Infortelecom

Noticias de mercados financieros

14-05-2022 | Fuente: as.com
El desplome de Terra y Luna: la espiral de la muerte de las criptomonedas
Cómo la caída de una criptodivisa ha asustado a mercados financieros y dejado sin dinero a miles de inversores.
13-05-2022 | Fuente: finanzas.com
El proyecto de ley de servicios y mercados financieros, anunciado esta semana en el discurso de apertura del Parlamento británico[…].
23-03-2022 | Fuente: abc.es
Un mes de invasión rusa de Ucrania: cuatro semanas que han devuelto el horror de la guerra a Europa
Un mes después del inicio de la invasión rusa , Ucrania resiste. Las fuerzas que Vladimir Putin lanzó a la ofensiva en la madrugada del pasado 24 han golpeado con dureza Kiev y su entorno, otras de las principales ciudades y objetivos estratégicos como centrales nucleares. Las víctimas civiles se cuentan por cientos o tal vez miles, los ucranianos que han huido del país superan ya los 3,5 millones y las huellas de la destrucción se hacen patentes por casi todo el país. Sin embargo, Moscú no ha logrado el objetivo de derribar al presidente Volodimir Zelenski y la defensa tenaz de los ucranianos ha impedido la rápida victoria que planeaba el Kremlin. El mayor conflicto bélico en suelo europeo desde la guerra de los Balcanes está teniendo también importantes efectos a escala global. La invasión ha alterado el mercado energético y los precios, que ya habían experimentado una importante subida en numerosos países tras la pandemia, se han disparado, con niveles de inflación que no se veían en décadas, al tiempo que las propias sanciones a Rusia amenazan por perjudicar a quienes las han impuesto. Con todo, la puerta del diálogo se mantiene abierta. Hasta ahora las negociaciones entre Rusia y Ucrania han sido infructuosas, pero desde la parte agredida se insiste en seguir hablando, mientras Moscú se aferra a su pretensión de que Kiev se distancie de Occidente y quede bajo su esfera de influencia. Estas son las claves de las cuatro semanas en que el horror de la guerra ha vuelto a Europa: La ofensiva: de guerra relámpago a estrategia siria Después de meses acumulando tropas en la frontera y de reconocer las repúblicas separatistas del Donbass prorruso, Putin puso en marcha un ataque en varios frentes que pocos habían previsto y con el que esperaba hacerse en poco tiempo con Ucrania. Su propósito, argumentó, era «la desmilitarización y la desnazificación» de Ucrania. El 24 de febrero sus tropas se lanzaron desde Bielorrusia hacia la capital, Kiev, al tiempo que desde Crimea, territorio ocupado por Rusia en 2014, penetraba por el sur. La central nuclear de Chernóbil, tristemente conocida por la catástrofe de 1986, también era objeto de esta ?operación relámpago?. A lo largo de las semanas la ofensiva se ha extendido prácticamente por todo el territorio: desde Járkov, en el noreste y segunda ciudad del país, hasta Leópolis, prácticamente a las puertas del territorio de la OTAN. En la zona de la costa del mar Negro y el mar de Azov, Moscú se ha hecho con ciudades como Jersón y Melitopol, pero no ha conseguido doblegar la resistencia de la castigada Mariúpol y tomar la simbólica Odesa. El fracaso en el intento de lograr una victoria inmediata ha dado paso a una cierta estabilización del conflicto y a que Rusia emplee ahora una estrategia ?a la siria?. En esta nueva fase las fuerzas rusas, cuyos tanques se han visto frenados sobre el terreno, fían su éxito a los bombardeos y el uso de artillería pesada, con el objetivo de causar una mayor destrucción y socavar la moral de la población civil. Ello incluye la utilización por primera vez en un conflicto de misiles hipersónicos, uno de los tipos de armas más poderosos con que cuenta Moscú. Además, la ONU ha alertado del lanzamiento de bombas de racimo y Ucrania denuncia el de armas termobáricas o de vacío, ambos tipos prohibidos por convenios internacionales. Un país devastado por las bombas La invasión rusa ha causado una destrucción como no se veía desde hacía mucho tiempo en el Viejo Continente. Las estremecedoras escenas de los ataques sufridos por la población civil han conmovido a las sociedades occidentales, acostumbradas a ver el horror de la guerra como algo ya lejano. Los bombardeos no solo se han cebado con la capital, sino también con Járkov y, sobre todo en las últimas semanas, con Mariúpol, una estratégica ciudad portuaria a orillas del mar de Azov que ha pasado de ser un foco turístico a encarnar el espíritu de resistencia ucraniano frente a los invasores rusos. En Mariúpol se ha vivido el bombardeo a un hospital infantil y a edificios que acogían a vecinos en busca de refugio, como un teatro o una escuela de arte. Pese al ultimátum ruso, la ciudad seniegaa rendirse. Las autoridades locales cifraban a mediados de marzo en 2.400 los muertos solo en esta ciudad sitiada. El número total de víctimas es difícil de calcular. La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos situaba oficialmente los civiles muertos en 902 y los heridos en 1.459 en lo que va de guerra, pero esta propia entidad reconocía que el número real es con probabilidad «considerablemente mayor». A las víctimas se añade el drama de los refugiados. El conflicto ha causado un éxodo de más de 3,5 millones de personas, de los cuales más de dos millones han salido del país a través de Polonia, de acuerdo con los datos de la Agencia de Naciones Unidas paralos Refugiados (Acnur). La cifra de huidos equivale al 8% de la población total de Ucrania. Tenaz defensa ucraniana Ucrania, un país de 44 millones de habitantes y una superficie mayor que la española, ha tenido que adaptarse de la noche a la mañana al desafío colosal que supone la invasión. Las fuerzas ucranianas, a priori muy inferiores a las de Moscú, han logrado frenar el avance de los atacantes gracias a la voladura de puentes, el uso de lanzagrandas antitanques, la eficacia de las defensas antiaéreas e incluso la destreza de los hackers que han plantado cara a los ciberataques rusos. Incluso en los últimos días EE.UU. ha constatado que Ucrania podría estar recuperando terreno. A los esfuerzos militares se suma una población civil motivada y liderada por el presidente Volodimir Zelenski, convertido en héroe nacional. Muchos ciudadanos han transformado de repente sus vidas para transformarse en combatientes dispuestos a darlo todo por salvar a su país, algo para lo que ya se venían adiestrando antes de la ofensiva de Rusia. Las imágenes de sacos terreros en Odesa o de obstáculos para frenar a los blindados en las inmediaciones de Kiev se han hecho habituales. Ciudadanos ucranianos se afanan en rellenar sacos con arena para defender Odesa - Ep Apoyo desde el exterior El invasión de Ucrania es un pulso en toda regla de Rusia a Occidente, que ha reaccionado en diferentes frentes. Por un lado, con la adopción de severas sanciones, tanto por parte de la Unión Europea como de Occidente, para dejar a Rusia fuera de los mercados financieros, si bien Moscú ha evitado por el momento entrar en bancarrota. Los oligarcas rusos próximos al Kremlin también han sido objeto de las medidas. El presidente ruso, Vladimir Putin, con el oligarca Alisher Usmanov, uno de sus grandes apoyos, en una imagen de archivo tomada en el Kremlin - Reuters Las acciones diplomáticas han sido incesantes durante este mes, tanto a nivel multilateral (ONU, OTAN, UE..) como bilateral, con el claro apoyo de los países occidentales a Ucrania. El presidente Zelenski ha intervenido por videoconferencia ante los parlamentos del Reino Unido, EE.UU., Alemania e Italia, entre otros, y ha conversado con numerosos líderes mundiales, incluido el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez. Dirigentes de Polonia, Eslovenia y la República Checa incluso viajaron a Kiev para entrevistarse personalmente con él y mostrar su apoyo al pueblo ucraniano. Dirigentes de Polonia, República Checa y Eslovenia, con Zelenski el 16 de marzo en Kiev - Efe Pero no ha habido solo palabras. Desde EE.UU. y la UE se han enviado armas para que Ucrania pueda defenderse de Rusia. Incluso Alemania, rompiendo con la contención en materia militar que mantenía desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, se ha sumado a estos esfuerzos. España no ha sido ajena a estas iniciativas y, pese a los titubeos iniciales entre discrepancias de la coalición de gobierno, decidió aportar lanzagranadas y ametralladoras. El lanzagranadasC-90, enviado por España a Ucrania - ABC Mientras, Rusia cuenta con el apoyo de aliados como Cuba o Venezuela. China, por su parte, se ha negado a condenar la invasión rusa, si bien hasta el momento ha optado por mantenerse al margen. El presidente chino, Xi Jinping, aseguró en una conversación con el mandatario estadounidense, Joe Biden, que el conflicto «no interesa a nadie». Convulsión económica: los precios se disparan La guerra en Ucrania ha dejado huella en los mercados y la economía mundial. Por una parte, las sanciones impuestas por los países occidentales han buscado aislar a Rusia del mercado financiero, lo que hizo que se desplomase el rublo y situó a ese país al borde de la bancarrota, si bien finalmente fue capaz de afrontar los pagos de su deuda a tiempo. Pero esas mismas sanciones tienen efectos en los países que las imponen, puesto que tienen más difícil cobrar desde Rusia, al tiempo que se frenan suministros energéticos y de materias primas. La consecuencia más evidente ha sido la escalada de los precios, sobre todo del gas y del petróleo, y que se ha trasladado a otros sectores, lo que amenaza con causar una inflación en países europeos por encima de los dos dígitos. Las posibles salidas a la guerra Pese al desastre de la guerra, la esperanza de una salida dialogada no se ha desvanecido del todo. Ucrania y Rusia han mantenido abierto el cauce de la negociación, aunque por ahora no ha dado frutos. Han sido varias las rondas de conversaciones entre los dos países, tanto presenciales como virtuales, y el principal punto de aproximación hasta ahora ha sido el reconocimiento público por el presidente ucraniano de que su país no formará nunca parte de la OTAN, una de las principales exigencias de Moscú. Zelenski se ha mostrado dispuesto incluso a verse las caras con Putin. Sin embargo, desde el Kremlin se rechaza por ahora esa posibilidad y se insiste en exigir, junto con un compromiso escrito de que Ucrania jamás se integrará en la Alianza Atlántica, en que se den pasos concretos para la «desnazificación» de Ucrania; el reconocimiento de la soberanía rusa sobre la anexionada península de Crimea, y la independencia definitiva de la región ucraniana del Donbass. Los expertos no ven claro todavía cuál será el final para esta guerra que se alarga más de lo que Moscú esperaba, aunque la opción de una paz acordada con concesiones a Rusia gana fuerza. Las alternativas irían desde una extensión del conflicto más allá de Ucrania, que nadie parece desear, hasta la expulsión de Putin del poder por los propios rusos, algo que el ejercicio del poder con mano de hierro por parte del presidente ruso hace en estos momentos muy difícil. Fuentes de las infografías: Reuters, Acnur y elaboración propia
27-02-2022 | Fuente: abc.es
EE.UU. y Europa expulsan a los bancos rusos del sistema financiero mundial
Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido han acordado finalmente una expulsión de los principales bancos rusos del sistema bancario Swift, que permite la comunicación entre cuentas financieras de todo el mundo. Tras intensas negociaciones, la Casa Blanca anunció que los socios atlánticos han acordado esas y otras respuestas a la invasión de Ucrania, incluidas sanciones contra el Banco Central ruso para que no pueda emplear los 643.000 millones de dólares (570.000 millones de euros) que tiene en sus reservas. Tras el anuncio, un funcionario de la Casa Blanca que habló con la prensa bajo condición de anonimato explicó que los socios todavía trabajan en la lista definitiva de bancos que se verán expulsados de Swift, y que esta todavía debe ser validada por la UE y por los gestores de ese sistema bancario en Bélgica. «Los efectos de estas medidas tendrán un efecto inmediato y escalofriante sobre la economía rusa», dijo ese funcionario en una llamada telefónica. El modelo, añadió, es el aplicado para aislar a Irán de los mercados financieros internacionales. Confía la Casa Blanca en que finalmente los bancos rusos expulsados de Swift sean aquellos a los que EE.UU. ya ha penalizado con la congelación de activos bajo su jurisdicción: VTB, Sovcombank, Novikombank, Promsvyazbank y Otkritie Bank. Hubo resistencias dentro de la UE a esta medida, sobre todo por parte de Alemania, Hungría e Italia. Los socios de la OTAN ya se plantearon la medida en 2014, cuando Rusia invadió el este de Ucrania y se anexionó la península de Crimea. Por aquel entonces, el Kremlin dijo que semejante medida equivaldría a «una declaración de guerra». La guerra la ha iniciado hoy Rusia invadiendo Ucrania. Lo cierto es que muchas empresas europeas siguen dependiendo de ese sistema para hacer negocios con sectores claves de Rusia, sobre todo el del petróleo y el del gas. El funcionario de EE.UU. antes mencionado dijo que esa es la razón por la que la expulsión es parcial, lo que además deja espacio a Europa y EE.UU. para intensificar las sanciones más adelante, si finalmente cae Kiev. Además de las expulsiones del sistema bancario, las sanciones al Banco Central ruso le impedirán a este emplear las reservas en dólares que lleva amasando años para sortear las otras penalizaciones de Occidente. Por último, los socios de la OTAN forman un equipo que se dedicará a buscar activos de jerarcas rusos sancionados para congelarlos, además de impedir a estos hacerse con permisos de residencia y pasaportes fuera de Rusia. «Esta coordinación para aplicar sanciones no tiene precedentes, y están diseñadas para que se derrumbe la fortaleza rusa», dijo el funcionario norteamericano.
24-02-2022 | Fuente: abc.es
Borrell, sobre Ucrania: «Estas están entre las horas más oscuras para Europa desde la II Guerra Mundial»
El alto representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell, ha asegurado sobre la guerra en Ucrania : «Estas están entre las horas más oscuras para Europa desde la Segunda Guerra Mundial». La Unión Europea ha anunciado que responderá con sanciones «masivas» a la agresión militar de Rusia contra Ucrania, asegurando que el presidente ruso, Vladimir Putin, «pagará» por un ataque «sin precedentes», informa Ep. «Vivimos un acto sin precedentes de agresión contra un estado soberano. El objetivo no es solo el Donbás, no es solo Ucrania, sino la estabilidad de la UE y el orden de paz, y nos aseguraremos de que Putin paga por ello», ha afirmado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una declaración oficial junto al Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell. El paquete de medidas irá directamente a la mesa de los líderes de la UE, convocados de emergencia este jueves en Bruselas, y atacará sectores estratégicos de la economía rusa, según ha adelantado Von der Leyen. La idea es bloquear el acceso de bancos rusos a los mercados financieros europeos y congelar los activos de Moscú en la Unión. «Esta diseñado para cobrar un alto peaje a la capacidad del Kremlin de financiar la guerra», ha señalado la conservadora alemana. En todo caso, ha mandado un mensaje al Kremlin para que dé marcha atrás y retire las tropas de Ucrania, insistiendo en que el bloque no permitirá que Putin «tumbe el orden de seguridad» en Europa, al que ha pedido no desestimar la «fortaleza» de la democracia. «La historia demuestra que las sociedades basadas en la confianza y la libertad son exitosas y resistentes y eso es lo que temen los autócratas», ha asegurado Von der Leyen. «Costarán muchas vidas» Por su lado, el alto representante ha asegurado que Europa vive las «horas más negras desde la Segunda Guerra Mundial» y ha advertido que las acciones militares rusas «costarán muchas vidas y tendrán consecuencias todavía no conocidas». «El presidente Putin debe parar esta agresión sin sentido», ha instado. Borrell ha subrayado que los Veintisiete responderán «en los términos más firmes» y ha asegurado que el paquete sobre la mesa de los líderes europeos es «el más fuerte jamás implementado». Como jefe de la diplomacia comunitaria, ha indicado que continuará los contactos internacionales para garantizar una respuesta coordinada a la agresión rusa y de este modo, asegurar que Moscú sufre «un aislamiento sin precedentes». Después de reafirmar la unidad trasatlántica ante la crisis provocada por Rusia, ha recalcado el apoyo europeo a Ucrania y ha avanzado que diseñará un paquete de asistencia al país ante la situación crítica que atraviesa, que incluirá la organización de operaciones de evacuación.
22-02-2022 | Fuente: abc.es
Biden ordena sanciones contra Rusia y aísla al Kremlin de los mercados financieros
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, denunció este martes 22 de febrero el inicio de la invasión rusa de Ucrania, «una violación flagrante del derecho internacional», y anunció una «primera ronda» de sanciones contra el régimen de Vladimir Putin, en la que ahondará si este último no da marcha atrás. Según dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca, estas sanciones, que incluyen la esperada cancelación de un gasoducto del que depende en parte la economía rusa, serán más duras que las que EE.UU. y sus socios aprobaron tras la invasión y anexión de Crimea en 2014. La Casa Blanca aísla primero a dos grandes instituciones financieras rusas (VEB y el banco militar), y la deuda soberana rusa y por tanto el Gobierno ruso quedan aislados de financiación occidental; se aplicarán sanciones contra jerarcas rusos y también sus familiares, y Washington ya trabaja con Alemania para la cancelación definitiva del gasoducto Nordstream II, en el que la empresa rusa Gazprom ya ha invertido 11.000 millones de dólares (9.700 millones de euros). Biden destacó este martes que lo que ha hecho es «aislar al Gobierno de Rusia de la financiación occidental, ya no puede recaudar dinero de Occidente ni puede canjear su deuda en los mercados europeos». Esta semana se ahondará además en esas penalizaciones, pactadas con los socios europeos. Además, el presidente Biden anunció un refuerzo de las tropas estadounidenses en las repúblicas bálticas de Estonia, Letonia y Lituania y el flanco este de la OTAN. «En respuesta a la admisión de Rusia de que no retirará sus fuerzas, autoricé movimientos adicionales de tropas y equipos estadounidenses, ya estacionados en Europa para reforzar a nuestros aliados bálticos», dijo el presidente. Un funcionario de EE.UU. dijo ayer que se trasladará ocho aviones de combate F-35 y 32 helicópteros de ataque Apache que ya están en Europa a los estados bálticos y al flanco este de la OTAN. Además, aproximadamente 800 soldados de infantería se trasladarán desde Italia a la región del Báltico, dijo el funcionario en conversación con la prensa. Y añadió Biden: «Si Rusia va más lejos, las sanciones serán más duras. ¿Quién en el nombre de Dios se cree Putin que es para reconocer dos nuevos países dentro de otro país vecino?». Al presidente ruso le acusó Biden de «reescribir la historia» con sus reflexiones del lunes sobre Ucrania y el supuesto derecho ruso a invadirla. Acuerdos rotos La totalidad del Gobierno estadounidense se alineó el martes en la denuncia de la agresión rusa de la que la Casa Blanca llevaba meses advirtiendo. El jefe del Pentágono, Lloyd Austin, dijo que «la más reciente invasión» de Ucrania «es una amenaza contra la paz, la seguridad y la prosperidad de Ucrania». Austin hizo estas declaraciones al recibir en Washington al ministro de exteriores de Ucrania, Dmytrio Kuleba, quien también se vio con el presidente Biden y el jefe diplomático norteamericano, Antony Blinken. La número dos del departamento de Estado, Wendy Sherman, que lleva semanas negociando con su contraparte rusa para tratar de evitar una invasión, denunció que el Kremlin no ha respetado los acuerdos de paz de Minsk, que se acordaron tras la invasión de 2014. «Rusia nunca cumplió uno solo, ni siquiera uno, de sus compromisos en los acuerdos de Minsk», dijo Sherman en unas declaraciones hechas por videoconferencia ante la OSCE. «Ahora Rusia ha mostrado al mundo sus verdaderas intenciones violando de nuevo la soberanía, la integridad territorial y las fronteras reconocidas internacionalmente de Ucrania», añadió Sherman. En el Capitolio, demócratas y republicanos se unieron con pocas excepciones en la condena de Putin y el apoyo expreso a sanciones económicas por la vía urgente. El presidente de la comisión de Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez, dijo en la CNN que «hoy hay más tropas rusas en Ucrania que ayer». «Ya no hay dudas sobre si lo que hay es una invasión. Está claro que lo es. Creo que Occidente, EE.UU., tiene que dejarle muy claro a Putin que las consecuencias comienzan ahora», dijo el senador. El lunes por la noche tras un discurso en que Putin anunció el reconocimiento de la independencia de las denominadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, Biden ya aprobó sanciones contra esas dos regiones separatistas. En aquel primer decreto de sanciones, Biden impidió nuevas inversiones en Donetsk y Lugansk; la importación de productos de ellas, o las transacciones financieras que tengan en ambas su destino o un punto de tránsito. Entrada militar Putin no sólo ha reconocido la independencia de las llamadas República Popular de Donetsk y de Lugansk, sino que en un decreto ha ordenado al ejército ruso que se encargue de «garantizar la paz en ellas», que según EE.UU. es un eufemismo para la invasión. Según el Gobierno ucraniano, hay tropas rusas en ambas desde hace ocho años, de tapado y sin que el Kremlin lo admitiera. Este mismo martes, el Senado ruso autorizó a Putin a movilizar tropas y el uso de la fuerza fuera de las fronteras de su país, es decir, en zona soberana ucraniana. Biden habló tras el discurso de Putin con el presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky, «para reafirmar el compromiso de EE.UU. con la soberanía y la integridad territorial» de ese país, según la Casa Blanca. «El presidente Biden reiteró que EE.UU. respondería rápida y decisivamente, al unísono con sus aliados y socios, a una mayor agresión rusa contra Ucrania», añadió la presidencia norteamericana en un comunicado. El presidente estadounidense ha pactado esas sanciones con sus socios europeos, y ese mismo lunes habló de urgencia también con el canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente francés, Emmanuel Macron. Biden había prometido durante meses sanciones severas contra Rusia si Putin invadía Ucrania, incluida la cancelación del gasoducto, que iba a proveer a Europa de ese hidrocarburo con un considerable lucro para Moscú. Esta decisión, sin embargo, puede afectar a la demanda, y por lo tanto al precio, de los combustibles. En su discurso de este martes, Biden admitió, finalmente, que el riesgo para Occidente puede ser pagar más por esos materiales, y que «defender la libertad puede tener un precio, aunque sea pagar más en la gasolinera». También aclaró que tratará de que el precio de las sanciones en el suministro de energía lo paguen Rusia y los rusos.
28-01-2022 | Fuente: abc.es
El centro derecha vota hoy por la presidenta del Senado ante la indignación de la izquierda
Todos contra todos en la lucha por el Quirinal. Se prevé este viernes otra jornada caótica y de gran confusión en el parlamento. A medianoche concluyó la reunión del centro derecha y se anunció que este viernes sus parlamentarios votarán a la presidenta del Senado, Elisabetta Alberti Casellati, 75 años, la segunda autoridad del Estado, de Forza Italia. (Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia propuso al exmagistrado Carlo Nordio). La indignación del centro izquierda es máxima. Enrico Letta, líder del Partido Democrático (PD) había rechazado ya de forma rotunda esa candidatura: «Proponer la candidatura de la segunda autoridad del Estado, junto al partido de oposición [Hermanos de Italia], contra sus aliados de gobierno sería una operación nunca vista en la historia del Quirinal. Absurda e incomprensible. En resumen, representaría la forma más directa para hacer que todo saltara por los aires». Letta ha reiterado hoy: «Basta de provocaciones». Será difícil que en la quinta votación, iniciada a las once de la mañana, la presidenta del Senado Casellati obtenga la mayoría absoluta (505 votos), salvo que a los 455 votos del centro derecha, se añada otro medio centenar de papeletas, quizás procedentes del Movimiento 5 Estrellas. La decisión del centro derecha puede llevar a una ruptura de la mayoría que apoya al gobierno de unidad nacional de Mario Draghi, formado por todos los partidos salvo Hermanos de Italia de Giorgia Meloni. La consecuencia inmediata es que el Ejecutivo podría verse muy debilitado abriendo la puerta a elecciones anticipadas. El Partido Democrático habla claramente del riesgo de que se rompa la mayoría gubernamental y haya adelanto electoral: «Si Elisabetta Casellati fuera elegida para el Quirinal se acaba la mayoría, vamos a elecciones anticipadas y se rompe el marco político con el cual hasta ahora se ha gestionado con mucha dificultad una situación de emergencia extraordinaria», ha afirmado Enrico Borghi, diputado y miembro de la secretaría del PD. «Espectáculo indecoroso» Se creía que la elección del decimotercer presidente de la República iba a ser una de las más fáciles de los últimos tiempos, teniendo en cuenta que había un gran favorito, Mario Draghi. Pero la gran fragmentación del parlamento, la profunda división de los partidos y coaliciones ha impedido lograr un consenso sobre un candidato. El exprimer ministro Matteo Renzi afirma que el «espectáculo es indecoroso». El centro derecha, que cuenta con la mayoría relativa en el parlamento (455 diputados y senadores, frente a 430 del centro izquierda) considera que tiene el derecho de proponer su candidato. A su vez, el centro izquierda estima que se debería buscar un presidente de consenso, ya que ninguna coalición tiene la mayoría absoluta. Si el intento del centro derecha por imponer su propio candidato fracasa, quedarían Draghi y Mattarella como últimos recursos Si el intento del centro derecha por imponer su propio candidato fracasa, las dos opciones importantes que quedarían en campo serían el primer ministro Mario Draghi y el presidente Sergio Mattarella, que concluye su mandato de siete años el próximo 3 de febrero y que hasta ahora ha rechazado la posibilidad de ser reelegido. La candidatura de Draghi sería un último recurso ante la incapacidad de las coaliciones para ponerse de acuerdo en un candidato de consenso. Pero en el caso de que tampoco haya acuerdo sobre Draghi, porque hasta ahora la Liga, Forza Italia y el Movimiento 5 Estrelas insisten en que debe continuar como primer ministro, todas las miradas se dirigirían hacia el actual inquilino del Quirinal, Sergio Mattarella. En la votación de ayer Mattarella obtuvo 166 votos (el miércoles fueron 125), lo que representa alrededor del 30% de las papeletas depositadas en la urna. Esta votación a favor de Mattarella, a pesar de su negativa a la reelección, tiene un doble significado: Por un lado, el reconocimiento a un presidente estimado, con muy alta popularidad por la gran gestión que realizó durante su mandato; por ello, muchos desean su continuidad. Por otra parte, al votar a Mattarella muchos electores muestran su disenso y protesta contra los líderes de los partidos, incapaces de encontrar un candidato de consenso súper partes. La posibilidad de una reelección de Mattarella es remota. En estos días, desde el Palacio del Quirinal se han enviado a los medios las fotos con las cajas de mudanza del presidente, que recientemente alquiló un piso en Roma para trasladar allí su residencia a partir del 3 de febrero. Solamente podría aceptar su continuidad en el Quirinal si el parlamento fuera incapaz de encontrar un sucesor y le rogase que siguiera como jefe del Estado. Muchos partidos consideran que sería la mejor solución, porque permitiría la continuidad de Mario Draghi como primer ministro. Estaría garantizada así la estabilidad política y la continuidad de las reformas por el gobierno Draghi, que goza de gran prestigio internacional y en los mercados financieros. Pero, al mismo tiempo, la reelección de Mattarela supondría el fracaso de la clase política italiana, al mostrar su incapacidad de ponerse de acuerdo para elegir un presidente de la República. En definitiva, la continuidad de Sergio Mattarella es hoy por hoy la «extrema ratio». Casellati, fiel de Berlusconi La niebla vuelve hoy al parlamento y solo habrá claridad tras el resultado que obtenga la presidenta del Senado. Casellati, que cumplirá 76 años el 12 de agosto, mantiene una relación histórica con el exprimer ministro, Silvio Berlusconi. Es militante de Forza Italia desde su fundación en 1994. Fue elegida inmediatamente después para ocupar un escaño en el Senado. Abogada matrimonialista, en el 2014 fue elegida por el Parlamento miembro del Consejo Superior de la magistratura. En marzo de 2018 fue elegida para la presidencia del Senado con 240 votos, de un total de 320, siendo decisivo entonces el apoyo del Movimiento 5 Estrellas. Elisabetta Casellati se define como católica y conservadora. El líder de la Liga, Mateo Salvini, le dijo: «Te haré presidenta».
28-01-2022 | Fuente: abc.es
El centroderecha de Italia vota hoy por la presidenta del Senado ante la indignación de la izquierda
Todos contra todos en la lucha por el Quirinal. Se prevé este viernes otra jornada caótica y de gran confusión en el parlamento. A medianoche concluyó la reunión del centroderecha y se anunció que este viernes sus parlamentarios votarán a la presidenta del Senado, Elisabetta Alberti Casellati, 75 años, la segunda autoridad del Estado, de Forza Italia. (Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia propuso al exmagistrado Carlo Nordio). La indignación del centroizquierda es máxima. Enrico Letta, líder del Partido Democrático (PD) había rechazado ya de forma rotunda esa candidatura: «Proponer la candidatura de la segunda autoridad del Estado, junto al partido de oposición [Hermanos de Italia], contra sus aliados de gobierno sería una operación nunca vista en la historia del Quirinal. Absurda e incomprensible. En resumen, representaría la forma más directa para hacer que todo saltara por los aires». Letta ha reiterado hoy: «Basta de provocaciones». Será difícil que en la quinta votación, iniciada a las once de la mañana, la presidenta del Senado Casellati obtenga la mayoría absoluta (505 votos), salvo que a los 455 votos del centro derecha, se añada otro medio centenar de papeletas, quizás procedentes del Movimiento 5 Estrellas. La decisión del centro derecha puede llevar a una ruptura de la mayoría que apoya al gobierno de unidad nacional de Mario Draghi, formado por todos los partidos salvo Hermanos de Italia de Giorgia Meloni. La consecuencia inmediata es que el Ejecutivo podría verse muy debilitado abriendo la puerta a elecciones anticipadas. El Partido Democrático habla claramente del riesgo de que se rompa la mayoría gubernamental y haya adelanto electoral: «Si Elisabetta Casellati fuera elegida para el Quirinal se acaba la mayoría, vamos a elecciones anticipadas y se rompe el marco político con el cual hasta ahora se ha gestionado con mucha dificultad una situación de emergencia extraordinaria», ha afirmado Enrico Borghi, diputado y miembro de la secretaría del PD. «Espectáculo indecoroso» Se creía que la elección del decimotercer presidente de la República iba a ser una de las más fáciles de los últimos tiempos, teniendo en cuenta que había un gran favorito, Mario Draghi. Pero la gran fragmentación del parlamento, la profunda división de los partidos y coaliciones ha impedido lograr un consenso sobre un candidato. El exprimer ministro Matteo Renzi afirma que el «espectáculo es indecoroso». El centro derecha, que cuenta con la mayoría relativa en el parlamento (455 diputados y senadores, frente a 430 del centro izquierda) considera que tiene el derecho de proponer su candidato. A su vez, el centro izquierda estima que se debería buscar un presidente de consenso, ya que ninguna coalición tiene la mayoría absoluta. Si el intento del centro derecha por imponer su propio candidato fracasa, quedarían Draghi y Mattarella como últimos recursos Si el intento del centro derecha por imponer su propio candidato fracasa, las dos opciones importantes que quedarían en campo serían el primer ministro Mario Draghi y el presidente Sergio Mattarella, que concluye su mandato de siete años el próximo 3 de febrero y que hasta ahora ha rechazado la posibilidad de ser reelegido. La candidatura de Draghi sería un último recurso ante la incapacidad de las coaliciones para ponerse de acuerdo en un candidato de consenso. Pero en el caso de que tampoco haya acuerdo sobre Draghi, porque hasta ahora la Liga, Forza Italia y el Movimiento 5 Estrelas insisten en que debe continuar como primer ministro, todas las miradas se dirigirían hacia el actual inquilino del Quirinal, Sergio Mattarella. En la votación de ayer Mattarella obtuvo 166 votos (el miércoles fueron 125), lo que representa alrededor del 30% de las papeletas depositadas en la urna. Esta votación a favor de Mattarella, a pesar de su negativa a la reelección, tiene un doble significado: Por un lado, el reconocimiento a un presidente estimado, con muy alta popularidad por la gran gestión que realizó durante su mandato; por ello, muchos desean su continuidad. Por otra parte, al votar a Mattarella muchos electores muestran su disenso y protesta contra los líderes de los partidos, incapaces de encontrar un candidato de consenso súper partes. La posibilidad de una reelección de Mattarella es remota. En estos días, desde el Palacio del Quirinal se han enviado a los medios las fotos con las cajas de mudanza del presidente, que recientemente alquiló un piso en Roma para trasladar allí su residencia a partir del 3 de febrero. Solamente podría aceptar su continuidad en el Quirinal si el parlamento fuera incapaz de encontrar un sucesor y le rogase que siguiera como jefe del Estado. Muchos partidos consideran que sería la mejor solución, porque permitiría la continuidad de Mario Draghi como primer ministro. Estaría garantizada así la estabilidad política y la continuidad de las reformas por el gobierno Draghi, que goza de gran prestigio internacional y en los mercados financieros. Pero, al mismo tiempo, la reelección de Mattarela supondría el fracaso de la clase política italiana, al mostrar su incapacidad de ponerse de acuerdo para elegir un presidente de la República. En definitiva, la continuidad de Sergio Mattarella es hoy por hoy la «extrema ratio». Casellati, fiel de Berlusconi La niebla vuelve hoy al parlamento y solo habrá claridad tras el resultado que obtenga la presidenta del Senado. Casellati, que cumplirá 76 años el 12 de agosto, mantiene una relación histórica con el exprimer ministro, Silvio Berlusconi. Es militante de Forza Italia desde su fundación en 1994. Fue elegida inmediatamente después para ocupar un escaño en el Senado. Abogada matrimonialista, en el 2014 fue elegida por el Parlamento miembro del Consejo Superior de la magistratura. En marzo de 2018 fue elegida para la presidencia del Senado con 240 votos, de un total de 320, siendo decisivo entonces el apoyo del Movimiento 5 Estrellas. Elisabetta Casellati se define como católica y conservadora. El líder de la Liga, Mateo Salvini, le dijo: «Te haré presidenta».
27-01-2022 | Fuente: abc.es
La jefa del espionaje, aspirante inesperada a la Presidencia italiana
Se concluyó hoy también con fumata negra la cuarta votación para la elección del presidente de la República de Italia. En las tres primeras era necesario tener una mayoría cualificada de dos tercios de los 1.009 electores. En este cuarto escrutinio era suficiente con mayoría absoluta (505 votos), para ser elegido sucesor del jefe del Estado, Sergio Mattarella, cuyo mandato de siete años concluye el tres de febrero. Se suponía que, en principio, este jueves sería el día de la verdad, pero las negociaciones se han estancado completamente. El centro derecha se abstuvo y no depositó la papeleta en las urnas. El centro izquierda votó en blanco (261). De los dirigentes del Movimiento 5 Estrellas salió la indicación del voto en blanco, pero dejando también la posibilidad de expresarse con libertad de conciencia. En la votación de ayer la nota más llamativa fue el alto número de votos obtenidos por el presidente Sergio Mattarella, a pesar de que ha reiterado hasta la saciedad que no desea ser reelegido. Ayer obtuvo 166 votos (el miércoles fueron 125), lo que representa alrededor del 30 % de las papeletas depositadas en la urna. La votación a Mattarella, a pesar de su rechazo a la reelección, tiene un doble significado: Por un lado, el reconocimiento a un presidente estimado, con muy alta popularidad por la gran gestión que realizó durante su mandato; por ello, muchos desean su continuidad. Por otra parte, al votar a Mattarella muchos electores muestran su disenso y protesta contra los líderes de los partidos, incapaces de encontrar un candidato de consenso. Buena parte de los votos recibidos por Mattarella procedían del Movimiento 5 Estrellas. La posibilidad de una reelección de Mattarella es remota. En estos días, desde el Palacio del Quirinal se han enviado a los medios las fotos con las cajas de mudanza del presidente, que recientemente alquiló un piso en Roma para trasladar allí su residencia a partir del 3 de febrero. Solamente podría aceptar su continuidad en el Quirinal si el parlamento fuera incapaz de encontrar un sucesor y le rogase que siguiera como jefe del Estado. Muchos partidos consideran que sería la mejor solución, porque permitiría la continuidad de Mario Draghi como primer ministro. Estaría garantizada así la estabilidad política y la continuidad de las reformas por el Gobierno Draghi, que goza de gran prestigio internacional y en los mercados financieros. Pero, al mismo tiempo, la reelección de Mattarella supondría el fracaso de la clase política italiana, al mostrar su incapacidad de ponerse de acuerdo para elegir un presidente de la República. En definitiva, la continuidad de Sergio Mattarella es hoy por hoy la ?extrema ratio?. A lo largo de la tarde los partidos políticos y coaliciones seguirán con sus negociaciones para elegir un candidato. La fragmentación política es enorme. La votación de mañana puede ser decisiva. El líder de la Liga ha manifestado su optimismo: «Dentro de mañana (el viernes), tendremos nuevo presidente», pronosticó. Pero si en ese quinto escrutinio hubiera nueva fumata negra, el nerviosismo que ya se percibe en el parlamento aumentaría de forma más ostensible. En la carrera presidencial sigue el primer ministro Mario Draghi, aunque diversos partidos prefieren que siga como jefe de gobierno. Los dos principales líderes empeñados en la búsqueda de un candidato son Enrico Letta, líder del Partido Democrático, principal fuerza del centro izquierda, y Matteo Salvini, secretario de la Liga, el primer partido del centro derecha. Letta ha defendido siempre el traslado de Draghi desde el palacio Chigi, sede del gobierno, al Quirinal. En cambio, Matteo Salvini, desea la continuidad de Draghi como primer ministro. En los dos últimos días, ambos han intentado buscar un candidato de prestigio de consenso, un perfil que podría ser encuadrado como un ?técnico?. Pero Mateo Salvini encuentra cada día mayores críticas en su propio partido, con voces que le sugieren que el mejor técnico posible para el Quirinal es precisamente Mario Draghi. Así lo piensa, por ejemplo, el diputado Giancarlo Giorgetti, ministro del Desarrollo Económico, muy próximo a Salvini. El ministro Giorgetti apoya con firmeza la candidatura de Draghi al Quirinal. La candidatura de Draghi sería un último recurso ante la incapacidad de las coaliciones para ponerse de acuerdo en un candidato de consenso. De todas formas, todavía se intenta buscar nombres con la etiqueta de técnico, o institucional, para evitar las objeciones que se hacen a algunos nombres de políticos como es el caso del centrista Pierferdinando Casini. Entre esos nuevos nombres de última hora está la diplomática Elisabetta Belloni, 63 años, directora del Departamento del Departamento de Información (los servicios secretos), nombrada por Mario Draghi. Es una personalidad transversal, muy estimada por todos los partidos políticos, que podría ser candidata a la presidencia de la República o primera ministra. Pero su cargo de jefa de los servicios secretos es visto por algunos parlamentarios como un obstáculo para trasladarse al Quirinal o palacio Chigi. Otra mujer posible la ministra de Justicia, Marta Cartabia, considerada del área técnica al haber sido magistrada del Tribunal Constitucional. Como técnico se considera también al profesor Sabino Cassese, exmagistrado del Tribunal Constitucional, un prestigioso jurista. A pesar de sus 86 años está disponible. Al ser preguntado si era candidato al Quirinal respondió: «¿Por qué no?». El centro derecha es hoy la coalición con la mayoría relativa en el parlamento, pero se muestra desunida, sobre todo tras la retirada el pasado sábado del líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, que fue ingresado ese día en un hospital de Milán para un chequeo médico. Il Cavaliere, que sigue aún hospitalizado, apoya la continuidad de Draghi como primer ministro. Ambos conversaron ayer telefónicamente. Berlusconi, que apoyó a Draghi para que accediera a la presidencia del Banco Central italiano y al europeo, podría todavía influir para que el presidente del Banco Central Europea accediera al Quirinal. Es un dato más a tener en cuenta en las complicadas negociaciones para la elección presidencial, todo un rompecabezas sin que se vea una fácil solución.
07-12-2021 | Fuente: abc.es
Biden advierte a Putin de represalias económicas si invade Ucrania
Joe Biden ha advertido a Vladímir Putin de graves consecuencias si la acumulación de tropas rusas en la frontera de Ucrania se traduce en una nueva invasión, según fuentes de la Casa Blanca. La inteligencia de Estados Unidos concluyó recientemente que Putin planea amasar un total de 175.000 soldados para una posible invasión que podría iniciarse tras el año nuevo, aunque no tenga claro todavía que esta se vaya a ejecutar. El encuentro ha tenido lugar por una videoconferencia segura. Según dijo el lunes un funcionario de la Casa Blanca a la prensa por vía telefónica, Biden iba a advertir a su homólogo ruso sobre las sanciones económicas que padecería Rusia tras una invasión de Ucrania, que significarían un aislamiento de los mercados financieros mundiales. «Harían un daño considerable a la economía rusa», dijeron esas fuentes. Según la agencia rusa RIA Novosti, la conversación comenzó pasadas las 10:00 de la mañana en Washington, es decir, las 16:00 en la España peninsular. Además, Biden no ha invitado a Putin a una gran cumbre de democracias, en la que tampoco están China, Egipto, Turquía, Hungría, Cuba, Venezuela, El Salvador o Guatemala, y que se celebra jueves y viernes. El Kremlin ha protestado, acusando a Biden de «unilateralismo» en su concepción de las relaciones internacionales. En 2014, cuando Biden era vicepresidente de Barack Obama, Putin invadió Ucrania y se anexionó Crimea, sin que EE.UU. o sus aliados europeos lo impidieran. Desde entonces, el Kremlin ha estado fomentando el conflicto en las provincias de mayoría separatista en el este ucraniano, con la estrategia a largo plazo de impedir más acercamientos de Ucrania a Occidente en general y la OTAN en concreto. Un momento crítico Desde que llegara a la presidencia, Biden se ha visto con Putin una vez, en junio, en Ginebra, sin cerrar grandes acuerdos. La relación entre ambos países no atraviesa uno de sus mejores momentos. En abril, tras la publicación de un informe de la inteligencia estadounidense que acusó directamente a Putin de haber autorizado una campaña de injerencias digitales en las elecciones de 2020 para perjudicar a Biden y beneficiar a Trump, Biden fue preguntado en una entrevista por esas maniobras y dijo que Moscú «pagará las consecuencias». Después, a Biden se le preguntó si cree que Putin es un «asesino», tras la persecución y envenenamiento de líderes opositores, incluido Alexéi Navalny. El estadounidense respondió que sí, sin repetir la palabra. El Kremlin llamó después a consultas a su embajador. Donald Trump mantenía excelentes relaciones con Putin. Se vio con él cinco veces, la primera en julio de 2017, seis meses después de jurar el cargo. Ambos mandatarios hablaron por teléfono en al menos nueve ocasiones. En la mayoría de esas conversaciones Trump prefirió hablar en privado sin presencia de diplomáticos. En alguna ocasión hasta prohibió a los intérpretes que tomaran notas. El fiscal especial Robert Mueller halló en su informe sobre las injerencias rusas que el Kremlin tuvo en pie dos campañas para manipular las elecciones de 2016 y que Trump derrotara a Hillary Clinton. Antes de hablar con Putin este martes, Biden conversó el lunes por teléfono con sus homólogos en Reino Unido, Boris Johnson; Francia, Emmanuel Macron; Italia, Mario Draghi, y Alemania, Angela Merkel. Según dijo el mismo lunes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, «hemos consultado ampliamente con nuestros aliados y creemos que tenemos un camino a seguir que impondría un daño significativo y severo a la economía rusa». «Pueden llamarlo amenaza. Pueden llamarlo hechos. Pueden llamarlo como quieran», añadió.
1
...