Infortelecom

Noticias de marine le pen

11-04-2022 | Fuente: abc.es
El voto de izquierda se refugia en los postulados extremistas de Jean-Luc Mélenchon
Hundidos históricamente el PS y el PCF, Jean-Luc Mélenchon, líder de La Francia Insumisa (extrema izquierda populista), se ha convertido, provisionalmente, en el único líder visible de las izquierdas, tras conseguir el 21,95% de los votos de la primera vuelta, un resultado sin precedentes entre las extremas izquierdas francesas. Mélenchon, nacido en Tanger (Marruecos) en 1951, tiene un español muy colorido, que le ha permitido hablar en su lengua con todos los líderes de ultraizquierda populista del cono sur americano. Orador vehemente, fue ministro de François Mitterrandy ha liderado sucesivos grupúsculos a la izquierda del socialismo y el comunismo tradicional. Al frente de LFI desde el 2016, ha conseguido convertir un grupúsculo de extrema izquierda populista en el primer partido de la izquierda, por ahora, al menos. Antieuropeo, anticapitalista, Mélenchon nunca ocultó sus simpatías por Vladimir Putin, hasta que decidió moderar su entusiasmo y comenzar a criticar el intento de invasión rusa de Ucrania, proponiendo soluciones diplomáticas tan teóricas como veladamente aprobadas en Moscú. Mélenchon ha sido el candidato más votado entre los jóvenes y menos jóvenes, de 18 a 34 años. Un 23% de los obreros lo votaron en la primera vuelta, justo detrás de la candidata de extrema derecha, la más votada entre los obreros. El líder de LFI se apresuró a declarar la noche del domingo tras conocer los resultados: «¡Ni un voto para Marine Le Pen!». Si esa consigna de voto fuese respetada, se trataría de una ayuda sustancial para Macron.
11-04-2022 | Fuente: abc.es
Macron y Le Pen: dos programas enfrentados para el futuro de Francia y de Europa
En la segunda y decisiva vuelta, el domingo 24 de abril, los franceses deberán elegir entre los dos vencedores de la primera vuelta, Emmanuel Macron y Marine Le Pen, que tienen programas diametralmente opuestos en el terreno político, económico, social, cultural y diplomático, dos alternativas enfrentadas sobre el futuro de Francia y el futuro de Europa. Terreno político Macron (La Repúblique en Marche!). Propone la unión, cohabitación o colaboración de todas las familias moderadas: conservadores, liberales, centristas, independientes, socialdemócratas, respetando las instituciones y los modelos electorales del sistema político de la V República. Le Pen (Agrupación Nacional). Propone dos modificaciones radicales: cambiar el modelo electoral, para favorecer la entrada en el Parlamento (Asamblea Nacional y Senado) de pequeños partidos, y recurrir al referéndum «más a menudo? La sustitución del voto mayoritario por una elección «proporcional abierta» cambiaría uno de los pilares institucionales de Francia, complicado por la utilización «frecuente» del referéndum. Terreno económico Macron. Propone inversiones masivas en sectores estratégicos, reducción de los impuestos de las empresas y las familias, afirmación de la doble soberanía industrial y comercial de Francia y Europa, a través del mercado único. Le Pen. Propone la «defensa del patriotismo económico, reforzando el control de nuestras fronteras, dentro y fuera de la UE», «defensa» de los sectores productivos a través de una política de «privilegio» para los productos nacionales, en detrimento de la libre competencia europea e internacional. Terreno social Macron. Liga la prosperidad a la producción de riqueza. Propone la creación de programas de inserción laboral de los jóvenes, invirtiendo en educación; aumentar las primas anuales, ligadas a la productividad. Le Pen. Hace promesas genéricas sobre poder adquisitivo, sin precisar de dónde saldrá el dinero. Propone subvencionar con cargo a los presupuestos del Estado todo tipo de ayudas. Espera que su «patriotismo económico» elimine la «competencia desleal», favoreciendo el incremento de los salarios y ayudas sociales. Inmigración y multiculturalismo Macron. Propone reformar la Política de seguridad interior europea del espacio Schengen, para controlar mejor las fronteras en el marco de la UE. Y combatir policial y judicialmente el 'separatismo islamista', siguiendo su política de cierre de mezquitas sospechosas de radicalización. Le Pen. Propone «tolerancia cero» en materia de inmigración, «expulsiones masivas», suspensión «drástica» de las ayudas sociales, suspensión de las legislaciones en materia de acceso a la nacionalidad, «protección de nuestro modo de vida con más rigor policial». Terreno diplomático Macron. Es un aliado fiel de la UE, la Alianza Atlántica y su organización militar, la OTAN. Macron propone afirmar la «soberanía europea» en materia de seguridad y defensa, poniendo el arma nuclear francesa al servicio de Europa. Ante el intento de invasión rusa de Ucrania, Macron advirtió a Putin que «Francia también es una potencia nuclear». Le Pen. Defendía hace cinco años el 'frexit' (la salida de Francia de la UE), sustituido, hoy, por la supremacía del derecho e intereses nacionales sobre el derecho, instituciones y tratados europeos. También «una política de equilibrio entre los grandes bloques», entre Rusia y la OTAN. Desde hace años, Le Pen ha sido financiada por Vladímir Putin, que la ha recibido en varias ocasiones, en el Kremlin, presentada como «mujer de Estado, con mucho futuro».
11-04-2022 | Fuente: abc.es
La derecha tradicional francesa se fractura por el apoyo a Macron
Tras varias horas de agrio debate interno, Los Republicanos (LR, derecha histórica) se han dividido entre partidarios y adversarios de votar a Emmanuel Macron, en la segunda vuelta, asumir o no asumir total o parcialmente el coste económico de la campaña de su candidata perdedora, Valérie Pécresse. Los Republicanos iniciaron a primera hora de la mañana del lunes una reunión de su equipo directivo, para hacer un balance del catastrófico resultado de la candidata del partido, Pécresse, que solo consiguió el 4,79 % de los votos. El peor resultado en la historia de la derecha histórica, la del General de Gaulle, Pompidou, Giscard, Chirac, los patriarcas fundadores de la V República. A última hora de la mañana, las conclusiones de la reunión interna no pueden ser más inquietantes. Algunos dirigentes conservadores, como Rachida Dati, Xavier Bertrand, Michel Barnier, son partidarios de pedir el voto para Emmanuel Macron, para intentar evitar la elección de Marine Le Pen, la candidata de extrema derecha. Otros dirigentes como Éric Ciotti, han confirmado que no votarán a Macron. Se trata de un cisma inflamable para la derecha historia, dividida entre partidarios y adversarios de Macron, adversarios o cómplices de Le Pen. Cisma y crisis agravado por razones financieras. Los partidarios de votar a Macron también son partidarios de asumir, como partido, el gravoso costo de la campaña perdida. En Francia, el Estado reembolsa la totalidad o buena parte del costo de las campañas presidenciales, siempre que los candidatos consigan un 5 % de los votos. Por lo menos. Pécresse solo consiguió el 4,79 %. Y su campaña costó entre 5 y 7 millones de euros. ¿Quién pagará esas deudas.? El Estado puede reembolsar hasta 800.000. Pero no está claro quién pagará el resto. Pécresse ha lanzado una campaña pidiendo socorro, pidiendo donaciones particulares. Los partidarios de no votar a Macron se resisten a pagar esa factura, abriendo una nueva división de fondo. Las divisiones políticas de fondo y las «circunstanciales» divisiones económicas corren el riesgo de agravar todas las crisis de la familia que fundó el régimen, la V República.
11-04-2022 | Fuente: abc.es
Quién ganará las elecciones francesas, Macron o Le Pen
Tras la primera jornada de votaciones en Francia, Emmanuel Macron y Marine Le Pen serán los candidatos que se disputarán el próximo 24 de abril ser el próximo presidente de Francia. Una segunda vuelta que será muy reñida y, aunque, Macron es el candidato favorito, Le Pen se le acerca poco a poco, según las últimas encuestas, por lo que podría dar el 'sorpasso'. El candidato favorito de los franceses es Emmanuel Macron. El actual presidente francés ganó en las elecciones de 2017 a Marine Le Pen con una diferencia del 32%, el 66% de los votos frente al 34% que obtuvo Le Pen, sin embargo, en este 2022 no parece ser que la diferencia sea tan abrumadora, ya que las encuestas previas prometen una votación muy reñida. En las últimas semanas se han ido realizando encuestas desde diferentes organismos que han tenido resultados dispares. Así, una encuesta realizada por Ifop-Fiducial da la victoria a Emmanuel Macron con el 51% de los votos y dejando a Marine Le Pen con el 49%. Por otro lado, la encuesta de OpinionWay y Kea Partners para el diario Les Echos y Radio Classique también daban como ganador a Macron pero con el 53% frente a 47% que obtendría Marine Le Pen. El 'sorpasso' de Marine Le Pen No obstante, también hay sondeos que dan la victoria a Le Pen. Ese es el caso de la encuesta de Atlas Político que indica que la candidata de la ultraderecha ganaría las elecciones de Francia con un 50,5% de los votos y dejando a Emmanuel Macron con el 49,5% de los votos. De momento, todo está en el aire, y la derecha más clásica y la izquierda se han unido para pedir el voto para el actual presidente francés. Así, Mélenchon (extrema izquierda), Jadot (ecologista), Roussel (comunista), Hidalgo (socialista) y Pécresse, (conservadora) se apresuraron ayer a pedir el voto para Macron en la segunda y decisiva vuelta.
11-04-2022 | Fuente: abc.es
La líder de los conservadores franceses pide ayuda tras el descalabro de las elecciones: «Debo 5 millones»
La candidata del conservador partido de Los Republicanos, Valérie Pécresse, ha pedido «ayuda de emergencia» este lunes a los franceses para poder terminar de financiar la campaña al Elíseo tras haber perdido frente al actual presidente, Emmanuel Macron, y la líder de extrema derecha, Marine Le Pen, que han pasado a la segunda vuelta electoral. «La situación financiera de mi campaña es crítica. No hemos podido llegar al 5% para poder conseguir el reembolso. Personalmente he comprometido 5 millones de euros», ha expresado este lunes Pécresse. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="fr" dir="ltr">Les résultats ne nous permettent pas d?être remboursés par l?État. La situation est critique et il nous manque 7M?, dont 5M? que j?ai emprunté à titre personnel.<br><br>Je lance un appel national aux dons. Il en va de la survie de la droite républicaine. ?? <a href="https://t.co/iIbiEkZ22z">https://t.co/iIbiEkZ22z</a> <a href="https://t.co/VlxfjjWr8V">pic.twitter.com/VlxfjjWr8V</a></p>&mdash; Valérie Pécresse (@vpecresse) <a href="https://twitter.com/vpecresse/status/1513434989379174406?ref_src=twsrc%5Etfw">April 11, 2022</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Pécresse, que no ha logrado cruzar la barrera del 5 por ciento de los votos tras quedarse con un 4,73 por ciento, ha lamentado que la situación de su campaña electoral es «crítica». «No hemos llegado al 5 por ciento previsto» para poder recuperar el dinero invertido, según ha explicado. «Esto nos permitirá obtener 7 millones de euros del Estado, pero ahora falta ese reembolso para completar el presupuesto de campaña», ha manifestado. Así, ha hecho un llamamiento a nivel nacional para obtener donaciones de «todos aquellos que le dieron el voto» y de «aquellos que están apegados al pluralismo político». En este sentido, ha dado como fecha límite el 15 de mayo para completar la financiación. «Se trata de la supervivencia de los republicanos», ha aseverado.
11-04-2022 | Fuente: abc.es
De qué partido político es Macron y cuál es su ideología, ¿derechas o de izquierdas?
Francia se encuentra en periodo de elecciones y sus ciudadanos ya han dado el primer paso para elegir al que será su próximo presidente. Este domingo, el país galo tenía una cita en las urnas donde se libraba una jornada electoral, en la que Emmanuel Macron y Marine Le Pen eran los principales candidatos. Y así fue. No hubo presidente en la primera vuelta y los dos aspirantes más votados, Emmanuel Macron y Marine Le Pen, se verán las caras el próximo 24 de abril en una nueva jornada de votaciones en Francia. De cara al ciudadano internacional, Macron es el candidato más conocido de Francia, puesto que es el actual presidente francés y su cargo lleva implícito el que esté en los medios de todo el mundo. Sin embargo, hay muchos aspectos de Emmanuel Macron que pueden pasar por alto al espectador no francés y que se van a repasar a continuación. ¿Quién es Emmanuel Macron? Emmanuel Macron estudió Filosofía en la Universidad de París-Nanterre y se graduó en Ciencias Políticas en el Instituto de Estudios Políticos de París en el año 2001. Posteriormente, Macron ingresó en la Escuela Nacional de Administración (ENA), en el año 2007 fue relator de la Commission Attali para un año después recalar en la Banca Rothschild. Su salto a la política fue en 2012, cuando fue nombrado secretario general adjunto de la Presidencia de François Hollande. A partir de ahí, Emmanuel Macron comienza su carrera política, ya que dos años después, sería nombrado ministro de Economía, Recuperación Productiva y Asuntos Digitales. Partido político de Emmanuel Macron El 2016 fue el año en el que Macron fundó '¡En Marcha!', su partido político. Tanta implicación mostró que tuvo que dimitir de su cargo de ministro de Economía para dedicarse al cien por cien a su formación. En agosto de ese año, Emmanuel Macron declaró que aunque había sido socialista, ya no lo era. A finales de 2016 se presentó como aspirante a las elecciones francesas de 2017, unos comicios que ganó frente a Marine Le Pen, líder del Frente Nacional. Macron se impuso con el 66,1 % de los votos sobre Le Pen, que alcanzó el 33,9 % de los sufragios. La ideología de Emmanuel Macron El partido político de Emmanuel Macron es '¡En Marcha!', que como se ha mencionado anteriormente, fue fundado el 6 de abril de 2016 en Amiens. A pesar de que Emmanuel Macron fue militante del Partido Socialista (2006 a 2009), con '¡En Marcha!', Macron señaló que quería presentar una formación transversal, con la que hacer frente al dualismo de la izquierda y la derecha y cambiarlo por la oposición entre progresistas y conservadores. En este sentido, Macron estaría identificado con los progresistas y ha declarado que '¡En Marcha!' es un partido político de derechas y de izquierdas. Así, el programa político de Macron de cara a estas elecciones francesas de 2022 se dirige a un electorado muy diverso, a los que manda promesas de inversión en sectores como defensa, industria, energía; en agricultura, área a la que ha prometido apoyar con subvenciones, o en cultura e información donde, si sale ganador, Emmanuel Macron facilitará ayudas e inversiones para el cine, y apoyará el salto internacional de la cultura francesa.
11-04-2022 | Fuente: abc.es
Cómo funcionan las elecciones de Francia y otras claves para entender quién podría ganar: Macron o Le Pen
Francia está de elecciones. El país vecino acudió este domingo a la llamada de las urnas para votar cuál será su próximo presidente de la República. Tras el escrutinio de los votos, Emmanuel Macron y Marine Le Pen se enfrentarán en una segunda vuelta que se decidirá el próximo 24 de abril. Una segunda ronda que en España puede resultar chocante, puesto que nuestro sistema de votación es diferente y en la misma jornada electoral se conoce al candidato ganador. Así, que es interesante ahondar un poco más en el sistema electoral francés. Sistema político francés Lo primero que hay que indicar es que Francia sigue un modelo político semipresidencialista, es decir, que el presidente de la República se elige mediante sufragio universal directo y, como jefe del Estado y del poder ejecutivo, goza de amplias prerrogativas. ¿Quién puede votar en las elecciones francesas? En Francia pueden ejercer su derecho al voto, todas los franceses que tengan al menos 18 años, cumplidos con fecha límite el día anterior a la primera vuelta del escrutinio. Estos ciudadanos deben disfrutar de todos sus derechos civiles y políticos y tendrán que estar inscritos en las listas electorales. La inscripción en las listas tiene como fecha límite el sexto viernes que precede la víspera de la elección, es decir, este 2022 ese plazo fue el 4 de marzo. No obstante, hay algunas excepciones que aglutinan a personas que hayan cumplido los 18 años en las últimas semanas de campaña, que estén en proceso de tener la nacionalidad francesa, el derecho de voto recuperado, etc. que contarán hasta el décimo día antes de la primera ronda de la elección para poder realizar su inscripción. Procedimiento en las elecciones francesas Las elecciones presidenciales en Francia se resuelven en dos vueltas, sin embargo, podría ocurrir que en la primera ronda ya saliera elegido el presidente, para ello sería necesario que contara con la mayoría absoluta, es decir necesitaría más del 50 por ciento de los votos. En caso contrario, los dos candidatos que tengan más votados pasarán de ronda y esa segunda vuelta tendrá lugar dos semanas después. De ahí, que el duelo entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen, los dos máximos aspirantes, se vaya a decidir el próximo 24 de abril. En esta segunda ronda de votos, el presidente de la República será el candidato con más votos. El ganador de las elecciones francesas Y con el presidente de la República elegido, tan solo, faltará que asuma el cargo. Fecha que está ya fijada en el calendario y que será el 13 de mayo. Los candidatos a las elecciones francesas En estas elecciones francesas de 2022, los dos principales candidatos son Emmanuel Macron y Marine Le Pen, que han sido los que han pasado a la segunda vuelta. Sin embargo, en la primera ronda han sido más aspirantes los que han participado. En total han sido doce candidatos, de los que cinco son de partidos de izquierdas y los siete restantes van desde formaciones de centro hasta la extrema derecha. Emmanuel Macron. El gran favorito y actual presidente francés representa a 'La República en Marcha'. En su programa Macron ensalza la defensa de la soberanía francesa y europea y aboga por aumentar el el gasto militar y también pretende incrementar la inversión en energía nuclear y de tipo medioambiental como la eólica y la solar. El punto más polémico de su programa es el que tiene que ver con la jubilación, ya que quiere pasar de 62 a 65 años la edad de los franceses para poder jubilarse. Marine Le Pen, por otra parte, es la líder del Frente Nacional, partido de la ultraderecha y del que su padre, Jean-Marie Le Pen, fue el fundador. Con su programa, Le Pen pretende recoger el voto de las clases populares, que se sienten abandonadas por la izquierda. Para ello, ha afirmado que subvencionará a las empresas que contraten a jóvenes, va a revisar las pensiones y, al contrario que Macron, bajará la edad de jubilación hasta los 60 años, para todos aquellos que comenzaran a cotizar entre los 17 y 20 años; mientras que la edad se fijará en 62 años para las personas que empezaran a trabajar a partir de 21 años.
11-04-2022 | Fuente: abc.es
El pulso entre Macron y Le Pen definirá el futuro europeísta de Francia
Los resultados oficiales del Ministerio del Interior, cuando están escrutados el 97 % de los votos de la primera vuelta de las elecciones presidenciales confirman las estimaciones oficiosas. Emmanuel Macron ganó la primera vuelta, con el 27,60 %de los votos, seguido de Marine Le Pen, que habría conseguido el 23,41. Solo Macron y Le Pen pasarán a la segunda y decisiva vuelta, el 24 de este mismo mes de abril. A las dos horas de conocerse los resultados provisionales, Emmanuel Macron comentó los resultados ante miles de sus simpatizantes, entusiastas, haciendo un primer análisis ecuménico, agradeciendo su apoyo, para la segunda vuelta, a sus rivales de extrema izquierda, comunistas, ecologistas, socialistas y conservadores: «Antes de nada, la democracia es algo cívico e importante. Debo comenzar por agradecer profundamente las reacciones de Jean-Luc Mélenchon, Yannick Jadot, Fabien Roussel, Anne Hidalgo y Valérie Pécresse, pidiendo votar a mi favor para impedir el triunfo de la extrema derecha». Históricamente, se llamaba «frente republicano» al voto unido de los partidos dispuestos a impedir el triunfo de la extrema derecha. Sin utilizar ese lenguaje, Macron «resucitó» ese frente, con mucho brío. Afirmando su agradecimientos a sus adversarios de izquierda y derecha, Macron se presentó él mismo como un adversario total contra las extremas derechas, «que amenazan nuestra sociedad, amenazan nuestra cultura, con proposiciones catastróficas y amenazantes». Macron continuó defendiendo su proyecto de unión nacional, donde caben conservadores, centristas, liberales, independientes y socialdemócratas: «Juntos, unidos en una ambición común, podemos defender nuestra soberanía y prosperidad. Ese proyecto es el único que puede impedir el aislamiento, los desastres y el empobrecimiento de los extremistas». Entre estrepitosos de «¡Macron presidente, Macron presidente!", el presidente pidió la defensa de una Francia y una Europa soberanas, en defensa de la properidad y libertad compartidas, solidarias con la Alianza Atlántica. Visiblemente encantada, por su parte, con el resultado de la primera vuelta, Marine Le Pen comenzó por hacer un balance ecuménico, con el que lanzó automáticamente la campaña de la segunda vuelta, pidiendo el voto para los electores populistas de extrema derecha y extrema izquierda, presentándose como la "única" capaz de vencer a Emmanuel Macron, "presidente nefasto y autoritario". «Invito a todos los que no han votado a Macron en la primera vuelta que apoyen mi candidatura, para salvar a Francia de la decadencia que ha precipitado el presidente saliente», lanzó a gritos la candidata de entre derecha, agregando: «Todos los que no votaron Macron pueden contribuir a la salvación de Francia. De ellos depende el puesto de Francia en el mundo. Ellos podrán salvar Francia de la catástrofe. Yo les daré mejores salarios. Yo prometo asegurar la independencia nacional. Yo controlaré la inmigración y la seguridad para todos. Yo soy la única salvadora posible de todas las fracturas sociales, territoriales e institucionales que nos amenazan». Tras la victoria de Macron y Le Pen, en la primera vuelta, el paisaje político tradicional quedó gravemente cuarteado, fraccionado. Triunfo personal de Mélenchon Los resultados oficiales del Ministerio del Interior, la mañana del lunes confirman el hundimiento histórico de los grandes partidos de izquierda y derecha, la emergencia de una Francia Insumisa, con estos resultados provisionales: Jean-Luc Mélenchon, extrema izquierda populista, queda en tercer lugar con el 21,95 % de los votos. Un triunfo personal importante para un candidato anticapitalista, antieuropeo, antiOTAN, históricamente próximo a Vladimir Putin. Zemmour no puede con Le Pen Éric Zemmour, ultra derecha, habría obtenido un 7,05 % de los votos. El gran rival de Le Pen pierde su batalla personal por el control de la futura extrema derecha. El peor resultado de la derecha tradicional Valérie Pécresse, candidata de Los Republicanos (derecha tradicional), apenas consigue un 4,79 %. El peor resultado en la historia de la derecha de los padres fundadores de la V República. Mal resultado para un ecologismo dividido Yannich Jadot, ecologista, consigue un 4,58 %. Mal resultado para un partido muy dividido. Fabien Roussel, candidato del PCF, obtendría un 2,31 de votos, en la línea del hundimiento histórico del comunismo francés. Tragedia personal y política de Anne Hidalgo Anne Hidalgo, alcaldesa de París, candidata socialista, apenas consigue el 1,74 %, confirmando el hundimiento histórico del PS. Tragedia personal y tragedia política de gran calado. Esos resultados confirman una transformación muy profunda del paisaje político francés, con un carácter excepcional, la campaña presidencial más «atípica» de la historia de la V República, el régimen fundado por el General de Gaulle entre 1958 y 1965. Nunca se había celebrado elecciones cuando se producía el intento de invasión militar de un estado libre en Europa. Nunca se habían celebrado elecciones tras una pandemia mundial inconclusa Nunca se habían celebrado elecciones tras dos años de agitación social muy dura, la crisis de los 'chalecos amarillos' (de izquierda y derecha), dejando al descubierto un profunda angustia social nunca sofocada, hasta hoy. La segunda vuelta de estas elecciones, dentro de quince días, deberá elegir entre Macron y Le Pen, el partidario de una sociedad abierta contra la candidata ultra nacionalista.
10-04-2022 | Fuente: abc.es
La derecha tradicional y las izquierdas piden el voto para Macron
Mélenchon (extrema izquierda), Jadot (ecologista), Roussel (comunista), Hidalgo (socialista) y Pécresse, (conservadora) se apresuraron ayer a pedir el voto para Macron en la segunda y decisiva vuelta. «Ni un voto para Marine Le Pen, ni un voto para Marine Le Pen, ni un voto para Marine Le Pen», repitió una docena larga de veces Mélenchon, dirigiéndose a los simpatizantes de su partido en el legendario Circo de Invierno. Jadot fue sencillo y directo: «Nadie debe minimizar la amenaza que representa la extrema derecha. Hago un llamamiento público a votar por Macron en la segunda vuelta». Roussel hizo este balance crítico de la campaña para pedir el voto final para el presidente: «Lamento profundamente que el total de los votos de izquierda sean menos numerosos que el total de los votos de extrema derecha. Ante el riesgo de una victoria de Le Pen, pido el voto útil de la izquierda para el presidente Macron». Con un partido dividido, entre Macron y Le Pen, cuando alguno de sus amigos afirma que «nunca votará Macron», Pécresse, hizo esta declaración: «Personalmente, en conciencia, votaré Emmanuel Macron para impedir la llegada al poder de Marine Le Pen». La primera en reaccionar, tras su trágica derrota, fue Anne Hidalgo: «La abstención y los resultados confirman la existencia de una Francia dividida, con una extrema derecha a las puertas del poder. Pido, con gravedad, votar contra Marine Le Pen, utilizando el voto favorable a Emmanuel Macron». Ese rosario de declaraciones favorables a Macron tendrá una influencia significativa pero no despeja todas las incertidumbres. En una Francia angustiada, las consignas de los partidos tienen una importancia relativa.
10-04-2022 | Fuente: abc.es
Macron gana con el 28% de los votos frente al 24% de Le Pen, que le disputará la Presidencia en la segunda vuelta
Según las primeras estimaciones oficiosas de todos los medios de información nacionales, Emmanuel Macron ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, con el 28,10 o el 28,50 % de los votos, seguido de Marine Le Pen, que habría conseguido entre el 23,30 y 24,20 %. Esa previsión anunciada por 'Le Monde', 'Le Figaro', BFMTV, France Télévisions, RTL, 'Le Parisien', Europe 1, entre otros grandes medios, coincide aritméticamente con todas las previsiones de la recta final de la campaña. Solo Macron y Le Pen pasarán a la segunda y decisiva vuelta, el 24 de este mismo mes de abril. A las dos horas cortas de conocerse los resultados provisionales, Emmanuel Macron comentó los resultados ante millares de sus simpatizantes, entusiastas, haciendo un primer análisis ecuménico, agradeciendo su apoyo, para la segunda vuelta, a sus rivales de extrema izquierda, comunistas, ecologistas, socialistas y conservadores: Tras liderar los primeros resultados, Macron ha mostrado su rechazo a las extremas derechas «que amenazan nuestra sociedad, amenazan nuestra cultura, con proposiciones catastróficas y amenazantes» «Antes de nada, la democracia es algo cívico e importante. Debo comenzar por agradecer profundamente las reacciones de Jean-Luc Mélenchon, Yannick Jadot, Fabien Roussel, Anne Hidalgo y Valérie Pécresse, pidiendo votar a mi favor para impedir el triunfo de la extrema derecha». Históricamente, se llamaba 'frente republicano' al voto unido de los partidos dispuestos a impedir el triunfo de la extrema derecha. Sin utilizar ese lenguaje, Macron resucitó ese frente, con mucho brío. Afirmando su agradecimientos a sus adversarios de izquierda y derecha, Macron se presentó él mismo como un adversario total contra las extremas derechas, «que amenazan nuestra sociedad, amenazan nuestra cultura, con proposiciones catastróficas y amenazantes». Proyecto de unión nacional Macron continuó defendiendo su proyecto de unión nacional, donde caben conservadores, centristas, liberales, independientes y socialdemócratas: «Juntos, unidos en una ambición común, podemos defender nuestra soberanía y prosperidad. Ese proyecto es el único que puede impedir el aislamiento, los desastres y el empobrecimiento de los extremistas». Entre estrepitosos gritos de «¡Macron presidente, Macron presidente!», el presidente pidió la defensa de una Francia y una Europa soberanas, en defensa de la prosperidad y libertad compartidas, solidarias con la Alianza Atlántica. Visiblemente encantada, por su parte, con el resultado de la primera vuelta, Marine Le Pen comenzó por hacer un balance ecuménico, con el que lanzó automáticamente la campaña de la segunda vuelta, pidiendo el voto para los electores populistas de extrema derecha y extrema izquierda, presentándose como la «única» capaz de vencer a Emmanuel Macron, «presidente nefasto y autoritario». «Invito a todos los que no han votado a Macron en la primera vuelta que apoyen mi candidatura, para salvar a Francia de la decadencia que ha precipitado el presidente saliente», ha dicho Le Pen esta noche «Invito a todos los que no han votado a Macron en la primera vuelta que apoyen mi candidatura, para salvar a Francia de la decadencia que ha precipitado el presidente saliente», lanzó a gritos la candidata de entre derecha, agregando: «Todos los que no votaron Macron pueden contribuir a la salvación de Francia. De ellos depende el puesto de Francia en el mundo. Ellos podrán salvar Francia de la catástrofe. Yo les daré mejores salarios. Yo prometo asegurar la independencia nacional. Yo controlaré la inmigración y la seguridad para todos. Yo soy la única salvadora posible de todas las fracturas sociales, territoriales e institucionales que nos amenazan». Tras la victoria de Macron y Le Pen, en la primera vuelta, el paisaje político tradicional quedó gravemente cuarteado, fraccionado. Hundimiento de los grandes partidos Según las estimaciones de la prensa francesa los resultados de la primera vuelta confirmarían el hundimiento histórico de los grandes partidos de izquierda y derecha, la emergencia de una Francia insumisa, con estos resultados provisionales: Jean-Luc Mélenchon, extrema izquierda populista, quedaría en tercer lugar con el 20 o el 20,5% de los votos. Un triunfo personal importante para un candidato anticapitalista, antieuropeo, anti-OTAN, históricamente próximo a Vladímir Putin. Éric Zemmour, ultraderecha, habría obtenido un 7,10 y un 7,20% de los votos. El gran rival de Le Pen pierde su batalla personal por el control de la futura extrema derecha. Valérie Pécresse, candidata de Los Republicanos (derecha tradicional), apenas consigue un 5 y 5,10%. El peor resultado en la historia de la derecha de los padres fundadores de la V República. Yannich Jadot, ecologista, consigue un 4,40%. Mal resultado para un partido muy dividido. Fabien Roussel, candidato del PCF, obtendría un 2,40 y un 2,70% de votos, en la línea del hundimiento histórico del comunismo francés. Anne Hidalgo, alcaldesa de París, candidata socialista, apenas consigue el 1,90 y un 2,10%, confirmando el hundimiento histórico del PS. Tragedia personal y tragedia política de gran calado. Esos resultados confirman una transformación muy profunda del paisaje político francés, con un carácter excepcional, la campaña presidencial más atípica de la historia de la V República, el régimen fundado por el general de Gaulle entre 1958 y 1965. Nunca se había celebrado elecciones cuando se producía el intento de invasión militar de un estado libre en Europa. Nunca se habían celebrado elecciones tras una pandemia mundial inconclusa. Nunca se habían celebrado elecciones tras dos años de agitación social muy dura, la crisis de los 'chalecos amarillos' (de izquierda y derecha), dejando al descubierto un profunda angustia social nunca sofocada, hasta hoy. La segunda vuelta de estas elecciones, dentro de quince días, deberá elegir entre Macron y Le Pen, el partidario de una sociedad abierta contra la candidata ultra nacionalista.