunal Supremo de Justicia». El alto comisionado para los derechos humanos insta al Gobierno de Venezuela y a la comunidad internacional a «tomar medidas inmediatas para evitar un mayor deterioro» de la situación de los derechos humanos, que califica de «sombría». «Cuando una caja de pastillas para la hipertensión cuesta más que el salario mínimo mensual, y la fórmula de leche para bebés, más de dos meses de salario, pero protestar contra una situación tan desesperante puede llevar a la cárcel a quien protesta, la extrema injusticia de tales circunstancias se manifiesta con toda su violencia», advirtió Zeid Ra?ad Al Hussein. El Gobierno de Maduro rechazó anoche el informe por considerarlo «arbitrario» y emplear, a su juicio, una «metodología altamente cuestionable».
22-06-2018 | Fuente: abc.es
La ONU pide a la Corte Penal Internacional que se «implique» más contra los abusos en Venezuela
La Oficina de Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha publicado este viernes un nuevo informe sobre Venezuela, en el que denuncia cientos de muertes, torturas y detenciones arbitrarias a manos de las fuerzas de seguridad y la «impunidad» con que se cometen, al tiempo que denuncia que el gobierno de Nicolás Maduro ignora la magnitud de la «crisis alimentaria» en el país, donde la mayoría sufre «pobreza extrema». En este sentido, Zeid Ra'ad al Hussein, alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, recomienda que la Corte Penal Internacional (CPI) «se implique» en el caso de los graves abusos cometidos en Venezuela dada la inacción del Estado. «Dado que el Estado parece no tener la capacidad ni la voluntad de enjuiciar a los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos, existen sólidas razones para considerar una mayor implicación de la Corte Penal Internacional en esta materia», afirmó Zeid en un comunicado. El documento, titulado «Violaciones de los Derechos Humanos en la Republica Bolivariana de Venezuela: una espiral descendente que no parece tener fin», es el segundo informe a distancia sobre la situación en Venezuela que publica la Oficina de Alto Comisionado, después del publicado en agosto del pasado año. En el informe, denuncia la «impunidad» que reina en Venezuela, donde las fuerzas de seguridad llevan años supuestamente cometiendo abusos sin que el Estado rinda cuentas por ello. La Oficina del Alto Comisionado subraya que las autoridades venezolanas no detiene a los autores de graves violaciones de los derechos humanos, que incluyen asesinatos, uso excesivo de la fuerz contra los manifestantes, detenciones arbitrarias, malos tratos y tortura. Con este nuevo documento, la ONU pone al día las denuncias de violaciones realizadas en agosto, en aquella ocasión centrado en el uso excesivo de la fuerza y supuestos asesinatos extrajudiciales en el contexto de las manifestaciones. Ahora pone el foco en informes convincentes e impactantes de asesinatos extrajudiciales en el transcurso de supuesetas operaciones contra el crimen llevadas a cabo desde 2015, llamadas de Liberación del Pueblo (OLP). Desde julio de 2015 a marzo de 2017, la entonces fiscal general, Luisa Ortega, había registrado el asesinato de 505 personas por las fuerzas de seguridad en esas operaciones, indica el informe de la ONU. De acuerdo con testimonios que menciona, el patrón que se repite consiste en incursiones en barrios pobres para detener ?criminales? sin orden judicial; el asesinato de jóvenes que encajan en el perfile, en algunos casos en sus propias casas, y finalmente alteración del escenario de los hechos para que los asesinatos parezcan haber ocurrido en un intercambio de fuego. «El hecho de no haber responsabilizado a las fuerzas de seguridad por las violaciones tan graves de derechos humanos que se han perpetrado, sugiere que el Estado de Derecho está prácticamente ausente en Venezuela», afirmó en el comunicado Zeid Ra'ad Al Hussein. «Desde hace años se vienen menoscabando las salvaguardas y los equilibrios institucionales, así como el espacio democrático en Venezuela, lo que deja un escaso margen para hacer rendir cuentas al Estado. La impunidad debe terminar», añadió.
21-06-2018 | Fuente: abc.es
Maduro aumenta los salarios para compensar la hiperinflación
En menos de un mes el presidente Nicolás Maduro tuvo que decretar un aumento del salario mínimo integral de 5.196.000 bolívares (2 dólares al cambio paralelo) del 103% y de 4.200.000 bolívares igual a 200% para las pensiones y jubilaciones porque la hiperinflación se tragó el ajuste anterior. La locura que vive Venezuela con la hiperinflación ha superado todos los pronósticos hechos por el Fondo Monetario Internacional de 13.000% para este año. Pues el índice anualizado va por 25.000% según la Asamblea Nacional que proyecta una inflación de 200.000% para este año. El Parlamento ha informado que la inflación de mayo fue de 100% y la de junio será de 200% por el incremento salarial. Estas cifras alucinantes y sin precedentes en la historia de Venezuela y de América Latina ha obligado a Maduro a hacer un ajuste en el salario mínimo integral (incluye el básico más el cesta ticket o food stamp) y las pensiones que se han quedo rezagados ante el acelerado incremento de los precios, de un día para otro. Antes del 20 de mayo, Maduro incrementó el salario básico y ofreció un bono electoral para los que fueran a votar por él, sin embargo, se quedó corto porque en menos de un mes tuvo que lanzar otro aumento duplicando el anterior porque la hiperinflación, que él mismo ha causado, no lo perdona. Los ajustes galopantes que van en dos bandas, la salarial y la de los precios de consumo, no dan tiempo de asimilar porque no son sincronizados. El incremento de los precios va más rápido que el de los salarios, lo que ha irritado a los venezolanos que han salido a la calle a protestar. Ayer miércoles los trabajadores sanitarios de Portuguesa, situado al centro de Venezuela, de la Misión Barrio Adentro, regentado por los médicos cubanos, protestaron el ajuste salarios decretado porque no les alcanza para comprar comida ni medicinas. Pero en Caracas los trabajadores sanitarios protestaron en las puertas del Ministerio de la Salud, que dirige Luis López, para manifestar su descontento con sus bajos salarios y exigir un aumento salarial acorde con la inflación real, que el régimen de Maduro no reconoce. Los médicos expresan su descontento con la gestión del ministro de Salud, Luis López, y piden su renuncia. El decreto del incremento fue anunciado por Maduro durante un acto con motivo de la clausura del Congreso Ideológico de la Clase Obrera. Maduro explicó que el nuevo monto que recibirán los pensionados será de 3.000.000 bolívares más el bono de guerra económica el cual asciende de 400.000 a 1.200.000 bolívares (cambio paralelo de 2.600.000 bolívares). El 19 de junio, el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas FVM) señaló que, en mayo, la Canasta Alimentaria Familiar se ubicó en 220.138.620,81 bolívares (84,66 dólares). Es decir, se requerirían al menos 42 salarios mínimos integral al mes para poder cubrir la Canasta. El nuevo salario mínimo integral alcanzaría para adquirir un kilo de café, que de acuerdo con el Cendas, se ubica en 4.531.891 bolívares, y un kilo de azúcar, cuyo precio registrado a finales de mayo fue de 642.878 bolívares, en promedio. Algunos precios establecidos en el mercado en cuanto a los rubros de la Canasta Alimentaria Familiar son: el bistec, en 4.549.265 bolívares; el kilo de pollo, en 2.045.312 bolívares; la margarina, en 1.052.833,33 y el kilo de queso blanco que se sitúa en 2.289.000 aproximadamente.
21-06-2018 | Fuente: abc.es
El ala radical del chavismo impone a Maduro el regreso de Cabello
El exnúmero dos del régimen parece recuperar su poder en el Gobierno de Nicolás Maduro. El ala más radical del chavismo ahora presidirá la «ilegítima» Asamblea Nacional Constituyente (ANC) bajo las órdenes de Diosdado Cabello. Alejado durante más de tres años de cargos importantes, manteniéndose únicamente como vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y en su escaño como diputado de la Asamblea Nacional -y después en la Asamblea Constituyente-, Maduro lo acaba de rescatar para la primera fila. Así el martes fue nombrado presidente de la Constituyente, en sustitución a Delcy Rodríguez, que fue aupada a la vicepresidencia de la República la semana pasada. Durante la ceremonia en el Palacio Federal Legislativo, Diosdado Cabello, acompañado de su esposa Marleny Contreras, recién designada ministra de Obras Públicas, y su hija, Daniela Cabello, fue presentado como candidato único y contó con el absoluto respaldo de los más de 500 parlamentarios chavistas para ocupar la presidencia de la junta directiva de la ANC, repitiendo así la liturgia de su gran referente «su hermano pueblo de Cuba». El debate, que duró casi dos horas, se tornó en una efusiva manifestación de elogios al dirigente oficialista. Este nombramiento sitúa a Cabello en una situación de superioridad sobre el propio Ejecutivo venezolano. «Cuando ellos crearon esta instancia, ilegal e inconstitucional, Maduro se presentó como un subordinado de la Constituyente. Y el PSUV lo reafirmó, diciendo que para el partido la ANC era el órgano máximo», explica a ABC David Smolansky, exalcalde opositor inhabilitado y en el exilio. Smolansky, destituido por la ANC y con orden de arresto en Venezuela, asegura que es una transacción de poder interna del partido oficialista. «Hay una parte del chavismo que está molesto con las decisiones que ha tomado Maduro a partir de las elecciones, por eso tuvo que ceder poder a Cabello», enfatizó. Mitos y leyendas Para otros expertos el regreso del exnúmero dos al poder lo que persigue es demostrar la unidad del régimen, sobre todo en el PSUV, y generar estabilidad ante toda la información publicada sobre el destierro de uno de los hombre más poderosos del chavismo. Carlos Raúl Hernández, doctor en ciencias políticas, argumenta que «la utilidad de la decisión del gobierno de recuperar a Diosdado es acabar con los mitos y las leyendas de una confrontación entre Maduro y Cabello. Él ha ocupado todos los cargos importantes; está ahí ahora para cumplir con las arbitrariedades del régimen». Por su parte, la abogada defensora de Derechos Humanos, Tamara Sujú, manifestó en su cuenta de Twitter que la designación de Cabello «es un premio por la incautación de dinero por parte de Estados Unidos». Sobre el papel, Diosdado Cabello ocupa el segundo cargo de mayor poder de Venezuela después del Ejecutivo de Nicolás Maduro. La Constituyente le arrebató el pasado 9 de agosto de 2017 las funciones a la Asamblea Nacional, vigente, pero deslegitimada por el Tribunal Supremo al dictar en desacato al órgano lesgilativo con mayoría opositora. En su primer discurso como presidente de la Constituyente, Cabello juró hacer «lo que tenga que hacer» para cumplir con su labor. Asimismo pidió el apoyo para salir adelante y para que la ANC pueda ponerse a la altura de las expectativas del pueblo. El cambio de liderazgo genera cierta inquietud en la oposición, ya que supone una radicalización en el régimen, a lo que se suma el temor de que la principal función de Cabello sea la de poner en marcha una nueva Constitución para Venezuela, a la medida de Nicolás Maduro. El nuevo presidente del Parlamento «ilegítimo» ya participó en el proceso Constituyente de Hugo Chávez en 1999. Recientemente el Tesoro de Estados Unidos acusó y sancionó a Cabello de diversos cargos de corrupción, narcotráfico y lavado de activos. Además, señaló que junto a su esposa y a su hermano, José David Cabello formó una «red de corrupción». Además de las sanciones aplicadas por la UE.
20-06-2018 | Fuente: abc.es
Los venezolanos, los que piden más asilo tras afganos, sirios e iraquíes
Los venezolanos llevan años abandonando su país empujados por una crisis humanitaria y política que no deja de agravarse, pese a los intentos del Gobierno de Nicolás Maduro de negar la evidencia. A la escasez de alimentos, de medicinas, de servicios básicos -con cortes constantes de luz y de agua- y a una inflación galopante, que este año podría alcanzar casi el 14.000%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), se suma la violencia. Según el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), en 2017 se produjeron en su territorio un total de 26.616 asesinatos, lo que según el organismo le sitúa en «el segundo país más violento de la Tierra». Mientras, en el Índice de Transparencia de 2017 ocupa el puesto 169, de una lista de 180 países, lo que sitúa a Venezuela entre los más corruptos del mundo. Todos estos factores, y la falta de perspectiva de que la situación mejore, ha llevado a que se triplique el número de solicitudes de asilo presentadas por los venezolanos en 2017, que ascendieron a 111.600 peticiones,una cifra muy superior a las 34.200 de 2016 y las 10.200 de 2015, según el Informe Mundial de Tendencias de desplazamientos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), presentado ayer en Ginebra. Este incremento convirtió a Venezuela el año pasado en el cuarto país con más demandas de protección de sus ciudadanos en el exterior, y en el primero si hablamos de un país que no está en guerra (le superan Afganistán, Siria e Irak). Peores cifras para 2018 La cifra de 2017, lejos de ser algo extraordinario, parece ser solo el aviso de que la situación puede empeorar. Así lo dejaba entrever ayer el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, durante una rueda de presa, en la que afirmó que los datos de 2018 no disminuirían, sino que «van a aumentar», informa Efe. ¿Pero dónde buscaron refugio estos miles de venezolanos? Entre los países que más solicitudes de asilo recibieron en 2017 de estos ciudadanos se encuentran Perú (33.100), seguido de Estados Unidos (29.900), Brasil (17.900), España (10.600), Panamá (4.400), México (4.000) y Costa Rica (3.200). Según el informe, desde comienzos de 2015 más de 166.000 venezolanos han pedido asilo, un 75% de ellos el año pasado. Acnur estima que en los últimos años más de un millón y medio de venezolanos han abandonado su país debido a la «compleja situación socioeconómica y política». Pero el asilo no es la única fórmula que utilizan los venezolanos para escapar de la crisis. El año pasado 345.600 fueron registrados bajo la categoría «otros grupos de preocupación», que también requieren de protección y asistencia cuando abandonan su país, en este caso por «el complicado entorno de seguridad, la pérdida de ingresos por la actual situación económica y la escasez de alimentos y medicinas». Según el informe, a principios de 2018 medio millón de venezolanos habían accedido a otras formas legales de acogida bajo legislaciones nacionales o regionales en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Uruguay y Colombia, en los que habrían obtenido permisos temporales de residencia, visados humanitarios o de trabajo para inmigrantes. En el caso de este último país, una investigación publicada ayer por «El Nacional», y que ha sido elaborado por el Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos en Colombia (RAMV) a lo largo de los dos últimos meses, confirma que en la actualidad hay 442.462 venezolanos cesados en Colombia, de los que 232.776 llegaron este año. Del total de venezolanos residentes, 395.594 querrían establecerse en el país, a largo, medio o corto plazo; mientras que 38.214 preferirían volver a Venezuela; y un grupo muy reducido, formado por 8.654 personas, estarían en tránsito hacia otro país. «América Latina tiene una variedad de instrumentos institucionales para proteger a las personas que vienen a los países de la región, que quizás sea la mejor del mundo», afirmó Grandi. EE.UU., el mayor receptor En cuanto al resto de países que lideran la lista de peticiones de asilo en 2017, un dato a destacar es que por primera vez desde 2013, Siria, en guerra desde hace siete años, ha dejado de encabezarla, ya que fue superado por Afganistán, con 124.900 peticiones, por encima de las 117.100 solicitudes de Siria, o las 113.500 de Irak. El informe también subraya que por primera vez, desde 2012, Estados Unidos se convierte en el mayor receptor de solicitudes de asilo, con un total de 331.700 en 2017, lo que supone un 27% más que el año anterior, y casi el doble que en 2015. Algo que no deja de sorprender tras el endurecimiento de la política migratoria implantada por el presidente Donald Trump, que asumió su cargo el 20 de enero del año pasado. Casi la mitad de la solicitudes procedían de El Salvador, Guatemala y Honduras. En contraste, las peticiones de asilo para quedarse en Alemania descendieron un 73%, respecto a 2016, situándose en 198.300, muy por debajo de las 722.400 del año anterior. Según Acnur, en 2017, hubo un total de 1,9 millones de solicitudes de asilo en todo el mundo, para 162 países; una cifra ligeramente inferior a la de 2016, que se situó en 2,2 millones.
20-06-2018 | Fuente: elpais.com
Diosdado Cabello, el nuevo presidente de la Asamblea Constituyente de Venezuela
El segundo hombre fuerte del chavismo ocupa el cargo de mayor poder político junto a Nicolás Maduro
20-06-2018 | Fuente: abc.es
La Constituyente venezolana elige a Diosdado Cabello como nuevo presidente
La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela designó hoy al poderoso dirigente chavista Diosdado Cabello como nuevo presidente de este órgano plenipotenciario integrado solo por oficialistas y no reconocido por numerosos gobiernos. El foro chavista dijo haber escogido a Cabello -«un hombre probo, leal a la patria, que no ha dejado mal a la revolución bolivariana»- tras un debate «popular» que incluyó a varios sectores de la población. El ahora líder plenipotenciario ha sido vicepresidente, ministro, gobernador, diputado y constituyente desde que se instauró la llamada revolución bolivariana en 1999 encabezada por el fallecido Hugo Chávez (1999-2013), quien fuera su líder en la intentona golpista contra el Gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1992. Cabello firmó el acta constituyente que lo designa en el cargo entre los aplausos de los cientos de oficialistas presentes en la sesión, a la que también acudió su esposa, la ministra de Obras Públicas Marleny Contreras, y la hija de ambos, Daniela Cabello. La primera vicepresidenta de la ANC, Tania Díaz, y el segundo vicepresidente, Elvis Amoroso, lo recibieron con abrazos en el estrado mientras el auditorio coreaba «volvió, volvió, volvió», en alusión a su pasado como presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), cargo que desempeñó en el mismo Palacio Federal Legislativo. El también primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV) fue elegido por unanimidad y tras la exposición de cuatro constituyentes que coincidieron al subrayar sus virtudes como «perro fiel» de la revolución. Cabello abandonó hace más de un año la silla que ganó hasta 2020 en el Parlamento, ahora dominado por la oposición, y fue uno de los impulsores de la ANC, que se instauró sin un referendo previo de aprobación como indica la Constitución, razón por la que es señalada de fraudulenta. Desde agosto pasado, cuando se instaló la Constituyente pese al rechazo internacional, Cabello había estado participando como uno de los 500 miembros de la ANC hasta que la semana pasada se abrió la vacante que hoy ocupa luego de que el jefe del Estado, Nicolás Maduro, designara a Delcy Rodríguez como su vicepresidenta ejecutiva. Este nombramiento dejó a la ANC sin jefe, un vacío que llena desde este martes el considerado número dos del chavismo que tendrá ahora un poder incontestable.
17-06-2018 | Fuente: abc.es
El agua ya no llega al grifo de los hogares venezolanos
Caracas está seca y no es precisamente por la sequía como lo justifica el Gobierno de Nicolás Maduro. El agua tiene meses que ya no llega a los grifos de los hogares venezolanos y la poca que sí llega sale sucia. De este a oeste la ciudad está sometida a un severo racionamiento porque la falta de mantenimiento de los embalses y la poca inversión en Hidrocapital ha llevado a la empresa estatal al colapso y la ruina. «En el Junquito el agua no llega desde el 6 de marzo. Tenemos que ir a otros sectores a llenar los bidones para por lo menos cocinar. Hasta los bomberos han tenido que venir con sus camiones cisternas a suministrarnos agua», comenta Nelly Jiménez, desde esta parroquia al oeste de la ciudad. Ciudadanos hacen fila para llenar los bidones en la fábrica de hielo - Mariana Navas De acuerdo a un informe realizado por el portal digital «Prodavinci», 9,8 millones de venezolanos, un tercio de la población, vivió bajo racionamiento formal de agua corriente en 2016 y 2017. Asimismo, indicó que el suministro promedio fue de dos días de agua por tubería a la semana. Carlos Reina, vive en Propatria, una zona popular ubicada en el centro de la ciudad, asegura que las tareas domésticas como lavar la ropa o limpiar la casa ya no se pueden realizar porque no se puede desperdiciar el agua. «Nuestros hábitos cambiaron, tenemos que hacer fila desde las 4 de la mañana para llenar los bidones en una fuente que está en una zona urbanizada», comenta Reina. Las protestas por el racionamiento de agua son cada vez más frecuentes en todo el país. Las personas almacenan el líquido en tanques, tobos y botellas e intentan reciclarla para otras actividades del hogar. Cavar la montaña La desesperación de los venezolanos ha llevado a las personas a cavar huecos en El Ávila, la montaña que bordea Caracas, en busca de manantiales y riachuelos para abastecerse del líquido. Carlos Acosta, vive en Guarenas y va hasta tres veces al día a llenar los envases de agua a ese lugar improvisado. «Llenar cada botellón de 5 litros puede demorar 30 minutos. Hoy llegué a las 2 de la tarde y salí a las 7 por la cantidad de personas que estaban en la fila», dice. Por su parte, María Rodríguez, va todos los días al manantial a buscar agua junto a sus tres nietas Nazarena (11), Jesimae (8) y María (4), como ninguna puede con el peso de los potes, realizan varios viajes y los trasladan en los bolsos del colegio. Dos mujeres esperan a que se llenes sus botellones en El Ávila - M. Navas Para el expresidente de Hidrocapital, José María de Viana, la crisis tiene que ver con cómo el Gobierno maneja las empresas del estado. «El sistema distribuye agua a una inmensa congregación de estados Vargas, Caracas, y Miranda que juntos suman alrededor de 5 millones de personas», afirma. De Viana asegura que Caracas está recibiendo 5.000 litros metros que en 1999, cuando el suministro total era de 20.000 litros diarios, porque no hay capacidad de transporte.    Camiones cisternas Para los vecinos del urbanismo San Martín ya no es una opción comprar camiones cisternas para llenar los tanques de los edificios. El precio del servicio varía entre 20 a 40 millones de bolívares dependiendo de la zona, lo que equivale a 16 salarios mínimos. Jesús Armas, concejal de Caracas, asegura a ABC que hace dos meses se agravó la situación: «Los ciclos de racionamiento duran hasta 15 días en zonas urbanas, pero en los sectores populares la escasez es más intensa y puede durar hasta un mes». Otras de las formas de abastecimiento que han surgido es utilizar las fábricas de hielo como medio de suministro. Nelson Altuve, es el encargado de una venta de hielo ubicada en la entrada del barrio popular el Guarataro, cuando comenzó la crisis, hace un par de meses, decidió voluntariamente regalar a los vecinos de su comunidad el líquido que se obtiene del deshielo. Sin embargo, con el tiempo se comenzó a correr la voz y fueron llegando más personas de otros sectores. «Actualmente pedimos una colaboración de 100.000 bolívares para llenar el bidón de 5 litros para el mantenimiento de las máquinas. En cambio, los camiones que la venden por la calle cobran entre 300.000 a 500.000 bolívares cada uno», señala Altuve.  A pesar de que la fábrica se encuentra en el oeste de Caracas, el negocio beneficia a toda la ciudad atendiendo diariamente a casi 3.000 personas. Además, ayuda a surtir agua a ministerios, centros de salud, alcaldías, colegios y sedes policiales.
17-06-2018 | Fuente: abc.es
«Hay que modificar los Acuerdos de Paz para que existan verdad y reparación»
Hoy 36 millones de colombianos están llamados a las urnas para elegir quien será su próximo presidente. Entre los dos candidatos elegibles destaca Iván Duque, del partido Centro Democrático, al que todas las encuestas dan como favorito. Este joven abogado de 41 años, padre de familia y al que sus amigos definen como un «bacán» por su risa fácil y su incorruptible amistad hacia sus seres queridos, se ha posicionado como un vendaval de aire fresco en el resbaladizo albero de la política colombiana. Su programa rompe de lleno con el discurso de la exaltación de la lucha de clases que hasta la fecha ha reinado en el ADN del país. Sus contundentes mensajes contra la corrupción y el caciquismo político, su voluntad de construir una paz duradera y justa, y sus propuestas económicas en las que conviven tanto la defensa de la libertad económica como la de una responsabilidad social, han logrado inspirar a una gran mayoría de la sociedad colombiana hastiada del inmovilismo y la demagogia política reinante en el país. Doctor Duque, sus oponentes políticos aseguran que su gobierno estará marcado por su relación y proximidad con el expresidente Álvaro Uribe Vélez.. Yo por el presidente Uribe tengo aprecio, amistad y admiración. Es una persona que valoro y respeto pero yo voy a ser el presidente de Colombia y espero que él desde el congreso nos ayude a liderar la bancada del centro democrático para sacar adelante las reformas que necesita Colombia. «Colombia debe retirarse de Unasur, creado para proteger la dictadura de Venezuela» Uno de los grandes problemas que sufre Colombia es la corrupción y el caciquismo político, ¿usted pretende combatirlo?, ¿qué medidas tomará si es elegido presidente para acabar con estas lacras? Lo primero será quitar a los caciques políticos el control de las entidades del Estado. Muchos de ellos durante los últimos años se han apoderado de entidades del gobierno y las han convertido en la caja menor de sus movimientos o de sus aspiraciones electorales. Tenemos que arrebatárselas para que las entidades del estados sean técnicas y estén siempre al servicio del ciudadano. Tenemos que apoderar a la ciudadanía para que denuncien a los corruptos y que estos sepan que toda la sociedad les está mirando. A su vez como gobierno tendremos que sacar adelante la extinción del dominio express, para que los condenados por corrupción respondan frente a la pena impuesta hasta con el último peso de su patrimonio y endurecer las penas para que no haya casa por cárcel ni reducción de penas para los corruptos. Esas son una de las propuestas más drásticas que tomaremos. Sus oponentes políticos han manifestado públicamente que usted quiere hacer trizas los acuerdos de paz firmados en La Habana entre el gobierno del presidente Santos y la guerrilla de las FARC-EP. Para mí la Paz es un anhelo de todos los colombianos, todos queremos la paz. El peor error que se cometió en los últimos años fue cuando el gobierno pretendió dividir a los colombianos entre los amigos y los enemigos de la paz con el propósito reeleccionista del año 2014. Eso fue una gran factura. Yo quiero unir a los colombianos entorno a una paz duradera y a una paz justa. Y esa paz justa requiere no hacer trizas los acuerdos, pero si hacer todas las modificaciones que se requieran para que exista verdad, reparación y el cumplimiento de penas proporcionales. Eso me parece vital. Por otro lado quiero garantizar todo su tránsito a la reconciliación, a la protección y el acceso a proyectos productivos, a la base guerrillera que se ha desmovilizado, desarmado y reinsertado. Pero a su vez necesitamos que los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad digan la verdad, reparen a las víctimas y cumplan sus penas. Si es elegido presidente, ¿cuáles serían los pilares de su política económica para los próximos 4 años? Primero, simplificar el sistema tributario; segundo, bajar las tarifas de impuestos a los generadores de empleo, es decir a las micro, pequeñas y medianas empresas; tercero, reducir la evasión fiscal en los impuestos de renta e IVA en un 50% en los próximos cuatro años de tal manera que podamos bajar impuestos, aumentar la inversión y mejorar los salarios de los ciudadanos colombianos. Lo otro que necesitamos es eliminar muchos de los trámites burocráticos innecesarios para que haya un mejor clima de inversión. Necesitamos en vez de tener tantas ventanillas donde acudir para cumplir con los trámites con el Estado, tener solo una ventanilla digital de comercio y emprendimiento donde el empresario mediante el acceso a una sola plataforma se pueda conectar con el Estado para cumplir todos sus trámites. Y por último creo que necesitamos una gran agenda de reconversión industrial y diversificación exportadora. Esos serían mis ejes centrales de mi agenda económica. «Garantizo el paso a la reconciliación, a la protección y al acceso a proyectos productivos a la guerrilla que se ha desmovilizado» Colombia es un país con un serio problema a nivel de infraestructuras. ¿Qué plantea usted para solucionar este problema endémico y modernizar el país y lograr un mayor desarrollo social? Existe una infraestructura vial y proyectos que están en ejecución. Lo primero es tener un buen plan para acabar con las obras que están en curso. Por otro lado, hay que dimensionar nuevos proyectos para los próximos 20 o 30 años. Necesitamos buscar más proyectos que se puedan financiar a través de los mercados de capital y dentro de estos poner en marcha un muy ambicioso plan de infraestructura social y rural. En el ámbito social hablamos de acueductos y alcantarillado rurales, vías terciarias, más aulas escolares para tener una jornada completa de 7 horas y una red hospitalaria mejor dotada y con mayor densidad en el territorio nacional. En lo que corresponde en el sector rural sería una mayor inversión en distritos de riego, reservorios de agua, centros de acopio para facilitar la producción agrícola con miras a la exportación y al consumo nacional. Colombia tiene un gran potencial turístico aún por explotar. ¿Qué plantea usted para este sector? Nuestro sector turístico requiere una mayor inversión en infraestructura aeroportuaria, en la infraestructura vial pero sobretodo tener una especie de ecosistema propicio para el turismo. Es decir, una mayor capacitación técnica, incentivos tributarios para la construcción de hoteles y una mayor especialización en las cinco o seis variedades de turismo donde debemos consolidarnos. Tenemos que marcarnos la meta para que en los próximos 4 años superemos el umbral de los seis, siete millones de turistas año, lo cual dejaría muchos recursos para el país y un gran detonante de empleo Su país es rico en recursos minerales estratégicos. ¿Se plantea una nueva regulación en la distribución de la regalías que beneficien más a las comunidades locales de los lugares donde se explotan estos recursos estratégicos? Nosotros deberíamos de ser un país con una aparato productivo mucho más diversificado. El petróleo representa más del 50% de las exportaciones, más del 40% de la inversión extranjera en ID y tenemos reservas para menos de 7 años. Tenemos que diversificar nuestra economía, despetrolizarla. Yo quiero un país que tenga otras fuentes de crecimiento vía el desarrollo agropecuario, la «economía naranja» donde está la industria cultural y creativa, hacer un gran énfasis en el sector de servicios donde también esté el turismo. ¿ Para qué?, para que nuestro PIB este mucho más diversificado. Sin duda las industrias extractivas son muy importantes para Colombia. Y en este sentido necesitamos primero una mayor transparencia en la aplicación de estándares sociales y ambientales. Necesitamos que haya una reforma de las regalías para que los recursos puedan llegar a las regiones vía pagos anticipados de regalías o obras por regalías para que las empresas respondan a los anhelos de las comunidades lo cual que me parece vital. Pero desde luego el otro gran reto que tenemos es las energías renovables. Colombia tiene hoy cerca de 16.600 megas de capacidad instalada y las energías renovables instaladas, por lo menos la eólica y la voltaica, son menos de 50 megas. Mi meta es tener una base de 150 megas , es decir triplicar lo que tenemos hoy. Pero sin duda mi meta aspiracional es dejar asentadas las bases para llegar a 1.500 megas en los próximos ocho años. «Quitaré a los caciques políticos el control de las entidades del Estado» En Colombia existe una gran brecha social. ¿ Qué políticas sociales propone para acabar con ella? Si queremos hacer una gran agenda social necesitamos emprendimiento. La mejor política social para mi es un empleo digno y estable. Y, ¿ quién genera un empleo digno y estable?: las empresas micro, pequeñas medianas y grandes. Y ¿ por qué no lo están haciendo? Porque están axfisiadas con impuestos y por tramites burocráticos. Por tanto, poder bajar tarifas y simplificar trámites es una forma de estimular el emprendimiento y al estimular el emprendimiento lo que buscamos es que se generé un mayor interés en contratar y renumerar mejor. También en materia de agenda social es clave a nivel de educación garantizar la alimentación de los niños más vulnerables y que tengamos una red de preescolares que esté por lo menos en el 90% de los municipios de Colombia. Por otro lado implementar que en los últimos tres años del bachillerato demos a los alumnos formación para el empleo para que se graduen tanto con el título de bachiller como el de técnico. Y por último tenemos también como objetivo avanzar hacia la educación universitaria gratuita para los estratos 1 y 2 que son los sectores más vulnerables de la población , con una educación presencial y virtual. En material de salud, lo que nosotros queremos es que las empresas de salud no solo se les pague por número de afiliados porque muchas terminan abusando. Por eso, lo que yo propongo es tan sencillo como que no solo le paguemos a estas empresas por el número de afiliados sino que también por la calidad del servicio ofrecido acreditado por los usuarios y esa acreditación de los usuarios es la que nos puede determinar cuales son las EPS que deberían ser cerradas por su servicio ineficiente y cuales se deberían quedar en el sistema. Como gobierno, ¿cuál será su política frente a la dictadura Venezolana y cual será el papel de Colombia como país en Latinoamérica y en el mundo? Hace un año yo denuncié a Nicolas Maduro ante la Corte Penal Internacional con 70 firmas de senadores colombianos y 50 parlamentarios de Chile. Lo hicimos con la plena convicción de que era lo correcto porque es como cuando uno tiene un vecino que toda la noche golpea a su mujer y a sus hijos y uno escucha sus llantos, el deber no es guardar las buenas formas ni los modales para saludar al vecino el otro día como si no pasara nada, si no que hay un imperativo moral categórico que es denunciar. Yo como presidente seguiré con en esa misma actitud. Colombia debe retirarse de Unasur, un organismo creado para proteger esa dictadura, debemos fortalecer el sistema interamericano y tenemos que participar en todas las agendas diplomáticas internacionales que tengan como objetivo quitar peso y legitimidad a esa dictadura. Debemos seguir presionando para que en Venezuela se de un tránsito a unas elecciones libres. ¿Qué seguridad jurídica ofrecería su gobierno a la inversión extranjera? La que más se pueda. Que se cumplan las reglas de juego, que haya un sistema tributario transparente, que tengamos estabilidad regulatoria, que tengamos unas normas precisas sobre las actividades económicas y que no se esté regulando por la via de las decisiones judiciales. Y por último, que haya por supuesto un gran estabilidad en la contratación.
1
...