Infortelecom

Noticias de matteo salvini

23-06-2018 | Fuente: abc.es
Macron denuncia la «lepra nacionalista» que amenaza los valores de Europa
La «lepra nacionalista» denunciada por Emmanuel Macron atiza una polvareda podrida con muchos flecos nacionales y europeos. Saliendo al paso de la agitación ultra nacionalista en Italia y Europa del Este, el presidente francés ha denunciado las «amenazas» de una «lepra nacionalista» que no nombraba a nadie en concreto, aludiendo al mismo tiempo a muchos dirigentes franceses y europeos. Hace días, Macron ya había denunciado el fantasma de una «guerra civil» entre europeos partidarios de la sociedad abierta y europeos satisfechos con sus regímenes «iliberales». «Iliberales» es calificativo sociológico utilizado para nombrar personalidades o regímenes políticos que ?coquetean? con modelos ultra nacionalistas y autoritarios. Sin nombrar a nadie expresamente, Macron alude indirectamente a los dirigentes europeos más ultra nacionalistas ante la crisis continental de la inmigración. Días pasados, el presidente francés y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, fingieron «enterrar» la crisis franco - italiana provocada por el Aquarius, acogido en el puerto de Valencia. Aquella parodia diplomática apenas ha durado unos días. Tras tratar a los inmigrantes de un nuevo barco de «carne humana», desde Roma, el ministro italiano del interior, Matteo Salvini ha respondido más directamente a Macron, invitándolo a «acoger» inmigrantes, «para poder hablar». La «lepra nacionalista» denunciada por Macron atiza las brasas de la misma crisis, con muchos flecos nacionales. Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional (FN, extrema derecha populista) y Jean-Luc Mélenchon, presidente de Francia Insumisa (FI, extrema izquierda populista) critican a Macron en los mismos términos. Desde la extrema derecha, Le Pen dice defender los «intereses nacionales». Desde la extrema izquierda Mélenchon dicen defender a los «pobres», afirmando que Macron es el «presidente de los ricos». Intentando adoptar una política «equilibrada», en el fondo, y «enérgica» en el terreno conceptual, Macron no consigue contentar completamente a nadie.
22-06-2018 | Fuente: abc.es
Malta rechaza acoger el barco de Lifeline, con más de 200 inmigrantes a bordo
Las autoridades de Malta han rechazado este viernes acoger al barco de la ONG alemana Lifeline, que permanece en el Mediterráneo con más de 200 inmigrantes a bordo y a la espera de que algún país le permita atracar en un puerto seguro. La ONG ha confirmado a EFE que a bordo tienen a 224 personas, si bien el ministro italiano del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, aseguró en Twitter que el barco transporta a 239 rescatados, mientras que las autoridades de Malta, en un comunicado oficial, los han cifrado en 234. El barco, que porta bandera holandesa, se encuentra próximo a las aguas de Malta, por lo que las autoridades italianas han pedido a este país que se haga cargo de estas personas. Salvini ya ha advertido de que no dejará que lleguen a Italia a las ONG que asistan a migrantes en el Mediterráneo, mientras que el ministro italiano de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, ha exigido a Malta que abra sus puertos. Toninelli ha publicado este viernes un mensaje en la red social de Facebook en el que adjuntó la fotocopia de un comunicado de las autoridades maltesas en las que rechazan abrir sus puertos a la organización. Malta estima que no puede ser «responsable de la irresponsabilidad de un barco» que navega con sobrecarga, ya que tiene una capacidad de 50 personas y lleva a bordo a estos más de 200 socorridos. También opina que «el barco no ha señalado estar en situación de peligro» y por tanto no es necesario que Malta asuma su situación por estar próxima a sus aguas, tal y como pide Italia. Malta añade que el barco debe ser responsabilidad del país del que porta la bandera, en este caso de Holanda, y que por tanto se limitará a «controlar» y «proporcionar asistencia de casos médicos urgentes y cualquier suministro si es necesario». Toninelli ha criticado «la falta de humanidad de Malta» y ha dicho que esta postura «es el espejo de la Unión Europea». «El centro de coordinación de salvamentos de La Valeta ha rechazado cualquier tipo de intervención. Para ellos, de hecho, la situación del barco de esta ONG no es un caso de inminente peligro, Absurdo dado que estamos hablando de una embarcación con una carga cinco veces superior a la que puede contener», ha subrayado. El ministro italiano ha considerado que la negativa de Malta «no tiene ninguna justificación» y ha pedido a la Unión Europea (UE) que intervenga para «remediar la falta de humanidad de Malta, para salvar ahora los inmigrantes de Lifeline y en un futuro para desincentivar las salidas de 'las barcazas de la muerte'». El barco se encuentra en el Mediterráneo esperando instrucciones, un caso que recuerda a la situación que vivió recientemente el Aquarius, de las ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras, que tuvo que trasladarse a España, Valencia, con 630 migrantes, tras las negativas de Italia y Malta.
22-06-2018 | Fuente: abc.es
Salvini se burla de Macron: «Es un señorito educado que se ha excedido con el champán»
El ministro de Interior de Italia y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha tachado este viernes al presidente francés, Emmanuel Macron, de «un señorito educado que se había excedido con el champán» al criticar el populismo en Europa. «Macron no está expresando grandísima simpatía en estos días. Ha dicho que quien no acoge en sus puertos a los inmigrantes es un populista leproso», ha señalado en un acto electoral en Massa (centro), después de que varios seguidores le hayan pedido que hablara de Francia. Salvini ha acusado al mandatario francés de ser «un señorito educado que se había excedido con el champán probablemente» y ha advertido de que el Gobierno italiano, del que también es vicepresidente, «no acepta lecciones de los franceses». El dirigente ultraderechista se refería a las palabras del líder francés cuando recientemente ha alertado de la «lepra» del auge del populismo en el seno de la Unión Europea, aunque sin nombrar a ningún Gobierno o país en concreto. Salvini ha afirmado que Francia «despliega la policía» en la frontera con Italia, ante la localidad de Ventimiglia (noroeste), para impedir el acceso al país de los inmigrantes desde territorio italiano. Macron «tiene todo el derecho a hacerlo, pero que al menos no moleste (..). Si quiere empezar a ser generoso, que dé el número de su Capitanearía de puerto y las próximas diez barcazas (con inmigrantes) se las mandamos a Marsella», ha declarado, provocando el aplauso y las risas de sus seguidores. El también vicepresidente y líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio, calificó el jueves las palabras del presidente galo de «ofensivas y fuera de lugar». El nuevo Gobierno de Italia ha mantenido algunos desencuentros con la Francia de Macron por el tema de la inmigración, después de que este tildara de «cínica» la política de Roma al impedir el desembarco de 630 inmigrantes rescatados por la nave Aquarius, que finalmente fueron acogidos por España.
22-06-2018 | Fuente: abc.es
Salvini pide a Malta que abra los puertos al barco de Lifeline con 224 inmigrantes
El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, instó hoy a las autoridades de Malta a que abran sus puertos al barco de la ONG alemana Lifeline con 224 inmigrantes a bordo y amenazó a la tripulación con detenciones si llegan a Italia. Salvini publicó hoy en Twitter que el barco de Lifeline se encuentra actualmente en aguas de Malta y que se ha instado a las autoridades de este país «a que abra los puertos por seguridad de la tripulación y los pasajeros». «Esta claro que esta nave será después confiscada y su tripulación detenida. Nunca más en el mar para traficar», agregó. Se repite así lo ocurrido con el barco Aquarius de las ONG SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras que tras el rechazo de Malta e Italia desembarcó a los 630 inmigrantes que llevaba a bordo en el puerto de Valencia tras el ofrecimiento del Gobierno español. El portavoz de Lifeline, Axel Steier, explicó a Efe que por el momento no ha recibido ninguna instrucción por parte de las autoridades italianas tras haber rescatado en la madrugada del miércoles a 224 personas. «No tenemos ninguna noticia. No se ha producido el transbordo de los inmigrantes y tampoco nos han llamado para asignarnos un puerto seguro», subrayó Steier. El ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, explicó que los 224 rescatados serían trasladados a barcos de la Guardia Costera y que la embarcación de la ONG sea conducida a un puerto en Italia para ser investigada. Toninelli grabó un mensaje en la red social Facebook y leyó un comunicado del Gobierno holandés en el que asegura que esa nave «porta ilegalmente la bandera holandesa» y por tanto sería requisada y llevada a puerto. Sin embargo la ONG alemana publicó en las redes sociales los documentos que prueban que la embarcación está efectivamente registrada en Holanda en fecha 19 de septiembre de 2017 y con validez hasta 2019.
22-06-2018 | Fuente: elpais.com
Italia redobla el pulso con sus socios de la UE en la cuestión migratoria
Matteo Salvini rechaza la entrada de otro barco con 224 inmigrantes a bordo y pide al primer ministro, Giusepp Conte, que no asista a la minicumbre de Bruselas el domingo
21-06-2018 | Fuente: abc.es
Salvini vuelve a cerrar los puertos italianos a un barco con «carne humana»
Después del drama del caso Aquarius, odisea que acabó en Valencia, se reabre el frente crítico de los salvamentos en el Mediterráneo realizados por las naves de organizaciones no gubernamentales. Italia desencadena una nueva batalla diplomática y humanitaria, mientras el ministro del Interior, Matteo Salvini, sigue con su desafío a Bruselas por su política migratoria e invita al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, a acoger los cuatro próximos barcos cargados de inmigrantes en el Mediterráneo. A la caída de la tarde de ayer, estallaba otro enfrentamiento entre el presidente francés y los vicepresidentes del gobierno italiano, Matteo Salvini y Luigi Di Maio. «Los populistas en Europa son como la lepra», dijo Macron. Inmediata fue la réplica de Di Maio: «Hipócrita». El barco Lifeline, de una ONG alemana con bandera holandesa, rescató ayer, al amanecer, a más de 300 inmigrantes, frente a las costas de Libia. Un tuit de la Lifeline precisaba que estaban rescatando entre 300-400 náufragos, mientras el ministro de Transportes, Danilo Tininelli, del que dependen el funcionamiento de los puertos italianos, precisaba que eran unos 250 inmigrantes. Salvini, en una intervención en directo en Facebook ofreció algunos detalles: «Se ha producido una gravísima violación por parte de una nave de una ONG, ahora basta; debe ir a Holanda. Las embarcaciones de pseudovoluntarios no tocarán nunca más suelo italiano», dijo Salvini. En su habitual tono amenazador, el líder de la Liga Norte, de extrema derecha, prosiguió con tono durísimo: «La Guardia Costera italiana les ha escrito para que no se movieran, que se ocupaba Libia, pero estos desgraciados, incluso poniendo en peligro la vida de los inmigrantes en estos botes, no han escuchado a nadie y han intervenido cargando su cantidad de carne humana a bordo. Bien, esta carga de seres humanos la lleváis a Holanda. Pienso que estarán muy disponibles a secundar vuestra generosidad». Después el ministro atacó a las ONG, llamándolas, como suele hacer habitualmente, «taxis del mar»: «Ni hablar de puertos italianos. Queremos cortar de raíz la mafia de la inmigración clandestina que causa miles de víctimas. Estas ONG extranjeras no tocarán más suelo italiano. Nuestras naves militares y de la Guardia Costera, que meritoriamente continuarán salvando vidas humanas, estarán cada vez más cerca de las costas italianas. Solos no podemos hacer ya más. Hay otros que deben intervenir: Túnez, Malta, Francia y España». Enfrentamiento con Holanda También se abrió ayer jueves un enfrentamiento diplomático entre el gobierno italiano y el de Holanda, por la presunta procedencia del barco de Lifeline. Estos barcos pertenecen a ONG alemanas y no están registradas en Holanda. Por tanto, este país no puede darles instrucciones. Italia es consciente de la posición holandesa». También en la tarde, y por sorpresa, el ministro de Transportes, del Movimiento 5 Estrellas (M5E), Danilo Toninelli, realizó una declaración, corrigiendo a Salvini: «Salvaremos las vidas humanas de la Lifeline. Pero inmediatamente después secuestraremos la nave». La sorprendente declaración de Toninelli, en la práctica una contraorden a la posición de Salvini, se explica por la preocupación que existe en el M5E ante el creciente protagonismo del líder ultraderechista, que se ha convertido en el ministro protagonista del gobierno, prácticamente anulando la visibilidad del resto del Ejecutivo. Al margen del frente humanitario abierto en aguas del Mediterráneo, Matteo Salvini abrió ayer otro frente político, volviendo a desafiar a la Unión Europea en el problema migratorio, en relación con la cumbre convocada en Bruselas este domingo, con la participación de los líderes de Alemania, Francia, Italia y España. En declaraciones al programa «Porta a Porta» de la RAI, Salvini atacó a Berlín y París: «Si vamos a Bruselas para tener ya los deberes escritos por Francia y Alemania, si piensan en enviarnos inmigrantes en lugar de ayudarnos, entonces ni siquiera vamos a Bruselas y nos ahorramos el dinero del viaje. El pueblo italiano no está en venta», dijo Salvini, reiterando la amenaza de usar el arma de los pagos de Italia a la UE (aporta unos 20.000 millones de euros a las arcas comunitarias y recibe unos 12.000). Después, Salvini lanzó un dardo a Macron y al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez: «Macrón es un charlatán y también Sánchez, aunque está (en la presidencia) desde hace poco. ¿Hablan de bondad y de generosidad? Que lo demuestren», señaló Salvini, al tiempo que solicitaba a España acoger «los próximos cuatro barcos con inmigrantes en el Mediterráneo». Alemania cede La irritación del Gobierno italiano contra Berlín y París, hasta el punto de amenazar con «no firmar planes ya escritos», tiene su origen en el desacuerdo de Roma en dos puntos polémicos a tratar en la cumbre de Bruselas: la recolocación de inmigrantes y la repatriación a Italia de aquellos prófugos que llegaron en el pasado a este país y luego se dirigieron a otras naciones europeas. Al final, la canciller alemana Angela Merkel ha dado marcha atrás y el borrador preparado para Bruselas no se presentará en la cumbre. El gobierno italiano estaba exultante con la decisión alemana y para Bruselas llevará varias propuestas, como centros de inmigrantes en los países de origen y de tránsito, para valorar quiénes merecen el derecho de asilo; incremento de las relaciones con terceros países para frenar el «tráfico de muerte», y reforzar las fronteras.
21-06-2018 | Fuente: abc.es
Italia ordena inmovilizar un barco de una ONG con 224 inmigrantes a bordo
El Gobierno italiano ha ordenado este jueves conducir a puerto e inmovilizar la embarcación de una ONG alemana que se encuentra en el Mediterráneo con 224 inmigrantes rescatados a bordo, para investigar si está incurriendo en irregularidades en sus labores de salvamento. Los migrantes serán trasladados en las próximas horas a buques de la Guardia Costera italiana para desembarcar en puerto seguro. El barco de la ONG Lifeline, que porta bandera holandesa, ha socorrido en las últimas horas a 224 personas en el Mediterráneo, cuando se dirigían desde Libia hacia Europa. La organización había solicitado este jueves que las autoridades italianas le concedieran permiso para atracar en algún puerto del país. «Esperamos que las autoridades competentes actúen de acuerdo con el derecho internacional y las directrices de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre el tratamiento de las personas rescatadas en el mar», según un comunicado de la ONG. Indicó que temía enfrentarse a una situación similar a la que vivió el buque Aquarius, de SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, al que el Ejecutivo italiano prohibió el 10 de junio atracar en sus puertos y desembarcó una semana después en España con 630 inmigrantes a bordo. La respuesta del Gobierno de Roma a Lifeline se ha producido mediante una orden del ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), de que los 224 rescatados sean trasladados a barcos de la Guardia Costera y que la embarcación de la ONG sea conducida a un puerto en Italia para ser investigada. Toninelli grabó un mensaje en la red social Facebook y leyó un comunicado del Gobierno holandés en el que asegura que esa nave «porta ilegalmente la bandera holandesa». «Si esta noticia se confirma, es una embarcación que no debería poder navegar en las aguas del Mediterráneo», resalta el ministro italiano. Además, precisa que el barco tiene 30 metros y capacidad para 50 personas (ahora transporta a 224 pasajeros), por lo que no está equipada para socorrer a migrantes en el Mediterráneo, y será investigada para verificar, primero, si lleva legalmente la bandera holandesa y, después, si está «poniendo en peligro las vidas» de los rescatados. Añade que los guardacostas italianos habían avisado a sus colegas libios de la necesidad de asistir a una embarcación a la deriva y de hacerse cargo del rescate, pero Lifeline desoyó este procedimiento e intervino «actuando contra cualquier regla del derecho internacional». El ministro considera que el hecho de que haya ONG que socorren a migrantes a menos de 30 millas de las costas de Libia incentiva «la salida de las barcazas de la muerte». En su opinión, la crisis migratoria es un problema que afecta a Europa, no solo a Italia, y debe ser la Unión Europea en su conjunto la que de una respuesta. La única solución, prosigue, es crear centros de registro de refugiados que gestionen las peticiones de asilo en los países de tránsito de estas personas, «concertando acuerdos con la misma Libia», con lo que se cerraría la ruta del Mediterráneo. Además de Lifeline, las autoridades italianas investigarán a otra ONG que navega en el Mediterráneo con bandera holandesa, Seefuchs, ya que, según Toninelli, tampoco tiene permiso para llevarla. En paralelo, el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, de la ultraderechista Liga que junto al M5S conforma el Gobierno, recalcó hoy que las ONG que operan en el Mediterráneo central para rescatar a inmigrantes «no tocarán suelo italiano». Colgó un vídeo en las redes sociales sobre la situación de la ONG en cuestión y subrayó que «la Guardia Costera italiana» les había dicho que «no se movieran, que se ocupaba Libia». «Pero estos desgraciados, incluso poniendo en peligro la vida de los inmigrantes en esos botes, no han escuchado a nadie y han intervenido cargando su cantidad de carne humana a bordo», acusó el político populista. Confirmó que el Ejecutivo italiano trabaja para «acabar con la mafia de la inmigración clandestina que causa miles de víctimas» y cargó contra los «taxis del mar que luego desembarcan en Italia». El líder del M5S, Luigi Di Maio, ministro de Desarrollo Económico y Trabajo y Políticas Sociales, criticó en Twitter al presidente de Francia, Emmanuel Macron, le acusó de hipocresía por defender la solidaridad con los refugiados y cerrar al mismo tiempo el paso fronterizo de Ventimiglia y dijo que «la solidaridad o es europea o no lo es».
21-06-2018 | Fuente: elpais.com
Italia redobla el pulso con sus socios de la UE en la cuestión migratoria
Matteo Salvini rechaza la entrada de otro barco con 224 inmigrantes a bordo y pide al primer ministro, Giusepp Conte, que no asista a la minicumbre de Bruselas el domingo
21-06-2018 | Fuente: abc.es
El xenófobo Salvini tacha de «charlatanes» a Sánchez y Macron por la crisis migratoria
Cuando el ministro del Interior italiano, el xenófobo Matteo Salvini, acusó de «charlatanes» al presidente de España, Pedro Sánchez, y al presidente de Francia, Emmanuel Macron, casi se podía adivinar lo que iba a suceder este jueves. El líder de la Liga Norte, que criticó a ambos mandatarios por su gestión de la crisis migratoria, ha decidido mantener firme en sus políticas, ignorar las críticas y rechazar de nuevo la llegada de un barco de inmigrantes a las costas de su país. Se trata del segundo que se niega a recibir después de que la semana pasada prohibiera que el Aquarius, con 629 personas a bordo, desembarcase en Italia. El «charlatanes» de Salvini, que afea a la Unión Europea haber dado la espalda a Italia en la gestión de la crisis migratoria, es la última bofetada de un cruce de reproches que no ha cesado desde hace días. Durante la gestión de la crisis del Aquarius, el barco que España finalmente aceptó en sus costas por orden del Gobierno socialista, el ministro del Interior italiano celebró haberse salido con la suya a través de varios mensajes en su perfil de Twitter. Por su parte, Macron, que no quiso recibir a los inmigrantes en Francia, tachó la actitud de Roma de «cínica» e «irresponsable», desatando la ira del líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi de Maio, que exigió que el Elíseo pidiera disculpas. «Que estos señores sepan que Italia no va a ser más cómplice del negocio de la inmigración clandestina, y que deberán buscar otros puertos no italianos hacia los que dirigirse. Como ministro y como padre, lo hago por el bien de todos», afirmó Salvini el pasado sábado. Ese argumento, el de evitar la «inmigración clandestina», es el que el ministro del Interior italiano emplea para defender su postura y para negarse a recibir a los barcos que llegan desde Libia. Por su parte, SOS Mediterráneo, la ONG encargada del Aquarius, explicó a ABC que la situación de los inmigrantes en el país africano es tan desesperada que frenar su deseo de cruzar hacia Europa resulta casi imposible; sin misiones de salvamento, por tanto, las muertes en el mar se incrementarían de forma dramática. Nuevo barco, nueva crisis El barco Lifeline, de una ONG alemana con bandera holandesa, ha rescatado a casi 400 inmigrantes frente a las costas de Libia este jueves. Salvini , en una intervención en directo en Facebook, ha señalado que se ha producido «una gravísima violación por parte de una nave de una ONG; ahora basta; debe ir a Holanda. Las embarcaciones de pseudovoluntarios no tocarán nunca más suelo italiano». Los socorristas de la Lifeline han pedido ayuda a la Guardia costera italiana y a algún barco mercante que se encontraba en la zona. La respuesta del ministro Salvini ha sido durísima: «Las reglas si existen deben ser respetadas. ¿Habéis hacho un acto de fuerza no escuchando a la Guardia costera italiana y de Libia? Bien, esta carga de seres humanos la lleváis a Holanda. Pienso que estarán muy disponibles a secundar vuestra generosidad». Después el ministro ha añadido: «Ni hablar de puertos italianos. Queremos cortar de raíz la mafia de la inmigración clandestina. Estas ONG extranjeras no tocarán más suelo italiano. Nuestras naves militares y de la Guardia Costera, que meritoriamente continuarán a salvar vidas humanas, estarán cada vez más cerca de las costas italianas. Solos no podemos hacer ya más. Hay otros que deben intervenir: Túnez, Malta, Francia y España». Salvini ha mostrado la carta que el ministro italiano de Asuntos Exteriores envió el 16 de junio a la embajada holandesa en Roma, pidiendo explicaciones sobre la actividad de la nave Lifeline, sin obtener ninguna respuesta. La ONG de la Lifeline había definido al ministro Salvini en las redes sociales como un «fascista», cancelando después el tuit.
19-06-2018 | Fuente: abc.es
El «sonoro fracaso» de la UE en la reubicación de refugiados
Europa vuelve a vivir uno de sus momentos más tensos debido a la llegada de inmigrantes y refugiados a sus costas. Si en septiembre de 2015 el detonante fue la foto de Aylan, un niño de tres años, en una playa turca de Bodrum; ahora ha sido la decisión del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, de rechazar un barco con 629 refugiados la que ha reavivado un problema que ha puesto en jaque las políticas comunitarias y nacionales europeas en los últimos dos años. A pesar de los esfuerzos de Bruselas, plasmados en varios acuerdos, tanto en el seno de la UE como bilaterales -Turquía, Afganistán-, el problemas lejos de resolverse se ha enquistado. Su falta de operatividad se ha traducido en el incumplimiento del acuerdo de cuotas de reubicación de refugiados firmado en septiembre de 2015 por la UE. Ninguno de sus socios ha cubierto los objetivos, y algunos de ellos incluso se han negado a aceptar refugiados -el grupo de Visegrado-. El plazo para llevar este acuerdo, dos años, se cumplió hace casi nueve meses «con un sonoro fracaso». De los 160.000 refugiados prometidos, solo han sido reubicados algo más de 30.000, según denuncia la Comisión España de Ayuda al Refugiado (CEAR) en su informe anual, presentado ayer. El texto hace un repaso por la evolución de la crisis migratoria. Si bien es cierto que ha disminuido de manera importante la llegada de inmigrantes y refugiados a Europa, que ha pasado de recibir más de un millón en 2015 a 171.635 en 2017 -algo que estaría directamente vinculado con el acuerdo bilateral con Turquía-, la urgencia por acoger a miles de personas que huyen de la violencia de sus países persiste. Es un hecho, además, que el acuerdo con Ankara obligó a los refugiados a cambiar de ruta, adentrándose en territorios dominados por las mafias. Así, en 2017 «miles de personas quedaron atrapadas en países de tránsito donde no se respetan sus derechos humanos», apunta el informe; «otros miles fallecieron en el Mediterráneo, que sigue siendo la ruta migratoria más mortal del mundo». En total, 3.139 personas perecieron haciendo esta ruta. La ruta de los Balcanes Respecto a otras rutas, mientras CEAR subraya el «retroceso» de los países de Europa del Este en política migratoria y de asilo, cada vez más restrictiva, Cruz Roja alertaba ayer lunes del incremento del número inmigrantes que intentan pasar por los Balcanes. Así, en 2018 habrían llegado a Bosnia-Herzegovina, el país más contaminado de minas de Europa, y Croacia unos 5.600 inmigrantes, frente a los 754 que recibieron a lo largo de todo el año 2017. Si bien el informe hace referencia a la disminución de personas que solicitaron protección internacional en algún país de la UE el año pasado -704.625, frente a 1.259.2645, en 2016- también hace hincapié en el imparable incremento del número de desplazados forzosos en el mundo, que supera ya los 70 millones de personas. El país con más desplazados sigue siendo Siria, con más de doce millones de personas, la mitad de ellas fuera de su país. Salvini promete un censo de gitanos El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, anunció ayer su intención de hacer «un censo de los gitanos, los que son italianos desgraciadamente los debemos tener, a los irregulares los expulsaremos», dijo al canal TeleLombardia. «En el ministerio he pedido que me preparen un dossier sobre la cuestión de los gitanos en Italia, porque es el caos», declaró, subrayando que es necesario «un reconocimiento sobre los gitanos para saber quiénes, cómo y cuántos son». La propuesta ha suscitado la indignación de las asociaciones de gitanos: «El censo étnico está prohibido por ley en Italia».
1
...