Infortelecom

Noticias de marine le pen

24-04-2022 | Fuente: abc.es
Elecciones Francia, en directo: La participación a las 17 horas es del 63,23%, dos puntos menos que en 2017
Los resultados de la segunda vuelta de las elecciones de Francia del 24 de abril de 2022 marcarán, no solo el futuro presidente de la V República francesa, sino también el futuro de la Unión Europea. Con la seria amenaza de una posible -aunque poco probable- victoria de Marine Le Pen, Macron se enfrenta a un segundo mandato lleno de desafíos tanto a nivel nacional como internacional. Los resultados de la primera vuelta de las elecciones francesas 2022 dejaron a Macron como el candidato político con más apoyos gracias al 27,84 % de los votos. En segundo lugar, quedó la líder del partido de ultra derecha, Marine Le Pen, con el 23,15 % del apoyo de los ciudadanos. Fuera se quedó el populista de izquierdas Mélenchon, el radical de extrema derecha Éric Zemmour, el ecologista Jadot, el candidato del PCF Fabien Roussel y los representantes de los partidos políticos tradicionales: Anne Hidalgo, líder del partido socialista francés que ha sufrido un hundimiento épico, y Valérie Pécresse, candidata de Los Republicanos (tradicional partido conservador). Hasta ahora las encuestas dan como favorito para ganar las elecciones de Francia a Macron, aunque por un margen más estrecho que en las anteriores presidenciales. Sin embargo, algunas encuestas han destacado una remontada de Macron de 15 puntos en la recta final de la segunda vuelta.
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Elecciones Francia, en directo: Macron promete dar respuesta al voto del 'cabreo' que «ha empujado a la extrema derecha»
Emmanuel Macron ha revalidado su mandato de cinco años en el Elíseo con una victoria más amplia de los esperado, según las primeras estimaciones, convirtiéndose así en el primer presidente francés en ganar una reelección desde hace 20 años. En frente, el líder centrista ha tenido a la candidata de Agrupación Nacional, Marine Le Pen , que pese a pulverizar los resultados anteriores de la extrema derecha francesa se ha quedado en el 42% de los votos, según los sondeos difundidos por la televisión francesa a las 20 horas de este domingo.
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Un pueblo azul Le Pen a las afueras de París
El taxi que conduce al pequeño pueblo de Guitrancourt, situado en el departamento de Yvelines, dentro de la región de Isla de Francia, recorre el bulevar Periférico de París, el equivalente francés a la madrileña M-30, sin toparse con un tráfico excesivo. Son cerca de las once y media de la mañana y en la radio suena Chérie FM. Atrás quedan los estudios de la cadena TF1 y el palacio de Versalles. Aunque el viaje dura algo más de una hora, la capital y las afueras son bastante diferentes. Se asemejan igual que un planeta a sus satélites, más por la proximidad que por su composición. Con 622 vecinos censados según datos de 2019, Guitrancourt fue uno de los pueblos en los que Marine Le Pen obtuvo un mejor resultado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales que se celebró hace dos semanas. En total, la candidata de extrema derecha ganó con un 39,7 por ciento de los votos, muy por delante de Emmanuel Macron, que se conformó con el 18,3 por ciento, y todavía más de Jean-Luc Mélenchon, que sacó un 14,5 por ciento. Individualismo Tras cruzar unos prados a través de una carretera comarcal de doble sentido, el taxi se detiene detrás de la iglesia de Guitrancourt, que se tuvo que reconstruir después de ser arrasada en la Segunda Guerra Mundial. De un vistazo, parece que no hay un alma en el pueblo, pero solo es necesario caminar unos metros para encontrarse con el primer vecino, un chico que escudriña los papeles colgados en un panel de anuncios. «Estas elecciones son bastante especiales, porque es la primera vez que vemos que el voto se divide rápidamente en tres partidos, mientras que en los años precedentes las formaciones tradicionales obtenían resultados bastante más importantes», explica Nicola, de 25 años, sosteniéndose en el sillín de su bicicleta y protegido detrás de unas gafas de sol. «En los pequeños pueblos como este, los apoyos se han concentrado solo en tres candidatos, lo que limita la pluralidad política», lamenta. «La sociología de los habitantes hace que el voto esté muy anclado a la derecha y la extrema derecha», continúa, haciendo una pausa al ser preguntado por las causas de esa tendencia. «Creo que se debe a que los temas relacionados con la seguridad y la propiedad privada tienen prioridad sobre los vinculados al acceso a la cultura», responde por fin. «También me parece que en estos pueblos el individualismo es más fuerte, así que las personas, cuando se sienten seguras y tranquilas en sus casas y saben que no les van a subir los impuestos, se muestran indiferentes hacia todo lo demás. No piensan en las políticas públicas que beneficiarían a la comunidad». Su argumento, vinculando urbanismo e ideología, resulta muy interesante. Según el diario ?Le Parisien?, Guitrancourt forma parte del ?cinturón azul? que rodea a la ciudad de Mantes-la-Jolie, un núcleo industrial de unos 43.000 habitantes, y que integran pequeñas localidades como Chaufour-lès-Bonnières, Montalet-le-Bois o Méricourt, en las que Le Pen ganó con un buen resultado. No se trata del único archipiélago a las afueras de París anexionado por Agrupación Nacional, pues los pueblos del departamento del Oise, en la región de los Altos de Francia, también han expresado sin titubeos su preferencia por la candidata de extrema derecha. A poca distancia en coche de la capital, Le Pen obtuvo más de la mitad de los votos en Beaulieu-les-Fontaines (50 por ciento), Solente (60,7 por ciento) o Flavy-le-Meldeux (59,7 por ciento). Dos mundos El mapa político de los pueblos de Yvelines o el Oise no tiene nada que ver con el de París, pero es que la capital tampoco se parece a esa Francia profunda, provinciana y anímicamente muy alejada de sus preocupaciones. En la plaza principal de Guitrancourt, la escuela, el ayuntamiento y el parque, en el que un monolito conmemora a los niños muertos durante la Primera Guerra Mundial, están cerrados y desiertos. Conversando con Luca, le pedimos ayuda para seguir con este reportaje, y el joven, que se presentó a las municipales e hizo campaña casa por casa, anima a que llamemos a las puertas de los vecinos y les pidamos su opinión. Nos acerca a la rue de la Main y luego se despide desde su bicicleta. Allá vamos. Los primeros intentos se saldan con un fracaso. Un hombre comenta que están a punto de celebrar el cumpleaños de su hija y no puede atendernos. Otro sí abre la puerta, pero afirma que no quiere votar porque hacerlo supondría elegir «entre la peste y el cólera». No será la única vez que escuchemos una expresión tan cruda a lo largo de la mañana. «Macron, no, y Le Pen, debido a mis orígenes, va a ser duro», responde tras un timbrazo Joseph, de 55 años. «Dudo a quién votar, pero creo que Macron ha hecho mucho mal», añade, y critica al presidente por decisiones como la venta de la empresa Alstom a la estadounidense General Electric, una medida que tomó cuando todavía era el ministro de Economía del expresidente François Hollande. «Le Pen nunca ha estado en el poder y tiene ideas particulares, hay que evitar jugar con fuego», dice sobre la candidata. «Llevo aquí desde 1998 y la extrema derecha siempre ha ganado, salvo en los años de Sarkozy». Tras un amplio jardín vigilado por unos perros ladradores, la siguiente vecina apela a su «derecho a la reserva» para no hablar. Otros recuerdan que es la hora de comer. La disculpa más alegre es la de un joven con una camiseta de ?Stranger Things?, que anuncia que se va casar y está un poco nervioso. Le damos la enhorabuena y seguimos a la nuestro. «Me decepcionaron Mitterrand, Hollande, no cumplieron con sus promesas», lamenta René, de 65 años. «Macron es un ser inteligente que se bifurca un poco», concluye con una sonrisa astuta. Otra mujer que vacía su bolsa en un contenedor de vidrio responde a la gallega y pregunta si de verdad pensamos que las elecciones van a cambiar algo. De vuelta a París, Ahmed, un taxista somalí que llegó hace treinta y tres años como refugiado político, conversa animadamente. Tierra de acogida pero también de los Le Pen, Francia es, sin duda, un país con muchas capas.
23-04-2022 | Fuente: abc.es
Francia afronta una encrucijada histórica para el futuro de Europa
Alrededor de 48,7 millones de franceses elegirán este domingo a la primera presidenta de la República francesa, Marine Le Pen (extrema derecha), o al presidente saliente Emmanuel Macron, el favorito de los sondeos, cuando la abstención y el trasvase de los votos de izquierda y derecha, de la primera a la segunda vuelta, pueden dar sorpresas. En la primera vuelta, el pasado día 10 de este mes de abril, Macron fue votado por 9.785.578 electores, el 27,84 % de los votantes. Ese mismo día, Le Pen fue votada por 8.136.369 electores, el 23,15 % de los votantes. Jean-Luc Mélenchon (extrema izquierda populista) fue votado por 7.714.949 electores, el 21,95 % de los votantes. Ese voto de la primera vuelta, hace dos semanas,.. Ver Más
22-04-2022 | Fuente: abc.es
Macron y Le Pen se dedican críticas apocalípticas al cerrar la campaña
Emmanuel Macron y Marine Le Pen no creen en los sondeos, y terminaron la campaña, la tarde-noche de ayer, en términos apocalípticos: el presidente teme el riesgo de una «guerra civil» atizada por el «odio y la división» si gana la candidata de extrema derecha, que le responde pidiendo un voto de «salvación» para Francia, víctima de la «religión apátrida de Europa y el mundialismo». Cuando los sondeos anunciaban su posible victoria, el domingo, en la segunda y decisiva vuelta electoral, por 57% frente a 43%, Macron decía desconfiar profundamente: «En su día, millones de ingleses no sabían que iban a votar el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Por las mismas fechas, muchos norteamericanos no sabían que iban a elegir a un presidente que cambió la vida de una parte de la humanidad, Donald Trump. No nos confundamos. Los sondeos no deciden el destino de Francia. Son los franceses quieren decidirán el destino que desean para su patria». Durante su último mitin de campaña en Figeac (13.400 habitantes), en la región de Occitania, en el corazón de la Francia de los trovadores, Macron avanzó las grandes líneas de su futuro proyecto gubernamental, criticando severamente a su adversaria: «Las grandes prioridades inmediatas serán la juventud y la sanidad, la defensa de la unidad nacional, la soberanía de Francia en una Europa soberana. El odio y la división son semillas de guerra civil. En materia ecológica, energética, social, poder adquisitivo, la señora Le Pen propone humo tóxico que tendría un coste devastador para Francia y para Europa». Los votos agrícolas Dirigiéndose a un electorado rural, inquieto por el futuro de la Francia agrícola más humilde y tradicional, Macron lanzó una nueva ofensiva hacia los electores que sienten la tentación de los extremos populistas: «No preservaremos la unidad de Francia con mentiras. El progreso social hay que conseguirlo con mejores políticas económicas y agrarias». Víctima de un retroceso espectacular en las intenciones de voto, cotizándose como posible perdedora en la segunda vuelta, Marine Le Pen no tiró la toalla, ni mucho menos. En campaña muy agria, siempre, en el norte, en pueblos como Hénin-Baumont (26.000 habitantes), antiguo feudo comunista convertido en feudo de extrema derecha desde hace años, Le Pen resumió el alcance del voto final de este modo: «El domingo, los franceses tendrán que tomar una decisión histórica: e legir entre Francia y Macron, que es el principal responsable de la decadencia nacional, del empobrecimiento de millones de franceses, de la pérdida de nuestra soberanía nacional». La Francia que trabaja En otra ciudad de los Altos de Francia, Etaples (11.000 habitantes), la candidata de extrema derecha presentó a su adversario como una suerte de «demonio» amenazante para la «supervivencia» misma de Francia, empobrecida: «Nuestra soberanía ha quedado en manos de Europa y Estados Unidos. Las políticas de Macron han empobrecido a millones de franceses que no pueden llegar a fin de mes, después de trabajar toda la vida, para cobrar pensiones muy modestas. Yo representó a la Francia que trabaja, la Francia más humilde. Otros cinco años con Macron sería insufribles para muchos franceses». Sin duda, Macron y Le Pen exageran un poco o un mucho, según los puntos de vista. Ambos coinciden en un punto esencial: creen o quieren creer que los sondeos pueden equivocarse. Quizá lleven razón en ese punto capital. De ahí el todo apocalíptico de los últimos mitines populares.
22-04-2022 | Fuente: abc.es
El peligro de la tercera vuelta en Francia
Francia juega dentro de pocas horas a la ruleta rusa: Marine Le Pen todavía tiene un 10% de probabilidades de ser elegida presidenta, a pesar de perder el debate del pasado miércoles. Si la fortuna sonríe finalmente a Emmanuel Macron y consigue un nuevo mandato, tendrá que hacer frente enseguida a una grave amenaza en las elecciones legislativas de junio. Jean-Luc Mélenchon, tercero en la primera vuelta, aspira a ganar esos comicios y convertirse en primer ministro. La cohabitación resultaría infernal e impugnaría lo que queda de la agenda reformista del presidente. El veterano líder de extrema izquierda, un demagogo de libro, enérgico y radical, se ve con fuerza y apoyos para capitalizar el sentimiento de rechazo a las élites.. Ver Más
22-04-2022 | Fuente: abc.es
Espectacular remontada de Macron, 15 puntos por encima de Le Pen, en la recta final de la segunda vuelta
Marine Le Pen ha perdido entre 4 y 5 punto s en intención de voto en diez días, los mismos que ha ganado Emmanuel Macron, a menos de cien horas del voto decisivo que debe reelegir al presidente o elegir a la candidata de extrema derecha, en unas elecciones cruciales para Francia y Europa. Se trata de un fenómeno sin precedentes en la historia electoral de Francia, desde que el presidente y jefe del Estado es elegido a través del sufragio universal, a dos vueltas, desde 1965, En todas las elecciones de presidentes que se han sucedido, desde entonces, en 1969 (Georges Pompidou), en 1974 (Valery Giscard d?Estaing), en 1981 y 1995 (François Mitterrand), en 1995 y 2002 (Jacques Chirac), en 2007 (Nicolas Sarkozy), en 2012 (François Hollande) y en 2017 (Emmanuel Macron), los sondeos se comportaron, siempre, con la misma precisión y tendencia. Una y otra vez, desde hace más de medio siglo, los sondeos de la segunda vuelta de la elección presidencial fueron recortando distancias entre los dos grandes rivales, para ajustar el resultado final, siempre fiel a las estimaciones, con un margen de error del 2 o el 3% que puede tener consecuencias espectaculares, como ocurrió el 2002, cuando Jean-Marine Le Pen eliminó al candidato socialista, Lionel Jospin. Rompiendo con esa ley no escrita, con ese ciclo político nacional, Marine Le Pen creció mucho hasta la primera vuelta, el día 10 de este mismo mes de abril, cuando llegó a tener entre un 47 y un 48% en intención de voto. Ese mismo día, los sondeos daban a Macron entre 52 y 53% en la segunda vuelta. Una diferencia de 2 a 3 puntos que hacía posible una eventual victoria histórica de la candidata de extrema derecha. Tras los resultados de la primera vuelta, cuando Macron consiguió 9.785.578 votos, el 27,84 % de los votos nacionales, y Marine Le Pen consiguió 8.136.369 votos, el 23,15 % de los votos nacionales, el presidente no ha dejado de crecer y la candidata de extrema derecha no ha dejado de perder terreno. El día 13 pasado, Macron comenzó a tener una media de 55% de intenciones de votos, eventual ganador contra Le Pen que comenzaba a descender al 45%: una diferencia de 10%, favorable al presidente. La mañana del viernes, la media de los sondeos dan a Macron un 57,5 % de intenciones de voto, el domingo, cuando Le Pen ha caído al 42,5 %. Una diferencia espectacular de 15 puntos. Según esa tendencia, el presidente podría ser reelegido, el domingo, volviendo a derrotar, por segunda vez, a la candidata de extrema derecha. ¿Se cumplirán o se equivocarán los sondeos? Vaya usted a saber.
21-04-2022 | Fuente: abc.es
Duelo feroz de Macron y Le Pen en dos bastiones simbólicos de la historia de Francia
A 100 horas cortas del voto decisivo, Emmanuel Macron y Marine Le Pen protagonizaron la tarde-noche del jueves un nuevo duelo feroz. Favorito en todos los sondeos, con una ventaja de 8 a 10 puntos, ante la segunda y decisiva vuelta, el domingo, Emmanuel Macron simuló un combate de boxeo con un joven francés de origen africano, negro, en Saint-Denis, al norte de París, donde Jean-Luc Mélenchon (extrema izquierda populista) consiguió el 61,1 % de los votos en la primera vuelta. El presidente hizo campaña a las puertas de la basílica de Saint-Denis, donde están enterrados todos los reyes de Francia, en un barrio donde la inmigración africana y magrebí representa más del 70% de la población. Signo de los tiempos y el terremoto político que está viviendo Francia, Macron estaba acompañado del alcalde de la ciudad, Mathieu Hanotin, socialista que militaba en la extrema izquierda del PS hace apenas cinco años. Cuando un grupo de jóvenes recibía a Macron gritando «¡Largo de aquí, capitalista de los c.!», un jubilado magrebí salió en defensa del presidente diciendo: «Macron quizá no me cae muy simpático, pero es la única 'barrera' que tenemos para intentar parar a una fanática peligros». En mangas de camisa, sudoroso, tras su «combate» de boxeo con un joven francés negro, Macron intentó ganar algunos votos entre la población joven, izquierdista y multicultural de Saint-Deni s: «Lo que propone la señora Le Pen nos conduciría directamente a una guerra civil». Le Pen, durante el mitin en la localidad de Arras - AFP Mal situada en los sondeos, que la dan como perdedora, Marine Le Pen se mostró muy combativa la tarde y noche del jueves, en varios pueblos del norte de Francia, para llegar a pedir, en Arras, un «referéndum» nacional contra la «tiranía macroniana». Durante varias décadas, Arras, (41.000 habitantes) fue un histórico feudo socialista, para girar a la derecha y la derecha de la derecha hace apenas diez años, en el corazón de una Francia angustiada por la sucesión de crisis industriales, sociales y multiculturales. En un tono épico/populista, Marine Le Pen lanzó su ofensiva de su último mitin en estos términos: «Pueblo de Francia, ha llegado el momento de devolver a Francia su puesto de primer rango entre las grandes potencias que construirán la futura Alianza de las naciones de Europa. Pueblo de Francia tienes en tu mano la posibilidad de liberarte de la arrogancia que nos domina, la oligarquía tecnocrática cuya única religión es el mundialismo?». Macron y Le Pen decidieron dramatizar el fin de la campaña presidencial en dos bastiones históricos y simbólicos. El presidente saliente se presentó en uno de los bastiones que mejor simboliza la historia religiosa y política nacional, convertido hoy en símbolo de una Francia multicultural que ha votado mayoritariamente a la extrema izquierda populista. La candidata de extrema derecha se dirigió a la Francia profunda y angustiada desde otra ciudad altamente simbólica, víctima de una cierta «decadencia». Juana de Arco, uno de los grandes mitos de la historia nacional, símbolo de la resistencia nacional contra los enemigos extranjeros (ingleses), fue detenida y encarcelada en la región de Arras en el siglo XV. Marine Le Pen y su padre, Jean-Marie, han celebrado en incontables ocasiones la figura de Juana de Arco, capaz de morir, en la hoguera, para defender la patria en peligro.
21-04-2022 | Fuente: abc.es
Macron o Le Pen: quién ganará las elecciones en Francia según las encuestas
El próximo domingo 24 de abril Francia decide el futuro de la política nacional en la esperada segunda vuelta de las elecciones, que enfrenta a Marine Le Pen, candidata de la extrema derecha, y Emmanuel Macron, el actual presidente de la República. Tras hacerse con el triunfo en la primera vuelta de los comicios franceses, Macron parece continuar como favorito para revalidar la victoria. Sin embargo, las nuevas encuestas señalan un posible cambio en la tendencia que podría perjudicarle a tan solo tres días de las elecciones. El ganador de elecciones de Francia según las encuestas Por el momento, todo apunta a que el aspirante a la reelección, Emmanuel Macron, volverá a convertirse en presidente de la República Francesa. Lo haría gracias a su victoria en la segunda vuelta de las elecciones francesas, donde por el momento parte con una ventaja de casi 12 puntos sobre su rival. El candidato de République En Marche se mantiene en primera posición desde que se conocieron los resultados de la primera votación de las elecciones de Francia. A pesar de ello, todo parece indicar que el constante ascenso de Macron podría haber llegado a su fin según las últimas encuestas ?publicadas entre ayer y hoy?. Así lo reflejan los nuevos datos de Ipsos, casa encuestadora que genera un 'traqueo' diario de sondeos. Según estas cifras, ambos candidatos mantienen cifras idénticas para Macron y Le Pen en los últimos dos días: 56,5% y 43,5%, respectivamente. Por su parte, la compañía Opinion Way, encargada también de sondear la opinión de los ciudadanos franceses, también recoge resultados similares. Su encuesta vuelve a otorgar la victoria a Macron, que obtendría el 56% de los votos, mientras que la candidata de Agrupación Nacional solo conseguiría un 44%. Sin embargo, a pesar de esta tendencia en crecimiento que le dan las encuestas a Macron, su ventaja sobre Le Pen parece haberse estancado. Incluso podría reducirse ante el aumento de apoyos que ha recibido la líder de la extrema derecha francesa. El futuro de la candidata dependerá directamente de la elección final de los votantes de La Francia Insumisa en la primera vuelta, que aún continúan indecisos. De los antiguos 'insumisos', el 17% asegura que apoyará Le Pen frente al 39% opta por votar a Macron ?para el que Melénchon aún no ha pedido el voto, como si hizo en los anteriores comicios?, según la encuesta de Ipsos. Por el momento, un 44% prefiere no pronunciarse o valora no votar en las próximas elecciones, una cifra que, de cambiar, podría incluso darle la vuelta al resultado. Las consecuencias de la victoria de Macron en el debate con Le Pen Parece que el debate que enfrentó este pasado miércoles a Emmanuel Macron y Marine Le Pen apenas unos días antes de la segunda vuelta de las elecciones en Francia podría ser un punto de inflexión para conocerse al próximo presidente de la República. Tras un tenso debate en el que se habló de economía, de Europa, de Rusia y de inmigración, el presidente francés se ha desmarcado como claro favorito para ganar las elecciones. Lo hizo gracias a un discurso muy elaborado con el que consiguió incidir en las contradicciones de Le Pen. Además, también pudo presumir de la difícil gestión que realizó durante la pandemia. Según una encuesta realizada por BFMTV, el 59% de los encuestados cree que los argumentos de Emmanuel Macron han sido mejores, frente al 39% que vota por Le Pen. A pesar de ello, habrá que esperar un poco para conocer los efectos reales de la victoria de Macron en el debate con la candidata de extrema derecha. Serán las próximas encuestas, que llegarán en las próximas horas, las que revelen realmente quién será el nuevo presidente de la República de Francia.
21-04-2022 | Fuente: abc.es
Macron gana a Le Pen en un debate marcado por las acusaciones de «dependencia» de Putin de la extrema derecha
Prensa escrita, radios y telvisiones estiman que Emmanuel Macron ganó a Marine Le Pen el gran debate nacional previo a la segunda vuelta presidencial, el domingo, cuando la prensa europea de referencia destaca las acusaciones de «dependencia financiera» de Putin de la candidata de extrema derecha. Según una encuesta propia de Le Figaro, más del 60% de los lectores del matutino conservador estimaban la mañana del jueves que Macron había ganado a Le Pen, que solo habría ganado por un 39 de sus lectores. Una ventaja de más de 20 puntos, doce horas después del debate retransmitido por todas las cadenas de radio y tv. Según el sondeo de BFMTV, primera cadena de información permanente, privada, Macron ganó a Le Pen por 59%, frente al 20%. Una ventaja semejante de 20 puntos. RTL, primera cadena de radio, generalista, repite las mismas cifras. El semanario L?Express presenta el debate con este titular a toda página: «Macron juzgado más convincente que Le Pen». El matutino financiero L?Opinion estima que Macron fue el ganador «claramente». En la portada de Liberation, una foto de Le Pen es presentada con este titular: «No convence nunca». Le Monde titula: «Nueva cita fallida para Marine Le Pen, asfixiada por un Macron ofensivo». Un duelo de dimensiones continentales Desde hace días, la prensa europea de referencia política y financiera había insistido en la dimensión continental del duelo entre el presidente saliente y la candidata conservadora, que propone « desmantelar» la Unión Europea (UE) , sustituida por una Alianza de Naciones Soberanas que debería tener, a su modo de ver, «relaciones privilegiadas» con Rusia. En ese terreno, Financial Times, resume el debate con este titular: «Emmanuel Macron acusa a Marine Le Pen de dependencia de Vladimir Putin». Desde esa misma perspectiva, la Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ), presenta el debate con este titular: «Le Pen: "No deberíamos hacernos el harakiri para castigar a Rusia». Südetusche Zeitung prefiere insistir en el 'detalle' internacional más sensible del debate: «Macron acusa a Le Pen de depender de Putin».