Infortelecom

Noticias de latinoamerica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Raúl Castro llama a continuar «la construcción del socialismo en Cuba» en el adiós a Fidel
El presidente cubano, Raúl Castro, ha aprovechado el multitudinario homenaje póstumo a su hermano Fidel en Santiago de Cuba para lanzar una llamada a continuar el régimen político puesto en marcha por el antiguo dictador, fallecido el pasado día 25. El líder de la Revolución «demostró que sí se pudo, sí se puede y sí se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba o lo que es lo mismo, garantizar la independencia y soberanía de la patria», ha dicho este sábado (domingo en la España peninsular) ante miles de personas en la plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba. «¡Fidel, Fidel, hasta la victoria!», ha concluido su discurso Raúl Castro, que ha sido respondido por gritos de «Fidel en Raúl» y «¡Estamos contigo!» por parte de los asistentes. En su discurso, Raúl Castro destacó la «entereza, disciplina y madurez» de los cubanos al acudir a los actos de homenaje realizados en los últimos nueve días y «hacer suyo el juramento de fidelidad al concepto de revolución». El presidente cubano también se refirió al rechazo de su hermano a «cualquier manifestación de culto a la personalidad» y su deseo de que, una vez fallecido, su nombre no se utilizara para dar denominar a instituciones o espacios públicos ni levanar monumentos o estatuas, algo que se comprometió a cumplir impulsando las reformas legislativas necesarias ante la Asamblea. Al adiós a Fidel Castro han asistido los mandatarios de otros países latinoamericanos como Venezuela, Nicolás Maduro; Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega, y Haití, Jocelerme Pricet, este último provisional. También están los ex presidentes de Brasil Lula da Silva y Dilma Rousseff, y de la República Dominicana Leonel Fernández, además de dirigentes de países africanos como Congo y Etiopía. Así mismo, se ha sumado al homenaje el futbolista argentino Diego Armando Maradona, amigo del mandatario fallecido. Fin del viaje de las cenizas de Castro Las cenizas del dictador cubano habían llegado a Santiago de Cuba este mismo sábado, poco después del mediodía, poniendo así fin a los cuatro días de viaje en los que el cortejo fúnebre ha recorrido más de mil kilómetros desde La Habana. Una multitud recibió la llegada de los restos del líder de la Revolución entre gritos de «¡Yo soy fidel!» y las banderas cubanas, como en otras localidades. La «Caravana de la Libertad», como se ha denominado al traslado de los restos, llegó al parque Céspedes de la ciudad, precisamente el lugar donde el 1 de enero de 1959, fecha del triunfo de la Revolución, un victorioso Castro salió al balcón del Ayuntamiento. Allí comenzó su viaje al frente de las tropas rebeldes hasta La Habana, que ahora, en una urna de cedro subida a un carro militar, recorrieron sus cenizas en sentido inverso en un gran evento propagandístico y de afianzamiento del poder castrista. A las siete de la mañana de hoy (la una de la tarde en la España peninsular) tendrá lugar la inhumación en el cementerio de Santa Ifigenia. Con ello concluirán los nueve días de duelo decretados por el Gobierno tras su muerte a los 90 años el pasado viernes, en los que la vida del país ha estado acaparada por los actos de homenaje. La música y el consumo de bebidas alcohólicas quedaron prohibidos en bares y restaurantes (aunque algunos se han saltado la «ley seca») y la televisión pública ha estado emitiendo las 24 horas una programación especial sobre la «desaparición física» del líder histórico de la Revolución, eufemismo con el que el régimen ha tratado de recalcar que su legado, el socialismo imperante, sigue más vivo que nunca en la figura de su hermano Raúl Castro y el resto de la cúpula dirigente.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un año de Mauricio Macri en Argentina: del coma al pronóstico reservado
Un día como hoy, hace un año, Mauricio Macri protagonizaba la ceremonia de investidura presidencial más insólita del siglo. Su antecesora, Cristina Fernández, viuda de Néstor Kirchner, se negaba a entregarle el bastón y la banda presidencial en la Casa Rosada. El titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, lo haría en su lugar. La escena, sin precedente en la historia argentina, sería un botón de muestra de lo que le esperaba vivir ?y descubrir? al primer presidente argentino, en 99 años, que no era ni peronista ni radical. Aquella jornada se completó con la designación del actual Gabinete de Gobierno. Los nombramientos salieron publicados en el Boletín Oficial del Estado y, con unas horas de diferencia, coincidieron con otra edición del BOE donde Cristina Fernández designaba a cerca de un centenar de cargos y hasta a Enrique Luis Vaca Narvaja de embajador en Panamá. No hay una cifra precisa del tiempo que dedicó Maurici Macri a anular las disposiciones de la recta final de la gestión de la viuda de Kirchner pero no fueron pocas. Desde que el presidente de Argentina ganó el ballotage, ?con algo más del 51 por ciento?, la mujer que cerró doce años ininterrumpidos de ciclo «K» y sus ministros se ocuparon de dejarle minado el campo de la gobernabilidad. Buena parte de las bombas de tiempo fueron instaladas, deliberadamente, por un gobierno que hizo de la corrupción una vocación y de la economía una tesis de lo que no debe ser. Aún así, el presidente de Argentina, con sus luces y sombras, se mantiene firme. Mauricio Macri sabía que debajo de la alfombra del kirchnerismo se acumulaba suciedad pero nunca pensó que «al levantarla iba a descubrir las toneladas de basura que hemos visto», confía uno de sus asesores. El economista Roberto Cachanosky reflexiona: «El pecado del macrismo fue no contar, desde el primer momento, la terrible herencia recibida. El estado real y calamitoso de Argentina», observa. Autor de, entre otros libros, «El síndrome argentino» advierte: «Los ciudadanos sufren una ajuste severo que no se les ha explicado bien. Por eso, el nivel de tolerancia con el Gobierno esté empezando a agotarse». La devaluación del «50 por ciento de la moneda se tradujo en un país mucho más caro. Es decir, provocó el efecto contrario al esperado. El éxodo de los argentinos a Chile para ir de compras lo ilustra con precisión», describe. La palabra maldita que asoma detrás de esa imagen, que se repite los fines de semana, de caravanas de automóviles cruzando Los Andes es conocida: «Inflación, en torno al 40 por ciento. El poder adquisitivo se ha hundido», sentencia el también director del portal EPT (Economía para todos). Un ejemplo le sirve a Cachanosky para explicar que «el cambio de la moneda está distorsionado: Un café en Buenos Aires cuesta lo mismo que en París y Argentina no es Francia», puntualiza. Tapar agujeros El kirchnerismo que prometía hacer una oposición descarnada se partió en un abrir y cerrar de ojos. En el mes de febrero la fuga de una docena de peronistas «ultra K» del bloque del Congreso, encabezada por el diputado Diego Bossio, le facilitó al Gobierno una primera etapa de relativo sosiego pero la última se lo está poniendo cuesta arriba. «El presidente se levanta todas las mañanas para ver cómo resuelve un problema pero no tiene un plan económico», lamenta Cachanosky. Lo curioso es que este gobierno es el que concentra mayor número de CEO y economistas de la historia. El número uno, sin duda, es el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, el hombre que en tiempo récord logró resolver la deuda histórica con los «holdouts» (acreedores que no aceptaron reestructuraciones tras la crisis del 2001-02), salir de la cesación de pagos, abrir el cepo cambiario que permite flotar con mínima intervención la moneda, y permitir a los argentinos acceder libremente a la compraventa de divisas. Y todo, sin que Argentina saltara por los aires. Con esas salvedades, para Cachanosky, «en términos estrictamente económicos, no ha cambiado casi nada». «Cristina financiaba el déficit emitiendo moneda y este Gobierno lo hace tomando deuda». En ese contexto, la «lluvia de inversiones» con la que soñaba el gobierno se parece más a un goteo comedido. «La carga impositiva a los beneficios de las empresas es del 35 por ciento, la más alta de Latinoamérica donde la medida es del 27,3 por ciento, en la Unión Europea del 20,48 y en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) del 25», detalla. Esto, añade, «significa que Argentina no es competitiva para atraer inversiones». Analía del Franco, titular de la consultora del mismo nombre. analiza la percepción de la calle, «la sociedad está dividida en mitades: opositores y oficialistas» pero «considerando la decepción que hay con la gestión, resulta beneficioso para el gobierno». En la misma línea opina Raúl Aragón, «Macri tiene una imagen positiva del 50 por ciento frente a una negativa del 45 por ciento. Está en el límite pero si baja del 50 tendrá problemas de gobernabilidad». Bailar con el enemigo El profesor y economista Raúl Ochoa identifica, entre otros aciertos, la capacidad de «sobrellevar el gravísimo problema de tener que lidiar con un 32 % de población pobre y un 46 % de empleo informal», un escenario, «representado a través de un entramado de organizaciones sociales de muy difícil manejo y de elevada conflictividad», analiza. Los internacionalmente conocidos piqueteros no han perdido el poder que les entregó el kirchnerismo. Parecería, incluso, que con Macri lo aumentan. La relación con estos es una de las aristas que advierte Ochoa. «La solución no es entregarles 30.000 millones de pesos, asegurarles la incorporación de cooperativas y otorgarles derechos formales a trabajo informal» observa sobre las concesiones de administración de recursos del Estado. «La solución es trabajar con ellos para encontrar el modo de incorporarlos al trabajo formal. De otra manera ?pronostica- Argentina no tendrá futuro». Raúl Aragón añade:«Tenía que haber creado una red de contención social y no darle al enemigo ese pode». Dicho de otro modo, que el Gobierno asumiera su función y no la cediera.Ese contexto, añade Aragón, «con un aumento de la pobreza de dos puntos». Ignacio Zuleta insiste en que hay que ser tolerantes y «cualquier balance es prematuro. La gestión es difícil. Macri, hace lo que puede».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Moratinos: «Hay que trabajar por la paz con Assad»
La Unión Europea comenzó tras la Segunda Guerra como una asociación económica para asegurar la prosperidad común y reducir así las posibilidades de conflicto. Sin embargo, a medida que ha evolucionado la situación europea y global, ha ido adquiriendo mayores competencias. Pero no siempre al ritmo más adecuado. Esto es lo que ayer denunciaba el exministro español de Exteriores Miguel Ángel Moratinos: «Europa debería de tener la capacidad de influencia suficiente para sentar en la mesa de negociación a los implicados en el conflicto sirio, que dura ya más de cinco años». Para el ex enviado especial de la Unión Europea para Oriente Medio el error fundamental de esta crisis no fue otro que querer dejar de lado al actual presidente de Siria: «No considerar a Bachar al Asad desde el principio fue un error. Decir que tenía que irse era un brindis al sol. Se optó por la intervención militar, por la confrontación y la guerra». Los resultados de esa falta de consideración son un país destrozado, más de 300.000 muertos y doce millones de desplazados. Negociar Pasado un lustro, Europa ve el resultado de haber intentado dar de lado a un conflicto que, aunque separado por el mar Mediterráneo, afecta al mundo entero. «La única que no aparece y no se le toma en serio es a Europa, y es la primera afectada por la crisis de los refugiados, por los atentados y por todas las consecuencias de la inestabilidad siria», añadió en un encuentro con periodistas en Ginebra, antes del concierto por los Derechos Humanos que organiza la fundación que preside. «Pero no es la única. Incluso latinoamérica tiene algo que decir en esta guerra. Allí también hay muchas comunidades de palestinos e iraníes que huyen de esa guerra», añade. Pasado un lustro, Moratinos pide a las partes que se sienten a negociar para poner en el centro al pueblo sirio, dejando de lado a Bachar al Asad. «A Bachar quien lo tiene que juzgar es su pueblo y la Historia. El resto lo que tiene que hacer es negociar para acabar con esta guerra civil», concluyó.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
India entra en América Latina, pero no salvará a Venezuela
Después del potente desembarco de China en el continente americano durante la última década, India puede ser la «próxima gran cosa» para Latinoamérica, según auguran algunos expertos. Pero la penetración india, todavía lejos de la china pero creciente, no está suponiendo la ayuda financiera que podían esperar los gobiernos de la izquierda bolivariana, necesitados de un nuevo gran inversor o prestamista ahora que Pekín parece haberse cansado de aportar créditos. China se negó este año a otorgar un nuevo crédito a Venezuela, país al que desde 2007 ya ha entregado más de 50.000 millones de dólares a cambio de petróleo a futuro. En junio, Pekín aceptó relajar algunas condiciones que rigen esa deuda, pero rechazó la petición de un nuevo crédito realizada por Nicolás Maduro, cuyo país vive un colapso económico y humanitario. En total, en los últimos diez años China ha concedido a Venezuela, Ecuador y otros países latinoamericanos unos 120.000 millones de dólares en créditos, más que el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) juntos. India, en cambio, se está mostrando más remisa a operaciones de financiación de ese tipo. «India no tiene bolsillos tan grandes como los chinos y es más intransigente en el resultado», advierte Deepak Bhojwani, fundador de la consultora Latindia, en «Latin America and the Asian Giants», un estudio publicado por Brookings Institution. Además, a diferencia del modelo de penetración china, realizada de un modo centralizado, mediante corporaciones y empresas estatales, las relaciones de India con los países americanos se mantienen básicamente desde empresas privadas. India, la «próxima gran cosa» El BID ha presentado el comercio con India como la «próxima gran cosa» que podría ocurrirle a Latinoamérica, especialmente ahora que la región sufre la bajada de precios de las materias primas, algo que este año provocará un descenso de 50.000 millones de dólares en el valor de las exportaciones totales latinoamericanas. Si en 2000 las relaciones comerciales entre India y América Latina eran de apenas 1.760 millones dólares, en 2015 alcanzaron los 44.000 millones. Aunque esta cifra queda pequeña comparada con el comercio que China mantiene con la región, que es diez veces mayor, lo cierto es que está creciendo a un ritmo del 25 por ciento anual. De hecho, India ya ha sobrepasado a China como principal comprador del petróleo latinoamericano (de las ventas de crudo que la región hace a Asia, el 50 por ciento son para India y el 45 por ciento para China) Exportaciones e importaciones de India en su relación comercial con LatinoaméricaAsí, la mitad del volumen comercial de 44.000 millones de dólares corresponde a importaciones indias de petróleo. En su mayoría se trata de crudo de Venezuela. En 2014, India importó 21,5 millones de toneladas desde ese país, frente a los 5,2 millones que adquirió a Colombia, los 5 millones que compró a Brasil, y los 4,3 millones de México. Esto hace que de los 30.000 millones de exportaciones latinoamericanas a India, la mitad correspondan a Venezuela. En cuanto a importaciones desde el subcontinente asiático, que totalizaron 14.000 millones de dólares en 2015, el protagonismo es de Brasil y México (el principal comprador de automóviles indios en Latinoamérica). Inversiones más sofisticadas Aunque el comercio con India sigue el modelo de materias primas por manufacturas sostenido por China, tan criticado desde muchos sectores porque no alienta el desarrollo industrial latinoamericano, «India puede tener más que ofrecer, dada la participación de los servicios en sus exportaciones y unas inversiones más sofisticadas, dirigidas por el sector privado», afirma Guadalupe Paz, codirectora del Programa de Estudios Latinoamericanos de Johns Hopkins-SAIS, en la introducción al mencionado informe. En el este del Caribe vive más de un millón de personas de raza india, descendientes de emigrantes del siglo XIX Un ejemplo de esas posibilidades es que, a diferencia de muchas empresas chinas que operan en la región con mano de obra llevada desde China, las empresas puestas en marcha con capital indio contratan a personal del país incluso para puestos directivos. Eso ha hecho que entre las poblaciones locales no se haya generado ninguna animadversión hacia las iniciativas indias. Residentes de origen indio, por otra parte, están concentrados en el este del Caribe. En el siglo XIX el Reino Unido llevó allí a súbditos de su imperio colonial en la India para trabajar en las plantaciones caribeña, que también se ocuparon en posesiones de Francia y Holanda. De esta forma, hoy hay algo más de un millón de personas de raza india en Guyana, Surinam, Trinidad y Tobago y Jamaica; en contraste, solo hay censadas 23.000 en Centroamérica y Suramérica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Santos y Uribe se reunirán con el Papa este viernes en el Vaticano
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el expresidente Álvaro Uribe, se reunirán este viernes en el Vaticano con el Papa Francisco, según ha confirmado el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, en un encuentro en el que tratará de mediar para que ambos avancen hacia un acuerdo nacional de cara a la aplicación de los acuerdos de paz sellados por el Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), informa Ep. El encuentro en Ciudad del Vaticano está previsto en torno a las 16.30 horas (hora local), según la agenda de Santos publicada por la Presidencia de Colombia. Uribe emprendió el viaje a Roma este jueves por la tarde, según confirmó su partido, Centro Democrático. «El presidente (Juan Manuel) Santos, de manera inmediata -como ha sido su actitud en los últimos tiempos- y en la búsqueda de un acuerdo nacional, ha aceptado esta reunión», explicó Cristo, según declaraciones recogidas por la emisora Caracol Radio. Asimismo, confirmó que Santos «ha aceptado que se invite al expresidente Uribe al Vaticano». El Ejecutivo colombiano espera que a través de la mediación de la Santa Sede se pueda «avanzar en la idea que ha venido insistiendo el Gobierno desde la firma del acuerdo de paz en el Teatro Colón y es en la necesidad de un acuerdo nacional para la implementación de los acuerdos». «La implementación de los acuerdos será mejor si se logra un acuerdo nacional dejando a un lado la polarización» Cristo agradeció a la Iglesia católica la «oportunidad de un nuevo diálogo» entre ambos líderes. «En el Gobierno tenemos claro que la implementación de los acuerdos será mejor si se logra un acuerdo nacional dejando a un lado los radicalismos y la polarización», señaló el ministro del Interior en un comunicado. Por eso, agregó que «el presidente Santos va con la mente abierta y actitud de concertación pensando en el supremo interés de los colombianos que es la paz». Las diferencias entre Uribe y Santos comenzaron al poco tiempo de que el segundo asumiera la presidencia, 7 de agosto de 2010, y se acrecentaron con el tiempo, especialmente cuando el Gobierno comenzó las negociaciones de paz con las FARC en Cuba, en 2012. El presidente Santos y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias «Timochenko», firmaron el pasado 24 de noviembre en Bogotá el nuevo acuerdo de paz que complementó el del pasado 26 de septiembre en Cartagena de Indias, que fue rechazado en el plebiscito del 2 de octubre. La Corte Constitucional de Colombia avaló el martes pasado el «fast track», un mecanismo que permite iniciar trámites parlamentarios rápidos para aprobar las leyes y reformas necesarias para poner en práctica el acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las FARC Gira por Italia Durante su paso por Italia, Santos se reunirá además con el presidente del país, Sergio Mattarella, y con el nuevo primer ministro, Paolo Gentiloni, quien está en el cargo desde hace apenas unos días después de la dimisión de Matteo Renzi tras la derrota del referéndum el pasado 4 de diciembre. Asimismo, intervendrá en el Consejo Italo-Latinoamericano y concluirá su viaje a Italia con la firma de una serie de acuerdos bilaterales en materia de cooperación judicial. El sábado recibirá una distinción en reconocimiento a su papel en la reconciliación nacional en el país, entregada por la Organización Internacional por la Paz Francisco de Asís en una ceremonia que se celebrará en la Basílica Papal Mayor de Asís, en Umbría.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Nerviosismo en México ante la presidencia de Trump
México espera con cierta angustia la inauguración presidencial de Donald Trump, que llegará a la Casa Blanca el próximo 20 de enero. Sus promesas durante la campaña electoral de romper el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA por sus siglas en inglés) o de sellar con un muro toda la frontera que separa México y Estados Unidos han tenido ya un claro impacto en la economía mexicana, muy dependiente de sus relaciones con el vecino del norte. La noticia de la victoria de Trump a principios de noviembre fue acogida con un desplome del 15 por ciento del valor del peso mexicano en relación al dólar, del que no se ha recuperado; sigue por encima de los 20 pesos por dólar. Eso está teniendo un impacto en los precios debido al mayor coste de las importaciones, lo que ha acelerado el crecimiento de la inflación, acercándola al 4 por ciento. Ante esta situación, en cada una de sus tres últimas reuniones el Banco de México ha debido acordar una nueva subida de los tipos de interés (ya van cinco subidas a lo largo de 2016), elevándolo la semana pasada al 5,75 por ciento. Un cuadro complicado: la inflación de México se acerca al 4%, los tipos de interés han subido al 5,75% y el crecimiento en 2017 puede ser solo del 1,8% En su comunicado, el Banco reconoció la situación de volatilidad del peso e indicó que puede prolongarse ante la incertidumbre de las políticas que el nuevo presidente estadounidense seguirá en la relación con México. «Si las propuestas políticas más extremas no se materializan, hay espacio para que el peso se aprecie», indicó la autoridad monetaria. Con todo, existe pesimismo sobre el crecimiento económico de la economía mexicana, que este año puede ser del 2 por ciento y del 1,8 por ciento el próximo. Una ruptura del NAFTA podría llevar a una recesión. Esto último es lo que advierte la Cepal, el organismo de la ONU dedicado al desarrollo de Latinoamérica. Según su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena, una anulación o modificación importante del tratado de libre comercio que une a Estados Unidos, Canadá y México, podría suponer para este último país una caída del PIB del 2,7 por ciento, abocándolo a la recesión. Las objeciones de Trump El NAFTA, que entró en vigor 1994, ha llevado a que el 80 por ciento de las exportaciones de México tengan Estados Unidos como destino, al tiempo que ese país es el primer inversor extranjero en su vecino del sur. Se trata de una intensa relación en la que ambos países comercian un millón de dólares cada minuto. Trump cuestiona el tratado porque ha generado el traslado de parte de la producción de empresas estadounidenses a México debido a los salarios más bajos. El presidente electo ha sugerido una tarifa del 35 por ciento para la producción de ese tipo de compañías, pero no se sabe si la aplicará y si lo haría a empresas ya instaladas. De momento, Trump ha volcado su esfuerzo en mostrar que es capaz de impedir que nuevas empresas trasladen parte de su producción a México. En realidad, como ha advertido un informe de USA Today, solo consta que seis compañías estadounidenses de cierto volumen, de las miles que existen en el país, hayan indicado en el último año alguna intención de mover producción al otro lado de la frontera. «Derogar el NAFTA en el Congreso no será fácil, dados los intereses económicos de muchos estados de la Unión con México»Felipe Trigos Trump puede hacer algo de cirugía en esa línea, pero es difícil que se embarque en un intento de romper el NAFTA. «Derogarlo no será fácil», comenta el mexicano Felipe Trigos, de la consultora Vision Americas, con sede en Washington. Argumenta que eso requeriría la intervención del Congreso, «y dudo, dados los intereses económicos de muchos estados de la Unión con México, que se atrevan a eliminar una herramienta comercial que representa medio trillón de dólares en comercio bilateral y catorce millones de empleos en los EE.UU.» Advierte, además, que un proceso de ese tipo llevaría a que empresas de los tres países del NAFTA presentaran demandas contra EE.UU. Finalmente, enemistar al vecino del sur «podría traer no solo repercusiones económicas, sino de seguridad al poner en riesgo la colaboración que existe entre agencias de procuración de justicia de ambos países en el combate al crimen transnacional». Para el economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el español José Juan Ruiz, en realidad cabría la revisión de común acuerdo de algunos aspectos el NAFTA. En recientes declaraciones indicó que se trata de un acuerdo comercial viejo que podría adaptarse a las nuevas realidades del comercio entre sus tres integrantes. De hecho, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha mostrado su disposición a sentarse a hablar. El próximo año, en cualquier caso, «será un año muy difícil para México, sobre todo por la incertidumbre y la especulación económica; las inversiones se detendrán y capital saldrá», pronostica Felipe Trigos. Pero pasado el primer año de la presidencia de Trump, dependiendo de qué medidas tome su Administración, «veremos mayor normalidad en los mercados».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El impresionante vídeo de la explosión pirotécnica en Tultepec
Treinta y seis muertos y 72 lesionados es, por el momento, el balance oficial de la tragedia ocurrida hoy en el municipio mexicano de Tultepec, donde seis explosiones desencadenaron el caos en un mercado de pirotecnia. Minutos antes de las 15.00 hora local (21.00 GMT) en el Mercado de Pirotecnia de San Pablito se registró una ola de explosiones que acabaron con la vida de 26 personas que visitaban el lugar, muy concurrido en la temporada navideña, o trabajaban allí. Otras personas murieron en los centros de salud donde fueron trasladados cuando llegaron al lugar cuerpos de Protección Civil, de bomberos y agentes estatales y federales para apagar el incendio y rescatar a las víctimas. Poco después de brotar el incidente, en las redes sociales comenzaron a circular vídeos del lugar de la catástrofe, en los que se ven grandes columnas de humo gris, así como explosiones y fuegos artificiales estallando. Las imágenes contrastan con el aspecto que habitualmente presentaba el mercado, compuesto por varias filas de puestos al aire libre alrededor de los cuales se estacionan los vehículos de los visitantes. Según los testigos de lo ocurrido, agregó, todo comenzó cuando "un cohete se prendió y corrió a donde había una gran cantidad de material de pirotecnia". Tultepec presumía de que San Pablito estaba considerado como "el mercado de fuegos de artificios más seguro de Latinoamérica", como afirmó el Gobierno municipal en un comunicado publicado el pasado 12 de diciembre, cuando el lugar se preparaba para las multitudinarias compras con motivo de las festividades. Lupe Hernández, mujer de 43 años que estaba en el mercado cuando se produjo la explosión, dijo a Efe que el incidente ha sido "el mayor susto de mi vida". Dos de sus amigos están en el hospital de la Cruz Roja de la capital mexicana, un hecho que le tranquiliza porque "los más graves están en (el hospital de) Lomas Verdes", también en la Ciudad de México. Otro de los testigos, Arturo Solano, estaba haciendo unas compras en el centro de Tutelpec cuando escuchó la explosión, por lo que fue al mercado para ver qué había pasado. "El humo negro era devastador, en mi carro pude traerme a mi abuela, a mi tío y a uno que no conozco. Esto ha sido terrible", relata a Efe este hombre de mediana edad que también se dedica a la pirotecnia, trabajo que desempeña consciente de que hay "riesgos". "Pero igual el que maneja un camión se puede voltear", comentó Solano.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La deuda del chavismo con el jefe de la diplomacia de Trump
Rex Tillerson tiene un viejo agravio con el Gobierno chavista de Venezuela. Es posible que, de ser confirmado por el Senado para el puesto de secretario de Estado al que le promueve Donald Trump, Tillerson deje de lado cualquier ajuste de cuentas derivado de su cargo de presidente ejecutivo de ExxonMobil. Pero también puede ocurrir lo contrario, que trate con severidad a un régimen con el que ha mantenido un largo pulso en los tribunales, algo que ha vivido de modo muy personal. Tillerson llegó a presidente y consejero delegado de ExxonMobil, la mayor petrolera de Estados Unidos y una de las principales compañías del mundo, en enero de 2006. Al año siguiente tuvo su primera prueba internacional de importancia: Hugo Chávez obligó a las empresas extranjeras presentes en el sector petrolero de Venezuela a quedar como socios minoritarios en empresas mixtas dirigidas por PDVSA, la petrolera estatal venezolana. Hubo algunas compañías que aceptaron, porque marcharse era perder todas las inversiones realizadas y la maquinaria instalada en los pozos. ExxonMobil, que llevaba décadas operando en el país y tenía intereses en los campos de Cerro Negro y La Ceiba, rechazó lo que en el fondo era una nacionalización y plantó cara a Chávez en los tribunales internacionales. Otra compañía estadounidense, ConocoPhillips, hizo lo mismo; en cambio Chevron, que curiosamente siempre ha mantenido unas excelentes relaciones con el chavismo, optó por profundizar esa vinculación. En 2014, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones falló a favor de ExxonMobil, pero el arbitraje de ese organismo dependiente del Banco Mundial fijó una compensación de solo 1.600 millones de dólares, una décima parte de lo que reclamaba el gigante del petróleo. La decisión fue cuestionada por Venezuela, por lo que este país aún no ha satisfecho esa cantidad. Un asunto personal Todo ese pleito fue una amarga experiencia para Tillerson. Buscó la confrontación directa con Chávez, pero a la larga el resultado no benefició a la compañía. «Se lo tomó de modo muy personal con Chávez, y cayó completamente en la trampa», ha declarado al «New York Times» Ghassan Dagher, un consultor de la industria petrolera venezolana. Esa lección le llevaría después a ser más acomodaticio en sus negociaciones con Vladimir Putin. «No vamos a cometer el mismo error, se dijeron en Exxon, y por eso son tan cercanos a Putin», dice Dagher. La experiencia, pues, tanto podría llevar a una diplomacia estadounidense de no confrontación directa con el decadente chavismo, siguiendo el modelo aplicado con Rusia, como a un deseo de pasar factura por el viejo agravio. Motivos para las rencillas entre el Gobierno venezolano y ExxonMobil, en cualquier caso, sigue habiendo. La petrolera está realizando prospecciones en aguas profundas de Guyana, país vecino con el que Venezuela mantiene un antiguo litigio. Caracas considera que su territorio nacional debiera llegar hasta el río Esequibo, con lo que reclama como propios dos tercios de Guyana. Aunque las exitosas prospecciones de ExxonMobil han tenido lugar de momento en aguas no cuestionadas, la entera concesión (el bloque Stabroek) sí que afecta al litigio. En 2012, el Servicio Geológico de Estados Unidos estimó que Guyana, antigua colonia británica, tenía la segunda bolsa más atractiva del mundo por explotar, con un potencial de 15.200 millones de barriles de petróleo. De esas reservas, ExxonMobil ha localizado lo que podría ser una bolsa de hasta 1.400 millones de barriles y el próximo año podría comenzar a extraer crudo. En vista de esos descubrimientos, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, aprobó un decreto en mayo de 2015 para establecer una zona de defensa en el espacio marítimo que corresponde a la franja de Guyana reclamada por Venezuela. Las quejas del país vecino obligaron a Maduro a suspender la medida. A la espera de que el nuevo presidente estadounidense establezca las líneas para la política exterior de su Administración, queda claro que el Departamento de Estado pasará de estar dirigido por alguien que los chavistas podían invocar inicialmente como un antiguo amigo a estar encabezado por un viejo rival. John Kerry no ha sido ningún aliado de Maduro, pero el senador de Massachusetts formó parte del llamado Grupo de Boston, una iniciativa que tras el fallido golpe contra Chávez de 2002 intentó un acercamiento entre Gobierno y oposición, con la mediación de congresistas republicanos y demócratas de EE.UU. El papel de PDVSA De ese grupo salieron precisamente algunos de los congresistas de izquierda que más lobby hicieron en Washington en favor de Chávez, en muchos casos a cambio de combustible de PDVSA a bajo precio para la calefacción de sectores vulnerables de sus circunscripciones electorales. La política en relación a Venezuela puede enmarcarse en un plan más general para Latinoamérica, región que Tillerson conoce bien, aunque a través del cristal negro del petróleo. Exxon Mobil tiene pozos de extracción de petróleo y gas en México, Argentina, Colombia, Brasil y Uruguay. En el caso de los dos últimos países se trata de plataformas en aguas profundas, mientras que la operación en Argentina, en la zona de Vaca Muerta, se dedica a la extracción no convencional del «fracking»; de esos países, es donde cuenta con mayor número de empleados, 1.600. En el capítulo de refinación también tiene actividad en Guatemala y varias islas del Caribe. En las cuentas de la compañía, el mayor volumen de negocio corresponde al continente americano, con especial peso de Estados Unidos y luego Canadá, pero con una notable contribución de los países latinoamericanos donde está presente.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La clase media llegará al 50% de la población latinoamericana en 2030
Las condiciones económicas mejorarán en 2017 para Latinoamérica y el Caribe. Aunque la región no volverá al crecimiento de la década del boom de las materias primas, cuya conclusión ha supuesto la crisis de los dos últimos años, el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá en conjunto un promedio del 2,4% anual hasta 2030, algo más del 2,2% previsto para Estados Unidos. Es el escenario base previsto en el informe realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo y el think tank Atlantic Council con la vista puesta en el horizonte de 2030. El informe advierte que, para lograr mayores avances, no basta la inercia, sino que los países de la región deberán demostrarse activos. «El futuro guarda grandes promesas, pero también el riesgo de gran incertidumbre para Latinoamérica y el Caribe. De cara a 2030, el crecimiento de la clase media, unas economías más fuertes, mejor atención sanitaria y mayor seguridad llegarán solo si se empieza a actuar desde hoy», afirma Jason Marczak, uno de los autores del informe. Incógnita democrática El principal condicionante es qué dirección tomará el entorno latinoamericano en relación a la democracia, cuya fortaleza se está viendo erosionada en el mundo por las alternativas populistas. La izquierda bolivariana ha perdido algunas posiciones, pero no hay nada definitivo sobre el rumbo político que adopte el continente. Según el informe, «la región se encuentra en un periodo de transición quizás tan profundo como el de la transición a la democracia durante los 80, que marcó el camino al presente». Una buena gobernanza, que facilite la incorporación en el sistema de una creciente clase media «formada, capaz y movilizada» y que al mismo tiempo combata las graves desigualdades que padecen las sociedades latinoamericanas, será crucial para asegurar la consecución de las previsiones apuntadas para el periodo que queda hasta 2030. Fuente: BID y Atlantic Council Crecimiento económico Dentro de los escenarios posibles, el que ofrece mayor probabilidad predice un crecimiento económico del 2,4% anual, dentro de lo que se considera el «nuevo normal» del crecimiento global. Eso permitiría que el PIB de Latinoamérica y el Caribe se incrementara de los 6,2 billones de dólares actuales a los 9,2 billones. Aunque se trataría de un crecimiento moderado, que en algunos países sería insuficiente para asegurar un acelerado progreso, Latinoamérica y el Caribe casi alcanzaría en 2030 el PIB que hoy tiene China, que ligeramente supera los 10 billones de dólares. La región tendría peores resultados si se extienden situaciones institucionales regresivas como las que vive Venezuela o Nicaragua El mayor salto lo podría dar Centroamérica, con un incremento del PIB en la próxima década y media del 69%, seguido de los países andinos, con un 59%, y de Suramérica y Caribe, con un crecimiento de entre el 35% y el 37%. Las cifras podrían ser mayores en caso de que los países muestren excelencia en buena gobernanza, con resultados efectivos en la diversificación de su economía, haciéndola menos dependiente de las materias primas, y en la mejora de la innovación y la productividad. Por el contrario, cabría esperar peores resultados si se extienden situaciones institucionales regresivas como las que vive Venezuela o Nicaragua. En un marco de estabilidad, la población en situación de pobreza podría bajar del 26% actual al 20%. Al mismo tiempo, el sector informal de la economía, en el que hoy trabaja el 50% de la población activa (sin considerar la agricultura), podría descender al 35%, garantizando con ello más ingresos por impuestos a los países, así como mayores garantías sociales a una gran parte de la población. Clase media y urbana La clase media, de acuerdo con esas previsiones, alcanzará en 2030 los 345 millones de personas, frente a los 288 millones actuales. Si el gran crecimiento económico permitió que entre 2000 y 2010 casi cien millones de latinoamericanos salieran de la pobreza (ingresos diarios menores a 4 dólares) y de la vulnerabilidad (entre 4 y 10 dólares), en la próxima década y media la cifra será menor, pero no desdeñable, pues otros 57 millones de personas se incorporarán a la clase media (ingresos entre 10 y 50 dólares al día). Así, esta pasará del actual 45,5% de la población, a suponer el 50%. En cuanto a la población total, la región podría pasar de los 633 millones de hoy a 691 millones en 2030 (será en la década de 2040 cuando comience un retroceso demográfico). Además, en ese tiempo continuará aumentando el peso de las ciudades: el 80% de la población vive hoy en áreas urbanas y en 2030 lo hará entre el 85% y el 90%, lo que mantendrá a Latinoamérica como una de las áreas más urbanizadas del mundo. Lima y Bogotá se sumarán al club de las urbes de más de diez millones de habitantes, hoy integrado por Río de Janeiro, Sao Paolo, Buenos Aires y Ciudad de México. Integración y cambio climático El desarrollo de la región debe pasar también por una mayor integración, la gran asignatura pendiente del continente americano. Mientras que el 60% del comercio de los países europeos ocurre entre ellos, la cifra en el caso latinoamericano es solo del 20%. Por otra parte, el cambio climático afectará claramente a la región. Para 2030 habrán desaparecido previsiblemente los glaciares que estén por debajo de los 5.000 metros. También se contempla una mayor virulencia de los huracanes que azotan el Caribe. Como contrapunto, es de esperar una mayor productividad agrícola en la cuenta del Río de la Plata.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El alcalde del municipio de Guanambi, en el estado de Bahia, al noreste de Brasil, aprovechó su investidura para entregarle las llaves de la ciudad a Dios, una decisión que tomó por decreto, publicado en el Diario Oficial con caracter «irrevocable». «Declaro que esta ciudad le pertenece a Dios y que todos los sectores de la alcaldía municipal estarán bajo la cobertura del Altísimo», dice el decreto del alcalde Jairo Magalhães, titulado «Entrega de la llave de la ciudad al Señor Jesucristo». «Declaro aún que todos los principados, potestades, gobernadores de este mundo tenebroso, y las fuerzas espirituales del mal, en esta ciudad, estarán sujetas al Señor Jesús Cristo de Nazareth», ordenó el religioso burgomaestre, militante del Partido Socialista Brasileño (PSB). En su primer acto de gobierno, Magalhães revocó además, todos los pactos realizados por sus antecesores que hayan considerado otros dioses o entidades espirituales. Electo en octubre con más del 50 por ciento de los votos, en primera vuelta, Magalhães dirigirá una ciudad de 86 mil habitantes, en la que ya fue concejal, presidente de la compra legislativa y vicealcalde. Sorprendido por la mala repercusión de su decisión soberana, en un país cuya Constitución lo define como laico, el alcalde emitió una nota informando que el decreto no tenía la intención de herir la laicidad y que se inspiró en el preámbulo de la misma Carta Magna. Un fiscal de Bahia, Rómulo Moreira, solicitó la anulación del decreto. Magalhães pidió disculpas a los que profesan todos los credos, y dijo que su obligación será «gobernar para todos». Religión y constitución La Constitución brasileña cita la protección de Dios en su preámbulo, pero determina en su artículo sobre los derechos fundamentales, la inviolabilidad de la «libertad de conciencia y creencia», asegurando «el libre ejercicio de cultos religiosos», así como «la protección a los lugares de cultos y sus liturgias». El caso de Magalhães, sin embargo, no es aislado. En Río de Janeiro, la segunda mayor ciudad brasileña, fue electo alcalde el obispo evangélico Marcelo Crivella, que en su investidura le agradeció a Dios y a la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), mayor grupo religioso neopentecostal de Brasil y el que más ha elegido políticos en puestos clave en los últimos años. La elección de Crivella en una capital siempre asociada a fiestas, tolerancia y al carnaval, es un símbolo del avance de las iglesias neopentecostales en la política brasileña y el avance de pautas conservadoras. En el Congreso, el Frente Parlamentario Evangélico (FPA) está registrado y reconocido en la página del legislativo, con 181 miembros solidarios en la Cámara de Diputados, que representan un 35 por ciento del total. Esa representación evangélica sumada a las de otros grupos religiosos, llamó la atención durante el proceso de destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, el año pasado, cuando una buena parte de los congresistas votaron en nombre de Dios, sin referirse a la causa concreta de su crimen de responsabilidad. Brasil ya fue el mayor país católico del mundo y ahora es el principal con población neopentecostal, con un 26 por ciento, por encima del 19 por ciento calculado en Latinoamérica, según datos del Pew Research Center, en Washington. El último censo, en 2010, registró la baja de población católica, que cayó de 91,8% en 1970, al actual 64%.