Infortelecom

Noticias de narcotrafico

20-01-2020 | Fuente: abc.es
El número de refugiados y exiliados venezolanos por culpa del chavismo alcanza ya los cinco millones
Imagínese que cinco mil personas deban abandonar su país y separarse de sus familiares diariamente sin haber padecido una guerra, ni haber sufrido de un terremoto ni haber sido desalojados por un huracán. Piense por un momento qué tan desesperado tendría que estar usted para caminar desde Lisboa hasta Kiev en busca de medicamentos o cuánto le debe arder el estómago para caminar desde Madrid hasta Helsinki en busca de alimentos. Reflexione qué tan grande puede ser el miedo de un joven de perder su futuro para que navegue en una balsa hasta llegar a una isla desconocida para rehacer su vida. Bienvenidos al Socialismo del Siglo XXI de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y muchos otros que han hecho de Venezuela no solo una dictadura, sino un Estado criminal que ha forzado a 5 millones de venezolanos dejen sus hogares por escasez de alimentos, falta de medicinas, persecución, hiperinflación, cortes eléctricos e inseguridad. Hoy, quienes abandonan Venezuela, caminan distancias similares a las anteriormente mencionadas para desayunar o entrar a un quirófano. Los venezolanos empezamos el 2020 como la población más desplazada del planeta sin haber tenido un conflicto bélico convencional ni una catástrofe natural. Solo los sirios que han pasado por una guerra en los últimos 9 años superan a los venezolanos en abandonar sus hogares. Sin embargo, de prologarse la tiranía madurista durante los próximos meses, habrá más refugiados venezolanos que sirios y seremos uno de los flujos migratorios más grandes, sino el más grande, desde la Segunda Guerra Mundial. Los retos que tienen los países receptores son enormes. Aproximadamente 2.5 millones de los desplazados no tienen documentación o sus pasaportes están próximos a vencer. Siete de cada diez mujeres que dan a luz en la frontera brasileña o colombiana son venezolanas. Además, más de 1.5 millones de refugiados presentan algún síntoma o riesgo de desnutrición. Todos estos venezolanos merecen ser reconocidos como refugiados, según lo establece la Declaración de Cartagena, para gozar de protección permanente, acceso a servicios como la salud y educación e inserción en los mercados laborales. La comunidad internacional debe cooperar mucho más con las naciones latinoamericanas y caribeñas que han visto sus capacidades seriamente alteradas ante un flujo migratorio que nadie pronosticó que podía alcanzar las 5 millones de personas cuando empezó hace 5 años. Ahora bien, el mayor reto de la comunidad internacional es frenar este deslave humano y la única solución es desmantelando al régimen de Maduro. No se trata de otra dictadura latinoamericana a manos de un caudillo. Es mucho peor. Es una estructura criminal que se sostiene económicamente a través del narcotráfico y la minería ilegal, con métodos cada vez más sofisticados de represión y control social, donde la proliferación y albergue de grupos irregulares están a la orden del día para controlar territorios ricos por su abundancia petrolera, gasífera o minera. Todo esto con apoyo de agentes cubanos y tropas rusas. Ante este paraestado, los venezolanos están completamente desprotegidos y prácticamente la única opción de sobrevivencia es huir a otro país. En ese sentido, cuando la vida de millones de personas corre peligro, la legislación internacional valida cualquier opción, actuando más allá de la diplomacia, para proteger a dicha población que puede terminar exterminada en cámara lenta o desterrada para siempre. Por eso, urge la salida de la tiranía de Maduro. De lo contrario, Venezuela se vaciará. David Smolansky es el Comisionado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos. Exalcalde de El Hatillo (Caracas) con orden de arresto y en el exilio.
19-01-2020 | Fuente: elpais.com
El tiroteo en una escuela de México revela una historia familiar criminal
Las autoridades que investigan la masacre de un asesino de 11 años en su colegio de Torreón se topan con una trama que incluye evasión fiscal, narcotráfico y vínculos con el crimen organizado
17-01-2020 | Fuente: abc.es
La internacional de la desestabilización
A nadie debería pasar desapercibido que el Foro de Sao Paulo volverá a reunirse en Caracas los días 22, 23 y 24 de enero. Nadie debería desestimar que, en lo esencial, esa red aglutina a los antidemócratas de América Latina, pero también, a organizaciones y partidos de España, Europa y otras partes del mundo que tienen como signo común, el odio a las libertades. Nadie debería permanecer indiferente al significado político, social y económico de este encuentro: celebrar los avances alcanzados en el 2019 y definir las líneas de acción correspondientes al 2020 y 2021. Lo he escrito en varias oportunidades y es mi deber reiterarlo aquí: el Foro de Sao Paulo es la más poderosa y extendida organización criminal del planeta. En su estructura concurren grupos dedicados al terrorismo y el narcotráfico; gobernantes que han desfalcado las arcas públicas de sus respectivos países; delincuentes que, supuestamente afiliados a propósitos políticos e ideológicos, forman parte activa de extendidas redes de corrupción. Es primordial entender dos gravísimas realidades. La primera: el Foro de Sao Paulo ha protagonizado un cambio sustancial en el desenvolvimiento político de América Latina: ha convertido el delito en el eje axial de su acción. Ha descubierto en el uso amplio y sistemático de la delincuencia, un poderoso recurso para mantenerse en el poder. Los regímenes de Ortega y Murillo en Nicaragua, de Maduro en Venezuela, y el de los Castro en Cuba, lo demuestran de forma inequívoca. La plataforma del procedimiento, que tuvo en Chávez su principal estratega y diseminador, consiste en corromper a los poderes públicos, a las fuerzas armadas, a las estructuras clave de las instituciones. Corromper para crear una lealtad irrenunciable, ajena a la ley, a los derechos humanos, al objetivo de las sociedades de prosperar y hacer del trabajo un camino hacia el bienestar. No hay que olvidar que la llamada Revolución Bolivariana, probablemente la operación más extendida y perfeccionada de la fusión entre delito y política, se propuso exportar su modelo por todo el continente. Chávez hizo uso de la renta petrolera venezolana una eficaz herramienta para intervenir en la política de otros países. La reciente detención en Bolivia de una señora que llevaba 100 mil dólares a Evo Morales en un maletín, dinero proveniente de PDVSA, no tiene nada de excepcional. Durante veinte años, miles y miles de maletas llenas de dinero han sido utilizadas para financiar los objetivos y planes del Foro de Sao Paulo. La circulación de estos dineros tiene consecuencias que desbordan los límites del continente. Involucran a grupos terroristas del Medio Oriente, a mafias rusas y bielorrusas, a sistemas bancarios que operan en la opacidad, a redes del narcotráfico, a contrabandistas de combustible y minerales, a agentes financieros encargados de blanquear recursos financieros, cuyos montos se cuantifican en miles de millones. No lo olvidemos: esos dineros han cruzado el Atlántico y han alcanzado, hasta donde sabemos, la política en España, Portugal y Turquía. Y es probable, hay sólidos razonamientos para estimarlo, que hayan penetrado en los asuntos públicos de otros países de Europa. Pero la diplomacia de los maletines con dólares en efectivo y venta de petróleo a precios por debajo del costo de producción -con los cuales el régimen de Chávez y Maduro compró protección diplomática- no fue la única herramienta. También se crearon tapaderas institucionales como el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela -BANDES-, Petroamérica, Patrocaribe, la Alternativa Bolivariana para las Américas -ALBA-, el Fondo Alba-Caribe, Telesur, y otras empresas y mecanismos, cuya verdadera función era de facilitar la circulación de dineros provenientes de los más diversos ilícitos. No se ha comprendido en su verdadera dimensión, que esta cuádruple operación de (a) financiamiento de las operaciones del Foro de Sao Paulo, (b) puesta en marcha de organismos con jurisdicción internacional que facilitaran las transferencias de recursos, (c) el programa de maletines de dólares, y (d) la venta de petróleo por debajo de su costo, son procesos interconectados que han formado parte de un plan para propagar la desestabilización en América Latina. No se ha entendido que, en líneas generales, promover malestar social y revueltas, en todas sus formas posibles en Chile, Bolivia, Ecuador, Brasil, Uruguay, Colombia y Perú, constituye un avance en dos planos: el primero, avanzar en el objetivo de mayor ambición, que es destruir la legitimidad y la credibilidad de la democracia representativa. El segundo, como claramente lo han declarado algunos de sus más perversos voceros, desestabilizar a las democracias de América Latina, es imprescindible para prolongar la duración de las dictaduras de Venezuela, Nicaragua y Cuba. Y a eso se refiere la segunda realidad, el punto que dejé en suspenso algunos párrafos atrás: que la reunión del Foro de Sao Paulo que se producirá en Caracas tendrá como su tema central, la coordinación de un plan regional de desestabilización. Protestas que deriven en violencia, exijan la intervención policial y desencadenen denuncias de violaciones de los derechos humanos. Violencia en las calles que levante un muro para ocultar la destrucción de la vida en Venezuela.
14-01-2020 | Fuente: abc.es
Trump desviará 7.200 millones del Pentágono para el muro con México, según «The Washington Post»
El presidente de EE.UU., Donald Trump, planea desviar otros 7.200 millones de dólares del presupuesto del Pentágono para la construcción del muro con México, informó hoy el diario «The Washington Post» (WP), que accedió a documentos internos sobre esos planes. Esos nuevos fondos permitirán al Ejecutivo construir unos 1.400 kilómetros de muro para la frontera entre México y EE.UU., que mide unos 3.170 kilómetros, indicó el rotativo capitalino. Trump ya ha usado en otras ocasiones los fondos del Pentágono destinados a infraestructuras y a la lucha contra el narcotráfico para construir su muro, una de las promesas estrella que le alzó al poder en 2016 y en la que ha insistido de cara a las elecciones presidenciales de este año. En total, el mandatario ha desviado 18.400 millones de dólares para la barrera fronteriza. En diciembre, el Congreso de EE.UU. aprobó un paquete presupuestario de 1,4 billones de dólares que incluía una partida de 1.375 millones para el muro, la misma cifra que aprobó el Congreso en 2018 desafiando a Trump, lo que forzó el cierre administrativo más largo de la historia. Finalmente, tras 35 días de cierre, el presidente accedió a reabrir el Gobierno pero declaró una emergencia nacional con la que reasignó para el muro unos 6.600 millones de dólares del Pentágono y del Departamento del Tesoro, lo que dio paso a diversos litigios. A nivel judicial, los pleitos siguen activos y, hace justo un mes, una corte en El Paso (Texas) dictaminó que la Casa Blanca había violado la ley al haber usado fondos del Pentágono para el muro. Como resultado, esa corte congeló 3.600 millones de dólares que el Ejecutivo se había apropiado para la barrera fronteriza. Trump está enfrentando dificultades para financiar el muro porque, en EE.UU., el Congreso es el que decide sobre el presupuesto y, actualmente, esa rama del Estado se encuentra dividida: los republicanos dominan el Senado, mientras que la oposición demócrata tiene mayoría en la Cámara de Representantes. Los demócratas se oponen a la construcción del muro y han hecho mucha presión en el Legislativo para que Trump no pueda construirlo.
14-01-2020 | Fuente: abc.es
Maduro inicia la segunda fase de sobornos multimillonarios a diputados opositores
El presidente interino de Venezuela y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se enfrenta este miércoles a un parlamento asediado y rodeado de militares y paramilitares «colectivos», donde intentará «abrir las puertas» nuevamente del Palacio legislativo para realizar su sesión plenaria. El cerco de piquetes de militares fue ordenado por el régimen de Nicolás Maduro mientras que la hostilidad de los «colectivos», fue notificado por el diputado chavista Darío Vivas en su cuenta de twitter a todos los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Adicionalmente el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, jefe del partido gobernante PSUV y el número dos del régimen, Diosdado Cabello, convocó también una marcha por la paz en el centro de Caracas, lo que ha generado preocupación por los posibles choques violentos que puedan surgir entre la oposición y el chavismo. Nicolás Maduro no para en su asedio a los opositores. Incluso subió la tarifa de sobornos para fraccionar aún más a los 100 de los 167 diputados que apoyaron a Juan Guaidó en su segundo mandato al frente del Parlamento y del Gobierno interino de Venezuela. Y ordenó cercar con militares y paramilitares «colectivos» la sede del legislativo para torpedear la sesión plenaria de la legítima este martes. Desde el exilio el diputado José Guerra conversó con ABC y denunció que la segunda fase de la «Operación alacrán » o escorpión -porque los dos animales matan por igual con sus ponzoñas a sus benefactores- «vista la derrota del régimen de Maduro en la Asamblea Nacional (AN) subieron la tarifa para tratar de comprar otros diputados». En su primera fase que dio por resultado la compra del infiltrado Luis Parra y 10 diputados opositores más, los precios oscilaban entre 3 millones de dólares como el que ofrecieron a Delsa Solórzano, 1,5 millón de dólares como el que recibió Parra y 700 mil dólares a otros como denunció Guaidó. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este lunes sanciones contra los infiltrados chavistas Luis Eduardo Parra Rivero; Jose Gregorio Noriega Figueroa; Franklyn Leonardo Duarte; Jose Dionisio Brito Rodriguez; Conrado Antonio Perez Linares; Adolfo Ramon Superlano; y Negal Manuel Morales Llovera por haberse autoproclamado de forma ilegítima como directiva de la AN el pasado 5 de enero. Los cargos de EE.UU. en su contra es por colaborar con la dictadura y recibir dinero de la corrupción y narcotráfico. La inicial era de 250.000 dólares y el resto para pagar una vez ejecutada la derrota de Juan Guaidó pero ahora el régimen subió el anticipo a 400.000 dólares para los principales, dijo Guerra, pero aclaró que esa cantidad estaba dirigida a los diputados rasos o pocos conocidos en la nomenclatura parlamentaria. La «Operación alacrán» la articula David De Lima, que fue gobernador del estado Anzoátegui, a quien Hugo Chávez acusó de ladrón pero que «José Vicente Rangel utiliza para sus tropelías», añadió Guerra. «Adicionalmente esta nueva fase de la «Operación alacrán» aparte de tratar de comprar diputados pretende a través del Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral TSJ despojar a Primero Justicia, Voluntad Popular y Acción Democrática de sus tarjetas y símbolos para entregárselos a los usurpadores», señaló Guerra. Pese a las sanciones Luis Parra, que ha sido rechazado por la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) este fin de semana como ilegítimo, insiste en seguir usurpando el cargo al convocar una sesión plenaria en el parlamento este martes secundado por los chavistas que han ordenado cercar el Palacio legislativo con los militares y paramilitares «colectivos» para impedir otra vez la entrada a Guaidó. Diosdado Cabello, el número dos del régimen, también anunció una marcha por la paz en el centro de Caracas. Pero Juan Guaidó insistirá en «abrir las puertas del Parlamento» este martes y sesionar con la mayoría de sus diputados pese a las amenazas.
12-01-2020 | Fuente: abc.es
Carrie Filipetti: «Esperamos que el Gobierno de España mantenga su apoyo a Juan Guaidó»
Se cumplirá pronto un año desde que Estados Unidos reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y pusiera en marcha una campaña internacional para relevar a Nicolás Maduro. Este, sin embargo, ha demostrado una gran destreza a la hora de mantenerse en el poder. En Washington responsabilizan a Cuba y Rusia de la capacidad de resistencia del chavismo. Ahora, justo cuando un partido como Podemos, que simpatiza con el régimen de Venezuela, se dispone a entrar en el Gobierno, la subsecretaria de Estado adjunta de EE.UU. Carrie Filipetti, responsable de políticas hacia Cuba y Venezuela, dice a ABC en una entrevista mantenida el viernes en su despacho en Washington que confía en que la política exterior de España no se someta a cambios. Acaban de anunciar nuevas restricciones a los vuelos a Cuba. ¿En qué consisten y por qué ahora? Desde hoy no vamos a autorizar vuelos charter de EE.UU. a Cuba con la excepción de los vuelos a La Habana. Es algo coherente con nuestra política hasta la fecha de impedir que el régimen de los Castro reciba dinero o tasas de los contribuyentes estadounidenses, ya que ese dinero se emplea para la represión en la isla y en Venezuela. Lo cierto es que la represión ha aumentado en los pasados meses. Hay quienes cometen el error de interpretar el aumento de la represión como una señal de fuerza del régimen, y es lo contrario, es señal de desesperación y debilidad. Es una prueba de que todas las demás estrategias para controlar al pueblo han fracasado. Es algo común en Cuba y Venezuela. El régimen cubano tiene una de sus peores economías en la historia. En este momento es cuando el régimen encarcela a más activistas que apoyan la democracia. El caso de José Daniel Ferrer es claro, como el de otros 126 presos políticos detenidos de forma arbitraria en Cuba. Fueron ustedes críticos con que el Gobierno enviara al Rey de España a Cuba. ¿Qué les pareció la visita? Siempre queremos es asegurarnos de que cualquier visita internacional no legitima de forma no intencionada al régimen cubano y excusa su conducta. Creo que cuando fue a Cuba, el Rey de España dio un discurso muy fuerte en apoyo a las libertades civiles y el derecho a la disidencia. Y creo que fueron unas declaraciones de mucho impacto para el régimen cubano. Nos gustó mucho oírlas. Aun así, siempre seremos muy cautelosos sobre quienes visitan Cuba, los que puedan apoyar de forma inconsciente al régimen, o puedan ser manipulados por este. Pero creo que en el caso del Rey de España, su postura quedó muy clara. ¿En Venezuela, va a ser su estrategia penalizar a Cuba por su ayuda a Maduro? Los cubanos han dejado muy claro que están dispuestos a caer con Maduro. Están listos a vender a su propio pueblo y a revertir cualquier avance hacia la democracia con tal de incrementar su control sobre Venezuela. Los cubanos, Rusia y China han decidido que quieren apoyar al régimen de Maduro a pesar de las imágenes que vimos el 5 de enero del régimen bloqueando por la fuerza el acceso de los diputados al parlamento en Caracas para impedirles votar. Respecto a esas imágenes, y ese desafío del régimen, ¿cuál es la estrategia de EE.UU. en Venezuela ahora? Hay más países que se están uniendo a la coalición en apoyo del presidente interino Guaidó porque se dan cuenta de que ese día se cruzó una línea. Aquel día el presidente de la Asamblea Nacional no pudo entrar al edificio. Países que tradicionalmente han sido más neutrales decidieron que esto era un paso demasiado lejos. El único país que salió en apoyo de las acciones de Venezuela el domingo fue Rusia. ¿Menospreció EE.UU. el compromiso del Kremlin con Maduro? Pensamos en su momento que los rusos admitirían cuáles son sus intereses a largo plazo. Lo mejor para el futuro de Rusia hubiera sido apoyar al presidente interino Guaidó en la Asamblea Nacional. Aún confiamos en que cambiarán su comportamiento. Entonces, teniendo en cuenta el apoyo ruso a Maduro, ¿cambia la estrategia de EE.UU. ahora en Venezuela? Aprendimos mucho de 2019. Obviamente, nuestra campaña de máxima presión fue exitosa en lograr que el régimen de Maduro se pusiera en guardia. Esa desesperación ha puesto de manifiesto la verdadera cara homicida del régimen. Han acabado recurriendo a las técnicas de cualquier dictador, la brutalidad y la represión, para subvertir el proceso democrático en Venezuela. Y ahora que la comunidad internacional lo reconoce, creo que tenemos muchas oportunidades nuevas. ¿Sanciones? Claro, continuaremos implementando sanciones contra los responsables de estas acciones antidemocráticas. Estamos trabajando para apoyar al presidente Guaidó y la asamblea nacional. Y hemos dejado claro que el régimen de Maduro fracasará en cualquier intento de manipular una elección. En teoría hay elecciones parlamentarias en diciembre. El régimen ya ni siquiera reconoce a la OEA. ¿Qué garantías pueden tener de la validez de esas elecciones? Las elecciones, bajo Maduro, nunca serás libres y justas. Punto. Lo venimos diciendo desde mayo de 2018. Escuchamos a varios países que dicen que las elecciones son la solución a esta crisis, porque lo serían si las convoca un gobierno de transición. Si las elecciones las convoca Maduro sólo veremos más manipulación y represión. O peor, como vimos el 5 de enero, violencia y agresiones físicas. ¿Opina que la división de la oposición venezolana ha sido perjudicial para esta? Bueno, esto es otro de los éxitos del 5 de enero. Al final, 100 diputados votaron a favor del presidente interino, y le apoyaron en la presidencia de la Asamblea Nacional y de la nación. Son 100 de 160. No es sólo una mayoría. Es una gran mayoría. Hemos visto esa violencia contra los diputados. Después de estas imágenes, ¿sigue pensando EE.UU. que el régimen, una parte de él, tiene cabida en un proceso de transición a la democracia? Eso es algo que se someterá ahora a debate. Al final, son los venezolanos quienes deberán decidirlo. Lo que puedo decir con certeza es que cuanto más tiempo pase, menos probable será. El presidente Trump dijo hace unos días que sabía que el cambio en Venezuela no iba a ser fácil. Hay mucha gente que cree que ese cambio se está demorando demasiado, especialmente quienes padecen la crisis. Un cambio rápido en Venezuela hubiera requerido un mínimo de moralidad e integridad por parte del régimen de Maduro, algo que no se da. Lo que el Presidente quería decir es que no hay una contraparte en el régimen con la que consensuar una transición. No cabe duda que Maduro está dispuesto a sacrificar tantas vidas humanas, tantos recursos, tanta moralidad y tanta ética como le sea necesario para mantener el poder. Y con él, los cubanos. ¿Están satisfechos con cómo la Unión Europea ha reaccionado tras los últimos hechos en Venezuela? Mucho, sobre todo después de que reconociera la reelección de Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional, anunciando una investigación sobre los hechos del 5 de enero y posibles sanciones. Es importantísimo que la UE siga centrándose en presionar a Maduro para que quienes sean responsables de abusos contra la democracia y los derechos humanos paguen por ello. En España, el partido Podemos, con estrechos lazos con el chavismo, ha entrado en el Gobierno. ¿Cuál es su postura? Hemos tenido excelentes relaciones con España y esperamos seguir teniéndolas, también con el nuevo Gobierno. Ha habido muchos cambios de Ejecutivo en otros países y en esos casos, aunque se pensó que podía haber motivos de preocupación, finalmente acabaron reconociendo y apoyando más al presidente Guaidó. Mire Argentina, que condenó de una forma enérgica al régimen de Maduro por sus acciones del 5 de enero. Así que esperamos mantener la cooperación que ha habido hasta ahora con España. Cree entonces que la política de España hacia Venezuela se debe mantener como hasta ahora. Tenemos una relación muy abierta con España y cuando hay desavenencias entre EE.UU. y sus aliados en Europa siempre somos muy honestos y directos con ellos. Si hay motivos de preocupación, los compartiremos. A las autoridades españolas de les escapó Hugo Carvajal, un ex alto mando del régimen que iba a ser extraditado aquí a EE.UU. por narcotráfico. ¿Tienen alguna novedad sobre ese caso? El señor Carvajal debe ser llevado ante la justicia como cualquiera que haya sido implicado en narcotráfico. Es un delito que EE.UU. se toma muy en serio. Esperamos que las autoridades españolas puedan localizarle y extraditarle para llevarle ante la justicia. Tenemos una gran fe en que las autoridades españolas pueden hacerlo. Sabemos que sus cuerpos de seguridad son muy eficientes. Confiamos en que lo apresen. Hablaba usted de Argentina, y lo cierto es que su postura hacia Venezuela sí ha cambiado. Le han retirado las credenciales a la enviada de Guaidó? Lo que queremos es que entiendan exactamente qué sucede en Venezuela. Esto no es un problema de derechas o izquierdas, sino de qué es correcto y qué no lo es. Lo que sucede en Venezuela es la destrucción de la democracia, las libertades fundamentales y los derechos humanos de todo un pueblo. Creo que todo el mundo estará de acuerdo con esta afirmación. El 5 de enero, por ejemplo, vimos como Argentina condenó las acciones del régimen de Maduro.
08-01-2020 | Fuente: abc.es
Asesinan a tiros a un chef español que residía en México
El español Felipe Antonio Díaz Zamora, quien trabajaba de chef en un restaurante en México, fue asesinado el fin de semana en la fronteriza ciudad de Tijuana, según informó en rueda de prensa la Fiscalía General del Estado de Baja California. Su cuerpo fue encontrado el pasado domingo por la tarde en el número 6829 de la avenida Faisán de la urbanización Colina del Sol, ubicada a pocos kilómetros de la frontera con Estados Unidos. Díaz Zamora fue hallado con tres heridas de bala dentro de una camioneta aparcada frente a una vivienda a la que tenía pensado mudarse con su familia, según explicó Enrique Javier Sánchez Serrano, fiscal especial de delitos contra la vida de Baja California, estado norteño mexicano donde ocurrió el crimen. En declaraciones recogidas por el diario «El Universal», Sánchez Serrano descartó que se tratará de una agresión por robo o por la nacionalidad del chef, pero sospecha que el ataque podría estar conectado a sus relaciones personales. «Lamento informarles de la terrible pérdida de nuestro gran chef, actor, cantante, bailador, gran amigo, compañero y sobre todo un buen esposo y gran papá Felipe Díaz, quien nos dejó una gran marca en nuestros corazones», indicó en un mensaje en redes sociales «Vámonos de Tapas», restaurante en Tijuana donde había trabajado el chef español. Originario de Cartagena ?según su perfil de Facebook?, Díaz Zamora vivía en Tijuana desde hace varios años y había destacado como cocinero especializado en tapas y paellas. Durante su carrera también había participado en acciones filantrópicas, entre las que resalta la elaboración de una paella gigante para 3.000 personas que integraban la caravana de emigrantes centroamericanos que atravesó México para tratar de entrar en Estados Unidos a finales de 2018. Con una tasa de 138,26 por cada 100.000 habitantes, Tijuana fue señalada como la ciudad más peligrosa del mundo en 2018, según un estudio publicado por la ONG mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal. La criminalidad en Tijuana ha crecido en los últimos años debido a la presencia de varios cárteles del narcotráfico que combaten por hacerse por el control de esta ciudad fronteriza con Estados Unidos, el mayor consumidor de estupefacientes del mundo. México ha registrado un total de 34.579 homicidios entre enero y noviembre de 2019. A falta de conocer los resultados de diciembre, la cifra de 2019 supera ya todos los datos anuales recogidos desde 1997, cuando el país empezó a contabilizar estas cifras.
03-01-2020 | Fuente: abc.es
2020: El Gobierno de Pablo Iglesias y Venezuela
Volvamos brevemente a los hechos ocurridos el pasado 27 de diciembre, en la sede de la embajada de México en Bolivia. Nueve prófugos, presuntos delincuentes solicitados por las autoridades de Bolivia, se habían «refugiado» en la sede. En tales circunstancias, en extremo delicadas, violando las más elementales precauciones propias del ejercicio diplomático, dos funcionarios de la embajada de España, la encargada de negocios, Cristina Borreguero, y el cónsul, Álvaro Fernández, decidieron hacer una «visita de cortesía», escoltados por cuatro oficiales de seguridad, llamativamente encapuchados. El despropósito, lo inadecuado de la supuesta «visita» es más que evidente. En el momento en que el nuevo Gobierno de Bolivia lucha por estabilizar al país y trabaja con denuedo para organizar un proceso electoral que ofrezca garantías de respeto a la voluntad popular; en el momento en que el poder judicial de Bolivia actúa para castigar a los culpables del fraude electoral -documentado con amplitud y rigor en el informe «Análisis de Integridad Electoral. Elecciones Generales en el Estado Plurinacional de Bolivia», del 20 de octubre de 2019-; en el momento en que ya eran públicas las tensiones entre México y Bolivia, por la decisión del Gobierno de López Obrador de proteger a los nueve exfuncionarios, varios de los cuales han sido acusados de manipular los resultados electorales (lo que les calificaría, de confirmarse los señalamientos, de haber cometidos delitos penados por las leyes de Bolivia), en este marco de cosas, se produce la impertinente, extraña, desajustada e impropia visita a la casa donde se encuentran los prófugos en cuestión. Las sospechas de los vecinos, que reaccionaron en contra de los encapuchados y en contra de la presencia de los vehículos, está más que justificada: fueron desatadas por las extrañas conductas de los visitantes. La conclusión de que se aprestaban a rescatar a algunos de los prófugos, se fundamenta, no solo en la inoportuna visita, sino en los largos vínculos que unen a varios dirigentes del partido Podemos, con el delincuente electoral, Evo Morales (aprovecho para recomendar aquí la lectura del informe de la OEA que mencioné en el párrafo anterior: muestra que el fraude electoral en Bolivia fue previamente diseñado, que fue posible por toda una estructura de complicidades, y que fue supervisado directamente por Evo Morales y varios de sus ministros). Este no es un hecho aislado: inaugura la nueva diplomacia encabezada por Pablo Iglesias -y no por Pedro Sánchez-, que será quien dicte las pautas de las relaciones del nuevo Gobierno de España con América Latina. Es una mala noticia para los demócratas de México, que resisten el avance del siniestro populismo de López Obrador. Lo es para los bolivianos, hartos de los fraudes cometidos por Evo Morales para eternizarse en el poder. Los es para la oposición democrática nicaragüense, que paga con la cárcel, con torturas o con la vida, el objetivo de recuperar la libertad. Y, por supuesto, es una noticia terrible para los venezolanos, que encontrarán un nuevo escollo que salvar en la política exterior de España y, en consecuencia, de Europa. Mientras las más importantes asociaciones criminales del continente, los Ortega, los Maduro, los Kirchner, el Partido de los Trabajadores de Lula, el Foro de Sao Paulo, las FARC, Petro, los colectivos dedicados al narcotráfico, Correa y su combo, el PSUV de Diosdado Cabello, celebran la toma del poder por parte de sus socios de Podemos, Iglesias y sus asistentes ejecutan su primera gran operación diplomática, cuyo avance tuvo lugar en Bolivia: usar la estructura diplomática de España para blanquear las huellas del financiamiento ilegal recibido por los gobiernos corruptos de América Latina. La fallida operación, impedida por los vecinos, anuncia la nueva política exterior de España hacia Venezuela y América Latina, al mando de Iglesias y Rodríguez Zapatero, que dictarán los lineamientos que deberá cumplir Josep Borrell como canciller de la Unión Europea. Con Iglesias como jefe de gobierno, vienen trabas para la circulación de las denuncias sobre la sistematicidad de las violaciones de los derechos humanos. Trabas para impedir que los países que han reconocido a Juan Guaidó Márquez como presidente encargado de Venezuela, reconozcan a sus embajadores. Vienen obstáculos para que los medios de comunicación bajo el control o influencia directa de Podemos, informen sobre la tragedia que asola a millones de familias, dentro y fuera del territorio. Viene, y esto es clave, una arremetida en el ámbito de la opinión pública, para distorsionar la realidad de nuestro país, bajo el siguiente relato: que lo que ocurre es el resultado de un enfrentamiento político entre dos poderes, y no lo que es: una dictadura que persigue al conjunto de la sociedad, al costo de sus vidas, mientras se enriquece y se aferra al poder, violando los principios básicos de la democracia. En esta nueva etapa, donde Josep Borrell tendrá la tarea de asegurarse que Europa siga el rumbo señalado por Iglesias y Rodríguez Zapatero, se agitará, todavía con más fuerza, la política de hacer silencio y mirar hacia otro lado mientras Maduro reprime y tortura y mata a indefensos, bajo el supuesto de que España debe proteger sus intereses empresariales. Y más: es previsible la reaparición de Rodríguez Zapatero, para el relanzamiento de la inútil, agujerada y fracasada tesis del diálogo como única solución a la crisis venezolana, alentada desde ya, por López Obrador y por el kirchnerismo, socios de Maduro y Morales.