Infortelecom

Noticias de mujeres

25-08-2019 | Fuente: abc.es
La guerra comercial global y la falta de unidad marcan el G-7
Las guerras económicas entre grandes potencias de ambiciones mundiales, y las divisiones entre aliados europeos y aliados trasatlánticos, hipotecan los resultados concretos del G-7 de Biarritz, el cuadragésimo quinto y más problemático de la historia. Horas antes de iniciarse la cena de trabajo de los representantes de los siete grandes y la UE, Emmanuel Macron resumió de manera muy gráfica el estado de crisis del G-7 en estos términos: «Quizá no nos pongamos de acuerdo en todo. Pero nuestra voluntad es esta: hacer proposiciones, reducir los desacuerdos, no aceptar la fatalidad. Tenemos desacuerdos, pero los grandes temas no los podremos resolver si no trabajamos juntos». Ante el problema esencial de la paz y la estabilidad internacionales, los EE. UU., los distintos miembros de la UE, Japón y Canadá, tienen posiciones diferentes o muy diferentes sobre todas las grandes crisis inflamables: Irán, Siria, Ucrania, puesto de Rusia en la nueva escena internacional. Emmanuel Macron desearía oficiar de intermediario entre Teherán y Washington. Pero sus servicios no son siempre apreciados, ni están apoyados por la mayoría de los aliados europeos. El presidente de Francia, como Trump, apoyaría la vuelta de la Rusia de Putin al G7. Pero una mayoría aparente de miembros del club no parece dispuesta a aceptar tal sugerencia. Por el contrario, Ucrania pudiera ser invitada a próximos G-7. Para irritación de Putin. Macron se entrevistó con el presidente ruso la semana pasada en el Fuerte de Bregançon, residencia veraniega de los presidente de Francia, intentando reconstruir las relaciones de la Rusia de Putin con Europa occidental. En vano. El presidente ruso siempre está dispuesto al recurso a la fuerza armada, en Siria, en el este de Europa, para apoyar sus decisiones. La presencia del Reino Unido en el G-7, a dos meses de la «salida final, cueste lo que cueste» de la UE, según Boris Johnson, crea una cierta unión entre los aliados europeos, pero recuerda el abismo trasatlántico: Donald Trump alienta al Reino Unido a romper con las «cadenas» de la UE. Los enfrentamientos diplomáticos, tecnológicos, fiscales y comerciales de Donald Trump con Pekín, la UE y varios países europeos (Francia, Alemania) se han convertido en una hipoteca grave para la prosperidad mundial, que Macron resume de este modo: «Necesitamos más crecimiento para crear más puestos de trabajo; debemos ser conscientes que las tensiones son malas para todo el mundo? este G-7 debe evitar guerras comerciales, relanzar acuerdos e invertir en el futuro». Reflexión personal que el presidente francés repitió cara a cara al presidente norteamericano en una primera comida de trabajo, la tarde del sábado, con un resultado imprevisible. Trump abrió el «fuego», días pasados, calificando de estúpida la decisión macroniana de imponer cargas fiscales a los GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon), advirtiendo que estaba dispuesto a subir los aranceles norteamericanos sobre los vinos franceses. El duelo verbal Macron/Trump desembocó en una incierta negociación en el seno de la OCDE. Pero el presidente saliente del Consejo Europeo (CE) llegó a Biarritz lanzando una advertencia personal al presidente norteamericano: «Si E.UU. impone aranceles a los vinos franceses, la UE responderá del mismo modo, en defensa de un país miembro. Pese a que lo último que necesitamos es una confrontación, especialmente con nuestro mejor aliado, Estados Unidos, tenemos que estar preparados para ese escenario». Esas y otras crisis de fondo son percibidas desde distintas perspectivas por todos los miembros de la UE y por los miembros europeos del G-7. De ahí que el líder francés organizase la tarde del sábado una reunión de coordinación para intentar armonizar las posiciones de los aliados europeos ante la primera reunión plenaria de la cumbre, el domingo. Como cualquier presidente de la V República que se precie, Macron ha deseado innovar y modernizar el G-7, modificando el formato e introduciendo nuevos temas de trabajo. Complicando de manera espectacular la toma de decisiones prácticas. Una vez confirmadas sus convergencias (escasas) y divergencias (numerosas), los siete grandes se reunirán durante un día y medio muy corto, con los representantes de países de varios continentes, Europa incluida: España, Australia, Chile, la India, Burkina Faso, Egipto, Senegal, Rwanda y Sudáfrica. Los siete grandes, primero, y los nueve invitados, más tarde, deberán discutir y «tomar decisiones» en temas tan complejos como la «lucha contra las desigualdades», el cambio climático, la biodiversidad y el gran tema más inflamable de la cumbre, el futuro de la Amazonia y la cuenca del Amazonas, en Brasil y el cono sur americano. En el terreno de la lucha contra las desigualdades (una propuesta de trabajo del anfitrión, mal recibida por la mayoría del G-7), Macron se considera «optimista», y cree posible contar con la buena voluntad de las empresas y los estados para mejorar las condiciones de trabajo y la igualdad entre hombres y mujeres, en los cinco continente del planeta. No es un secreto que las políticas económicas y sociales de la zona euro, el Reino Unidos y los EE. UU. son muy diversas y no siempre conciliables. Acuerdo comercial En el terreno de la biodiversidad y el medio ambiente, Macron ha introducido varios temas que han creado divisiones inflamables. El presidente francés anunció la tarde del viernes que su Gobierno rechazará el acuerdo comercial entre la UE y Mercosur (al igual que España), para protestar contra el comportamiento del gobierno de Brasil ante la crisis de Amazonia. El gobierno alemán se apresuró a matizar, afirmando, oficialmente, que la ruptura del acuerdo UE/Mercosur le parece «muy mala idea». Macron y Merkel quizá coinciden en la necesidad de un gesto fuerte. El presidente francés propone hacer valer la solidaridad internacional con Brasil para luchar contra la gran crisis ecológica en curso, incluso favoreciendo alguna forma de colaboración mundial en la reforestación del Amazonas. No está claro como reaccionarán los miembros de la UE ante tales propuestas; y parece no muy razonable esperar que Trump se embarque en combates ecológicos de ese tipo? Otros problemas secundarios, como la inmigración, han quedado en un relativo segundo plano. Pero nadie olvida que la UE está profundamente dividida y fragmentada en ese terreno. Desde la óptica de la potencia convocante de esta edición del G-7, Francia, quizá lo esencial sea evitar la propagación incontrolada de las crisis en curso, intentando crear puentes y evitar nuevas catástrofes, contra las que Macron advierte de este modo: «No podemos resolver los grandes problemas mundiales si no trabajamos juntos». Veremos.
25-08-2019 | Fuente: as.com
AS soon AS possible
Me quedo con el arbitraje de la Supercopa de Europa. Estas tres mujeres, lo tienen que haber hecho tan bien, que se habló más de ellas antes del partido que después.
24-08-2019 | Fuente: abc.es
Macron: «No podemos resolver los problemas mundiales si no trabajamos juntos»
Ante el G-7 más dividido y problemático de la historia, Emmanuel Macron ha lanzado un mensaje solemne: «No podemos resolver los grandes problemas mundiales si no trabajamos juntos». Horas antes de la apertura oficial del G-7, con una cena de trabajo, la tarde/noche del sábado, el presidente de la República francesa tomó la iniciativa inédita, sin precedentes, para hacer un balance previo de los problemas y desafíos que deberá afrontar la cumbre de los siete grandes occidentales, con una intervención retransmitida en directo por todas las cadenas de radio y tv francesa. Según Macron, el G-7 de Biarritz está centrado en cuatro grandes temas: la estabilidad y la paz en el mundo; las incertidumbres que pesan sobre la economía mundial; la desigualdad social y cultural; el cambio climático y la diversidad. Voluntarista pero consciente de la realidad más problemática, Macron comenzó por reconocer que «no estamos de acuerdo en muchas cosas; quizá por eso mismo es siempre muy urgente dialogar para intentar buscar puntos de entendimiento y cooperación». En el terreno crucial de la estabilidad y la paz en el mundo, los miembros del G7 están muy divididos ante las crisis de Irán, Siria, Ucrania? A juicio de Macron es urgente evitar «escaladas». En el terreno inflamable del incierto futuro de la economía mundial, Macron considera «muy urgente» evitar la proliferación de crisis que están amenazando el crecimiento mundial. Las guerras comerciales entre los muy grandes (EE. UU., China, UE) son un riesgo catastrófico para el crecimiento y la producción de riqueza. A juicio de Macron, «necesitamos más crecimiento para crear más puestos de trabajo; debemos ser conscientes que las tensiones son malas para todo el mundo? este G7 debe intentar conseguir una desescalada e intentar evitar guerras comerciales, intentar relanzar intentar acuerdos invertir en el futuro». En el terreno «global» de «la lucha de las desigualdades» (una propuesta de trabajo de Macron, mal recibida por la mayoría del G7), Macron se considera «optimista», y cree posible contar con la buena voluntad de las empresas y los Estados para mejorar las condiciones de trabajo y la igualdad entre hombres y mujeres, en los cinco continente del planeta. En el terreno de la biodiversidad y el medio ambiente, Macron ha introducido varios temas que han creado divisiones inflamables. El presidente francés anunció la tarde del viernes que su gobierno «rechazará» el acuerdo comercial entre la UE y Mercosur, para protestar contra el comportamiento del gobierno de Brasil ante la crisis de Amazonia. El gobierno alemán se apresuró a «matizar», afirmando, oficialmente, que la «ruptura» del acuerdo UE / Mercosur le parece «muy mala idea». Horas más tarde, Macron decidió evitar ese riesgo de enfrentamiento, grave, para volver a ideas más generales con acentos «líricos» de difícil traducción concreta: «Debemos lanzar un llamamiento mundial en defensa de Amazonia. Debemos movilizarnos, para ayudar a Brasil y para investir en la reforestación de ese tesoro de la diversidad ecológica mundial». A juicio de Macron, la cumbre del G7 debiera terminar, el domingo, anunciando «medidas concretas», que debieran asumir productores y transportistas internacionales, para mejorar la calidad de su trabajo, evitando gasto improductivo, intentando reducir la polución. Macron terminó su alocución solemne y previa con un «ataque» de muy tímido realismo: «Quizá no nos pongamos de acuerdo en todo. Pero nuestra voluntad es esta: hacer proposiciones, reducir los desacuerdos no aceptar la fatalidad. Tenemos desacuerdos, pero los grandes temas no los podremos resolver si no trabajamos juntos».
24-08-2019 | Fuente: abc.es
Llegan a Malta los 356 inmigrantes rescatados por el Ocean Viking
Los migrantes rescatados por el barco «Ocean Viking» han llegado a Malta el viernes por la noche después de que el primer ministro Joseph Muscat, anunciase un acuerdo para su desembarco, en virtud del cual serán reubicados en seis estados miembro de la Unión Europea. Las 356 personas rescatadas por la tripulación del buque de bandera noruega fueron trasladadas por la tarde a una lancha patrullera de las Fuerzas Armadas de Malta y llegaron a tierra a altas horas de la madrugada. Sentados a bordo de la cubierta del barco de las Fuerzas Armadas y con chalecos salvavidas de color naranja brillante, los hombres, mujeres y niños desembarcaron en Malta durante la madrugada para ser examinados y alojados. Permanecerán en Malta hasta que sean trasladados a Francia, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Portugal o Rumanía, según los términos del acuerdo anunciado por Muscat. «Tras discusiones con la Comisión Europea y varios estados miembro, principalmente Francia y Alemania, Malta ha accedido a ser parte de la solución del punto muerto del 'Ocean Viking', que tiene a 356 personas a bordo, sin prejuicio de su postura legal», escribió Muscat en su Twitter. «Malta trasladará a estas personas a barcos de las Fuerzas Armadas maltesas fuera de las aguas territoriales y los llevará a tierra», precisó. Según el primer ministro maltés, «todos los migrantes serán trasladados a otros estados miembros». «Ninguno se quedará el Malta», recalcó.
24-08-2019 | Fuente: abc.es
Llegué por primera vez a Cox?s Bazar en junio de 2017. Entonces, miles de rohingyas ya vivían en Bangladesh como consecuencia de olas anteriores de violencia selectiva y las necesidades eran enormes. Regresé como coordinador de proyecto en agosto de ese año, cuando arribaron a Bangladesh cientos de miles de personas más. Era obvio que los rohingyas huían de la violencia: durante dos semanas entre agosto y septiembre de 2017 vimos diariamente columnas de humo, muy probablemente de casas y pueblos que estaban siendo quemados en varios puntos de la frontera. En los cruces fronterizos, vimos rohingyas llegar con quemaduras, disparos, magulladuras y asfixiados por el humo. El trauma era visible en los rostros y cuerpos de la gente. Se instalaron en campamentos que ya estaban muy por debajo de los niveles de vida básicos y donde había muy pocas organizaciones de ayuda trabajando. Me llamó mucho la atención la falta de dignidad de la gente. Las mujeres embarazadas y los niños quedaron prácticamente abandonados, la gente defecaba a la intemperie y recibía órdenes de diferentes individuos y organizaciones. No parecían tener voz para hablar sobre lo que les sucedió. Dos niñas, peinándose en el mega campamento de Kutupalong - Dalila Mahdawi/MSF Ahora, dos años después, hay mejores carreteras, más letrinas y puntos de agua limpia dentro y alrededor de los campamentos. Hay más sentido del orden. Pero las condiciones en los campamentos siguen siendo precarias y las grandes preguntas sobre el futuro de esta población aún no tienen respuesta. Una de las conversaciones más reveladoras que tuve fue con una familia que conocí hace dos años. El padre me dijo recientemente: «Muchas ONG están viendo esta crisis desde la perspectiva de los últimos dos años, pero yo la estoy viendo desde los últimos 40 años: toda mi vida. Todavía estoy tratando de demostrar mi identidad como ser humano y eso me causa un dolor y sufrimiento inmensos». La población ha quedado completamente suspendida en el tiempo. Este statu quo es algo que no debemos aceptar. No existe una forma legal para que los rohingyas trabajen en Bangladesh, lo que contribuye a una gran presión social y económica. La educación proporciona una hoja de ruta para que cualquier comunidad se sostenga y avance, pero a los niños rohingyas no se les permite la escolarización formal. El acceso a la atención especializada es otro gran problema: hay servicios de atención médica disponibles, pero con libertad de movimiento limitada, el nivel de atención requerido a menudo está fuera de alcance. La salud mental sigue estando estigmatizada dentro de la comunidad rohingya, como en gran parte del mundo. En medio de toda esta incertidumbre, una cosa está clara. Este no es el momento para que la respuesta humanitaria disminuya. Hay más de 912.000 rohingyas en Bangladesh en estos momentos. Necesitamos hablar sobre lo que estamos haciendo para el futuro de esta población en Myanmar y en los países que acogen rohingyas, como Bangladesh. Y sin embargo, seguimos utilizando pensamientos cortoplacistas para abordar un problema de largo plazo. La población depende en gran medida de la ayuda y debemos preguntarnos cuánto tiempo puede durar. Si buscamos soluciones sostenibles, los rohingyas necesitan una hoja de ruta para el futuro que incluya el acceso a empleos y educación. Una niña atraviesa uno de los callejones en el superpoblado Kutupalong megacamp - Dalila Mahdawi/MSF Cuando pienso en su futuro, mi mayor esperanza es que puedan regresar a casa de manera segura. Entretanto, espero que consigan una mayor autosuficiencia, derechos de educación, así como el reconocimiento legal que merecen. Si estas cosas no suceden ahora, me temo que los rohingyas estarán en la misma situación en otros dos años, solo que con menos servicios disponibles. Cualquier disminución en la ayuda solo puede venir aparejada con una creciente autosuficiencia. La historia se repite con los rohingyas y permanecen olvidados. Si esto sucediera en Australia, de donde soy oriundo, el mundo prestaría atención. Tenemos la oportunidad de hacerlo mejor por ellos. El Gobierno de Bangladesh ha sabido acogerlos, pero no son los únicos que deberían hacerse cargo. Este es un problema regional, que afecta a todos los vecinos de Myanmar, y también internacional. Tenemos que dar un paso adelante y asegurarnos de que no solo obtengan alimentos y agua, sino también un futuro. Arunn Jegan es coordinador de emergencias de MSF en Bangladesh
23-08-2019 | Fuente: abc.es
Dos policías agreden a una reportera mexicana que acudió para denunciar un intento de violación
La reportera Mitzi Yanet Torres Quintero de CB Televisión de Morelia-Michoacán (México) ha denunciado el maltrato recibido por dos policías tras denunciar el intento de violación el pasado martes 20 de agosto. Según ha narrado la propia periodista en un vídeo publicado en YouTube, las dos agentes le golpearon e insultaron haciendo caso omiso a los rastros de la violencia física que ya había sufrido anteriormente en el intento de violación. «Al solicitar ayuda de la policía municipal, estos arribaron al lugar y más que apoyarme, me detuvieron, revictimizándome», comienza relatando la reportera. «Me subieron a una patrulla. Al momento de indicarles que soy periodista se inició en mi contra un maltrato físico y psicológico, cuestionando mi vestimenta, diciendo que me creía muy influyente pero que ahí eso no me iba a servir y propinándome diversos golpes en la cara», continúa. Torres Quintero, con claros signos de violencia en cara, asegura que los policías la encerraron en una celda y le impidieron ponerse en contacto con su familia o amigos: «Las horas que pase en ese lugar fui víctima de muchas burlas por mi vestimenta, por mi profesión. Se me trato con mucha saña, con mucha burla. No tuve derecho a una audiencia inmediata y el médico no quiso legitimar que yo tenía golpes visibles, se me trató de loca». El médico presente se negó a valorar los rastros de violencia física que aún presenta su rostro, algo que la jueza también rehusó. Tras negar lo evidente, levantaron el acto y le hacen «'el favor' de dejarme salir antes de las 24 horas de arresto, poniéndome también sanciones comunitarias». Mitzi Yanet Torres Quintero grabó el vídeo para contar lo sucedido «en calidad de mujer y de periodista: Fui agredida como mujer, pero también por dedicarme a ser reportera. La saña con la que se me trató por parte de las policías municipales, que eran dos mujeres, fue por mi profesión y por sentirme influyente». Además, asegura que también lo hace por miedo a las represarias que puedan tomarse.
22-08-2019 | Fuente: abc.es
Durante catorce años, Israel Keyes, viajaba por todos los Estados Unidos cometiendo numerosas violaciones y asesinatos monstruosos. Sus métodos desafiaron la inteligencia por parte del FBI: abusó sexualmente de hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, los torturaba y los mataba cruelmente, para luego moverse a la siguiente ciudad en busca de su nueva víctima. Sin embargo, a pesar de estos horribles actos, la mayoría de la gente nunca había escuchado su nombre. Todo empezó cuando la periodista Maureen Callahan se encontró con una pequeña noticia sobre Keyes, y decidió indagar más sobre las victimas y la vida personal de este psicopáta que al parecer, el Gobierno Federal de los Estados Unidos estaba decidido a ocultar de la luz publica uno de los crimenes más terrorificos de nuestro tiempo. El libro de Callahan, American Predator: La búsqueda del asesino en serie más meticuloso del siglo XXI, es el resultado de sus años de investigación diligente que han puesto en descubierto lo que paso en fevrero de 2012, donde Samantha Koenig, una estudiante 18 años desapareció del kiosko donde trabajaba por las tardes despues de salir del colegio. Fue gracias a Callahan que se dio a conocer un vídeo de la cámara de seguridad que mostró a Koeing irse con un hombre desconocido, que resultó ser Keyes. Según numerosos informes, cuando declararon a la joven como «desaparecida» y las autoridades estudiaron las grabaciones de seguridad, los agentes de investigación clasificaron la transacción como normal y que quizás ella misma organizó su «propio secuestro» ultilizando al sospechoso como su «cómplice». En las grabaciones el hombre había mostrado tan poco de sí mismo que las personas que estaban en ese mismo momento en el kiosko lo recordaban como «un hombre apuesto, alto y atlético», una descripción tan amplia como se podía deducir. Los agentes no tenían para aquel entonces el mayor interes en descubrir al sospechoso debido a que Samantha se mostraba calmada y completamente dispuesta a salir del kiosko acompañada, por lo cual se dejo el caso a un lado. No fue hasta meses despues, que sin saber el paradero de la chica, alguien había utilizado su tarjeta de debito para hacer retiros de efectivos en Texas. Los agentes informaron a sus familiares de la situación y se volvió abrir el caso, cuatro días más tarde a las 2:25 de la mañana, un policía de Texas notó que había visto un coche aparcado frente al mismo cajero automatico donde se había realizado la operación de la chica. Minutos más tarde Keyes sale del coche, y es en ese instante que el patrullero le detiente pero este se enfurece y le grita «Encuentra una razón para detenerme». El policía no tenía una causa justificable para detenerle ya que era solo un sospechoso. El agente volvió a entrar a su coche e informó acerca de lo sucedido, y un superior le insistió que encontrara una razon. Minutos más tarde, lo hizo. Keyes se había subido a su coche y condujó superando el límite de velocidad, fue detenido en plena carretera pero ninguno de los agentes sabían que al volante del coche parado estaba el próximo asesino en serie que sería buscado por todo el país. Ted Bundy como modelo a seguir El secuestro, al igual que en otros países, es un delito federal y el FBI había estado dirigiendo el caso desde la ciudad de Anchorage (Alaska) donde había desaparecido por primera vez Samantha. Sin tener ninguna pista de su paradero, una vez detenido Keyes confesó haber matado a la chica y que no era su primera victima. Los agentes hicieron su trabajo y encontraron una mano de Samantha en un campo de Texas, en consecuencia fue sometido a juicio y lejos de la opinión pública. El asesino fue capaz de hacerse cargo de su propio interrogatorio y su defensa ya que veía con ineptitud la labor de un abogado, segun los informes y la investigación de Callahan, Keyes era frío y listo, siempre estaba a la vanguardia del juez y el abogado. A falta de un cuerpo, y los nombres de otras victimas, no había la suficiente evidencia para mantenerlo en prisión. Solo su confesión. No obstante, los interrogadores y los agentes reconstruyeron cómo Keyes realizó los secuestros, pero de acuerdo a las investigaciones, fue su aleatoriedad y su rápido desplazamiento por diferentes estados del país, que le permitió librarse de tantos delitos. Ninguna victima se relacionaba con otra, ni sus perfiles, ni relaciones, simplemente atacaba mujeres que se encontraban solas así como parejas de mediana edad. Esta aleaotoriedad, le permitió matar sin ser detectado durante diez años. Uno de los psicologos forenses encargados del caso describió al homicida como una especie de adicto al asesinato que cazaba sus víctimas en lugares remotos; como parques, campamentos o senderos. Israel Keyes era un veterano del Ejército de Estados Unidos y un contratista. Estudió a otros criminales pero según el informe elaboradio en diciembre por parte de la detective Monique Doll «Keyes era muy prundente, nunca dejo una pista ni mucho menos que Ted Bundy era un ejemplo a seguir. Siempre decía que ningun cirminal había modelado sus acciones» dijo la detective en un comunicado de prensa. Sin Arrepentimientos De acuerdo a la policía, Keyes se suicidó cortándose una de sus muñecas y estrangulándose con las sábanas de su cama. Dejó una extensa nota de cuatro páginas en la que expresó que no tenía ningún arrepentimiento, ni daría pistas sobre el paradero de sus otras victimas. Los investigadores dijeron que tenía «un enfoque meticuloso y organizado para sus crímenes»: esconder armas, dinero en efectivo y elementos utilizados para deshacerse de los cadáveres en varios lugares. Al día de hoy y gracias a la investigación por parte de Callaham, las autoridades han desenterrado dos de esas provisiones, una en las afueras de la ciudad de Anchorage, y otro cerca de un embalse en las montañas de Adirondack de Nueva York.
22-08-2019 | Fuente: abc.es
El nuevo libro de una periodista ayuda a descubrir los cadáveres de las víctimas de Israel Keyes
Durante catorce años, Israel Keyes, viajaba por todas las ciudades de Estados Unidos cometiendo numerosas violaciones y asesinatos monstruosos. Sus métodos desafiaron la inteligencia por parte del FBI: abusó sexualmente de 15 personas, entre ellas hombres y mujeres, jóvenes y ancianos. Los torturaba y los mataba cruelmente, para luego moverse a la siguiente ciudad en busca de su nueva víctima. Sin embargo, a pesar de estos horribles actos, la mayoría de la gente nunca había escuchado su nombre. Todo empezó cuando la periodista Maureen Callahan se encontró con una pequeña noticia sobre Keyes, y decidió indagar más sobre las víctimas y la vida personal de este psicópata que al parecer, el Gobierno Federal de los Estados Unidos estaba decidido a ocultar de la luz pública uno de los crímenes más terroríficos de nuestro tiempo. El libro de Callahan, American Predator: La búsqueda del asesino en serie más meticuloso del siglo XXI, es el resultado de sus años de investigación diligente que han puesto en descubierto lo que paso en febrero de 2012 en Alaska, donde Samantha Koenig, una estudiante 18 años desapareció del kiosko donde trabajaba por las tardes después de salir del colegio. Fue gracias a Callahan que se dio a conocer un vídeo de la cámara de seguridad que mostró a Koeing irse con un hombre desconocido, quien al final resultó ser Keyes. Según numerosos informes, cuando declararon a la joven como «desaparecida» y las autoridades estudiaron las grabaciones de seguridad, los agentes de investigación clasificaron la transacción como normal y que quizás ella misma organizó su «propio secuestro» utilizando al sospechoso como su «cómplice». En las grabaciones el hombre había mostrado tan poco de sí mismo que las personas que se encontraban en el kiosko en ese mismo momento, lo recordaban como «un hombre apuesto, alto y atlético», una descripción tan amplia como se podía deducir. Los agentes no tenían para aquel entonces el mayor interés en descubrir al sospechoso debido a que Samantha se mostraba calmada y completamente dispuesta a salir del kiosko acompañada, por lo cual se dejo el caso a un lado. No fue hasta meses después, que sin saber el paradero de la chica, alguien había utilizado su tarjeta de débito para hacer retiros de efectivos en Texas. Los agentes informaron a sus familiares de la situación y se volvió abrir el caso, cuatro días más tarde a las 2:25 de la mañana, un policía de Texas notó que había visto un coche aparcado frente al mismo cajero automatico donde se había realizado la operación de la chica. Minutos más tarde Keyes sale del coche, y es en ese instante que el patrullero le detiente pero este se enfurece y le grita «Encuentra una razón para detenerme». El policía no tenía una causa justificable para detenerle ya que era solo un sospechoso. El agente volvió a entrar a su coche e informó acerca de lo sucedido, y un superior le insistió que encontrara una razón. Minutos más tarde, lo hizo. Keyes se había subido a su coche y condujó superando el límite de velocidad, fue detenido en plena carretera pero ninguno de los agentes sabían que al volante del coche parado estaba el próximo asesino en serie que sería buscado por todo el país. Ted Bundy como modelo a seguir El secuestro, al igual que en otros países, es un delito federal y el FBI había estado dirigiendo el caso desde la ciudad de Anchorage (Alaska) donde había desaparecido por primera vez Samantha. Sin tener ninguna pista de su paradero, una vez detenido Keyes confesó haber matado a la chica y que no era su primera víctima. Los agentes hicieron su trabajo y encontraron una mano de Samantha en un campo de Texas, en consecuencia fue sometido a juicio y lejos de la opinión pública. El asesino fue capaz de hacerse cargo de su propio interrogatorio y defensa ya que veía con ineptitud la labor de un abogado. Según los informes y la investigación de Callahan, Keyes era frío y listo, siempre estaba a la vanguardia del juez y el abogado. A falta de un cuerpo, y los nombres de otras víctimas, no habían las suficientes pruebas para mantenerlo en prisión. Solo su confesión. No obstante, los interrogadores y los agentes reconstruyeron cómo Keyes realizó los secuestros, pero de acuerdo a las investigaciones, fue su aleatoriedad y su rápido desplazamiento por diferentes estados del país, que le permitió librarse de tantos delitos. Ninguna víctima se relacionaba con otra, ni sus perfiles, ni relaciones, simplemente atacaba mujeres que se encontraban solas así como parejas de mediana edad. Esta aleatoriedad, le permitió matar sin ser detectado durante diez años. Uno de los psicólogos forenses encargados del caso describió al homicida como una especie de adicto al asesinato que cazaba sus víctimas en lugares remotos; como parques, campamentos o senderos. Israel Keyes era un veterano del Ejército de Estados Unidos y un contratista. Estudió a otros criminales pero según el informe elaboradio en diciembre por parte de la detective Monique Doll «Keyes era muy prudente, nunca dejo una pista pero si dejo muy claro que Ted Bundy era un ejemplo a seguir. Siempre decía que ningún criminal había modelado tanto sus acciones como el» dijo la detective en un comunicado de prensa. Sin Arrepentimientos De acuerdo a la policía, Keyes se suicidó cortándose una de sus muñecas y estrangulándose con las sábanas de su cama. Dejó una extensa nota de cuatro páginas en la que expresó que no tenía ningún arrepentimiento, ni daría pistas sobre el paradero de sus otras víctimas. Los investigadores dijeron que tenía «un enfoque meticuloso y organizado para sus crímenes»: esconder armas, dinero en efectivo y elementos utilizados para deshacerse de los cadáveres en varios lugares. Al día de hoy y gracias a la investigación por parte de Callaham, las autoridades han desenterrado dos de esas provisiones, una en las afueras de la ciudad de Anchorage, y otro cerca de un embalse en las montañas de Adirondack de Nueva York. Pero aún falta por conseguir el cuerpo de las otras trece víctimas.
22-08-2019 | Fuente: abc.es
Unicef recauda fondos para ayudar a 3,2 millones de niños venezolanos
Unicef ha lanzado un llamamiento para recaudar 70 millones de dólares con el objetivo de atender las necesidades humanitarias de 3,2 millones de niños, cuyas cifras han subido: uno de cada tres niños venezolanos requieren ya de esta ayuda. En un comunicado, la directora ejecutiva de la organización de las Naciones Unidas para la Infancia, Henrietta Fore, aseguró que la recaudación de los fondos solicitados tiene como finalidad atender a la mayor urgencia posible a los primeros 900.000 que se encuentran en condiciones críticas de desnutrición y supervivencia. En total, 3,2 millones de niños necesitan urgentemente comida, medicinas y educación porque el impacto «de la devastadora crisis económica y política hace que no tengan acceso a los servicios básicos y se hayan revertido décadas de progresos en el país», recalcó. El Fondo de la ONU para la Infancia considera que las próximas semanas son esenciales para el organismo y sus socios de cara a satisfacer las necesidades humanitarias de niños y familias en Venezuela. Uno de cada tres niños, desde que nace hasta los cinco años de edad, se convierte en el ser más desprotegido y vulnerable por la fuerte crisis que padece el país sudamericano. Es víctima de la desnutrición y las enfermedades. La mortalidad infantil aumentó en un 50 por ciento entre 2014 y 2017, pasando de catorce a 31 por cada 1000 nacidos. Desde principios de año se han registrado 190 casos de posible difteria y otros 558 de sarampión. Unos 750.000 niños y adolescentes se han quedado sin escolarizar entre 2013 y 2017. La directora de comunicación de Unicef, Paloma Escudero, ha calificado la situación de dramática y de suponer un paso atrás en materia de salud. «Muchos médicos y enfermeras han abandonado el país. Los centros médicos están funcionando al mínimo de capacidad debido a la escasez de medicamentos. La falta de piezas de repuestos ha paralizado las unidades móviles de salud y las ambulancias. Las mujeres embarazadas, muchas de las cuales son demasiado jóvenes y están anémicas, tienen grandes dificultades para obtener la atención que necesitan. Con el empeoramiento de la escasez de combustible, a veces ni siquiera pueden llegar a los centros de salud. Las mujeres que están a punto de dar a luz necesitan llevar sus propios suministros obstétricos cuando llegan al hospital».
22-08-2019 | Fuente: abc.es
Así se desarrollará la cumbre del G-7 de Biarritz
La «lucha contra las desigualdades» constituye el trasfondo de la cumbre del G7, que este año se celebra en Biarritz. La localidad vascofrancesa acogerá los próximos días a dirigentes de las principales potencias económicas del mundo en el marco de un evento que se iniciará de forma oficial este sábado, cuando está previsto que el presidente de la República, Emmanuel Macron, reciba al resto de jefes de Estado y de Gobierno que conforman la alianza. Lo hará a las 19.30, una hora antes de que se celebre una cena de carácter informal. Las reuniones de trabajo comenzarán la mañana del domingo en el Hotel du Palais, un majestuoso palacio construido en 1855 y utilizado como residencia de verano por la emperatriz Eugenia de Montijo. Será la jornada más cargada de la cumbre e incluirá ponencias sobre economía y seguridad internacional y lucha contra las desigualdades. También se presentará un informe sobre igualdad entre hombres y mujeres de la mano de la directora general de la ONU, Phuzile Mlambo-Ngcuka. La tarde del domingo se espera la llegada a Biarritz del presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, quien tomará parte en la cena de jefes de Estado invitado por el propio Macron. En principio, será la única intervención en el G7 del dirigente socialista, que hoy mismo se trasladará a Gran Canaria para conocer la situación del territorio tras los incendios producidos en los últimos días. La cumbre se reanudará a las 09.00 horas del lunes con diversos encuentros bilaterales, seguidos de una ponencia sobre clima y biodiversidad. Posteriormente se abordarán otros asuntos como la transformación digital. El final del evento tendrá lugar a las tres de la tarde, cuando está programada una conferencia de prensa de los dirigentes del G7. Máxima seguridad La cumbre del G7 se desarrollará bajo un estricto control de seguridad. Miles de agentes de policía vigilan las calles de Biarritz desde principios de semana con el objetivo de impedir cualquier tipo de altercado en los alrededores del Hotel du Palais. Según informó recientemente el ministro francés de Interior, Christophe Castaner, en total se desplegarán 13.200 agentes y gendarmes, que contarán con el apoyo de las fuerzas militares. De hecho, ya se han producido las primeras detenciones en la localidad francesa. Según informó la cadena BFMTV, el pasado lunes la Policía arrestó a cinco personas en Tours y Capbreton por planear un atentado en un hotel en el que está previsto que se alojen los gendarmes. Al parecer, los implicados pretendían prender fuego al edificio. «Contracumbres» Paralelamente a la reunión de Biarritz, grupos de izquierda y extrema izquierda planean celebrar durante estos días diversos actos de protesta, principalmente en Irún, Hendaya y Urruña. El Gobierno vasco ha movilizado a cerca de 4.000 agentes de la Ertzaintza para preservar la seguridad.
1
...