Infortelecom

Noticias de mujeres

27-01-2020 | Fuente: elpais.com
Detenidas tres personas en Barakaldo por explotar sexualmente a mujeres a las que engañaban en Paraguay
Los arrestados las captaban en Sudamérica y ofrecían sus servicios por Internet mostrándolas desnudas
27-01-2020 | Fuente: elpais.com
El dolor de muchas mujeres
En ?Siberia?, Daniela Alcívar Bellolio indaga en el sentimiento de culpa, la autodestrucción, el castigo autoinfligido. La felicidad está prohibida
27-01-2020 | Fuente: abc.es
Jeanine Añez se quiere quedar, por los votos de las urnas, en la Presidencia de Bolivia. Carlos Mesa, Jorge Tuto Quiroga, Luis Fernando Camacho (alias «el macho») y Chi Hyun Chung, se disputarán el mismo electorado en las elecciones del 3 de mayo. La oposición al MAS (Movimiento Al Socialismo) difícilmente podría ir más dividida y por lo tanto, facilitar antes el regreso a La Paz de Evo Morales. Las esperanzas del prófugo instalado en Argentina están puestas en la «fórmula» compuesta por Luis Arce Catacora y David Choquehuanca, sus ex ministros de Economía y Exteriores, respectivamente. En Buenos Aires se cocinó la papeleta del MAS-IPSP. El perfume peronista es contagioso a la hora de replicar la fórmula «Cámpora al Gobierno, Perón al poder» o, en su versión más actual, Fernández (Alberto)/Fernández (Cristina). El primero anunció su visita oficial a Madrid para el 4 de febrero. Es de suponer que antes designará un embajador. El destino, ocupado durante casi cuatro años por Ramón Puerta, sigue vacante. Puesto goloso, en la lista de espera vuelve a aparecer el nombre del ex embajador hispano argentino Carlos Bettini. Y de nuevo, también, se habla de Hugo o de Leandro Sigman. En el «rubro» mujeres toma vuelo Alicia Castro, ex azafata, ex embajadora en Caracas de «CFK» y ferviente chavista. La elección depende de quién de los Fernández, diga la última palabra. Silencio debería haber guardado Baltasar Garzón antes de ponerse en evidencia al negar estar donde estuvo y fue anunciado hasta por Eduardo Barcesat. Esto es, el falso tribunal de justicia a periodistas y jueces que criticaron o juzgan a los Correa, Kirchner, Lula etc. Más hábil es López Obrador al hacer con las caravanas de inmigrantes, lo contrario de lo que dijo y nadie de las filas «progresistas», le pasa la factura. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Zapatero pagarán caro su apoyo a la dictadura de Maduro. Su verdugo será la historia, la misma que hoy reconoce el valor de Juan Guaidó, el presidente interino que, pese al cerco de fusiles, reeligió la Asamblea Nacional. Diga lo que diga el vicepresidente de España.
26-01-2020 | Fuente: elmundo.es
Premios Grammy, el año de las mujeres osadas: Rosalía, Billie Eilish, Lizzo, Ariana Grande y Lana del Rey
Competirán por destacar en la gala en medio de la polémica por el despido de la primera presidenta de la Academia 
26-01-2020 | Fuente: elmundo.es
Grammy 2020: El año de las mujeres osadas
Lizzo, Billie Eilish, Rosalía, Ariana Grande y Lana del Rey competirán por destacar en la gala en medio de la polémica por el despido de la primera presidenta de la Academia 
26-01-2020 | Fuente: elpais.com
Cuatro cosas en las que fijarse en los Grammy de Billie Eilish, Lizzo y Rosalía
La noche de la industria de la música estará dominada por un puñado de mujeres jóvenes y llega envuelta en una agria polémica en la cúpula de la Academia
26-01-2020 | Fuente: abc.es
Un «califa» genocida de yazidíes y cristianos
Cinco días después de que Donald Trump anunciara la muerte de Abu Baker Al Bagdadi en una operación de sus fuerzas especiales al norte de Siria, el grupo yihadista Daesh reveló el nombre de su sucesor en un mensaje de audio en el que lo presentó al mundo bajo el sobrenombre de Abú Ibrahim al Hashimi al Qurashi. Han pasado tres meses desde ese anuncio y responsables de dos servicios distintos de inteligencia revelaron al diario «The Guardian» que bajo ese nombre de guerra se encuentra Amir Mohammed Abdul Rahman al-Mawli al-Salbi, uno de los fundadores del grupo al que consideran «un veterano de la línea dura», titulado en sharia (ley islámica) y que en 2004 pasó por la prisión estadounidense de Camp Bucca, al sur de Irak, donde conoció a Al Bagdadi. Nacido en la ciudad iraquí de Tal Afar, Salbi es «uno de los más influyentes ideólogos» y uno de los responsables de la limpieza sectaria aplicada por el grupo contra minorías como los yazidíes, recoge el diario británico. Los yazidíes son una minoría kurdófona adepta a una religión esotérica milenaria a la que Daesh considera apóstata y nada más proclamar el «califato» sus combatientes les atacaron por sorpresa en las montañas de Sinyar. Al menos 5.000 hombres y niños fueron asesinados y más de 7.000 mujeres y niñas secuestradas para utilizarlas como esclavas sexuales, según los datos de la ONU, que tras investigar los hechos calificó lo ocurrido durante la ofensiva yihadista de «genocidio». Esta fue la tarjeta de presentación de Salbi dentro de la organización, que amplió cuando prosiguió con la tarea de limpieza sectaria en la planicie de Nínive, de donde desaparecieron también minorías como la cristiana debido a su brutalidad. Su nombre figuraba en todas las listas de los principales candidatos a coger el relevo de Al Bagdadi, pero su origen turcomano, no árabe, hacía dudar a los expertos sobre sus posibilidades reales de convertirse en el quinto líder que tiene Daesh desde su fundación. El hecho de que sea turcomano dificulta la trazabilidad de su linaje hasta la tribu del Profeta y sorprende, además, porque la cúpula de Daesh está compuesta casi en su totalidad por árabes, principalmente iraquíes. A falta de conocer algún nuevo documento del grupo que revele el linaje de su cabecilla, el día de su presentación le otorgó el título de «califa». Según «The Guardian», la caza del nuevo hombre fuerte del Daesh se extiende a Siria, Irak y Turquía, porque en este último país tiene un hermano, Adel Salbi, enrolado en el partido Turkmen Iraqi Front, formación respaldada por las autoridades de Ankara. Las fuentes consultadas por este periódico aseguraron que los dos hermanos tuvieron contacto hasta octubre, cuando se desveló que sería el relevo de Bagdadi, un relevo elegido por el propio «califa». Recompensa por su cabeza Antes de hacerse público su ascenso en la organización, el Pentágono ya ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su cabeza. Los servicios de inteligencia le sitúan en los alrededores de Mosul, ciudad que fue la capital iraquí del «califato», lo que significa que no siguió la ruta hacia Idlib en busca de refugio de su antecesor, una ruta que le llevó directo a la muerte en una operación similar a la que ordenó Barack Obama en Pakistán en 2011 para asesinar a Osama Bin Laden. El Departamento de Estado estadounidense estima que a Daesh le quedan entre 14.000 y 18.000 combatientes operativos, una cifra alejada de los 80.000 que pudo tener en sus mejores días, según el Observatorio Sirio de derechos Humanos (OSDH), pero que supone una seria amenaza para la estabilidad regional. A esta especie de Ejército en la sombra en Oriente Medio, hay que sumar las provincias extranjeras del «califato» donde grupos yihadistas juraron lealtad al «califa». Egipto, Somalia, Libia o Afganistán cuentan con brazos de Daesh operativos y que han jurado lealtad al nuevo «califa», Amir Mohammed Abdul Rahman al-Mawli al-Salbi, la nueva amenaza global. Uno de sus objetivos será mantener vivo en el ideario yihadista ese protoestado del tamaño de Gran Bretaña que su antecesor logró establecer en el corazón de Oriente Próximo.
25-01-2020 | Fuente: abc.es
Trump impone nuevas restricciones de entrada a EE.UU. a mujeres embarazadas
Donald Trump ha protestado con frecuencia contra el llamado «turismo de nacimientos»: las mujeres embarazadas que viajan a EE.UU. para dar a luz en territorio estadounidense, donde rige el «ius soli». Es decir, se adquiere la nacionalidad al nacer en el país. Su Administración ha dado pasos esta semana para combatir esta práctica, muy criticada por los sectores conservadores del país, que califican a los nacidos de esa manera como «niños ancla»: facilitan el acceso a la ciudadanía al resto de familiares. Desde ayer, los oficiales de las embajadas tienen más capacidad de rechazar la concesión de visados de turismo, atención médica o visitas familiares a mujeres, si creen que lo solicitan para dar a luz en EE.UU. No estarán obligados a preguntar a todas las mujeres si están embarazadas, pero sí tendrán que aplicar un escrutinio más detallado si sospechan que lo están. La vigilancia solo se hará desde oficinas consulares en el extranjero, y no en las aduanas de entrada al país, como en puertos o aeropuertos. La medida no afectará a aquellos países -como España- que participan de un programa de exención de visado para turismo. La secretaria de Prensa de Trump, Stephanie Grisham, celebró la norma para detener a quienes buscan dar la ciudadanía estadounidense a sus hijos, lo que, además, «evitará que los contribuyentes estadounidenses vean cómo el dinero que les ha costado ganar se dedica a financiar los costes asociados con el turismo de nacimientos». Las restricciones a las embarazadas se conocen días antes de que Trump anuncie la ampliación de países con prohibición de viajar a EE.UU. Está previsto que se conozca el lunes y que afecte, entre otros, a Bielorrusia, Birmania, Eritrea, Kirguistán, Sudán y Tanzania.
25-01-2020 | Fuente: abc.es
Lo que Zapatero calla sobre el régimen de Maduro
La entrevista que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero concedió ayer a la SER, centrada en buena parte en la visita del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, este sábado a España, no ha dejado a nadie indiferente. Sus declaraciones han sido criticadas por distintos sectores, incluso por otro expresidente socialista, Felipe González, que inmediatamente después de la entrevista publicó un comunicado cuestionando su posicionamiento respecto a Guaidó. En su intervención, Zapatero denunció la desinformación existente en torno a lo que está sucediendo en Venezuela, «el 90% de la información que se publica está sesgada, y siempre del mismo lado», afirmó, subrayando que él conocía la realidad del país al que había viajado 38 veces en los últimos cuatro, en su condición de mediador entre el Gobierno de Maduro y la oposición. Lo cierto es que, en algunos de sus afirmaciones, el expresidente también cayó en la desinformación o también en el sesgo. Algunas fueron excesivamente graves, lo que no contribuye, por mucho que lo intente, a mejor el clima de diálogo y de paz en Venezuela y con sus interlocutores internacionales, como él tanto pregona. Zapatero, en el último tramo de la entrevista, apoyó claramente la postura del presidente Pedro Sánchez de no recibir a Guaidó. Fue entonces cuando llegó la última pregunta sobre si consideraba que el líder del Ejecutivo español «se equivocó reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino» hace ahora un año. El expresidente quiso arrojar luz, desde su perspectiva posiblemente condicionada por esos 38 viajes a Venezuela, sobre la situación política de un país con dos gobiernos. «Para que los ciudadanos comprendan, hay un gobierno que es el que gobierna en Venezuela [el de Nicolás Maduro], que es el que da los visados, es el que tiene el control de la autoridad y demás.. Y resulta que llega un Gobierno, que es el de EE.UU., que los bienes y los activos que el Gobierno de Venezuela tiene se los da a unos señores que no tienen ningún título más que se reconocieron.. [en referencia a Juan Guaidó y su equipo] Por tanto hay miles de millones por ahí que nadie controla. Para el derecho internacional es una situación insólita», indicó. Gobierno ilegítimo En esta afirmación, el expresidente Zapatero no cuenta, porque sí debe de saberlo, que el actual presidente interino, Juan Guaidó, fue elegido presidente de la Asamblea Nacional (la legítima, que fue votada democráticamente el 6 de diciembre de 2015 y en la que ganó la oposición) el 5 de enero de 2019. Esta elección se producía meses después de los comicios presidenciales del 20 de mayo, convocados por la Asamblea Nacional Constituyente (un Parlamento paralelo puesto en marcha por Maduro para quitar funciones al legítimo). El proceso electoral incluyó varias irregularidades, como la inhabilitación de candidatos de la oposición. La falta de transparencia motivó que sus resultados no fueran reconocidos por gran parte de la comunidad internacional, que no aceptó la reelección de Maduro, que había creado un proceso electoral a su medida para continuar en el poder. Ya dos años antes, el Ejecutivo de Maduro había nombrado un nuevo Tribunal Supremo, en sustitución del legítimo (que incluía críticos con el régimen) que tuvo que exiliarse tras haber cursado el gobierno órdenes de detención contra algunos de sus miembros. El no reconocimiento de Maduro como presidente del país dejaba por tanto un vacío de poder que, según el artículo 233 de la Constitución -aprobada por Hugo Chávez en 1999-, se resolvía de manera transitoria con el nombramiento en su lugar del presidente de la Asamblea Nacional. «Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional», reza dicho artículo. La versión del Zapatero no se ajusta, por tanto a la realidad, y cae en lo que tanto criticó ayer: la desinformación. Buen conocedor de la verdadera realidad de Venezuela, gracias a su puente aéreo con Venezuela, no dudó en calificar de «sesgada» el «90% de las informaciones que se producen sobre Venezuela. Información que se inclina siempre «del mismo lado», apostilló. Un lado que, evidentemente, no le gusta al régimen de Maduro ni a sus simpatizantes. Violaciones de DD.HH. Por sesgada debemos entender aquellas informaciones que denuncian las violaciones constantes de los derechos humanos en Venezuela, sobre la crisis económica y social que sufre el país desde hace años, del índice de peligrosidad y de corrupción que organismos nacionales e internacionales han reflejado a través de la recogida de datos y testimonios. ABC y otros medios de comunicación se han hecho eco de muchas de ellas. Zapatero no realizó ayer mención alguna en su intervención a estas violaciones ni a las dramáticas condiciones de vida que existen en Venezuela. La realidad que conoce el expresidente parece obviar a los 4,5 millones de desplazados fuera de sus fronteras desde 2015, según un informe del pasado mes de octubre de la ONU, organismo al que el propio Zapatero otorga total legitimidad -pues reconoce al Gobierno de Maduro y no a los representantes de Guaidó-, y por lo tanto estaría fuera de toda sospecha sobre un posible sesgo. Igual de legítimo debe parecerle entonces el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas para los DD.HH. sobre Venezuela, publicado el pasado mes de julio y elaborado a petición del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Un texto que indica que en el último decenio -y especialmente desde 2016- el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia «orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno». Algo que ha llevado a cabo a través de «un conjunto de leyes, políticas y prácticas que ha reducido el ámbito democrático, ha desmontado el sistema de control institucional sobre el poder ejecutivo y ha permitido la reiteración de graves violaciones de derechos humanos», explica. El informe, que comprende desde enero de 2018 hasta mayo de 2019 y que se hizo público días después de la visita a Venezuela de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los DD.HH., Michelle Bachelet, se refiere a la «paulatina militarización» de las instituciones del Estado durante la última década. «Tanto a fuerzas civiles como militares se les atribuye la responsabilidad de detenciones arbitrarias, malos tratos y torturas a críticos del Gobierno y a sus familiares, violencia sexual y de género perpetrada durante los periodos de detención y las visitas, y uso excesivo de la fuerza durante las manifestaciones». En cuanto a los colectivos, grupos armados civiles progubernamentales, considera que estos han contribuido al deterioro de la situación y documenta «66 muertes durante las protestas realizadas de enero a mayo de 2019, de las cuales 52 son atribuibles a las fuerzas de seguridad del Gobierno o a los colectivos.» Asimismo, hace mención de las «ejecuciones extrajudiciales» cometidas por las fuerzas de seguridad, «en particular por las Fuerzas Especiales (FAES), en el contexto de las operaciones policiales», que según el informe, «ha sido sorprendentemente elevada». Detenciones arbitrarias, censura, represión Siguiendo con la vulneración de derechos de los ciudadanos venezolanos, en especial contra aquellos que son críticos con el Gobierno de Maduro, el texto recoge que, hasta el 31 de mayo de 2019, había 793 personas privadas arbitrariamente de libertad, entre ellas 58 mujeres, «y en lo que va de año 22 diputados de la Asamblea Nacional, incluido su Presidente, han sido despojados de su inmunidad parlamentaria». Hace hincapié, además, en que «la mayoría de las víctimas de vulneraciones de derechos humanos no han tenido acceso real a la justicia ni a una reparación adecuada». Denuncia también el constante ataque a libertad de expresión, mediante la prohibición o la clausura de medios de comunicación, y la detención de periodistas independientes. «En los últimos años el Gobierno ha tratado de imponer una hegemonía comunicacional imponiendo su propia versión de los hechos y creando un ambiente que restringe los medios de comunicación independientes». También acusa al Gobierno de Maduro de «incumplir su obligación de garantizar los derechos a la alimentación y a la atención sanitaria». Un aspecto que, según,Zapatero, sería consecuencia de las sanciones internacionales, punto que también aborda el informe de la ONU al afirmar que se han agravado, «en el caso de las sanciones vinculadas a la exportación de petróleo», aunque «la economía de Venezuela estaba en crisis mucho antes de que se les impusieran sanciones a algunos de sus sectores». La lista de violación de DD.HH. en Venezuela es extensa, como reconoció la Bachelet que exhortó al Gobierno de Maduro a tomar medidas. «Espero sinceramente que las autoridades examinen con detenimiento toda la información contenida en este documento y apliquen sus recomendaciones. Todos deberíamos estar de acuerdo en que todos los venezolanos merecen una vida mejor, sin miedo y con acceso a los alimentos, el agua, la atención médica y la vivienda adecuados, así como a otras necesidades básicas», afirmó la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los DD.HH.
1
...