Infortelecom

Noticias de latinoamerica

11-04-2022 | Fuente: finanzas.com
Los fondos de inversión expuestos a las bolsas de Latam son los que más suben en marzo. Destacan aún más los productos de renta variable brasileña.
08-04-2022 | Fuente: abc.es
Investigan al presidente del BID, Mauricio Claver-Carone, por una supuesta relación con una asistente
Los directores del Banco Interamericano de Desarrollo se reunieron recientemente para deliberar sobre un correo electrónico anónimo que denuncia que el presidente de la institución, el estadounidense de familia cubana y criado en España Mauricio Claver-Carone mantuvo relaciones con una subalterna que vulnerarían el código ético de la institución, además de haber malversado fondos. El propio Claver-Carone ha negado esas acusaciones este viernes en un foro organizado por el BID. «Confíen en mí, me encantaría presentarles hoy pruebas directas que tengo, no circunstanciales, no de oídas, no anónimas, las pruebas directas de la verdad. Pero voy a respetar lo que debe ser una proceso confidencial, de acuerdo con las reglas del banco, y la posibilidad de una supuesta investigación, según alegaron fuentes que hablaron con la prensa, en violación de las reglas del banco», dijo en su alocución. La agencia Reuters reveló las alegaciones en una nota el jueves. El BID es el banco de inversiones y de desarrollo regional más grande en el continente americano. Claver-Carone buscaba ahora una ampliación de capital de su brazo de inversiones. Claver-Carone fue encargado de política latinoamericana en el Consejo de Seguridad de la Casa Blanca con Donald Trump, y este le propuso como candidato para presidir el BID tras el final del mandato de su predecesor, el colombiano Luis Alberto Moreno. Hubo resistencia entre varios países americanos, encabezados por Argentina, que aludían a una norma no escrita de que el presidente del BID, cuya sede está en Washington, no podía ser estadounidense. Su confirmación, en otoño de 2020, rompió con 70 años de tradición de que un latinoamericano presidía el BID. Los recelos hacia su figura también proceden del hecho de que fuera artífice de las principales políticas de la Casa Blanca hacia Iberoamérica en la era Trump Los recelos hacia Claver-Carone también proceden del hecho de que fuera artífice de las principales políticas de la Casa Blanca hacia Iberoamérica en el mandato de Trump, incluida la campaña de máxima presión tanto para con Cuba como con Venezuela. Cuba no es miembro del banco, y en 2019 el BID reconoció al enviado de Juan Guaidó como representante legítimo de Venezuela en ese banco de inversiones, desterrando de él a los emisarios del régimen de Maduro. Claver-Carone se comprometió a estar en la dirección del BID un solo mandato de cinco años, en el que se centra, según dijo en conversaciones con este diario en 2020, en afianzar la economía iberoamericana tras la pandemia de coronavirus y en aprobar medidas de buena gobernanza y transparencia interna. Una de las fuentes citadas por Reuters informó de que «los directores trataron la posibilidad de contratar una empresa externa para investigar las acusaciones y pedir a Claver-Carone que se aparte temporalmente del cargo». Los 14 directores del banco, el secretario general y el vicesecretario se reunieron para tratar esas acusaciones. El presidente del BID dijo en su intervención de este viernes que ha nombrado a la primera mujer jefa de gabinete en la historia del banco, Jessica Bedoya, que también procedía del gobierno federal de EE.UU. y que entró en la institución financiera en 2020. A los empleados del banco les dijo: «Siempre cuidaré de vosotros».
06-04-2022 | Fuente: abc.es
El resultado electoral complica la gobernabilidad de Costa Rica
Rodrigo Chaves ganó el domingo las presidenciales de Costa Rica con el menor apoyo logrado por el candidato vencedor en las tres últimas elecciones, en las cuales ha sido necesaria una segunda vuelta. En el balotaje Chaves obtuvo el 52,8% de los votos, frente al 60,6% y al 77,8% cosechado por sus predecesores en 2018 y en 2014, respectivamente, en un país donde no está permitida la reelección consecutiva del máximo mandatario. También hubo un aumento de la abstención, que llegó al 42,8%. Esto refleja un liderazgo limitado que tendrá dificultades para gobernar, teniendo especialmente en cuenta que el Partido Progreso Social Democrático (PPSD) de Chaves solo obtuvo 10 de los 57 miembros de la Asamblea Legislativa. Costa Rica, el país con los mayores estándares democráticos de Latinoamérica, junto con Uruguay, tiene un régimen parlamentario unicameral. También el presidente saliente, Carlos Alvarado, llegó al cargo en 2018 con únicamente 10 diputados de su Partido de Acción Ciudadana (PAC), pero en su caso el mayor apoyo en la segunda vuelta y su carácter más institucional acabaron por consolidar un gobierno que, no obstante, también tuvo serias dificultades en sus comienzos. Además, el mayor grupo opositor, el Partido Liberación Nacional (PLN), se encontraba en las últimas legislaturas en descenso, tras la escisión que sufrió con la constitución del PAC para las elecciones de 2014, pero ahora ha vuelto a hacer pie: su candidato, el expresidente José María Figueres, ganador en la primera vuelta, sumó el 47,1% de los votos en el balotaje, y subió a 19 diputados en la Asamblea. Todo indica que el PLN va a ejercer su función opositora con contundencia, especialmente ante posibles deslices populistas del nuevo gobierno. Si en 2014 el voto al recién creado PAC tuvo un cierto carácter «antiestablishment», al romper el histórico bipartidismo entre el PLN, de centroizquierda, y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), de centroderecha, en 2018 el PAC se convirtió en el oficialismo frente al voto más bien antisistema del candidato evangélico Fabricio Alvarado, que perdió en la segunda vuelta. Chaves, un economista algo controvertido, ha encarnado ahora esa misma lucha contra la corrupción atribuida a las familias políticas tradicionales. Empleado del Banco Mundial en las últimas décadas y alejado de las cuestiones de Costa Rica, Chaves volvió a su país al ser designado ministro de Hacienda por Carlos Alvarado, quien seis meses después le despidió por diferencias programáticas. Aunque la sólida reputación del Banco Mundial y la seriedad que suele acompañar a la cartera de Hacienda podrían hacer considerar a Chaves como un político riguroso y solvente, en realidad este ha dado a su campaña un cierto tono populista, presentándose como un candidato no convencional y dispuesto a doblegar el brazo a los medios de comunicación. En este sentido, ha presentado como conspiración las acusaciones vertidas contra él, no formalizadas en ningún tribunal, sobre posible comportamiento sexual inapropiado con mujeres de equipos con los que trabajó en el Banco Mundial, especialmente en el desarrollo de proyectos en Asia. Chaves ha hecho un llamamiento al consenso nacional para superar la natural confrontación política de la campaña electoral, pero está por ver cómo encara su gobierno. La situación económica de Costa Rica no es especialmente complicada, pero en cualquier caso se ve afectada por el adverso clima internacional. Superada la directa afectación de los efectos de la pandemia, el Fondo Monetario Internacional prevé un crecimiento del PIB costarricense del 3,6% para este año y del 3,3% para el próximo. La tasa de paro puede ser algo más problemática, pues está en torno al 13%. La inflación, aunque en ascenso (el FMI la calcula de momento en un 4,8% del PIB), probablemente no llegue a ser tan elevada como en muchos países de la región, dado el menor peso del componente energético, pues Costa Rica es una de las naciones con mayor cuota de producción eléctrica a partir de las renovables.
04-04-2022 | Fuente: abc.es
Boric viaja a Argentina para estrechar los lazos económicos y diplomáticos
Es una de las visitas más importantes del año en Argentina y se esperaba con ansia. Sobre las cuatro de la tarde, el presidente chileno, Gabriel Boric, aterrizó en Buenos Aires. Se trata del primer destino internacional del mandatario, que comenzó oficialmente su gestión el pasado 11 de marzo. El presidente llegó al aeropuerto de Ezeiza acompañado de una comitiva integrada por diplomáticos y empresarios. Allí fue recibido por el canciller argentino, Santiago Cafiero. En su viaje, lo acompañaron miembros de su gabinete, parlamentarios y ministros de la Corte Suprema. Boric permanecerá en Argentina durante dos días. Su apretada agenda comienza este lunes con una visita a la Casa Rosada, en la que se reunirá con el presidente argentino, Alberto Fernández. Durante la primera jornada, le esperan reuniones diplomáticas, y la segunda estará centrada en generar avances en materia de negocios multilaterales. Antes de viajar, el mandatario dejó clara su posición con respecto a las Islas Malvinas. «Apoyo de manera clara y decidida la reivindicación que hace el gobierno y el pueblo y el Estado argentino sobre las islas», dijo al diario Clarín. Una agenda especial La agenda del presidente chileno en Argentina comenzará en la mañana del lunes con un acto de especial importancia simbólica, que consiste en la realización de una ofrenda de flores en el Monumento al Libertador General José de San Martín. Acto seguido, sobre las diez de la mañana, se dirigirá a la Casa Rosada para reunirse con Fernández. Como es tradición, ambos jefes de Estado se sacarán una fotografía en la Escalera Francia, en la casa de gobierno. Luego, se llevará a cabo un encuentro entre Boric y Fernández de carácter privado, que tendrá lugar en su despacho en la Casa Rosada. Más tarde, está planificada una reunión de las comitivas chilena y argentina en el salón Eva Perón. El recorrido por la casa de gobierno de ambos presidentes acabará con la firma de una serie de acuerdos entre ambos países en el Museo del Bicentenario. Boric permanecerá en Argentina durante dos días. Su apretada agenda comienza este lunes con una visita a la Casa Rosada, en la que se reunirá con el presidente argentino, Alberto Fernández Según el departamento de prensa oficial de presidencia de Chile, también se firmarán acuerdos de colaboración entre el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género de la República de Chile y el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina, sobre Cooperación en Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres. La jornada de Boric continuará con una visita al Palacio de Justicia argentino y, por la noche, está planeada una cena de gala en su honor en el Centro Cultural Kirchner, donde actuarán algunos artistas locales. Se prevé que el presidente chileno dé apertura oficial este martes al foro empresarial del comité de Comercio Argentina-Chile. Allí estarán presentes casi 50 empresarios procedentes de ambos países. Este evento se desarrollará en la sede de Cancillería local. Las razones de la visita Además de la intención de estrechar lazos diplomáticos entre los dos países, el viaje de Boric a Buenos Aires tiene también un interés económico, dado que, según el mismo lo dijo, Chile ha ofrecido gas a Argentina. Una propuesta clave en un momento en que las versiones indican que podría faltar gas en invierno en el país del tango, pese a que el gobierno se empeña en negarlo. La visita de Boric surgió a partir de una invitación del presidente Fernández, que se desplazó a Chile el día de la toma de posesión de su homólogo junto a otros jefes de Estado latinoamericanos. Allí mismo, el mandatario argentino le propuso encontrarse en abril, algo que el flamante ocupante del Palacio de la Moneda acepto rápidamente, según ambos confirmaron en marzo en sus redes sociales. La visita de Boric surgió a partir de una invitación del presidente Fernández, que se desplazó a Chile el día de la toma de posesión de su homólogo En Twitter, el argentino se refirió a «la reactivación de los mecanismos bilaterales de integración de alto nivel, detenidos por la pandemia». Por su parte, su homólogo chileno le respondió: «Nos comprometimos a profundizar la cooperación en derechos humanos, igualdad de género, juventudes y minorías y en el cuidado del medio ambiente».  Se espera que los asuntos que pueden generar roces entre Chile y Argentina queden fuera de la agenda de conversación en esta visita. Es el caso, por ejemplo, de una petición pendiente del país anfitrión sobre la actualización de la frontera marítima que el país occidental hizo en agosto pasado, donde añadió 321 kilómetros que incluyen lo que su vecino toma como aguas de soberanía local. Por el contrario, el objetivo del viaje de Boric sería el de aceitar la relación entre ambas naciones y plantear cuestiones que hacen a la agenda latinoamericana.
01-04-2022 | Fuente: finanzas.com
Caixabank, por su negocio doméstico y Santander, por beneficiarse de la apreciación de las divisas latinoamericanas, seducen al banco suizo.
25-03-2022 | Fuente: as.com
ESPN adquiere los derechos de la ACB en Latinoamérica hasta 2024
La plataforma, propiedad de Disney, emitirá la competición en 24 países. Esta temporada 20 jugadores latinoamericanos juegan en la Liga Endesa.
08-03-2022 | Fuente: abc.es
Demócratas y republicanos condenan el acercamiento de Biden a Maduro
La decisión de enviar a Venezuela, entre otros, al asesor del presidente sobre Iberoamérica en el Consejo de Seguridad Nacional ha abierto una crisis a la Casa Blanca, con divisiones dentro del propio Ejecutivo y duras críticas no sólo de republicanos, sino también de destacados demócratas. De hecho la presidencia norteamericana ha tratado de atajar la polémica decisión de entablar diálogo con el régimen de Nicolás Maduro alegando que su objetivo era, en parte, liberar a rehenes estadounidenses en Venezuela. Esos contactos han provocado incluso críticas a Biden por parte del demócrata que preside la comisión de Exteriores del Senado, Bob Menéndez, quien ha dicho la noche de este lunes 7 de marzo: «Maduro es un cáncer para nuestro hemisferio y nada de lo que hagamos le debería dar nueva vida a su reino de tortura y asesinato. Como tal, me opongo clara y rotundamente a cualquier esfuerzo que rellene los bolsillos de los oligarcas del régimen de Maduro con dineros del sector petrolero mientras que Maduro sigue privando al pueblo venezolano de sus derechos humanos, libertades e incluso necesidades básicas como un plato de comida». La crisis abierta por la decisión del presidente de EE.UU. de dialogar con un régimen al que ha llamado dictadura, y al que ha acusado de crímenes de lesa humanidad, ha llevado a la portavoz de Joe Biden, Jen Psaki, a tratar de defender la misión a Caracas como un intento de «asegurar la salud y el bienestar de ciudadanos estadounidenses detenidos» y a negar que haya un acuerdo inminente para rebajar sanciones al chavismo a cambio de que este incremente la producción de petróleo y atempere así el posible efecto de dictar un embargo al crudo de Rusia por la invasión de Ucrania. Según ha sabido este diario, después de no advertir a Juan Guaidó y aquellos a los que desde 2019 reconoce como representantes legítimos del pueblo venezolano, los enviados por EE.UU. a Venezuela se excusaron ante esos opositores al chavismo alegando que la decisión de autorizar los contactos directos sobre petróleo con el régimen había sido tomada al más alto nivel, por el presidente Biden y el secretario de Estado, Antony Blinken, en persona. Así se lo comunicó el asesor del presidente sobre Iberoamérica y enviado a Caracas, Juan González, a Guaidó en una conversación tras el encuentro con los representantes del chavismo. Fuentes de la Administración Biden aseguran a ABC que no hay planes inmediatos de retirar el reconocimiento a Guaidó como representante legítimo del pueblo venezolano. Tuvo que ser Psaki, la portavoz del presidente, la que salió el lunes a dar explicaciones sobre la misión a Caracas, ante el silencio de la diplomacia norteamericana. Fuentes del departamento de Estado remitieron a este diario a la Casa Blanca, sin querer comentar sobre el viaje. Psaki afirmó al ser preguntada por un levantamiento de sanciones que «eso es saltar varias etapas en el proceso, ya que hubo una discusión que tuvieron los representantes de la Administración en el transcurso de los últimos días y esas conversaciones están en curso». Durante el viaje, según dijo Psaki, los funcionarios estadounidenses t rataron de negociar la liberación de seis ejecutivos de Citgo Petroleum Corp. ?cinco ciudadanos estadounidenses y uno residente legal? detenidos durante un viaje de negocios a Caracas en noviembre de 2017 y acusados de lavado de dinero, entre otros delitos; dos soldados retirados de EE.UU. detenidos tras un intento de golpe en Venezuela, y Matthew Heath, un ex soldado detenido en 2020 junto a una refinería y acusado de terrorismo. En la misión de EE.UU. a Caracas estuvieron González, que es el encargado de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca; el embajador de EE.UU. para Venezuela, que trabaja desde Colombia, Jimmy Story, y el enviado especial del presidente Biden para liberación de rehenes, Roger Carstens. Ausente de la preparación de ese viaje, y su ejecución, estuvo el máximo responsable para Iberoamérica en el departamento de Estado, Brian Nichols, que se ha mantenido al margen de estos contactos. Carstens, el enviado especial de Biden para rehenes, se quedó en Caracas intentando asegurar la salida de prisión de dos de los estadounidenses presos por el chavismo. Una fuente opositora al chavismo informada tras la visita dijo a ABC que «no hubo acuerdo y solo pudieran lograr la liberación de dos americanos en buena voluntad por la reunión». Esa misma fuente dice a ABC que en la reunión, González, por parte de EE.UU. , propuso levantar sanciones petroleras para que el chavismo pueda comercializar con EE.UU., que Maduro libere a los nueve ciudadanos o residentes estadounidenses presos, y reanudar a la ronda de negociación política en México. Según esa misma fuente, Maduro, por su parte, exigió que se le retiren todas las sanciones e investigaciones judiciales a él y a su círculo íntimo y que se le reconozca como presidente legítimo de Venezuela hasta 2024. Maduro está buscado por EE.UU. como integrante de un cártel de narcotráfico, además de los delitos de represión que le ha atribuido la Casa Blanca en los pasados años. De hecho tiene Washington una recompensa de 15 millones de dólares por detalles que permitan su arresto. Tras las sanciones de EE.UU., Venezuela ha sido capaz de producir unos 760.000 barriles de petróleo al día con ayuda de sus socios, una cantidad que no es ni una cuarta parte de lo que exportaba en los años 90 y que no cubre ni una fracción de la exportación rusa. La producción de Venezuela no puede sustituir lo que necesitaría EE.UU. si renuncia al crudo ruso. Ha habido presión de empresas petroleras de EE.UU. como Chevron por levantar sanciones sobre Venezuela para poder recuperar el pago de una gran deuda contraída por la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, a lo largo de los años. Con la decision de autorizar este viaje, la Casa Blanca ha roto el consenso bipartidista que ha habido hasta ahora en Washington en materia de política a Venezuela. Algunos de los más destacados republicanos en el Capitolio, como los senadores Marco Rubio y Jim Risch han criticado la decisión de negociar directamente con el régimen de Maduro. Rubio dijo el lunes por la noche en un vídeo que la de Biden es «una oferta ridícula, una oferta peligrosa, una oferta bochornosa». Pero la crítica más dura y más alarmante para la Casa Blanca procede de Menéndez, del Partido Demócrata, más dado que la mayoría de ese partido en el Senado es de apenas un voto. «Los esfuerzos de la Administración Biden para unificar al mundo entero contra el tirano asesino en Moscú no deberían verse contrarrestados por nuestro sustento al dictador en Caracas siendo investigado por crímenes de lesa humanidad. Las aspiraciones democráticas del pueblo venezolano, al igual que la determinación y el coraje del pueblo de Ucrania, valen mucho más que unos pocos miles de barriles de petróleo». En 2019, EE.UU., bajo Donald Trump, rompió relaciones con el chavismo, acusando a Maduro de fraude electoral para perpetuarse en el poder. Desde entonces reconoció a Guaidó y a la Asamblea Nacional como representantes legítimos del pueblo venezolano. Después Trump aplicó un embargo sobre el crudo venezolano, que hizo a Maduro dependiente de Rusia primero y de Irán después. Recientemente, González, que es asesor de Biden para asuntos latinoamericanos, dijo en una entrevista a Voice of America que «las sanciones sobre Rusia son tan robustas que tendrán impacto sobre aquellos gobiernos que tienen afiliaciones económicas con Rusia y eso es por diseño, o sea que Venezuela va a comenzar a sentir esa presión». A Biden le preocupa que un embargo total al crudo ruso provoque un alza alarmante en los precios de la gasolina en EE.UU., y ha dicho que busca opciones para mitigar ese impacto.
08-03-2022 | Fuente: abc.es
La debilidad económica de Rusia deja a sus aliados americanos aislados ante la reacción de Washington
Las sanciones generalizadas a Rusia están debilitando la economía de ese país. Las dificultades financieras y el aislamiento internacional que Moscú está sufriendo dejan en una situación poco cómoda a sus aliados más estrechos en Latinoamérica, especialmente Nicaragua, Venezuela y Cuba, al tiempo que cuestionan el acercamiento que ha estado realizando El Salvador. Washington, por su lado, ha aprovechado para advertir a sus vecinos hemisféricos de posibles castigos económicos si cierran filas con Rusia en la guerra, y ha comenzado a explorar la manera de instigar la ruptura entre Maduro y Putin, fomentando la compra de petróleo venezolano en sustitución del ruso por parte de EE.UU. El Salvador y Nicaragua A quien la presente crisis más ha cogido con el paso cambiado ha sido.. Ver Más
07-03-2022 | Fuente: abc.es
Las verdaderas «bases y misiles» rusos en Latinoamérica
«Vamos a avanzar por el camino de una poderosa cooperación militar entre Rusia y Venezuela». Esta afirmación la realizó desde Caracas el dictador Nicolás Maduro acompañado por el viceprimer ministro de Rusia, Yuri Borisov. No es fortuito que en medio de la crisis en Ucrania, Vladímir Putin, haya enviado a su viceprimer ministro a Venezuela para respaldar a Maduro, al decir: «Hemos revisado el mapa de la geopolítica mundial, de la geopolítica hemisférica, de la cooperación bilateral Rusia-Venezuela. Puedo decir que las relaciones entre ambos adquieren mayor nivel estratégico, mayor fortaleza contra el mundo occidental y la OTAN. Vamos a implementar todos los planes de preparación, entrenamiento, cooperación, con una potencia militar del mundo como es Rusia». Previamente, el 13 de enero, el vicecanciller ruso, Sergei Ryabkov, declaró que «no podía confirmar ni negar la posibilidad de que Rusia pudiera enviar activos militares a Cuba y Venezuela». Vale la pena preguntarse: ¿realmente Rusia va a enviar contingentes militares o establecer bases en América Latina? ¿Es real esa amenaza? Aunque varios aseguran que tal amenaza no es creíble, creo que es un error subestimar el potencial negativo del Kremlin, tal como estamos viendo los lamentables hechos en Ucrania. Es posible que la amenaza de bases militares rusas en América Latina carezca hoy de sentido práctico. Sin embargo, la realidad indica que Putin no necesita una base militar para ejercer su influencia negativa en la región. Durante mucho tiempo él se ha estado aprovechando de la dinámica política regional para desestabilizar lo que Rusia considera una «zona de influencia» americana. El Kremlin ha demostrado tener un abanico de opciones que van desde actividades de espionaje, ciberataques, campañas de desinformación orquestadas a través del medio RT y redes sociales, asistencia militar, y hasta la construcción de canales irregulares para blanquear activos financieros ilícitos. Estas herramientas las aplica estratégica y recurrentemente en Venezuela para estabilizar a la dictadura de Maduro. El 11 de septiembre del 2001 se aprobó la Carta Democrática Interamericana. Desde entonces, América Latina ha cambiado mucho. Nuestras democracias se han erosionado, una tendencia global que Freedom House ha reseñado, al tiempo que se ha venido consolidando la presencia e influencia de regímenes enemigos de la libertad en nuestros países, con Rusia y China a la cabeza. Como resultado, a la dictadura cubana se le sumaron las de Venezuela y Nicaragua, teniendo a otros países en franca lucha para evitar perder sus democracias. «Hoy Venezuela se ha convertido para el Krelim en una punta de lanza para desestabilizar el continente. Venezuela hoy es para Putin lo que fue Cuba para la antigua Unión Soviética» Hoy Venezuela se ha convertido para el Kremlin en una punta de lanza para desestabilizar el continente. Venezuela hoy es para Putin lo que fue Cuba para la antigua Unión Soviética, pero sin afinidad ideológica. Es un vínculo entre cleptocracias y regímenes corruptos, con la desestabilización como objetivo. El apoyo decidido de Putin al dictador Nicolás Maduro no es para que nuestra Venezuela supere su crisis, sino para que nos hundamos en ella, pues el caos favorece a los intereses geoestratégicos de Moscú. Putin es amigo de la dictadura, no de Venezuela. Durante mucho tiempo Putin ha apoyado al dictador Nicolás Maduro, autor de la peor crisis que haya visto Latinoamérica en sus últimos 100 años con más de 6 millones de desplazados (21% de los venezolanos), más de 26 millones de pobres (94% de los venezolanos), y una contracción económica del 80%. Rusia ha apuntalado una dictadura llena de prisioneros políticos, con una política de crímenes de lesa humanidad investigados por la CPI, y aliada a grupos terroristas como el ELN y los disidentes de la FARC, relacionados con actividades de tráfico de drogas y explotación de oro ilegal. Venezuela es un exportador de conflictos para toda la región. Justo lo que el Kremlin necesita. Sumado a esto, debemos decir que la destrucción de la industria petrolera venezolana beneficia a Rusia. La ausencia de nuestro petróleo y gas en el mercado energético internacional le facilita a Moscú ser un estratégico proveedor de energía. Recordemos que en conflictos pasados, Venezuela era un proveedor energético confiable para EEUU y otros aliados. Rusia también ayuda a Maduro a evadir las sanciones internacionales, y con ello el saqueo al pueblo venezolano. La influencia negativa de Putin en América Latina no se restringe a Venezuela. Recientemente, el Gobierno colombiano denunció que el Kremlin está detrás de una serie de ciberataques, actividades de espionaje, incitación de la violencia y protestas a través de redes sociales, violar su espacio aéreo, y brindar asistencia militar a la dictadura de Maduro, exacerbado por el conflicto armado en la frontera por grupos irregulares. De cara a las elecciones presidenciales este año en Colombia, no dudamos que Rusia y la dictadura de Maduro harán grandes esfuerzos para sumar un nuevo aliado a su plan de desestabilización en marcha. Similares denuncias contra Rusia se hicieron al ocurrir las protestas de calles en Chile y Ecuador en su momento. La importancia que Putin le da a América Latina en este contexto quedó en evidencia cuando, en simultáneo a la crisis por su violenta amenaza contra Ucrania, dedicó parte de su agenda en llamar telefónicamente a los dictadores de Cuba, Nicaragua y Venezuela, además, de organizar una visita del Presidente de Argentina. Rusia no necesita más que su estrategia de desestabilizar política y socialmente el continente americano, erosionando sus instituciones, aumentando los conflictos sociales, y promoviendo dictaduras Los hechos evidencian que el Kremlin no necesita poner bases militares en nuestros países para socavar nuestras democracias y amenazar la seguridad de nuestros pueblos. No necesita más misiles que la estrategia en marcha de desestabilizar política y socialmente el continente americano, erosionando sus instituciones, aumentando los conflictos sociales, y promoviendo dictaduras o aliados antiestadounidenses. Hoy en día, estas son las verdaderas bases y misiles rusos en Latinoamérica. Ante esta realidad, todo el continente americano debe estar no solo en estado de alerta, sino también en acción y movimiento en favor de la defensa de los intereses, seguridad y democracias de nuestros pueblos. Los latinoamericanos debemos rechazar las pretensiones de Putin de querer usarnos como fichas de cambio para satisfacer sus ambiciones ya que jamás representan beneficio para la región. Estados Unidos no debe subestimar las acciones de Rusia en nuestro continente. La Ley de Estrategia de Seguridad del Hemisferio Occidental de 2022, presentada por los senadores estadounidenses Bob Menéndez (D-NJ) y Marco Rubio (R-FL) «para contrarrestar esta influencia maligna», puede ser un buen punto de partida. Estados Unidos y las principales potencias del mundo democrático deben liderar una iniciativa multilateral contra las verdaderas bases y misiles rusos en América Latina y en protección de las democracias en todo el continente. No hacerlo seguirá afectando peligrosamente a la paz, la estabilidad y la seguridad de los estadounidenses, latinoamericanos y ciudadanos del hemisferio occidental. ------------------------------------------------------------------------------ Carlos Vecchio es Embajador de Venezuela en EE.UU.
06-03-2022 | Fuente: abc.es
Biden no avisó a Guaidó de que enviaba una delegación a verse con el régimen de Maduro
En un giro inesperado en la postura de Estados Unidos hacia Venezuela, una delegación oficial norteamericana ha viajado este fin de semana a Caracas para encontrarse con representantes del régimen de Nicolás Maduro, justo en un contexto de presión internacional a Rusia por su agresión a Ucrania, y lo ha hecho sin avisar al gobierno interino al que Washington reconoce en teoría como representante legítimo del pueblo venezolano. Vladímir Putin ha sido un aliado crucial del chavismo desde que Washington apoyara el cambio de régimen con la proclamación de Juan Guaidó como presidente encargado y el pronunciamiento fallido de 2019. La Casa Blanca y el Capitolio estudian un embargo al crudo ruso, y Venezuela es un gran productor de ese material, sujeto también a sanciones estadounidenses. Maduro ha defendido enardecidamente el supuesto derecho de Putin de invadir Ucrania repitiendo los argumentos del Kremlin. Cuando EE.UU. dictó un embargo al crudo venezolano, por un tiempo Rosfnet, la petrolera rusa, se encargó de su distribución, hasta que la Administración Trump la sancionó parcialmente, y entonces desistió. Irán pasó después a entregar gasolina y demás combustible ya procesado al chavismo, ante la escasez energética. Una fuente conocedora de ese nuevo viaje dijo a ABC este domingo que entre los enviados por la Administración Biden están el encargado de Iberoamérica en el Consejo Seguridad Nacional, Juan González, y el embajador de EE.UU. para Venezuela, James Story, que trabaja desde Colombia, James Story. Según ha sabido este diario, la Casa Blanca no avisó al gobierno interino de Venezuela que comanda Juan Guaidó ni a sus enviados en EE.UU., a los que en teoría reconoce como representantes legítimos del pueblo venezolano. El diario 'The New York Times' reveló el viaje el sábado por la noche. La agencia Reuters dijo después que los emisarios estadounidenses salieron de Caracas «sin un acuerdo». Recientemente, González, que es asesor de Biden para asuntos latinoamericanos, dijo en una entrevista a Voice of America que «las sanciones sobre Rusia son tan robustas que tendrán impacto sobre aquellos gobiernos que tienen afiliaciones económicas con Rusia y eso es por diseño, o sea que Venezuela va a comenzar a sentir esa presión». A Biden le preocupa que un embargo total al crudo ruso provoque un alza alarmante en los precios de la gasolina en EE.UU., y ha dicho que busca opciones para mitigar ese impacto. No pocas empresas petroleras y energéticas de EE.UU. se han visto perjudicadas por las sanciones a Venezuela, pues tenían importantes negocios de explotación en ese país. Hay en el Capitolio un grupo de legisladores que se oponen a este tipo de aperturas hacia el régimen chavista, entre ellos el demócrata Bob Menéndez, quien preside la comisión de Exteriores del Senado, y el republicano Marco Rubio. El senador Rubio dijo que «Biden está usando a Rusia como una excusa para hacer el acuerdo que siempre quiso hacer de todos modos con el régimen de Maduro». «En vez de producir más petróleo estadounidense quiere reemplazar el petróleo que le compramos a un dictador asesino con petróleo de otro dictador asesino», dijo el senador Rubio en Twitter. Marshall Billingshea, que fue subsecretario del Tesoro de EE.UU. encargado de actividades para combatir la financiación del terrorismo entre 2017 y 2021, cree que en ese viaje la delegación pudo haber ofrecido reconocimiento al régimen de Maduro y eliminar las sanciones si rompe con Putin, e incluso intercambiar a Alex Saab, testaferro de Maduro que cooperaba con la Agencia Antidroga de EE.UU. de forma secreta, por los directivos estadounidenses de Citgo detenidos por el chavismo. La Casa Blanca no ha confirmado esas afirmaciones. Según Billingsea, «de ser cierto, Joe Biden se plantearía restablecer relaciones con un dictador que ha empobrecido a su gente, que ha creado mas de cinco millones de refugiados, ha destruido la democracia, ha cometido crímenes contra la humanidad, ha encerrado, torturado y matado a cientos y preside un narcoestado que además ampara a operativos de Iran y Hezbolá», dijo Billingsea en la red social Twitter. El 5 de marzo, en la sesión del V Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela, los participantes, con Maduro a la cabeza, fueron una ovación al embajador ruso, Sergéi Melik-Bagdasárov, quien dijo que Rusia está «con la resistencia junto con el pueblo y el Gobierno venezolano». La Casa Blanca y el Departamento de Estado no respondieron inmediatamente este domingo a las preguntas efectuadas por ABC sobre ese viaje. El gobierno de EE.UU. ha evitado en gran medida los contactos directos con el régimen de Maduro en los últimos años, tras la ruptura de relaciones de 2019. Donald Trump autorizó un contacto indirecto y secreto en México pero con duras condiciones para el chavismo, que no llegó a dar ningún resultado. La Administración del presidente Biden ha insistido hasta ahora en que no levantará las sanciones, incluso en el sector petrolero, que es vital para Venezuela, a menos que Maduro tome medidas concretas para que en su país se den elecciones libres. En una llamada telefónica el 1 de marzo, Putin y Maduro hablaron de la situación en Ucrania y sobre estrechar la alianza estratégica entre Rusia y Venezuela, informó la agencia de noticias Interfax, citando al Kremlin. Tras el apoyo de EE.UU. al pronunciamiento de los opositores en 2019, Rusia envió personal militar a Venezuela a calibrar un sistema de misiles que Hugo Chávez compró a Moscú, justo cuando el Gobierno de Trump amenazaba con el uso de la fuerza para deponer a Maduro.