Infortelecom

Noticias de matteo salvini

17-07-2019 | Fuente: abc.es
Salvini pide un registro de campamentos gitanos en Italia para «demoler los ilegales»
Parte la guerra del vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini, contra los gitanos. El líder de la Liga ha enviado una circular de seis páginas a los delegados del gobierno en cada provincia para que, en dos semanas, hagan el censo de los campamentos legales e ilegales de romaníes y sintis. Precisa la circular que el objetivo es tener un cuadro claro sobre los campamentos ilegales para «preparar un plan de desmantelamiento». Salvini destaca que es necesario poner la atención sobre «situaciones de ilegalidad y deterioro que frecuentemente se registran en esos asentamientos, que a menudo configuran un concreto peligro para el orden y la seguridad pública». De acuerdo con los municipios, el ministro del Interior pide que «sean desalojados los asentamientos ilegales», dando indicaciones también para que sean «demolidas las obras abusivas, como casas móviles fijadas al suelo o roulottes». La circular destaca un aspecto crítico, como es el deterioro ambiental con incendios provocados. «Frecuentemente se acumulan materiales de procedencia ilícita que generan un elevado riesgo de incendios tóxicos, exponiendo a quien habita en las proximidades a concretos riesgos para la salud». A este respecto, Salvini cita el enésimo incendio provocado que se produjo la pasada semana en un campamento de gitanos de Lamecia Terme, municipio de 70.000 habitantes en Calabria, al sur del país, quemándose neumáticos a pocos pasos del hospital Juan Pablo II. Salvini intenta desviar la atención Los medios italianos consideran que no es casual que Salvini emprenda ahora esta guerra contra los gitanos. Cuando el líder de la Liga se ve acosado políticamente, intenta lanzar a la mesa una carta que tenga impacto ante la opinión pública. Nada mejor en esta ocasión que el desmantelamiento de los campamentos ilegales de gitanos, un tema en el que Salvini obtiene gran apoyo de sus fieles. El vicepresidente se ve ahora atacado por lo que se conoce en los medios italianos como el Rusiagate o Moscopoli, es decir, la investigación abierta por la fiscalía de Milán sobre presuntos fondos de Rusia -65 millones procedentes del petróleo- destinados a la Liga. El intermediario fue el hombre de confianza del ministro del Interior, Gianluca Savoini, quien es investigado por la fiscalía de Milán por presunta corrupción internacional. La oposición y el Movimiento 5 Estrellas, partido que forma coalición de gobierno con la Liga, han exigido que Salvini acuda al parlamento a dar explicaciones. El primer ministro, Giuseppe Conte, le ha advertido incluso que su negativa a comparecer estaba produciendo un deterioro institucional. Finalmente, ante la fuerte presión, el líder de la Liga ha aceptado acudir al Parlamento, pero solo para «question time», es decir, para responder a una pregunta que puede hacerle cada grupo parlamentario. La oposición protesta, pide su dimisión y le exige un debate sobre la relación de la Liga con la Rusia de Putin. «Los neonazis querían asesinarme» En este clima de tensión, Matteo Salvini, atento siempre a la reacción emotiva de sus seguidores, ha desvelado un sorprendente dato relacionado indirectamente con el misil aire-aire y el arsenal de armas incautado este lunes a un grupo de extrema derecha neonazi filoucraniano en Turín: «Los neonazis querían matarme», ha dicho Salvini. Según el ministro del Interior, las armas fueron descubiertas al investigar la preparación de un atentado contra él. Fue un exagente del KGB quien advirtió sobre la existencia de un proyecto de atentado contra Matteo Salvini por parte de ultranacionalistas ucranianos. En realidad, los servicios secretos italianos no encontraron pistas sobre ese intento de atentado, pero en el curso de la investigación fueron arrestadas tres personas de la ultraderecha y se les incautó un arsenal de armas.
11-07-2019 | Fuente: abc.es
Salvini desmiente haber recibido millones de euros de Rusia
El portal estadounidense de información BuzzFeed publica una larga grabación del encuentro en el lujoso hotel Metropole de Moscú entre personas próximas al ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, y representantes del Kremlin, hablando de un presunto acuerdo destinado a financiar a la Liga con decenas de millones de dólares. La información ha desatado gran clamor en el mundo político, con la inmediata réplica del líder de la Liga: «Ya he querellado en el pasado, lo haré también hoy y mañana. Jamás he recibido un rublo, un euro, un dólar o un litro de vodka de financiación de Rusia». Según el diario online estadounidense, en la mañana del 18 de octubre 2018, en el hotel Metropole, hubo una reunión de tres personas de nacionalidad rusa no identificadas con tres italianos, uno de ellos «estrecho colaborador» del vicepresidente Salvini. Concretamente, se habla de Gianluca Savoini, 55 años, personaje considerado muy influyente en la Liga, presidente de la asociación Lombardía-Rusia y responsable del partido de Salvini en las relaciones con Moscú. La grabación, según el medio americano, «ofrece la primera prueba concreta de los intentos clandestinos de Rusia para financiar los movimientos nacionalistas europeos». Este objetivo ruso fue denunciado por el semanario italiano «L?Espresso», en una investigación publicada con gran relieve en febrero. Ahora la grabación apoya esa reconstrucción. El periodista Alberto Nardelli, del portal BuzzFeed, afirma que la reunión en el Metropole duró una hora y cuarto y tuvo este objetivo: vender 3 millones de toneladas de petróleo a la multinacional italiana ENI por parte de una importante compañía petrolífera rusa. Según la reconstrucción de BuzzFeed, el valor de la venta habría sido de unos 1.500 millones de dólares, una operación que habría comportado una contrapartida de 65 millones de dólares para la Liga. En la grabación, se escucha a Gianluca Savoini, hombre de confianza de Salvini, decir en inglés: «El próximo mayo serán las elecciones en Europa. Nosotros queremos cambiar Europa. Y una nueva Europa debe estar como antes próxima a Rusia, porque queremos recuperar nuestra soberanía. Salvini es el primero que desea cambiar Europa. Junto a nuestros aliados en Europa». Salvini es descrito con entusiasmo por los rusos como «el Trump europeo». El portal americano no ha logrado identificar a los rusos participantes en la reunión del Metropole, pero BuzzFeed destaca que «la grabación contiene claros indicios de que las figuras de alto nivel del partido de Putin estaban al corriente de las negociaciones». Además del desmentido de Salvini, la multinacional ENI, citada en varias ocasiones en la grabación sobre la presunta negociación, ha rechazado cualquier forma de implicación «para financiar partidos políticos». Apenas publicada la noticia, el exprimer ministro, Matteo Renzi, ha escrito: «O es una Fake News o se trata de una exclusiva clamorosa. ¿Usar el petróleo ruso para financiar la Liga? Sería una locura. El único que lo puede aclarar es Salvini. Debe decirlo él. De inmediato». El secretario del Partido Democrático (PD), Nicola Zingaretti, señaló: «¿Rublos de Rusia a la Liga para una campaña electoral contra el euro? Todo debe ser aclarado inmediatamente». Otros destacados políticos han pedido formalmente que Salvini acuda al Parlamento. También se ha producido la toma de posición del Movimiento 5 Estrellas, que forma coalición de gobierno con la Liga: «No nos importan nada los petroleros y menos los especuladores. Italia -comenta el M5E- es un país soberano y quien es candidato a representarlo debe hacer los intereses de Italia, no de otros países».
09-07-2019 | Fuente: abc.es
Salvini propone naves militares italianas para blindar los puertos
Italia teme que el problema de la inmigración se convierta en una emergencia en este verano. De ahí que el ministro del Interior, Matteo Salvini, haya decidido intensificar su batalla contra la migración y, en particular, contra las naves de rescate de las ONG. Salvini reunió el Comité nacional para el orden y seguridad y propuso, para defender los puertos italianos, que naves militares y helicópteros controlen la salida de barcos con migrantes y los bloqueen antes de que entren en aguas italianas. Salvini se considera el hmbre fuerte del gobierno y pretende poder absoluto en el capítulo migratorio. La propuesta de Salvini llega inmediatamente después de un enfrentamiento con la ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, del Movimiento 5 Estrellas, partido que forma la coalición de gobierno populista junto a la Liga. La ministra Trenta criticó a Salvini, haciéndole responsable de la crítica situación que se está viviendo con algunas naves humanitarias, como el caso de la Sea Watch, cuya capitana alemana, Carola Reakete forzó el bloqueo impuesto por Salvini y atracó en Lampedusa. «Sin las naves de la misión Sophia, vuelven las ONG. Lo que está sucediéndose podía haberse evitado», manifestó la ministra Trenta. La misión Sophia, con naves de diversos países de la UE que patrullaban en el Mediterráneo, quedó inutilizada y desapareció ante la negativa de Salvini a que los buques militares europeos desembarcaran los inmigrantes rescatados en puertos italianos. Frente al recuerdo y la defensa que la ministra Trenta hizo de la misión Sophia, la respuesta del líder de la Liga no se hizo esperar: «La misión Sophhia recuperó decenas de miles de inmigrantes y los llevó a Italia. Las naves militares no pueden ofrecer un servicio de taxi a las ONG», dijo Salvini. «Misión peligrosa» Los militares y la ministra de Defensa han mostrado su preocupación y reservas sobre la propuesta de Salvini, pues consideran que desplegar naves militares y helicópteros para blindar los puertos italianos es «una misión demasiado peligrosa». Advierten que sería «más útil invertir en tecnología para controlar las salidas de los barcos de migrantes». En su guerra contra las ONG, el líder de la Liga ha introducido hoy una modificación al decreto sobre seguridad: Imponer multas desde 150.000 euros hasta un millón de euros a las naves que no respeten la prohibición de ingreso en las aguas italianas. Hasta ahora, el límite de las multas se situaba en 50.000 euros. La Liga, récord de consenso Hasta ahora, toda la política del ministro del Interior sobre migración se basa en una campaña propagandística sobre el temor a una invasión de inmigrantes. Esta política de Salvini cuenta con el apoyo del 60% de los italianos, según las encuestas, mientras la intención del voto a la Liga supera ya el 38 %. La realidad es que a causa de la campaña propagandística de Salvini, Italia tiene hoy una visión equivocada sobre la realidad. Un estudio del Instituto Cattaneo indica, según una encuesta, que los italianos piensan que los inmigrantes no-UE en Italia son un 25 %, cuando la realidad es que son el 7 %, un porcentaje muy lejos de la percepción que tienen los italianos.
06-07-2019 | Fuente: abc.es
Dos barcos con inmigrantes desafían a Salvini y se dirigen a Lampedusa
Las naves humanitarias de las ONG cargadas de inmigrantes desafían al ministro del interior, Matteo Salvini, creando ya alta tensión frente a la isla de Lampedusa. La embarcación de la ONG alemana Sea-Eye, Alan Kurdi -bautizada así en recuerdo del niño sirio encontrado ahogado en una playa turca en el 2015, cuya foto impresionó a todo el mundo-, ha desafiado abiertamente al líder de la Liga y está dispuesta a atracar en Lampedusa. Esta ONG ha anunciado en un tuit que tiene «urgencia de un puerto seguro» y que navega hacia la isla italiana con los inmigrantes que salvó este viernes: «Con 65 personas rescatadas a bordo, nos estamos dirigiendo hacia Lampedusa. No sentimos miedo de un ministro del Interior, nos dirigimos hacia el puerto más seguro. Se aplica la ley del mar, incluso cuando algún representante de gobierno rechaza creerlo». Una embarcación de la Guardia de Finanzas ha notificado ya al capitán del Alan Kurdi la prohibición de ingreso, tránsito y parada en aguas territoriales italianas. Al mismo tiempo, dura ha sido la réplica del ministro Salvini: «Es una nave alemana, pueden dirigirse hacia Alemania. Si desobedece, habrá consecuencias. Quien viola la ley en Italia debe responder por sus decisiones», advierte Salvini. Pulso de Salvini con una ONG italiana La tensión en Lampedusa crece porque el ministro del Interior mantiene el pulso con el velero Alex de la ONG italiana Mediterránea con 54 inmigrantes a bordo. Salvini ordenó a la tripulación dirigirse a Malta, país con el que llegó este viernes a un acuerdo de intercambio: el gobierno de La Valeta acogía los inmigrantes del velero Alex, mientras Italia se hacía cargo de otros 55 inmigrantes llegados anteriormente a territorio maltés. Pero después de innumerables mensajes intercambiados ayer y durante la noche del viernes al sábado, la ONG Mediterránea ha pedido de nuevo ingreso en el puerto de Lampedusa y está dispuesta a forzar el bloqueo para atracar: «Partir hacia el puerto de La Valeta en las condiciones actuales pondría en riesgo la seguridad de las personas a bordo del Alex», explica la ONG Mediterránea. Matteo Salvini se enfrenta a este desafío y responde: «Vayan a Malta. Es un puerto seguro europeo y no se comprende por qué estos traficantes tengan que decidir dónde ir». Pero el ministro del Interior cae en una contradicción en su pulso con los barcos humanitarios que rescatan inmigrantes. Mientras dice a la nave Alan Kurdi que se dirija hacia Alemania por ser de esa nacionalidad, al velero de una ONG italiana lo manda a Malta. Parece claro que Salvini utiliza la inmigración por motivos electorales, pero, según destaca el conocido analista Massimo Franco, «algunas organizaciones no gubernamentales comienzan a aprovecharse de la línea dura del ministro del interior para obtener más visibilidad y peso político».
06-07-2019 | Fuente: abc.es
Dos barcos con inmigrantes desafían a Salvini al tratar de desembarcar en Lampedusa
Las naves humanitarias de las ONG cargadas de inmigrantes desafían al ministro del interior, Matteo Salvini, creando ya alta tensión frente a la isla de Lampedusa. La embarcación de la ONG alemana Sea-Eye, Alan Kurdi -bautizada así en recuerdo del niño sirio encontrado ahogado en una playa turca en el 2015, cuya foto impresionó a todo el mundo-, ha desafiado abiertamente al líder de la Liga y está dispuesta a atracar en Lampedusa. Esta ONG ha anunciado en un tuit que tiene «urgencia de un puerto seguro» y que navega hacia la isla italiana con los inmigrantes que salvó este viernes: «Con 65 personas rescatadas a bordo, nos estamos dirigiendo hacia Lampedusa. No sentimos miedo de un ministro del Interior, nos dirigimos hacia el puerto más seguro. Se aplica la ley del mar, incluso cuando algún representante de gobierno rechaza creerlo». Una embarcación de la Guardia de Finanzas ha notificado ya al capitán del Alan Kurdi la prohibición de ingreso, tránsito y parada en aguas territoriales italianas. Al mismo tiempo, dura ha sido la réplica del ministro Salvini: «Es una nave alemana, pueden dirigirse hacia Alemania. Si desobedece, habrá consecuencias. Quien viola la ley en Italia debe responder por sus decisiones», advierte Salvini. Pulso de Salvini con una ONG italiana La tensión en Lampedusa crece porque el ministro del Interior mantiene el pulso con el velero Alex de la ONG italiana Mediterránea con 54 inmigrantes a bordo. Salvini ordenó a la tripulación dirigirse a Malta, país con el que llegó este viernes a un acuerdo de intercambio: el gobierno de La Valeta acogía los inmigrantes del velero Alex, mientras Italia se hacía cargo de otros 55 inmigrantes llegados anteriormente a territorio maltés. Pero después de innumerables mensajes intercambiados ayer y durante la noche del viernes al sábado, la ONG Mediterránea ha pedido de nuevo ingreso en el puerto de Lampedusa y estaba dispuesta a forzar el bloqueo para atracar: «Partir hacia el puerto de La Valeta en las condiciones actuales pondría en riesgo la seguridad de las personas a bordo del Alex», explicó la ONG Mediterránea. Matteo Salvini se enfrenta a este desafío y responde: «Vayan a Malta. Es un puerto seguro europeo y no se comprende por qué estos traficantes tengan que decidir dónde ir». El velero Alex ha atracado finalmente en Lampedusa y se encuentra a la espera de que los rescatados puedan bajar a tierra, tras declarar el «estado de necesidad por una situación intolerable higiénico-sanitaria». El ministro del Interior cae en una contradicción en su pulso con los barcos humanitarios que rescatan inmigrantes. Mientras dice a la nave Alan Kurdi que se dirija hacia Alemania por ser de esa nacionalidad, al velero de una ONG italiana lo manda a Malta. Parece claro que Salvini utiliza la inmigración por motivos electorales, pero, según destaca el conocido analista Massimo Franco, «algunas organizaciones no gubernamentales comienzan a aprovecharse de la línea dura del ministro del interior para obtener más visibilidad y peso político».
06-07-2019 | Fuente: abc.es
Tensión entre Italia y Alemania por un nuevo rescate de inmigrantes
La tensión sobre inmigración se reanuda entre Italia y Alemania. La embarcación Alan Kurdi -nombre del niño sirio encontrado ahogado en una playa turca en 2015-, que gestiona la ONG alemana Sea-Eye, rescató en la mañana de este vierenes a 65 inmigrantes frente a las costas de Libia y espera una respuesta de Malta o Italia para atracar. Fueron salvados en una condición desesperada, según Gorden Isler, capitán del buque. «Los inmigrantes rescatados han tenido una suerte increíble al ser encontrados, pues viajaban en una lancha neumática sin ningún conocimiento náutico y sin teléfonos». El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, se apresuró a escribir una carta oficial a su homólogo germano, Horst Seehofer, para pedirle una intervención directa de Alemania, considerándola responsable del deterioro de la situación a bordo. «Teniendo en cuenta cómo se desarrollan los hechos -escribe Salvini-, parece tratarse del habitual modo de operar por parte de las embarcaciones de ONG en el Mediterráneo: realizan acciones en áreas marítimas de competencia de otros países y luego se dirigen hacia las costas italianas para desembarcar. Italia, aun continuando con el respeto a la normativa supranacional y la defensa de las fronteras europeas en beneficio de los países miembros de la UE, no pretende convertirse en el único centro de acogida de inmigrantes en Europa», concluye. Una portavoz del Gobierno alemán, Martina Fiez, reconoció que «salvar vidas en el mar es un trabajo europeo; nuestro objetivo es encontrar una solución rápida, con un puerto seguro, y aclarar la redistribución de los inmigrantes». Acuerdo con Malta Mientras se resuelve el caso del Alan Kurdi, Italia y Malta llegan a un acuerdo sobre el velero Alex, de la ONG italiana Mediterránea, que el jueves rescató a 54 inmigrantes. Matteo Salvini se negó a autorizar su desembarco en un puerto italiano. Después de contactos entre los gobiernos de Roma y La Valeta se acordó que los inmigrantes fueran transbordados desde el velero a un buque militar maltés, mientras Italia se hacía cargo de otros 55 inmigrantes que se encontraban en Malta. Según había comunicado la tripulación del Alex, «a causa de las características del velero y las condiciones psicofísicas de las personas a bordo, no estaban capacitados para afrontar la travesía hacia Malta». Italia teme ahora que se reactive la ruta balcánica. De ahí que el ministro del Interior trate de intensificar la vigilancia en la frontera de Friuli Venezia Giulia con Eslovenia, por la que diariamente, según fuentes del gobierno italiano, pasan unos 80 inmigrantes irregulares.Salvini acordó ayer con su colega de Croacia establecer contactos entre las policías italiana, croata y eslovena para organizar patrullas que vigilen en territorio de Croacia y Eslovenia. Así lo confirmó el líder de la Liga en una conferencia de prensa celebrada en Trieste. Querella contra Salvini El líder de la Liga continúa, por otro lado, su pulso con la capitana de la Sea Watch, la alemana Carola Rachete, de 31 años, que forzó el pasado sábado el bloqueo impuesto por el Ministerio del Interior y atracó en el puerto de Lampedusa para desembarcar a 40 inmigrantes. Mientras la capitana ha declarado que «volvería a hacer todo igual», su abogado, Alessandro Gamberini, manifestó ayer que tiene preparada ya una querella por difamación contra el ministro del Interior por «los insultos que Salvini le ha dirigido en estas semanas; cuando a las personas se les toca la cartera, comprenden que no pueden insultar gratuitamente». Salvini replicó: «No temo a una rica y viciada comunista alemana».
04-07-2019 | Fuente: abc.es
Trípoli se plantea permitir que 8.000 refugiados alcancen Europa para huir de la guerra
Entre 7.000 y 8.000 inmigrantes que se encuentran en campos de detención podrían ser liberados para permitir que emigren a Europa, según fuentes del ejecutivo de Trípoli. Esta información preocupa sobremanera a las autoridades italianas, porque podrían aumentar notablemente los intentos de inmigrantes para desembarcar en Italia. En este sentido, se han producido noticias alarmantes en las últimas horas. La barca a vela Alex de la ONG italiana Mediterránea rescató ayer 54 náufragos deshidratados, entre ellos mujeres y niños, frente a las costas de Libia. Su tripulación pidió con urgencia la ayuda de un puerto seguro. El ministro del Interior, Matteo Salvini, le respondió: «Vayan a Túnez, que está más cerca que Lampedusa». Horas antes se lanzó también la alarma por un naufragio frente a las costas de Túnez, temiéndose por la vida de 82 inmigrantes, que se dan por desaparecidos. Solo 3 se salvaron. Posible liberación Mientras tanto, la guerra civil en Libia se recrudece y los inmigrantes desean escapar de ese infierno. El llamado gobierno de Salvación Nacional del presidente Fayez Farraj «está analizando el cierre de todos los centros de detención de refugiados y la liberación de todos los inmigrantes», según informa The Libya Observer, un medio próximo a las autoridades de Tripoli, citando al ministro del Interior, Fathi Bashagha. Los centros de detención «oficiales» controlados por el gobierno son más de veinte en Trípoli y sus alrededores, en los que hay casi 8.000 personas, procedentes de países subsaharianos, que en su mayoría entraron de forma ilegal en Libia. Aparte, están las prisiones secretas de las milicias que cooperan con los traficantes de seres humanos, cárceles sobre las que no hay datos seguros sobre los detenidos, porque no mantienen contactos con la ONU ni con las organizaciones humanitarias. El anuncio del gobierno de al Serraj para liberar a los inmigrantes llegó ayer, un día después del bombardeo del centro de detención de Tajoura, donde murieron al menos 53 inmigrantes, entre ellos 6 niños, y los heridos fueron 130, según fuentes de Naciones Unidas. El ataque fue realizado por la aviación que apoya al general khalifa Haftar en Bengasi. Esa matanza de inmigrantes ocupó las primeras páginas de los diarios de todo el mundo, pero se mantuvo la inactividad de la comunidad internacional frente a la agresión de Haftar, lo que es motivo de impotencia y rabia en el gobierno de Trípoli. El consejo de seguridad de la ONU, que se reunió el miércoles, ni siquiera llegó a un acuerdo para condenar el ataque, al no apoyar Estados Unidos el texto propuesto por el reino Unido en el que se condenaba el bombardeo atribuido a las fuerzas del general Haftar. Esta situación hace aumentar la frustración del gobierno de Trípoli, lo que tiene consecuencias en la situación de los inmigrantes: «Si la comunidad internacional no hace nada para protegernos contra Haftar, ¿por qué tenemos nosotros que ayudar a Europa para evitar la salida de los refugiados?», comentan fuentes del gobierno de Trípoli.
04-07-2019 | Fuente: abc.es
Audiencia del Papa Francisco a Putin en el Vaticano
Roma es hoy una ciudad blindada para la visita de unas 10 horas que realiza el presidente ruso Vladimir Putin. Su primer encuentro fue con el Papa Francisco en el Vaticano, con todos los dispositivos de seguridad reforzados, sin permitirse la entrada de turistas y peregrinos en la plaza de San Pedro. Putin la atravesó con una caravana de una treintena de coches y fue acogido con un cálido apretón de mano por el papa Francisco en la Biblioteca del apartamento pontificio, donde llegó a las 14:15, con casi una hora de retraso. Ha sido el tercer encuentro del Papa Francisco y Vladimir Putin en el Vaticano , lo que refleja la especial atención del líder ruso por la figura del Pontífice y la «geopolítica» de la Santa Sede. Tras la fotos de rigor, comenzó la audiencia que duró casi una hora, para hablar de las crisis que inquietan y sacuden el planeta. Moscú considera que en una parte de los temas más preocupantes ?Oriente Medio, desarme atómico o Venezuela- , sus posiciones están en cierta sintonía con las del Vaticano. La Santa Sede, al igual que hace con cualquier otra potencia, sin alinearse con las posiciones de Moscú, considera a Rusia un interlocutor importante para afrontar algunas de las crisis actuales en el mundo, en particular las que preocupan a la Santa Sede, como la situación en Siria y el conflicto en la región oriental de Ucrania. Por parte de Rusia se apreció la indicación de Francisco a los católicos de Ucrania para que no se entrometan en la crisis interna del mundo ortodoxo ucraniano. Después de la audiencia con el Papa, el presidente ruso encontró al secretario de Estado, cardenal Parolin, quien hace unos días se refirió al carácter religioso de Putin: «El presidente de Rusia se considera un hombre religioso y, en consecuencia, pienso que reconozca al Papa la encarnación de valores que considera importantes en su vida». Reunión en el Quirinal Tras su visita al Vaticano, Putin acudió al palacio del Quirinal para almorzar con el presidente de la República, Sergio Mattarella. Después se verá con el primer ministro, Giuseppe Conte, y tras su encuentro ambos darán una conferencia de prensa conjunta. Óptimas son las relaciones entre Roma y Moscú. Con sus interlocutores, Putin hablará de la crisis de Ucrania, Libia, Venezuela, la compleja cuestión atómica de Irán y las sanciones europeas a Rusia. En una entrevista con el «Corriere della Sera», el presidente ruso se mostró dispuesto a reavivar el diálogo estratégico con la Casa Blanca, pero resaltó la «difícil interacción con Estados Unidos para reducir los armamentos estratégicos». Putin reconoció al «Corriere» que Rusia mantiene contactos permanentes con el líder de la Liga, Matteo Salvini. Vladimir Putin concluirá su visita a Roma con un encuentro en el aeropuerto con su amigo el exprimer ministro Silvio Belusconi.
04-07-2019 | Fuente: abc.es
Putin pide a Italia que medie para que se retiren las sanciones económicas de la UE a Rusia
La guerra civil de Libia y el consiguiente retorno del terrorismo islámico ha sido la preocupación común en los encuentros de Vladimir Putin con el presidente de la República, Sergio Mattarela, y el primer ministro, Giuseppe Conte. En su conferencia conjunta con el jefe del gobierno italiano, el presidente ruso atacó la actuación de la OTAN en el país africano: «La intervención de la OTAN en Libia ha destruido el país», dijo Putin. Italia y Rusia se mostraron de acuerdo en «apoyar el papel de la ONU y trabajar por un rápido alto el fuego y retorno a la negociación». Putin pidió a Italia, país con el que mantiene óptimas relaciones, que trabaje para que la Unión Europea levante las sanciones económicas a Rusia, impuestas tras su intervención en el este de Ucrania. El presidente ruso agradeció la posición de Conte, quien explicó que Italia desea que se supere el problema de las sanciones económicas, porque no hacen bien a Rusia, ni a la UE ni a Italia. Además de la crisis de Libia y las sanciones económicas europeas a Rusia por Ucrania, en las conversaciones bilaterales se habló también de la compleja cuestión atómica de Irán y de Venezuela, expresando Putin y Conte el deseo de que la crisis venezolana se resuelva con unas elecciones. Audiencia con el Papa La visita de diez horas del presidente ruso a Roma, que ayer fue una ciudad blindada, se abrió con un intenso coloquio con el Papa Francisco, agradeciéndole Putin al final el «discurso muy sustancioso e interesante» que le había hecho el Pontífice. Todos los dispositivos de seguridad se reforzaron en el Vaticano, sin permitirse la entrada de turistas y peregrinos en la plaza de San Pedro. Putin la atravesó con una caravana de una treintena de coches y fue acogido con un cálido apretón de mano por el Papa Francisco en la Biblioteca del apartamento pontificio, donde llegó a las 14.15, con casi una hora de retraso. Era el tercer encuentro del Papa Francisco y Vladimir Putin en el Vaticano, lo que refleja la especial atención del líder ruso por la figura del Pontífice y la «geopolítica» de la Santa Sede. Tras la fotos de rigor, comenzó la audiencia que duró 55 minutos, para hablar de la crisis que inquietan y sacuden el planeta. Moscú estima que en una parte de los temas más preocupantes -Oriente medio, desarme atómico o Venezuela-, sus posiciones están en cierta sintonía con las del Vaticano. La Santa Sede, al igual que hace con cualquier otra potencia, sin alinearse con las posiciones rusas, considera a Rusia un interlocutor importante para afrontar algunas de las crisis actuales en el mundo, como la situación en Siria y el conflicto en la región oriental de Ucrania. Francisco le regaló a Putin el mensaje de la Jornada Mundial de la Paz 2019 para este año, diciéndole: «Lo he firmado para usted». También le donó un grabado de 1739 con la plaza de San Pedro y la Basílica, «para que no se olvide de Roma». Por su parte, el presidente Putin le regaló al Pontífice un icono con los Santos Pedro y Pablo, además del libro de fotografías en blanco y negro y el DVD del film «The Sin» (El Pecado) sobre Miguel Ángel, del realizador ruso Andrej Konchalovskij, con producción italo-rusa. Vladimir Putin se despidió del Pontífice con elogios y agradecimiento: «Gracias por el tiempo que me ha dedicado y por el discurso muy sustancioso e interesante». Por su parte, el Papa lo despidió con su habitual frase: «Rece por mí». Putin reconoció a los medios italianos que Rusia mantiene contactos permanentes con el líder de la Liga, Matteo Salvini. Tuvo la oportunidad de conversar con él en la cena con la que las delegaciones de Italia y Roma cerraron la visita. El presidente ruso concluyó su rápido viaje a Roma con un encuentro en el aeropuerto con su viejo amigo Silvio Berlusconi, del que dijo: «Es un líder de talla mundial».
03-07-2019 | Fuente: abc.es
La capitana del Sea Watch 3, trasladada a un lugar secreto tras recibir amenazas
El caso de la Sea Watch y de su capitana alemana Carola Rackete, 31 años, ha desencadenado una guerra de insultos y amenazas, así como una creciente ola de odio en las redes sociales. A causa de las amenazas , la capitana se ha visto obligada a abandonar Agrigento (Sicilia) durante la noche del martes al miércoles para trasladarse a «un lugar seguro«. Ruben Neugebauer, portavoz de la ONG alemana Sea Watch, ha confirmado que «ha habido algunas amenazas, pero Carola está bien». La capitana ha recibido grandes muestras de solidaridad tras quedar libre el martes, por decisión de la jueza de instrucción Alessandra Vella, que consideró que la capitana «actuó para cumplir el deber de llevar a salvo los inmigrantes. Los puertos libios y tunecinos no son seguros, por lo que fue justo dirigirse hacia Lampedusa». Múltiples muestras de solidaridad Carola Rackete confesó que le han emocionado las muchas muestras de solidaridad que ha recibido. El hecho más evidente de esa solidaridad es que en solo 24 horas se donaron 200.000 euros en Italia y el doble en Alemania para pagar la multa impuesta por violar, según el ministerio del Interior, la normativa del decreto sobre seguridad, una multa establecida en 20.000 euros si la paga de inmediato y si se demora llegaría hasta los 50.000 euros. Carola Rackete tendrá que volver a Agrigento el próximo 9 de julio, para ser interrogada por la fiscalía en otra causa en la que se ve indagada por favorecer, presuntamente, la inmigración ilegal. En esa lamentable guerra de insultos y amenazas, la más golpeada es la capitana, cubierta de insultos sexistas y soeces, hasta incluso desearle que fuera violada. Ella ha replicado con una simple frase: «Vuestro odio es una medalla». Quienes la defendieron, incluidas las cantantes Emma Marrone y Paola Turci, han terminado también en el punto de mira de los que destilan odio en las redes sociales. La misma furia se ha desatado contra la líder del partido de extrema derecha Fratelli d? Italia (Hermanos de Italia), Giorgia Meloni, que sobrepasó por la derecha el extremismo de Matteo Salvini para declarar: «La Sea Watch se debe hundir». Obviamente sin la tripulación y sin inmigrantes. Giorgia Meloni ha reproducido algunos de los comentarios que le han dirigido, entre ellos este: «Hay que hundirte a ti con una buena piedra atada al cuello». El caso de la Sea Watch no ha dejado indiferente a nadie en Italia y el país se ha dividido.
1
...