Infortelecom

Noticias de latinoamerica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Piden a Maduro que cumpla su promesa de «reciprocidad» y libere a Leopoldo López
La defensa de Leopoldo López y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) exhortaron al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a que cumpla su promesa de excarcelar al preso político «en reciprocidad» por la liberación del independista puertorriqueño Oscar López Rivera por el Gobierno de Estados Unidos. López Rivera recibió este martes el perdón del presidente saliente, Barack Obama, que ya ha cumplido una pena de 35 años en prisión; los últimos años en la cárcel de Terre Haute, en Indiana. El independentista puertorriqueño podría quedar en libertad en cuatro meses, el próximo 17 de mayo. Sin embargo, Maduro indicó este martes que el caso de Leopoldo López está en manos de la Justicia venezolana. «Se procesará ese caso al igual que todos los demás y espero que haya justicia», declaró el presidente, sin aclarar si lo va a excarcelar o no. Para Juan Carlos Gutiérrez, abogado de Leopoldo López, se trata del principio internacional de reciprocidad Sin aludir a su compromiso, el mandatario bolivariano subrayó que Oscar López Rivera «nunca mató a nadie, nunca quemó nada ni destruyó a nadie; el único delito que cometió fue pedir la independencia de Puerto Rico en los siglos XX y y XXI». Agregó que es un «gran latinoamericano que merece la libertad que finalmente le concedió Estados Unidos». Nicolás Maduro aseguró el 4 de enero de 2015 que «la única forma» de que firmase el indulto de Leopoldo López sería para canjearlo por el líder independentista puertorriqueño encarcelado en territorio estadounidense. «La única forma de que yo usara las facultades presidenciales es para montarlo en un avión a EE.UU., lo deje allá y me entreguen a Oscar López Rivera, pelo a pelo, hombre a hombre». Los abogados y los dirigentes de la oposición le han tomado la palabra. Para Juan Carlos Gutiérrez, abogado de Leopoldo López, se trata del principio internacional de reciprocidad. Gutiérrez espera que Maduro cumpla su palabra y lo libere por medio de una sentencia judicial que dictamine que es inocente. El líder de Voluntad Popular cumple una condena de casi 14 años en la prisión militar caraqueña de Ramo Verde por protestar y pedir la salida de Maduro a principios de 2014. En su programa de radio Por su lado, Jesús «Chúo» Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, recordó que Maduro prometió excarcelar a Leopoldo López cuando Estados Unidos dejara en libertad al líder del grupo marxista-leninista Fuerzas Armadas de Liberación Nacional. «A partir de mayo queda liberado Oscar López Rivera por indulto de Barack Obama. Ahí tienes, Maduro (?) Él dijo que liberaría a Leopoldo López si EE.UU. liberaba a Rivera», expresó Torrealba en su programa radial La fuerza es la unión.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Así vieron los analistas de ABC la investidura de Obama y así hacen hoy balance de su gobierno
José María Carrascal Obama, ese gran desconocido (19 de enero de 2009) Sus tendencias-hablar con todos, no asustarse ante nada, buscar lo que nos une-, a todas luces, liberales. Que se haya rodeado de un equipo de pesos pesados de anteriores administraciones, incluida la de Bush, indica una gran confianza en sí mismo, enorme frialdad en sus decisiones y que se da cuenta de los problemas que tiene ante sí. Deuda y déficit norteamericanos alcanzan cifras astronómicas. Las dos guerras en que está metido su país no tienen aspecto de poder ganarse, pero no pueden perderse. Su prestigio en el mundo cae, mientras sus enemigos se multiplican. Parece demasiado para alguien como él, aún joven, que hasta el momento no ha desempeñado ningún cargo ejecutivo. Juicio provisional (21 de enero de 2017) El juicio final sobre Barack Obama tendrá que emitirlo la historia. Sus contemporáneos estamos demasiado cerca para emitirlo. Pero podemos decir si hubo presidentes norteamericanos que crecieron en el cargo y otros menguaron, Obama pertenece a los últimos. Que un joven negro, bien parecido, sonriente, excelente orador, llegase a la presidencia de los Estados Unidos alegró corazones e hizo soñar en una era de fraternidad universal y progreso indefinido. Pronto, sin embargo, se vio que las buenas intenciones, las sonrisas y la excelente oratoria no bastan para detener a esos cuatro jinetes de la Apocalipsis que son la guerra, la conquista, el hambre y la muerte, que han continuado, incluso in crescendo, durante sus dos mandatos. Su último error ha sido dejarse arrastrar por los más sectarios de su partido en desacreditar a su sucesor, en vez de dejar el cargo elegantemente. Por no hablar del indulto de un traidor. Al final, le salió el «progresista». ¿Es Donald Trump un producto de Obama? Desde luego, es su polo opuesto y hay indicios de que el resentimiento con vetas racistas que causó en ciertos norteamericanos ver a un negro en la Casa Blanca se tradujo en votos para un candidato que no quisieran tener como vecino. Pero esto, a partir de hoy, ya es historia. Y la historia, como decían los antiguos, está en el regazo de los dioses. Esperemos que sean clementes con nosotros. Hermann Tertsch Héroes y enanos (22 de enero de 2009) Hoy parece que el héroe del momento es Barack Obama, un hombre del que sólo sabemos que es un brillante orador y diseñador de afectos. Los próximos cuatro u ocho años nos dirán si va a ser realmente el héroe que, como en su día Churchill o Reagan, marcará un cambio de rumbo hacia mayor seguridad, bienestar y libertad de la sociedad que le ha confiado el liderazgo. Porque también puede resultar al final un enano como tantos líderes fatuos que sobrevivieron y sobreviven estafando a quienes habían depositado en ellos su confianza, sus bienes y el futuro propio y de sus hijos. Un relevo radical Hace ocho años dejaba entrever mi escepticismo ante la figura de Barack Obama, cuya llegada era celebrada con un entusiasmo desconocido en generaciones. Ya entonces se habló de la obamanía como la pasión nada razonaba hacia el primer presidente negro. Poco después llegó aquel ridículo Premio Nobel de la Paz como un adelanto más de ese entusiasmo acrítico de opinión publica y mediática en todo el mundo. Hoy sabemos que el mundo que nos deja Obama es más peligroso que el que asumió como jefe de la primera potencia. Occidente es más débil, EE.UU. está más dividido y los enemigos de la sociedad libre están crecidos. Mientras, el discurso izquierdista y multicultural que ha fomentado esta presidencia nos ha hecho a todos más vulnerables. Hay mucho de estafa, de artificio y de fracaso en la presidencia que ayer concluyó. Gracias a unos medios norteamericanos y europeos entregados a la familia Obama, los ocho años de reveses en el exterior y escasos avances en el interior han sido convertidos en esa memoria mediática en un éxito que no fueron. Al final da la impresión de que las crisis de esta presidencia siempre han sorprendido a Obama jugando al golf en Martha?s Vintage. Ayer comenzó una presidencia con el signo radicalmente opuesto. Se va un mimado por la opinión publicada y llega un presidente que ha triunfado en combate abierto contra todos los poderes establecidos de EE.UU. y el mundo. Nadie le va a regalar un Nobel a Donald Trump. Pero es posible que al final de su presidencia lo merezca más que su antecesor. Ramón Pérez-Maura Guantánamo, parábola de la utopía (25 de enero de 2009) Obama conoce ya el percal de lo que tiene en su base cubana, encabezado por ese amante de la paz universal llamado Jalid Sheij Mohamed, autor intelectual del 11-S, de los ataques en Bali, del atentado contra el World Trade Center de NY en 1993 y del asesinato de Daniel Pearl entre otras lindezas. Convendremos que quizá no sea una buena idea ponerlo en libertad. La pregunta que tiene que resolver Obama de aquí a un año es qué hacer con gente como él. Habrá quien diga que a la Presidencia de los Estados Unidos se viene con los deberes hechos en casa. La realidad, siempre tan incómoda No hacía falta ser un genio para prever hace ocho años que Obama se iba a comer con ketchup su promesa de cerrar Guantánamo en un año. Pero le aclamaban porque era un defensor de los Derechos Humanos a diferencia de quien habilitó ese penal para estos fines, que fue el malvado George Bush. La realidad es que ahora Oabama ha dejado la Presidencia ocho años después y el penal sigue en uso. Con muchos menos internos, pero en con iguales funciones. ¿Por qué nadie denuncia a Obama por haber hecho lo mismo que Bush durante más años que aquel? ¿Dónde están los que podrían pedirle que cumpliera sus promesas electorales? Los terroristas que siguen en Guantánamo ¿no estaban ya allí cuando tantos aclamaban a Obama por pedir el cierre del penal? Quizá hayan visto «La noche más oscura», la estremecedora película de Kathryn Bigelow, estrenada -no por casualidad- durante la campaña electoral en que fue reelegido presidente Obama. En ella se cuenta con todo detalle la operación en la que se dio de baja a Osama bin Laden. Y en la misma película se narra, sin el menor disimulo, cómo eso pudo hacerse única y exclusivamente gracias a la información obtenida en los interrogatorios que se hizo con poca sutileza a los prisioneros de Guantánamo. Pero nada, el Guantánamo que iba a cerrar Obama lo aprovechó para ser reelegido presidente en 2012 entre aclamaciones de la progresía. La ética de la izquierda. Edurne Uriarte ¡Oh!Bama (3 de noviembre de 2008) Dice ¡Oh!bama que Irak fue un error pero elige a Biden, tan parecido a McCain y a Bush, para negar su propia afirmación. Decía que las tropas se irían pronto, pero ahora dice que se quedarán. Decía que dialogaría con todos, pero ahora dice que el ejército americano perseguirá y liquidará a los terroristas allí donde se encuentren. Los símbolos no se razonan. Hasta que llegue la hora de la verdad, del terrorismo, de la guerra, de los genocidios, de Irak, de Afganistán, de Irán, y el símbolo tenga que abandonar la camiseta. Ni convenció ni pudo Que tu partido y tu candidata sean derrotados por un populista como Donald Trump da una idea del enfado que has provocado en un amplio sector de tu país. Y a pesar del apoyo masivo de los medios de comunicación, pasión mediática que explica la descarada postulación a defensor de la prensa libre frente a Trump con la que se ha despedido Obama. No le recuerdan su propio enfrentamiento en 2009 con la cadena Fox, parecido al de Trump con la CNN, pero sin que nadie le acusara entonces de atacar la libertad de prensa. Convenció a los medios, pero eso no le sirvió para convencer al país que va a ser también dominado por los republicanos en las dos cámaras. Y, sobre todo, no pudo. Las élites izquierdistas del mundo le proclamaron como la gran esperanza pacifista frente a Bush y hasta le dieron el Nobel de la Paz antes de comenzar su presidencia. El balance es un terrorismo fundamentalista más fuerte que cuando llegó al poder, con atentados que crecen en todo el planeta y movimientos por la libertad como en Siria masacrados ante la dejación estadounidense o deslegitimados como en Cuba por acuerdos con el dictador. No has cambiado el mundo como prometiste y te sustituye alguien como el magnate Donald Trump. No es fácil de asumir y por eso hasta cuestionas la victoria del adversario y ya amenazas con volver. Jon Juaristi Obama (9 de noviembre de 2009) Al contrario que buena parte de la izquierda europea, Obama no ha hecho a Bush responsable de los estragos criminales del islamismo en España, Reino Unido, Marruecos, Egipto o Irak. Y es que Obama no es un antioccidental, ni un antisemita ni un anticristiano. Es un demócrata americano, e incurrirá fatalmente en el tipo de errores y cometerá el tipo de estropicios en que suelen incurrir y que suelen cometer los demócratas americanos, pero nada del tipo de las averías irreparables que acostumbran producir ciertas izquierdas europeas. El mundo está peor ahora Creo que, sin parecerme desacertado por entero, mi pronóstico de entonces resulta hoy, a todas luces, exageradamente optimista. Ha sido en el interior donde mejores resultados han obtenido sus políticas, y eso es encomiable. No lo ha sacrificado todo al welfare, lo que en medio de la crisis financiera habría sido terrible. Ha combinado rescates y Obamacare, pero de algún sitio tenía que sacar los recursos, y los recortes en gasto militar se han traducido en un debilitamiento de la defensa occidental en su conjunto. En términos geopolíticos, el mundo está peor que como estaba cuando accedió a la presidencia (y ya estaba, hay que recordarlo, bastante mal). Financió a los rebeldes sirios, que se pasaron en bloque a Daesh y a Al Qaida. Abandonó a Israel y pactó con Irán. No recuerdo una deriva más desastrosa de la política estadounidense en Oriente Próximo. Su pulso con Rusia ha dejado a Europa Occidental en riesgo inmediato de finlandización, y a Putin interviniendo descaradamente en el proceso electoral de los propios Estados Unidos. Tampoco ha calculado bien en el caso de Cuba. Dar un balón de oxígeno al castrismo agonizante no acelerará la transición a la democracia. Por el contrario, fortalecerá el nacionalismo revolucionario en toda Latinoamérica. Nada de esto va a tener arreglo con Trump, que vuelve a la política aislacionista tradicional del partido republicano anterior a Reagan, Quizá lo más negativo de la época Obama haya sido precisamente eso: facilitar el triunfo electoral de un personaje tan impredecible. Ignacio Camacho Obama, en prosa (6 de noviembre de 2009) Ha creado tantas expectativas que el desengaño podría ser clamoroso si las defrauda. Ha generado tanta esperanza que se ha puesto el listón muy alto a sí mismo. Se ha fijado un objetivo tan ambicioso -«cambiaremos el mundo»- que corre el riesgo de resultar mesiánico. Ha puesto tanta determinación y tanta fe en su liderazgo -«yes, we can»- que lo ha convertido en un desafío prometeico. Ha cosechado un éxito tan histórico que compromete la propia dimensión de su aventura. Cuando deje de levitar y aterrice en el suelo no le va servir de mucho la retórica. El santo sin milagros Para ser un nuevo San Martín de Porres le faltaron humildad y milagros. El balance presidencial de Obama, más que aceptable para cualquier político convencional, chocará siempre contra las expectativas mesiánicas que había generado. Cumplir la mayor parte del programa electoral no basta para convertirse en un santo laico. Obama cumplió de sobra el objetivo económico. Con la ayuda de la Reserva Federal salió de la recesión, afianzó el crecimiento, sostuvo el dólar y redujo el paro, además de implantar a trancas y barrancas el prometido seguro sanitario. En política internacional se sintió obligado a merecer el sorprendente Nobel preventivo de la Paz renunciando al liderazgo. Ese repliegue absentista ha incrementado la inseguridad, dado alas a Rusia y multiplicado la inestabilidad en los escenarios más delicados. Su apertura mal calculada al mundo musulmán y sus titubeos con Siria complicaron las primaveras árabes hasta convertirlas en un peligroso fiasco. El plano en que mejor ha resistido la comparación consigo mismo ha sido el de su incuestionable apostura política, aunque ciertos aires de mal perdedor empañasen al final su célebre elegancia discursiva. Se explican acaso por la frustración de comprobar que su herencia desembocaba en Trump, una paradoja siniestra que le ha dejado sensación de fracaso. Tal vez nunca llegue a entender que eso ocurrió porque a base de complacer a minorías acabó marginando a una mayoría en la que germinaba el hartazgo. Y al final es probable que sea su propio sucesor el que agrande por contraste su legado.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Senadores mexicanos piden a Peña Nieto que cancele su reunión con Trump
Senadores mexicanos pidieron hoy al presidente Enrique Peña Nieto que no se reúna el 31 de enero con su homólogo estadounidense, Donald Trump, después de que éste firmara una orden ejecutiva para destinar fondos federales a la construcción del muro en la frontera entre ambos países. Sin embargo, el canciller de México, Luis Videgaray, afirmó que la reunión de Peña Nieto con Trump sigue en pie pese a las demandas de cancelación por parte de políticos mexicanos. El senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) Armando Ríos Piter instó al Ejecutivo a cancelar «de inmediato» la visita a la Casa Blanca, la segunda que mantendrá el republicano con un mandatario extranjero después de la que llevará a cabo este viernes la primera ministra británica, Theresa May. Para el legislador, «acciones hostiles» de Washington como la construcción del muro significan que «los Estados Unidos no requieren ningún tipo de colaboración por parte nuestra», según un comunicado de la Cámara alta. Agregó que tampoco hay «condiciones para abrir una renegociación del Tratado de Libre Comercio (de América del Norte, TLCAN)», como pretende el presidente estadounidense, quien considera que este daña los intereses de su país. En relación con la visita de hoy de los ministros mexicanos de Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, a Washington, Ríos Piter consideró que «habría que dejar claro que no hay condiciones en este momento para hablar de nada». El senador Miguel Barbosa, coordinador parlamentario del PRD, se sumó a Ríos Piter y opinó que EE.UU. «echó por tierra la bandera de la tolerancia, la libertad y la democracia que esta nación decía defender». La construcción del muro, la cancelación de fondos federales a las ciudades santuario que protegen a los indocumentados y el endurecimiento de la frontera son «actos de agresión contra México, contra Latinoamérica, contra el mundo, contra la libertad», añadió. «El presidente Peña Nieto no tiene por qué correr el riesgo de que Trump pretenda imponer sus condiciones; no debemos caer en ese juego», afirmó Barbosa. Por otra parte, el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, consideró «un insulto» el anuncio de la construcción del muro «justo antes de la visita» de Peña Nieto a EE.UU., e insistió en que «no hay condiciones» para esa entrevista. «O se cancela la reunión con Donald Trump o se asiste a decir públicamente, de frente, y con absoluta firmeza que México rechaza el muro y no pagaremos ni un centavo por él», sentenció el dirigente del partido conservador en un vídeo publicado en las redes sociales. Poco después de firmar la orden ejecutiva para comenzar «en meses» la construcción de una «gran barrera física en la frontera», Trump aseguró en un acto en el Departamento de Seguridad Nacional que la relación con México «va a ser mucho mejor» con esta iniciativa.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Castro advierte a Trump de que no hará «concesiones»
El presidente de Cuba, Raúl Castro, se ha mostrado dispuesto a continuar el diálogo con Estados Unidos para normalizar las relaciones bilaterales, pero ha advertido este miércoles a su nuevo homólogo, Donald Trump, de que no hará «concesiones». «Estados Unidos y Cuba pueden vivir en armonía y bajo el respeto, pero Cuba no realizará concesiones inherentes a su soberanía e independencia», ha dicho Castro en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que se celebra en República Dominicana, según informa el diario oficial 'Granma'. Se trata de la primera reacción del régimen 'castrista' al inicio del mandato de Trump, que durante la campaña electoral amenazó con cancelar las conversaciones con Cuba si no obtenía acuerdos «mejores» a los conseguidos por el Gobierno de Barack Obama. Obama y Castro anunciaron el 17 de diciembre de 2014 el inicio de un diálogo para poner fin a más de medio siglo de enfrentamiento ideológico. Desde entonces, han restablecido los vínculos diplomáticos y Estados Unidos ha relajado el embargo comercial, económico y financiero. Pero aún quedan importantes cuestiones pendientes, como la retirada total del bloqueo sobre la isla caribeña, algo para lo que el magnate neoyorquino ya ha avanzado que exigirá claros avances en materia de Derechos Humanos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Santa Olga, el pueblo que han devorado las llamas en la ola de incendios que asola Chile
Hasta la madrugada de este miércoles, Santa Olga era una humilde localidad chilena del municipio de Constitución, en la región del Maule, que vivía de la explotación forestal, pero bastaron unas pocas horas para que las llamas redujeran a cenizas sus 1.200 viviendas. Los vecinos lograron escapar a tiempo?en la víspera tuvieron que ser evacuados?, pero perdieron casas, muebles y enseres. El esfuerzo de toda una vida de trabajo se esfumó en uno de los voraces incendios que desde hace dos semanas arrasa centenares de miles de hectáreas y ha acabado con la vida de diez personas. Además, entre los escombros humeantes de las casas construidas con madera y materiales ligeros fue hallado el cuerpo calcinado de un hombre que se encontraba tendido en una cama y que todavía no ha sido identificado. A este se suman los dos carabineros y el bombero fallecidos el día anterior, también Maule, donde se desarrolló uno de los más fuertes de los cerca de un centenar de incendios registrados en el país, los tres brigadistas que murieron la semana pasada en Vichuquén, y un joven que murió en un accidente de motocicleta cuando intentaba huir de las llamas. De momento, son ocho las víctimas de los incendios registrados en el centro y sur del país. Mérito de los soscorristas Desde hace una semana, bomberos, voluntarios y brigadistas de la Corporación Nacional Forestal luchaban para frenar el avance del fuego, pero todo fue en balde. «Estábamos aquí, en la casa. Mi papá trataba de cortar unos árboles, porque sabíamos que el fuego venía desde allá», dice Abigail señalando el lugar donde estaba emplazado Santa Olga. Abigail vivía en Corrientes, una pequeña población situada a diez kilómetros de Santa Olga y que también resultó destruida. «Creíamos que nos habíamos librado, cuando, de repente, el fuego llegó de allá y nos dijeron que teníamos que evacuar. Tratamos de escapar, pero los caminos estaban cortados, no podíamos ir para ningún lado», relata. Abigail y su familia se salvaron gracias a un camión aljibe que los sacó del lugar. «Tuvimos que mojarnos, tratamos de hacer todo para poder salir vivos. Si no hubiese sido por la ayuda, habríamos muerto calcinados». Desde lo alto de la montaña, ella y su familia vieron consternados cómo se quemaba su hogar. «Nuestra casa, nuestros sueños, todo lo que construimos a lo largo de nuestra vida quedó destruido». A pesar de la tragedia, Abigail confía en que saldrán adelante. «Estoy tranquila, tengo fe en que vamos a salir adelante. Yo le digo a mi mamá que las manos no nos las han quemado». La fortaleza de esta joven contrasta con la realidad. Además de sin hogar, la familia ha perdido el sustento, porque todos trabajaban en las empresas forestales que llegaron a la zona en los años sesenta. Sin esperanza José Pacheco, vecino de Santa Olga, no puede evitar el pesimismo. «El futuro se me pone pesado. Voy a tratar de construir la casita de nuevo, pero para eso se necesitan 'luquitas' (dinero). Sin plata uno no hace nada», se lamenta. Pacheco cuenta que los vecinos piensan organizarse para levantar de nuevo el pueblo. Pero además de ayudarse mutuamente, necesitan que el Gobierno les eche una mano, subraya. «Lo único que le estamos pidiendo a la autoridad es que entienda lo que nos pasó y nos apoye», cuenta este hombre, que atribuye los incendios a la larga sequía. «Es por la naturaleza que estamos pasando esto, hace mucho calor. Los bosques se prenden y el viento se lleva el fuego a las poblaciones», explica. La región del Maule, donde está Santa Olga, fue una de las más afectadas por el terremoto de febrero de 2010, que causó más de medio millar de muertos y dejó dos millones de damnificados. «Yo veo más complicado el incendio que el terremoto, porque el terremoto dura un par de minutos, no más, no se quema nadie, la gente de la costa a veces se ahoga. Pero el incendio es más problemático, el incendio no lo para cualquiera, tiene que ser gente experta», argumenta Pacheco. Reacción de la élite política A pesar de que los incendios han acabado con Santa Olga y otras pequeñas poblaciones aledañas, como Putú y Peralillo, el alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, no se rinde. Por lo pronto, el municipio está dando cobijo a siete mil personas y empieza a organizarse para distribuir ayuda a los damnificados. «Salimos adelante tras el terremoto, salimos adelante después del tsunami y ahora volveremos salir adelante», aseguró a radio Cooperativa. La presidenta, Michelle Bachelet, se vio obligada a suspender su participación en la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se ha desarrollado esta semana en República Dominicana, debido a la importancia de los incendios forestales. El Ministerio de Interior decretó duelo nacional para los días 26 y 27 de enero. Según el último informe de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), difundido desde la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI), durante la jornada del miércoles estaban activos un total de 99 incendios, de los cuales 30 han sido controlados y cinco de ellos, extinguidos. En total han afectado, hasta el momento, una superficie de más de 230.000 hectáreas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las medidas populistas de Trump desdibujan el Partido Republicano
El empuje de Donald Trump, el promotor inmobiliario que ha irrumpido a ritmo de una orden ejecutiva diaria, no ha recibido por ahora freno alguno por parte del Partido Republicano. Pese a que su revolución populista choca frontalmente con la esencia de la formación de Ronald Reagan, hasta ahora el referente indiscutible, los dirigentes republicanos muestran de momento una notable capacidad de adaptación al credo de su nuevo líder, Donald Trump. El agresivo proteccionismo de situar «América por delante», la política antiinmigración más radical en décadas y un ambicioso plan de infraestructuras, como modelo keynesiano de impulsar la economía y el empleo, han sido aceptados por la dirección republicana. Aunque el alcance de la transformación del partido conservador recibirá ahora la prueba del nueve de la tramitación del Congreso, el laboratorio donde la legislación resultante deberá avalar o matizar el agresivo cambio para el país que plantea el nuevo inquilino de la Casa Blanca. La frase del speaker del Congreso, Paul Ryan, mucho más dócil que cuando ejerció de guardián del espíritu republicano frente a las promesas del entonces candidato, empieza a definir el nuevo tiempo: «Esta va a ser una presidencia poco convencional. Es algo a lo que vamos a tener que acostumbrarnos». El nuevo líder está poniendo patas arriba todos los grandes principios que han definido el Great Old Party (GOP) las últimas décadas. Y a un ritmo infernal. Con una acumulación de siete órdenes ejecutivas en la primera semana, un recurso supuestamente excepcional del presidente que supera los cinco que empleó Obama y los dos de Clinton (George W. Bush ninguna), Donald Trump actúa de ejecutivo, nunca mejor traída la palabra. El gestor acostumbrado a dirigir su imperio con agilidad y rapidez de decisiones se adapta como anillo al dedo a la fórmula legal de urgencia potestad del presidente. «Voy a gestionar el país como una empresa», prometió. Mucho más previsible de lo que ha sido definido, Trump no tiene intención de frenar su marcha. Los dirigentes pusieron al mal tiempo buena cara en su congreso del jueves en Filadelfia, donde ratificaron las decisiones del presidente, pese a que muchas de sus proclamas no fueran recibidas con entusiasmo por la flor y nata del republicanismo. Medidas proteccionistas Las medidas proteccionistas han sido el primer reclamo que ha desmadejado las convicciones conservadores en pro del libre comercio. Para los convencidos, la supresión del Acuerdo Transpacífico (de EE.UU. con once países de América y Asia), que sólo tenía pendiente la aprobación del Congreso, puede tener la justificación de que fue aprobada por el presidente Obama. Pero la llamada a renegociar el Nafta (con México y Canadá) topa con quien fue precisamente el impulsor del pacto: Ronald Reagan. Cuando Trump clamó ante el auditorio republicano «¿quién coño negoció esto?», la respuesta fue un clamoroso silencio. Aunque si nos atenemos al pensamiento del votante, los vientos soplan en favor de Trump. Según Pew Research Center, un 68% cree que el Nafta «no ha benficiado al país», mientras que un 24% opina que sí. En cambio, entre los votantes demócratas, los que lo apoyan son la mitad. En tiempos de zozobra, el país y el mundo parecen haberse puesto del revés. Inmigración Las duras medidas contra la inmigración aprobadas por Trump, el otro gran eje de su política, también contradicen el comportamiento de sus antecesores republicanos. Hace poco más de treinta años, Reagan regularizó a más de tres millones de indocumentados al firmar la Ley de Reforma y Control de la Inmigración. A principios de 2004, George W. Bush puso en marcha un sistema de permisos de trabajo que benefició a casi diez millones de inmigrantes. La decisión del nuevo presidente, y menos su enfrentamiento con México a costa del muro, no ha gustado a todos los republicanos. Charlie Dent, congresista por Pensilvania, fue una de las voces críticas: «No me gusta una medida que puede alimentar el antiamericanismo en los países de Latinoamérica». Pero la dirección en el Congreso ha asumido la propuesta. Incluso, Paul Ryan, que se desmarcó abiertamente en campaña del cierre de las fronteras a los procedentes de países musulmanes con terrorismo, la otra gran medida antiinmigración de Trump, abraza ahora la decisión «en pos de la seguridad del país». Infraestructuras Aunque la gran prueba de fuego para los republicanos en el Congreso puede ser el plan de infraestructuras, muy goloso para impulsar la creación de empleo, pero que puede disparar aún más la deuda pública. Los guardianes de la limitación del gasto público se debaten ahora entre contradecirse con sus ocho años anteriores de control férreo o poner freno al huracán Trump. Es el sino de este mandato. Una adaptación a la fuerza PROTECCIONISMO/LIBRE COMERCIO Trump suprime el TPP, impugna el NAFTA y promete aranceles. Ha liquidado de un plumazo el Transpacífico, que estaba en el tradicional espíritu republicano, favorable al libre comercio. El NAFTA lo impulsó Reagan. Los republicanos aceptan gravar las importaciones. Frente a la apertura de mercados, defendido aún por el partido en campaña, sus líderes preparan en el Congreso el establecimiento de aranceles a la importación. CIERRE DE FRONTERAS/REGULARIZACIÓN Trump aprueba construir un muro con México. El nuevo presidente abre una guerra con el país del sur, al que exige que pague la construcción. Y cierra la frontera a inmigrantes de países musulmanes con terrorismo. Los republicanos lo apoyan por la seguridad del país. El speaker del Congreso, Paul Ryan, que rechazó las medidas en campaña, respalda ahora las medidas del presidente, por la seguridad de los estadounidenses. PLAN DE INFRAESTRUCTURAS/GASTO PÚBLICO Trump propone un billón en inversiones. El presidente asegura que atraerá a su ejecución a la empresa privada y creará 15 millones de empleos. Hay consenso en que supondrá un aumento del gasto público. Los republicanos, dispuestos a hacer tabla rasa. El partido más combativo en la contención del gasto acepta ahora el plan, pese a que la deuda pública de Estados Unidos ya roza los 20 billones de dólares.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Mohamed VI, de vacaciones en su «enemiga» Cuba
Mohamed VI ha causado revuelo por el destino escogido para pasar unos días de vacaciones con su familia: Cuba. A pesar del deshielo diplomático con Estados Unidos emprendido en diciembre de 2014 por Raúl Castro y Barack Obama, hasta ahora se ha mantenido la hostilidad entre el reino magrebí y la isla, considerada una de las más fervientes aliadas del Frente Polisario en el continente americano. Nada más concluir la oración del mediodía que el rey de Marruecos dirigió el pasado viernes en Casa Blanca, se desplazó a una playa de Cuba el pasado día 7 acompañado de su esposa Lalla Salma, y sus hijos, el príncipe heredero Moulay el Hassan y Lalla Khadija, en una visita que carece de precedentes. En concreto, viajaron hasta Cayo Santa Maria, una isla del archipiélago cubano Jardines del Rey, en la provincia de Villa Clara, según informó el medio le360. Sin embajada en Rabat desde 1980 Marruecos no tiene relaciones diplomáticas con Cuba y se trata de uno de los pocos países latinoamericanos sin embajada en Rabat desde que Marruecos rompió sus relaciones en 1980 como respuesta al reconocimiento cubano de la República Árabe Saharaui Democrática, apunta la agencia Efe. Cuba es uno de los países que acoge y forma a un mayor número de cuadros del Frente Polisario, y La Habana se ha convertido en la capital latinoamericana más firme partidaria de las tesis independentistas saharauis, con Caracas y Montevideo. Supuestamente, el viaje del monarca cuenta con el permiso y el visto bueno de las autoridades cubanas, que tampoco han filtrado nada sobre el viaje, aunque un medio cubano llamado Caribbean News Digital ya se hizo eco del viaje hace una semana y apuntó que el motivo del viaje parece ser la celebración del 14 aniversario de Mulay Hasán, que tendrá el lugar el 8 de mayo. De acuerdo con este portal, el monarca visitaría igualmente otros lugares de interés de la isla, incluyendo La Habana y Varadero.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La reelección de presidentes no ha mejorado la democracia en América Latina
Los recientes disturbios en Paraguay por la tramitación de una enmienda constitucional para permitir la reelección presidencial son una muestra más de las fuertes tensiones políticas con las que la reelección consecutiva o incluso indefinida se ha ido abriendo paso en los países latinoamericanos. La experiencia histórica del caudillismo había hecho que en América Latina la mayoría de las nuevas democracias prohibieran o limitaran severamente la reelección presidencial. En ese arranque democrático de la década de 1990, el 89 por ciento de los países restringían la presidencia a un solo mandato o establecían la reelección diferida (un expresidente podía presentarse de nuevo después de un periodo de descanso). Hoy ese porcentaje se ha reducido al 50 por ciento: en la otra mitad de países se da ahora la reelección consecutiva para dos mandatos, con o sin posibilidad de regresar más adelante, o la reelección indefinida, extremo que era extraño al ordenamiento electoral latinoamericano. Hay estudios que indican que la mayoría de los países con sistema de reelección diferida (Chile, Costa Rica, Panamá, Perú, Uruguay y El Salvador) ofrecen un mejor funcionamiento del estado de derecho, sufren menores niveles de corrupción y gozan de mayor estabilidad política. A la vez, quienes cuentan con reelección indefinida (Venezuela, Nicaragua y Ecuador) tienen una peor práctica institucional. Aunque es imposible establecer un argumento causal, podría afirmarse en todo caso que la liberalización en la reelección presidencial, cuando menos, no ha aportado mejoras sustanciales en la calidad democrática de América Latina. «Invento latinoamericano» Javier Corrales, uno de los autores de ese estudio, profesor del Amherst College de Massachusetts, destaca que prohibir la reelección o limitarla de modo drástico es «un invento latinoamericano, tal vez la contribución más importante a las normas de la democracia liberal que haya aportado América Latina». Cuenta Corrales que esa restricción surgió en el siglo XIX porque las repúblicas americanas se llenaron de caudillos que pretendían, y muchas veces lograban, extenderse en el poder. Cuando en la década de 1990 fue superada la era de dictaduras y comenzaron a extenderse los sistemas democráticos, algunos países continuaron impidiendo la reelección o adoptaron la reelección diferida, pero en otros se relajó más la norma. En este tiempo también se ha extendido la modalidad de dos vueltas en las elecciones presidenciales, que ha pasado del 39 al 61 por ciento de los países. «Pa demanda por relajar las restricciones de la reelección y la capacidad de los presidentes para conseguirla son productos del neocaudillismo»Javier Corrales, Amherst College «Hemos visto un neocaudillismo en la región. Algunos presidentes se vuelven tan populares que logran grandes permisos por parte de sus seguidores» para hacer aprobar proyectos de reelección presidencial, afirma Corrales. Para conseguir ese objetivo, esos presidentes se han dedicado «a debilitar a los partidos de la oposición, tornar a sus partido en movimientos obsecuentes y convertir a las cortes de justicia en actores de reafirmación más que de contrapeso». En su opinión, «tanto la demanda por relajar las restricciones de la reelección como la capacidad de los presidentes de conseguirlo son productos del neocaudillismo». Forzar el ordenamiento electoral genera una confrontación política que luego persiste. «Su efecto negativo no tiene que ver tanto con la estabilidad como con la polarización», añade Corrales, quien constata que en los países donde hay reelección sin límites hay más polarización, y esta también surge en países con reelección diferida cuando un expresidente se postula. Corrales muestra cierto apego a la idea original latinoamericana de poner coto a la reelección, también porque «ser reelecto como presidente o como expresidente siempre trae un costo: menos rotación en el poder, menos capacidad de hacer cambios necesarios para adaptarse a la realidad, menos oportunidades para el surgimiento de más liderazgo y, como dice el cliché, mientras más tiempo en el poder más oportunidad para abusar del poder o terminar corrompido por el poder». Sin patrón Menos proclive a una u otra fórmula es otro especialista, Manuel Alcántara, de la Universidad de Salamanca. Admite que podría haber una relación entre una reelección con restricciones y un buen desempeño democrático, pues los tres países de América Latina con mayor calidad de sus democracias, Costa Rica, Chile y Uruguay, permiten la reelección diferida. «El bolivarianismo se ha extendido en el tiempo por dos condiciones que son difíciles que se den al mismo tiempo: un gran crecimiento económico y una generación de líderes carismáticos»Manuel Alcántara, Univ. Salamanca No obstante, subraya la dificultad de generalizar, pues la región ofrece casos muy diversos. «No hay un patrón para hacer algo explicativo que estadísticamente sea relevante y, además, se corre el riesgo de quedarse en el corto plazo», advierte. Por otra parte, Alcántara apunta que, más allá de la posibilidad de seguir en el poder que la facultad de reelección dio a las opciones políticas bolivarianas, lo que realmente ha hecho que el bolivarianismo se haya extendido en el tiempo ha sido sobre todo por dos condiciones que son difíciles que se den al mismo tiempo: «un periodo de crecimiento económico, con dinero fresco en manos de los gobiernos para hacer políticas de gasto público, y una generación de líderes carismáticos muy populares». Alcántara estima que el debate sobre la reelección no es algo propio de Latinoamérica, sino también de países de otras regiones del mundo que tienen igualmente un régimen presidencialista. «El caudillismo, no es exclusivo de América Latina, por ejemplo lo tienen Filipinas, Tailandia o Indonesia», declara.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Crece la incertidumbre entre los indocumentados por las medidas de Trump: «No somos delincuentes»
Trump llega tarde, el famoso muro ya existe. Y hasta en algunas partes llega a haber doble barrera. Cuando un pasajero sale de la terminal del aeropuerto de Tijuana, lo primero que ve al otro lado de la carretera son los aproximadamente seis metros de valla que divide ambos países. E inmediatamente después hay un segundo muro para reforzar la entrada a EEUU. Pero no toda la frontera está amurallada. Son más de 3.000 kilómetros de línea divisoria y unos 1.000 kilómetros han sido ya atrincherados con alambre de espino, barras de acero y cemento. No obstante, la inmigración ilegal ha seguido fluyendo hacia la primera economía del mundo. «Ahora mismo los migrantes tardan 20 segundos en saltar el actual muro. Con el de Trump serán 40 segundos, no les detendrá», indica Enrique Morones, fundador de la ONG Ángeles de la Frontera, dedicada al apoyo de los indocumentados en EE.UU. La barrera que actualmente existe ?que se comenzó a construir en 1994? se creó para frenar el tráfico de drogas y de inmigrantes latinoamericanos a EE.UU. Pero ambos han seguido llegando. «Lo único que ha conseguido este muro es causar la muerte de 11.000 personas», una cifra que calculan en Ángeles de la Frontera, pero que es difícil de saber porque no hay datos de muchos de los fallecidos en el desierto. Son tres días caminando, portando reservas muy limitadas de agua en una zona en la que hace mucho calor por el día y mucho frío en la noche. Muchos mueren de hipotermia y deshidratación por alcanzar su sueño de pisar suelo estadounidense. Escaleras 13 metros El presidente Trump busca ahora fondos para cercar los 2.000 kilómetros que faltan de frontera (casi como de Madrid a Berlín por carretera), un proyecto que el Congreso estima que cueste alrededor de 21.600 millones de dólares (el AVE Madrid-Barcelona alcanzó un costo de 9.000 millones aproximadamente). Enrique toca una rudimentaria escalera forjada de hierro ubicada en su despacho. «La encontré cerca del muro. ¿Sabes que va a pasar si Trump construye un muro de 13 metros? Pues que habrá escaleras de 13 metros», sentencia. «Estamos preocupados de que los patrones tengan miedo de contratarnos por Trump y nos quedemos sin trabajo», así se expresa Antonio, de 28 años, uno de los 11 millones de indocumentados que viven en EE.UU, él lleva un año y medio trabajando «de lo que salga». «A veces toca jardinería, otras cavar una zanja o cargar sacos de cemento. Estamos aquí para lo que toque», dice este mexicano que dejó atrás a su mujer e hijo para mandarles unos dólares haciendo el trabajo que los estadounidenses no quieren realizar. «Si empieza a amenazar a los patronos por darnos trabajo, nos quedaremos sin empleo», afirma César, que asegura llevar 10 años en EE.UU. «Dreamers» Otro grupo al que afecta la ley de inmigración, es aquel de los que llegaron como indocumentados siendo niños. Llevan años, hasta más de una década, viviendo en EE.UU. y, sin embargo, no tienen nacionalidad estadounidense. Son los llamados «dreamers», un grupo de unos 800.000 inmigrantes que no hablan español y sueñan ??dream significa soñar en inglés? con regularizar su situación. Dulce Aguirre, de 23 años, llegó a San Diego con sus padres cuando tenía 9 años. «Ya casi soy más de aquí que de allí porque desde entonces no he vuelto a México», confiesa. Tiene su situación regularizada gracias al programa DACA, una iniciativa aprobada por Obama en 2012 que permite a los «dreamers» obtener un permiso temporal para trabajar y estudiar legalmente que dura dos años con opción a ser renovado. El permiso está a punto de expirar y le toca renovarlo. Al presentar sus datos en este programa, miles de «dreamers» dejaron de estar en las sombras para aparecer en los registros del gobierno. Ahora tienen miedo de lo que pueda pasar con esos datos si el programa se cancela. «Para mí DACA es un asunto muy difícil», decía Trump estos días. «¿Qué significa? ¿Qué quiere decir?», se pregunta Dulce. Si tuviera delante al presidente de EE.UU., dice que le pediría «que se tomará el tiempo necesario para conocer la verdadera situación de los inmigrantes como mi familia. Hemos hecho un esfuerzo enorme para venir a trabajar a EE.UU. Y a pesar de lo que cree, la mayoría no somos ladrones y delincuentes, sino trabajadores».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. impone una multa de 2.440 millones a la brasileña Odebrecht por corrupción
Un tribunal federal de EE.UU. ha impuesto una multa de 2.600 millones de dólares (2.440 millones de euros) a la compañía brasileña Odebrecht en relación con un masivo caso de corrupción en el que la firma de ingeniería y su filial petroquímica Braskem se habían declarado culpables el pasado mes de diciembre. La sentencia, dictada por el magistrado Raymond Dearie, del Tribunal del Distrito Este de Nueva York, implica el pago de 93 millones de dólares (87 millones de euros) a EE.UU., así como de 2.390 millones de dólares (2.243 millones de euros) a Brasil y de otros 116 millones de dólares (110 millones de euros) a Suiza. Las autoridades estadounidenses acusaron a Odebrecht de haber pagado unos 788 millones de dólares (739 millones de euros) en sobornos a funcionarios de una docena de países, la mayor parte en Latinoamérica, a cambio de asegurarse lucrativos contratos. Los cargos presentados contra la multinacional brasileña salieron a la luz tras una investigación de tres años en Brasil sobre la corrupción en la petrolera estatal Petrobras.