Infortelecom

Noticias de medio ambiente

19-10-2020 | Fuente: abc.es
La cúpula de la CDU no sintoniza con su base juvenil
La Casa Konrad Adenauer, sede de la CDU en Berlín, está quedando fuera de juego. Han tenido que ser las juventudes del partido, la Junge Union, las que organicen el único debate entre los candidatos para suceder a Merkel, celebrado este fin de semana, y del que ha salido ganador Friedrich Merz, el más a la derecha y de más edad de los tres competidores. Entre ellos no se encuentra, por otra parte, el preferido de las bases conservadoras, el actual ministro de Sanidad Jens Spahn. El tono y contenido del debate, completamente alejado del leguaje de la dirección de la CDU, en manos de Annegret Kramp-Karrenbauer, ponen en evidencia una distancia con las bases que puede acabar pasando una seria factura electoral. La Junge Union imprimió al debate una dinámica más propia de la retransmisión en Youtube de un videojuego que la que habitualmente asociamos a un debate electoral. Mientras los tres candidatos se atenían a un formato encorsetado, los «users» hacían preguntas, y los comentarios sobre la marcha los aportaban chavales recostados en un sofá y descalzos, que glosaban las respuestas de acuerdo a criterios como el respeto al medio ambiente o la novedad de las propuestas. Tanto el moderado Armin Laschet, presidente regional de Renania del Norte-Westfalia, como el liberal Friedrich Merz, viejo adversario político de Angela Merkel, evitaron criticar a Merkel, en un debate sin sangre. El exministro Norbert Röttgen se mantuvo en el previsible segundo plano, tras el que se entrevé un duelo a dos, a pesar de que la encuesta del Instituto Kantar, publicada también este fin de semana, dice que el 22% de las bases consideran como mejor candidato al ministro Spahn, que abandonó su candidatura a presidir el partido para ocuparse de la gestión de la pandemia. Solo un 19% prefiere a Merz y un 17% a Laschet. Con estos mimbres y Merkel en tiempo de descuento, sin un claro líder dispuesto para la sucesión, la CDU sigue en piloto automático y en el primer puesto en las encuestas. Si hoy hubiera elecciones, ganarían los cristianodemócratas con un 35% de los votos. Continuidad y experiencia como bandera Merz, lobo con piel de oveja y muy crítico durante años con la gestión de Merkel, dijo en el debate que la herencia de la Cancillería no debe «constituir una ruptura, sino una sucesión». Se concentró en temas económicos, lanzó alguna puyita a Bruselas y consideró «vital» no dejarle deudas a las «generaciones futuras». Laschet, por su parte, se apoyó en su experiencia de gobierno y recordó que «estoy en el cargo desde hace mucho tiempo», hablando de «combate diario» y mostrándose partidario de «modernizar» el partido. Röttgen se pegó al discurso de Laschet y aludió a asuntos internacionales, hasta el punto de parecer su futuro ministro de Exteriores. Y a todo esto, las encuestas desvelan que el candidato conservador más valorado para presentarse a las elecciones generales de 2021 no es ninguno de los nombrados hasta ahora, sino un hombre de otro partido. Markus Söder, presidente regional de Baviera y líder de la Unión Socialcristiana (CSU) , obtendría el 35% de los votos si hoy hubiera elecciones. El 52% de los alemanes considera a Söder «buen candidato», porcentaje que se eleva al 73% entre los habituales votantes de la CDU.
06-10-2020 | Fuente: abc.es
Johnson cierra el congreso del Partido Conservador apostando por el crecimiento sostenible
El Reino Unido «se convertirá en el líder mundial en generación de energía limpia de bajo costo, más barata que el carbón y el gas». Así lo prometió este martes el primer ministro, Boris Johnson, durante su discurso en el congreso anual del Partido Conservador, que este año, al igual que el de los laboristas, tuvo que celebrarse de forma virtual debido a la pandemia del coronavirus. El virus, dijo el primer ministro británico, será un «catalizador» para el crecimiento sostenible del país. «Creemos que dentro de 10 años la energía eólica marina alimentará a todos los hogares del país, con nuestro objetivo de aumentar (la potencia) de 30 gigavatios a 40 gigavatios». Así, todos los electrodomésticos se alimentarán de forma «limpia y sin culpa de los vientos que soplan alrededor de estas islas», aseguró. Futuro plan Esta promesa forma parte de un plan de 10 puntos denominado «Build Back Greener» (Reconstrucción verde) que será desvelado por completo previsiblemente el próximo mes y que incluiría, según fuentes del Gobierno, importantes inversiones en innovación e infraestructura, que empezarán con los 160 millones de libras esterlinas que se utilizarán en la fabricación de la próxima generación de turbinas. Esta apuesta, según el premier, servirá además para crear puestos de trabajo que ayuden a atajar la crisis provocada por la pandemia. «Lo que Arabia Saudí es para el petróleo, el Reino Unido lo es para el viento, un lugar de recursos casi ilimitados, pero en el caso del viento, sin las emisiones de carbono y sin el daño al medio ambiente», se felicitó. En un congreso marcado por los estragos del virus en el país, Johnson pidió a la población de Reino Unido imaginar al país en el 2030, con aviones sin emisiones de carbono, viviendas en propiedad, medios de transporte ecológicos, mejor banda ancha, 40 hospitales nuevos, una población más sana? en definitiva, «una Gran Bretaña más unida y cosmopolita», afirmó, y volvió a prometer: «Ese es el futuro que podemos construir», manifestó, y puso a la empresa privada en el centro del progreso, y detalló que las crisis son «un momento para aprender y mejorar respecto al tiempo anterior». A la luz de la pandemia, Johnson prometió también una nueva visión sobre la educación y el trato a los residentes en los hogares de ancianos, y no perdió la oportunidad de criticar a los laboristas, y manifestó que, a diferencia de ellos, los «tories» aprecian la cultura y los valores británicos. Muy lejos de lo que habría sido un cierre del congreso usual, lo fue también el discurso del líder «tory», corto, sin grandilocuencias y que no gozó esta vez del aplauso de sus seguidores.
03-10-2020 | Fuente: as.com
La OMS no sabe qué está fallando en España
María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente del organismo, recalcó la importancia de mejorar la conciencia de los ciudadanos.
02-10-2020 | Fuente: abc.es
La OMS ve «irónico» que Trump se haya contagiado con coronavirus y le desea una pronta recuperación
La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha comentado lo «irónico» que es que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su mujer, Melania Trump, hayan dado positivo por coronavirus, dado el escepticismo que siempre ha mostrado hacia la COVID-19, si bien le ha deseado que se recupere «lo antes posible». «No queremos que nadie se infecte pero parece un poco irónico que así haya sido. Seguiremos con interés su evolución y esperamos que se recupere lo antes posible», ha aseverado Neira durante su intervención en el desayuno informativo telemático de Nueva Economía Fórum. No obstante, la dirigente de la OMS ha comentado que el hecho de que Trump y su mujer se hayan infectado mejorará la empatía hacia los pacientes. «A nivel humano le afectará no sólo por él mismo sino por las personas más cercanas», ha recalcado. Asimismo, Neira ha esperado que a nivel político pueda servir para que Estados Unidos no deje finalmente de formar parte de los 193 países que conforman la OMS. «Falta un año, pero esperamos poder seguir contando con ellos, como lo estamos haciendo ahora», ha zanjado.
29-09-2020 | Fuente: as.com
El peligro de no cortar las gomas de las mascarillas antes de tirarlas
Suponen un gran perjuicio para el medio ambiente, ya que tardan en degradarse hasta 400 años y además están demostrando ser una trampa mortal para la fauna.
26-09-2020 | Fuente: as.com
Capturan un lince en la calle de un pueblo de Huelva
El animal ha sido atrapado sin sufrir ningún daño por el Seprona y miembros de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.
21-09-2020 | Fuente: as.com
Redada en el equipo Arkéa-Samsic de Nairo Quintana
Según recoge el Journal du Dimanche agentes de la oficina central de la lucha contra ataques al medio ambiente y a la salud pública hicieron un registro en el hotel el pasado miércoles.
14-09-2020 | Fuente: as.com
Wanda Nara, denunciada por hacer que su hijo la fotografiara en postura provocativa
El Codacons, asociación en defensa del medio ambiente y los derechos de usuarios y consumidores, la acusa de "mercantilizar a sus hijos".
13-09-2020 | Fuente: abc.es
Líbano: El ocaso de la antigua Suiza de Oriente Medio
«Esto es peor que la guerra», es la frase que más repite Gaby Jammal a la hora de analizar la situación que vive Líbano un mes después de la brutal explosión en el puerto de Beirut, que mató a 192 personas y arrasó media ciudad, y a falta de unas semanas para el primer aniversario de la «revolución del 17 de octubre», la oleada de protestas sociales anticorrupción que recorrió todo el país. Veterano de la guerra civil, Jammal forma parte de la ONG Combatientes por la Paz en la que decenas de exmilicianos de distintas facciones, que pelearon entre ellos durante la guerra civil, se han unido para que nuca se repita la lucha armada entre libaneses. «Durante la guerra no había seguridad, pero la calidad de vida era mejor que hoy, que vivimos en paz. Podías encontrar vida normal lejos de la línea del frente, pero ahora nada es normal», sentencia Jammal, quien alerta de la situación de «locura en la que nos encontramos muchos libaneses que hemos visto cómo en los treinta años de paz nuestros políticos han destrozado el país, ¿qué nos han hecho?». Líbano despierta poco a poco de la pesadilla del 4 de agosto, cuando reventaron 2.700 toneladas de nitrato almacenadas de manera incomprensible en el puerto, aunque esta semana un nuevo mega incendio en el almacén donde la Cruz Roja Internacional guardaba cerca del puerto la ayuda humanitaria volvió a despertar de nuevo los fantasmas del desastre. La explosión de agosto fue la guinda final de una crisis económica y política que se destapó en octubre cuando los libaneses se echaron a las calles para protestar por la subida de los precios y contra la corrupción endémica de un sistema basado en el reparto de poder por sectas, un sistema implantado hace treinta años para poner fina a la guerra civil. El malestar se agravó con el confinamiento impuesto para frenar la expansión del coronavirus y todo saltó por los aires con la catástrofe del puerto. En un país que durante sus años de esplendor fue bautizado como «la Suiza de Oriente Medio», se estima que hoy el 50 por ciento de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. El valor de la lira ha caído un 80 por ciento desde octubre y el sueldo medio de un funcionario no llega al equivalente a los 500 dólares. Los precios, que llevaban meses subiendo debido a la enorme inflación, se han disparado tras la explosión y por ello «el coste de los materiales básicos necesarios para reconstruir hogares y negocios esta fuera del alcance de miles de personas que ya estaban luchando por sobrevivir antes de la explosión. Si bien el salario mínimo es poco menos de 380 euros al mes, el coste de reemplazar una ventana ahora es de casi 422 euros y una puerta de hasta 844 euros», señaló Bachir Ayoub, portavoz de Oxfam en el Líbano. «La crisis nos une a todos, seamos de la confesión o el partido que seamos. La libra libanesa se ha hundido, los precios se han disparado y la gente no tiene para comer, ¿cómo va a tener para reparar sus viviendas?», se pregunta Jammal con amargura. Este excombatiente podría optar por emigrar, como lo están haciendo los miles de libaneses que colapsan el aeropuerto internacional Rafik Hariri cada día, pero ha decidido quedarse porque «de estas ruinas nacerá un Líbano nuevo y quiero trabajar para conseguirlo». La importancia de la reconstrucción Carmen Gea opina como Jammal y se queda. La vida de esta profesora de Administración Pública la Universidad Americana dio un giro radical el 4 de agosto y desde entonces compagina la tarea docente con su labor de activista en Khaddit Beirut. Esta iniciativa social nació 24 horas después del desastre y Gea considera que «estos primeros seis meses son clave porque debemos ser capaces de liderar nosotros la reconstrucción, no podemos permitir que las organizaciones y empresas vinculadas al sistema sectario corrupto que nos gobierna sean las responsables de los proyectos porque eso hará más difícil cualquier cambio en el futuro». El grupo se ha enfocado en ofrecer cobertura médica a las víctimas, garantizar la educación, apoyar al pequeño negocio y cuidar el medio ambiente y vigila la llegada de la ayuda internacional para intentar evitar que caiga en manos equivocadas. «Apoyar al Estado no es malo, pero hay que exigir responsabilidad, somos conscientes de que no se puede reconstruir una ciudad solo con activistas, las instituciones son fundamentales, pero las que tenemos deben cambiar mucho y para eso es importante la presión internacional», piensa Gea. Sin dinero y sin electricidad Como el resto de libaneses, esta profesora ha visto cómo su sueldo en moneda nacional ha ido menguando con la subida del dólar y «ya no llego a final de mes y eso que soy soltera y no tengo hijos, ¡no entiendo cómo pueden sobrevivir las familias!» A los problemas financieros se suman los energéticos ya que los cortes de luz son permanentes y no hay dinero para comprar combustible para los generadores. El panorama puede complicarse aun más sin el Banco Central ejecuta su plan de retirar los subsidios a la gasolina y medicamentos. Según los datos de Acción Contra el Hambre (ACH), el precio de la cesta de la compra alcanzó en agosto un precio récord, con una subida de 336 por ciento respecto a agosto del pasado año. «Además de la necesidad apremiante de cubrir las necesidades básicas en términos de alimentos, agua y saneamiento y refugio para quienes se han visto afectados por la explosión, estamos viendo cómo muchas personas han perdido su empleo y no pueden comprar alimentos cada vez más caros, lo que va a tener un efecto a corto y medio plazo, sobre todo en términos de seguridad alimentaria», explica Aurélie du Châtelet, coordinadora de ACH en Líbano.
12-09-2020 | Fuente: elmundo.es
Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente: "La tauromaquia cuenta con el respaldo total de la Comunidad de Madrid"
El Gobierno regional ha anunciado una serie de medidas económicas para ayudar a los ganaderos de lidia de la Comunidad tras descartar la autorización de festejos taurinos hasta que mejore la situación epidemiológica