Infortelecom

Noticias de marine le pen

24-04-2022 | Fuente: abc.es
Macron hace de Macron
Macron ha hecho de Macron y ha derrotado de nuevo a Marine Le Pen en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Sin embargo, esta importante victoria no es una mera repetición del 2017. El campo de la batalla política se ha complicado enormemente. Macron ya no es el disruptor del sistema desde el centro, una carambola entre un millón que consiguió con una suerte nunca vista. Los partidos tradicionales han dejado de ser decisivos a nivel nacional. El presidente representa el statu quo y se ha convertido en el principal baluarte de la Francia republicana, que resiste la ola combinada de dos potentes movimientos populistas en los extremos ideológicos. Ambos suben con fuerza, y tienen entre sus planes dejar.. Ver Más
24-04-2022 | Fuente: finanzas.com
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, será reelegido tras imponerse a Marine Le Pen en unas elecciones presidenciales con una abstención de récord.
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Macron contiene a Le Pen con una victoria holgada y Europa respira
Según las primeras estimaciones oficiosas de todas las cadenas de radio y televisión, Emmanuel Macron fue reelegido este domingo presidente de la República, con el 58,2 % de los votos, derrotando a Marine Le Pen, que solo habría obtenido el 41,8 %. Esos datos deberán matizarse cuando se conozcan los resultados oficiales, pero no debieran cambiar radicalmente. Macron ha ganado, pero ha perdido terreno, con respecto a la elección presidencial del 2017, cuando fue elegido con el 66,10 % de los votos. El presidente reelegido ha perdido 7,9 % puntos en cinco años. No es una catástrofe. Si es una evolución considerable del voto extremista en la nueva Francia conservadora Le Pen ha vuelto a perder, pero ha ganado terreno, con respecto a la presidencial de hace cinco años, cuando solo consiguió el 33,90 % de los votos. Esa ganancia relativa de otros 7,9 % refleja con precisión el profundo giro a la derecha, la extrema derecha y la extrema izquierda, coincidiendo con el hundimiento histórico de las derechas e izquierdas tradicionales. Por segunda vez, en un largo quinquenio, los candidatos y candidatas de la derecha de Los Republicanos (LR) y el PS han sido eliminados en la primera vuelta presidencial. Hundimiento histórico de los partidos que dominaron la vida política francesa durante cincuenta años. En la segunda y decisiva vuelta, tampoco participó el candidato de extrema izquierda populista, Jean-Luc Mélenchon, pero sus electores quizá han contribuido a la victoria final de Emmanuel Macron, votando contra la candidata de la extrema derecha. Más allá de los considerables 16,4 % puntos de diferencia final, entre Macron y Le Pen, esa cifra y ese duelo confirman un cambio muy profundo del paisaje político francés, con previsibles consecuencias para toda Europa. Abstención histórica El voto más alto de la extrema derecha en la historia de las presidenciales francesas, del 41,8 %, coincide con otro dato altamente significativo: una abstención del 28,2%, la más alta desde 1965. Se trata de una Francia de rechazo o indiferencia hacia el sistema democrático, más del 60 % de los franceses no se reconocen o no desean participar en el modelo político nacional. Cambio profundo que también entroniza a Emmanuel Macron entre los grandes presidentes franceses, partidario de reformar Francia para refundar Europa. A la hora y media de anunciarse oficiosamente su reelección como presidente y jefe del Estado, Emmanuel Macron pronunció su primer discurso de su segunda presidencia a los pies de la Torre Eiffel, uno de los monumentos más emblemáticos de París, en el Campo de Marte, un espacio que forma parte de la historia mítica política de Francia. Ante varios millares de simpatizantes entusiastas, enarbolando banderas de Francia, con la Torre Eiffel al fondo, acompañado de su esposa Brigitte y un grupo de jóvenes, escuchando el Himno a la Alegría de Beethoven, Himno de Europa, igualmente, Macron comenzó por lanzar una gran mensaje a la unidad y la solidaridad nacional, una Francia soberana en una Europa soberana. «¡Gracias.! Gracias a todos los franceses. Después de cinco años de transformaciones y crisis excepcionales, una mayoría de franceses me ha confirmado su confianza. Desafío inmenso?», comenzó diciendo el presidente reelegido. «Muchos compatriotas no han votado por mí, comenzando por los electores de extrema derecha. A ellos también les debo representar. También tengo conciencia que muchos compatriotas se han abstenido. Su silencio debe ser escuchado» «Es una victoria de todos. Se cual es mi responsabilidad, ante Francia y ante Europa», continuó Macron, agregando: «Juntos debemos continuar avanzando, para asegurar nuestra soberanía, para confirmar el puesto de Francia como gran nación, en Europa. Muchos compatriotas no han votado por mí, comenzando por los electores de extrema derecha. A ellos también les debo representar. A ellos les digo que daremos respuesta a sus dudas y angustias. También tengo conciencia que muchos compatriotas se han abstenido. Su silencio debe ser escuchado». Macron no dudó en dirigirse personalmente a Marine Le Pen y sus electores: «Debo decirles que he escuchado su cólera, su rechazo, su protesta. Debemos tenerlo en cuenta. E intentar responder con eficacia». En ese momento de su discurso, muchos simpatizantes comenzaron a silbar y gritar contra la candidata de extrema derecha. Macron los cortó expeditivamente: «Os pido que dejéis de silbar. En este momento, yo no soy presidente de este o aquel bando. Soy el presidente de todos los franceses. Y, como tal, debo escuchar y hacer respetar las opiniones de quienes han sido mis adversarios políticos». «Debo decirles que he escuchado su cólera, su rechazo, su protesta. Debemos tenerlo en cuenta. E intentar responder con eficacia», ha dicho Macron esta noche Tras reafirmar su condición de «presidente de todos los franceses», el presidente reelegido avanzó los primeros peones de su nuevo mandato presidencial, en estos términos: «Debemos construir una Francia más justa, más responsable, más solidaria. Los jóvenes, la educación y la sanidad, estarán en el corazón de los primeros proyectos, para reafirmar nuestra confianza en nuestro país, solidario. Juntos debemos dar paso a las nuevas generaciones, ofreciéndoles mejores condiciones de trabajo y educación. Los próximos cinco años deberán hacer progresar a nuestra patria, a nuestra juventud». «Se trata de un trabajo colectivo -conntinuó Macron-. Un trabajo en el que todos debemos participar, orgullosos de defender los valores que fueron y son los nuestros y contribuyeron a construir Francia y Europa». Reelegido el presidente, Francia entra en campaña electoral este mismo lunes. A por la 'tercera vuelta' Marine Le Pen, la candidata de extrema derecha derrotada, y Jean-Luc Mélenchon, el candidato de extrema izquierda populista derrotado en la primera vuelta, fueron los primeros en lanzar la tercera vuelta electoral: las elecciones generales/legislativas que deben celebrarse el próximo el 12 y el 19 de junio próximos, para renovar los 577 diputados de la Asamblea Nacional (AN), la primera cámara del Parlamento francés. En el sistema político francés, primero se elige al presidente. Semanas más tarde se renueva la Asamblea Nacional (AN). En esta ocasión, el triunfo de Emmanuel Macron corre el riesgo de ahondar la fragmentación política nacional. En la AN actual, elegida hace cinco años, el partido de Macron, La República en marcha (LREM), tiene una mayoría de 267 de los 577 diputados. Otros dos partidos centristas, próximos a Macron, suman otros 79 diputados. Tras la reelección del presidente, esa mayoría puede crecer de manera considerable, acentuando los poderes absolutos del jefe del Estado francés. En la oposición, seis partidos con grupo parlamentario y varios grupúsculos, sin grupo parlamentario, son por ahora una oposición ultra dividida y fragmentada. Preservar el capital Los Republicanos (derecha tradicional) tienen hoy 101 diputados. Bien implantados en toda Francia, LR intentarán preservar ese capital parlamentario. Tras el hundimiento de su candidata, Valérie Pécresse, en la primera vuelta presidencial, la derecha tradicional corre el riesgo de seguir hundiéndose. El PS tiene hoy un grupo parlamentario de 28 diputados. El catastrófico resultado de su candidata en la primera vuelta presidencial, Anne Hidalgo, puede agravar ese hundimiento histórico. Muchos socialistas militan por una refundación del PS, incluso cambiando de nombre. La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista), el partido de Jean-Luc Mélenchon, tiene un grupo parlamentario de 17 diputados. Sin implantación nacional, pero con magníficos resultados en la primera vuelta presidencial, Mélenchon aspira a convertirse en líder de la oposición parlamentaria de izquierdas. Quizá lo consiga. Pero muy difícilmente podrá competir con los batallones de las fuerzas políticas que apoyan a Macron. Mélenchon se presentó la noche del domingo como futuro primer ministro al frente de una oposición de izquierdas que aspira a ser mayoritaria. Proyecto alejadísimo de la previsible realidad. El PCF no tiene grupo parlamentario propio, está integrado en un grupo de izquierdas varias, que suman, en total, un modestísimo grupo de 15 diputados. Fuerza parlamentario que roza lo insignificante. Liderar la oposición conservadora En las elecciones legislativas del 2017, Marine Le Pen y su partido, Agrupación Nacional (AN), consiguieron 8 de los 577 diputados de la Asamblea Nacional. En cinco años, la candidata desafortunada a la presidencia de la República, no se ha dignado participar nunca en los trabajos parlamentarios. Derrotada en la segunda vuelta presidencial, Le Pen y su partido tampoco tienen implantación nacional. Sin duda, puede mejorar mucho sus resultados en las elecciones del próximo mes de junio. Sin que sea razonable, para ella, aspirar a conseguir la más mínima mayoría parlamentaria. Marine Le Pen aspira a liderar la oposición conservadora contra Macron. Aspiración que tendrá que vencer muchos obstáculos para ser realidad. Esa fragmentación política nacional en tres grandes bloques, moderado (Macron), extrema derecha (Le Pen) y extrema izquierda (Mélenchon) no tiene precedentes en la historia de la V República, el régimen fundado por el general de Gaulle entre 1958 y 1962.
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Le Pen pierde las presidenciales, pero se queda más cerca que nunca del Elíseo
La candidata de extrema derecha y líder de Agrupación Nacional (AN), Marine Le Pen, volvió a quedarse este domingo a las puertas del Elíseo, después de perder con un 42 por ciento de los votos frente a su rival y presidente de Francia, Emmanuel Macron. Tras obtener el 58 por ciento, Macron fue reelegido por otros cinco años, convirtiéndose, tras Jacques Chirac, en el siguiente líder de la República que repite en el cargo, después de que Nicolas Sarkozy y François Hollande solo permanecieran en la Presidencia durante un quinquenato. «Con más del 43 por ciento de los votos, los resultados de esta noche suponen una gran victoria», dijo este domingo Le Pen en su comparecencia tras conocerse su derrota en las elecciones presidenciales. «Millones de nuestros compatriotas han elegido el cambio. Dirijo mi mayor gratitud a todos los que confiaron en nosotros en la primera vuelta y luego se unieron en el segundo», añadió. «Gracias a nuestros compatriotas de provincia y del campo, y también de ultramar. Estamos más determinados que nunca y nuestra voluntad de proteger a los franceses es más fuerte que nunca. Con esta derrota, no puedo evitar sentir un fondo de esperanza. Los franceses manifiestan esta noche el deseo de un contrapoder fuerte a Macron. No hará nada para reparar las heridas que dividen al país. Yo continuaré con mi compromiso por Francia y los franceses con energía y perseverancia», afirmó, jaleada por sus seguidores. Le líder de Agrupación Nacional también anunció su deseo de ganar en las elecciones legislativas. «Este resultado extraordinario nos da esperanza para conseguir un gran resultado el próximo junio. Jamás abandonaré a los franceses. ¡Viva la República! ¡Viva Francia!», concluyó, antes de entonar la Marsellesa con sus seguidores. Le Pen recibió los resultados en su sede del pabellón de Armenonville, en el sur de París, en el que se congregaron sus militantes y numerosos medios franceses e internacionales. En las primeras imágenes después de la derrota, se pudo ver a la candidata hablando por teléfono. Sus partidarios, que se habían congregado en la plaza de la Concordia de París, se retiraron de las inmediaciones tras conocerse el resultado desfavorable. Durante estas últimas semanas, la campaña a las presidenciales se ha electrificado. Macron y Le Pen se vieron las caras el pasado miércoles en el debate entre candidatos, en el que el presidente echó en cara a su rival su dependencia económica de la Rusia de Vladímir Putin. Sin duda, la invasión rusa de Ucrania ha sido uno de los temas internacionales que más ha marcado la carrera electoral. Gran crecimiento Aunque Le Pen se quedó con las ganas de festejar su victoria, lo cierto es que estuvomás cerca que nunca de conseguirla. Durante las elecciones presidenciales de 2017, en las que ya se enfrentó a Macron, la líder de AN obtuvo el 33,9 por ciento de los votos, frente al 66,1 por ciento del presidente. La diferencia entre ambos se ha reducido en estos comicios, pues ha pasado de 33 a 16 puntos. Se trata del mejor resultado obtenido por la extrema derecha durante la Quinta República. «Es la octava vez que la derrota golpea el nombre de Le Pen», criticó sin embargo Éric Zemmour, el otro líder radical caído en la primera vuelta de las presidenciales, que pidió crear un «bloque nacional» de cara a las legislativas del próximo junio. Con un discurso duro en temas migratorios y social en los económicos, lo que le ha granjeado el apoyo de los obreros franceses, la derrota de Le Pen no disimula que ha mejorado los resultados de AN y completado el llamado proceso de ?desdiabolización? de su partido. Se trata de una estrategia destinada a moderar y dulcificar su imagen, alejándose del radicalismo del antiguo Frente Nacional, la formación matriz que creó su padre, Jean-Marie Le Pen. Conocido por sus comentarios de trazo grueso y con fondo racista, homófobo e incluso antisemita, el fundador fue expulsado en 2015.
24-04-2022 | Fuente: as.com
Le Pen, se pone en cabeza: te explicamos el por qué
Sigue en directo la última hora de las elecciones presidenciales en Francia, con los candidatos Emmanuel Macron y Marine Le Pen: votos, resultado y escrutinio.
24-04-2022 | Fuente: elpais.com
La segunda vuelta de las elecciones en Francia 2022, en imágenes
Tras ser los candidatos más votados hace dos semanas, la ultraderechista Marine Le Pen y el liberal y actual jefe de Estado, Enmanuel Macron, se disputan el Palacio del Eliseo en la crucial votación de este domingo
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Francia elige sin ilusión a su presidente: «He votado para decir no a los extremos»
Aunque las previsiones anunciaban lluvia para el fin de semana, París ha amanecido este domingo con el cielo despejado, listo para que sus vecinos se desplazaran a los colegios electorales y votaran en la segunda vuelta de los comicios que enfrentan al presidente de Francia, Emmanuel Macron, con la líder de la extrema derecha, Marine Le Pen. Cerca de la estación de Montparnasse, a eso de las diez, no había demasiada gente en el colegio de la rue Pierre Castagnou, en el distrito 14. Antoine, de 40 años, muy alto y con gafas de sol, explicaba que lo más importante era que la gente acudiera hoy a las urnas, mientras sus hijos jugaban en un parque cercano. «En estas elecciones, es cierto que hay dos candidatos muy diferentes el uno del otro. Nosotros somos lo que se llama 'boomers', estamos a punto de jubilarnos, y preferimos un presidente que sea tranquilo y profesional», señalaba por su parte Christian, de 61 años, que no ocultaba que había votado por Macron. Poco despues, Françoise, de 70 años y un poco reticente a hablar con la prensa, se limitaba a calificar de «catástrofe» la situación políica en Francia, negándose a comentar sus preferencias, pues juzgaba la pregunta «muy personal». Continuando el camino, en el colegio electoral de la rue Boulard, situado en una escuela próxima al cementerio de Montparnasse, tampoco se veía demiado ajetreo. En su puerta, junto a los carteles de campaña de Macron y Le Pen, una madre y su hija discutían sobre su voto en las presidenciales, mientras un periodista francés, que asistía a la escena tomando notas, explicaba que su oficio no le permitía hacer comentarios sobre la situación. Para esa ahora, cerca de las once de la mañana, varias figuras políticas francesas de estatura nacional ya habían acudido a las urnas. Se trataba del ex primer ministro Édouard Philippe, ahora alcalde de Le Havre; de la presidenta del consejo regional de Isla de Francia y candidata de Los Republicanos, Valérie Pécresse; de la alcaldesa de París y candidata del Partido Socialista, Anne Hidalgo; y del líder de la Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon. Los protagonistas de la jornada, Macron y Le Pen, todavía se harían esperar un poco. Terrazas y mercadillos A la altura del bulevar Edgar Quinet, un mercadillo a rebosar recordaba que, además de las elecciones, hoy es domingo, y que la gente quizá disfruta más de su vida cotidiana que de unas presidenciales, por decisivas que sean. Beneficiándose del sol y la buena temperatura, las terrazas estaban hasta arriba. En la rue de Huyghens, cerca del liceo Paul Bert, se hallaba otro colegio electoral. Como los dos centros anteriores, no parecía que hubiera demasiada afluencia. Allí conocíamos a Jessica, de 39 años, y su amiga, con la que curiosamente compartía edad y nombre. Ambas cuidaban de unos niños, a los que advertían que tuvieran cuidado con los escasos coches que cruzaban la calle. «Estoy muy deprimida y basante triste. Voté por convicción en la primera vuelta, porque sabía que en la segunda sería privada de hacerlo. Ahora he votado, en mi opinión, para decir no a los extremos», respondía la primera. «Comparto completamente su punto de vista. No he elegido por convicción, he hecho una elección cívica, para conservar las libertades de la República y la apertura a los demás. No podemos volver al pasado. No votamos por alguien, votamos contra alguien», añadía la segunda. «Yo voté a Yannick Jadot, porque era al que realmente tenía ganas de defender, y porque votar es expresar nuestra voz», explicaba de nuevo la primera, partidaria de los ecologistas. Con el 4,63 por ciento de los votos, Jadot pidió el voto para Macron tras ser derrotado hace dos semanas. Terraza con un mercadillo al fondo en la intersección del bulevar Raspail con el bulevar Edgar Quinet - S.N. Despidiéndonos de esta pareja de amigas, seguimos bajando por el bulevar Raspail, en el que descubrimos la estatua de Balzac junto a un cartel de Le Pen. Poco después, la candidata de extrema derecha votaba en la localidad de Héninc-Beaumont, en el norte de Francia, antes de regresar a París para los actos previsos esta noche. En un quiosco de la rue de Rennes, la portada de la revista 'Franc Tireur' recordaba uno de los aspectos más controvertidos de esta campaña, la polémica sobre la financiación rusa de Agrupación Nacional. «No jugar a la ruleta rusa», rogaba el titular, junto a un dibujo en el que una Marianne, el símbolo de la República francesa, apretaba un revolver del que salía la llama que sirve como distintivo al partido lepenista. Un poco más adelante, una pegatina reclamaba «Todo salvo Macron». El presidente, por su parte, depositaba su papeleta en Touquet, también al norte del país. Baja participación Por primera vez desde el inicio del paseo, la cola para votar en el colegio electoral situado en la biblioteca André Malraux, en la intersección entre la rue de Rennes y el bulevar Raspail, sí era notable. «Todo me parece jugado desde el antes», señalaba Albin, de 30 años, que sostenía el libro que leía en la cola. «Dicen que va a haber una gran abstención. No lo sé. Ya veremos», añadía luego, y afirmaba, antes de despedirse, que creía que la victoria iba a ser para Macron. Aunque todavía se desconocen los datos definitivos de participación, a mediodía eran del 26,4 por ciento, al menos dos puntos menos que en 2017. Cola en el colegio electoral de la biblioteca André Malraux - S.N. Ya en el barrio de Saint-Germain-des-Prés, una concentración de fieles ucranianos, que celebraban la Pascua ortodoxa en la iglesia de San Volodímir el Grande, alegraban la mañana parisina. Sosteniendo cestas de mimbre y vestidos con las blusas tradicionales de su país, blancas y bordadas con formas geométricas, la multitud se alejaba del templo después de recibir la bendición del pope. «Para mí, es mejor que gane Macron», comentaba Pavel, de 37 años, que prefería no hablar sobre la invasión rusa de su país y se limitaba a señalar a su hija, ya nacida en Francia y que, como explicaba risueño y con un punto de orgullo, hablaba francés mejor que él. A apenas unos metros, con las terrazas llenas en las míticas braserías Café de Flore y Les Deux Magots, un quiosco exponía la portada de la revista 'Marianne', que, con fotos de Macron y Le Pen, pedía: «A pesar de la cólera.. evitar el caos». Descendiendo por callecita cercana, junto al colegio electoral de la rue Saint-Benoît, una mujer, vestida con gafas de sol y una camiseta rosa, señalaba a la periodista y le pedía: «¡Vote bien!» Informada de que veníamos del extranjero y eso no iba a ser posible, la señora, llamada Victoire «por Chales de Gaulle, porque nací en la guerra», y de 81 años, aceptaba explicar su punto de vista. «He votado contra, voté contra en la primera vuelta y voto contra en la segunda. Voto contra Macron, porque, para mí, es un mondialista, y, aunque Marine Le Pen no es necesariamente lo que habría querido, ella defiende Francia», sostenía, antes de despedirse a la japonesa con una inclinación y un inesperado «arigato». El resultado, todavía, está en el aire.
24-04-2022 | Fuente: as.com
Sigue en directo las elecciones en Francia: Macron o Le Pen
Sigue en directo la última hora de las elecciones presidenciales en Francia, con los candidatos Emmanuel Macron y Marine Le Pen: votos, resultado y escrutinio.
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Elecciones Francia, en directo: la participación al mediodía baja casi dos puntos respecto a 2017
Los resultados de la segunda vuelta de las elecciones de Francia del 24 de abril de 2022 marcarán, no solo el futuro presidente de la V República francesa, sino también el futuro de la Unión Europea. Con la seria amenaza de una posible -aunque poco probable- victoria de Marine Le Pen, Macron se enfrenta a un segundo mandato lleno de desafíos tanto a nivel nacional como internacional. Los resultados de la primera vuelta de las elecciones francesas 2022 dejaron a Macron como el candidato político con más apoyos gracias al 27,84 % de los votos. En segundo lugar, quedó la líder del partido de ultra derecha, Marine Le Pen, con el 23,15 % del apoyo de los ciudadanos. Fuera se quedó el populista de izquierdas Mélenchon, el radical de extrema derecha Éric Zemmour, el ecologista Jadot, el candidato del PCF Fabien Roussel y los representantes de los partidos políticos tradicionales: Anne Hidalgo, líder del partido socialista francés que ha sufrido un hundimiento épico, y Valérie Pécresse, candidata de Los Republicanos (tradicional partido conservador). Hasta ahora las encuestas dan como favorito para ganar las elecciones de Francia a Macron, aunque por un margen más estrecho que en las anteriores presidenciales. Sin embargo, algunas encuestas han destacado una remontada de Macron de 15 puntos en la recta final de la segunda vuelta.
24-04-2022 | Fuente: abc.es
Elecciones Francia, en directo: La participación a las 17 horas es del 63,23%, dos puntos menos que en 2017
Los resultados de la segunda vuelta de las elecciones de Francia del 24 de abril de 2022 marcarán, no solo el futuro presidente de la V República francesa, sino también el futuro de la Unión Europea. Con la seria amenaza de una posible -aunque poco probable- victoria de Marine Le Pen, Macron se enfrenta a un segundo mandato lleno de desafíos tanto a nivel nacional como internacional. Los resultados de la primera vuelta de las elecciones francesas 2022 dejaron a Macron como el candidato político con más apoyos gracias al 27,84 % de los votos. En segundo lugar, quedó la líder del partido de ultra derecha, Marine Le Pen, con el 23,15 % del apoyo de los ciudadanos. Fuera se quedó el populista de izquierdas Mélenchon, el radical de extrema derecha Éric Zemmour, el ecologista Jadot, el candidato del PCF Fabien Roussel y los representantes de los partidos políticos tradicionales: Anne Hidalgo, líder del partido socialista francés que ha sufrido un hundimiento épico, y Valérie Pécresse, candidata de Los Republicanos (tradicional partido conservador). Hasta ahora las encuestas dan como favorito para ganar las elecciones de Francia a Macron, aunque por un margen más estrecho que en las anteriores presidenciales. Sin embargo, algunas encuestas han destacado una remontada de Macron de 15 puntos en la recta final de la segunda vuelta.