Infortelecom

Noticias de narcotrafico

04-05-2020 | Fuente: abc.es
Ocho muertos y un supuesto agente de la DEA detenido en un intento de «invasión» de Venezuela
Al menos ocho «terroristas» han muerto y dos más han sido detenidos ?incluido un supuesto ciudadano venezolano que ha trabajado para la Administración para el Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés)? durante un intento de «invasión marítima» de territorio venezolano procedente de Colombia, según ha denunciado el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. En la incursión han fallecido ocho «terroristas». «Una de las personas detenidas manifestó ser funcionario de la DEA. Participó en operaciones de la DEA en América. Es venezolano, dicho por él mismo», ha explicado Cabello. «Lo decimos de forma clara, detrás de esto está EE.UU., la oligarquía colombiana y el narcotráfico. Da tristeza que quienes se llamen venezolanos sean financiados por el narcotráfico y por el dinero de la droga», ha subrayado. Cabello ha destacado que algunos de los mercenarios fueron capturados con uniformes e inclusive cascos con bandera de Estados Unidos. «Seguro de un fanático del gringuismo que se siente marine», ha subrayado. El dirigente 'chavista' ha adelantado además que entre los documentos incautados a los atacantes «hay un documento peruano», además de armamento de gran calibre, teléfonos por satélite y vehículos preparados para montar ametralladoras. Entre los fallecidos estaría Robert Colina Ibarra, alias 'Pantera', capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quien sería uno de los líderes de la incursión atajada en las playas de Macuto, estado de Vargas, en el oeste de Venezuela. Colina se encontraba en Colombia desde abril del año pasado bajo las órdenes del mayor general Clíver Alcalá Cordones, quien programó una «operación quirúrgica» contra el Gobierno de Maduro, según sus propias palabras. Dicha operación estaba pautada ejecutarse entre el 23 y 25 de marzo pasado. Para esa operación, se entrenaban en Colombia tres grupos de ataque, uno de los cuales era dirigido por Colina. En el plan participan parte de los civiles y militares que intentaron tomar la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda el 30 de abril de 2019. Cabello ha apuntado que no le sorprende la relación con grupos políticos internos de la oposición y ha mencionado la relación entre la incursión y Cliver Alcalá. «Estamos en un proceso en desarrollo. Seguramente habrán acciones internas por quienes sean señalados por estos grupos y quien tenga alguna duda del apoyo del gobierno de Colombia en esta acción. Pregúntese ¿cómo es que el señor Cliver Alcalá anunció desde Colombia que se estaba preparando para atacar Venezuela?», ha indicado. «#VenezuelaInexpugnable lanchas rápidas, mercenarios, armas de gran calibre, vehículos con ametralladoras instaladas, narcotráfico apoyando una operación: escena para asesinar a un Pueblo que sólo pide Paz, volvieron a subestimarnos, no han podido ni podrán. Nosotros Venceremos!», ha publicado posteriormente Cabello en su cuenta en Twitter. Por su parte, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, ha expresado el «rechazo categórico» del Ejército a estos «actos de violencia irracional» en una comparecencia respaldado por numerosos militares desde el Fuerte Tiuna, en Caracas. «Todas las unidades del territorio nacional permanecen en alerta», ha advertido Padrino López, al tiempo que ha reiterado la «absoluta lealtad» al presidente Nicolás Maduro. El ministro ha desvelado además que buzos de la Armada Bolivariana están realizando labores de búsqueda en profundidad para localizar material y armamento que cayó al mar después de que la embarcación en la que se trasladaban zozobrara. Invasión marítima «En la madrugada de hoy, 3 de mayo de 2020, pretendieron realizar una invasión por vía marítima un grupo de mercenarios terroristas procedentes de Colombia», ha apuntado el ministro de Interior de Venezuela, Néstor Luis Reverol, en comparecencia en la televisión pública. Este ataque tenía «la finalidad de cometer actos terroristas en el país, asesinatos a líderes del Gobierno Revolucionario, incrementar la espiral de violencia, generar caos en la población y con ello derivar en un nuevo intento de golpe de Estado». Además fueron apresados dos mercenarios, se incautaron diez fusiles y dos ametralladoras Afag que fueron robadas del Palacio Federal Legislativo en abril de 2019, según Reverol. «Estos terroristas intentaron ingresar con lanchas rápidas por las costas del estado de Guaira, pero gracias a la acción oportuna, efectiva de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de las Fuerzas de Acción Especiales Policiales de la Policía Nacional Bolivariana fueron abatidos unos y detenidos otros», ha explicado Reverol. En la operación se han incautado fusiles de asalto y continúa activa. «No se descartan otras detenciones, ya que se está haciendo un rastreo minucioso por tierra, mar y aire», ha apuntado el ministro. «Pareciera que los ensayos frustrados imperiales para derrocar al gobierno legítimamente constituido que dirige el presidente Nicolás Maduro los ha arrastrado a formular acciones desmedida que sin duda alguna merecerán el contundente repudio de nuestro pueblo y de la comunidad internacional», ha indicado. «Nos mantenemos en alerta y resistencia permanente ante cualquier amenaza contra nuestra patria y responderemos de manera contundente contra estos grupos terroristas que atentan contra nuestra paz, que es y será nuestra principal victoria. La oposición denuncia la ejecución extrajudicial de oficiales En la primera reacción desde la oposición, Iván Simonovis, comisionado especial de Seguridad e Inteligencia del gobierno interino de Venezuela liderado por el autoproclamado «presidente encargado», Juan Guaidó, ha denunciado que el Gobierno «fabrica otra olla con lo que relatan en Vargas para profundizar persecución y represión en contra del gobierno interino y cualquier venezolano que se oponga a la dictadura». Además, denuncia en una serie de mensajes publicados en Twitter la «presunta ejecución extrajudicial» de oficiales del Ejército, «verdaderos patriotas que trabajaban por restituir el orden judicial y sus cadáveres son utilizados para este falso positivo». «Sea lo que sea, hay venezolanos muerto», ha advertido. También el exministro de Defensa y exgeneral Fernando Ochoa Antich ha apuntado que «la supuesta invasión (..) no resiste un mínimo análisis militar cierta seriedad». «A nadie se le puede ocurrir invadir, justamente, por el sitio más populoso y vigilado por las fuerzas represivas del régimen ni mucho menos con una cantidad de hombres y medios tan precarios», ha afirmado en declaraciones al diario 'El Nacional'. «Las pruebas (..) no son convincentes. De ellas surgen dos hipótesis: la primera, una grotesca maniobra de distracción sin que hayan ocurrido los hechos; la segunda, una maniobra de distracción creada por los organismos de contrainteligencia, con la participación de agentes de esos organismos para representar esa absurda acción militar», ha apostillado. Colombia rechaza las acusaciones El Ministerio de Asuntos Exteriores de Colombia ha lanzado este domingo un comunicado rechazando las acusaciones del Gobierno de Nicolás Maduro y al igual que la oposición venezolana ha asegurado que dichas afirmaciones constituyen un intento «por desviar la atención respecto de los verdaderos problemas que vive el pueblo de Venezuela». «Se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al Gobierno de Colombia en una trama especulativa», explica el comunicado, que concluye también apelando a la comunidad internacional para que «tenga conciencia» de «los intentos reiterados» de Maduro por comprometer al país «en versiones falsas sobre supuestos hechos de fuerza».
03-05-2020 | Fuente: abc.es
Los periodistas que celebran el Día Mundial de la Libertad de Prensa en la cárcel
Quedan demasiados países en negro en la Clasificación Mundial de Reporteros Sin Fronteras (RSF), lugares donde el ejercicio del periodismo se castiga con la persecución, la tortura o la muerte, mientras sus ciudadanos vagan entre las tinieblas de la desinformación o bajo el efecto anestésico de la propaganda. Para rendir homenaje a todos los que se han atrevido a plantarle cara a la censura, la sección española de RSF ha reunido a varios periodistas, decididos a recordar a sus colegas perseguidos a través de vídeos donde exigen que sean puestos en libertad. Aunque sea de manera sombría, la fecha no puede resultar más apropiada. Este 3 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, con millones de personas encerradas en sus hogares por una pandemia que se podría haber evitado si el Partido Comunista Chino (PCCh) no hubiera acallado a los médicos de los hospitales de Wuhan o hubiera derribado la alambrada que impide la existencia de medios de comunicación independientes, capaces de haber denunciado y advertido de lo que estaba por venir. Desde primera hora de la mañana, RSF (@RSF_ES) publica una sucesión de vídeos donde periodistas españoles recuerdan la labor y el castigo al que han sido sometidos sus colegas extranjeros. Por citar dos ejemplos, el presidente de la sección española de la organización, Alfonso Armada, ha pedido la liberación de Christine Kamikazi, Agnès Ndirubusa, Térence Mpozenzi y Egide Harerimana, cuatro miembros de la redación de Iwaku, un semanario independiente de Burundi, mientras que Nemesio Rodríguez, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), ha denuciado que el saharaui Walid El Batal sufra la prisión en Marruecos. Ambos países, Burundi y Marruecos, ocupan la posición 160 y 133 en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa, que mide la calidad de ese derecho en 180 países. Además de Burundi y Marruecos, otros países sobre los que RSF llama la atención este domingo son Turquía (154), donde se pide la liberación del periodista Ahmet Altan; Camerún (134), con Amadou Vamoulké; Argelia (146), con Khaled Drareni; Irán (173), con Narges Mohammadi; Yemen (167), con los cuatro periodistas que han sido recientemente condenados a muerte; China (177), con los desaparecidos Chen Oiushi y Fan Bin; Egipto (166), con Mahmoud Hussein, o Arabia Saudí (170), con Raif Badawi. La amenaza del coronavirus Como confirman los datos, las preocupaciones de RSF no son infudadas. En 2019, fueron asesinados 49 periodistas, la cifra más baja desde 2003. Hartos de sufrir el hostigamiento de regímenes represivos o persecución y muerte en zonas de guerra o dominadas por el narcotráfico, muchos informadores decidieron tirar la toalla. Su claudicación explicaría el descenso del número de muertes, engañosamente esperanzador. De un vistazo, el mapa de la Clasificación Mundial 2020 confirma la magnitud de sus temores. En negro, una lista extensa de países, integrada por Cuba, Egipto, Sudán, Libia, Somalia, Arabia Saudí, Siria, Irak, Irán, Azerbaiyán, Turkmenistán, Tayikistán, China, Corea del Norte, Vietnam y Laos, recuerda que queda bastante trabajo por hacer, puesto que la libertad de prensa suele ir de la mano de la democracia, que no se da por hecho en muchas regiones del mundo. Sirviendo de excusa para que los líderes autoritarios continúen achicando las libertades de sus ciudadanos, la Covid-19 pende como una nueva amenaza sobre los periodistas que trabajan donde la represión es la norma. En un primer momento, la propaganda China pretendió presentar a su país como un campeón contra la pandemia, capaz de contenerla gracias a la eficacia con la que se habían tomado medidas para frenar su expansión, como si el carácter autoritario del régimen hubiera sido una ventaja frente a las caóticas democracias, donde se cuestionan las órdenes que llegan desde arriba y los ciudadanos se quejan demasiado. Como demostró RSF, lo cierto es que esa razonamiento estaba construido con falacias, ocultando que Pekín había maquillado las cifras reales de muertos y que Taiwán y Corea del Sur, donde sí se respetan las libertades, llevaron a cabo un trabajo frente al virus mucho más eficaz. Decisiones como las del Kremlin, que reforzará el control sobre los ciudadanos con códigos QR, como informaba hace días Rafael M. Mañueco, corresponsal de ABC en Moscú, muestran que el combate contra la infección puede tener un reverso tenebroso. Lo mismo ocurre en Cuba, donde el régimen estrechará la libertad de expresión y prensa mediante la «Ley Azote», como explicaba Jorge Enrique Rodríguez, corresponsal en La Habana, hace unos días. Con 300 periodistas encarcelados en el mundo, solo el compromiso con la libertad de expresión podrá evitar que nuevos informadores acaben entre rejas. Las amenazas son múltiples, pero también la decisión para frenarlas, liderada por organizaciones que luchan para evitar que más voces sean silenciadas.
03-05-2020 | Fuente: abc.es
Maduro tapa el coronavirus con una campaña represiva
El gobierno de Estados Unidos acusa a Nicolás Maduro de mentir sobre las cifras reales de contagios y muertes por coronavirus y denuncia una campaña sistemática por parte del régimen venezolano para silenciar a los periodistas y médicos que han tratado de revelar la magnitud real de una pandemia que se suma a una crisis humanitaria y sanitaria preexistente sin precedentes en todo el continente americano. Enrocado, el régimen chavista insiste en que no tiene más de 335 contagiados y 10 fallecidos por coronavirus, una cifra que EE.UU. considera imposible y que atribuye a la voluntad de Maduro y su gobierno, especialmente la vicepresidenta Delcy Rodríguez, de prevenir un estallido de protesta contra su gestión de la crisis. Según dijo preguntado por ABC Jon Piechowski, subsecretario adjunto para Iberoamérica del departamento de Estado, EE.UU. no tiene motivos para creer que las cifras de Maduro son reales, ya que el régimen acostumbra a «inventarse estadísticas y compartir datos falsos, que es lo que hacen los sistemas autoritarios». «No es algo que hayamos visto sólo en Venezuela, lo hizo China en los primeros días de la crisis. Nosotros seguiremos pidiendo la máxima transparencia para luchar de forma conjunta contra el virus y derrotarlo», añadió Piechowski. Alarmado por el secretismo de Maduro con respecto a los casos de coronavirus, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, telefoneó el lunes al presidente encargado de Venezuela, el opositor al chavismo Juan Guaidó, y le transmitió su apoyo para que la Asamblea Nacional sea quien coordine una respuesta realista a la crisis. Según explicó la portavoz del departamento de Estado, Morgan Ortagus, «el secretario Pompeo reafirmó el compromiso de EE.UU. con el pueblo de Venezuela y condenó la creciente represión del régimen de Maduro a los actores democráticos y a los médicos y periodistas de Venezuela que dicen la verdad sobre la respuesta al covid-19. Tanto el secretario Pompeo como el presidente interino Guaidó condenaron enérgicamente el bloqueo de Maduro a la asistencia médica y alimentaria internacional». Desde hace aproximadamente un año, el régimen chavista bloquea el ingreso de ayuda humanitaria que países como EE.UU. han intentado introducir en Venezuela desde Colombia. En esos envíos hay alimentos y medicinas para tratar enfermedades hasta ahora casi desterradas pero que han resurgido por la falta de salubridad entre los desplazados internos, como el sarampión. Las organizaciones humanitarias denuncian que el régimen carece incluso del tratamiento para dolencias graves, como el cáncer o el sida. En 2019, el país caribeño fue el que mayor aumento de casos de malaria registró en todo el mundo. Desde 2018, EE.UU. ha destinado 56 millones de dólares (unos 50 millones de euros) para programas de emergencia en Venezuela. Según ha denunciado la organización Human Rights Watch, el régimen de Venezuela carece de los medios para enfrentarse a una pandemia que ha hundido la economía del mundo desarrollado. Lo más importante, es que ni siquiera el régimen puede saber cuántos contagios tiene porque solo el 70% de los hospitales venezolanos tiene capacidad para diagnosticar el virus. De hecho no hay en todo el país más de 300 pruebas de diagnóstico para una población de casi 30 millones. Según Támara Taraciuk Broner, subdirectora de HRW, «son muchos los motivos para preocuparse, empezando por la censura y falta de transparencia oficial». «En los últimos días, las autoridades han detenido a periodistas o profesionales de la salud que cuestionan las cifras o la respuesta oficial», añade. La organización Médicos Unidos de Venezuela ha denunciado que el régimen detuvo el mes pasado a al menos tres doctores por pedir más recursos para diagnosticar y tratar a pacientes de coronavirus: Luis Araya en Lara, la epidemióloga Carmen Hernandez en Nueva Esparta y Jorge Yespica en Aragua. También han sido detenidos varios periodistas que han informado de la verdadera magnitud de la pandemia, incluido el fotógrafo Davidson Rojas, que fue liberado con cargos tras 12 de días de detención. Al periodista Melquiades Ávila, de Delta Amacuro, el régimen le detuvo simplemente por preguntarse en redes sociales si «el país está preparado para la llegada del coronavirus». Según Delvalle Canelón, secretaria general del Colegio Nacional de Periodistas, el régimen «busca infundir miedo a los periodistas para que en los medios se imponga la autocensura». La opositora Asamblea Nacional, por su parte, ha elaborado sus propios informes sobre la preparación ante los contagios masivos. Según el último, hecho público el jueves, un 54% del personal sanitario venezolano carece de mascarillas, necesarias para prevenir contagios, y un 50% ni siquiera tiene guantes de látex. En el 75% de centros médicos ni siquiera hay jabón y el 78% carece de gel desinfectante. La escasez de gasolina y gasóleo supone además una grave amenaza porque peligra el funcionamiento de los generadores en los hospitales, necesarios ante los constantes cortes de electricidad. Según la Asamblea Nacional, el 98,4% de los ciudadanos señala carencias en el suministro de gasolina. En total, el 87% de los ciudadanos reporta no poder abastecerse de gasolina. Para Piechowski, el subsecretario de estado adjunto de EE.UU., «es lamentable que la crisis haya llegado a este punto». «Esta enfermedad», dice, «es una miseria adicional a una situación represiva y grave que está afectando a demasiados venezolanos. Simplemente le recuerdo al mundo la urgencia y la necesidad de que Venezuela haga la transición a un gobierno democrático donde las personas puedan disfrutar de oportunidades de nuevo». El 31 de marzo, EE.UU. hizo público un plan de transición en Venezuela que ha ofrecido al chavismo para convocar nuevas elecciones. Este contempla « apoyo humanitario, electoral, económico y de gobernanza, desarrollo y seguridad, con un enfoque inicial especial en el sistema de atención médica y en el suministro de agua y electricidad». Maduro lo ha rechazado. El jueves se cumplió un año desde que la Casa Blanca apoyó un pronunciamiento de Guaidó y Leopoldo López, apoyado por un grupo de uniformados, que acabó fracasando por la traición de jerarcas del chavismo como el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y el juez del Supremo Maikel Moreno. Durante aquel pronunciamiento López salió de su encierro domiciliario y se refugió en la embajada española en Caracas, donde sigue. El jueves, Donald Trump, emitió un decreto con el que moviliza a 200 reservistas para sumarse a una operación de las fuerzas armadas de EE.UU. contra el tráfico de narcóticos en el Caribe y el Pacífico. Esa operación está en pie desde principios de abril, y uno de sus objetivos manifiestos es impedir la salida de cargamentos de droga desde Venezuela, después de que la fiscalía norteamericana le imputara a Maduro y a otros altos mandos del chavismo diversos delitos de narcotráfico. Carente de liquidez, el régimen ni siquiera puede encargarse del suministro de material médico y electricidad en los hospitales. De momento, sí ha dificultado el regreso a su país de cientos de inmigrantes que quieren retornar por carretera desde Colombia, un país que registra, de momento, 6.200 casos y 10 muertes.
01-05-2020 | Fuente: abc.es
Hizbolá sí confía en España
No pilló ayer por sorpresa el anuncio del Gobierno alemán de que quedan prohibidas las actividades en el país del movimiento radical chií libanés Hizbolá. La rama militar del grupo que ha hecho dos veces la guerra a Israel estaba ya prohibida ?la UE en su conjunto la considera «terrorista»?, y con el decreto, y las redadas en cuatro centros de Hizbolá en Alemania camuflados en mezquitas, se da cerrojazo a la actividad política. No son muchos miembros, pero en Alemania Hizbolá contaba hasta ahora con un importante centro logístico mundial para recaudar fondos entre los inmigrantes musulmanes europeos, entrenar a guerrilleros, colaborar en las actividades de narcotráfico que también nutren sus arcas, y planificar atentados contra Israel desde las bases de la organización pro-iraní en Líbano y Siria. Casi nada. Las ramificaciones de Hizbolá en Europa han sido poco a poco desveladas en los últimos años gracias al esfuerzo policial en la investigación de algunos atentados terroristas, y a la iniciativa lanzada por la DEA (la agencia norteamericana para la lucha contra la droga) ?denominada «Cassandra»? dirigida a tratar de desmantelar sus fuentes de abastecimiento con el narcotráfico. Así ha podido conocerse que, además del importante centro logístico en Alemania, el movimiento libnaés cuenta con células en el Reino Unido, Francia, Bélgica, Italia, Chipre, Bulgaria y República checa. El dato de los ataques que en el pasado y actualmente lleva a cabo contra el Estado de Israel hace a Hizbolá especialmente atractivo en los ambientes radicales de la diáspora musulmana, tanto chií como de la mayoría suní. La ubicuidad de los fanáticos libaneses está, lógicamente, muy facilitada por su padrino iraní, que en cierto modo cuenta con Hizbolá para introducirse en otros conflictos de Oriente Próximo y asentarse en América a través de Venezuela, como acaba de volver a ponerse de relieve. La afinidad del partido español Podemos con el régimen chavista, y su «admiración por la lucha antisionista» de Hizbolá y la causa iraní, convierten a nuestro país en una alternativa muy atractiva ahora que se ven expulsados de Alemania.
28-04-2020 | Fuente: elmundo.es
Duro golpe al narcotráfico en pleno estado de alarma: cae la red de narcotransportistas más importante de Galicia
La operación se salda con 28 detenidos y la incautación de 4.500 kilos de cocaína. Se trataría de una organización supuestamente relacionada con la familia Santorum 
28-04-2020 | Fuente: abc.es
Maduro nombra como ministro de Petróleo a Tareck El Aissami, acusado por EE.UU. de narcotráfico
Nicolás Maduro ha designado a Tareck El Aissami como el nuevo ministro del Petróleo en mitad de una situación de escasez de combustible y con los precios del crudo venezolano por los suelos. El Aisammi, que se desempeña como vicepresidente económico, es uno de los dirigentes chavistas acusados por Estados Unidos de narcotráfico y ofrece por su captura 10 millones por, además, estar involucrado con el lavado de dinero y el terrorismo. El argumento del régimen para su nombramiento es para «proteger la industria ante la agresión multiforme externa e interna«. A través de la Gaceta Oficial de Venezuela, Maduro hizo también el nombramiento de Asdrúbal Chávez, primo de Hugo Chávez, como presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y de su junta directiva, en sustitución de Manuel Quevedo, sancionado el año pasado por Estados Unidos por su relación con el chavismo. El nuevo encargado de administrar la tan arruinada empresa petrolera venezolana estuvo anteriormente a cargo de Citgo, la filial en Estados Unidos más importante de PDVSA, y actualmente en disputa entre el régimen de Maduro y la oposición. Tras declarar a PDVSA en emergencia, Maduro puso el pasado mes de febrero a El Aissami al frente de una comisión para reestructurar la industria petrolera. Esa comisión también la conforman el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y Remigio Ceballos, comandante estratégico operacional de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de «garantizar la seguridad de todas las instalaciones con un plan nuevo«. El país sudamericano sigue viviendo su peor crisis económica y humanitaria y desde el viernes pasado el barril de petróleo venezolano se cotiza en 9,98 dólares, la cifra más baja en los últimos 22 años y un reporte que ha sido solo comparado con los precios de 1998, año que llegó el chavismo al poder.
27-04-2020 | Fuente: abc.es
Maduro legaliza la explotación de oro en seis ríos de Venezuela
Las cuencas vitales para la Amazonía siguen siendo exprimidas y transgredidas por el régimen de Nicolás Maduro. La amenaza a la biodiversidad de Venezuela ha sido indetenible y ha puesto en riesgo también a la población, conformada por más de 54.000 indígenas; a la fauna y flora que ahí habita. El 8 de abril, el Gobierno chavista declaró seis ríos del estado Bolívar (sur) aptos para la explotación de oro y diamante dentro del proyecto del Arco Minero, que se ha traducido además en un proyecto ecocida desde 2016 cuando se aprobó desde Miraflores la actividad minera, denunciada por los pobladores, por organizaciones ambientalistas y rechazada por la Asamblea Nacional que dirige el presidente interino Juan Guaidó, por ser ilegal y perjudicial. A mediados del año pasado, Maduro anunció el Plan de Minería 2019-2025 para posicionar las fortalezas y potencialidades de la actividad minera «como eje impulsor» de la economía del país y como alternativa a las reducidas entradas económicas del mercado petrolero. Para entonces, el líder chavista hablaba de que Venezuela tenía que convertirse en una potencia minera con su nocivo proyecto al cual definía paradójicamente como ecológico. El plan tiene como finalidad generar una entrada de 33.000 millones de euros, gracias a la exploración y explotación de 13 minerales, entre ellos el oro, diamante, bauxita, hierro, níquel, feldespato y fosfato, con alianzas de empresas nacionales e internacionales. Según el régimen venezolano, solo en oro se podrían extraer 2.236 toneladas que representa unos 94 mil millones de euros El Arco Minero contempla una zona de 111.000 kilómetros cuadrados, equivalente a 12,2% del territorio venezolano, mayor a la superficie de Portugal. Según el régimen venezolano, solo en oro se podrían extraer 2.236 toneladas que representa unos 94 mil millones de euros. El país es la quinta reserva de oro en el mundo, y Maduro aspira que llegue al primer lugar. Maduro dijo en junio de 2019 que con ese dinero se invertirá en la educación, en la salud, alimentación, construcción de viviendas y servicios del pueblo; pero Guaidó denunció el martes pasado que el chavismo usa la minería ilegal para financiar el régimen, mientras está en bancarrota y al que muchos países les han dado la espalda, principalmente Estados Unidos, que recién denunció que desde Caracas se opera una red de narcotráfico. «La mina es muerte» El régimen ha girado la válvula permitiendo el crimen en la zona. Que haya declarado aptos los ríos Caura, Cuchivero, Aro, Yuruarí, Cuyuní y Caroní significa que la violencia seguirá reinando, porque el Arco Minero del Orinoco, además de haberse convertido en el epicentro de la destrucción ambiental, ha servido para que los «sindicatos» (mafias) se instalen a sus anchas en el estado Bolívar donde también han tenido amplia participación y control los grupos guerrilleros como el ELN, amparados por las Fuerzas Armadas venezolanas. El régimen por su parte solo se ha limitado a decir que la actividad «es sustentable, conserva la diversidad ambiental y respeta a las comunidades indígenas que hacen vida en estas zonas». Los pavorosos daños que ha ocasionado el Arco Minero a la región han sido denunciados y también fotografiados por la periodista Arianna Arteaga, quien ha impulsado el turismo venezolano junto a su madre, la periodista y viajera, Valentina Quintero. «Lo más doloroso de ver esto desde el aire y registrarlo, es haber conocido todos estos lugares cuando eran prístinos, magníficos, cuando eran puro potencial para la visita amable, respetuosa de la naturaleza. Saber que han muerto entre las fauces de la mina, quién sabe cuántos pemones que alguna vez vivieron plenamente con el trabajo que daba el turismo. Esto no es solo un ecocidio, esto es un crimen social, cultural y un duro golpe a los derechos humanos no solo de los indígenas de la zona, también de todos los venezolanos y de la humanidad entera. Si el agua es vida, la mina es muerte», respondió Arteaga a ABC. La diputada María Gabriela Hernández del Castillo, presidenta de la Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional aseguró a ABC que el dragado en los ríos implica «contaminar con mercurio, y otros que podemos estar desconociendo, pero el mercurio es veneno para la vida, y significa contaminar las aguas y toda especie viviente alrededor. De todas las actividades depredadoras que ha autorizado el Gobierno en parques nacionales esta es la más dañina porque afecta directamente los cauces de seis ríos importantísimos de la región». El ecocidio provoca, además del envenenamiento de las aguas, «la deforestación y el convertimiento de los ríos en desiertos. Esto ocasiona también el desvío de los cauces que pueden ocasionar desbordamientos e inundaciones, e incluso la inutilidad de la represa del Guri (hidroeléctrica más grande del país) que proporciona el 70% de la energía a Venezuela», explicó Hernández. La actividad minera patrocinada por el chavismo ha afectado igualmente a las comunidades indígenas Pemón, Yekuana, Sanema, Yanomami y Jivi que pueblan sus riberas, consumen sus peces y beben sus aguas.
20-04-2020 | Fuente: abc.es
La pandemia, una oportunidad para los narcos mexicanos
La cara de Joaquín «El Chapo» Guzmán está estampada en 480 cajas para ayudar a los más necesitados en tiempos del coronavirus. Y es que Alejandrina Guzmán, la hija de El Chapo, regaló estos días estas cajas ?repletas de comida y productos de higiene? entre personas mayores en la ciudad de Guadalajara para ayudarles a sobrellevar la situación de emergencia. Las cajas con el rostro del delincuente fueron entregadas por empleados de «Chapo 701», marca de ropa propiedad de Alejandrina con la que trata de ensalzar la figura de su padre. Esta acción solidaria de la hija del narcotraficante más famoso del mundo, quien cumple cadena perpetua en Estados Unidos, se produce días después de que organizaciones criminales repartieran ayuda para familias humildes en México. Así, supuestos miembros del Cártel Del Golfo también entregaron cajas repletas de alimentos a personas pobres en Ciudad Victoria, la capital de Tamaulipas que llevan escrito el mensaje «Cártel del Golfo en apoyo a CD. Victoria». Cada una contenía artículos de primera necesidad como sopa, cereales, atún, galletas, café, leche y aceite entre otros víveres. En aquella ocasión, los presuntos criminales repartieron más de 120 unidades a las familias que viven en zonas marginales de Ciudad Victoria, según medios locales. Con 668 homicidios dolosos en 2019, Tamaulipas es uno de los estados más sangrientos de México debido a la lucha por controlar esta «plaza» clave para el crimen organizado. Y es que el norteño Tamaulipas es un punto con un elevado tráfico comercial entre Estados Unidos y México, lo que convierte a este territorio en una zona estratégica para el contrabando de estupefacientes. El país mesoamericano cerró 2019 como su año más violento tras registrar 34.582 homicidios, según datos provisionales del gobierno. En México hay unos 55,3 millones de personas en pobreza (el 46,2% de todos sus habitantes) y el 56,3% de la población activa trabaja en la economía sumergida, de acuerdo con datos oficiales. Ante a la escasez de ayudas públicas para erradicar la pobreza y la elevada desconfianza que de los ciudadanos hacia las instituciones por la elevada corrupción, los líderes del narcotráfico encuentran una ventana de oportunidad en situaciones de emergencia para ganarse el apoyo de los más desfavorecidos al realizar funciones que deberían der del Estado. Pero los habitantes de Ciudad Victoria y Guadalajara no son los únicos que podrían haber recibido asistencia del crimen organizado. En redes sociales también circuló un vídeo en un pueblo del Estado de Michoacán en el que presuntos integrantes de la organización Cárteles Unidos entregaban bolsas con alimentos desde un vehículo. Cárteles Unidos es una alianza formada por los cárteles de Sinaloa, del Golfo y Los Zetas, con el objetivo de combatir al Cártel Jalisco Nueva Generación, el cual se ha erigido en la organización delictiva más poderosa en México. Hasta el momento, el país norteamericano ha registrado 7.497 contagios y 650 muertos desde que confirmó su primer caso a finales de febrero. El Gobierno de López Obrador extendió la semana pasada la emergencia sanitaria hasta el 30 de mayo, lo que supone la suspensión de las actividades económicas calificadas como no esenciales. La declaración no obliga a los mexicanos a quedarse en sus hogares, dado que únicamente recomienda el encierro voluntario.
11-04-2020 | Fuente: abc.es
El Gobierno italiano teme graves tensiones sociales por la crisis del coronavirus
El Gobierno italiano teme que la crisis del coronavirus produzca graves tensiones sociales. No solo inquieta la criminalidad organizada, sino que se ve un riesgo de que las organizaciones extremistas aprovechen la crisis económica para impulsar revueltas y actos de violencia. Por ello, la ministra del Interior, Luciana Lamorgese, envió a los delegados del Gobierno en todo el país una directiva para que pongan en práctica «una estrategia general con el fin de proteger la legalidad». «Las dificultades de las empresas y el mundo del trabajo -escribe la ministra Lamorgese- podrían ir acompañadas de graves tensiones; por un lado, puede darse el resurgir de tipos de delitos comunes y la aparición de brotes de expresión extremista; por otro, está el riesgo de que las organizaciones criminales aprovechen la oportunidad que se les presenta ante las nuevas necesidades socioeconómicas». Hay que tener en cuenta que los pobres en Italia son más de nueve millones de personas, según el Instituto oficial de estadística (Istat), pobreza que con esta crisis se agudizará. A los ojos de la ministra del Interior, la completa paralización de las actividades productivas, sobre todo en el mercado negro del trabajo, es una ocasión para una infiltración masiva de las mafias en el tejido de la economía y de la sociedad. Ante una crisis de liquidez, tanto las empresas como las familias pueden terminar siendo víctimas de la usura de la criminalidad organizada. A menudo, las mafias buscan con la usura hacerse con la propiedad de las empresas en dificultad para poder reciclar luego el dinero sucio del narcotráfico. De ahí que la ministra del Interior haya ordenado que la inteligencia italiana asista a los delegados del Gobierno en una altísima vigilancia para «contener manifestaciones de malestar que probablemente tengan repercusiones para el orden público y seguridad». Máxima vigilancia La criminalidad organizada, de pequeña y gran dimensión, parece ya en plena faena para aprovecharse de la crisis. Por eso, el ministerio del Interior ha dispuesto un comité de control para vigilar la infiltración de la mafia en las cadenas de suministros que en la actualidad sí pueden trabajar: agroalimentaria, farmacéutico-sanitaria, logística, empresas de limpieza, empresas de recogida de basuras y servicios funerarios. Al respecto, el jefe de la Policía, Franco Gabrielli, ha informado en los últimos días a la Interpol: «En los sectores donde no se requiere un nivel de especialización particularmente alto, los grupos criminales pueden ofrecer servicios a precios seguramente competitivos porque las empresas que controlan no cumplen con los requisitos reglamentarios en materia medioambiental, de seguridad social y seguridad laboral». Como ocurre en los tiempos de guerra y de graves crisis, la especulación encuentra campo abonado. Los ejemplos son numerosos. Ayer en Roma la Policía descubrió algunas tiendas, que no podían estar abiertas, y vendían artículos no permitidos: en tres casos fueron denunciadas porque vendías mascarillas con incrementos en el precio del 500 % y gel desinfectante.
08-04-2020 | Fuente: elmundo.es
El cierre fronterizo por el coronavirus no detiene el narcotráfico: la droga llega 'volando' a Melilla por encima de la valla
A finales de marzo, la Guardia Civil empezó a localizar paquetes sospechosos cerca de la valla que no habían sido recogidos o que habían caído entre las dos alambradas, inalcanzables desde ambas partes