Infortelecom

Noticias de jair bolsonaro

18-07-2019 | Fuente: abc.es
Los enchufes del presidente Bolsonaro para favorecer a sus hijos
Los hijos del presidente de Brasil Jair Bolsonaro está logrando posiciones de gran incluencia gracias a su padre, en decisiones que han generado dudas y críticas sobre el compromiso de su Gobierno en la lucha anticorrupción. El presidente de la Corte Suprema, Antonio Dias Toffoli, sorprendió al suspender una investigación por corrupción contra el senador Flavio Bolsonaro, deteniendo no sólo los procesos contra el hijo del presidente, sino también perjudicando otras investigaciones en curso sospechosas de blanqueo de fondos. La investigación comenzó debido a sospechas sobre movimientos bancarios irregulares de Fabricio Queiroz, un ex asesor de Flavio Bolsonaro. El COAF detectó dichos movimientos y llevaron al organismo a ceder la información a la Fiscalía, ente que abrió una investigación por oficio y sin pedir la autorización de un juez. El hijo mayor de Bolsonaro es investigado por movimientos bancarios irregulares de su exasesor, Fabricio Queiroz, un policía y viejo amigo de la familia, que en un año retiró unos 300.000 euros en cajeros electrónicos, un valor incompatible con sus ingresos mensuales. Esta noticia sobre Flavio Bolsonario llega días después que el presidente anunciara el nombramiento de su segundo hijo, Eduardo, como embajador de Brasil en Estados Unidos, una decisión que también ha sido fuertemente criticada y se ha convertido en asunto de chistes y memes en internet. La Asociación de Diplomáticos Brasileños (ADB) criticó la decisión del presidente, que esperó el cumpleaños de 35 años de Eduardo -edad mínima para asumir el cargo de embajador-, dejando vacante por cuatro meses la principal plaza de la carrera diplomática. «Aun consciente de las prerrogativas presidenciales en el nombramiento de sus representantes diplomáticos, la ADB recuerda que sus cuadros en la cancillería cuentan con profesionales de excelencia, altamente cualificados para asumir cualquiera de las embajadas en el extranjero», cuestionó en una nota oficial la entidad que representa 1.600 diplomáticos. Para justificar su decisión, Jair Bolsonaro argumentó que su hijo habla bien inglés y español y tiene buenas relaciones con la familia del presidente estadounidense Donald Trump, su principal aliado a nivel internacional. El presidente negó que sea nepotismo y que las críticas son la son la prueba de que su hijo merece el cargo. «Ya hice intercambio, ya freí hamburguesas en Estados Unidos, en el frío de Maine», declaró Eduardo al explicarle a la prensa sus atribuciones para el cargo.
12-07-2019 | Fuente: abc.es
Bolsonaro se plantea nombrar a su hijo embajador de Brasil en Estados Unidos
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha afirmado que evalúa designar a su hijo Eduardo como embajador de Estados Unidos, país con el que ha estrechado vínculos desde su llegada al poder el pasado 1 de enero. El mandatario ha expilcado que la decisión final está ahora en manos del segundo de sus cinco hijos, de 35 años y quien en las elecciones del pasado octubre fue el diputado más votado en la historia del país. «Yo me quedé pensando: ¿Imagina si en Brasil tuviésemos al hijo del presidente Mauricio Macri como embajador de Argentina? Obviamente que el trato sería diferente al de un embajador normal», ha dicho Bolsonaro en declaraciones a la prensa. El ultraderechista, de 64 años, elogió las aptitudes de su hijo y subrayó que, además de hablar inglés y español, tiene una buena relación con los hijos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. «A mi entender, podría ser una persona adecuada y está capacitado perfectamente para realizar el servicio en Washington», ha agregado. En caso de que se concretara el nombramiento, Eduardo Bolsonaro, quien comparte la línea ideológica de su padre y también ha sido protagonista de polémicas declaraciones, podría verse obligado a dejar su escaño en la Cámara de los Diputados de Brasilia. El legislador ha actuado como una especie de ministro de Exteriores informal y el pasado mes de marzo acompañó al presidente brasileño en su primera visita oficial a Estados Unidos, donde participó en el encuentro que Bolsonaro mantuvo con Trump en el salón oval de la Casa Blanca. El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, quedó fuera de esa reunión, pero, según la versión oficial del Gobierno, Eduardo participó en el encuentro porque habría sido invitado por el propio presidente estadounidense. En la Cámara, el diputado está al frente de la Comisión de Relaciones Exteriores. En una rueda de prensa, Eduardo Bolsonaro ha dicho que «aceptará cualquier misión» que le designe su padre, pero ha afirmado que todavía no recibió ninguna invitación formal para asumir la embajada en Estados Unidos. Brasil no cuenta con representante en la capital estadounidense desde hace algunos meses, cuando el diplomático Sergio Amaral fue trasladado de Washington a una oficina de la cancillería brasileña en Sao Paulo.
09-07-2019 | Fuente: abc.es
La foto de un plato en un restaurante con una apetecible langosta mal ocultada ha hecho correr memes en las redes sociales, donde se ha criticado con dureza al comensal, el embajador israelí en Brasilia, Yossi Sheli, por no ser un alimento kosher (que cumple las normas de alimentación del judaísmo). En la imagen, del pasado domingo, el diplomático estaba comiendo con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en clara contradicción con las normas de la Torá, que prohíbe consumir crustáceos. El tachón negro que cubre parcialmente las dos langostas, evidencia que la Embajada trató de ocultar el supuesto «pecado» alimenticio que Sheli estaba cometiendo. También aparece con otro tachón negro el plato de Bolsonaro. El embajador, asegura el digital Ynet, es amigo personal de Bolsonaro, con quien comparte a menudo cenas y partidos de fútbol. El domingo, ambos se regalaron una comida en un conocido restaurante de marisco de la capital antes de ir al estadio Maracana a ver la final de la Copa América. Antes da final da Copa América entre Brasil e Peru, o presidente @jairbolsonaro e o @embaixadoryossi almoçaram juntos em Brasília. Eles irão acompanhar a partida desejando sorte para a seleção brasileira em busca de mais um título. Vai Brasil!! pic.twitter.com/trDHb0ftCh? Israel no Brasil (@IsraelinBrazil) 7 de julio de 2019«Antes de la final de la Copa América entre Brasil y Perú, el presidente @jairbolsonaro y @embaixadoryossi almorzaron juntos en Brasilia y seguirán el juego, deseándole suerte al equipo brasileño en busca de otro título. ¡¡Vamos Brasil!!», decía el tweet, difundido por la cuenta oficial de la Embajada israelí. Los comentarios críticos e irónicos no se hicieron esperar y los memes ridiculizando a los dos dignatarios corrieron por las redes poco después de difundirse la foto. «Esconde la langosta», decía un usuario, mientras otro clamaba «la langosta no es kosher»; uno más criticaba: «¡Censuran la langosta!», y otros aludían a la carestía del alimento y pedían «humildad» a los comensales. La usuaria identificada como Liv Mealone se preguntaba si «Netanyahu sabe si su embajador está tratando de ocultar el hecho de que está comiendo langosta porque no quiere que la gente descubra que no está manteniendo kosher o porque el presidente de Brasil, Bolsonaro, quiere mantener la ilusión de ser un hombre humilde que solo come comida sencilla». Sheli, empresario antes de acceder al puesto de embajador en 2017, tuvo prohibido ejercer cargos públicos durante tres años, tras ser encontrado culpable de perjurio y fraude por no informar de su afiliación política al Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu cuando tenía cargos públicos. Desde que accedió al la Presidencia, Bolsonaro ha mostrado gran sintonía con el gobierno israelí y llegó a prometer durante la campaña electoral que trasladaría la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén -en contra del consenso internacional roto en 2018 por EE.UU. Por el momento no lo ha hecho, aunque sí visitó el país el pasado marzo y anunció la apertura una oficina comercial como primer paso hacia el cambio de la legación brasileña.
09-07-2019 | Fuente: abc.es
Los cubanos están «abocados a un nuevo periodo de hambruna», alerta un informe
La población de Cuba «está abocada a un nuevo período de hambruna, similar al producido en la década de los años 90 del siglo pasado», alerta un informe del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) dado a conocer este lunes. El documento se centra en la violación de derechos humanos económicos, laborales, sociales y culturales en la isla durante la primera mitad de este año, en el que precisamente se aprobó una nueva Constitución que apuntala la dictadura, y advierte de que «la autonomía económica de los ciudadanos sigue reducida al mínimo y los índices de pobreza e indigencia no son publicados» por el régimen. El propio Raúl Castro, que mantiene el cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba, reconoció el pasado abril que «la situación podría agravarse en los próximos meses» y, aunque indicó que «no se trata de regresar a la fase aguda del Periodo Especial de la década de los años 90», señaló: «Tenemos que estar preparados para la peor variante». El OCDH recuerda que la escasez de alimentos es «endémica» en Cuba desde 1991 y apunta que «las nuevas normas legalizan la asfixia del productor privado y cooperativo en el campo». Desde mediados del pasado año «aumenta la escasez de alimentos» y productos esenciales como el aceite, la harina de trigo, el arroz, la carne de cerdo y sus derivados, el pollo, el huevo, han pasado a ser intermitentes, regulados en su distribución y producen «angustia alimentaria» entre los habitantes, explica. Ni siquiera hay acceso al pescado y otros frutos del mar, a pesar de tratarse de una isla, y el proyecto sobre la ley de pesca, presentado el pasado marzo ante el Parlamento, «limita a los pescadores privados frente a la desaparición de la flota estatal desde los años 90 del siglo pasado», agrega. Aunque esto genera conatos de protesta, son «asfixiados y ocultados en la prensa oficial», mientras que se producen interminables colas de hasta tres horas para lograr hacerse con algo de comida. «Abocados a un nuevo período de hambruna, el gobierno no facilita la producción de alimentos, sino que sus normas jurídicas van en sentido contrario a las necesidades vitales de los ciudadanos», denuncia la organización. La tristemente conocida libreta de racionamiento, establecida en 1963, «solo suple algunos productos vitales para 10 días, administrados marcialmente» y el resto del mes los productos esenciales de alimentación y aseo personal «se deben adquirir a precios de mercado, con una oferta muy precaria» en ambos casos, según el Observatorio. «Esclavitud de batas blancas» Por otra parte, de acuerdo con el informe, el primer semestre de 2019 «no presenta cambios en las normas para los trabajadores cubanos: todos estos derechos se violan en Cuba». Entre otros datos, señala que «la exportación de servicios médicos y profesionales, primer renglón de ingresos del país, se ha desarrollado a expensas de violar todos los derechos laborales y civiles de los cooperantes cubanos, plasmados en las convenciones ratificadas ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por el gobierno cubano, y que han sido señaladas por esta organización al gobierno de Cuba de forma reiterada durante años». Las condiciones de los cooperantes cubanos, que han quedado al descubierto tras el desmantelamiento por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, del convenio que mantenía su país con Cuba, han sido calificadas por los propios afectados como «esclavitud de batas blancas»: confiscación del 75% del salario mensual por el Estado cubano, sin derecho a la movilidad territorial, opacidad e irregularidad de los contratos, separación de sus familiares y destierro de ocho años para los que no cumplan. Todas las empresas mixtas de capital extranjero y estatal, así como las de capital total extranjero, están obligadas a contratar a los trabajadores cubanos a través de empresas empleadoras estatales, que confiscan el salario mensual en un 80% o un 96%, según sea la empresa, recoge el documento. Aunque las cifras oficiales sitúan el desempleo en el 1,7%, no reflejan el subempleo y el paro oculto, «resultado de los salarios más bajos del Hemisferio Occidental», continúa el Observatorio. El apartado de la vivienda no sale mejor parado. El déficit en este bien básico aumentó a lo largo del año pasado y el primer semestre de este, debido a «la negligencia, los fenómenos climáticos y la ineficiente política pública para aumentar el número de viviendas en el país», comenta. El OCDH recoge estimaciones según las cuales existe un déficit de 1,4 millones de viviendas, «teniendo en cuenta el hacinamiento de varias generaciones, y el 38% reportado en mal estado o regular de las existentes, según la prensa oficial». Se mantiene la cobertura nacional de educación y sanidad, supuestamente el orgullo del régimen comunista de la isla, pero «la calidad ha seguido en declive en el primer semestre de 2019, en correspondencia con el propio deterioro de la economía nacional y por la exportación masiva de profesionales», matiza el informe. Estos servicios son cada vez más costosos para las familias cubanas. La ausencia de ambulancias y un transporte público «casi paralizado» atentan contra el traslado de enfermos a los hospitales y clínicas, lo que «produce desenlaces evitables», recoge. Finalmente, sobre la cultura asegura que «la manifestación artística está muy condicionada por la libertad de expresión, otra libertad sistemáticamente violada en Cuba». Un «panorama desolador» El Observatorio Cubano de Derechos Humanos considera que la mejoría en los derechos económicos, laborales, sociales y culturales en Cuba «pasa por el cambio de las leyes, las políticas públicas y las instituciones gubernamentales hacia la liberación del trabajo privado y cooperativo para paliar la endémica falta de recursos del Estado». «Durante décadas, el gobierno cubano ha basado su propaganda, tanto hacia el interior de la isla como al exterior, en una supuesta promoción y cumplimiento de derechos principalmente sociales y culturales, incluso usando el asunto como escudo ante las críticas por la falta de libertades civiles y políticas -concluye-. Sin embargo, hoy queda al descubierto un panorama desolador en estos derechos, lo que afecta en especial a los más pobres y desvalidos».
06-07-2019 | Fuente: elpais.com
La última locura del presidente
Jair Bolsonaro ha defendido el trabajo infantil, el que aparta a los niños de los estudios y que es considerado un crimen contra los derechos de la infancia
03-07-2019 | Fuente: as.com
Hubo problemas de señal entre el árbitro y el VAR antes del comienzo del Brasil-Argentina
La frecuencia de radio utilizada por Jair Bolsonaro pudo generar un bloqueo en el sistema de videoarbitraje, aunque el Comite Organizador asegura que se arregló antes del pitido inicial.
03-07-2019 | Fuente: as.com
Neymar, espectador de lujo del Brasil-Argentina en el Mineirao
El clásico de la primera semifinal de la Copa América contó con la presencia del crack brasileño y el presidente de la nación, Jair Bolsonaro.
02-07-2019 | Fuente: abc.es
El acuerdo UE-Mercosur tiene aún por delante un camino difícil
El acuerdo de libre comercio anunciado entre la Unión Europea y Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) entrará ahora en un periodo de varios meses de redactado definitivo y luego deberá ser aprobado por cada uno de los países participantes de este mercado conjunto de 780 millones de personas (520 de la UE y 260 de Mercosur). El proceso puede alargarse hasta comienzos de 2021 y lo que hay por delante no es sencillo. Con ser histórica la voluntad común alcanzada, tras casi veinte años de negociaciones intermitentes, las apuestas de los actuales gobiernos en favor del libre comercio pueden fácilmente ser rechazadas por nuevos gobernantes o por parlamentos cada vez más dominados por el populismo y otras fuerzas antisistema o antiglobalización. No hace mucho, la UE y Estados Unidos estuvieron muy cerca de acordar un ambicioso acuerdo de libre comercio llamado Asociación Trasatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP), y más cerca estuvo aún de acordarse un pacto similar entre muchos de los países a las dos orillas del Pacífico, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca sacó a EE.UU. fuera de esas convergencias y ambos proyectos quedaron muertos o han tenido que reformularse. Escollos en Europa y América En Europa no puede descartarse que se produzca alguna movilización importante de agricultores en contra del acuerdo con Mercosur (casi la mitad de cuyas exportaciones a la UE de 42.600 millones de euros en 2018 correspondieron a agricultura y ganadería). Emmanuel Macron ha tardado en sumarse al acuerdo y su posición en absoluto es fuerte ante protestas que pueda haber de grupos como los «chalecos amarillos». También Polonia, por citar otro país reacio inicialmente al acuerdo, ha demostrado tener una calle pronta a mostrar disconformidad con decisiones tomadas en Bruselas. En América, el principal escollo lo constituye la debilidad del Gobierno de Mauricio Macri, quien no tiene asegurada su reelección en las presidenciales que en otoño se celebrarán en Argentina. La oposición peronista ya ha anunciado su rechazo del acuerdo UE-Mercosur. Aunque Macri ganara, podría perder peso en el Congreso, quedando en el aire qué podría ocurrir con el pacto sellado con la UE. Un bloqueo por parte de Argentina muy posiblemente llevaría a la ruptura de la unidad de Mercosur. El Gobierno de Jair Bolsonaro ha planteado desde el principio el deseo de que los países de ese club tengan libertad de llegar a acuerdos de libre comercio bilaterales de modo individual, sin tener que actuar en bloque como se ha exigido hasta ahora. Así que Brasil, y probablemente Uruguay y Paraguay, optarían por forzar la vigencia del acuerdo con la UE para ellos. De todos modos, las cláusulas en favor del medio ambiente y ciertas políticas públicas hacen presagiar choques entre los europeos y Bolsonaro, quien no se sustrae del todo a los tics proteccionistas brasileños. Mercosur sin rumbo El pacto con la UE, por otra parte, supone acentuar el cambio de orientación de Mercosur. El Mercado Común del Sur nació con fines proteccionistas, como un medio de fomentar el desarrollo de industrias nacionales, especialmente en Brasil y Argentina, mediante la imposición de altos aranceles a la importación procedente de países más desarrollados. Creado en 1991, Mercosur fue de alguna manera la continuación, aplicada a un territorio transnacional, de la política de «industrialización por sustitución de importaciones» que había imperado en los países latinoamericanos las décadas previas. A lo largo de su historia Mercosur ha demostrado no saber muy bien a dónde ir. Por un lado, abarca la única área geográfica de Latinoamérica con verdaderas condiciones para una auténtica integración regional (sur de Brasil, norte de Argentina, más Paraguay y Uruguay), sin embargo ha avanzado poco hacia una convergencia como la de la UE, que en ocasiones sus propios dirigentes han presentado como modelo. Un ejemplo de esto último es la decisión anunciada en abril de renunciar a que el Parlasur, el parlamento de Mercosur, implemente la elección directa de sus miembros, dejando a la institución en el papel mojado que es. Por otro lado, el buen sentido de la integración económica de los cuatro países quedó supeditado a la agenda ideológica del Bolivarianismo y sus socios, de forma que se dio entrada en Mercosur a Venezuela y se comprometió la de Bolivia. Eso dejó la convergencia económica a un lado para poner el acento en las luchas políticas continentales. Hoy Mercosur parece querer mira más a la otra asociación económica de Latinoamérica, la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile), que apenas ha desarrollado instituciones comunes y cuya integración se basa principalmente en la eliminación de barreras comerciales. La aproximación de ambos modelos es visto como posible vía para una confluencia final de los dos clubes, aunque la proverbial invertebración de la región impide ver eso como algo que necesariamente vaya a ocurrir.
30-06-2019 | Fuente: abc.es
Álvaro Uribe: «No se puede esperar resultados a corto plazo en Venezuela»
Álvaro Uribe Vélez, presidente de Colombia entre 2002 y 2010, sufrió 17 atentados. «Soy un sobreviviente de milagro», observa. Objetivo eterno de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el ELN (Ejercito de Liberación Nacional), sigue sin dar su visto bueno al complejo proceso de paz que impuso Juan Manuel Santos, su ex ministro de Defensa y sucesor en la Presidencia. «Como Hugo Chávez y Evo Morales convocó un referéndum, lo perdió y no respetó el resultado», observa. Tiene claro que el desenlace de Venezuela pasa por «una decisión de las Fuerzas Armadas de deponer a Maduro y al régimen» para dar paso a un «Gobierno de transición con Juan Guaidó y a unas elecciones libres y transparentes». Forjador de nuevos «liderazgos», el actual senador encuentra en Iván Duque a su mejor pupilo: «Es un hombre íntegro. Recuperó la confianza en Colombia. Las inversiones españolas saben que pueden acudir a él para resolver problemas». La sombra de Uribe (66 años) se alarga tanto como el número de escoltas que le acompaña dentro y fuera de Colombia. Acostumbrado, se desplaza por Madrid con naturalidad, pero la escena podría servir para un rodaje cinematográfico. El expresidente entra en el Hotel Palace pisando fuerte, como en aquella cumbre de Unasur, de agosto del 2009 en Bariloche (Argentina), donde se enfrentó a la liga de mandatarios del Socialismo Siglo XXI que encabezaba Hugo Chávez. «Lula ?recuerda? quería que el debate fuera privado. Le dije que eran mayoría y debía ser público. Aceptaron». La secuencia, en directo, mostró la desesperación de, entre otros, Rafael Correa y Evo Morales ante la batería de argumentos en las réplicas de un Uribe «carburado» que, luego se supo, volaba en fiebre por «un tipo de gripe A». Ahora descubre que, horas después, Evo Morales comenzó a tener los mismos síntomas y tuvo que recibir tratamiento médico. «Esa no me la cobró», comenta con media sonrisa. Abogado, escritor y profesor, Alvaro Uribe desea que Lenin Moreno, «tenga éxito. Se lo merece. Ha creado un gran horizonte para Ecuador» y aún se sorprende del suicidio de Alan García, «un gesto que recibí con tristeza y respeto». Del expresidente peruano recuerda una anécdota: «No olvido su rostro cuando le dije: Presidente, aquí, en esta escalinata (enorme en la Casa de Pizarro) de tu tamaño y altura intelectual, pareces el inca superior». ¿América Latina ha fracaso en su intento de resolver por sí misma una situación como la de Venezuela? No se pueden esperar resultados a corto plazo. Lo importante es persistir, no desistir. ¿Qué le parece el papel en Venezuela de Michelle Bachelet, como Alta Comisionada de ONU para los Derechos Humanos? La legitimación de la tiranía de Venezuela lo único que hace es consolidar la crisis humanitaria. Las visitas, el tratamiento a la dictadura como si fuera un Ejecutivo democrático, legitima la tiranía. ¿Cree que EE.UU. debe desempeñar algún papel concreto en esa crisis? Este no es un tema de EE.UU., sino de la comunidad internacional en pleno. Donde ha faltado mucha claridad es en Europa. Aquí se sigue insistiendo en un diálogo que solo ha servido para consolidar a Maduro. Tengo miedo de que, por esa vía, la tiranía venezolana se consolide como sucedió con la cubana. ¿Qué le pediría al Gobierno de Pedro Sánchez? Lo mismo que a la comunidad internacional. Tiene que reflexionar sobre Venezuela. España es un actor muy importante porque siempre ha sido el eslabón de enlace entre América Latina y la UE. El expresidente Juan Manuel Santos convocó un referéndum para aprobar el proceso de paz con las FARC pero salió el «No». ¿Sigue pensando que lo que hizo, al aplicarlo (con modificaciones), fue ilegítimo? Por supuesto. Ganamos los del «No». Barnizó esos acuerdos y cambió las reglas del plebiscito ?financiado con fondos de Odebrecht? para ganarlo al modificar la Constitución, que exigía un 50 por ciento de aprobación. Debió convocar otro pero prefirió no atender ninguno de los puntos que presentamos y engañar a buena parte de la comunidad internacional. Algo pasa en Sudamérica cuando en Colombia se pierde un referéndum y se da por aprobado, en Bolivia sucede lo mismo con Evo Morales que busca su cuarta elección? Lo perdió Chávez y lo dio por aprobado. En eso se parecen Evo, Santos y Chávez. Y los dos últimos en otras cosas, aunque Chávez era más franco que Santos. ¿Cuántos guerrilleros permanecen en activo en Colombia? La ONU dice que hay tres mil disidentes de Farc en armas y los medios colombianos dan cuenta de más de 700 que han vuelto a la violencia. En el ELN, en el 2010, había entre 1.800 y 2.400 y ahora, ?según los medios? hay más de 15.000 desplegados entre Colombia y Venezuela. Ese escenario se completa con las bandas criminales del narcotráfico. ¿Y efectivos de las autodefensas unidas (paramilitares)? Quedan residuos de las autodefensas ?y personas que quieren aparentar serlo? en esas bandas criminales que suman miles. A todos hay que combatirlos por igual. Y todo gira alrededor de 209.000 hectáreas de coca, herencia de la anterior Administración. La buena noticia es que, por primera vez en cinco años, gracias a la acción del presidente Iván Duque, no crecieron los cultivos de droga. Los falsos positivos (ejecuciones extrajudiciales de civiles falsamente identificados como guerrilleros) es un reproche permanente que le persigue. La mayoría de esos casos, mas de dos mil, se produjo durante sus Gobierno. ¿Se siente de algún modo responsable? Primero, hay casos identificados desde los años 80 y antes. Nuestro Gobierno asumió la responsabilidad y adoptó todas las medidas posibles. El Alto Comisionado de Naciones Unidas reconoció que esas medidas, dieron resultado. Los dos últimos años me informó de cuatro casos de sospecha. Y le dije: querría cero casos. ¿Qué medidas adoptó? Desvinculé a 27 altos oficiales del Ejército, decidí que, cualquier cuerpo de una persona dada de baja en un combate, no fuera movilizado por las FF.AA. sino que, en aras de la transparencia, el levantamiento del cadáver lo hiciera la Fiscalía a la que delegamos las investigaciones en reemplazo de la justicia penal militar. Pero, la Fiscalía abusó y por cada persona dada de baja en combate hizo una causa contra las Fuerzas Armadas. ¿Por qué considera buenas las extradiciones (por narcotráfico) a Estados Unidos cuando el delito se comete también en Colombia? La extradición, más que un tema jurídico debe ser un asunto de confianza entre países amigos. Y el único país que colaboró eficazmente en la lucha contra la droga fue EE.UU. Las extradiciones eran por esos delitos, no por razones políticas. ¿Qué es lo que no le perdona a Santos? El daño que hizo al país. Fue un Gobierno con gran corrupción, se multiplicaron las hectáreas de cultivos del narcotráfico, de 42.000 se pasaron a 209.000, en los últimos meses de aquel Gobierno se asesinaron a 281.000 líderes sociales? En el de Iván Duque, desafortunadamente, a 60 y le acusan infamemente. Santos derrochó los recursos, heredó una economía confiable y la dejó estancada, con una inversión descaecida que, ahora, está recuperando el presidente Duque. Pero le dan el Premio Nobel de la Paz. ¿Cree que se lo merecía? Sobre esos temas no hablo. Generan mucho morbo político pero no son trascendentales en el debate. Usted es senador y tiene que compartir «curules» (escaños) con exmiembros de la Farc a los que combatió y que, además, mataron a su padre. ¿Cómo lo vive? He tratado y seguiré tratando a esas personas en el Congreso con respeto. Otro asunto es el mal ejemplo de ese proceso, donde se utilizó la Constitución para dar impunidad a los crímenes atroces de las FARC. Los de antes y los posteriores. Usted, también protagonizó su particular proceso de paz con los paramilitares.. Desmovilicé (desarmó) 35.000 paramilitares y 18.000 guerrilleros. A diferencia de lo que pasó después, no se permitió la elección política de personas responsables de delitos atroces ni se reformó la Constitución para otorgar una amnistía disfrazada. En mi Gobierno tuvieron que ir a la cárcel entre cinco y ocho años. En el de Santos, no pagan un solo día de cárcel porque considera el narcotráfico un delito político. Las penas son simbólicas. ¿Eso es lo que no le parece bien de los acuerdos de paz? Yo, lo que digo es que ese acuerdo es un mal ejemplo para Colombia. España es uno bueno, porque permite que personas que han estado en el terrorismo sean elegidas en las urnas pero después de cumplir con todas las penas. Mire el caso de Otegui (Arnaldo), quería ser elegido al salir de la cárcel pero la justicia le dijo: no, hasta que hayas cumplido la libertad condicional. ¿A usted le hizo mucho daño la detención de su hermano por el caso de «Los doce apóstoles» (cabecillas paramilitares)? Es una injusticia donde lo que subyace es el ánimo de venganza contra mí. Cuando llegué a la Presidencia, una tercera parte del territorio estaba en poder de los paramilitares, otra en poder de la guerrilla y la ultima en riesgo. Se cometían 28.000 asesinatos al año y lo bajamos a 15.000. De 3.000 secuestros pasamos a 120 extorsivos.. Desmonté los paramilitares, reduje sustancialmente la guerrilla y dejé un país en el buen camino, con seguridad, inversión y política social, los tres pilares de mi Gobierno. No era un paraíso pero iba bien. Eso no se perdona. Yo doy la cara en la Corte (tiene causas judiciales) frente a testimonios infames y comprados en mi contra pero demostraré que son falsos. ¿Qué opina de que buena parte de los presidentes sudamericanos de su época estén en aprietos en la justicia o en la cárcel como Lula? A esos temas no me refiero. Lo importante es que el socialismo siglo XXI fracasó. ¿Le gustaría volver a ser presidente? No, y tampoco tengo la tentación. Tengo una tarea importante y de la que me siento orgulloso: promover nuevos liderazgos en Colombia. Nuestro partido, el Centro Democrático tiene nuevos y grandes lideres. Entre ellos, el presidente Duque. Pero este primer año de Legislatura parece que se le está haciendo cuesta arriba. Le voy a dar una radiografía del presidente Duque y de su Gobierno: Son íntegros. Lo mejor para combatir la corrupción es el buen ejemplo y él, a diferencia del Gobierno anterior, lo da. Tiene respetabilidad internacional y Colombia está bien orientada: menos impuestos, austeridad, mejores salarios, buen plan de desarrollo y buena visión. Se ha recuperado la inversión extranjera, creció en un 68 por ciento en el primer trimestre, han reducido el déficit del 4 al 2,4 y para el año entrante se estima del 2,2. Van a tener un superávit primario. Empresas españolas que se venían retirando de Colombia en el ultimo año y medio, encuentran que hay un Gobierno con el que se pueden resolver problemas. En Sevilla, en la escala del Presidente, Jair Bolsonaro al G-20, descubrieron un alijo de 39 kilos de cocaína en el equipaje de un militar de su comitiva. El individuo que hizo eso merece todos los años de cárcel. Es muy grave, es un atentado contra Brasil, contra la democracia, contra el presidente. ¿Cómo se ve en Colombia el proceso de intento separatista catalán? La inmensa mayoría de los colombianos creemos en al legitimidad y la unidad de España. ¿Qué le pareció el suicidio de Alan García? Lo recibí con tristeza y con respeto. Era un hombre sumamente culto, de una gran erudición. ¿Le sorprende el Gobierno de Lenin Moreno? Gratamente. Es increíble el cambio. Se podía esperar que, por sus antecedentes marxistas, generase inseguridad política pero ha creado un gran horizonte para Ecuador. Ojalá tenga éxito, lo merece.
27-06-2019 | Fuente: abc.es
La Corte Suprema de Brasil mantiene a Lula en la cárcel
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva tenía esperanzas de dejar la prisión esta semana, pero los jueces de la segunda sala de la Corte Suprema rechazaron el pedido de su defensa, y mantuvieron su reclusión en Curitiba, por tres votos contra uno. La defensa de Lula apostaba en el desgaste del ministro de Justicia, Sergio Moro, el exjuez que condenó al expresidente por ser el dueño de un triplex en el balneario de Guarujá, en São Paulo. Lula está preso desde abril del año pasado. Los abogados pidieron a la corte que juzgase la parcialidad de Moro en el proceso, una tesis reforzada por los audios y mensajes filtrados el 9 de junio en la prensa brasileña, que muestran al exjuez discutiendo el juicio de Lula con los fiscales de la Operación Lavacoches, en la red social Telegram, lo que es considerado inconstitucional. Pero los jueces de la corte máxima, decidieron postergar para el segundo semestre el debate sobre el comportamiento del juez, que tuvo audios y mensajes de texto difundidos por el diario The Intercept, del periodista norteamericano Glenn Greenwald, y este fin de semana, por el diario Folha de São Paulo. Un ministro desgastado Las revelaciones han complicado la posición de Moro, que ha sido criticado en editoriales de los principales diarios locales, y por el líder del Gobierno en el Congreso, Davi Alcolumbre. «Si fuera diputado o senador, estaría destituido o preso», declaró el diputado oficialista, sobre uno de los ministros más importantes del presidente Jair Bolsonaro. Moro y Greenwald, fueron convocados por el Congreso, en fechas diferentes, para responder cuestionamientos de los parlamentarios sobre el caso, que nuevamente divide a la opinión pública. El juez ha negado la autenticidad del material que apunta como «ilegales» por haber sido filtrados por piratas informáticos. Ya Greenwald, ganador del Pullitzer por revelar el caso de Edward Snowden, defiende la protección de sus fuentes y la necesidad de difundir informaciones públicas, comparando el caso al clásico Watergate, que provocó la caída de expresidente de Estados Unidos Richard Nixon (1969-74). Moro es considerado un héroe nacional contra la corrupción por una parte de los electores y es el político más popular del actual Gobierno. Sus admiradores han convocado marchas en su apoyo para este domingo. Lula, por su parte, fue el presidente más popular de la historia de Brasil, y es defendido por los electores de izquierda, que consideran su prisión una injusticia, y una maniobra para impedir que vuelva a la presidencia.
1
...