Infortelecom

Noticias de narcotrafico

02-04-2020 | Fuente: abc.es
Así es el despliegue militar de EE.UU. frente a Venezuela
Pocas veces ha autorizado la Casa Blanca un despliegue militar de la magnitud del anunciado el miércoles por Donald Trump, algo todavía más relevante si se tiene en cuenta que la orden la recibió el Pentágono justo cuando el país se enfrenta a su peor crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus . Son miles de soldados estadounidenses los desplegados en el Caribe y el Pacífico, en una operación contra el narcotráfico en la que participan principalmente la Armada, la Fuerza Aérea y la Guarda Costera. Bajo la supervisión del Comando Sur, y el almirante responsable, Craig Faller, se encuentran ya soldados de infantería, marinos, y miembros del Marine Corps, la Fuerza Aérea y la Guarda Costera en un complejo dispositivo para interrumpir tres rutas de la droga: de Venezuela a las islas del Caribe y a Centroamérica, y de Colombia a Centroamérica. El objetivo es reducir la llegada de cocaína, las metanfetaminas, el fentanilo y otros estupefacientes a Estados Unidos. Para ello hay ya buques de guerra desplegados ante las costas de Venezuela y en el Pacífico, según un mapa exhibido por Trump al efectuar su anuncio. Los recursos de las fuerzas armadas movilizados para esta misión son, según el presidente, destructores, buques de guerra, cazas y helicópteros de la Armada; diez buques tipo ?cutter? de la Guarda Costera, y aviones de vigilancia de la Fuerza Aérea. La Armada ha movilizado sus Boeing P-8 Poseidon, preparados para guerra antisubmarina. Proceden de los comandos del Pacífico y Europa, y de la base naval de Norfolk, en Virginia. Agencia Antidroga En las labores de coordinación con el Comando Sur, cuya sede está en Florida, se encuentran la Agencia Antidroga (Dea, por sus siglas en inglés), y los departamentos de Seguridad Nacional y Justicia. Algunas de esas rutas, sobre todo las que van por tierra, se vigilarán desde el aire, con avionetas de supervisión de la Fuerza Aérea.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Días de angustia para los capos de la droga pues <a href="https://twitter.com/Southcom?ref_src=twsrc%5Etfw">@Southcom</a> lleva a cabo una operación masiva anti-narcoticos frente a las costas de <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a>. <a href="https://t.co/zyex8g8TpG">pic.twitter.com/zyex8g8TpG</a></p>&mdash; Marco Rubio (@marcorubio) <a href="https://twitter.com/marcorubio/status/1245723999436505090?ref_src=twsrc%5Etfw">April 2, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El objetivo del despliegue en el Caribe lo dejó claro el miércoles el secretario de Defensa Mark Esper: «Actores corruptos, como el régimen ilegítimo de Maduro en Venezuela, dependen de las ganancias derivadas de la venta de narcóticos para mantener su poder represor. El pueblo venezolano continúa sufriendo enormemente debido al control criminal de Maduro sobre el país». Respecto a plazos, la operación comenzó el 1 de abril, y, de forma extraordinaria, no tiene fecha límite. Según dijo el secretario Esper, jefe del Pentágono: «No voy a revelar cuánto tiempo durará. Lo iremos evaluando, y haremos ajustes. Podemos aumentar fuerzas. Podemos disminuirlas. Podemos mantenerlas como están. Pero será una evaluación que haremos de forma interministerial. Le informaremos al presidente. Y tomaremos su orientación a partir de ahí».
02-04-2020 | Fuente: abc.es
Juan Guaidó: «Esta es la acusación número 12 que hace Maduro en mi contra»
Juan Guaidó (La Guaira, Venezuela) atiende esta llamada en medio de una nueva escalada de tensión política a raíz del ofrecimiento de Estados Unidos de un plan de transición para Venezuela sin Maduro ni Guaidó , que ha desatado la «furia bolivariana» del líder chavista contra la oposición, y preocupado por la expansión del coronavirus en el país. Comenta que la cuarentena decretada por el Gobierno desde el pasado 13 de marzo se cumple solo en los sectores que tienen recursos económicos porque ellos sí lo pueden respetar. No tanto es así, en los sectores populares donde es más complejo porque son personas que viven día a día de la economía informal. El presidente encargado asegura que «estamos en una emergencia nacional» y urge la conformación de un gobierno de transición. «Se necesita un préstamo inicial de 1.200 millones de dólares para hacer frente a la pandemia en nuestro país», pero reconoce que «nadie le va a prestar dinero a un terrorista», refiriéndose a Nicolás Maduro. Su comité de expertos ante el coronavirus pronostica que en Venezuela se puedan contagiar un millón de personas por el Covid-19, en un país donde el sistema sanitario colapsó hace más de cinco años debido a la crisis humanitaria. ¿El plan que presentó EE.UU. hace unos días sobre la conformación de un gobierno de emergencia nacional en Venezuela es una propuesta que planteó la presidencia interina? El plan deriva de una propuesta que hicimos en las conversaciones en Noruega. Lo novedoso es que EE.UU. presenta cómo ellos levantarían las sanciones teniendo como base una propuesta de transición. Y es también parte del trabajo internacional que hemos hecho en las giras buscando opciones al cambio político en Venezuela. Si logramos la conformación del Consejo de Estado, instalamos el gobierno de emergencia nacional y se convocarían elecciones. El incentivo es para los que aún respaldan al dictador, a ellos se le levantarán las sanciones personales: a los miembros de la Constituyente, a los del Consejo Nacional Electoral y a los demás funcionarios que se sumen al proceso. Maduro rechazó la propuesta de EE.UU. porque considera que es una injerencia extranjera. ¿Pensaba usted que él iba a aceptar esa salida? Yo no le tengo buena fe a un terrorista. No tenía ningún tipo de expectativa, por eso es que estamos presionando. Repito, el gran incentivo no es para Maduro, nosotros sabemos que él quiere seguir usurpando el poder, es para los que están en su entorno que sienten que pueden formar parte del gobierno de emergencia. Maduro está hoy señalado por la justicia estadounidense, pero anteriormente había un informe de violacion de derechos humanos. La hoja de ruta consiste en 13 puntos y dos garantías que garantizan la participación del alto mando militar y los gobernadores y alcaldes durante el periodo de transición. ¿Esto eso un incentivo para que se sumen a forzar la salida de Maduro? Nosotros estamos buscando desplazarlo más que forzar su salida. Contamos con una coalición de aliados internacionales más grande que la de la Segunda Guerra Mundial por la causa de la libertad y democracia de nuestro país. Hoy proponemos opciones concretas y empujados por la pandemia y la emergencia humanitaria. ¿Quiénes podrían conformar ese Consejo de Estado al que se refiere el Plan? Es más fácil decir quienes no formarían parte: los que tengan señalamientos con el terrorismo, el narcotráfico y la violación de derechos humanos en el país. Y los perfiles son necesariamente líderes políticos o sociales que representen a sectores importantes porque es una transición, se delegarían las funciones del ejecutivo al Consejo de Estado hasta la celebración de unas elecciones presidenciales. ¿Y qué pasa con Maduro? Lo mejor es que Maduro acepte la oferta de la comunidad internacional y se haga a un lado. La decisión de quedarse o de irse a otro país se verá con la presión interna que hagamos y dependerá de lo tóxico que es o no para su entorno. Maduro es como el Covid-19 todo lo que toca lo infecta, lo más sano para su entorno es aislarlo, ponerlo en cuarentena para atender la emergencia humanitaria. Lo lamentable es que esa decisión la tomó él, por sus errores y su soberbia. Es un absoluto cobarde por no asumir su responsabilidad. El exmilitar venezolano Clíver Alcalá Cordones lo relacionó con la compra de armas en Colombia para un intento de golpe de Estado contra Maduro. ¿Ordenó usted la compra de este armamento? No conozco a Clíver Alcalá y no tengo información de lo que dice. ¿Habló alguna vez personalmente con Alcalá? ¿Se ofreció en algún momento a colaborar con el gobierno de transición? Yo nunca he hablado con él. La Fiscalía venezolana lo citó en los Tribunales este jueves a las 9.00 de la mañana por presuntamente intentar un magnicidio contra Maduro ¿Va a asistir a la citación hecha por Tarek William Saab? No asisto no por el absurdo de lo que dice una persona, si no ese señor no tiene facultades y es un usurpador de la Fiscalía designada por la ilegítima Constituyente. Además, yo tengo prerrogativas constitucionales por ser el jefe del Parlamento y presidente encargado del país. Venezuela podría ser el país más afectado por el coronavirus por tener el sistema sanitario más débil de la región. ¿Cómo proyectan la expansión del virus? Mi gran preocupación es la propagación del coronavirus en el país. En total tenemos 84 respiradores en hospitales públicos y 126 aproximadamente en clínicas privadas. Si no me equivoco, España debe tener más de 8.000 respiradores en toda la red sanitaria. Si la tasa de contagio es similiar a la de España o Italia, que nada apunta a que pueda ser distinta, podemos tener una situación compleja en Venezuela. Lo que sabemos es que la dictadura ha mentido desde el principio con las cifras de contagio, incluso utilizan el virus para perseguir como hicieron con el periodista Darvison Rojas que lo buscaron a su casa por estar «contagiado». Esa opacidad solo va a agravar la emergencia. Hace 11 días yo tuve de fuentes internas de un ministerio que daba la cifra de 200 contagios. El ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, habló recientemente del primer muerto que reportó síntomas desde el 29 de febrero y ellos reportaron el primer caso el 13 de marzo. Nosotros no sabemos en cuál semana estamos y en cualquier momento puede haber un brote sin contención y sin capacidad de respuesta por el Gobierno. Nuestros técnicos han desarrollado un plan llamado José María Vargas donde recoge el trabajo que hay que hacer frente a la pandemia. Las cifras oficiales dicen que hay 143 contagios en todo el territorio ¿Usted cree en estos datos? Lo que sabemos es que la dictadura ha mentido desde el principio con las cifras de contagio, incluso utilizan el virus para perseguir como lo hicieron con el periodista Darvison Rojas que lo buscaron en su domicilio y se lo llevaron detenido por estar supuestamente «contagiado». La opacidad en las cifras solo va a agravar la emergencia. Hace 11 días, yo obtuve de fuentes internas del Ministerio que la cifra oficial era de 200 contagios. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, -portavoz de la crisis del Gobierno bolivariano- anunció el primer muerto que reportó síntomas desde el 29 de febrero y ellos dijeron que el primer caso fue detectado el 13 de marzo. Nosotros no sabemos en qué semana estamos de la epidemia y en cualquier momento puede haber un brote sin contención y sin capacidad de respuesta por el Gobierno. Nuestros técnicos han desarrollado un plan llamado José María Vargas donde recoge el trabajo que hay que hacer frente a la pandemia. ¿El Gobierno de Maduro subestima el coronavirus? A la dictadura no le importa la gente solo le importa permanecer en Miraflores. No tienen la capacidad, ni la sensibilidad para atender la pandemia.
01-04-2020 | Fuente: abc.es
La Armada de EE.UU. se moviliza frente a Venezuela para cortar los envíos de droga
El presidente de Estados Unidos anunció este miércoles la movilización de las fuerzas armadas a aguas internacionales frente a las costas de Venezuela para operaciones en la lucha contra el narcotráfico. «No podemos permitir que los carteles de la droga exploten la pandemia para poner en riesgo vidas estadounidenses», dijo Donald Trump en la Casa Blanca rodeado de la plana mayor de su gobierno. Esta movilización obedece a una operación antidroga en el resto de América, y en ella participan la Armada, la Fuerza Aérea y la Guarda Costera, que colaborarán con los ejércitos de otros 22 países aliados en el continente. El anuncio de esta movilización fue extraordinario, porque a Trump le acompañaron en la Casa Blanca el jefe del Estado Mayor, general Mark Milley; el jefe de Operaciones Navales, almirante Michael Gilday; el comandante de la Guarda Costera, almirante Karl Schultz, y varios ministros. Más cuando el país está en estado de emergencia por la pandemia del coronavirus, que ya cuenta 200.000 contagiados y 4.600 fallecidos. Esta operación comenzó el mismo miércoles, ya hay buques frente a las costas de Venezuela, además de otros puntos del Atlántico y el Pacífico, y no tiene fecha de fin. Según dijo ayer el propio presidente, en ella participan destructores, buques de combate litoral, cazas, helicópteros y aviones de vigilancia. Nuevas rutas Con las nuevas movilizaciones anunciadas ayer, se ha doblado la presencia de la Armada en el Caribe para operaciones de lucha antidroga. Según dijo el general Milley, «hace tiempo que recibimos información de inteligencia de que los cárteles de la droga iban a aprovechar la crisis del Covid-19 para intentar introducir más droga en nuestro país». El jefe del Pentágono, Mark Esper, dijo que esta operación está diseñada para contener las actividades ilegítimas de Maduro. «El régimen de Maduro depende de los ingresos de la venta de drogas para mantener su represión desde el poder», dijo el secretario de Defensa. «La ciudadanía de Venezuela sufre terriblemente por las prácticas represivas de Maduro», añadió. La semana pasada el ministerio fiscal norteamericano presentó cargos por narcotráfico contra Maduro, 11 colaboradores suyos y dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las Farc. El gobierno norteamericano ofrece además hasta 50 millones de dólares (45 millones de euros) por información que permita la captura de cualquiera de los imputados, 15 millones por Maduro y 10 por algunos de los demás, como el ?número dos? Diosdado Cabello. Según la fiscalía, esa trama permite operar a lo que el gobierno estadounidense denomina Cártel de los Soles, un grupo conformado primero por miembros corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en las últimas décadas por elementos del gobierno bolivariano para el tráfico de drogas. Se le llama así por las insignias en forma de sol que llevan en la solapa los altos mandos militares de Venezuela. Desde 1999 ese cártel ha inyectado en el mercado de la droga estadounidense hasta 250 toneladas métricas de cocaína al año, según los fiscales. Relación con México El fiscal general (ministro de Justicia) William Barr relacionó la actividad del régimen de Maduro con los cárteles mexicanos. Según las estimaciones del gobierno de EE.UU. la cocaína y otras sustancias introducidas ilegalmente en el país provocan unas 70.000 muertes anuales por sobredosis. Según Barr, el régimen de Maduro busca rutas alternativas a la del Caribe para llevar la droga a EE.UU. Una de ellas es a través de Centroamérica, por lo que el Pentágono ha movilizado también a la fuerza aérea. El cálculo del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca es que estas medidas «le privarán al régimen de Maduro los fondos ilícitos con los que financia su represión», según dijo ayer su director, el embajador Robert O?Brien. Su predecesor en el cargo, el despedido John Bolton, fue un gran defensor de la movilización de las fuerzas armadas para destituir a Maduro. Fue él quien advirtió en repetidas ocasiones que «todas las opciones están sobre la mesa» contra el régimen. Ayer añadió O?Brien que «Maduro, los narcos y los terroristas deben tener claro que a pesar de que estamos luchando contra la pandemia del coronavirus, cumpliremos las directrices del presidente en la lucha contra el narcotráfico». El anuncio llega un día después de que la diplomacia norteamericana propusiera un plan de transición a la democracia en el que podría participar el grueso del régimen venezolano pero sin Maduro. Según ese plan, Juan Guaidó renunciaría a ser presidente de transición hasta que haya elecciones libres en un plazo de seis a 12 meses. El régimen rechazó inmediatamente el plan por medio de su canciller, Jorge Arreaza, quien dijo en una entrevista radiofónica que en todo caso «las decisiones sobre Venezuela se toman en Venezuela».
31-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. pide que Maduro y Guaidó renuncien a la presidencia para crear un gobierno de emergencia en Venezuela
El Gobierno de Estados Unidos propone formalmente un plan de transición en Venezuela que incluye la renuncia a la presidencia tanto de Nicolás Maduro como de Juan Guaidó como una solución urgente a la crisis política, que además le permita al país enfrentarse a la grave crisis sanitaria de la pandemia de coronavirus . El plan, que ha presentado el secretario de Estado (ministro de Exteriores) Mike Pompeo, contempla la participación de la mayor parte de régimen y de la oposición en un gobierno de unidad nacional, algo que le permitiría a Venezuela acceder de nuevo a los mercados financieros internacionales y levantaría el embargo de crudo y otras sanciones. EE.UU. calcula que así Venezuela podría obtener los 1.200 millones de dólares que esta que necesita para solucionar la grave crisis humanitaria que padece. Según Pompeo, «el marco democrático que planteamos para Venezuela incluye la conformación de un Consejo de Estado, donde estarían cinco personas que guiarían el país a unas elecciones libres y democráticas. Ni Nicolás Maduro ni Juan Guaidó deberán ser parte de este Consejo de Estado». De todos modos, EE.UU. cree que Maduro no puede ser candidato en otras elecciones, pero sí lo puede ser Guaidó. «Nosotros apoyamos la propuesta de Consejo de Estado para la transición en Venezuela, el presidente del Consejo de Estado no pudiese ser candidato en las elecciones presidenciales. Una vez que se celebren las elecciones presidenciales libres y justas, todas las sanciones serían levantadas», dijo Pompeo. La decisión de apartar a Guaidó en la transición es polémica, y no tiene apoyo unánime en el Capitolio. El senador republicano Marco Rubio dijo: «El secretario Pompeo tiene razón al reconocer un retorno pacífico a la democracia en Venezuela liderado por un gobierno de transición ampliamente aceptable como el camino ideal hacia adelante. Y tal esfuerzo requeriría el apoyo y la participación de los militares y líderes clave que representan una sección transversal de puntos de vista políticos. Pero fracasará si deja de lado a Juan Guaidó y la Asamblea Nacional legítimamente elegida que dirige. O si incluye a Nicolás Maduro y ciertos miembros de la mafia que él controla». La propuesta de Guaidó El propio Guaidó ya ha propuesto un Consejo de Estado para conformar un Gobierno de Emergencia que se enfrente a la crisis por el coronavirus y lidere la transición a la democracia. Según dijo el presidente encargado en una entrevista en la cadena TVV, «¿en su sano juicio quién le prestaría a un mala paga, a un violador de derechos humanos o a un narcotraficante? Nadie. Es un tema de sensatez. Eso deben entenderlo quienes rodean al dictador. Eliminen la soberbia. ¿Con quién debemos permanecer? Con los que nos garanticen estabilidad y gobernabilidad. Tampoco pudiéramos instalar un gobierno que dure dos días». El jueves pasado, la Fiscalía estadounidense presentó cargos contra Nicolás Maduro, otros 11 venezolanos y dos colombianos por narcotráfico y tenencia de armas, con penas de hasta cadena perpetua sin son declarados culpables. Además, el Departamento de Estado ofrece 15 millones de dólares por pistas que permitan la captura de Maduro y 40 millones por otras cuatro personas, 10 millones cada uno.
31-03-2020 | Fuente: abc.es
El presidente de México saluda a la madre de «El Chapo» tras un evento en Sinaloa
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, saludó el domingo dándole la mano a la madre del narcotraficante Joaquín «el Chapo» Guzmán Loera durante una visita oficial al municipio de Badiraguato, ubicado en el Estado de Sinaloa. Se trata de un gesto sin precedentes, ya que es la primera vez que un presidente mexicano se muestra públicamente cercano con los familiares directos de «el Chapo», quien fue condenado el año pasado a cadena perpetua en Estados Unidos al ser considerado uno de los líderes del Cártel de Sinaloa. «Te saludo, no te bajes, no te bajes, ya recibí tu carta», dice López Obrador en un vídeo de apenas 30 segundos que captó el polémico momento. María Consuelo Loera Pérez, la madre del criminal, está en el asiento del copiloto dentro de una camioneta blanca a la que se acerca López Obrador. A continuación, el abogado de «el Chapo» José Luis González Meza agarra al presidente del brazo en un gesto afable y mantiene una breve conversación con él mientras sonríe. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr"> El Mandatario federal <a href="https://twitter.com/lopezobrador_?ref_src=twsrc%5Etfw">@lopezobrador_</a> anduvo por la tierra natal de &#39;El Chapo&#39;, saludó a su mamá Consuelo Loera y todo coincidió con el cumpleaños de su hijo Ovidio Guzmán <a href="https://t.co/FUIFRkxsnO">https://t.co/FUIFRkxsnO</a></p>&mdash; REFORMA (@Reforma) <a href="https://twitter.com/Reforma/status/1244633081950220289?ref_src=twsrc%5Etfw">March 30, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Para añadir aún más polémica, el saludo se produjó el 29 marzo, fecha en la que era el cumpleaños de Ovidio Guzmán Salazar, uno de los hijos de «el Chapo» a quien el Ejército mexicano tuvo que liberar en octubre tras realizar una fallida operación militar. López Obrador realizó el viaje oficial a Sinaloa para supervisar la construcción de una carretera. «Me dijeron que estaba ahí y que quería saludarme. Me bajé de la camioneta y la saludé», explicó este lunes el mandatario durante su rueda de prensa matutina, durante la que rechazó las críticas que ha recibido por el gesto. «Es una señora de 92 años. Un adulto mayor merece todo mi respeto independientemente de quien sea su hijo. Y lo seguiré haciendo. A veces le tengo que dar la mano a delincuentes de cuello blanco que ni siquiera han perdido su respetabilidad», dijo para justificar la breve reunión. La carta de la madre Sobre la carta que le envió la madre de «el Chapo», el presidente dijo que era una misiva en la que María Consuelo le pidió que interceda con el gobierno de Estados Unidos para que ella pueda viajar a la primera potencia y visitar a su hijo, a quien no ve desde hace cinco años. «Voy a hacer el trámite, pero esto depende del gobierno de Estados Unidos», comentó López Obrador. «El Chapo» pasará el resto de su vida en prisión después de que el juez Brian Cogan, del juzgado federal de Brooklyn, le sentenció la condena de cadena perpetua. Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, después de haber protagonizado dos espectaculares fugas de cárceles de máxima seguridad en México. López Obrador opinó el año pasado que estaba conmovido por la sentencia, a pesar de que la justicia estadunidense le encontró de diez cargos relacionados con el narcotráfico. Estados Unidos pretende decomisar al narcotraficante un patrimonio que estima en unos 14.000 millones de dólares que ha logrado gracias al contrabando de estupefacientes, según el abogado José Luis González Meza.
31-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. mantendrá las sanciones al régimen de Maduro a pesar del coronavirus
El gobierno de Estados Unidos no tiene intención de levantar las sanciones impuestas sobre el régimen de Venezuela aunque este lo haya pedido junto con sus aliados de Rusia e Irán en la Organización de Naciones Unidas, alegando la gravedad de la pandemia de coronavirus. Según ha dicho este lunes un alto funcionario estadounidense en una conversación telefónica con un reducido grupo de periodistas, «la razón por la que los venezolanos están en una situación tan grave es el régimen y la naturaleza de este». El jueves pasado, la fiscalía estadounidense presentó cargos contra Nicolás Maduro , otros 11 venezolanos y dos colombianos por narcotráfico y tenencia de armas, con penas de hasta cadena perpetua sin son declarados culpables. Además, el departamento de Estado ofrece 15 millones de dólares por pistas que permitan la captura de Maduro y 40 millones por otras cuatro personas, 10 millones cada uno. Por eso, la Casa Blanca apoya la petición de Juan Guaidó de confirmar un gobierno de unidad nacional, pero siempre sin Maduro. «Es una propuesta muy razonable», dijo ese alto funcionario. «Pero cualquiera que haya sido imputado por narcoterrorismo y es una persona en busca y captura internacional no debe formar parte de ningún esquema de reparto de poder o de un gobierno de emergencia nacional», añadió. Promotores del terrorismo Sí dijo esa misma fuente que de momento no hay planes de incluir a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo, en la que están Siria, Sudán, Corea del Norte e Irán, «porque el gobierno al que reconocemos es el de Juan Guaidó, que es a quien consideramos jefe de estado». Esa designación conllevaría medidas de excepción, incluidas trabas migratorias que podrían afectar la entrada de personas como pasaporte venezolano a EE.UU. Para este alto funcionario, la responsabilidad de que el régimen de Venezuela no tenga acceso a los mercados financieros es únicamente de Maduro. «La única forma de acceder a los 1.200 millones que Venezuela necesita sería que los pidiera el gobierno debidamente reconocido de Juan Guaidó», dijo esa fuente. «El obstáculo es Maduro». «El único obstáculo para que los 30 millones de personas en Venezuela obtengan la ayuda que necesitan es un solo hombre, esa es la tragedia», añadió ese alto funcionario en referencia a Maduro. Sobre las sanciones, el Gobierno estadounidense mantiene que «la presión sobre el régimen de Maduro va a seguir en aumento, va a mantenerse, usaremos todos los instrumentos a nuestro alcance». Sí cree la administración de Donald Trump que el régimen de Maduro no es en realidad honesto con respecto a los casos reales de coronavirus en su país. De momento, sólo ha admitido 119 contagiados. «El régimen no está siendo honesto. Tenemos información suficiente sobre los números reales y los que se comunican y el efecto que está teniendo sobre el régimen», dijo ese alto funcionario. Sobre la información de que el fugado Hugo Carvajal negocia desde España su entrega, este alto funcionario dijo que es recomendable que haga lo mismo que el general Clíver Alcalá, que ya está bajo custodia de las autoridades de EE.UU., que acusan a ambos, como a Maduro, de narcoterrorismo.
30-03-2020 | Fuente: abc.es
Estados Unidos hará lo posible por capturar a Maduro
Donald Trump venía insistiendo en que marzo iba a ser importante en la campaña contra Nicolás Maduro, y así ha ocurrido. Ahora sabemos que hace seis meses se tomó la decisión de presentar cargos contra él y otros máximos responsables del régimen en una macro causa centrada en el narcotráfico, y desde entonces hasta cinco jurisdicciones judiciales federales estadounidenses han trabajado intensamente en la coordinación de sus informaciones. Testigos protegidos que a lo largo de los años ya habían ofrecido sus testimonios a los agentes de las distintas fiscalías volvieron a ser llamados para testificar esta vez ante un gran jurado y poder formalizar así las acusaciones. Por ello, quienes simplistamente han dicho que todo esto se debe al particular momento ?debilidad del régimen chavista a causa de la crisis del coronavirus, o bien debilidad de Trump ante el electorado de Florida? desconocen que procesos judiciales de este tipo requieren de un trabajo previo que no se resuelve en dos días. Escuchas de conversaciones Fuentes que han colaborado en el avance de la causa aseguran que Estados Unidos hará todo lo posible por capturar a Maduro. Se descarta una operación como la que los estadounidenses protagonizaron en 1989 en Panamá para detener a Manuel Noriega (el único caso previo de un mandatario por el que EE.UU. ha ofrecido recompensa), pero caben otras operaciones «quirúrgicas» que pueden llevar al mismo resultado. Además, cualquier movimiento fuera de Venezuela podría ser aprovechado para interceptarle. Lo que está claro es que EE.UU. tiene acceso a escuchas que le aportan una gran información sobre Maduro y su entorno. Eso se ve en el «indictment», donde se incluyen conversaciones mantenidas en el círculo estrecho del poder. Por ejemplo, se describe una conversación de 2009 en la que Cabello consideraba que la salida del poder del aliado chavista Gabriel Zelaya en Honduras les iba a «joder el negocio» y Maduro se comprometía a intentar que ese cambio de gobierno no les fastidiara sus conexiones de narcotráfico. O la bronca que en 2013 Maduro les echó a Cabello y Carvajal por haber usado el aeropuerto de Maiquetía para un gran envío de droga en lugar de vías menos llamativas. Colaboración de Clíver Alcalá Llama la atención que el «indictment» sitúa a Maduro en el centro de la trama desde el comienzo, cuando en realidad el papel central correspondió a Hugo Chávez hasta su muerte. Con ello se quiere indicar que Maduro, aun con responsabilidades que en principio diríanse menos propicias para asuntos relacionados con el narcotráfico, como la de dirigir el Ministerio de Asuntos Exteriores, estuvo igualmente vinculado desde el principio a ese negocio. Luego, al suceder a Chávez en la presidencia también le sucedió como supervisor del Cartel de los Soles. También resulta curioso que en la acusación se haya incluido a Clíver Alcalá. El militar fue decisivo en la puesta en marcha del cartel chavista, pero su vinculación habría terminado poco antes de la muerte de Chávez; nunca fue una persona cercana a Maduro, quien prescindió completamente de él. De hecho, luego estuvo en contacto con las autoridades estadounidenses analizando algún tipo de cooperación, cuestión que nunca se concretó del todo por la desconfianza que sembraba. Su inclusión en la causa buscaba precisamente forzar su entrega, como ha ocurrido: Clíver Alcalá se entregó a la DEA en Colombia el viernes por la tarde e inmediatamente fue conducido a Nueva York. Ahora deberá aportar información que condene a los otros encausados. Hechos probados La causa contra Maduro, Cabello, Carvajal, Alcalá y dos dirigentes de las FARC (alias Iván Márquez y Jesús Santrich) ofrece muchos detalles de hechos delictivos. EE.UU. también ha extendido acusaciones contra el ministro de Defensa, Vladimir Padrino; el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno; el vicepresidente Tarek el Aissami, y otros individuos. La siguiente relación recoge solamente los hechos probados de la primera de la causas. ?Las FARC cultivaron hoja de coca también en Venezuela, como en la Serranía de Perijá. También procesaron cocaína en el país; precisamente, en 2003 Jesús Santrich recibió 300.000 dólares para establecer un campo de las FARC cerca de Apure con ese fin. ?En 2004, el volumen de cocaína que entraba de Colombia y atravesaba Venezuela era de al menos 250 toneladas anuales. En 2010, se registraron unos 75 vuelos de narco-avionetas, cubriendo la ruta entre Venezuela y Honduras. ?En 2005, Hugo Chávez dio órdenes a miembros destacados de su equipo de apartar de sus cargos a los jueces que no protegieran a las FARC y sus actividades de narcotráfico. En ese mismo año, Venezuela rompió la relación bilateral que había mantenido con la DEA estadounidense. ?En 2006, las FARC pagaron a Maduro 5 millones de dólares obtenidos en el negocio de la droga para proceder a su lavado. Como nuevo ministro de Exteriores, Maduro se ocupó de comprar a Malasia un equipo de extracción de aceite de palma, para su instalación en Apure. ?En 2006, Cabello y Carvajal colaboraron en el envío de un DC-9 cargado con 5,6 toneladas de cocaína, que salió del principal aeropuerto de Venezuela y por una avería tuvo que aterrizar en el estado mexicano de Campeche, con la consiguiente captura de la carga. ?En 2008, Chávez acordó con Iván Márquez usar fondos de la petrolera nacional PDVSA como apoyo a las operaciones de narcotráfico y terrorismo de las FARC. En mismo año, y en otra reunión con las FARC, se acordó entregar dinero y armas a este grupo para que aumentara la producción de cocaína; Maduro se comprometió a hacer lo posible para que la frontera con Colombia estuviera abierta y así facilitar el narcotráfico. ?En 2009, Maduro, Cabello y Carvajal prepararon el envío de cuatro toneladas de cocaína facilitadas por las FARC. ?En 2013, el Cartel de los Soles despachó 1,3 toneladas de cocaína en un avión que viajó de Maiquetía a París, donde la carga fue intervenida. ?En 2014, Maduro ofreció más armas a Iván Márquez a cambio de que las FARC ayudaran a entrenar una milicia armada en Venezuela. ?En 2015, el Cartel de los Soles quitó material al Ejército venezolano para entregárselo a las FARC.
29-03-2020 | Fuente: abc.es
Hablábamos el pasado domingo aquí del valor de la Prensa libre («El comunismo chino tiene miedo» ABC, 22-03-2020), lo que generó las protestas de aquel Gobierno al corresponsal de ABC en Pekín, Pablo M. Díez. Esta semana hemos tenido otra muestra muy relevante del valor de la información libre y veraz frente a las tiranías. El pasado jueves, la Fiscalía de los Estados Unidos -o lo que es lo mismo, el Gobierno, porque el fiscal general es miembro del Gobierno- acusó al presidente de Venezuela de narcotráfico. Es verdaderamente excepcional que se haga una acusación así a un jefe de Estado en ejercicio. La última vez que lo hizo Washington fue en diciembre de 1989 contra Manuel Antonio Noriega, dictador de Panamá, y aquello acabó con la invasión del país y el narcotirano pasando dos décadas en la cárcel en Miami antes pasar por la parisina cárcel de La Santé. Lo que ahora ha confirmado el Gobierno norteamericano es algo que ya se anticipó en las páginas del ABC hace más de cinco años y que desató la furia del Gobierno venezolano. Furia que degeneró en ira cuando unos meses después «The Wall Street Journal» publicó también que Diosdado Cabello estaba siendo investigado por narcotráfico y lavado de dinero. Cabello presentó en 2016 una querella por difamación contra el «Journal» y el caso fue archivado en 2017. La verdad acabará sabiéndose con todo detalle. Pero hay otra parte de la denuncia de la Fiscalía General de los Estados Unidos a la que se ha prestado menor atención. Entre los 14 acusados contra los que se han presentado cargos hay dos colombianos. Y de esos no quieren hablar la mayoría de los medios porque son unos dirigentes del las FARC que hace unos años eran jaleados en casi todos los medios de comunicación occidentales. Uno de ellos es Luciano Marín, alias «Iván Márquez» y el otro Seuxis Paucís Hernández Solarte, alias «Jesús Santrich». Iván Márquez fue el jefe de las FARC que negoció el llamado Acuerdo de Paz que se firmó en Cartagena de Indias el 26 de septiembre de 2016. Santrich fue uno de los delegados de las FARC en las negociaciones de La Habana. Y uno de los beneficiados con un escaño en el Congreso colombiano sin necesidad de competir por él en las urnas. Ambos decidieron volver a la selva después del cambio de Gobierno en Colombia con la victoria de Iván Duque. Estos dos padres de un «acuerdo» que el pueblo colombiano rechazó y Juan Manuel Santos impuso siguen activos en las FARC y colaboran con el narcotráfico del Cartel de los Soles, del que hablamos en ABC por primera vez en enero de 2015. Ya sabemos que rápidamente se atribuyó a Márquez y Santrich la condición de «disidentes» de las FARC. Lo que no dice nada bueno de con quién negoció el Gobierno de Santos. Pero ahora vemos que una buena parte de la querella de la Fiscalía norteamericana se funda sobre la colaboración en la actualidad del Gobierno de Nicolás Maduro y las FARC. Las FARC que ya no existían, las FARC cuya desaparición le valió el Nobel de la Paz a Santos. Pues como en el corrido mexicano, no estaban tan muertas. Fueron muchos los que quisieron creerse la gran mentira del acuerdo de paz de Santos y las FARC. La realidad es otra. Era una forma de dar una salida sin penas efectivas de prisión a muchos criminales sanguinarios, y era una forma de procesar a muchos militares colombianos que sólo intentaron mantener la legalidad. Santos le dio la victoria a las FARC. Y por cierto, el principal asesor jurídico de las FARC en La Habana, Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España, se sube estos días a la tribuna del semivacío Congreso de los Diputados de España a dar lecciones de cómo afrontar una crisis. Forma parte de la coalición que hoy gobierna España.
29-03-2020 | Fuente: abc.es
La petrolera estatal rusa Rosneft cesa sus actividades en Venezuela para evitar las sanciones de Washington
Para evitar una nueva tanda de sanciones de Washington, la petrolera estatal rusa Rosneft, que dirige Ígor Sechin, uno de los hombres más cercanos al presidente Vladímir Putin, acaba de anunciar en un comunicado que cesa sus actividades en Venezuela y venderá sus activos al Gobierno de Nicolás Maduro. Rosneft, que pertenece al 100 por cien al Estado ruso y ha mantenido hasta la fecha una fuerte presencia en el sector petrolero del país caribeño, declara que suspende su participación en todos los proyectos acordados con las autoridades venezolanas. Se deshará en particular de sus acciones de las compañías de extracción de crudo «Petromonagas, Petroperija, Boquerón, Petromiranda y Petrovictoria, así como de las empresas de servicios petroquímicos y de operaciones comerciales». Sus participaciones en estas compañías son del 40%, salvo Petromiranda (32%) y Boquerón (26,67%). Rosneft posee además el 100% del proyecto gasístico de exploración de los yacimientos Mejillones y Patao, el 100% de la empresa de servicios petroleros Precision Drilling y el 51% de la empresa Perforosven. De manera que todos los activos y operaciones comerciales en Venezuela se venderán o liquidarán. «Después de la resolución de los acuerdos y de la venta de activos, una de las filiales pertenecientes al 100% a Rosneft recibirá un paquete por un importe del 9,6 % de las acciones de la empresa», se subraya en la nota de prensa de Rosneft, compañía que ha sido el gran intermediario del crudo venezolano ante las sanciones impuestas por EEUU a la petrolera estatal venezolana PDVSA. El pasado día 12 de marzo, Estados Unidos hizo saber que impone sanciones contra TNK Trading International S.A. (TTI), una filial de Rosneft, por su apoyo al régimen de Maduro. «TNK Trading International S.A. es otra filial de Rosneft que gestiona la venta y el transporte de petróleo venezolano, sujeto a sanciones», advirtió el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. Pocas semanas antes, Washington ya aplicó sanciones contra Rosneft Trading, subsidiaria de Rosneft, y decidió la congelación de activos y la prohibición de operaciones financieras con el presidente de Rosneft Trading, Didier Casimiro. Con anterioridad, la Casa Blanca ya había avisado a otras grandes empresas energéticas, como la estadounidense Chevron, la española Repsol y la india Reliance de los riesgos de comerciar con Caracas. Moscú mantiene, no obstante, un decidido apoyo al régimen chavista. La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, en su habitual rueda de prensa semana, dijo el viernes que la acusación de EE.UU. contra Maduro por «narcotráfico» es «absurda». Según la jefa de prensa de la Cancillería rusa, «nos hemos quedamos sorprendidos al enterarnos de la acusación del fiscal general de Estados Unidos, que acusa a las autoridades venezolanas de una participación directa en el tráfico internacional de drogas». Además de sus intereses económicos en el sector energético, Moscú ha desplegado en el país caribeño especialistas y técnicos militares, mercenarios de los denominados grupo «Wagner» y ha firmado numerosos contratos de venta de armas.
28-03-2020 | Fuente: abc.es
El CNI media para la entrega del exgeneral Hugo Carvajal a EE.UU. tras ser acusado de narcotráfico
Veintricuatro horas después de que la Fiscalía de Estados Unidos haya presentado cargos contra una docena de funcionarios venezolanos, incluido el propio Nicolás Maduro, y dos cabecillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Hugo «El Pollo» Carvajal será entregado a las autoridades estadounidenses. Así lo confirmó la agencia Reuters, en la información que cita a tres fuentes familiarizadas con el caso, quienes aseguran que Carvajal está «discutiendo los términos para su rendición ante las autoridades norteamericanas» tras haber sido acusado por narcotráfico y lavado de dinero. En concreto, el auto de la Fiscalía de Nueva York acusa a Carvajal de ser «uno de los líderes y gerentes del Cartel de los Soles y de conspirar con las FARC para transportar y distribuir grandes cargamentos de cocaína a territorio norteamericano; interferir con las investigaciones de tráfico de drogas y los casos penales pendientes en Venezuela y ayudar a proporcionar a las FARC armas de grado militar, incluidas ametralladoras, municiones, lanzacohetes y equipos explosivos». Consultada por ABC, la letrada de Hugo Carvajal, María Dolores Argüelles, aseguró ayer que no tenía constancia de que fuera a producirse la entrega de su representado. Según explicó, no tenía conocimiento de este asunto más allá de lo publicado en prensa, lo que le llevaba a cuestionar la veracidad de la información, dado que ella forma parte del equipo jurídico que le representa en el proceso de extradición en la Audiencia Nacional y no ha sido informada, informó Isabel Vega. Este diario también intentó contactar con su hijo Hugo Peck, pero no respondió a los mensajes. Carvajal fue solicitado por el Departamento de Justicia el pasado viernes por pertenecer a una red de narcotráfico llamada el Cártel de los Soles -de la que ABC informó de su existencia en 2015-, junto a Nicolás Maduro y otros cabecillas del régimen de Venezuela como Diosdado Cabello, Maikel Moreno, Tareck El Aissami y Clíver Alcalá, quien se entregó voluntariamente esta mañana en Baranquilla, Colombia, a la DEA para someterse a la justicia en una corte en Nueva York. Periodistas venezolanos han informado que el Pollo» Carvajal ha decidido entregarse a las autoridades de Estados Unidos. «La decisión la está procesando a través del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en España y sería efectiva en pocas horas», dijeron. El Departamento de Justicia ofreció 10 millones de dólares por información que permitieran su captura. Por Nicolás Maduro, en cambio, ofrecieron hasta 15 millones de dólares. La acusación hecha por el Gobierno de EE.UU. también ofrece recompensa por otros jerarcas venezolanos acusados de conspirar con líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para introducir toneladas de cocaína a territorio estadounidense. Fugado en España Carvajal, hombre de confianza del fallecido Hugo Chávez, rompió con Maduro y reconoció a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. En abril de 2019, fue arrestado en Madrid y puesto a disposición de la Audiencia Nacional. El 17 de septiembre la Audiencia Nacional desestimó la orden de extradición y dejó al exjefe de la inteligencia militar en libertad con régimen de presentación cada 15 días en el juzgado, pero tres meses después, dictó otro auto en su lugar en el que accedió a la extradición en los términos interesados. Desde noviembre, no se tiene información sobre el paradero de Hugo Carvajal que se encuentra bajo custodia del CNI, según aseguraron a este diario fuentes solventes.