Infortelecom

Noticias de malestar social

01-09-2018 | Fuente: abc.es
La entrada en vigor del «paquetazo» de Maduro deja sin dinero a los venezolanos
Por todos lados hay largas colas de venezolanos buscando dinero y comida como nunca antes se había visto. Esta es la imagen que ofrece Venezuela en la víspera de iniciarse este sábado el plan de recuperación económica anunciado por Nicolás Maduro, que ha generado mayor descontento, desaliento y hasta pánico en la población impulsando el éxodo. Es fin de mes y los bancos están racionando el dinero, solo entregan 10 bolívares por persona después de esperar cuatro horas bajo el sol inclemente en la calle. La escasez es la misma de antes de entrar en vigencia la reconversión monetaria. No hay dinero en efectivo de los viejos y tampoco de los nuevos bolívares que llaman soberanos. Alberto Sandoval, un pensionado de Maracaibo, estado Zulia, dijo en las redes sociales que los 10 bolívares soberanos que le dieron en el banco no le alcanza ni para pagarse un desayuno. «Esto era para solucionar un problema, ahora tenemos más. Estamos en las mismas. Tenemos dinero y el banco no nos lo da». La escasez se agrava en los supermercados - EFE La culpa no es de la banca. El nuevo cono monetario consiste en eliminar cinco ceros para maquillar la hiperinflación más alta del mundo, según expertos internacionales. Pero la banca no ha recibido suficiente dinero de los nuevos billetes por lo que tiene que racionarlos para que alcance a todos sus clientes. Depreciación salarial En una tramisión desde la Casa de la Moneda en Maracay, Maduro salió imprimiendo los «soberanos», que paradójicamente fueron emitidos en enero de este año como se observa impreso en los billetes, lo que significa que ya estaban preparados y por lo tanto no explica el motivo de la escasez. El mandatario también ha tenido que retrasar para hoy el inicio del alza de la gasolina a precio internacionale con un incremento de 6.000% y del salario mínimo de 1,5 a 30 dólares que es un incremento de 3.400%. Aún no está claro cómo va a funcionar pues el régimen no ha detallado su implementación ni ha salido publicado en la Gaceta Oficial. El aumento salarial ya ha sufrido una depreciación del 3% diario, según la cotización del dólar paralelo que está entre 9.500 y 12.000 bolívares, mientras que el oficial Dicom está anclado en 61 bolívares. Maduro está enredado en su propio laberinto. Da un paso para adelante y dos para atrás mientras crece el malestar social, para estar a tono con su afición de bailar salsa. De acuerdo al diputado y economista José Guerra, el régimen «no tiene dinero para pagar lo prometido, a menos que haga funcionar la maquinita de hacer dinero». El salario mínimo ha creado una conmoción laboral y empresarial. Ahora el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, afirma que los 1.800 bolívares incluyen el bono de guerra, el bono de compensación de 600 bolívares, el bono de alimentación y cuanta cosa tenía antes el ingreso de los trabajadores. Pero no ha aclarado el importe mínimo del salario para efecto del cálculo de las prestaciones sociales en el futuro inmediato. El régimen ha perseguido y encarcelado a más de 200 gerentes y dueños de comercios y multado a más de 1.000 supermercados, abastos y farmacias por remarcar los precios y presunto acaparamiento de alimentos y medicinas. Los supermercados, carnicerías y abastos de víveres lucen sus anaqueles vacíos, no obstante los clientes continúan afuera haciendo largas colas para entrar. A esto se añaden los apagones en Caracas que dejan sin punto de venta a los comercios.
06-08-2018 | Fuente: elpais.com
Teherán replica con contramedidas a las sanciones de EE UU
El régimen suaviza la prohibición de comprar divisas para contrarrestar el malestar social
22-07-2018 | Fuente: abc.es
Sergio Ramírez: «Espero que no se repita la historia de Nicaragua y las armas no se impongan a la sociedad civil»
Tanto la cuenta de Twitter como de Facebook del escritor S ergio Ramírez muestran la misma imagen: una ilustración de dos niños que, colgados de sendos globos, ascienden al cielo. La ilustración, de Otero, es un homenaje a los dos menores que perecieron el pasado 16 de junio en su casa de Managua durante un incendio presuntamente provocado por las fuerzas progubernamentales afines al presidente Daniel Ortega. En aquel incendio, producido en el marco de las protestas contra el gobierno, murieron seis miembros de la misma familia. Tres semanas antes, cuando recogió el premio Cervantes en Alcalá de Henares, Ramírez dedicó sus primeras palabras para recordar a las víctimas de las protestas que habían comenzado apenas cinco días antes en su país, Nicaragua. Se han cumplido ya tres meses de los enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas gubernamentales y el número de muertos se acerca a los 400, mientras que los heridos asciende a casi 2.000. Desde que comenzó el conflicto el escritor nicaragüense se ha convertido en «portavoz» y «cronista» , en medios de comunciación y redes sociales, de esta tragedia. ¿Ese 23 de abril pensó que la situación derivaría en lo que es hoy: una represión armada contra la sociedad civil? Ortega está ensordecido por el éxito de la represión desmedida de sus fuerzas paramilitares No, me pareció una explosión de euforia contenida que iba a encontrar algún cauce de diálogo, sobre todo porque la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CNE) ya estaba actuando como mediadora y la sociedad civil se estaba movilizando. Uno tiende, ingenuamente, a pensar en el grado de civilización, y me he encontrado que aquí no hay ninguno. Este asunto ha ido hacia el salvajismo más espantoso que uno tiene en la memoria. El número de muertos, heridos, perseguidos.. se ha multiplicado. Los que protestan están siendo tratados como delicuentes.. Ha habido una gran degradación de la situación. Ayer mismo [durante la celebración del 39 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista] lo que hizo Ortega fue criminalizar a los obispos de la CEN, calificándolos de «golpistas», cuando ellos han sido los mediadores. Los está demonizando y echándoles la culpa, como si fueran los caudillos de una revuelta que quiere derrocarlo. El deterioro ha sido tan grande que si antes pensabamos que Ortega podía ser lo suficientemente razonable, y que aceptaría que su tiempo había terminado y que había que abrirse a una salida negociada, dando la oportunidad de formar un nuevo gobierno, esas esperanzas ya las he perdido. Ahora veo a alguien ensordecido por el éxito de la represión desmedida de sus fuerzas paramilitares. No veo salida por medio de un diálogo, sobre todo después de criminalizar a los obispos. Eso es cerrar las puertas al diálogo. Aunque el cardenal Brenes ha afirmado que continuará con la negociación porque lo considera su deber evangélico. Pero va a ser muy difícil. Usted cree incluso que detrás de esta criminalización de los obispos existe una estrategia planeada.. Creo que la intención de Ortega es apartar a los obispos del diálogo y buscar a un mediador más complaciente, que sería el SICA (Sistema de la Integración Centroamericana), que emitieron una resolución tibia hace dos semanas, en la reunión de presidentes en la República Dominicana, llamando al diálogo y pidiendo el cese de la violencia de ambas partes, como si hubiera dos partes armadas, y no las hay. Si fuera así, la situación ha cambiado porque en la votación de la OEA de esta semana, ellos votaron contra Ortega: Guatemala, Honduras, la República Dominicana, Costa Rica, Panamá.. excepto el Salvador, que se abstuvo. La posición internacional de Ortega es muy débil como para exigir que la CEN deje de mediar. Los obispos aquí son muy respetados por todos por el papel ejemplar que están desempeñando. El detonante de las protestas fue la reforma del Instituto de la Seguridad Social, pero realmente ya había un mar de fondo de malestar social contra el gobierno de Ortega.. Hoy ya nadie se acuerda de la reforma de la Seguridad Social, eso ha pasado a ser secundario, pero abrió la compuerta de unas aguas que se desbordaron. Había una cólera contenida por los desmanes del gobierno, los abusos, la corrupción, el autoritarismo, la ausencia de instituciones civiles.. La gente se levantó por la democracia. Usted luchó junto con Ortega contra la dictadura de Somoza, y formó parte de su primer gobierno como vicepresidente, del que luego se desmarcó. ¿Qué ha pasado para que en estas cuatro décadas Ortega haya pasado de libertador a dictador? Todo lo que la revolución significó, en 2006 ha desaparecido completamente, solo queda la postura retórica de ese discurso antiimperialista, antioligárquico La revolución no tuvo un líder único, y los verdaderos líderes, a los que la gente respetaba, como Carlos Fonseca, murieron. Tras ellos no había un liderazgo definido. El fenómeno de Ortega se fue formando poco a poco, gracias a maniobras, alianzas, por lo que resultó el dirigente electo para representar al gobierno de la revolución, quizá porque era el menos hábil y el menos carismático. Se buscaba a un líder que no hiciera ola frente a todas las luchas de poder que había. La transformación de Ortega como caudillo único se produce una vez que la revolución pierde el poder en 1990 frente a Violeta Barrios de Chamorro. El Frente Sandinista de entonces desaparece y se producen enfrentamientos internos entre los que queríamos la democracia y los que preferían la línea autoritaria, de la que Ortega se declara líder. Ahí comienza esta deriva que se consolida a través de pactos políticos. Y en 2006 ya empieza a concentrar en sus manos todo el poder, pero no en nombre de una idea o de un proyecto revolucionario, de un poder familiar y personal. Todo lo que la revolución significó, en 2006 ha desaparecido completamente, solo queda la postura retórica de ese discurso antiimperialista, antioligárquico.. que es solo un cascaron, por debajo está un gobierno que lo único que busca es la concentración de poder y alianzas contranatura, con grandes empresarios. Algo que se rompe, y por lo que en parte está aislado. También le aisló internacionalmente la victoria en las elecciones de 2016, consideras ilegítimas, en las que no participó la oposición y la abstención fue del 70%. Sí, porque Ortega gana las elecciones como las gana Kim Jong-il en Corea del Norte, con más del 70% del voto, pero a través de unos procesos electorales en los que la gente no va a votar porque sabe que el aparato electoral está controlado por el poder, nadie confía en él. Hubo una enorme abstención. Existen muchos paralelismos entre los gobiernos de Nicaragua y de Venezuela, que también sufrió cuatro meses de protestas el verano pasado, y sus últimos comicios no han sido reconocidos por la comunidad internacional.. El desempleo que se ha producido con esta crisis alcanza los 300.000 puestos de trabajo, se han fugado más de 500 millones de dólares del país Hay similitudes, pero también diferencias. El aparato de poder de Venezuela es muy distinto, y descansa sobre todo en un enorme Ejército parasitario, que dispone de enormes recursos. Por otro lado, descansa en una enorme producción petrolera que aunque está disminuida, siempre funciona. Aquí no existe ni el ejército clientelista que tiene Maduro, ni la producción petrolera. El Ejército nicaragüense se ha mantenido, hasta ahora, al margen de esta situación. La fuerza bruta la ha puesto Ortega en manos de la Policía y de los paramilitares. Por otro lado, Nicaragua tiene una economía muy pequeña, diez veces más pequeña que la de Costa Rica. El desempleo que se ha producido con esta crisis alcanza los 300.000 puestos de trabajo, se han fugado más de 500 millones de dólares del país, cuando las reservas netas no alcanzan más que los 2.000 millones de dólares. Estas no son las proporciones de la economía de Venezuela, por mucho que se encuentre en ruinas. De manera, que en ese sentido Ortega es mucho más frágil que Maduro. Se ha hablado de la existencia de reuniones de emisarios de EE.UU. con Ortega en las que se habría pactado un adelanto electoral a 2019, pacto del que al final se habría echado atrás el presidente nicaragüense.. Hay una cosa muy llamativa del discurso de Ortega durante la celebración del 39 aniversario del triundo de la Revolución Sandinista, en el que se dedicó a atacar a los obispos y no dijo nada de EE.UU., de la derrota que sufrió en la OEA, que lo aisla, ni del secretario general Almagro, que una de las reuniones dijo que él había pactado con Ortega el adelanto de las elecciones, y que este se había echado para atrás. Si Ortega ha discutido con la OEA, habría tenido que discutir también con EE.UU. este adelanto. De esto no ha hablado nada. A una militancia enardecida, fanática, que es la que le sigue, no le va a decir que le obligaron a afirmar que le forzaron a pactar unas elecciones anticipadas. En el momento que diga que hay que buscar una salida, adelantar las elecciones, todo ese tinglado se desarma. Ortega ha convencido a los más fánticos no solo de que se queda hasta 2021, sino que se queda para siempre. Uno de los lemas que se coreaba ayer es «Daniel se queda, Daniel se queda..», que es defensivo; muy parecido al de Somoza en 1979: «No te vas, te quedás; no te vas, te quedás». ¿Hay todavía posibilidad de alcanzar una solución pacífica después de tantos muertos? Tiene que haberla. Qué otra salida podría tener el país: ir con Ortega hasta 2021 y que se vuelvana producir unas selecciones fraudulentas, eso es imposible. La gente tiene un límite de resistencia que ya llegó a su fin. Si Ortega se quedó sin el apoyo de la sociedad civil, de los empresarios, de los obispos.. está en una situación de aislamiento. Él finge, falsifica las imágenes en televisión, de tener más respaldo del que realmente tiene, pero la verdad es que tanto políticamente como socialmente está aislado. La gente no va a dejar de resistir, buscará otras formas de presión; y estoy hablando de una resistencia cívica. Lo que menos quisiera es hablar de una guerra civil, porque no le conviene a Nicaragua. Hay que recordar que la guerra para quitar a Somoza costó 20.000 vidas, y la siguiente guerra civil del sandisnismo y contrarrevolucinarios costó otros 20.000 muertos. Era un país de 4 millones de habitants entonces, hoy somos seis. Somos un país pequeñito. Ojalá que la cuota que hemos tenido que pagar de sangre sea esta, y se logre una solución negociada a pesar de la sinrazón de Ortega. Rechazo que una guerra civil sea la solución. Siento que por primera vez tenemos la oportunidad como país de encontrar una salida cívica a una situación de conflicto frente a un gobierno dictatorial, que nos dé instituciones nuevas, firmes, transparentes; y no un nuevo caudillo militar triunfante de una guerra civil que vuelva a repetir la historia que hemos vivido siempre: aquí las armas siempre se han impuesto sobre la sociedad civil. ¿La comunidad internacional está haciendo lo suficiente para ayudar a Nicaragua? Cada vez está haciendo más. Hace un mes había más indiferencia. Lo ha demostrado la votación de la OEA, que apoyó, con 21 votos a favor, la exigencia de un adelanto electoral, mientras solo tres votaron en contra. Esta es una derrota muy fuerte. Si Ortega no cumple la resolución, de impulsar un verdadero proyecto de paz y que retire a los paramilitares, se le aplicaria la Carta Interamericana, que requiere de 24 votos. Ahora, creo que la Unión Europea, a parte de declaraciones de España o Alemania, siento que tiene que hacer mucho más porque tiene mucho prestigio en América Latina. Una declaración unánime señalando lo que está sucediendo en Nicaragua seria de gran importancia.
08-06-2018 | Fuente: abc.es
El FMI insufla un balón de óxigeno de largo aliento a Argentina
El Gobierno de Mauricio Macri superó todas las expectativas y logró una linea de crédito del FMI de 50.000 millones de dólares (unos 42.000 millones de euros), en tres años. De este modo, Argentina despeja cualquier posible fantasma de cesación de pagos y dispone de liquidez suficiente para frenar nuevas «corridas» cambiarias. El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, hicieron el anuncio. El 20 de junio es la fecha estimada de acceso a la primera partida de los fondos. Se trataría de un 30 por ciento del monto total (unos 15 mil millones de dólares). «El resto ?anunció Dujovne? estará disponible según las necesidades». Argentina respiró hondo al conocer los detalles de un rescate preventivo del FMI que supone, a efectos reales, un cambio de política económica. Una de las novedades de este acuerdo, concretado en tiempo récord, es que los fondos no irán directos al Banco Central sino a las arcas del Tesoro. Esto es, que será el Ejecutivo el que dispondrá cómo, cuándo y cómo utilizará ese parachoques frente a escenarios de turbulencias como los registrados el pasado mes de mayo. Esta inyección o sobre dosis de financiamiento del FMI no significa que Argentina tenga que «gastar» todo. El recurso es con carácter preventivo y el acceso se hará en función de las necesidades. Entre éstas, recuperar el equilibrio fiscal, bajar la inflación y empezar a barrer las Lebac, Letras del Banco Central que se renuevan mensualmente a tasas incluso superiores al 40 por ciento. El Fondo permite cierta flexibilidad en el acuerdo en función de las necesidades sociales. Terror a los ajustes El terror a un ajuste brutal a cambio de financiamiento por parte del FMI se quedó reducido a exigencias razonables como la obligada reducción del deficit y, en palabras de Sturzenegger, el fin «de la maquinita», un invento argentino para referirse a la emisión monetaria descontrolada. El plan de infraestructuras y desarrollo de obras públicas, una de las grandes apuestas de Macri, se verá afectado con los recortes así como las provincias. Los gobernadores podrían generar tensiones o roces con el Gobierno pero será el próximo año cuando se pongan las cartas sobre la mesa de las elecciones presidenciales. La idea de poner «palos en la rueda» al acuerdo y tratar de que pase el filtro del Congreso donde la coalición de Gobierno no tiene mayoría parece no tener futuro. El Ejecutivo de Macri tiene como fecha límite el 2021 para transformar el déficit en superavit, de forma paulatina. Un gran acuerdo, según Macri El rescate del FMI equivale al 10 por ciento del PIB argentino y supone un espaldarazo de la comunidad internacional, convencida de que Argentina tiene que salir adelante. Macri escenificará este acuerdo con la directora gerente del FMI, en la cumbre del G-7 de Canadá este fin de semana. El presidente, que evitó emitir un mensaje a la Nación, posiblemente para restarle gravedad al asunto pese al acierto, dijo en un encuentro con la prensa acreditada en Casa Rosada: «Va a ser un gran acuerdo para los argentinos, para ayudar a la gente. Va a generar más oportunidades de desarrollo, ayudará a fortalecer el desarrollo y la creación de empleo». Christine Lagarde, en un comunicado matizó: «Si las condiciones sociales empeoran, la economía se desacelera o el desempleo sube más rápido de lo previsto actualmente, existen disposiones para incrementar más la asignación presupuestaria dedicada a las prioridades sociales». La observación de Lagarde tiene en cuenta el contexto y malestar social que genera la mención de las siglas que dirige y los efectos que podría tener apretar más el cinturón en una sociedad que tiene un índice de pobreza en torno al 28 por ciento. Éste punto es la asignatura pendiente que difícilmente podrá aprobar Macri cuando termine su mandato y la vara con la que pidió que midieran su gestión.
07-02-2018 | Fuente: abc.es
El «Mein Kampf» de Hitler se sitúa entre los libros más vendidos por Amazon en Italia
Italia está jugando de forma peligrosa con el fuego del racismo. Después del ataque racista de Macerata el pasado sábado, cuando el ultraderechista Luca Traini, de 28 años, hirió a seis personas de color, el problema del racismo ha centrado la campaña electoral, desplazando a otro tema, el de los impuestos, sobre el que se estaban haciendo las más disparatadas promesas. La cuestión de la inmigración se plantea en términos muy dramáticos a causa de dos acontecimientos. Por un lado, la «caza al negro» desencadenada por el ultra Traini, seguidor de la xenófoba Liga Norte. Por otro, el asesinato en Macerata de una joven toxicodependiente, cuyo cuerpo fue descuartizado, siendo detenido como presunto responsable un nigeriano. Se han aprovechado los dos casos para la instrumentalización política haciendo surgir los peores instintos. Sin duda, el más populista a la hora de soplar sobre el malestar social y rechazo de los inmigrantes es Matteo Salvini, líder de la Liga Norte que habla de «invasión» y grita «fuera inmigrantes», al mismo tiempo que, imitando a Donald Trump, ataca a los musulmanes y a los extranjeros. Silvio Berlusconi, líder de Forza Italia, quien para congraciarse con Europa pretendía jugar la baza de la moderación frente al populismo, no se ha distanciado de Matteo Salvini. Muy al contrario: Berlusconi declaró que, si gana las elecciones, expulsará a 600.000 inmigrantes porque son «una bomba social, lista para explotar». Muchos observadores consideran que se trata de una propuesta lanzada con urgencia y superficialidad. «Sería interesante saber qué país acogería 600.000 inmigrantes. Nadie lo sabe y, naturalmente, no tiene la más mínima idea el propio Berlusconi. Bastaría esto para indicar la inconsciente superficialidad con que la clase política italiana está habituada a tratar el tema de la inmigración», escribe el profesor de Historia Ernesto Galli della Loggia en el «Corriere». El temor es que el ataque racista de Macerata no sea un hecho aislado. «Italia es un país sano», ha dicho el ministro de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, pero los síntomas racistas aparecen cada vez con más frecuencia como reflejan los medios de comunicación. Este martes mismo apareció una gran pancarta sostenida por varios jóvenes en Ponte Milvio, una de las zonas más frecuentadas por la movida de Roma, para ensalzar al racista responsable de la redada xenófoba a golpe de pistola en Macerata: «Honor a Luca Traini», se leía en la pancarta. En el registro que se hizo en la casa del ultra, la Policía encontró el «Mein kampf» («Mi lucha») de Hitler. No es casual que tras el ataque del ultra este libro del dictador nazi, escrito en 1925, se haya situado en el séptimo puesto entre los libros más vendidos por Amazon en Italia. El problema de la inmigración ha unido al centro-derecha, que estaba desunido en cuestiones fundamentales, sobre todo en relación con Europa y el euro. De forma particular, el caso racista de Macerata les ayuda y permite que el viento sople a su favor. Por primera vez los últimos sondeos indican que es muy probable la victoria del centro-derecha en las elecciones del 4 de marzo: Roza el 40% la coalición formada por Forza Italia de Silvio Berlusconi, Liga Norte de Salvini, y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni. Las encuestas dan por hecho que el centro derecha obtendría mayoría en el Senado y casi también en la Cámara de Diputados. Si ninguna fuerza política o coalición obtiene la mayoría parlamentaria, Silvio Berlusconi ha manifestado que se deberían convocar las elecciones. Con ello se ha mostrado de acuerdo el exprimer ministro Matteo Renzi. De todas formas, queda aún mucha campaña y son muchos los indecisos, por lo que el resultado final es incierto. Advertencia de Europa La instrumentalización de la inmigración, con el riesgo de favorezca a los extremismos, preocupa a Europa, como refleja esta dura advertencia del vicepresidente de la Comisión europea, Frans Timmermans. En Macerata se ha producido «un ataque voluntario a nuestros valores fundamentales, un intento de destruir el tejido que nos une como europeos», afirma Timmermans. Curiosamente, la condena del centro-izquierda contra el racismo de Macerata ha sido un tanto débil. El Partido Democrático (PD) de Matteo Renzi ha preferido mantener un perfil bajo para no exaltar los ánimos. El PD ha atacado a Salvini, pero no ha querido elevar el tono de la polémica por temor a ser acusado de ser el partido que «hizo entrar a los inmigrantes en Italia».
25-10-2017 | Fuente: abc.es
El Gobierno kurdo, tras el referéndum: «Los choques con Bagdad no llevarán a la victoria»
El Gobierno del Kurdistán iraquí ha ofrecido este miércoles «congelar» los resultados del referéndum de independencia de Irak, celebrado hace un mes, con el fin de resolver el conflicto que mantiene con el Ejecutivo iraquí. En un comunicado publicado de madrugada, el Gobierno regional propuso también decretar un alto el fuego y detener las operaciones militares en esta región del norte de Irak. El objetivo es iniciar un «diálogo abierto» entre las autoridades kurdas y el Gobierno iraquí "en base en la Constitución". Con estas medidas, según el Gobierno kurdo, se pretende «actuar con responsabilidad para prevenir más violencia y enfrentamientos entre las fuerzas iraquíes y los peshmergas», como se conoce a los integrantes del Ejército kurdo. Los enfrentamientos, que empezaron el pasado 16 de octubre, «han causado daños a ambos lados y pueden conducir a un continuo baño de sangre, infligiendo dolor y malestar social entre los diferentes componentes de la sociedad iraquí». «Los choques no llevarán a la victoria» Las operaciones militares fueron lanzadas por Bagdad como represalia a la celebración, el pasado 25 de septiembre, del referéndum de independencia, rechazado por el Gobierno iraquí, que ha pedido su anulación para iniciar un diálogo con las autoridades kurdas. Ayer, las fuerzas kurdas «peshmergas» y el Ejército iraquí se dispararon varios obuses de mortero ayer cerca de la frontera con Siria en el marco del aumento de tensión tras la campaña militar lanzada por Bagdad para recuperar el control de las regiones disputadas que estaban en manos de los kurdos En opinión del Gobierno kurdo, los enfrentamientos «no llevarán a ningún lado a la victoria y conducirán el país al desorden y al caos», se añade en el comunicado. La propuesta kurda llega horas antes de que el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, inicie hoy un viaje a Turquía e Irán, países vecinos con importantes minorías kurdasy que han opuesto tajantemente el referéndum independentista en el Kurdistán iraquí. El referéndum tuvo una participación del 72 % y cerca de un 92 % de los votos favorables a la secesión, según datos del Gobierno kurdo, que había afirmado que no declararía la independencia antes de negociar los términos con las autoridades de Bagdad.
03-06-2017 | Fuente: abc.es
«Tuve las pelotas de ir a elecciones», replica May en televisión
Theresa May se ha negado a conceder debates electorales, algo que Corbyn calificó anoche como «una vergüenza», pero acepta acudir a formatos en directo con preguntas del público. Este viernes, en la BBC 1, se vivió el último gran hito televisivo de esta campaña. May, de 60 años, y Corbyn, de 67, se sometieron sucesivamente, durante 45 minutos cada uno, al duro repaso que les aplicaron un centenar de ciudadanos en el programa «Question Time». Como maestro de ceremonias, el eterno David Dimbleby, de 78 abriles, el hombre de que desde 1979 ha presentado todas las veladas de las elecciones generales. Fiel a sus carrascalianas corbatas floreadas, demostró que no ha perdido reflejos. Véase esta colleja dialéctica que propinó a May: «Usted hizo campaña por el Remain y entonces decía que estar en Europa nos hace más prósperos. Ahora en cambio dice que el Brexit, salir de Europa, nos hace más prósperos. ¿Cuál de esas dos personas es usted? ». May eludió la estocada como pudo: «Lo que yo digo es que demos una oportunidad al futuro». La cita televisiva era muy importante, toda vez que las poco fiables encuestas británicas están marcando un deterioro de May, que sigue por delante, pero arrancó con 22 puntos de ventaja y hoy solo domina de tres, según «The Times», o de cinco, a decir de la encuesta que ayer publicó el «Evening Stantard», el gratuito de Londres que dirige George Osborne, ex mano derecha de Cameron, quien utiliza el periódico para pellizcar a May, en represalia por haberlo echado. En el cara a cara con el público de comienzos de semana, May había estado muy mal, tensa, como enojada. Por el contrario, Corbyn lo había bordado, con un relax casi zen y una inesperada simpatía. Esta vez ha sucedido al revés. El público abrasó a ambos con preguntas y comentarios duros, pero la primera ministra respondió mejor que el líder laborista, que pagó sus convicciones pacifistas ante un público que se reveló guerrero. «¿Pulsará el botón rojo si es necesario?», le preguntó el presentador. «El uso más efectivo de las armas nucleares es no usarlas», respondió Corbyn. «Está usted haciéndome un regate. ¿Qué pasa en la vida real?», replicó Dimbleby. Los espectadores siguieron presionando con el tema. «No seré el responsable de la muerte de millones de personas». «¿Y si nos atacan Irán o Corea del Norte?». Y Corbyn, a piñón fijo: habría que negociar, buscar un acuerdo, «aunque el desarme sería difícil?». «¡Sería imposible!», voceó un espectador. El líder laborista funciona bien cuanto explota el malestar social que ha dejado la crisis para vender todo tipo de mejoras sociales, probablemente imposibles de costear. Pero sufre cuando los dardos incómodos ?o realistas- le traban su discurso de «justicia social», en el que está a gusto. Por ejemplo: «Usted apoyó al IRA y a Hamas». Lo negó, pero al segundo elogió la bondad de los procesos de paz. A pesar de una rotunda pregunta de un ciudadano no acabó de condenar expresamente al IRA, a los que no llama terroristas, sino «los republicanos». May también recibió lo suyo. Le afearon sobre todo sus contradicciones. La primera pregunta, de una chica muy joven, fue a saco: «¿Cómo podemos confiar en usted si como ministra del Interior y primera ministra ha cambiado de opinión en todo?». Fajándose bien, May le pidió ejemplos. «Las elecciones, que no iba a convocar, el cambio de idea en asistencia social». La premier sorprendió con una expresión que no está en su libro de estilo: «Tuve las pelotas de ir a unas elecciones», y explicó que lo hizo, para «frenar a los que quieren burlar la voluntad del pueblo sobre el Brexit». Un señor mayor de porte bien, que se reconoció votante tory, expresó su enfado por dar ayuda internacional a Corea del Norte. Cuándo se le preguntó a May cuánto dinero era, no lo sabía. Otro lance difícil llegó cuando una chica contó, casi llorando, que se pasó año y medio esperando una cita de salud mental. Corbyn defendió sus subidas de impuestos, con las que espera recaudar 48.000 millones de libras más. «El 95% de la población no se verá afectado», quiso tranquilizar. Subirá dos puntos el impuesto de sociedades. Un joven con pinta de hípster le hizo una observación: «¿Y qué pasa si a esas empresas no le gustan sus subidas y se van a otra parte ?». Una pregunta que resumió los límites del populismo de izquierdas.
05-02-2017 | Fuente: elpais.com
Hoy la vigencia del propio consenso democrático está en riesgo por el extendido malestar social
06-09-2016 | Fuente: abc.es
El líder de la oposición venezolana está dispuesto a hablar con Zapatero para acelerar la salida a la crisis
De nuevo el expresidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero visita Caracas. Y Jesús «Chúo» Torrealba, secretario de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), está dispuesto a conversar con Zapatero para «acelerar la solución política y electoral» ante la gravedad de la crisis de Venezuela. «Si está acá (Zapatero) es por invitación del gobierno de Maduro, no nuestra. Nosotros tenemos la decisión política como fuerza mayoritaria, como fuerza que está llamada a moderar el futuro político de este país, de conversar con todo aquel que sea necesario conversar para adelantar, para acelerar la salida política y electoral. Eso está fuera de toda duda», dijo el jefe de la MUD. Zapatero también estuvo en el país la semana pasada, pero un día antes de la gran marcha del 1-S de la Toma de Caracas regresó a Madrid y no pudo ver con sus propios ojos la multitudinaria protesta de más de un millón de personas que reclama la fecha del referéndum para revocar a Maduro. La actuación de Rodríguez Zapatero ha despertado recelos en algunos sectores de la oposición Torrealba dio la rueda de prensa acompañado del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, y de los diputados Delsa Solórzano, Freddy Guevara y Manuel Texeira. «La única respuesta seria ante una situación como esta no es el aventurerismo. La única respuesta seria es adelantar, acelerar la conclusión de la salida electoral». Para la dirigencia opositora es «demasiado importante acelerar la solución política y electoral a esta crisis, y queremos llamar la atención sobre la gravedad de lo que está pasando. En el contexto de una debacle económica y de un profundo malestar social ocurren cosas como la del viernes en la noche (la cacerolada de Villa Rosa, en la isla de Margarita), con ese bochornoso incidente que implicó al señor que ocupa la primera magistratura del país», agregó. Desde noviembre Zapatero está mediando en el conflicto venezolano a petición de Maduro desde noviembre del año pasado, pero su misteriosa actuación ha despertado recelo y desconfianza en algunos sectores de la oposición. Sin embargo, Torrealba insiste en que «todo lo que signifique conversar para acelerar el cambio político, para acelerar la consulta electoral, y para que esta crisis tenga una solución pacífica y democrática, hay que hacerlo», insistió.
13-03-2016 | Fuente: abc.es
Miles de brasileños se concentran para exigir la destitución de Rousseff
Miles de personas se concentraron desde las primeras horas de este domingo en decenas de ciudades de Brasil para participar en una jornada nacional de protesta, en las que será exigida la renuncia o destitución de la presidenta, Dilma Rousseff. Las primeras movilizaciones se han registrado en algunas ciudades del norte y noreste, las regiones más pobres del país, en las que miles de manifestantes han pedido el «fin» del Gobierno de Rousseff y han expresado su apoyo a las investigaciones sobre las corruptelas en la estatal Petrobras, que salpican a medio centenar de políticos. En Belén, capital del amazónico estado de Pará, uno de los grupos ha desfilado por céntricas avenidas con una suerte de «carroza-cárcel» en la que estaba encerrados muñecos que representaban a Rousseff y a su antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva , quien está investigado por supuesta corrupción. Las protestas han sido convocadas por grupos de la sociedad civil vinculados a los partidos de oposición, que también han manifestado su respaldo a las movilizaciones. Según el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), las manifestaciones de este domingo serán el «mayor acto contra el Gobierno de los últimos tiempos» y pueden ser «definitivas» para impulsar el juicio político que la oposición promueve contra Rousseff en el Congreso. Desde primera hora de la mañana también han comenzado a concentrarse miles de personas en Río de Janeiro y Brasilia, aunque la mayor de las protestas se prevé que será por la tarde en Sao Paulo, donde se espera que cientos de miles de manifestantes ocupen la céntrica avenida Paulista. Rousseff enfrenta una severa crisis política y económica, en un escenario de crecientes inflación y desempleo que han agudizado el malestar social y derrumbado su popularidad, que recientes encuestas han situado en torno al 10%. El descontento ha repercutido en el terreno político, al punto de que este sábado el influyente Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el vicepresidente Michel Temer, dio un primer paso hacia una posible ruptura con el Gobierno. El PMDB, considerado como el principal partido del país, decidió en una convención nacional que sus afiliados no podrán ocupar nuevos cargos en el Gobierno por un plazo de 30 días, en el que decidirá si permanece en el Ejecutivo o pasa a engrosar las filas opositoras. Rousseff, quien tiene previsto pasar el día en su residencia oficial en Brasilia, reiteró este sábado que el Gobierno garantiza el derecho a las manifestaciones, siempre y cuando sean pacíficas. «Sólo pido que no haya violencia, pero todas las personas tienen derecho a ir a la calle» para manifestarse a favor o en contra del Gobierno, ha declarado.