Infortelecom

Noticias de narcotrafico

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un juez de la Corte Interamericana de DD.HH. compara al Gobierno de Macri con la dictadura militar
La Corte Interamericana de Derechos Humanos tiene un problema. El ministro de Justicia de Argentina, Germán Garavano, diputados, senadores de los partidos que integran la coalición de Gobierno Cambiemos, y juristas de reconocido prestigio, piden la renuncia o expulsión de ese Tribunal de la OEA del juez y ex miembro de la Corte Suprema, Raúl Eugenio Zaffaroni. El detonante de esta demanda son las declaraciones públicas de Zaffaroni donde insta a la población a la «resistencia», compara al Gobierno argentino con la última dictadura militar y expresa su deseo de que el presidente, Mauricio Macri, salga antes de tiempo de la Casa Rosada. Raúl Eugenio Zaffaroni, asesor a su vez de la ex presidenta Cristina Fernández, no tiene buenos deseos para el actual Gobierno argentino. «Quisiera que se fueran lo antes posible para que hagan menos daño». Con mandato hasta el 2019 en el tribunal de la OEA, Zaffaroni invocó «a la resistencia. A la resistencia no violenta, me refiero». Espantado con el Ejecutivo, animó a los argentinos, en una entrevista de radio, a «no deprimirse» porque con el «tiempo, todo pasa. Esto también va a pasar, como pasamos la dictadura militar, el menemismo, a Domingo Cavallo» (ex ministro de Economía). La secuencia que, a su juicio, se va a producir, será una moviola o repetición, «lo mismo que en el 2001», asegura, en alusió al año del crack de Argentina y del corralito. Convencido, al menos en su discurso de que un «aparato de poder de esta naturaleza», en refrencia al Gobierno, cuando se «ve frente a una crisis» adopta «medidas locas» que «son peligrosas», lo explica con varios ejemplos: «Nos costó la guerra de Malvinas, el estado de sitio en 2001, los muertos en Plaza de Mayo. Hay que tener mucho cuidado porque puede haber violencia y muertos». El último de sus pronósticos resulta demoledor. «Hay que tener cuidado con el colapso final, que será económico» porque «esto, no tiene salida». El ministro de Justicia, Germán Garavano, salió de inmediato al paso de sus declaraciones: «Zaffaroni debería renunciar la Corte Interamericana». El diputado de la Unión Cívica Radical, Mario Negri, dijo que «la distancia entre sus deseos de que este Gobierno se fuera cuanto antes y la invitación a que lo empujen o lo desestabilicen no existe». El abogado Alejandro Fargosi, ex miembro del Consejo de la Magistratura, equivalente al Consejo general del Poder Judicial,dejó aparte la diplomacia, «da vergüenza y debería ser removido (destituído) de la Corte Interamericana». «El estatuto de la Corte -añade- es incompatible con tener actividades que afecten su independencia, imparcialidad, la dignidad o el prestigio de esa función.. Zaffarini -concluye- parece creer que ser juez de la Corte Interamericana no lo inhabilita para hacer política partidista y de la peor porque ha atacado abierta y frontalmente al Gobierno argentino». Penalista con vuelo internacional, la carrera de Zaffaroni arranca en la dictadura argentina (1976-83). El ex ministro Rodolfo Terragno, recuerda, «días después de arrebatar el poder, Jorge Rafael Videla designó a Eugenio Raúl Zaffaroni al frente del Juzgado Nacional en lo Criminal de Sentencia de la Capital Federal». Al asumir el Juzgado, Zaffaroni juró «observar y hacer observar fielmente los objetivos básicos fijados (por la dictadura) y el Estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional», razón por la que Terragno se opuso a su designación en el Supremo argentino, en el Senado: «Quien había convalidado el secuestro y desaparición de la Constitución nacional no podía ser nombrado su custodio», explica en un libro. A Zaffaroni, cuando todavía era miembro del Supremo argentino (hasta finales del 2014) , le descubrieron que en cuatro apartamentos suyos se ejercía la prostitución. Algunos de sus fallos son más que polémicos. En un caso de abuso sexual a una niña de 7 años ( obligada a hacer una felación) por parte del encargado de un edificio, consideró como atenuante que el agresor «apagara la luz». En un robo a mano armada, con un cuchillo, su ex señoría esgrimió un argumento para atenuar la pena de lo más ocurrente: «Un cuchillo no es un arma». También en materia de narcotráfico sorprenden las palabras de Zaffaroni, como recuerda en una columna Marcelo Carlos Romero, fiscal del Ministerio Público de Buenos Aires. En una de estas, tras desbaratar una de las cocinas de la muerte donde se vendía la droga, el todavía miembro de la Corte Interamericana de DD HH no consideró apropiado considerar el local un punto de comercio ilicito porque no se encontraba comprador alguno. A mediados del 2016, el Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, le suspendió la licencia de abogado por 90 días, por incumplimiento reiterado de los plazos que le obliga a ley para volver a ejercer como abogado tras abandnar la Corte. Aún así, durante ese lapso de tiempo y pese a ser contrario a las normas de la propia Corte, Raúl Eugenio Zaffaroni siguió siendo uno de los siete jueces de máximo tribunal de la OEA en derechos humanos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Gobierno colombiano acusa a la guerrilla del ELN de una nueva matanza
Las autoridades colombianas han acusado este lunes al Ejército de Liberación Nacional (ELN) de una serie de ataques que se han saldado con nuevos muertos y desplazados, coincidiendo con la reanudación del diálogo de paz entre el Gobierno y la guerrilla, que quedó suspendido, precisamente, por los atentados del grupo armado. La secretaria del Gobierno de Antioquía, Victoria Eugenia Ramírez, ha denunciado que se han producido enfrentamientos en zonas rurales de Yarumal, Cáceres, Valdivia y Caucasia. Ramírez ha detallado que en Yarumal siete personas han muerto por un ataque del ELN contra miembros del Clan del Golfo, una de las mayores organizaciones criminales de Colombia; mientras que en Cáceres los choques entre grupos rivales, incluido el ELN, han dejado más de 300 desplazados. Choques en Antioquia La violencia en Antioquía por la lucha entre los grupos armados que están presentes en la región para hacerse con el control de los antiguos territorios y negocios ilícitos de la extinta guerrilla de las FARC, entre ellos el narcotráfico, ha llegado a tal nivel que este lunes se reunirá el consejo de seguridad, ha contado Ramírez en Caracol Radio. Esta acusación se produce justo cuando el Gobierno y el ELN se disponen a retomar el diálogo de paz que se suspendió el pasado 9 de enero por un atentado perpetrado por la guerrilla contra uno de sus objetivos habituales, el oleoducto Caño Limón-Coveñas nada más expirar la tregua bilateral que habría arrancado el 1 de octubre. La tregua constituye el mayor logro del proceso de paz que comenzó hace un año y por eso se esperaba que la prorrogaran. Las partes se mostraron dispuestas, pero el ELN insistió en que debía expirar la primera para negociar los términos de la segunda y retomó las hostilidades con dicho atentado. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó al equipo negociador del Gobierno -que ese mismo 9 de enero se disponía a retomar el diálogo con el ELN en Quito- a regresar a Bogotá hasta nuevo aviso. El domingo, anunció en Twitter que la delegación encabezada por Gustavo Bell regresa a la capital ecuatoriana para «explorar la posibilidad de un nuevo cese al fuego que permita continuar la negociación de paz». «Asistimos a reunión con Gustavo Bell para determinar conjuntamente la fecha de inicio del quinto ciclo de las conversaciones de la agenda pactada el 30 de marzo de 2016, donde se trabajará en el dialogo nacional y en un nuevo cese al fuego», confirmó, por su parte, el equipo negociador del ELN en Twitter.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. busca que Cuba deje de ser uno de los países más desconectados del mundo
Estados Unidos ha creado un grupo de trabajo -Cuba Internet Task Force- para expandir el acceso a internet y a los medios independientes en la isla, una de las medidas del memorando en el que el presidente Donald Trump fijó el pasado junio su política hacia el país caribeño. El grupo lo integrarán personas de dentro y fuera del Gobierno de Estados Unidos y su objetivo será la «promoción del flujo informativo libre y no regulado en Cuba», según ha informado el Departamento de Estado en un breve comunicado. El régimen de Cuba, uno de los países más desconectados del mundo, denunció la iniciativa como «subversiva». Para ello, EE.UU. examinará los retos tecnológicos y oportunidades de expandir el acceso a internet y a los medios independientes en la isla. La primera reunión pública del grupo tendrá lugar el 7 de febrero en el Departamento de Estado. Esta iniciativa ya se anunció en el memorando con el que Trump presentó el pasado junio su giro en la política hacia Cuba, que paralizó la apertura sin suspender las relaciones diplomáticas. Entonces, se informó de que el Gobierno de EE.UU. intentaría expandir el acceso a internet en la isla «mediante un grupo de trabajo y con programas y actividades que promuevan la libertad de expresión a través de medios de comunicación independientes y con un acceso a la información libre y desregulado», informa Efe. «Camino muy viejo» El Gobierno de La Habana, por su lado, consideró la creación del «Cuba Internet Task Force» como una «política fracasada» y, como sus anteriores programas «subversivos», no logrará cambiar el orden interno en la isla, asegura este miércoles en portada el diario oficial Granma. «Si la administración del presidente Donald Trump pretende usar nuevas tecnologías para imponer cambios en el ordenamiento interno de Cuba, escogió caminos muy viejos que ya demostraron en el pasado su inoperancia e inefectividad», indica el texto. Cuba es uno de los países más desconectados del mundo y el libre acceso a internet es una asignatura pendiente para el Gobierno de la isla, que desde hace tres años ha comenzado lentamente a ofrecer servicios de conexión a la red, primero en áreas públicas, ahora en los hogares y a lo largo de este año desde el teléfono móvil. Sin embargo, la mayoría de los cubanos no puede acceder a internet desde su móvil y muy pocos hogares tienen una conexión de banda ancha. Una hora de internet en un centro público cuesta 1,5 dólares (1,2 euros), en un país en el que el salario medio mensual es de 30 dólares (24 euros), informa Reuters. El Gobierno cubano achaca su lentitud en el desarrollo de la red al alto coste, que en parte atribuyen al embargo de EE.UU. Los críticos del régimen de Raúl Castro, sin embargo, aseguran que La Habana teme perder el control. «Contraproducente» Algunos observadores consideran contraproducente la creación de este grupo de trabajo para expandir internet en la isla. Michael Bustamante, profesor asistente de historia de América Latina de la Universidad Internacional de Florida, señala que «al poner la cuestión del acceso a internet en un marco político explícito, esto solo creará mayores obstáculos para las compañías estadounidenses de telecomunicaciones que tienen asociaciones con el lado cubano». Además considera que «medidas como estas fortalecen la posición de aquellos en Cuba para quienes la perspectiva (y la realidad) de la intromisión externa justifica la máxima precaución respecto a la reforma interna». Ataques acústicos Las relaciones de Estados Unidos y Cuba pasan por un momento muy delicado porque Washington acusa a La Habana de saber quién perpetró en 2016 y 2017 los supuestos ataques a 24 de sus funcionarios en la isla y no decírselo, además de no haberlos protegido adecuadamente. Aunque Cuba lo niega, Estados Unidos dejó su embajada en La Habana en mínimos el pasado septiembre por esta crisis, y expulsó de Washington a 17 funcionarios de la legación cubana. Esto se suma a las medidas para limitar el comercio y los viajes de estadounidenses a la isla, iniciativas todas que han alejado a Washington y La Habana tras la esperanza que supuso el deshielo iniciado por el expresidente Barack Obama. En los últimos días, el Gobierno cubano ha informado de varias reuniones técnicas en Washington con funcionarios estadounidenses sobre ciberseguridad, narcotráfico y terrorismo, encuentros sobre los que el Departamento de Estado no ha informado y a los que se ha dado un muy bajo perfil desde la capital estadounidense.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El mal genio de Trump alarma a los socios americanos de EE.UU.
Donald Trump ha llegado a su primer aniversario como presidente de Estados Unidos habiendo metido el dedo en el ojo a varios de los que hasta ahora habían sido los socios más fiables de Washington en la región; y no parece que esté muy interesado en recomponer las relaciones. Ya no es solo México, al que como candidato Trump ya atacaba, sino que la lista de damnificados ha comenzado a crecer. Sus últimas malas palabras para Centroamérica (llamando a algunas de esas naciones «países de mierda») y para Colombia (riñó por teléfono al presidente Juan Manuel Santos acusándole de no hacer bastante en la lucha contra el narcotráfico), distancian a Washington de capitales latinoamericanas que hasta ahora habían sido muy próximas. Si Trump maltrata así a sus amigos.. ¿qué otros colaboradores va a encontrar en el continente? Riña a Santos A comienzos de este mes se filtró el contenido de una conversación telefónica que Trump y Juan Manuel Santos mantuvieron en septiembre pasado. Era una llamada que el presidente colombiano hacía para mostrar su interés por las víctimas del huracán Harvey. Según contó una fuente a The Washington Post, durante 24 de los 25 minutos que duró la llamada Trump «destripó» a Santos por el aumento de la producción de cocaína en Colombia. «Tenemos un desastre en nuestras manos y tú te preocupas más de la guerrilla que del pueblo estadounidense», le habría echado en cara Trump, de acuerdo con esa versión. Con ello, Trump se refería al aumento del consumo de cocaína colombiana en EE.UU., que ha causado un incremento del número de muertes por sobredosis y que está relacionada con el mayor número de hectáreas de cultivos de coca ocurrido en Colombia coincidiendo con los acuerdos de paz con las FARC. Una semanas después, Trump compareció en público para advertir que había estado a punto de incluir a Colombia, como «país fallido» en la lista que elabora EE.UU. de los países que no hacen todo lo que pueden para combatir el narcotráfico. Aquello fue recibido como una humillación por los colombianos. Lo que no se sabía entonces es lo que ha desvelado la reciente filtración: Trump había humillado antes personalmente a Santos. Lo curioso es que Colombia es el país sudamericano que venía manteniendo las relaciones con EE.UU. más estrechas. Bases militares La misma actitud displicente, además, la ha tenido Trump con el mayor amigo de Washington en Centroamérica: Honduras. Aunque el calificativo de «países de mierda», que causó una enorme polémica hace unos días, Trump lo dedicó más explícitamente a El Salvador y Haití, así como a varias naciones africanas, el exabrupto incluía igualmente a Honduras, pues personas de esa nación también residen en EE.UU. acogidas al Estatus de Protección Temporal. Colombia y Honduras son los dos países de mayor utilidad estratégica para EE.UU. en la región. En el marco del Plan Colombia, Washington y Bogotá firmaron en 2009 un acuerdo que hasta 2019 daba acceso a las tropas de EE.UU. a siete bases militares colombianas: una importante cesión, que el país suramericano aprobó con convicción, pero que le supuso importantes roces con los países vecinos. En Honduras, las Fuerzas Armadas estadounidenses disponen de dos importantes centros, la base aérea de Soto Cano, con la pista de aterrizaje más grande de Centroamérica, y la base aeronaval de Carataca, en la Mosquitia, un punto crucial en las rutas del narcotráfico. Estatus de Protección Temporal El Estatus de Protección Temporal garantiza la continuidad en EE.UU. de personas que fueron recibidas por motivos humanitarios. Así, debido a los destrozos del huracán Mitch de 1999, 86.000 hondureños y 5.000 nicaragüenses están acogidos a esa excepción. También lo están unos 260.000 salvadoreños, a consecuencia de una serie de terremotos que hubo en su país en 2001. A pesar de haber amenazado con clausurar esos programas, Trump ha ido renovando su vigencia, pero lo ha hecho por corto periodo, como en el caso de los haitianos y salvadoreños. Este mes de enero deberá decidir sobre el futuro de los hondureños. El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, elevó protestas por el insulto a su nación. El de Honduras, Juan Orlando Hernández, no lo hizo, tal vez escudado en que el nombre del país no había estado en boca de Trump; también pudo contribuir el hecho de que, en un momento en que se cuestiona la limpieza con la que acaba de ganar las elecciones, ha preferido no enemistarse personalmente con la Casa Blanca.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las FARC tienen un centenar de propiedades en Ecuador por valor de 12 millones de euros
Las autoridades de Colombia han identificado un centenar de propiedades de las FARC en Ecuador. Así reveló el fiscal general de ese país, Néstor Martínez, quien vino a Quito a una reunión internacional de Extinción de Dominio, para encarar al crimen organizado. Las propiedades incluirían bienes inmuebles rurales y urbanos, automotores y semovientes, que sumarían unos 15 millones de dólares (algo más de doce millones de euros). Corresponderían al Frente Sur de las FARC y no constan en el listado de bienes que entregó el grupo armado para la reparación tras los acuerdos de paz. Martínez pidió la ayuda de su par ecuatoriano para recuperar las propiedades que sumarían un centenar. La presencia del fiscal Martínez ha servido para tener más información del presunto autor del atentado que la madrugada del pasado sábado destruyó el Comando de Policía en San Lorenzo, provincia de Esmeraldas, en la frontera con Colombia. Se trataría del ecuatoriano Walter Arisala, alias «Guacho», disidente de las FARC, que formaría parte de un grupo de unos 250 guerrilleros que se han desvinculado de la organización tras los acuerdos de paz. Alias «Guacho» ingresó en las FARC en 2007 y se desvinculó en 2016, tras lo cual formó su propio grupo armado. Mientras era buscado por las autoridades de Colombia habría cruzado la frontera. Vínculos con el narco El fiscal colombiano considera que el atentado estaría relacionado con negocios ilegales de narcotráfico. En concordancia, el ministro de Defensa de Ecuador, Patricio Zambrano, ha dicho también que cree se trata de «una represalia de ciertos grupos residuales de la guerrilla de Colombia vinculados con el tráfico de drogas». El ataque fue repudiado por varios presidentes de la región, quienes al tiempo de condenar el hecho inédito en Ecuador se solidarizaron con el país. Mientras que Colombia y Estados Unidos ya han enviado expertos a San Lorenzo para investigar detalles sobre el inédito ataque que mantiene conmovido al país. Sobre el coche bomba, el exministro de Defensa general Oswaldo Jarrín, dijo a ABC que «siendo de origen narco-paramilitar, significa un fallo en la prevención de actos de terrorismo, ya que es obligación de las Fuerzas Armadas, sobre todo en la frontera, prevenir estos actos». Respecto a los bienes que las FARC tendrían en el país, dijo que debe haber una estrecha colaboración entre Ecuador y Colombia para identificar los mismos ya que siendo ilegales no están registrados. El violento ataque que dejó 28 heridos, entre policías y civiles, ha abierto el debate sobre cómo afrontar el narcotráfico que se ha expandido en la región, y que solo será posible si se lo encara de manera global y con acuerdos y cooperación.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Otra mala broma
El gobierno venezolano ha anunciado que su Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ha legalizado las operaciones con dólares y lo anuncia como «gran oportunidad para la inversión extranjera». No se engañen. Es otra inmensa tomadura de pelo de la dictadura chavista. Todas las semanas jalea una novedad para que la población, mejor dicho los medios, se distraigan y pretendan que algo se mueve. La población no puede distraerse, concentrada en intentar sobrevivir. También en esto ha aprendido Maduro de su amo, el régimen comunista cubano, y sus «medidas liberalizadoras» que tenían encandilados a todos los necios en el exterior. Así han estado sesenta años. Y siguen. Dicen que los venezolanos van a poder cambiar ahora dólares legalmente y hacer negocios con ellos. Como si antes no los hubiera cambiado quien tuviera la suerte de tenerlos. Como si los dólares no fueran la única forma de acceso a tantas cosas en un país en el que la inflación ha convertido el bolívar en un papel sin valor, al que dan oxigeno tachándole ceros. El dólar hoy está en manos de las familias mafiosas del régimen. Los aviones entran y salen cargados de fardos de dólares y cocaína. Como si hubiera alguna empresa extranjera honrada que hoy fuera a invertir en el infierno. Quince años hace de que Chávez dijera aquello de «ni un dólar para el imperialismo» e introdujera un control cambiario para estrangular a la economía, controlar a la burguesía y enriquecer a su mafia. Los dólares llegan por el narcotráfico y la venta ilegal de combustible al exterior. Y por la política cambiaria, cuyas diferencias de tipo, controladas por el régimen, han generado esas inmensas fortunas de chavistas, criptochavistas, hoy antichavistas, cuyas familias compran en Madrid manzanas enteras de edificios. La ANC es un órgano fraudulento creado para liquidar al parlamento legítimo surgido de las elecciones de diciembre de 2015 que la oposición ganó por abrumadora mayoría. La dictadura, bunkerizada al estilo cubano, hace gestos para llenar silencios. Lo lamentable son los silencios exteriores donde nadie parece hacer planes para ayudar a los agotados venezolanos a salir del infierno.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El «atentado» a Maduro enturbia el relevo en la presidencia de Colombia
Todo está listo. El traje especialmente diseñado para la ocasión, incluida la sutil presencia de la bandera de Colombia en la parte posterior; la banda presidencial bordada y obsequiada por dos copartidarias del Centro Democrático; el protocolo para recibir a los jefes de Estado y delegados internacionales que acompañarán a Iván Duque Márquez a tomar juramento ante el presidente del Senado como el mandatario 117 en la historia de Colombia. El compromiso lo asume ante el Congreso de la República en pleno, incluidos los senadores y representantes de la Farc, la otrora organización guerrillera que un 7 de agosto, pero de 2002, recibió al entonces nuevo mandatario Álvaro Uribe Vélez con dos explosiones a pocas cuadras de la Plaza de Bolívar, escenario donde se realiza la democrática ceremonia. Por fortuna para Colombia, el único ruido que rodea el cambio de gobierno en el país es el eco de los extraños sucesos en Venezuela y las acusaciones del presidente Nicolás Maduro de la supuesta participación y alianza de la ultra derecha venezolana y colombiana, además del saliente presidente Santos, en un atentado. El presidente entrante ha preferido guardar silencio y no desgastarse en rifirrafes, sin desconocer que las relaciones con el vecino país demandarán atención y cuidado. Así, además de buscar alianzas regionales para propiciar una transición pacífica en Venezuela, tendrá que pedir prudencia a sus copartidarios, incluido el expresidente Álvaro Uribe, su mentor político y senador, quien el sábado señaló ante empresarios estadounidenses que la solución para Venezuela requiere acción de los soldados de ese país y una corta transición camino a un nuevo gobierno democrático. Cambio de mando Sin contratiempos relevantes, sobre las cuatro de la tarde, antes de la media noche española, una vez el nuevo mandatario tome juramento a la primera vicepresidenta del país, Marta Lucía Ramírez, y tras hacer el reconocimiento de tropas, Iván Duque se encaminará hacia su nueva oficina y residencia oficial hasta el 2022, cuando habrá de entregar su mandato. Allí, a la entrada del palacio presidencial, Juan Manuel Santos y su familia esperarán la llegada del presidente, acompañado por su esposa y tres hijos, además de su equipo inmediato de gobierno. Le darán la bienvenida y formalizarán la llegada del Centro Democrático a la Casa de Nariño, que el fin de semana quedó totalmente limpia de malas energías, según declaraciones de un sacerdote local, bastante mediático y comunicativo, que dijo haberla exorcizado, nota de color que la víspera se disputaba con Maduro los titulares de los medios colombianos. Iván Duque también está listo. Trabajador y estudioso, enfocará su labor desde el primer día en los tres temas sustanciales que ha marcado para su gobierno: reactivación económica a través de una reforma fiscal, lucha contra la corrupción y combate al narcotráfico. Para preparar sus primeros 100 días de gobierno, lleva dos semanas liderando reuniones con su gabinete, compuesto paritariamente por mujeres, como lo prometió, con una edad promedio de 50 años y un marcado perfil técnico, cosa que apunta no solo a un relevo generacional en la apoltronada dirigencia nacional, sino a sacudirse de cuotas burocráticas para los partidos aliados. Si bien el denominado «uribismo 2.0», bajo la batuta del expresidente Uribe, no se refleja en el gabinete, sí tiene asiento entre los asesores que rodearán al nuevo presidente y se verá en la forma de gobernar el exmandatario, procurando cercanía con las regiones a través de la microgerencia. La línea más dura del partido de gobierno es mayoría en el Congreso y será allí donde más juegue a favor de las políticas del nuevo mandatario y de los intereses partidistas. Los retos La reactivación económica es el reto principal que tiene Duque al recibir un país en claro déficit fiscal, una deuda externa del 40,2% del PIB, con un ritmo de crecimiento muy lento, aunque con mayor número de empleos formales y 5,4 millones de colombianos fuera de la pobreza. Se suma un récord positivo de inversión extranjera (14.509 millones de dólares anuales) y la revolución en infraestructura, legado de Santos que Duque quiere continuar. Apretar el cinturón del Estado le será más fácil que la reforma fiscal, promesa de campaña que los analistas ven con reducido espacio. El aumento de impuestos a la clase media y la falta de certeza de que los beneficios tributarios a las grandes empresas se traduzcan en mayor empleo, generarán tensión social y permanente debate político a su gobierno. El narcotráfico y la seguridad territorial son el otro gran reto, que a su vez pasa por la efectiva implementación de los acuerdos de paz y la atención a las zonas donde antes estaba la guerrilla de las Farc, territorios atomizados entre bandas delincuenciales que se disputan feudos del narcotráfico. Para María Victoria Llorente, directora del centro de pensamiento Ideas para la Paz, la prioridad debe estar en «una tarea de estabilización de las regiones en materia de seguridad y contención de la creciente violencia contra los líderes sociales. Por otro lado, debe establecer una política de reincorporación, estrategia clave que en el último año y medio se quedó en el aire. Y por último, crear un plan de choque una vez presente su estrategia de erradicación de cultivos ilícitos. Lo clave es lograr la efectiva coordinación en la entrega de subsidios y el alistamiento de las familias para tener cultivos sustitutivos». En paralelo, la experta en seguridad nacional recomienda a Duque no precipitarse en definir el futuro de la negociación con el ELN, que aún se mantiene en La Habana. Así mismo, fortalecer el control del territorio en las fronteras del país, pues allí se cuece un problema para Colombia con sus vecinos. Por su parte, Adriana Mejía, internacionalista y directora del Instituto de Ciencia Política anota que «el reto más inmediato en política exterior será lograr una mayor comprensión de las complejidades que acarrea la implementación del Acuerdo con las Farc y los desafíos para la estabilización del país». Coincide en que la erradicación de cultivos será «tema prioritario con Estados Unidos para asegurar la cooperación de ese país no solo a través de recursos y apoyo técnico, sino también de intercambio de información judicial clave». Europa, como un mayor socio comercial y aliado en materia ambiental, también debe ser prioridad del gobierno, así como la aportarle a la Alianza del Pacífico para legar efectivamente los mercados asiáticos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Honduras ultima un canal seco para unir el Atlántico y el Pacífico
Honduras tiene ya muy avanzado el corredor logístico que unirá, mediante una carretera que en la mayor parte de su recorrido tiene cuatro carriles ?dos en cada sentido?, el Atlántico con el Pacífico, en una suerte de canal seco de casi 400 kilómetros. El trazado desdobla y mejora vías ya existentes, ahorrando algo más de 100 kilómetros y varias horas a la ruta principal hasta ahora disponible, que obligaba a pasar por la capital, Tegucigalpa. El propósito del corredor es conectar Puerto Cortés, la principal infraestructura portuaria de Honduras, en la costa atlántica, con el puerto salvadoreño de La Unión, en el Pacífico. Los 46 kilómetros entre La Unión y la frontera hondureña quedarán pendientes de mejora, a la espera del impulso que El Salvador quiere dar a ese puerto, situado en el Golfo de Fonseca, donde confluyen los límites territoriales de El Salvador, Honduras y Nicaragua. A diferencia de El Salvador, que estudia una posible concesión a empresas chinas para el desarrollo de La Unión (Estados Unidos ha advertido del riesgo de que Pekín pueda usarlo en el futuro también como base militar), los proyectos del corredor logístico se están llevando a cabo en Honduras sin ninguna controvertida participación de China. La ampliación de Puerto Cortés la está realizando la concesionaria de Filipinas encargada de su gestión (ICTSI), por un monto de 624 millones de dólares, mientras que las obras y explotación del trazado de carretera de doble vía corre a cargo de un consorcio entre una empresa de Ecuador y otra de Perú, con una inversión de momento de 121 millones de dólares, en un proyecto que es de financiación público-privada. Además de intentar atraer parte del comercio interoceánico que no se desarrolla mediante los grandes buques diseñados para atravesar el Canal de Panamá, el objetivo del corredor logístico también es intentar extender hacia el sur, que es más pobre, el desarrollo que está teniendo el área de San Pedro Sula, junto a Puerto Cortés, que gracias a las empresas de maquila dedicadas al sector textil se ha convertido en el centro económico de Honduras. Fin del escepticismo La ejecución del corredor logístico de Honduras rompe con el escepticismo que siempre ha rodeado a propuestas similares realizadas por los Gobiernos centroamericanos. Aparte del nunca comenzado Canal de Nicaragua, que era el único proyecto que suponía una conexión de agua entre los dos océanos, replicando al de Panamá, las iniciativas de canales secos interoceánicos de Guatemala y de Costa Rica siguen sin cerrar la inversión necesaria para su realización. También el del istmo de Tehuantepec, en México, está sufriendo retardos en la concreción de diversas infraestructuras. El caso hondureño se ha beneficiado de la mayor simplicidad de su proyecto, al limitarse a ensanchar carreteras ya existentes, dentro de un plan general de mejora de las infraestructuras viarias de país llevado a cabo por el presidente Juan Orlando Hernández, y al no incluir ninguna vía férrea. De hecho, un proyecto de línea de ferrocarril interoceánico, que uniría el Golfo de Fonseca con el Atlántico, pero no en Puerto Cortés sino en Puerto Castilla, en el centro de la costa atlántica hondureña, sigue sin encontrar inversión. Uno de los problemas es que requeriría importantes obras en el puerto de Amapala, en una isla hondureña del Golfo de Fonseca. Otro aspecto que ha favorecido la rapidez de la ejecución del corredor logístico es que este no ha ido ligado a la creación de ninguna zona económica especial, inicialmente pensada para el área hondureña del Golfo de Fonseca. Políticamente ha habido falta de consenso al respecto. El Gobierno del Partido Nacional logró la aprobación de una Ley de Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, pero no la ha implementado. El presidente del opositor Partido Liberal, Luis Zelaya, critica esa fórmula de explotación económica por suponer una cesión de soberanía. «Si para generar trabajo y desarrollo económico hay que ceder competencias gubernamentales y judiciales a las empresas que se instalen allí, ¿por qué no se aplica a todo el territorio, y así será más eficaz?», pregunta, intentando ridiculizar el argumento. «Eso es crear un Estado dentro de un Estado; sería como dar por sentado que somos un Estado fallido», afirma. Ventajas competitivas Zelaya cree que, en cualquier caso, Honduras puede jugar bien las ventajas competitivas que tiene, que resume en tres: tener acceso a dos océanos, con litorales no muy distantes; disponer de una población especialmente joven, con un bono demográfico hasta la década de 2030, y ser un país virgen en muchos aspectos, como el turismo, tanto el de playa como el arqueológico o el que busca zonas interiores de gran riqueza natural. Aunque esas señas son compartidas por varios de los otros países centroamericanos, Zelaya destaca que en cuanto a capital humano, Honduras se destaca respecto a sus vecinos en la formación bilingüe español-inglés que está recibiendo parte de las nuevas generaciones y que les faculta para la creación de «call centers» y otros servicios compartidos. Es la cara positiva, dice, de la fuerte influencia que Estados Unidos ha ejercido históricamente en el país (es la única nación centroamericana con una base militar estadounidense). El reto es precisamente que haya inversiones que transformen la población joven en mano de obra, apartándola de la delincuencia de las maras. La violencia de esas pandillas y las rutas del narcotráfico, que utilizan Honduras como tránsito de la droga, constituyen los principales hándicaps que presenta el país.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
China coloniza el Triángulo Dorado de la droga y la prostitución
Junto a la bandera de Laos, otra con la hoz y el martillo del Partido Comunista da la bienvenida al cruzar desde Tailandia el río Mekong en el Triángulo Dorado, uno de los epicentros de la heroína mundial. Desgastadas, las enseñas ondean sobre un Rolls-Royce gris, un Porsche Panamera marrón y una veintena de todoterrenos blancos y furgonetas negras Toyota que ocupan el aparcamiento del puesto fronterizo. Una flotilla sorprendente para Laos, donde no hay ni una sola autopista y el 23 por ciento de sus casi siete millones de habitantes vive con menos de dos dólares al día. Aunque acabamos de poner el pie en suelo laosiano, en realidad no estamos en Laos, sino en la Zona Económica Especial del Triángulo Dorado. Con 102 kilómetros cuadrados, fue establecida en 2007, cuando el Gobierno de Laos se la cedió por 99 años a un oscuro empresario chino, Zhao Wei, que está levantando un imperio en torno a un casino construido en plena jungla: Kings Romans. Sus cúpulas azules y la gigantesca corona que adorna su tejado sobresalen entre las palmeras, pero ya se han quedado pequeñas bajo el esqueleto de hormigón que crece a sus espaldas y las grúas que levantan más edificios de diez plantas alrededor. Las Vegas asiática Con estatuas greco-romanas, escalinatas de mármol, lámparas de araña y sus paredes decoradas con cuadros renacentistas, el Kings Romans parece inspirarse en los casinos Venetian de Las Vegas y Macao y resume lo que en este remoto rincón de Asia se entiende por «glamour». Pero su centenar de mesas de juego y máquinas tragaperras están casi vacías y hacen sospechar que el negocio no es más que una lavadora para blanquear el dinero de la droga en el Triángulo Dorado. Los escasos clientes del casino Kings Romans hacen sospechar que es un negocio para lavar el dinero de la droga - Pablo M. Díez Así lo cree la Secretaría del Tesoro de EE. UU., que en enero impuso sanciones a la empresa que Zhao Wei dirige junto a su esposa, la también china Guiqin Su, y dos de sus socios, el tailandés Nat Rungtawankhiri y el australiano Abbas Eberahim, al parecer encargado de la seguridad del casino. Además de definir su compañía como una «organización criminal transnacional» y congelar sus posibles activos en EE.UU., la subsecretaria para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Sigal Mandelker, los acusó en un comunicado de «estar implicados en actividades ilícitas horribles, incluyendo el narcotráfico, la prostitución infantil, el tráfico de personas y de animales prohibidos». Días después, el enigmático Zhao Wei aparecía en la televisión de Laos negando los cargos. «Como inversor, todas mis actividades y las de mis empleados y firmas en otros países y áreas son legales», clamaba el empresario, según el portal especializado www.casino.org. Sus socios en el Gobierno de Laos, que le amparan y tienen un 20 por ciento de la compañía, salían en su defensa. «La acusación no es cierta porque el lugar está debidamente dirigido y operado. Nuestro Gobierno lo supervisa», señaló a Radio Free Asia un funcionario de la provincia de Bokeo, donde se ubican el casino y la ciudad que está creciendo a su alrededor. Como si fuera una colonia china, aquí se habla en mandarín y se paga en yuanes o, a lo sumo, en bahts tailandeses, pero no en la moneda local de Laos, el kip. A los laosianos no se les permite ni entrar en el casino porque el juego está prohibido en este país y solo se encargan de los peores trabajos. Mientras los sueldos medios del casino están en unos 8.000 bahts (210 euros), los crupieres, en su mayoría birmanos que hablan mandarín, cobran 12.000 bahts (315 euros). Una gran colonia china Venidos de todos los rincones de China, especialmente de las provincias fronterizas del suroeste, miles de emigrantes se han instalado y abierto tiendas y restaurantes en el Triángulo Dorado, donde se está construyendo un puerto en el Mekong y hasta se planea un aeropuerto internacional. Bajo las grúas, una puerta con arcos de madera y tejados puntiagudos da paso a una calle comercial presidida por Confucio y decorada con las mismas estatuas que pueblan las ciudades chinas. En este «Chinatown» se suceden supermercados, tiendas de ropa, locales de alcohol y tabaco, restaurantes, una clínica internacional, un gimnasio, un «sex-shop», peluquerías y salones de masaje «con final feliz» a cuyas puertas las «señoritas» llaman a los transeúntes. «Vinimos aquí hace un año porque nos dijeron que la economía estaba creciendo mucho y este negocio nos da para vivir mejor que en nuestro país», cuenta una mujer del nordeste de China que regenta un establecimiento de ropa. Tanto ella como otros comerciantes consultados aseguran ganar al mes entre 5.000 y 10.000 yuanes (entre 640 y 1.280 euros). Demostrando quién manda, de la seguridad se encarga el «ejército privado» de Zhao Wei, cuyos vigilantes se pasean en potentes jeeps Hammer negros, otro de los vehículos que más abunda en esta ciudad que está surgiendo a orillas del Mekong. Atraídos por el juego, que en China solo está permitido en Macao, acuden turistas desde las provincias fronterizas o que están de viaje por el norte de Tailandia. El casino Kings Romans y el hotel propiedad de Zhao Wei, se están expandiendo a orillas del Mekong - Pablo M. Díez Fuera de control Como si fuera un pueblo sin ley del Lejano Oeste, de noche los bares y restaurantes están abarrotados de chinos borrachos que brindan sin camiseta mientras van tirando al suelo pinchitos y botellas de cerveza y «bai jiu», el fortísimo licor de arroz típico de su país. Ante las noticias que han aparecido en los últimos años en la prensa internacional, que alertaban de que algunos restaurantes servían especies prohibidas como tigres, elefantes, osos asiáticos, rinocerontes y elefantes, en las calles hay carteles recordando que el consumo de dichos animales está prohibido. Aunque la sensación es que aquí se puede conseguir todo lo que uno esté dispuesto a pagar, a los occidentales se les impide la entrada a un gigantesco karaoke, locales donde habitualmente se oculta la prostitución en China. Junto al enorme hotel Golden Kanpok de Zhao Wei, a cuyas puertas hay aparcados un Lamborghini verde y varios Mercedes y Audis, por los callejones de Chinatown han proliferado las pensiones y saunas que esperan un aumento de visitantes chinos en busca de desmadre, juego y sexo. A principios de julio, frente al casino Kings Romans tuvo lugar una extraña fiesta de música electrónica en la que tocaron una veintena de pinchadiscos de renombre venidos de Hong Kong y China continental. Bautizado como el I Festival de Música Electrónica del Triángulo Dorado y organizado con supuestos fines benéficos, a este evento de dos días acudió muy poco público. Aunque la entrada de cada jornada costaba 300 yuanes (38 euros), la mayoría asistía gratis al ser empleados de las compañías del magnate Zhao Wei, a quien todos llaman «Huangdi» («El Rey»). En sus dos zonas VIP, el champán Moët & Chandon corría literalmente como la espuma, ya que los invitados se divertían regándose unos a otros con él en lugar de bebérselo. El casino tiene cinco Rolls-Royce para recibir a los invitados VIP - Pablo M. Díez Un Rolls-Royce gris de la empresa de Zhao Wei lleva hasta el muelle de la frontera con Tailandia al ingeniero Qu Jiang, director general de la empresa eléctrica Power China. «Nos han pedido luz para las 30.000 personas que vivirán aquí», cuenta Jiang. A su lado, el chófer del Rolls-Royce bromeaba socarrón: «Este coche no está mal. Mi jefe tiene cuatro más iguales». Epicentro de la heroína mundial El Triángulo Dorado es la frontera natural que el río Mekong dibuja entre Tailandia, Laos y Myanmar (Birmania). Desde los años 50, esta zona de un millón de kilómetros cuadrados es el epicentro de la heroína mundial junto a las montañas de Afganistán y Pakistán. Cultivado por las guerrillas étnicas que controlan regiones enteras de Birmania, como el Ejército Wa, el opio es distribuido por mafias de Tailandia y China, que se han pasado a la metanfetamina. Aquí se ha asentado el magnate Zhao Wei, que procede del helado nordeste de China y emigró hasta el sur para montar otro casino en la «ciudad del vicio» de Meng La, en la frontera de su país con Laos. Con el apoyo del Gobierno laosiano, se calcula que ha invertido 2.000 millones de euros en el Triángulo Dorado, donde se sospecha que está lavando el dinero del narcotráfico.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Policía halla más de 600 kilos de marihuana en el accidente en el que murieron 24 personas en Ecuador
La Policía de Ecuador ha informado este viernes de que el autobús que se accidentó el pasado martes cuando cubría la ruta Quito-Bogotá dejando un saldo de 24 muertos transportaba un total de 637 kilos de marihuana valorados en 1,7 millones de dólares. El director Antinarcóticos de la Policía, Carlos Alulema, ha contado en rueda de prensa que, debido a las irregularidades detectadas durante la investigación del accidente, se puso en marcha la «Operación Caballo de Troya» en busca de droga oculta. Como resultado, los agentes localizaron con la ayuda de perros-policía 584 paquetes escondidos en el suelo del autobús que contenían 637 kilos de marihuana «cripy», los cuales podrían llegar a alcanzar un valor de mercado de 1,7 millones de dólares. Alulema ha anunciado que entre los supervivientes hay un detenido y que se espera que haya más en los próximos días porque Ecuador ha lanzado una investigación, con apoyo de las autoridades colombianas, por narcotráfico internacional, según informa la agencia de noticias oficial ANDES. El autobús chocó durante la madrugada del martes (hora local) con un coche y se dio a la fuga hasta que volvió a colisionar con un camión y volcó. En total, murieron 24 personas, de las cuales 23 eran colombianas. Entre los pasajeros también hay varios venezolanos. El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció el mismo martes el cese del director de la Policía de Tránsito y de «toda la cadena de mando» por «errores graves» en el control del autobús accidentado mientras circulaba por la carretera Pifo-Papallacta. Además, ordenó «instalar fotorradares en todo el territorio nacional». Ecuador ha sufrido su segundo grave en pocos días, después de que el domingo doce personas perdiesen la vida por el siniestro de un vehículo que transportaba a hinchas de fútbol. Tras este incidente, las autoridades suspendieron las actividades de la empresa implicada.