Infortelecom

Noticias de guerra

24-11-2017 | Fuente: abc.es
Algunos de los peores atentados contra musulmanes
El terrorismo ha vuelto a golpear, y lo ha hecho de nuevo contra el pueblo musulmán, el más afectado por los ataques yihadistas, pero también el que recibe mucha menos atención mediática desde los medios occidentales. Sin embargo, la envergadura de la última matanza, hoy en Al Arish, el Sinaí egipcio, ha elevado la cifras, de manera provisional, a 270 muertos y 90 heridos. Todos los estudios y estadísticas coinciden en que la mayoría de los atentados terroristas -perpretados por grupos como Daesh, Al Qaida, Boko Haram o los talibanes- tienen lugar en países de Oriente Próximo y África. Irak, Afganistán, Nigeria, Pakistán, Siria, Yemen, Somalia, India, Egipto y Libia copan los diez primeros puestos de la lista de los países que sufre más atentados. La población de ocho de estos países es de mayoría musulmana. Se ha convertido en algo tristemente rutinario leer noticias los viernes -el día del rezo para los musulmanes- de un nuevo atentado sufrido por una mezquita chií en Arabia Saudí (donde predomina wahhabismo, una rama del sunismo). Según un estudio del US National Counterterrorism Center, entre el 82 y 97% de las víctimas de atentados son musulmanas. Y un musulman tiene siete veces más probabilidades de morir en un ataque terrorista que un no-musulman. El mismo informe señala que entre 2001 y 2015, el 75% de los muertos fueron el resultado de ataques en países de mayoría musulmana. Y el 98% de los ataques ocurrieron fuera de suelo occidental (EE.UU., Europa). A continuación recordamos algunos de los ataques o atentados más trágicos de los últimos años realizados en la que tanto las víctimas como los verdugos son musulmanes. IRAK Una de las mayores masacres tuvo lugar el 10 de junio de 2014. Ese día Daesh (de religión suni) asesinó a 670 presos chiíes en un ataque a la cárcel de Badush, situada a unos 25 kilómetros al oeste de Mosul. Antes de realizar la matanza, los yihadistas separaron a los presos sunies de los chiies, matando a estos últimos. En marzo de 2017, Fuezas de Movilización Popular anunciaron que habían descubierto una fosa común en la que encontraron a 500 prisiones ejecutados por Daesh en la mencionada cárcel. Soldados iraquíes examinan la fosa común con 500 cadáveres, pertenecietes a los presos de Badush - AFP Pero no ha sido la única. El 2 de marzo de 2004, tuvo lugar un atentado múltiple contra la comunidad chii provocando un total de 171 muertos: 106, en el santuario de Hussein en Kerbla, y 63 en Bagdad, mientras se conmemorava el día de Ashura (en el que se conmemora el martirio del imán Hussein, nieto del profeta Mahoma). Tres años después, el 14 de agosto de 2007, cuatro camiones bomba dejaron 250 muertos en Nínive. PAKISTÁN Es en este país, Pakistán, donde fue capturado y abatido Osama Bin Laden, responsable del mayor atentado en Occidente, donde tienen lugar numerosos atentados. Como el sucedido el 16 de diciembre de 2014, en el que un grupo de talibanes abrió fuego contra una escuela en Peshawar, matando a 145 personas, la mayoría de ellas niños. Miembros del Ejército rescatan a los niños del interior de la escuela - REUTERS YEMEN Yemen, que actualmente vive inmersa en una guerra civil que comenzó el 25 de marzo de 2015, también ha sufrido importantes atentados, como el que tuvo lugar el 19 de marzo de ese mismo año contra dos mezquitas, en Saná, causando la muerte de 154 personas. AFGANISTÁN Uno de los atentados más trágicos recientemente, es el que tuvo lugar Kabul, capital de Afganistán, país escenario principal del terrorismo desde hace años, a manos de los talibanes. El 31 de mayo de 2017, una explosión en el barrio diplomático provocó la muerte de 150 personas, y heridas en otras 300. Fue el atentado más sangrieto sufrido por el país desde 2001. NIGERIA Esta misma semana, el 21 de noviembre, tuvo lugar otro ataque con medio centenar de víctimas En esta ocasión el ataque fue contra una mezquita de Mubi, que fue atribuido al grupo terrorista Boko Haram, que compite con Daesh en el número de víctimas que provoca cada año.
24-11-2017 | Fuente: elpais.com
Guía para ganar hasta un 21% en Bolsa con las ofertas sobre NH, Axiare y Abertis
La guerra de opas por el gestor de autopistas estará parada hasta eneroLos analistas aconsejan entrar a los inversores más atrevidos en la hotelera
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Schulz someterá a votación a las bases socialdemócratas la gran coalición con Merkel
El líder del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Martin Schulz, anunció hoy que convocará una votación entre la militancia para que decida si está dispuesta a sellar de nuevo una gran coalición con el bloque conservador que lidera Angela Merkel o no. Esta es la premisa previa con la que acudirá a la reunión con Merkel convocada para el jueves por el presidente de Alemania, el también socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, para intentar acercar posturas que conduzcan a desbloquear la actual crisis política que impide formar gobierno. El anuncio, comunicado hoy por una portavoz de la Oficina del Presidente, llega tan solo un día después de que el número uno del SPD, Martin Schulz, fuese llamado a consultas por el presidente y es la consecuencia de que Schulz, tras esa conversación, haya abandonado finalmente su negativa a aliarse de nuevo con Merkel como socio menor y estaría dispuesto a sentarse a negociar. Otras fuentes señalan que ofrecerá a la canciller un pacto para apoyar desde fuera un gobierno en minoría de conservadores y verdes, pero Merkel ha dejado claro que prefiere repetir elecciones a un gobierno inestable, dada la necesidad de respaldo sin fisuras que requiere para una legislatura en la que, sobre todo en el escenario europeo, habrá que votar serias reformas. La misma noche electoral del 24 de septiembre, inmediatamente después de recibir con el 20,5 por ciento el peor resultado de la posguerra en unos comicios generales, el líder del SPD anunció que descartaba la posibilidad de formar nuevamente una gran coalición con los conservadores de Merkel, una posición que no había consultado en ese momento con la directiva del partido y en la que ha seguido insistiendo incluso después de que este domingo se confirmara el fracaso de la alianza tripartita. La directiva socialdemócrata, sin embargo, ha retirado buena parte de su apoyo a Schulz en las últimas 48 horas y le ha obligado a rectificar después de una reunión de ocho horas de duración y que terminaba de madrugada. El SPD ha establecido una nueva posición, según la cual está dispuesto a negociar con Merkel, aunque no a cualquier precio. El SPD «es de la firme convicción de que hay que hablar», ha dicho el secretario general del partido, Hubertus Heil. «El SPD no se cierra a conversaciones», subrayó, agregando que los socialdemócratas esperarán ahora a conocer la hoja de ruta que proponga Steinmeier. Heil negó que en la reunión ayer de la cúpula del partido, en la que también participó el predecesor de Schulz al frente del SPD, el ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, y varios jefes de Gobierno regionales, se discutieran cuestiones de liderazgo y señaló que se habló únicamente de cuál es la contribución que puede hacer el partido al país en la situación actual. Pero en los pasillos de la Casa Willy Brandt se habla abiertamente de la pérdida de apoyo de Schulz y en los momentos previos a esa reunión se escuchó la consigna «gran coalición, con o sin Schulz». Desde Bruselas, los líderes de la Unión Europea reiteran sus llamamientos a los partidos políticos alemanes para que formen cuanto antes gobierno. «Alemania es uno de los países líderes fundamentales en la UE y todos deseamos que se forme gobierno rápidamente», dijo el canciller austriaco, Christian Kern, «Alemania tiene una responsabilidad especial y toda Europa mira a Alemania». De forma similar se pronunció el jefe de Gobierno luxemburgués, Xavier Bettel. «Necesitamos un socio alemán que tenga también un Gobierno estable», ha dicho, «es importante para Alemania, pero para nosotros también». El presidente francés, Emmanuel Macron, se mostró también preocupado. «No nos interesa que esta situación se tense», ha expresado sobre el fracaso del primer intento de formar gobierno en Berlín. El presidente alemán, Frank. Walter Steinmeier, se ha convertido en la figura llave de la crisis, al hacer público su rechazo a convocar nuevas elecciones tras las fracasadas negociaciones entre conservadores, liberales y verdes, y pedir a todos los partidos con representación parlamentaria «disposición al diálogo para hacer posible la formación de gobierno en un futuro cercano».
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Al menos 270 muertos en un ataque en una mezquita del Sinaí egipcio
Los gobiernos de Siria e Irak insisten en que están en la recta final en su guerra contra el grupo yihadista Daesh (Isis por sus siglas en inglés), pero el mensaje de los seguidores del califa ha calado hondo lejos del califato y el Sinaí egipcio volvió a confirmar que es uno de sus bastiones. Egipto vive el primero de los tres días de luto decretados por las autoridades despues de que al menos 270 personas perdieran la vida tras un ataque con explosivos y armas de fuego contra la mezquita de Al Rauda, situada en el distrito de Bear al Abd, en el extrarradio de Al Arish, al norte de una peninsula del Sinaí. La zona se ha convertido en una pesadilla para las autoridades de El Cairo, incapaces de frenar los ataques contra civiles y fuerzas de seguridad. A falta del comunicado oficial del califato para reivindicar la acción, los medios locales señalaron que el objetivo fue una mezquita de rito sufí, corriente del islam suní que los extremistas salafistas consideran herética y que ya ha sido objeto de más ataques de Daesh en el pasado reciente. Este ataque fue más sangriento aún que el derribo del avión ruso de la compañía Metrojet, que causó 224 muertos en octubre de 2015, y demuestra que no hay líneas rojas para unos yihadistas que atentan por primera vez en el Sinaí en el interior de una mezquita. De nada ha servido que esta zona de Egipto se encontrara en estado de emergencia desde octubre de 2014, tras una emboscada reivindicada por los yihadistas en la que 33 militares murieron. El comando terrorista llegó en varios vehículos todoterreno hasta el templo. Uno o varios de ellos detonaron un explosivo ?podría ser un suicida o varios? a la salida del rezo del viernes, día grande para los musulmanes, y despues rodearon la mezquita y ametrallaron de forma indiscrimanada a quienes trataban de escapar. También usaron lanzacohetes contra los fieles desarmados. No se libraron ni las decenas de ambulancias que acudieron al auxilio de las víctimas, que tambien fueron ametralladas, según revelaron testigos desde el lugar de los hechos. Las imágenes ofrecidas por las televisones egipcias mostraban decenas de cuerpos tirados dentro y fuera de la mezquita, escenas terribles que llevaron al presidente, Abdel Fatah al Sisi, a clamar venganza. El dirigente no ha sido capaz ni de reconducir la maltrecha economía del país, ni mucho menos de frenar la oleada de atentados, cuyo epicentro se sitúa en el Sinaí, y el malestar es creciente entre la población. En un discurso ante las cámaras de la televisión nacional aseguró que las Fuerzas Armadas y la Policía «se van a vengar por nuestros hijos para recuperar la estabilidad y vamos a responder a este acto con una fuerza brutal». Hasta el momento el uso de la vía militar no ha sido suficiente para hacer frente a la amenaza yihadista. Las autoridades anunciaron tambien medidas de urgencia como el pago de indemnizaciones por valor de 200.000 libras egipcias (unos 10.600 euros) a las familias de las víctimas mortales y de 50.000 libras (unos 2.400 euros) para los heridos. Las Fuerzas Armadas lanzaron una primera operación para intentar capturar a los culpables del ataque e informaron de operaciones aéreas contra posiciones yihadistas. Analistas como Amr Kalifa, recordaron en las redes sociales que «desde 2014 insistimos en que los que ocurre en Sinaí es un problema enorme, un levantamiento insurgente y no una guerra convencional, pero en El Cairo nadie escucha y ofrecen siempre las mismas soluciones militares». Aunque Al Sisi lamentó que «Egipto afronta el terrorismo solo, en nombre de la región y de todo el mundo», las muestras de apoyo internacional fueron inmediatas. El presidente de Estados Unidos, país aliado militar de Egipto, Donald Trump, lamentó en su cuenta de Twitter el «horrible y cobarde ataque terrorista contra fieles inocentes e indefensos en Egipto». Su homólogo ruso, Vladmir Putin, uno de los principales aliados del Gobierno de Damasco en la lucha contra el yihadismo, también condenó lo ocurrido, como lo hizo la Liga Árabe, la Unión Europea o el vecino Israel, que iluminó un edificio de Tel Aviv con los colores de la bandera egipcia. Photos published by state-owned Al Ahram of the bombed sufi mosque. 75+ inured, 54 killed, says state tv. pic.twitter.com/MiPioUkL7P? Heba Farouk Mahfouz (@HebaFarooq) 24 de noviembre de 2017
24-11-2017 | Fuente: elpais.com
La china Nubia recrudece la guerra de los móviles de ?pantalla infinita? con el Z17s
Apuesta por el mercado español con uno de los terminales más potentes del mercado, que incorpora cuatro cámaras y un innovador sistema operativo
24-11-2017 | Fuente: elpais.com
Solo Podemos niega en el Congreso la injerencia de Moscú en la crisis catalana
"Rusia está en la guerra de la información con España y el resto de la UE", afirma una investigadora del Instituto Elcano
24-11-2017 | Fuente: abc.es
El SPD obliga a Schulz a reconsiderar la gran coalición
Apenas abandonó el Palacio de Bellevue, donde había sido llamado a consultas por el presidente alemán, Martin Schulz se dirigió ayer a la sede del Partido Socialdemócrata (SPD), la Casa Willy Brandt, donde le esperaba en pie de guerra la directiva para ser informada sobre la conversación con el también socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, de 70 minutos de duración y a la que había acudido acompañado únicamente por su jefe de campaña, Markus Engels. El mensaje de Steinmeier no podía ser más claro: no es aceptable que el SPD se niegue a conversar con otros partidos democráticos y tiene la obligación de hablar con Angela Merkel tras el fin de las negociaciones de la fallida Coalición Jamaica, con el objetivo de evitar la repetición de elecciones. Buena parte de la directiva del SPD, un grupo liderado por el alcalde de Hamburgo y principal enemigo interno de Schulz, Olaf Scholz, estaba de acuerdo con esa premisa. «Hay que sentarse a hablar con Merkel y debe hacerlo un equipo en el que Schulz y Scholz cooperen estrechamente. Solo así se puede salvar esta crisis política y solo así el partido puede recuperarse de la debacle electoral de septiembre», decía después uno de los asistentes a la reunión, en referencia al peor resultado electoral de la historia de los socialdemócratas, el 20,5%. ?Pero hemos de ser cuidadosos, no podemos tampoco lanzarnos a los brazos de los conservadores, porque nuestras bases no lo perdonarían, no vamos a dar un sí de cualquier manera, nada sería peor que dar la impresión de que queremos meternos rápidamente bajo la falda de Merkel para asegurar puestos ministeriales?. Antes de reunirse con Steinmeier, Schulz consultó con dos barones del partido, el hasta ahora ministro de Exteriores Sigmar Gabriel y el presidente regional de Baja Sajonia, Stephan Weil. Ambos se pronunciaron a favor del «Groko», como popularmente se habla en Berlín de la gran coalición. Tras pasar por Bellevue, expuso ante la directiva sus argumentos contra ese proyecto, sobre todo la conveniencia de evitar que quede en el Parlamento, como primera fuerza de la oposición, el partido anti euro y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD). Pero no fue secundado por el resto de la directiva. Los principales pesos socialdemócratas, como la jefa del grupo parlamentario Andrea Nahles o la vicepresidenta Manuela Schwesig, evitaron una confrontación con Schulz, pero no le mostraron su apoyo. Al cierre de esta edición, el SPD se preparaba para organizar un encuentro entre Merkel y Schulz, solamente una charla, la próxima semana. Después de eso, el SPD tiene programado un congreso para el 7 de diciembre del que saldría una decisión oficial y todo apunta a que, si Schulz quiere salir de ese congreso todavía presidente del SPD, tendrá que tragar con la negociación. De repetirse las elecciones, la lucha de machos alfa en el partido puede terminar con su candidatura. Fijar posiciones Esa agenda concuerda con la de la canciller alemana, que el próximo domingo ha citado a su vez a la directiva de su partido para fijar posiciones en la nueva situación. El jefe de su grupo parlamentario, Volker Kauder, da por hecho que esa conversación tendrá finalmente lugar. «Europa está esperando una Alemania capaz de actuar y responder a las propuestas planteadas por el presidente francés Macron. El país económicamente más fuerte de Europa no puede mostrarse como un enano político? Por lo tanto, es mi deseo que los actuales socios del gobierno de coalición puedan reunirse nuevamente». Pero no resultará tan sencillo. Fuentes internas socialdemócratas desvelan que, dado que Merkel amenaza con que prefiere nuevas elecciones a gobernar en minoría, una de las propuestas sobre la mesa es forzar previamente la escenificación del fracaso de Merkel con una candidatura del SPD para gobernar en minoría. A Steinmeier le compete proponer a la cámara baja un candidato a canciller, que precisará para ser elegido por mayoría absoluta, en las dos primeras rondas, o mayoría simple, en la tercera, tras lo cual tiene la potestad de nombrarlo o de disolver el Parlamento. Un líder socialdemócrata no podría aritméticamente con esos requisitos, pero la candidatura mostraría más resistencia de cara a las bases del partido.
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Faluya, de cuna del terror a ejemplo contra el radicalismo
Las palabras «extremismo», «racismo» y «corrupción» decoran el escenario del único teatro de Faluya. La conocida como «ciudad de las 200 mezquitas», situada a 70 kilómetros al oeste de Bagdad, fue liberada de manos del grupo yihadista Daesh en junio de 2016 y desde entonces está inmersa en un proceso de desradicalización que quiere ser ejemplo para el resto de Irak y que se basa en programas culturales, religiosos o deportivos. Actores niños y adultos representan una obra sobre los problemas que los políticos corruptos han causado al país. La sala está llena. El público graba la función con sus teléfonos móviles, pero cuando llegan los momentos más emotivos los guardan para romper a aplaudir. «El Daesh estuvo cuatro años en la ciudad, más que en ninguna otra, y ahora hay que trabajar para borrar su ideología de la mente de los más jóvenes. Debemos alejar el extremismo e impulsar una cultura de paz», piensa Ayad Emad, activista al frente de la escuela deportiva «Paz y amor», que asiste a la representación y recuerda que «esto era imposible hace tan solo unos meses, el Daesh convirtió la ciudad en un auténtico cementerio y vamos a demostrar que podemos ser un modelo para el resto de lugares que han sufrido su régimen de terror». Pronunciar el nombre de Faluya trae a la mente las batallas que libraron las fuerzas estadounidenses en 2004 para tratar de doblegar a la insurgencia local. Tras la caída de Sadam Husein la ciudad se convirtió en el epicentro de la resistencia armada contra EE.UU. y la segunda ofensiva de Faluya, lanzada en noviembre y bautizada como «Furia Fantasma», fue la más feroz que recuerdan los Marines desde Vietnam. Los americanos nunca lograron controlar una ciudad en la que Al Qaida instauró una especie de gobierno en la sombra que tras la retirada de EEUU se enfrentó al Gobierno central, en manos de partidos chiíes, y salió a la luz definitivamente en enero de 2014, seis meses antes de la proclamación del califato, con la irrupción de Daesh. «Estamos en guerra desde hace 14 años y estamos exhaustos. El pueblo ha entendido el alto precio que hay que pagar por apoyar a estos grupos radicales y solo queremos recuperar nuestras vidas. De la dictadura de Sadam, pasamos a las dictaduras religiosas de suníes y chiíes? me atrevería a decir que el 80 por ciento de los ciudadanos hoy abrazan al laicismo hartos de tantos problemas», afirma Adel, mítico periodista local de la emisora Radio Faluya, que acaba de regresar tras pasar los cuatro años de «califato» refugiado en Erbil. Adel, como la inmensa mayoría de ciudadanos de Faluya, que contaba con unos 275.000 habitantes en 2011, optaron por abandonar la ciudad cuando llegó Daesh, que se encontró con apenas 20.000 personas. «Con Al Qaida la vida era dura, pero con Daesh se tornó imposible porque se metían en cada aspecto de tu vida. Había algunos extranjeros, pero la mayoría eran iraquíes, vecinos que abrazaron su causa», señala Hassan, funcionario del ministerio de Cultura que vivió durante un año bajo el control de los seguidores del «califa» y que se vio forzado a escapar cuando se enteraron de su condición de funcionario. No se ha querido perder la obra de teatro y en el auditorio se ha reencontrado con gente a la que no veía desde hacía años. Centro de operaciones La destrucción de los edificios públicos, que Daesh convirtió en sus cuarteles, hace que las instalaciones del ministerio de Juventud y Deportes hagan las veces de teatro y oficina para múltiples organizaciones de todo tipo que trabajan con el objetivo de erradicar la ideología de Daesh. Mohamed Jaar está al frente de Al Takadum (el progreso) y se encarga de conceder préstamos que van de 500 a 10.000 dólares a «aquellos jóvenes que quieran poner en marcha un negocio y necesiten ayudas para rehabilitar sus hogares familiares. La actividad y el trabajo traen seguridad y consiguen que la gente aparte ideas radicales de su cabeza o que se vea obligada a aceptar dinero de estos grupos para poder subsistir».
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Golpe de fuerza en el este de Ucrania para forzar la unión de Donetsk y Lugansk
Una confusa trifulca por el poder sacude desde el martes a la autoproclamada República Popular de Lugansk (LNR), una de la dos provincias separatistas de Ucrania. La otra, Donetsk (DNR), parece ser el foco de este golpe de fuerza, incruento por el momento y cuyos objetivos no están del todo claros. Todo apunta, no obstante, a que podría tratarse de unificar los dos enclaves rebeldes. El lunes, el líder separatista de Lugansk, Ígor Plotnitski, destituyó a su ministro de Interior, Ígor Kórnet, contra quien la fiscalía local abrió una causa criminal. Pero, al día siguiente, Kórnet se negó a abandonar el cargo y ordenó a los policías bajo su mando acordonar los principales edificios oficiales de la república y proceder a detener a «corruptos» y «traidores al servicio de Kiev». Estas unidades tomaron todo el centro de la capital de la LNR, que lleva igualmente el nombre de Lugansk, y cortaron el tráfico. Al parecer, las tropas de este pequeño ente territorial, en guerra con el Ejército ucraniano desde abril de 2014, decidieron mantenerse al margen de la disputa. Plotnitski tuvo que admitir que las fuerzas de seguridad de Lugansk no le obedecen y denunció que se está llevando a cabo un «golpe de Estado». El mismo martes por la noche, irrumpió en apoyo de Kórnet una enorme columna de camiones militares desprovistos de distintivos con varios centenares de hombres armados a bordo. Muchas personas grabaron este convoy en su móviles al entrar en Lugansk y colgaron las imágenes en Youtube. Primero se dijo que estas misteriosas fuerzas llegaron procedentes de Rusia, país que ayuda a los separatistas con armas, hombres y dinero. Después, distintas fuentes informaron que las unidades militares llegadas en los vehículos procedían de la vecina Donetsk, entidad territorial también en manos de separatistas y cuyo jefe es Alexánder Zajárchenko. El miércoles, desde Kiev se llegó a asegurar que a Lugansk estaban llegando tanques y blindados procedentes de Rusia. El presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, reunió de urgencia a la cúpula militar para analizar la situación. El Kremlin observa Ayer, varios medios de comunicación rusos, entre ellos el bisemanario crítico con el Kremlin, «Nóvaya Gazeta», sostenían que Plotnitski se encuentra huido en Rusia junto con su familia y algunos de sus colaboradores. En Lugansk, mientras tanto, los sublevados detenían a funcionarios fieles al jefe de la autoproclamada LNR, al fiscal general y al director del canal de televisión local. Todos ellos están siendo acusados de espiar para Ucrania. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha declinado hacer ningún comentario sobre lo que acaece en el este de Ucrania, pero sí ha señalado que «estamos siguiendo de cerca los acontecimientos». Medios ucranianos afirmaban que ayer había menos presencia armada en el centro de Lugansk y que el tráfico rodado había sido restablecido. Quedaban algunas unidades vigilando el edificio en donde Plotnitski tiene su despacho y los estudios de televisión. Hace tiempo que desde Moscú se intenta que Donetsk y Lugansk se unan, pero Plotnitski siempre se mostró reacio. Los analistas creen que esa sería la causa de su derrocamiento. Tras la anexión de Crimea, sendas sublevaciones separatistas estallaron en Donetsk y Lugansk en abril de 2014. Moscú las alentó y el resultado ha sido una guerra que continúa latente, ya que los acuerdos de paz firmados en Minsk en febrero de 2015 no están funcionando . La ONU calcula en más de 10.000 el número de muertos habidos hasta ahora a causa del conflicto.
24-11-2017 | Fuente: elpais.com
?Colombia tiene que aprender de Europa, que se reconcilió tras la II Guerra Mundial?
El responsable de la gestión del posconflicto habla de los retos del país cuando se cumple un año del acuerdo con las FARC
1
...