Infortelecom

Noticias de narcotrafico

28-03-2020 | Fuente: abc.es
Se entrega a EE.UU. el general Cliver Alcalá, uno de los militares venezolanos acusados de narcotráfico
El general venezolano retirado Cliver Alcalá, uno de los 14 imputados el jueves por la Fiscalía estadounidense por pertenencia a una red de narcotráfico, se entregó este viernes a la Policía en Colombia y se encuentra ya bajo custodia de la Agencia Antidroga de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés). La diplomacia norteamericana ofrecía 10 millones de dólares por pistas que permitieran su captura. Alcalá había huido de Venezuela y no forma parte ya del régimen. Pero como en el caso de Hugo Carvajal, que fue jefe de la inteligencia, la fiscalía de EE.UU. le ha mantenido los cargos por narcotráfico. De hecho a Alcalá, el ministerio fiscal de EE.UU. le acusa de ser parte original junto con Nicolás Maduro del llamado cártel de los Soles, conformado por altos mandos del chavismo. Alcalá habló con Infoabe antes de entregarse, y dijo hallarse en una «situación sumamente incómoda por la designación que acaba de hacer el Gobierno norteamericano». «Desde hace muchos meses venimos trabajando la conformación de una unidad por la libertad de Venezuela. Hemos tenido mucho tropiezo de la oposición», añadió. El detenido llegará ahora a Nueva York, ya que los cargos contra él se han presentado en un juzgado federal de esa ciudad. Ha cooperado con las autoridades y ha renunciado a una vista de extradición. La pena máxima a la que se enfrenta es de 50 años. Abandona Colombia por su propia voluntad y con la intención de colaborar con las autoridades estadounidenses y ofrecerles información. Crítico de Maduro en años recientes, vivía en la localidad colombiana de Barranquilla. Armas «para deponer a Maduro» Tras ser imputado el jueves, Alcalá dijo en redes sociales que un cargamento de 26 fusiles de asalto AR-15 y otras armas incautadas por las fuerzas del orden colombianas en un taxi eran en realidad para deponer a Maduro. «Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano, en el marco de un pacto o de un convenio firmado por el presidente Guaidó, el señor J.J. Rendón, el señor Vergara y asesores norteamericanos. Desde hace muchos meses venimos trabajando en la conformación de una unidad ?Libertad para Venezuela?, pero hemos tenido muchos tropiezos», dijo Alcalá. Ni la Asamblea Nacional Venezolana, que presiden Guaidó, ni el gobierno estadounidense han confirmado esa versión de los hechos. EE.UU. ha ofrecido 55 millones por pistas que lleven al paradero de Maduro y sus colaboradores más estrechos. Por Carvajal, que se fugó en España cuando la Audiencia Nacional tramitaba su extradición, ofrece 10 millones.
27-03-2020 | Fuente: abc.es
Maduro acusa a Leopoldo López de «conspirar para asesinarlo» desde la embajada de España en Caracas
Nicolás Maduro ha ordenado a su ministro de Exteriores hacer gestiones con el Gobierno de Pedro Sánchez y la canciller Arancha González Laya, tras asegurar que Leopoldo López, desde la embajada del país en Caracas, «sabía y estaba de acuerdo» sobre supuestos planes conspirativos para asesinar a líderes chavistas. «Le he dicho al Canciller Jorge Arreaza que haga las gestiones ante el Gobierno de España para que tome cartas en el asunto porque desde su embajada en Caracas se está conspirando para matar a líderes políticos y militares de Venezuela (..) El prófugo de la justicia, Leopoldo López, está utilizando las instalaciones de la embajada para conspirar», denunció Maduro la noche de este jueves desde el Palacio de Miraflores. «Cliver Alcalá dijo que el plan para matarnos lo dirigía (Juan) Guaidó y que Leopoldo López, desde la embajada, sabía todo, estaba en cuenta y estaba de acuerdo», dijo el líder chavista, después que Estados Unidos presentara este miércoles cargos criminales en su contra por narcotráfico, y por el que ha pedido una recompensa de 15 millones de dólares por su captura. Asimismo, aseguró que seguirá protegiendo Venezuela, «pese a que ustedes quieren matarme, ustedes que me escuchan, saben quienes». Alcalá fue mayor general del ejército venezolano y es ahora uno de los chavistas más buscados por Estados Unidos, junto con Maduro y Diosdado Cabello, por ser «el régimen de Maduro criminal y corrupto», según ha dicho el fiscal general (ministro de Justicia) de EE.UU., William Barr. Leopoldo López se encuentra como huésped en la residencia del embajador Jesús Silva Fernández desde el 1 de mayo de 2019, cuando se fugó de la justicia venezolana que lo tenía preso en su propia vivienda, para participar del levantamiento cívico-militar gestado por Guaidó la madrugada del 30 de abril, pero al no tener éxito, el líder del partido Voluntad Popular entró por su propio pie en la residencia del embajador, ubicada en la convulsionada Caracas. Desde hace mucho rato, el nombre del dirigente venezolano parece estar inquietando al chavismo, y de ahí que la vicepresidenta Delcy Rodríguez, en su repentina visita a España, en febrero pasado, se quejara de la presencia de López en la residencia del diplomático como reveló ABC. Según estas fuentes consultadas por este diario, Rodríguez habría comunicado al presidente del Gobierno español el malestar que causaba al Gobierno chavista la presencia ya tan prolongada de Leopoldo López en la residencia del embajador Silva Fernández. En ese momento, ABC contactó con fuentes diplomáticas españolas para saber si se había producido algún tipo de presión para expulsar al político venezolano, pero las mismas fuentes declinaron hacer comentarios.
27-03-2020 | Fuente: abc.es
El régimen de Maduro rechaza las acusaciones de narcoterrorismo de EE.UU.
El canciller venezolano Jorge Arreaza leyó un comunicado oficial en el que rechaza las acusaciones sobre narcoterrorista que le imputa el gobierno de Washington a 14 altos cargos del régimen que encabeza Nicolás Maduro y por el que pide 15 millones de dólares. Arreaza dijo que «una nueva modalidad de golpe de Estado sobre la base de acusaciones miserables, vulgares e infundadas que intenta minimizar el alto reconocimiento que posee Venezuela en la lucha contra el narcotráfico demostrado plenamente». El ministro Arreaza dijo que «la política del cambio de gobierno por la fuerza en Venezuela está destinado al fracaso». Expresó su molestia por las recompensas que ofreció la Fiscalía General de los EE.UU. para capturar a los altos cargos del régimen, «ofrecer recompensas al estilo de los vaqueros racistas del lejano oeste, demuestra el desespero de la élite supremacista de Washington y su obsesión contra Venezuela para alcanzar réditos electorales en el estado de La Florida». Consideró que el gobierno de Donald Trump no acepta que, utilizando un modelo propio e inédito el gobierno de Nicolás Maduro esté logrando manejar adecuadamente las amenazas del Covid-19 frente al estrepitoso fracaso que en esta materia han demostrado las autoridades de EE.UU. Añadió que irónicamente es en Colombia donde se produce la droga que «Estados Unidos permite entrar y que su población consume desaforadamente». Mientras el canciller leía el documento, la vicepresidenta Delcy Rodríguez informaba por las redes sociales que Venezuela «registra su primer deceso por coronavirus y los casos por la pandemia aumentan a 107, sumando un nuevo caso ubicado en Distrito Capital».
26-03-2020 | Fuente: abc.es
Diosdado Cabello dice que EE.UU. no tiene pruebas del narcoterrorismo
El segundo al mando del régimen venezolano, Diosdado Cabello, afirma que el gobierno de los Estados Unidos «no tiene pruebas sobre el narcoterrorismo» del que lo acusan como miembro del Cártel de los Soles, que habría transportado entre 200 y 250 toneladas de cocaína a ese país. Las acusaciones del Fiscal General del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Bill Barr, de que Venezuela es un estado narcoterrorista han convulsionado a la cúpula del régimen de Nicolás Maduro, por el que piden una recompensa de 15 millones de dólares y de 10 millones de dólares por la cabeza de otros altos cargos de su administración, como la suya. Cabello, también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, que no tiene reconocimiento de la comunidad internacional, envió un audio a los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) para que defiendan a Maduro en las redes sociales. En su mensaje político, Cabello pidió al gobierno norteamericano que «no nos pongan a la defensiva con sus acusaciones mientras estamos trabajando para atender la pandemia del coronavirus». «No tenemos ninguna vinculación con el narcotráfico. Esto es una arremetida y una agresión contra nosotros. No nos preocupa porque venceremos. No podrán contra nosotros ni probar nada», dijo al repetir la arenga «Patria, Socialismo o Muerte». Por su lado, el mayor general retirado del Ejército, Cliver Alcalá Cordones, es otro de los 14 solicitados por la DEA y el Departamento de Justicia por narcoterrorismo, narcotráfico, corrupción y lavado de dinero, y por el que ofrecen 10 millones de dólares de recompensa. Desde su residencia en Barranquilla, norte de Colombia, el exiliado Alcalá Cordones ha grabado vídeos en su cuenta de twitter para responder a las acusaciones de la Fiscalía General de los EE.UU., asegurando que se va a entregar a las autoridades colombianas para que «nadie pueda cobrar los 10 millones de dólares». El también excomandante de la Red de Defensa Integral (Redi) en la región de Guayana y miembro de los golpistas del Ejército que participaron en la intentona del 4-F de 1992 junto a Hugo Chávez, se siente «indignado» de que la justicia de EE.UU. lo incluya en la lista de los más buscados. En sus declaraciones, el supuesto militar disidente Alcalá implica al presidente interino Juan Guaidó en una conspiración para derrocar a Maduro, que ha sido denunciada por el mismo régimen hace dos días. Afirmó que el régimen de Maduro adelanta una campaña para destruirle. Calificó de «situación sumamente incómoda la declaración que acaba de hacer el Gobierno norteamericano». «Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano, en el marco de un pacto o de un convenio firmado por el presidente Juan Guaidó, el señor JJ Rendón, el señor (Sergio) Vergara y asesores norteamericanos», dijo. «Desde hace muchos meses venimos trabajando la conformación de una unidad por la libertad de Venezuela. Hemos tenido muchos tropiezos de la oposición, de los testaferros de la oposición que coinciden con los testaferros del Gobierno», agregó el militar. Alcalá se sumó a la fila de militares seguidores de Juan Guaidó el año pasado y se exilió en Colombia. Lo extraño es que revele los datos de un supuesto plan que coincide con el que ha presentado el mismo régimen.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
ABC destapó en exclusiva la vinculación del régimen chavista de Venezuela con el narcotráfico
ABC fue el medio que descubrió ante el mundo la vinculación del régimen chavista de Venezuela con el narcotráfico. Cinco años antes de conocerse que el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado cargos penales contra Nicolás Maduro , este diario destapó en exclusiva en enero de 2015 que ese país estaba cerrando el cerco en torno a altos cargos venezolanos implicados en el narcotráfico, con una investigación abierta sobre Diosdado Cabello -en la actualidad presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente-, siguiendo acusaciones de testigos que dibujan una situación de narcoestado. Cinco meses después, en mayo, una información de «The Wall Street Journal» ratificó lo publicado por ABC. Ahora, la acción del Departamento de Justicia norteamericano se dirige, además de Maduro, contra otros jerarcas del régimen, como el propio Cabello o el ministro de Defensa, Vladimir Padrino. A estos tres dirigentes chavistas se les acusa de narcotráfico y tráfico de armas en colaboración con la guerrilla de las FARC, en una trama de venta de cocaína que llegó a EE.UU. Así mismo, se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares (13,6 millones de euros) por cualquier pista que ayude a capturar a Maduro. En 2015, ABC informaba de que la droga que salía de Venezuela -el 90% de la producción de Colombia se distribuía desde suelo venezolano; unas cinco toneladas semanales- no solo iba a EE.UU., sino que también llegaba a Europa, con España como punto importante en las rutas que siguen las mafias, entre ellas principalmente el llamado cártel de los Soles, la organización paraestatal del narco venezolano. . Fuentes próximas a la Administración para el Control de Drogas (DEA) indicaban que la cocaína colombiana que iba a Europa salía en su mayoría en barcos pesqueros que zarpan de los puertos venezolanos de Puerto Cabello y Maracaibo. A Europa también llega la droga generada en Perú y Bolivia, aunque sus cargamentos se distribuyen básicamente a través del Cono Sur. ABC también informó en 2016 de la operación en la que fueron capturados dos sobrinos de la esposa de Maduro, Cilia Flores, y por la que Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas serían sentenciados en Nueva York a 18 años de prisión por tráfico de droga. Este mismo año, ABC daba nuevos detalles de la trama de contrabando de oro, gasolina y drogas de la que Cabello es el principal beneficiario, con entregas en mano, en un sobre, por parte de cada uno de los comandantes de los 24 estados venezolanos.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
El fin de la Venezuela petrolera
Dos procesos están ocurriendo, de forma simultánea, en relación al estatuto de Venezuela como nación petrolera. Uno, de orden coyuntural, que consiste en la grotesca y estrepitosa caída de la producción en nuestro país, resultado de la corrupción y la destrucción sistemática a la que Chávez y Maduro han sometido a Petróleos de Venezuela -PDVSA- y al conjunto de la industria. Otro, de carácter estructural, que deriva del agotamiento, a escala planetaria, del modelo energético basado en las energías fósiles. Una primera expresión de esta tendencia, es el auge de las energías renovables que se está produciendo en más de 90 países: ingenieros, investigadores y centros científicos están buscando la solución a la pregunta, quizás la más acuciante para el futuro de la Tierra y la especie humana: cómo producir la energía que la civilización requiere, en los grandes volúmenes necesarios, reduciendo al mínimo o, todavía más, eliminando para siempre la utilización de petróleo, gas y carbón, y basándose, de forma exclusiva, en las energías renovables. Aunque voceros de la industria petrolera mundial -también sus lobistas y comunicadores-, a menudo descalifican el potencial de las energías renovables para atender la enormidad de la demanda, lo cierto es que hay una búsqueda que no se detiene, que es constante el surgimiento de nuevas líneas de investigación y que, en muchos lugares del mundo, todavía en una pequeña escala, se están ensayando soluciones de distinta índole. El cambio de vehículos impulsados por combustibles a vehículos eléctricos es solo una, el más visible e inmediato, de las novedades en curso. Ya están en funcionamiento tecnologías que hacen uso de la luz solar, la almacenan y tienen capacidad para atender a miles de hogares simultáneamente. Cada vez son más frecuentes los anuncios que hablan de inversiones y obras públicas en ámbitos como la energía eólica; las energías provenientes del sol, en sus distintas variantes: térmica, fotovoltaica y concentrada; las energías de origen hidroeléctrica; las de origen biocombustible; las provenientes del movimiento de las aguas del mar -la llaman ?energía mareomotriz?-; las geotérmicas; los biocombustibles; las que provienen de la captura del calor ambiental; las que se originan en ?tecnologías pasivas?, por ejemplo, causadas por las pisadas de los usuarios en estaciones y vagones de un metro. La investigación sobre las baterías capaces de almacenar y distribuir energía se ha convertido en campo insólitamente habitado: decenas de grupos están trabajando para mejorar su capacidad de almacenaje, reducir las pérdidas y aumentar su durabilidad. Las preguntas a las que están intentando responder los tecnólogos son este calibre: baterías para que un avión con 500 pasajeros pueda volar durante quince o dieciséis horas, o para que un barco de carga pueda navegar diez mil kilómetros con miles de toneladas de peso encima, o para impulsar un cohete que ponga en órbita un satélite alrededor de la luna, o todavía de mayor significación, para que un sistema de baterías que almacena energía solar durante el verano pueda responder a la demanda, durante los meses de invierno, de ciudades de dos y tres millones de habitantes. A estos factores, hay que añadir tres muy destacados. El primero de ellos, los acuerdos a escala global (el de París del 2015 y los distintos protocolos ambientales que han sido aprobados): aunque su eficacia no ha sido la que esperaba, apuntan a objetivos que tienen la calificación de lo indiscutible y necesario. El segundo, el aumento de las regulaciones (como las decisiones que la Unión Europea ha tomado para descarbonizar la generación de energía, la producción industrial y la locomoción). Y el tercero, que tiene especial relevancia política y social, la expansión, en la opinión pública y los líderes sociales del mundo, de la preocupación por la crisis climática. Hasta hace unos cinco años, era frecuente leer o escuchar los pronósticos de expertos y futurólogos: estimaban que la era del petróleo, que se puso en marcha en 1859, cuando Edwin Drake perforó el primer pozo en Pensilvania, entraría en declive alrededor del 2050. Las realidades han sido estrechando esos pronósticos: ya hay quienes hablan del 2030. Más inmediata todavía, en la propia industria petrolera se han generado estimaciones que sostienen que, entre 2024 y 2025 se producirá el punto máximo de la demanda mundial y que, a partir de ese momento, comenzará a producirse un paulatino declive. Mientras la civilización avanza sin titubeos hacia la era digital y de las energías renovables, Venezuela no ha avanzado ni un milímetro, en las últimas dos décadas, en la diversificación de su economía. Hemos perdido años fundamentales, que tendrán un costo nefasto, ahora mismo incalculable, en las vidas de las próximas generaciones. No solo no se diversificó, sino que se destruyó lo que había de industria y de potencial exportador. La que fue una próspera nación petrolera es ahora un país empobrecido, cuya existencia depende de las remesas, de la seudo legalidad del arco minero, del contrabando de oro y otros minerales, y de los beneficios que genera la alianza del régimen con el narcotráfico. El fin de la Venezuela petrolera está cada vez más próximo. De ello se desprende una urgencia: hay que diseñar un nuevo país, una forma distinta de producir y generar riqueza. Esto no puede seguir esperando. Venezuela no tiene tiempo. En lo inmediato hay que hacer ambas cosas: recuperar la industria petrolera y alcanzar un rápido y duradero acuerdo político, social y económico, sobre cuáles podrían ser los fundamentos de la nación post petrolera.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. ofrece 15 millones de dólares por Nicolás Maduro por narcotráfico
La fiscalía de Estados Unidos ha presentado cargos por narcotráfico contra el líder del régimen venezolano, Nicolás Maduro, 12 colaboradores suyos y dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las Farc. El gobierno norteamericano ofrece además hasta 50 millones de dólares (45 millones de euros) por información que permita la captura de cualquiera de los imputados, 15 millones por Maduro y 10 por algunos de los demás, como el ?número dos? Diosdado Cabello. Esta nueva acción emprendida por EE.UU. abunda en la vinculación del régimen chavista con el narcotráfico, que ABC destapó en exclusiva en 2015. Este diario avanzó entonces que Washington ya cerraba el cerco en torno a altos cargos venezolanos, con una investigación abierta sobre Cabello, siguiendo acusaciones de testigos que dibujaban una situación de narcoestado. Cinco meses después, una información de «The Wall Street Journal» ratificó lo publicado por ABC. Según ha dicho el fiscal general (ministro de Justicia) de EE.UU., William Barr, «el régimen de Maduro es criminal y corrupto». «Mientras los venezolanos sufren, con esta trama se enriquecen por medio del dinero del narcotráfico y la corrupción», añadió Barr al revelar los cargos en una conferencia de prensa en Washington. Entre los imputados en juzgados federales de Nueva York, Washington y Miami están Maduro; Cabello; el juez del Supremo Maikel Moreno; el ministro de Defensa Vladimir Padrino López; el vicepresidente Tareck el Aisami; el mayor general del ejército Cliver Alcalá, y el jefe de inteligencia Hugo Carvajal (huido a España y hoy prófugo de la justicia). También se han presentado cargos contra Luciano Marín alias ?Ivan Marquez,? y Seuxis Paucis Hernández Solarte alias ?Jesús Santrich,? ambos líderes de las Farc.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Today, the U.S. announced rewards to bring former Maduro regime officials responsible for international narcotics trafficking to justice. The people of <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a> deserve a transparent, responsible, representative government that serves the needs of the people.</p>&mdash; Secretary Pompeo (@SecPompeo) <a href="https://twitter.com/SecPompeo/status/1243195481624379393?ref_src=twsrc%5Etfw">March 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Según la fiscalía el régimen venezolano ha inundado EE.UU. de cocaína en las pasadas dos décadas. Estiman los fiscales que las rutas abiertas por el régimen que hoy preside Maduro con asistencia de la guerrilla colombiana de las Farc han servido para inyectar en el mercado de la droga estadounidense hasta 250 toneladas métricas de cocaína. Si Maduro llegara a ser extraditado, se enfrenta a un juicio y una pena máxima de 50 años si es declarado culpable. Uno de los fiscales norteamericanos que han trabajado en este caso cinco años, Geoffrey Berman, asegura que «el alcance y la magnitud de esta supuesta trama de narcotráfico fue posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y proporcionaron el amparo político y militar necesario para los crímenes de narcotráfico descritos en nuestros cargos». Es más, el fiscal Berman asegura que «Maduro y los otros acusados tenían la intención expresa de inundar EE.UU. de cocaína para perjudicar la salud y el bienestar del país. Maduro desplegó muy deliberadamente la cocaína como arma». Según los detalles dados por la fiscalía, el régimen de Maduro le ha otorgado a la guerrilla de las Farc el control de una serie de rutas para transportar cocaína dentro de territorio soberano venezolano. Esta trama permite operar a lo que el gobierno estadounidense denomina Cártel de los Soles, un grupo conformado primero por miembros corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en las últimas décadas por elementos del gobierno bolivariano para el tráfico de drogas. Se le llama así por las insignias en forma de sol que llevan en la solapa los altos mandos militares de Venezuela. Según la acusación, Maduro y sus colaboradores forman parte de ese cártel desde 1999. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">¡Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán! <a href="https://t.co/jpE4c8JzFr">pic.twitter.com/jpE4c8JzFr</a></p>&mdash; Nicolás Maduro (@NicolasMaduro) <a href="https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1243187029875331072?ref_src=twsrc%5Etfw">March 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Maduro ha respondido por medio de su cuenta de Twitter que es víctima de una conspiración internacional para apartarle del poder: «Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán!». También ha avanzado la cadena CNN este jueves, citando fuentes de gobierno estadounidense, que el departamento de Estado tiene intención de incluir a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo, en la que se incluyen ya Corea del Norte, Irán y Sudán. Este paso le permitiría al presidente cortar ayudas, la prohibición de venta de material militar y otras duras restricciones financieras. Cuba estaba en esa lista hasta que la retiró en 2016 el gobierno anterior, de Barack Obama. Lo más relevante es que con la inclusión en esta lista se puede penalizar a quienes hagan negocios con el régimen venezolano. Es cierto que las sanciones aplicadas hasta ahora han dificultado enormemente el comercio entre EE.UU. y Venezuela, pero quedan en este último país algunas petroleras que están cobrándose deuda. Esta decisión podría afectar, como en el caso de Irán, a empresas de países socios de EE.UU. que hagan negocios con el país sancionado, como es el caso de Repsol. El año pasado, EE.UU. reconoció al presidente d ella Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente encargado y representante legítimo del país, una decisión que después imitó medio centenar de países. En abril, altos funcionarios de EE.UU. apoyaron un pronunciamiento militar contra Maduro que fracasó por la traición, entre otros, del juez Moreno y el ministro Padrino, ahora imputados. Es el departamento de Estado, la diplomacia, la que incluye a determinados países en esta lista, de acuerdo con tres leyes que regulan este régimen. Este paso le permite al presidente cortar ayudas, la prohibición de venta de material militar y otras duras restricciones financieras. Cuba estaba en esa lista hasta que la retiró en 2016 el gobierno anterior, de Barack Obama. Lo más relevante es que con la inclusión en esta lista se puede penalizar a quienes hagan negocios con el régimen venezolano. Es cierto que las sanciones aplicadas hasta ahora han dificultado enormemente el comercio entre EE.UU. y Venezuela, pero quedan en este último país algunas petroleras que están cobrándose deuda. Esta decisión puede afectar, como en el caso de Irán, a empresas de países socios de EE.UU. que hagan negocios con el país sancionado, como es el caso de Repsol.
26-03-2020 | Fuente: elmundo.es
El encierro por el coronavirus no detiene el mercado de la droga
Los vecinos del barrio de La Mina, en la periferia de Barcelona, denuncian el narcotráfico en sus calles pese al estado de alarma 
25-03-2020 | Fuente: abc.es
Brasil localiza 1,1 toneladas de cocaína en un camión con guantes para el Covid-19
El hallazgo en Brasil, en medio de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, de 1,1 toneladas de cocaína ocultas en un camión que transportaba guantes quirúrgicos, pone en evidencia que el narcotráfico se amolda siempre al cambio de circunstancias: los cierres fronterizos dificultan los envíos, pero la dedicación de las fuerzas del orden a fumigaciones y otras actividades de emergencia puede reducir la vigilancia. El episodio, ocurrido el 13 de marzo, también subraya el papel de Brasil como país fundamental en la salida de la cocaína producida en Perú y Bolivia y en menor medida Colombia, países con los que en conjunto tiene una frontera más larga que la que separa Estados Unidos y México. Brasil es un «significativo país de tránsito y destino» de cocaína, según lo define el Informe de Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos del Departamento de Estado norteamericano. Si bien la mayor parte de la cocaína originada en Colombia viaja a EE.UU. o Europa, a través Centroamérica y México ?muchas veces partiendo desde Venezuela, y en menor medida desde Ecuador? o del Caribe, la mayor parte de la que se produce en Perú pasa a Bolivia y la de ambos países viaja sobre todo a Brasil, tanto para la exportación a Europa ?en ocasiones a través de África? como para el consumo de un creciente mercado propio (también el consumo ha aumentado en Argentina). Segundo mayor consumidor Precisamente ese aumento del consumo en Brasil es destacado por el último informe del Departamento de Estado norteamericano. «Brasil sufre de un importante y creciente problema de consumo interno de drogas. Brasil es el segundo mayor consumidor de cocaína del mundo», después de Estados Unidos, «y probablemente el mayor consumidor de productos derivados de la cocaína». La violencia vinculada al narcotráfico constituye la principal amenaza a la seguridad en Brasil, donde casi una cuarta parte de la población reclusa cumple condena por crímenes relacionados con las drogas (150.000 internos), más que por ningún otro tipo de crimen. En abril de 2019 el Gobierno aprobó una nueva Política Nacional de Drogas, que estableció una nueva estructura institucional para la lucha contra este problema. En junio, el presidente Bolsonaro firmó la nueva Ley contra las drogas. El informe estadounidense, en cualquier caso, avala la lucha antinarcóticos brasileña e indica que no ve indicios de implicación de autoridades públicas en ese negocio ilícito: «Hay poca evidencia que sugiera que altos funcionarios del gobierno están involucrados en tal actividad. Si bien hubo varias denuncias y ejemplos de corrupción política en todo Brasil en 2019, no hubo vínculos directos entre la corrupción política y el narcotráfico a nivel nacional» Conexión con el yihadismo El papel de Brasil como centro operacional sur del narcotráfico de la región (como México es el centro operacional norte) lo destaca la investigadora italiana Maria Zuppello en un reciente libro. Zuppello subraya cómo el puerto de Santos (la salida al mar de Sao Paulo) se ha convertido en «el nuevo hub del comercio mundial de narcóticos», del cual sale casi el 80% de las drogas de Latinoamérica con destino a Europa. Zuppello establece que en el negocio del narcotráfico convergen las redes del crimen organizado, como es el caso del poderoso PCC (Primeiro Comando da Capital), y también del terrorismo islámico, cuya presencia en Brasil documenta. Precisamente su libro, «Tropical Jihad», rastrea esas conexiones con el radicalismo islamista y advierte que, debido al gran negocio de la cocaína, América Latina podría «acabar siendo el nuevo cajero automático para financiar la Yihad global». En Latinoamérica, según Zuppello, «narcotráfico y terrorismo aparecen cada vez más próximos y aliados que nunca (similar al patrón en Afganistán con el mercado de la heroína)». Habitualmente ha sido señalada la Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay, como lugar de presencia de elementos de Hezbolá y de Al Qaida. Zuppello también se refiere a otros dos puntos fronterizos del «nexo crimen-terrorismo». Uno de ellos es el paso entre la ciudad uruguaya de Chuy y la brasileña de Chuí, y el otro, el paso entre la población paraguaya de Pedro Juan Caballero y la brasileña Ponta Pora. Este último paso transfronterizo, según Zuppello, «se ha convertido en la tierra de nadie del tráfico de drogas», pues se encuentra en una de las rutas de transporte que llevan la cocaína desde Perú y Bolivia hasta el puerto de Sao Paulo.
15-03-2020 | Fuente: abc.es
Maduro suspende la actividad laboral excepto la social
Nicolás Maduro anunció hoy en cadena nacional de radio y televisión la suspensión laboral, legal, excepto las de servicios sociales y necesidad apremiante como alimentos, salud, seguridad y otras mientras decreta cuarentena en siete estados al reportar que aumentaron a 17 casos de infectados por coronavirus en Venezuela. «Hemos detectado siete nuevos casos de coronavirus, cuatro de Europa uno de Cúcuta y otros casos de otras partes del mundo. Suman 17 casos en Venezuela», dijo. Anunció que a partir de mañana lunes a las cinco de la mañana entra en cuarentena social, colectiva, la capital Caracas, La Guaira y Miranda, además de los estados Zulia, Táchira, Apure y Cojedes. Aclaró que la suspensión laboral, legal, excepto las de servicios sociale s y necesidad apremiante son los de alimentos, salud, servicios de seguridad, policial, transporte, con la obligatoriedad absoluta de exigir el tapaboca. Previamente el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez anunció que fueron suspendidos todos los vuelos provenientes de Panamá y República Dominicana por 30 días. ABC supo de buenas fuentes que de los 17 nuevos casos, podrían estar incluidos nueve militares venezolanos que venían de Irán en un vuelo con conexión procedente de Italia antes de que Maduro anunciara este viernes las medidas de prevención para contener la pandemia. Los nueve pasajeros militares que venían de Irán han ingresado de inmediato al Hospital Militar de Caracas, contagiando al equipo de médicos que atienden ese centro y que no estaban prevenidos, antes de que Maduro diera el discurso de la alerta nacional. La información trascendió en las redes que se hicieron eco de la información de los pasajeros militares. Maduro de inmediato anunció la cancelación de los vuelos procedentes de Europa y Colombia pero no los de Irán que mantiene semanalmente con ese país. El presidente interino, Juan Guaidó, ha criticado que Maduro haya cancelado los vuelos europeos y de Colombia sin haber suspendido los de Teherán a Caracas. Maduro ha puesto a disposición una lista de 46 hospitales públicos pero la mayoría no dispone de reactivos para hacer los exámenes del Covid-19 y mucho menos como atender a los contagiados. Por ello, el régimen ha iniciado una campaña internacional para que EE.UU. y la Comunidad Europea levanten las sanciones en su contra para hacer frente a la pandemia. El régimen alega que no tiene recursos y necesita recursos para comprar los materiales necesarios para enfrentar el Covid-19. Nicolás Maduro aprovechó la aparición del coronavirus en el territorio venezolano para rogarle a la administración de la presidente de los Estados Unidos, Donald Trump que levante todas las sanciones contra el régimen. Maduro ordenó a su canciller, Jorge Arreza que iniciara una nueva batalla para que EE.UU. y la comunidad europea levante las sanciones alegando que no podían comprar los insumos para detectar el Covid-19. «Ojalá el gobierno de EEUU tome en cuenta esta complicada situación de salud pública, reflexione y cese sus agresiones contra Venezuela, Cuba, Irán, Zimbabue, y el resto de naciones que agrede económicamente, pues hace más difícil la atención a problemas como éste», dijo el canciller Arreaza. La vicepresidente Delcy Rodríguez también ha pedido asistencia y ayuda técnica a la Organización Mundial de la Salud para frenar la propagación del coronavirus. «A través de la vía diplomática, Nicolás Maduro hizo llegar una carta solicitando asistencia técnica especializada para el Covid-19», declaró la funcionaria este sábado 14 de marzo. Adelantó que en los próximos días recibirán donaciones de kits de pruebas para detectar el virus. «Venezuela requiere poder acceder a sus recursos financieros, adquirir medicamentos y alimentos al mercado internacional con los recursos que contamos, pero están bloqueados», manifestó. El gobierno de los EEUU a través de su embajada virtual en Caracas, aclaró que el suministro de alimentos y medicinas no están sujetos a las sanciones impuestas a los altos cargos de Maduro por corrupción, narcotráfico y lavado de dólares. El presidente interino Juan Guaidó ha ofrecido la creación de un espacio humanitario para recibir la ayuda proveniente de los organismos multilaterales, pero el régimen de Maduro no ha respondido a este pedido que supone rechazar todo gesto que pueda ayudar a los venezolanos.