Infortelecom

Noticias de narcotrafico

30-12-2019 | Fuente: abc.es
Bolivia carga contra los «rambitos» enviados por España «para extraer a criminales castristas y chavistas»
El delegado presidencial ante la comunidad internacional y expresidente boliviano Jorge «Tuto» Quiroga ha cargado este domingo de nuevo contra los «rambitos» en referencia a los policías españoles enviados a «extraer a criminales castristas y chavistas». Además, Quiroga ha exigido al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que se disculpe con Bolivia. «Qué penoso que Pedro Sánchez esté haciendo operativos con rambos para extraer a criminales, delincuentes blancoides y fraudulentos que conocen del proyecto castrista y chavista», ha afirmado en rueda de prensa recogida por la prensa boliviana. Quiroga se ha referido así a los cuatro policías que acompañaban a una delegación diplomática española que se dirigía a la residencia oficial de la embajadora mexicana en La Paz y que fueron grabados cubriéndose la parte inferior del rostro. Las autoridades bolivianas consideran «un atropello» a la soberanía del país la presencia de agentes encapuchados y presumiblemente armados. «Estos cuatro falsos James Bond han llegado el 20 de diciembre y vinieron con el fin de extraer a criminales y delincuentes», ha afirmado en referencia a los altos cargos del Gobierno del expresidente Evo Morales asilados en la delegación mexicana y que según Quintana estarían implicados en narcotráfico, fraude electoral o financiación de «Pablo Iglesias, jefe de Podemos español», «todos miembros del proyecto socialista de Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Daniel Ortega de Nicaragua». Además, ha destacado que él mismo se ha reunido con embajadores europeos y no llegan con personal de seguridad como lo hizo la encargada de negocios de España. Quiroga lamentó que Sánchez arruine el gran trabajo de reconstrucción de la imagen de España que hizo la Monarquía para «borrar las cicatrices de la colonia», y ahora vuelva bajo el «colonialismo criminal» disponiendo operativos para congraciarse con Podemos y así conformar un cogobierno en España con gente ligada proyecto del socialismo del siglo XXI. Quiroga ha señalado que los presidentes Rafael Correa, Hugo Chávez y Evo Morales pagaron 450.000 dólares al filósofo español Juan Carlos Monedero para el proyecto de la moneda única que nunca funcionó entre los gobiernos socialistas. «Así de ladrones fueron estos españoles. Lo triste y preocupante es que tienen enorme influencia en España», ha argumentado. «Señor Pedro Sánchez, no nos cuente cuentos de la visita diplomática. No nos tome por borregos. Diga la verdad ¿Qué hacia el cónsul en esa visita? ¿Iba a darles pasaporte? Discúlpese ante Bolivia y llévese a sus cuatro rambos», ha declarado. Para Quiroga, tanto Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, como Pedro Sánchez defienden a Evo por formar parte del proyecto castrista y de los «socios listos» del siglo XXI teniendo en cuenta que Morales «es el principal proveedor de la materia prima para la cocaína». El pasado 27 de diciembre la encargada de negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero, se dirigió a la residencia oficial de la Embajada mexicana en dos coches, pero policías bolivianos impidieron el paso de dos vehículos y personal de seguridad --al menos cuatro individuos-- salieron del coche encapuchados y presumiblemente armados, según las autoridades bolivianas, que consideran este acto un «atropello» a la soberanía de Bolivia. Madrid asegura que era una visita «cortesía» y negó que pretendieran facilitar la salida de los antiguos altos cargos del Gobierno del expresidente Evo Morales. Dentro la Embajada mexicana se encuentran aproximadamente diez antiguos dirigentes en calidad de asilados políticos, cuatro de ellos con orden de aprehensión. Son el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana; la exministra de Culturas Wilma Alanoca; el exgobernador de Oruro Víctor Hugo Vásquez y el exdirector de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (AGETIC) Nicolás Laguna.
23-12-2019 | Fuente: abc.es
Estado de emergencia en Honduras por los motines carcelarios
Al menos 36 reclusos murieron en Honduras durante dos masacres en dos cárceles diferentes el fin de semana. El viernes, perdieron la vida 18 presos y otros 16 resultaron heridos tras un tiroteo en la prisión del caribeño municipio Puerto de Tela, al noroeste del país centroamericano, de apenas 9 millones de habitantes. Luego, el domingo, murieron otras 18 personas y 10 fueron heridas en la cárcel de El Porvenir, en el céntrico departamento de Francisco Morazán. Los enfrentamientos se producen después de que el gobierno hondureño declarara el martes 17 de diciembre el estado de emergencia en las prisiones del país y pusiera al Ejército al frente del sistema penitenciario. Así, el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández suspendió las labores del Instituto Nacional Penitenciario y sustituyó a esos funcionarios por las Fuerzas Armadas. La emergencia fue declarada con el «propósito de acelerar el fortalecimiento y asegurar la mejora de un nuevo sistema de gestión penitenciaria», según la orden ejecutiva publicada en el diario oficial La Gaceta. Una gran crisis Las dos masacres evidencian el gran reto que tiene por delante el Ejército hondureño para tratar de hacerse con el control de las prisiones. Algunos de los 18 presos que murieron el domingo habían sido asesinados con armas de fuego, cuchillos y machetes. Se desconocen las causas de la segunda matanza, pero la prensa local informa de que el incidente se produjo después de que uno de los presos abriera fuego contra otros reos. La reyerta del viernes fue un tiroteo entre miembros de las pandillas Barrio 18 y Mara Salvatrucha, dos de los principales grupos criminales que operan en Honduras y que han llevado al país a tener una tasa de 41 homicidios por cada 100.000 personas, una de las más elevadas del mundo, según datos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Y es que Honduras sufre desde hace días una crisis en sus 27 prisiones, en las que hay encerradas más de 21.000 personas. El pasado sábado, 14 de diciembre, también fueron asesinados cinco integrantes de la peligrosa banda Mara Salvatrucha en La Tolva y, por otro lado, el viernes, 13 de diciembre, fue asesinado Pedro Idelfonso Armas, el director de la cárcel El Pozo I. El empleado público había sido suspendido de su puesto para ser investigado por haber presenciado en octubre la muerte de Magdaleno Meza, uno reo que además era socio de Juan Antonio Hernández, hermano del presidente Juan Orlando Hernández. Huir de la violencia La violencia que generan las pandillas, o maras, es una de las principales razones por las que unos 500.000 centroamericanos abandonan cada año El Triángulo Norte -El Salvador, Guatemala y Honduras- y emigran hacia Estados Unidos. Así, un 50% de los centroamericanos que cruzan México confiesan haber dejado sus países debido a razones relacionadas con la violencia, según un estudio de Médicos Sin Fronteras que fue publicado en 2017. Desde que tomó el poder en 2014, el gobierno de Juan Orlando Hernández ha centrado sus esfuerzos en intentar combatir la criminalidad, por lo que creó una unidad especial de policía conocida como TIGRES, sus siglas, centrada en combatir al crimen organizado y la delincuencia común. Mediante una política de «mano dura» contra los criminales, el Ejecutivo de Hernández ha conseguido bajar la tasa de homicidios a 41 por cada 100.000 personas de los 75,1 por 100.000 habitantes de 2014. El país, sin embargo, lleva años sumido en una grave crisis social y ha vivido varias protestas a lo largo de este año, incluyendo una huelga de transportistas que dejó varias ciudades desabastecidas, un curioso evento en el que un grupo de TIGRES se declaró en rebeldía y fueron violentamente reprimidos por otros policías. Mientras tanto, Juan Antonio Hernández, el hermano de Juan Orlando Hernández, fue condenando este año por delitos de narcotráfico por una corte en Estados Unidos, una situación que pone en entredicho al gobierno del presidente cuyo mandato terminará el 27 de enero de 2022. Precisamente, la Justicia estadounidense condenó a Juan Antonio Hernández por el contenido de unas libretas de Meza que tenían registros de cargamentos de estupefacientes. Lograr estabilizar Honduras es muy importante para Estados Unidos, puesto que es el lugar del Triángulo Norte desde el que más personas se están marchando. El 67,6% de los emigrantes que cruzan México son hondureños. Con el objetivo de poner freno a la llegada de centroamericanos a sus fronteras, Estados Unidos ha cerrado acuerdos con Guatemala y México para que estos países latinoamericanos mejoren sus controles a la emigración. AFP Violencia en Centroamérica Nicaragua. Cientos de muertos en las protestas contra Ortega Nicaragua lleva año y medio sumido en una grave crisis política y social, con cientos de muertos por la represión de las protestas ciudadanas contra Daniel Ortega. Las cifras varían según el recuento de unas organizaciones u otras, que las sitúan entre 300 y 650, aproximadamente. Este país fue donde más empeoró el nivel de violencia en 2018, según el último Índice de Paz Global del Instituto de Economía y Paz. Guatemala. La inseguridad dispara la emigración a EE.UU. Se trata de uno de los países más violentos de Latinoamérica y la inseguridad, combinada con la falta de oportunidades de empleo y la pobreza, es precisamente una de las principales causas de la emigración hacia Estados Unidos. En 2018 se registraron 4.914 homicidios y en el primer año de 2019 fueron 2.330, lo que supone un ligero descenso del 1,7% con respecto al mismo periodo del año pasado, según cifras oficiales. El Salvador. Uno de los países más peligrosos para las maras El Salvador es uno de los más violentos del mundo, con tasas de entre 103 y 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes entre 2015 y 2018, lo que se atribuye a la acción de las «maras». No obstante, en los últimos años se ha registrado una reducción en el número de asesinatos. Atajar la violencia, cortando la financiación de las pandillas y su comunicación con las cárceles, es una prioridad para el presidente, Nayib Bukele.
16-12-2019 | Fuente: abc.es
Las cartas de Fernández
Lo que queda de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba) celebró la ceremonia del traspaso de mando de Mauricio Macri a Alberto y Cristina Fernández. Con «los Fernández» (de momento parecería que tanto monta, monta tanto) Venezuela, Cuba, Nicaragua, Antigua, Barbuda y media docena de islas ven un cambio favorable. En La Habana, Nicolás Maduro anunció que relanzará el proyecto de Petrocaribe, para suministrar combustible barato a los socios del club. La zanahoria del petróleo le sirve al régimen de Caracas para alimentar apoyo político en instancias internacionales como la OEA. «Nos ha tocado enfrentar épocas difíciles», dijo el sucesor de Hugo Chávez en la clausura de la edición del Alba a la que asistieron Daniel Ortega, Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel. Éste último fue el primer presidente al que recibió Alberto Fernández tras la ceremonia de investidura. El gesto, por mucho que el entorno del argentino se empeñe en restarle importancia, resulta significativo. Más, si se tiene en cuenta el protagonismo adquirido estos días en Argentina por aquellos que representan, con sus matices, el ideario bolivariano. Invitar y colaborar en el viaje clandestino de Rafael Correa a Buenos Aires fue una decisión que complica en extremo las relaciones con el Ecuador de Lenin Moreno. Lo mismo sucede con el refugio concedido a Evo Morales. Ambos, prófugos, poco pueden ayudar a Alberto Fernández en su idea de liderar la región y sacar al país de la ruina. Tampoco le sirve, salvo para mantener tranquila a su vicepresidenta, abrirle las puertas a la nueva embajadora de Maduro, Stella Lugo Betancourt, vinculada a severos casos de corrupción y narcotráfico. Si a este escenario le sumamos las tensiones con Jair Bolsonaro y el portazo de Mauricio Claver, el enviado de Washington, los Fernández se encuentran con todos los frentes abiertos. Román Lejman lo pone en duda al asegurar en Infobae que Alberto Fernández hizo gestiones secretas, por petición de EE UU, para que Maduro libere a seis ejecutivos de la petrolera Citgo. Es posible que el presidente, para contentar a todos, juegue con dos barajas pero, más tarde o más temprano, tendrá que poner sus verdaderas cartas sobre una mesa que Cristina Kirchner siente también suya.
14-12-2019 | Fuente: elmundo.es
La Guardia Civil desmantela la mayor red de traficantes de cocaína a través del puerto de Algeciras
J.G.M, de 54 años, ha sido detenido junto a su hijo, de 32, su persona de confianza en asuntos de narcotráfico 
10-12-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. detiene al que fuera jefe de la policía de México por colaborar con el cartel de Sinaloa
Genaro García Luna, el que fuera ministro de Seguridad Pública de México entre 2006 y 2012, fue detenido ayer en Dallas (Texas) por las autoridades de EE.UU. acusado de colaborar con el cartel de Sinaloa, de quien recibió sobornos millonarios, en el negocio del narcotráfico. La relación de García Luna con los narcos de Sinaloa ha salido a la luz en numerosas ocasiones. En el juicio en Nueva York el año pasado del que fuera el líder del cartel, Joaquín ?Chapo? Guzmán, uno de los testigos estrella y ex mano derecha del acusado, Jesús Zambada García, aseguró que había entregado maletines con tres millones de dólares en dos ocasiones al que fuera el máximo responsable de la Policía Federal de México, el principal cuerpo de la lucha contra el narco. Según el testigo, el cartel reunió un fondo de 50 millones de dólares para sobornarle y le presionó para que pusiera al frente de la policía de Culiacán a un comandante amable con los narcos. «Es mentira, difamación y perjurio a mi persona», reaccionó entonces el ex alto cargo. García Luna llegó al puesto de ministro de Seguridad Pública en 2006 bajo la presidencia de Felipe Calderón tras haber liderado la Agencia Federal de Investigación desde 2001. Antes de dejar su cargo en 2012, presidió en abril de 2011 la XXVIII Conferencia Internacional de Lucha contra la Droga. Tras salir del Gobierno, se instaló en EE.UU. «García Luna es acusado de llevarse millones de dólares en sobornos del cartel de Sinaloa del ?Chapo? Guzmán mientras controlaba la Policía Federal de México y era responsable de mantener la seguridad en México», aseguró ayer Richard Donoghue, fiscal del Distrito Este de Nueva York, donde se espera que García Luna sea juzgado. Según la fiscalía, el acusado recibió el dinero «por dar protección a las actividades de narcotráfico» del cartel. García Luna permitió que los narcos obtuvieran vía libre en sus envíos de droga, información privilegiada sobre las investigaciones en su contra e información sobre carteles rivales. Las autoridades acusan a García Luna de tres cargos relacionados con narcotráfico y uno sobre falsedad en su testimonio cuando mintió sobre su actividad criminal al solicitar la ciudadanía estadounidense en 2018. Los cargos podrían derivar en sentencias de entre diez años de cárcel y prisión de por vida.
10-12-2019 | Fuente: elpais.com
La doble condena de los presos en el exterior
Casi mil españoles están en cárceles fuera del país, el 60% de ellos por delitos de narcotráfico
08-12-2019 | Fuente: abc.es
La dolarización impulsada por Maduro profundiza la pobreza de los venezolanos
Nicolás Maduro ha liberado el uso legal del dólar, agradeciendo a Dios su existencia porque le permite impulsar una burbuja económica y una «normalidad» aparente que los especialistas catalogan de ficticia porque ha dividido a la población entre pocos ricos y muchos pobres, profundizando la pobreza de los venezolanos. En el sector de los que intentan salir de la pobreza se encuentra Yudelsi García, una chica humilde de 13 años, que se esmera en captar clientes con los símbolos del dólar y el euro para vender galletas de yuca o mandioca, en la carretera de Cúpira que conduce a Barcelona y Puerto La Cruz del estado Anzoátegui, el oriente del país. La madre de Yudelsi dice que el paquete de galletas cuesta cinco dólares, lo que equivale al salario mínimo, y como no tiene cómo dar cambio entonces ofrece la alternativa de hacer el cambio en efectivo en bolívares. Los vendedores de esas galletas intentan estar en la onda de la dolarización decretada por el régimen. Los letreros en dólares y euros escritos a manos compiten con las etiquetas marcadas en divisas en los supermercados y bodegones. Sus ventas se están reanimando ahora después de seis años de recesión con una caída de la actividad económica de 52% del PIB que para el próximo ano proyecta una reducción del 10%, según el economista Asdrúbal Oliveros, directivo de la consultora Ecoanalítica. En Puerto La Cruz, una ciudad turística del oriente venezolano, la fiebre por el dólar contagia a todo el mundo. Desde el fontanero, el mesero, el barman, el cuidador de coches, hasta el profesional y el ejecutivo de las multinacionales petroleras tanto chinas como rusas, han tasado su mano de obra en la divisa norteamericana y menos en euros porque se transa de forma reducida. Asdrúbal Oliveros pronostica: «El bolívar va a convivir como unidad de cuenta del Gobierno nacional junto con el Petro para el año que viene, aunque el principal dinamizador en Venezuela sea el dólar». La dolarización de las transacciones crece, pero con un techo. «El nivel de dolarización de las transacciones está creciendo de forma acelerada», hasta el punto de que en octubre «más de 50% de las transacciones en las principales ciudades se pagaban con divisas». Ese dinamismo ha provocado que otros grupos de población tengan acceso a dólares y gasten en consumo. «Cada vez hay mayor número de venezolanos que realiza transacciones en dólares; no estamos hablando de montos elevados, pero sí de pequeñas cantidades», señala Oliveros. Divisas desde el extranjero Pero no todo es coser y cantar con la dolarización que estuvo criminalizada durante los últimos 20 años del chavismo que encarcelaba a la gente que tuviera billetes verdes. Hoy en día está permitido que el dólar aparezca en facturas y documentos de propiedad inmobiliaria. Sólo el 15% de los venezolanos recibe divisas desde el extranjero de forma lícita bien por los conceptos de las remesas de familiares de emigrantes o la repatriación de capitales, que podrían sumar unos 6.000 millones de dólares anuales según afirma a ABC, Luis Vicente León, director de Datanálisis. En las grandes ciudades como Puerto La Cruz, Puerto Ordaz, San Cristóbal, Mérida, Valencia, Maracaibo y Caracas, las transacciones en dólares superan el 50% de las actividades comerciales, según sondeos de Datanálisis y Econanalítica, lo que ha dejado rezagada a la moneda nacional. La causa principal de la desaparición es que el régimen ha destruido el 90% de las empresas e industrias, por lo que ha desaparecido la manufactura y la producción nacional, dice la patronal Fedecámaras. No hay respaldo de la producción nacional para que permanezca el bolívar. El PIB de 400 mil millones de dólares hace 10 años ha sucumbido a 75 mil millones de dólares, una caída brutal. El boom del dólar es por el auge de las importaciones que está sincronizado con la inflación. El economista Jesús Cacique señala que la hiperinflación en Venezuela alcanza el 335.945% en los 11 meses transcurridos desde noviembre de 2017: «Los precios se duplican cada 17 días». El banquero Oscar García Mendoza dijo a ABC que «la cínica declaración de Maduro, de que le parece bien que se dolarice la economía venezolana, es porque deben estar procesando cantidades importantes de drogas en el país pues el narcotráfico tiene al régimen bajo sus órdenes y pueden trabajar con gran impunidad».
06-12-2019 | Fuente: abc.es
Delincuencia y política: el Foro de Sao Paulo
Está en curso una desgraciada tendencia, en muchos lugares del planeta: el abrazo, sin disimulos, sin escrúpulos y sin rubor, entre políticos y delincuentes. Cualquier historiador podría levantar la mano para sostener, y con razón, que los vínculos que han unido a los hombres de poder con el poderío de los delincuentes se remontan hasta la Antigüedad. Pero en los últimos tiempos, no solo en América Latina, se ha producido un cambio sustantivo: en varios países la delincuencia ha asaltado el poder. Hay que entenderlo: lo que está ocurriendo sobrepasa al fenómeno de la corrupción. Ya no se trata de la antigua y reiterada operación, según la cual, un mafioso con recursos a su disposición, especialmente financieros, «compra» favores, contratos, prebendas, complicidad, omisión o impunidad de policías, jueces, carceleros, parlamentarios y autoridades. La práctica, a través de los siglos, ha sido la del ocultamiento: corruptor y corrompido operaban en las sombras. Intentaban mantener sus relaciones y acuerdos, fuera de la vista de los demás. La corrupción era inseparable del secreto. La participación de intermediarios tenía como objetivo proteger la identidad del político o el poderoso que vendía sus decisiones (como, por ejemplo, la de no actuar o dejar el campo abierto para la acción de los delincuentes). Lo nuevo, o relativamente nuevo, es que la delincuencia ha invadido el campo de la política. El auge de la política-basura (la política basada en denuncias, invasión de la vida privada de los adversarios, escuchas telefónicas, acusaciones del más diverso tenor, uso de lenguaje procaz, prácticas de espionaje, delaciones y más), se ha sumado al odio que destilan las redes sociales, donde circulan señalamientos gravísimos, con frecuencia de fuentes anónimas, que se hacen virales, en algunos casos, con la intervención de maquinarias destinadas a ese fin. La destrucción de la política, es decir, el desconocimiento reiterado de su imprescindible necesidad, de su pertinencia social, de su credibilidad y de su legitimidad, despeja el terreno para que delincuentes -mejor dicho, delincuentes políticos-, envueltos en los ropajes del izquierdismo, el populismo, el nacionalismo, el socialismo y otros ismos afines, accedan a la política como vía de ingreso a los bienes que produce el trabajo de las personas, las empresas y las sociedades. El uso de todas las formas de lo violento y lo ilícito para conquistar el poder, fue patentado por el leninismo, que lo puso en práctica en la Rusia de 1917: hacerse con el control matando, asaltando propiedades, violando niñas y mujeres, destruyendo bienes -especialmente aquellos que tenían un carácter simbólico-, expropiando y más. Lenin formuló unas prácticas, donde los matones estaban llamados a cumplir un papel fundamental: el de arrasar con la política, desterrarla de lo público, para que en su lugar se instauraran prácticas como el engaño, el sabotaje, el atentado, las golpizas y asesinatos, el ataque terrorista, la invención de expedientes, la persecución y aniquilación de los disidentes, la sistematización del espionaje, el acoso de los defensores de la libertad, la eliminación de la libertad de prensa y mucho más. Insisto: en el origen mismo de la práctica comunista quedó establecida la incorporación de la delincuencia y los delincuentes como las herramientas fundamentales de conquista y gestión del poder. En la historia de la izquierda en América Latina -salvo excepciones- la acción de lo ilícito ha sido reiterada en la mayoría de los países: secuestros, asaltos a bancos, ataques terroristas, acciones de sabotaje, devastación de bienes privados y públicos, asesinato de empresarios, funcionarios públicos, militares o policiales, conformación de grupos de guerrilla que han causado pérdidas humanas y patrimoniales cuyo alcance es incuantificable. Lo asombroso, y esta es quizás la más perniciosa irradiación del leninismo, es que mucha de esa actividad delictiva, ha sido justificada y legitimada, en alguna medida, por discursos de pretensiones académicas o de carácter político-social. Que el Foro de Sao Paulo se haya erigido en una especie de casa matriz de lo ilícito; que haya articulado una red de gobiernos encabezada por corruptos; que se haya dado a la tarea de corromper a jerarcas de las fuerzas militares y policiales de varios países -Venezuela y Nicaragua, de forma exitosa-; que haya incorporado a su membresía a organizaciones dedicadas al narcotráfico y el terrorismo como la FARC; que actúe como operador de regímenes abiertamente fuera de la ley como los de Ortega y Maduro; que active mecanismos para proteger a prófugos de la Justicia como Rafael Correa y Evo Morales; que cante loas a delincuentes como Lula da Silva y Cristina Fernández de Kirchner, no debe sorprendernos: está en su genética. Ni debe sorprendernos que en varios países del continente hayan sido detenidos funcionarios venezolanos -policías, miembros de grupos paramilitares, malandros de largo expediente- que fueron diseminados por Maduro, con el objetivo de estimular la desestabilización. Tampoco debe sorprendernos que tenga distribuidos por toda América Latina agitadores, adeptos, militantes del resentimiento, sicópatas, grupos de delincuentes y pequeñas células que, apenas se presenta una oportunidad, salen a las calles, no a protestar, sino a demoler; no a formular una propuesta, sino a prender fuego, martillar, acabar con bienes y vidas, sin justificación ni lógica alguna. Salen a la calle a imponer la violencia. A mostrar la capacidad de los delincuentes de dominar a la sociedad. Salen a recordarnos por qué, en los últimos tiempos, un sujeto como Diosdado Cabello, se ha convertido en un factótum del Foro de Sao Paulo, y Caracas, el lugar donde se reunieron a finales de julio, y donde se reunirán el próximo mes de enero.
27-11-2019 | Fuente: elpais.com
La policía hace inventario del alijo del ?narcosubmarino?: ?152 fardos con más de 3.000 kilos de coca?
El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Aldán, habla de "operación histórica" que marca un "antes y un después" en las investigaciones de narcotráfico
27-11-2019 | Fuente: abc.es
Bolivia nombra su primer embajador en Estados Unidos en once años
El Gobierno interino de Bolivia anunció este martes el nombramiento de un embajador en Estados Unidos por primera vez en once años, después de que el anterior fuera expulsado por Washington a raíz de un conflicto diplomático durante el Ejecutivo de Evo Morales. Walter Oscar Serrate fue designado embajador de Bolivia en Washington por el Gobierno interino de Jeanine Áñez en un cambio radical de la política exterior del país respecto a los casi catorce años en el poder de Morales, quien renunció a la Presidencia el pasado de 10 noviembre forzado por las Fuerzas Armadas. La Cancillería de Bolivia comunicó este martes por Twitter el nombramiento, sin precisar cuándo se produjo, en un mensaje con una imagen de la canciller interina, Karen Longaric, junto a Serrate. El mensaje en la red social destaca que el nuevo «embajador extraordinario con representación plenipotenciario» fue representante permanente de Bolivia ante la ONU. Fuentes de la cancillería aseguraron a Efe que no está previsto por ahora algún pronunciamiento en detalle sobre la designación, que tiene que se ratificada por el Senado boliviano. Bolivia y Estados Unidos rompieron relaciones entre embajadores en 2008, cuando el Gobierno de Evo Morales expulsó al embajador estadounidense Philip Goldberg tras acusarlo de supuesta conspiración, algo que fue negado por Washington. En respuesta a esa acción de Bolivia, el Gobierno de George W. Bush respondió de la misma manera con el representante boliviano, Gustavo Guzmán. Tras ese incidente ambos países han mantenido relaciones únicamente a nivel de encargados de Negocios. En 2011, bajo el Gobierno de Barak Obama, Bolivia y Estados Unidos firmaron un acuerdo marco de respeto mutuo por el que se fijaban algunos pasos para la restitución de relaciones que debían finalizar con una reposición de embajadores. Pese a aquel intento, el Gobierno de Morales criticó varias veces a Estados Unidos por una supuesta intromisión en asuntos internos en temas como el narcotráfico o la calidad democrática. El Gobierno de Áñez, que asumió el poder de forma interina el pasado 12 de noviembre, ha dado un giro radical respecto a los casi catorce años en el poder de Morales. Una de las primeras decisiones fue distanciarse de gobiernos como los de Cuba y Venezuela, aliados políticos de Morales, hasta el punto de expulsar a cientos de médicos cubanos de Bolivia y reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela tras romper relaciones con Nicolás Maduro. El Ejecutivo provisional mantiene además duras críticas hacia el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al que presentó una protesta formal por permitir que Evo Morales, asilado en México, incumpla a su entender las normas de asilo que le impedirían hacer declaraciones políticas sobre la situación en Bolivia. Evo Morales salió hacia México el pasado 11 de noviembre, un día después de anunciar su renuncia, presionado por los militares, tras un informe de la Organización de Estados Americanos que advirtió irregularidades en los comicios del 20 de octubre en los que fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo. La renuncia es calificada de «golpe de Estado» por varios Gobiernos y políticos latinoamericanos. Otros países han reconocido al Ejecutivo interino de Jeanine Áñez y parte de la comunidad internacional ha instado al diálogo sin pronunciarse sobre la crisis política.